sudestada18.pdf

682 views

Published on

Published in: Business, News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
682
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

sudestada18.pdf

  1. 1. E D I T O R I A L LA CONSOLIDACION DEL PROYECTO por Héctor Fernández os comicios de octubre pasado consolidaron definiti- cancelación definitiva de la deuda total con el Fondo L vamente al Gobierno Nacional. Quedó desterrada la debilidad inicial que suponía haber accedido al po- der con un veintitanto por ciento de los votos y se abrió Monetario Internacional. Otra vez la alianza regional coadyuvó en este objetivo. Brasil cancelaba con el FMI a la vez que nosotros; Venezuela financiaba parte de la una nueva etapa en la que el presidente Kirchner puede operación. Cincuenta años después del primer préstamo exhibir a los cuatro vientos el apoyo popular que sostie- del FMI tomado por la “Revolución Libertadora” terminá- ne su liderazgo. bamos con la intromisión descarada en nuestra política La utilidad intrínseca de tal fortalecimiento quedó ex- de este organismo, que ya ha cerrado, incluso, sus ofici- puesta claramente en la IVª Cumbre de las Américas nas en la Argentina, obligado a “achicarse” tras las deci- cuando la Argentina lideró la oposición al establecimien- siones soberanas de la Argentina y Brasil. He aquí un to del “Área de Libre Comercio de las Américas” (ALCA), gesto inequívoco de la voluntad nacional de obtener la mientras las organizaciones populares afines al Gobier- Independencia Económica. no confluíamos al Estadio Mundialista de Mar del Plata Uno a uno, los distintos grupos de poder económico para escuchar a Hugo Chávez y realizar el primer acto concentrado enfrentan al Gobierno para sostener sus multitudinario antiimperialista del siglo XXI en la Argenti- propios privilegios. En esa guerra, la primera batalla ha- na (Soberanía Política). bía sido aquélla contra las petroleras Shell y Esso por el Los votos posibilitaron que los Estados Unidos su- precio de las naftas; entre el Presidente y la movilización frieran la gran derrota diplomática que vio el mundo en- popular les torcimos el brazo. Pero poco antes de las tero vía satélite desde el supuesto “patio trasero” del elecciones de octubre comenzó una campaña de terro- imperio… rismo económico (que denunciamos en el número ante- La unidad del Gobierno de Néstor Kirchner –recien- rior) que consistía en anunciar que iba a haber inflación temente refrendado en las urnas– con el Mercosur y la para que los comerciantes especuladores aumentaran Venezuela antiimperialista de Chávez garantizó la de- los precios, generando una profecía autocumplida: los fensa del interés regional alzando la voz contra el “caba- precios subían. Entonces, los medios gastaban tinta y llo de Troya” que nos ofrecía Míster Bush. En la lucha minutos en explicar –basados en las opiniones del staff misma, se vio fortalecida esa unidad de nuestros países permanente del stablishment– las supuestas razones de y pueblos y quedó demostrada, nuevamente, la necesi- futura subas. Lo que casi nadie explicaba era que una dad de unir a la América Mestiza. de las causas posibles de rebrotes inflacionarios es la En el plano doméstico, el nuevo gabinete definido “expectativa” de inflación, un factor subjetivo promovido tras el triunfo electoral reflejó la disposición del Gobierno precisamente por esta campaña. de meter mano en el tema de la distribución de la rique- Con la temporada turística en puerta, el Gobierno sa- za (Justicia Social). El crecimiento sostenido de los últi- lió a frenar los precios convocando a los empresarios a mos años no se tras la da au to má ti ca men te a los un pacto antiinflacionario. Si bien, tras una breve reti- sectores populares, dado que los mecanismos de con- cencia, la mayor parte de los formadores de precios se centración económica forjados en las últimas tres déca- avino a un entendimiento que protegiese el bolsillo de das im pi den di cha dis tri bu ción sin una in ter ven ción los argentinos, los empresarios de la carne se negaron a activa del Estado, que debe resistir, a su vez, las afirma- acordar y, hasta hoy, continúa un combate público y de- ciones “teóricas” que asustan a la población con el “cu- sembozado entre estos señores y el pueblo, representa- co” in fla cio na rio cuan do se dis cu ten los au men tos do por el Presidente. Según los liberales, el “mercado” salariales, como veremos más adelante. funciona con una lógica implacable: a mayor oferta me- Un Gobierno que no da respiro a los genios del aná- nor precio; el asunto de la carne demostró que esto es lisis político decidió, apenas unas semanas después, la falso. Lo que no podía exportarse iba a volcarse al mer- SUDESTADA 1
  2. 2. cado interno y, por tanto, la carne bajaría. No fue así de la desocupación masiva, también asume positiva- debido a la decisión política de los empresarios, que mente esta responsabilidad histórica, incorporándose impidieron la baja del precio con distintas artimañas. a la propuesta oficial de transformarse en articuladoras El tiempo dirá cómo termina esta lucha, pero el del proceso de integración social imprescindible para proceso ha desenmascarado a los distintos actores y reconvertirnos en un país productivo. Esto implica la sectores políticos sostenedores de los privilegios de vuelta al trabajo formal para millones de compatriotas estos grupos económicos concentrados. despojados por 30 años de hegemonía oligárquica. A A medida que el Gobierno se afianza en sus mejo- esta tarea prioritaria debe sumarse el conjunto de la res políticas, la oposición de todo pelaje va abroque- sociedad, porque no hay país posible con los actuales lán do se des nu dan do su ma triz go ri la de cu ño niveles de pobreza e indigencia. “bradenista”. Es ho ra de ma ni fes tar se en po si ti vo. Por eso, Distintos jalones expusieron esta sintonía. La modi- cuando el presidente Kirchner anunciaba las obras ne- ficación del Consejo de la Magistratura y, luego, el “jui- cesarias para poner en funcionamiento la nueva em- cio político” a Ibarra fueron ejercicios preparatorios de presa estatal de aguas, AySA, recuperada de manos lo que será, sin dudas, una nueva Unión Democrática. de la burguesía francesa, los hombres y mujeres del La prensa comenzó advirtiendo acerca de los “peligros Peronismo Militante, junto a otras organizaciones polí- del hegemonismo” y Lilita profundizó la línea acusando ticas, sociales y sindicales estuvimos en la Plaza de al Gobierno de “fascista” para alegría de Condoleezza Mayo realizando la que quizás haya sido la primera Rice, la funcionaria yanqui que teme a los populismos. marcha de apoyo a una medida de gobierno en más Finalmente la izquierdita aprovechó el trigésimo ani- de tres décadas. El signo de los tiempos ha cambiado. versario del Golpe cívico-militar de 1976 para “denun- Perón enseñó que un pueblo que no está organiza- ciar” que Kirch ner es igual a Vi de la. Al gu nos son do es una masa sin forma, y es incapaz de construirse irrecuperables, pero a los sectores populares, si pre- un destino propio. Para que haya “Pueblo”, propiamen- tenden ser tales, debemos advertirles que no caigan te dicho, debe haber “organización”; es la organización en los errores históricos del progresismo y las agrupa- la que trabaja en aras del futuro. Por eso se dice aque- ciones de izquierda, que apoyaron a Braden en el ʼ45 llo de que “vence al tiempo”. y a la Fusiladora en el ʼ55 para coronar colaborando Superada la etapa del “que se vayan todos”, el Mo- en el derrocamiento del gobierno constitucional en vimiento Nacional, desde el Gobierno, fija la agenda 1976. La historia demostró la funcionalidad de estas política. Kirchner demuestra todos los días que no go- políticas a los intereses oligárquicos e imperialistas. bierna para las elecciones, que no gobierna para las Hoy se comprende con sólo ver quiénes son los invita- dos dominicales de Grondona: liberales y ultraizquier- cámaras de televisión, ni para recibir aplausos desde distas. Dios los cría… el exterior. Estamos ante un gobierno que trabaja per- Es importante resaltar que es posible realizar una manentemente para devolverle la dignidad al pueblo política de contenido popular apoyando al Gobier- argentino. Y al hacer esto recupera al Estado como no nacional. La lucha por la mejor distribución de la ri- herramienta de construcción de la libertad de la Patria queza no supone un enfrentamiento con el Gobierno, y de la grandeza y felicidad del Pueblo. sino con los grupos económicos concentrados y con Pero la batalla arrecia. La reacción del imperialis- las distintas patronales. Éstas, a su vez, deben apostar mo y las oligarquías vernáculas no se ha hecho espe- al mercado interno –ampliado vía Mercosur– y mejorar rar frente al avance del campo popular en la América los niveles salariales. La discusión de las paritarias pu- Mestiza. so al movimiento obrero organizado ante la disyuntiva Para ganar esta batalla el Gobierno popular avan- de plantarse en un principismo abstracto de corte cla- za en la recuperación de un Estado que ponga sobre sista o aportar a la construcción de un proyecto estraté- el interés particular y sectorial el interés colectivo; que gi co de re com po si ción del sa la rio y el apa ra to establezca el predominio de la planificación en aras productivo, en el marco de la recuperación nacional. del bien común sobre la lógica individualista de la ga- Los aumentos acordados (y por acordarse), que ron- nancia máxima y el mero intercambio de mercancías. dan el 20 por ciento, pueden ser asumidos por las pa- Como en cada etapa histórica, para consolidar el tronales sin generar inflación y, además, están por avance nacional y popular los militantes revoluciona- encima del índice inflacionario anual. Queda claro que rios debemos asumir con responsabilidad y valentía la la CGT se ha sumado a esa construcción estratégica. grandeza necesaria para aportar a la síntesis del con- En el mismo sentido, buena parte de las organiza- junto una fuerza que incline en forma definitiva la ba- ciones sociales –las más grandes– nacidas del drama lanza en favor de las grandes mayorías. 2 SUDESTADA
  3. 3. SUDESTADA 3
  4. 4. 24 de marzo de 1976 SE EQUIVOCARON OTRA VEZ L o que llamamos “la izquier- Ante estos hechos la izquierdita ción de la ri que za y com ba tir los da” en nuestro país, se com- piensa que denunciar que este go- enor mes “fla ge los so cia les” del po ne de un he te ro gé neo bierno no es “revolucionario” es un hambre, la desnutrición infantil y la conjunto de micro-partidos, peque- acto de mucho coraje. Pero van aún desocupación, mientras que orientan ñas sectas, que en realidad son bas- más lejos, y proclaman a los cuatro la política externa hacia la reunión tante homogéneas: están siempre vientos que, además, se trata de un de los frag men tos su da me ri ca nos tácticamente en contra de las posi- gobierno entreguista, al servicio del para crear un nuevo bloque de poder ciones concretas del pueblo argenti- FMI. Es to se de be a la tre men da que pue da sos te ner nos po lí ti ca y no. Ni si quie ra en los ’90 la opo si ción mag né ti ca en tre “la iz - económicamente frente al mundo. iz quier da aglu ti nó el des con ten to quierda” y “la realidad”. Y como “la Todo esto favorecido por una mo- popular (que lo hubo, y mucho), da- realidad” es un cuerpo muchísimo mentánea debilidad norteamericana to comprobable porque esa izquier- más voluminoso y denso que “la iz- en nuestra región, producida por el da, más bien izquierdita, no superó quierda”, esta última resulta (por las aumento de la tensión con el mundo en su mejor momento el 3 por cien- leyes de la física) violentamente ca- islámico (situación externa a noso- to, toda junta. Las expresiones opo- tapultada hacia un punto más allá de tros, que no sabemos cuánto va a sitoras al menemismo vagaron en la estratósfera. Desde ese punto le- du rar). Mien tras to da Amé ri ca se cierto letargo o simplemente pade- jano ve la realidad terrícola la iz- juega su destino, la izquierdita dice cieron un aislamiento que limitaba quierdita. Por eso usa lentes, que ya que estamos frente al gobierno con su eficacia, mientras amplios secto- no son suficientes para su vieja mi- más presos políticos desde que vol- res del peronismo no terminaban de rada de europeos del siglo XIX. vió la democracia. romper. Esto fue así hasta que el go- El proceso de auge del naciona- De tanto repetir una historia fal- bierno de De la Rúa acabó con el lismo popular que está viviendo la sa sobre el Proceso, se han inventa- modelo neoliberal al intentar seguir Argentina, y simultáneamente toda do una memoria donde las víctimas ajustándolo hasta el infinito. A par- Amé ri ca del Sur, es tá sos te ni do, son unos lu cha do res ima gi na rios, tir de ese momento distintas expre- principalmente, por el surgimiento revolucionarios de todas las revolu- sio nes del Mo vi mien to Na cio nal de nuevas fuerzas que han accedido ciones, pero no los hombres de car- comenzaron a actuar en la superfi- al poder político pero que manejan ne y hue so (pa ra más da tos, cie, iniciándose un proceso que de- estructuras relativamente débiles en peronistas) que murieron por creer sembocó en los días de diciembre términos económicos (con excep- que era posible construir un pueblo de 2001. De aquellas jornadas ter- ción de Venezuela y Brasil). El pro- jus to e in de pen dien te. Así, la iz - minó emergiendo, en última instan- gra ma de es tas fuer zas po lí ti cas quierdita argentina se siente dueña cia, el gobierno que hoy encabeza consiste en materia de política inter- de La Memoria, aunque en realidad Néstor Kirchner. na en cambiar los flujos de distribu- recuerda todo mal. 4 SUDESTADA
  5. 5. POLITICA NACIONAL no se echó atrás. Luego de ocupar el centro justo de la Plaza, frente al es- ce na rio, y una vez que “te nía mos garantizado el control sobre el terri- torio”, dividimos nuestra fuerza en dos columnas que se apretaron hacia los costados para formar el cordón por donde entró la columna de Ma- dres, Abuelas e H.I.J.O.S. El tenor reaccionario que surgía del escenario era cada vez notorio. La lectura de la Carta Abierta a un año de gobierno de la Junta Militar de Rodolfo Walsh no fue más que un breve paréntesis en un conflicto que ya se sentía en el aire. Final- mente se dio lectura al documento ne go cia do por las sec tas de la iz - quierdita dejando afuera a los orga- Todo esto estaba junto y mezcla- 200 militantes al comenzar la mar- nismos de DDHH a quienes habían do cuando, al plantarse la izquierdi- cha; cuando entramos a la Plaza de invitado a firmarlo. Allí coincidían ta en el es ce na rio de la Pla za de Mayo unas 2000 personas marcha- algunas consignas tradicionales de Mayo este último 24 de marzo, aca- ban con nosotros. Es que a medida di chos or ga nis mos con una fe roz baron por mostrar ante todo el pú- que avanzábamos por la Av. de Ma- crítica al actual Gobierno por “en- bli co la mio pía de la que yo, desde las veredas nos saludaban treguista y represor”, sugiriendo ex- hablábamos arriba. los ros tros de tan tos com pa ñe ros pre sa men te una con ti nui dad de la Éste era un año especial. Por el que iban cantando nuestras consig- política de hambre y exclusión ini- número y porque en los últimos dos nas, y a los pocos metros, te dabas ciada por la dictadura cívico-militar. años un gobierno peronista mostró vuelta, y veías ese mismo rostro ca- Fue la gota que colmó el vaso. Ma- el rumbo para castigar a los crimina- minando mezclado entre nosotros, dres y Abuelas pidieron el micrófo- les y dar vuelta el programa econó- con una alegría que lo desbordaba. no pa ra ha cer oír su de re cho a mi co que nos re ser va ron los Al ingresar a la Plaza de Mayo, la réplica, y en un gesto inédito –pero entregadores. columna de “JP”, integrada por jó- congruente al fin con su ideología– Des de que em pe zó el año los venes de entre 65 y 5 años, mostra- los organizadores de izquierda cor- cum pas ve nía mos ha blan do de la ba una apa rien cia com pac ta e taron el audio del micrófono. pre sen cia que de bía mos te ner los irradiaba mística por donde se la mi- Para ese momento, los peronistas peronistas en la Plaza el 24 de mar- rara. ya habíamos decidido enrollar las zo. Una de las ideas que más nos A nadie podía extrañar que esa banderas y abandonar la Plaza, co- dominaba era lograr la unidad, reu- pre sen cia mul ti tu di na ria, car ga da mo un solo hombre, ordenadamente, nir a todas las líneas en donde tantos con esa elevadísima moral, se gana- unos mi nu tos an tes, pa ra no ser compañeros vienen militando en es- ra por derecho propio el centro de la cómplices de un escándalo de pro- tos últimos 10 años. movilización, frente al escenario. Su porciones históricas. Finalmente, ese día, en la esqui- masa crítica y sus movimientos (se- na de Av. de Mayo y Bernardo de guros aunque mayormente espontá- Los he chos ha blan por sí mis - Iri go yen nos fui mos con gre gan do neos) le permitieron a esta columna, mos. Y aunque parezca increíble no las distintas columnas de organiza- ganarse el centro de la Plaza. falta ya el “trosko” que se lamenta ciones peronistas. La columna que Es to pu so ner vio sos a los del porque “los organismos (de DDHH) nosotros integrábamos, con sus ban- palco, que nos insultaban desde sus se vendieron al gobierno”. deras de la JP Avellaneda, Peronis- micrófonos pretendiendo aparentar Lo peor de todo es que no son mo Mi li tan te-Me ga fón y JP que estábamos entorpeciendo el nor- malos tipos. ¡Si simplemente pusie- Identidad, estaba formada por unos mal desarrollo del “acto”, pero la JP ran “mejores ojos para mirar a la pa- SUDESTADA 5
  6. 6. RECORDANDO EL 24 DE MARZO DE 1976 ALGUNAS CONSIDERACIONES ACERCA DEL GOLPE No todo lo sólido Resulta difícil, por no decir imposible, intentar explicar, a treinta años del golpe militar, los cambios culturales opera- dos en nuestra sociedad que permitieron y permiten que se se desvanece en sigan perpetuando –como únicos e indiscutibles– “valores” que conspiran, precisamente contra nuestro desarrollo co- mo Nación. En primer lugar, debemos entender que acá no hay un mo- delo que fracasó. Es necesario entender que nada de lo el aire que pasó a partir de la restauración oligárquica, que signi- “Sólo una cosa no hay: ficó la dictadura, fue gratuito sino que apuntó a destruirnos como Nación, a partir de borrar los símbolos de identidad es el olvido...” de nuestra memoria colectiva que nos definían como pue- P blo. or esas vueltas de la vida, volví al barrio. Me crié Es así que, a la manera de un gran “Decreto XX”, lo solida- en el Abasto, allá por los ’70, en los tiempos en rio dejó paso a lo gregario, el amor al hedonismo, el conte- que los camiones del mercado frenaban para tocar- ni do a la ima gen, la vir tud al éxi to, el prag ma tis mo le el timbre a mi vecino Nacho, al son de “vamos a la significó la continuación de la política por otros medios, y marcha”. De modo natural, camino por Jean Jaurés, y el el único movimiento de liberación posible fue el de la orca recuerdo me dice “ahí enfrente, había una Unidad Bási- ca”. Qué cosa la memoria. “He ahí la muerte”, culminaba Willy. un gran pensador una charla, “y frente a ella, las ideas que Desaparecidos, FMI, tablita, guerra contra la OTAN, social soy Yo, mañana van a ser Ustedes”. democracia eurocéntrica, hiperinflación, neoliberalismo, ¿Ministerio de Bienestar Social? para qué, si la copa se de- 1ª Petición de Principios: el recuerdo de los compañe- rrama, privatizaciones, ¡qué lindo que es dar buenas noti- ros que no están queda más allá del dolor y la nostalgia. cias!, Tartagal, Cutral Có, paredón y después. Bien o mal, nuestros pasos caminan sobre sus huellas. Después, una nueva oportunidad. Pocas veces la historia Hay dis pa ra do res de sen ti do que son es pe cia les. concede a una generación dos posibilidades de torcer la “Treinta años”, “treinta”, “treinta mil”. Una extraña ope- historia. ración histórica flota en el aire. Como Movimiento, debe- No hablemos de utopías, el camino de la reacción está mos hacernos cargo de que, de forma muy particular, no sembrado de utopías. reivindicamos a nuestros compañeros como debíamos. Hablemos de hechos, de realidades, de lo que fuimos y de lo Sacamos para afuera una interna, y nos olvidamos de que que no nos dejaron ser, de que la única verdad es la realidad –por una cuestión de códigos– los trapitos se lavan en ca- y que nosotros conocimos otra sociedad y otra realidad. sa. En la soledad de nuestro desamparo, casi llegamos a Reconstruir. Tenemos la imperiosa necesidad de volver a sentir vergüenza de nuestra familia. Entonces la progresía, ser lo que fuimos, aquello que la dictadura Viola-Videlista la izquierda oportunista, y la intelligentzia cultural, nos vino a destruir con la cobertura ideológica del más rancio coparon la parada. Se apropiaron de un pedazo de nuestra personero de la extranjería vernácula, José Alfredo Martí- historia, de nuestra identidad. Y se dedicaron a darnos con nez de Hoz. un caño. Con una esquizofrenia digna de ciudades vienesas, se No es casual que los primeros y más intensos piquetes se colgaron de nuestro pasado, cascoteando nuestro presente. hayan manifestado en Tartagal y Cutral Có, otrora orgullo- “Divide et Impera”, los muchachos son gente fina. Noso- sas poblaciones obreras de Y.P.F. y Gas del Estado, deve- tros también. nidas en ciudades fantasmas luego de las privatizaciones. Viene Fidel, y parando el equipo como Mostaza, de Compañeros trabajadores que supieron de salarios dignos, atrás para adelante, sentencia: “Primero un mundo mejor cobertura social, vacaciones, etc. se vieron, sin más, des- que éste, después uno mejor que ése”. Paso a paso. Pero poseídos de sus conquistas laborales y derechos elementa- los chicos tienen problemas para sintonizar Radio Haba- les en aras del dios mercado. na. Dicen que los antiguos colocaban estatuas de sus dioses a Viene Chávez, y leyendo la jugada como a él le gusta las puertas del abismo para no verlo, nosotros proponemos hacer, dobla la apuesta: “¡Qué lindos los tiempos en que derribarlas. en las calles se oía ese grito; acá están, estos son, los mu- Rosendo “Cacho” Castiello chachos de Perón!”. Señal de que estamos de vuelta. Pero las pilas no les agarran Radio Caracas. 6 SUDESTADA
  7. 7. POLITICA NACIONAL 2ª Petición de Principios: la perspectiva de estos 30 años se mira desde otro lugar. Entre 1996 y el hoy, entre el 20º y el 30º aniversario, pasó el 2001, la bisagra que parte estos diez años al medio. Bien o mal, la etapa me- nemista es algo que hemos procesado, y lo pusimos en el haber de nuestro aprendizaje. Sólo alguien con una torpe voluntad de chicana podría decirnos que “el pero- nismo” fue parte de la 2ª década infame de los ’90. Ban- cando la posición, como corresponde, hemos defendido el valor de algunas palabras: Compañeros, Padres, Pa- tria, Resistencia, Código, Solidaridad, Justicialismo, Re- vo lu ción en Paz, So cia lis mo No Vio len to, Na ción, Imperio. No nos han vencido. Y ladran, Sancho. A 30 años del patinazo, estamos frente a más de una operación histórica: hay una muy sutil, casi como telón de fondo. Bien por Pigna, coincidamos o no con Felipe, dos. No nos apropiamos de la memoria para dejar al otro nos sirve para marcar la cancha de una discusión sobre perspectivas históricas. Y justamente, debemos decir al- afuera. go al respecto: empapelaron las calles de afiches con la 4ª Petición de Principios: de cara a la seguidilla de impresionante tapa de Caras y Caretas. Videla y Martí- conmemoraciones, respeto. Sólo eso, respeto; por nues- nez de Hoz caracterizados cual SS y la Gestapo. Pero tros jirones, y nuestra consecuencia. siento que hay algo que, haciéndoles el juego, “hacen Hebe de Bonafini viene de marcar la cancha: “El desaparecer”. Muestran a los esbirros y a los autores in- Enemigo no habita en la Casa Rosada”. Desde el cora- telectuales. Los “Servicios Secretos” y los “Gestores zón de la movida de los Derechos Humanos, ha partido Políticos”. ¿Pero no estamos dejando alguien afuera de otro cimbronazo para los amigos. “Todavía estamos en la Foto...? el Infierno”, repite nuestro Presidente, pero el Uno no se ¿Para quién trabajaban los asesinos del mundo? La disfraza de Flautista de Hamelin. Hemos visto La Ley de dictadura cívico-militar significó, entre 1976 y 1983, la Calle, en blanco y negro. “Si vas a guiar a los demás, una transferencia de quienes perciben ingresos fijos a tenés que tener muy en claro a dónde los querés condu- los sectores dominantes por 40 mil millones de dólares. cir”, decía uno de sus personajes antológicos. Y lo tene- La participación de los asalariados en el Ingreso Bruto mos bien claro. Para nosotros, la Grandeza de la Patria y descendió del 52 al 27 %. Una sangría del Trabajo en la Felicidad del Pueblo no son una fórmula hueca. beneficio del Capital. Y no cualquier Capital, sino el de Esta no es una época para flaquezas. Hay una gestión los “Capitanes de la Industria de la Masacre”, los socios que nos necesita, a los militantes que bancamos la para- del negocio atado con el Estado-Bobo. Los cómplices da, al pie del cañón, junto a todos los que quieran habi- del parche en el ojo, la fiesta propia y el reparto del bo- tar un suelo argentino como la gente. Nuestra prioridad tín. Los vivos de siempre. Los que, astutamente, untan siguen siendo aquellos que revuelven la basura en busca manos para tejer esa ficción de blanco sobre negro, de de comida y duermen en la calle. Nosotros no boquea- malos y buenos, de demonios y Demonios. mos: cuando decimos que somos la Nueva Política, esta- 3ª Petición de Principios, ¿por qué no aparecen las mos hablando muy en serio. Son tiempos de doblar la Fotos de todos los Empresarios del Año de la dictadura, apuesta, y de decirle a todo aquel que no esté a la altura con sus empleados –los genocidas que mancharon el del desafío, que se puede ir tranquilo a su casa: nos so- uniforme de Belgrano– y los Chicago Boys...? Si la con- bran los motivos, y las espaldas. tradicción principal sigue siendo Identidad Nacional El próximo 24 de Marzo, como todos estos años, voy versus Carnicería Imperial –con una Nación que tiende a coincidir con los de la Patria Grande de San Martín, a sentir ese espesor tan particular en el aire. Voy a cami- Artigas, Bolívar y Martí– acá no se trata sólo de no ca- nar por las calles rodeado de una multitud de fantasmas minar junto a los genocidas por la calle. Nosotros no queridos; y en crescendo, voy a pulsar el compás de la nos olvidamos de que al lado de nuestra casa sigue dur- más maravillosa música. Presa de una alegría incorrupti- miendo, agazapado, el Enemigo. “El olvido está lleno ble, voy a ir al encuentro de mis Compañeros. de memoria...”. El niño que fuimos, el que no nos lo ha podrido el Para un Argentino no debe haber nada mejor que enemigo, sigue mirando la vida –maravillosa y en colo- otro Argentino. Con la Grandeza que lo caracterizaba, el res, como dice Silvio– con los ojos aún absortos, y toda- León Herbívoro vuelve a la Patria con una de las 20 vía piensa en voz alta: “Cuando sea grande, voy a ser un Verdades modificada. Fieles a la palabra, cuando deci- militante de los sueños, con todas las letras. Y quiero ser mos, parafraseando a Neruda, “por estos muertos, nues- de la Gloriosa Juventud Peronista.”. tros muer tos, pe di mos cas ti go”; el nues tro es un nosotros inclusivo. El Movimiento tiene lugar para to- Gabriel Agote SUDESTADA 7
  8. 8. RECORDANDO EL 24 DE MARZO DE 1976 ¿QUE DECIAN LOS DIARIOS “SERIOS” EN ESE MOMENTO? Dijo Clarín: Dijo La Nación “(Al nuevo gobierno) le tocará a él ejercer el “…Se ha cerrado una época signada monopolio de la fuerza y cumplir las funciones a lo largo de casi tres décadas por la vinculadas con la seguridad interior. De más presencia activa de Perón, primero, y está decir que esa fuerza será empleada sin después por los hechos y situaciones vacilaciones en el combate frontal contra la que tuvieron una relación de delincuencia subversiva en cualquiera de sus causalidad inmediata con la manifestaciones.” presidencia por él dejada vacante.” “La palabra oficial adquirió un notable valor “La crisis ha culminado. No hay definitorio al referirse al papel del Estado en el sorpresa en la Nación ante la caída de campo de la economía.(…) …se brindará a la un gobierno que estaba muerto iniciativa privada y a los capitales nacionales y mucho antes de su eliminación por extranjeros para que participen con su máximo vía de un cambio como el que se ha potencial y fuerza creativa en la explotación operado. En lugar de aquella racional de los recursos. sorpresa hay una enorme “…clara definición destinada a terminar con las expectación.” mistificaciones de un nacionalismo declamativo “…la primera condición es que se y empeñado en utilizar los aspectos emotivos o afiance en las Fuerzas Armadas la formales de lo nacional para trabar las acciones cohesión con la cual han actuado que efectivamente fortalecen la soberanía. Un hasta aquí. Hay un país que tiene ejemplo claro de ello fueron las sucesivas valiosas reservas de confianza, pero “argentinizaciones” que dejaron al país -entre también hay un terrorismo que otras cosas- sin combustibles y sin teléfonos.” acecha.” 1º de abril de 1976 25 de marzo de 1976 Dijo La Opinión de Jacobo Timerman: “…las nuevas autoridades demuestran un pudor, un recato tan beneficioso para ellos como para su relación con los gobernados.” 8 SUDESTADA
  9. 9. POLITICA NACIONAL Dijo La Prensa (27 de marzo de 1976): Título: “Orden, seguridad, confianza” “En dos horas, sin el asomo de una sola falla, al cabo de una operación impecable, precisa, sin estridencias vanas y sin disparar un solo tiro, las Fuerzas Armadas de la Constitución pusieron término al desempeño ilegítimo del gobierno instaurado el 25 de mayo de 1973.” “…Por su carácter afirmativo, algunos enunciados principistas de la proclama parecen inspirarse en las promesas liminares de la Constitución, cuando en su preámbulo formula el propósito de “Constituir la unión Nacional”; “Afianzar la Justicia”, “consolidar la paz interior”, “proveer a la defensa común”, “promover el bienestar general” y “asegurar los beneficios de la libertad”. Esa identificación de lenguaje aparece corroborada por la unidad de pensamiento que se advierte en otros documentos de la Junta Militar, caracterizados por la mesura de sus términos, la claridad de sus conceptos, la brevedad de sus juicios, la ausencia. de toda altisonancia.” “…La revolución del 24 de marzo no sólo ha puesto fin a una época de ignominia y a un régimen corrupto y corruptor, sino que ha abierto el cauce por el cual podrá ir derramándose un nuevo modo del comportamiento colectivo.” “…Ahora se necesita orden, ese orden que sólo es fecundo cuando nace como una manifestación de la propia conducta y precede a los hechos. Ese orden, así concebido y puesto en práctica, hará bien al país después del desvarío desatado por el gobierno iniciado en mayo de 1973 y tras el frenesí verbal que asomó a los actos de la gestión oficial. Hay que restar espacio al fanatismo, a la adhesión servil, al rito adulatorio.” “…La delincuencia y la subversión ya no habrán de deslizarse a través de las fisuras cómplices del mundo oficial.” Sábato alza la voz para decir… Mayo de 1976 “El general Videla me dio una excelente impresión. Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresionó la amplitud de criterio y la cultura del presidente.” 1978 “…El desorden general, el crimen y el desastre económico eran tan grandes que los nuevos mandatarios no alcanzaban ya a superarlos con los medios de un estado de derecho.” “Sin duda alguna, en los últimos meses muchas cosas han mejorado en nuestro país: las bandas terroristas han sido puestas en gran parte bajo control”. SUDESTADA 9
  10. 10. RECORDANDO EL 24 DE MARZO DE 1976 Este siempre se equivocó "Debemos sostener a este gobierno que tiene algo que será elemental en otros países, pero que aquí es importante. Es un gobierno de señores. Después de haber sido gobernados durante tanto tiempo por el hampa, tahúres y rufianes y políticos, en el sentido más melancólico de la palabra, ahora tenemos un gobierno de señores bien intencionados. Debemos colaborar con ellos, ya que están empeñados en eliminar a la guerrilla, que es una forma de criminalidad." Jorge Luis Borges, 22/12/77, revista "Somos". Y la izquierdita también se equivocó…como siempre. “Ayer, 24 de Marzo, las FF.AA. depusieron a la presidenta María E. Martínez, reemplazándola por una Junta Militar integrada por los comandantes de las tres armas. No fue un suceso inesperado. La situación había llegado a un límite extremo “que agravia a la Nación y compromete su futuro‚, como dice en uno de los comunicados de las FF.AA.” Declaración del Partido Comunista argentino, 25 de marzo de 1976 Pero NO TODOS SE EQUIVOCARON… "El país asiste absorto a una de las más curiosas campañas de promoción golpista que registra a lo largo de toda su historia. Casi todos los más importantes medios periodísticos, desde hace más de una semana, se hallan empeñados en una desenfrenada competencia por anticipar 'pronunciamientos, definiciones y cambios', alentando desembozada y desprejuiciadamente la ruptura del orden constitucional. "A esta irresponsable campaña se han sumado también en los últimos días, declaraciones de políticos sin votos y agoreros de no menos carencia de consenso que anticipan decisiones de las Fuerzas Armadas...". Confederación General del Trabajo marzo de 1976 10 SUDESTADA
  11. 11. POLITICA NACIONAL ¿Y hoy qué se dice? LA VOZ Los gorilas no cambian “No creo que haya que ponerse de luto los 24 de Marzo. En realidad, el 24 de marzo DEL PRESIDENTE de 1976 fue un día de júbilo y alegría, basta con ver los diarios de aquellos días.” Eduardo Feinmann, “periodista” y pensador (?) contemporáneo. “¡Es cierto!” Oscar González Oro, “...Aquel golpe no se redujo a un fenómeno protagoniza- igual de periodista, más pensador. do por las Fuerzas Armadas. Los golpes de Estado padecidos por los argentinos han tenido en el siglo XX una larga, luctuosa y difícil historia y nunca constituyeron sólo episodios protagonizados por Pero las FF.AA. parece militares. Sectores de la sociedad, de la prensa, de la iglesia, de la que sí… clase política argentina, ciertos sectores de la ciudadanía "El 24 de marzo de 1976, tuvieron también su parte cada vez que se subvertía el además de la faceta de orden constitucional. Lo digo porque no todos han la instrumentación del reconocido todavía su responsabilidad en los hechos.” aparato represivo, seña- “Cuando alguien abría la puerta de los cuarteles para ir hacia el poder y en contra de las instituciones de la la el comienzo de una po- democracia, previamente habían concurrido otros a gol- lítica económica de ena- pearlas; poderosos intereses económicos cuya repre- jenación del patrimonio sentación ha sido y es patéticamente minoritaria nacional, de endeuda- trabajaron incansablemente para deteriorar las institu- miento externo, de des- ciones democráticas y facilitar el atropello final a la trucción del aparato pro- Constitución. ductivo en beneficio de Han contado también con el aporte de otros factores cul- la especulación financie- turales, el aporte de distintas concepciones del mundo de ra, de pérdida de dere- diversas ideologías, de los medios de comunicación y de chos sociales y políticos, muchas instituciones que nunca toleraron el principio y de desarticulación del rector de la soberanía popular; había algunos que hasta Estado argentino." decían que el general Videla era un general democrático y que era la transición que necesitábamos.” General Roberto Bendini, Je- “Ese conglomerado económico cultural, social y político fe del Ejército Argentino; acto trató y lo logró por mucho tiempo de convertir a las por el 194º aniversario del Re- gimiento de Granaderos a Ca- Fuerzas Armadas en el brazo instrumental y protagónico ballo "General San Martín" de ese proyecto...” “...Fue la sociedad la principal destinataria del men- saje del terror generalizado. El poder dictatorial pre- SUDESTADA 11
  12. 12. RECORDANDO EL 24 DE MARZO DE 1976 tendía así que el pueblo todo se rindiera a su arbi- inconstitucional. Nadie puede pedir que un decreto trariedad y su omnipotencia. Se buscaba una derogue a otro a través del cual se indultó. sociedad fraccionada, inmóvil, obediente, por eso Aquellos indultos transgredieron, a mi juicio y trataron de quebrarla y vaciarla de todo aquello según mi verdad relativa, la ley fundamental de la que lo inquietaba, anulando su vitalidad y su Patria. Espero, como se reclama permanentemente, dinámica y por eso prohibieron desde la política que prontamente la Justicia determine la constitu- hasta el arte. cionalidad o –lo que yo pienso– la inconstitucionali- Sólo así podían imponer un proyecto político y dad de los mismos. económico que reemplazara al proceso de industri- “Nos quieren y me quieren, sectores de la extrema alización sustitutivo de importaciones por un nuevo derecha y algunos otros, hacer caer en una tram- modelo de valorización financiera y ajuste estruc- pa…” tural con disminución del rol del Estado, endeu- “...Este edificio y todo establecimiento militar debe damiento externo con fuga de capitales y, sobre ser para siempre solamente la casa del general San todo, con un disciplinamiento social que permitiera Martín y sus hermanos en la lucha por la independen- establecer un orden que el sistema democrático no cia: el general Belgrano y el almirante Brown. Debe les garantizaba.” ser la casa de San Martín, el gran libertador, que com- “Ese modelo económico y social que tuvo un cere- batió en San Lorenzo, cruzó los Andes, luchó, libertó bro, que tuvo un nombre que los argentinos nunca Chile y Perú y se abrazó en el combate independiente deberemos borrar de nuestra memoria –y que espero que también la memoria, la justicia y la ver- con grandes americanos como O’Higgins y el gran dad le lleguen: José Alfredo Martínez de Hoz.” Simón Bolívar. Debe ser la casa de aquel San Martín “Lamentablemente, los verdaderos dueños de ese que nunca desenvainó su espada en el campo siniestro modelo no han sufrido castigo alguno.” de las guerras civiles.” “La gravedad de lo ocurrido, su saldo luctuoso y des- “La inmolación de Manuel Dorrego en el siglo XIX garrador, las monstruosas y aberrantes conductas en y de Juan José Valle en el siglo XX, constituyen las que incurrieron las Fuerzas Armadas, las consecuen- marcas iniciáticas de una tragedia que nos ha azo- cias de la concentración económica, el desempleo, el tado hasta el presente…” aumento de la pobreza, la destrucción de la economía local y la exclusión que se derivaron del modelo implementado, hacen imperativa la reflexión sobre ese Presidente Néstor Kirchner, período.” discurso recordatorio del Golpe de Estado cívico-mili- “No es posible reestablecer la calidad institucional tar producido el 24 de marzo de 1976, y la marcha hacia la verdad buscando el atajo de lo Colegio Militar de la Nación, Palomar ...Esos soldados argentinos, esos soldados uruguayos, esos soldados brasileños, esos soldados venezolanos, bolivianos y ecuatorianos tienen que rescatar las banderas originarias de los libertadores de estas tierras, de los soldados libertadores. Porque es parte también de la penetración imperialista: el imperialismo norteamericano penetró las Fuerzas Armadas de nuestros pueblos. Y formaron dictadores y enseñaron a nuestros soldados a torturar, a desaparecer y a arremeter a nuestros propios pueblos. Muchas veces en el siglo XX, muchas veces. Las más de las veces, casi todos los ejércitos de nuestros pueblos actuaron como ejércitos de ocupación en nuestros propios territorios. Yo pertenezco al Ejército venezolano, que retomó las banderas de Bolívar y se unió al pueblo para hacer una revolución. (...) ...Así como existe la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), ¿por qué, digo yo, no puede existir la OTAS (Organización del Tratado del Atlántico Sur)? A ver si es verdad que algún día va a ocurrir lo que ocurrió en las Malvinas de nuevo, que unamos también nuestras Fuerzas Armadas para asegurar nuestra soberanía, para definir nosotros mismos nuestros conceptos de seguridad y de defensa y de soberanía y no seguir dependiendo de los mandatos (como se ha dependido mucho tiempo) del Comando Sur de Estados Unidos. Hugo Chávez, 2005. (Discurso en Mar del Plata, Anticumbre) 12 SUDESTADA
  13. 13. LA CUMBRE POLITICA NACIONAL La IV Cumbre de las Américas EN LA CUMBRE, CON ALTURA a “IVª Cumbre de las impide la concreción de L Américas”, realizada el año pasado, constituye un hito histórico. semejante temor, muchachos. La izquierdita les hizo el En términos de política juego a los reaccionarios interna clarificó el armando la de San Quintín panorama enormemente. allá en Mar del Plata. Una vez que Néstor Los demás, silencio de Kirchner mostró al mundo radio: radicales y dirigentes su vocación de resistir al peronistas encumbrados Área de Libre Comercio de evitaron prudentemente las Américas, herir susceptibilidades en estableciendo una alianza “la embajada”; no sea cosa estratégica clara con que el Tío Sam se los cobre Venezuela, Brasil y el el día de mañana. Mercosur, ya no puede Lilita Carrió merece un Perón”, que simbolizaba la dudarse del camino que párrafo aparte: dijo, lucha antiimperialista que esta gestión señala. coincidiendo otra vez con se propuso el pueblo En semejante patriada, sólo López Murphy (y con el argentino y encarnó el lo acompañó el peronismo difunto Alsogaray, que General, tal como en esta revolucionario. opinará lo mismo desde el ocasión lo hizo Kirchner, Los liberales, como era Averno seguramente), que cuya acción decidida lógico, despotricaron, había sido un papelón… rechazó el caballo de Troya dolientes como Allá ellos, sólo subrayemos que nos ofrecía Bush. magdalenas, por que nos como lamentable el silencio caíamos del mundo. Bichos de los peronistas durante Por eso, a pesar del tiempo raros estos iluministas de esos días. Al fin y al cabo, transcurrido, damos pensamiento mágico: la nuestro Movimiento surgió preeminencia a esta Tierra es redonda y posee a las luchas electorales con cuestión en esta edición de un centro gravitacional que la consigna “Braden o SUDESTADA. SUDESTADA 13
  14. 14. LA CUMBRE Lo mejor de Kirchner en la Cumbre “(…) En el di se ño de las cir o minimizar el rol de los go- tructura nos posibilitará mejorar nuevas políticas que la situación bier nos, ha cer de sa pa re cer al aún más. exige no puede estar ausente la Estado y avanzar en la degrada- “(…) La men ta ble men te en discusión respecto de si aque- ción de la política, debemos pa- ese proceso de recuperación, ex- llas habrán de responder a rece- sar a una nueva estrategia de pan sión y trans for ma ción no tas úni cas con pre ten sión de cre ci mien to sus ten ta ble, con contamos con la ayuda del Fon- universales, (…) esa uniformi- do Monetario Internacional, que dad que pretendía lo que dio sí apoyó y financió, en el orden en lla mar se el Con sen so de de los 9 mil millones de dóla- Was hing ton. Hoy exis te evi - res, has ta se ma nas an tes del den cia em pí ri ca res pec to del colapso, el régimen de conver- fracaso de esas teorías. Nues- tibilidad, déficit fiscal y endeu- tro con ti nen te, en ge ne ral, y da mien to. Aque lla ci fra, nuestro país, en particular, son curiosamente, es casi equiva- prueba trágica del fracaso de lente a la deuda total que tiene la teoría del derrame. mi país con ese organismo. “(…) reclamamos que aque- “(…) Hoy, lo que se le niega llos or ga nis mos in ter na cio na - a la Argentina no son ya fondos les, que, al im po ner las, o nue vos prés ta mos, que no contribuyeron, alentaron y fa- hemos solicitado y que, obvia- vo re cie ron el cre ci mien to de mente, ni pensamos hacerlo, es esa deuda también asuman su algo mucho peor: se nos niega cuota de responsabilidad. la refinanciación si no acepta- mos determinadas condiciona- “(…) Son los he chos los li da des que no son otras que que indican que el mercado por las mis mas po lí ti cas que nos sí solo no reduce los niveles de condujeron al default. pobreza y (…) los que prueban que un pun to de cre ci mien to “Para la Argentina que co- en un país con fuerte inequidad rría hacia el abismo había ayu- re du ce la po bre za en me nor da y fon dos fres cos; pa ra la magnitud que en otro con una Argentina que, con esfuerzo y dis tri bu ción del in gre so más equi dad, ca li dad ins ti tu cio nal, soledad, se recupera no hay refi- igualitaria. ejercicio de la representación, el nanciación. (…) control y la participación ciuda- “(…) A la hora de analizar el “(…) lo aconsejable es dejar dana. sistema de comercio internacio- que, en un marco de racionali- nal, subsidios agrícolas o barre- dad, cada país pueda elegir su “La equidad es central, (…). ras arancelarias, hay que tener mejor camino para el desarrollo Pa ra lo grar equi dad es fun da - en cuenta las asimetrías y los con inclusión social. (…) men tal la crea ción de em pleo diferentes grados de desarrollo. digno. Porque la igualdad es un con- “(…) De la fe ciega y exclu- cepto valioso y necesario, pero yente en el mercado, el objetivo “(…) La fuerte inversión en só lo apli ca ble a los que son aconsejado o impuesto de redu- salud pública, vivienda e infraes- iguales. Igual tratamiento para 14 SUDESTADA
  15. 15. POLITICA NACIONAL sidades y permita los beneficios mutuos. Un acuerdo no puede ser un camino de una sola vía de prosperidad en una sola di- rección. Un acuerdo no puede resultar de una imposición en base a las relativas posiciones de fuerza. (…) “(…) el problema del desa- rro llo de las eco no mías emer - gentes, en un marco de equidad, no debe abordarse desde el pun- to de vista de los países desarro- llados, como si fuera un asunto de beneficencia respecto de los que menos tienen. “(…) Es el Estado el que de- be actuar como el gran repara- dor de las de si gual da des sociales (…). los diferentes; igual tratamiento versores minoristas, a los acree- “En el centro de la realidad entre países poderosos y débi- dores originales de las emisiones política regional está el cambio les; igual tratamiento entre eco- de deu da, a los acree do res en y un lugar nodal en ese cambio, nomías altamente desarrolladas una etapa de precrisis. En todo lo ocupa la creación de trabajo y eco no mías emer gen tes, no ca so, no pue de pri vi le giar se a de cen te. Y en es te pun to, es sólo es una mentira sino que, quienes resulten acreedores de don de ad quie re es pe cial re le - ade más, re sul ta una tram pa la etapa poscrisis. mortal. (…) “(…) El Fondo Monetario In- vancia el otro término insepara- ternacional no puede pretender ble de la ecuación, el rol de la “No parece mal que [el FMI y condicionamientos que resulten inversión y las empresas, rol que el Banco Mundial] trabajen acti- contradictorios entre sí y opues- debe ser ejercido con responsa- vamente en cooperación con el tos a nuestras posibilidades de bilidad social. sector financiero privado u otros crecimiento ni exigir la devolu- “Es lógico que la rentabilidad sec to res de la eco no mía, pe ro ción de fondos que en plena cri- sea el valor central de cualquier de ben cui da do sa men te evi tar sis des ti nó a fi nan ciar un emprendedor, pero también de- quedar prisioneros o ser los ges- programa condenado al fracaso be bus car se el equi li brio que tores de los intereses particula- de manera inmediata. res. contribuya a alimentar el círculo “(…) En cuanto al sistema fi- “(…) Para el desarrollo que virtuoso de la economía. nanciero en su conjunto, en ma- buscamos, nuestra pertenencia te ria de deu da ex ter na de be al Mercosur, como el mercado “(…) que los pre si den tes dotárselo de mayor justicia, de- regional de lo propio y de la na- tengamos todo el coraje que la jando de pretender trato igualita- ciente Comunidad Sudamerica- hora y el tiempo indican, (…) rio a quie nes es tán en na, es primordial. “(…) no nos hay que hablar claro, tenemos situaciones distintas. Privilegiar ser vi rá cual quier in te gra ción; que decir lo que pensamos. el ahorro sobre la especulación y simplemente firmar un convenio “Nuestros pobres, nuestros la participación de los ahorristas no será un camino fácil ni direc- sobre la de los grandes operado- to a la prosperidad. (Aplausos ex clui dos, nues tros paí ses, res con cen tra dos, usual men te del auditorio) nues tras de mo cra cias, ya no tenedores de información privile- “La integración posible será soportan más que sigamos ha- giada, exige privilegiar a los in- aquélla que reconozca las diver- blando en voz baja…” SUDESTADA 15
  16. 16. LA CUMBRE Anécdota de la Cumbre Antes de la firma de un documento diplomático importante, técnicos y políticos discuten lar- gamente e intentan arribar a una redacción conjunta. Finalmente, queda un “pre-documento” cuya redacción final, el lápiz fino, se decide en una “mesa chica”. Así pasó con el Documento de la IVª Cumbre de las Américas. En la última reunión, a la que sólo asistían los presidentes o cancilleres y algunos asesores, nada más, sucedió lo siguiente: Argentina lideraba la oposición a la firma de un documento conjunto que avanzara hacia la concreción del ALCA. Junto a nuestro país, Uruguay, Paraguay y Venezuela habían definido ya una posición idéntica. El canciller brasileño afirmaba al representante estadounidense (Bush no se animó a asistir al velorio del ALCA), que su país firmaría sólo lo que firmase la Argentina. El cipayaje estaba en el horno. El ALCA, efectivamente, se iba al Alca-rajo, empujado por el coro de los pueblos. Entonces, la ira proyanqui estalló y un presidente centroamericano exclamó, hondamente iracundo, ¡que no podía ser! ¡que cinco países obstaculizaban la voluntad de dos decenas! ¡que eso era “antidemocrático”!... Nuestro Presidente, en un tono notoriamente más bajo, según se dice, objetó que la voluntad de estos “cinco países” representaba la mayoría del PBI regional; y agregó: –Además –levanta la vista hacia el presidente venezolano– ¿o no, Hugo?, no nos gusta que nos patoteen Quien quiera oir que oiga. “Les dije a Néstor Kirchner y su equipo que los felicitaba. Los mosqueteros eran tres, pero aquí fuimos cinco: Néstor, Tabaré, Lula, Nicanor (Duarte) y Hugo. En este debate inédito, Kirchner fue nuestro D’ Artagnan”. Hugo Chávez 16 SUDESTADA
  17. 17. POLITICA NACIONAL Todos los números del Presidente en la Cumbre SIN EL ALCA HICIMOS TODO ESTO Téngase en cuenta que estos números pertenecen a noviembre del 2005. Algunos han cambiado y hoy son, incluso, más halagüeños. La desocupación, por ejemplo, está en 10,1%, a sólo dos décimas del ansiado índice de un dígito; las reservas son menores, pero se ha cancelado la deuda con el FMI. Como rezan las pintadas de Megafón, ¡Kirchner tiene pelotas! “Durante nuestro Gobierno la pobreza bajó del “(…) Después de la salida de la crisis, con un cre- 57,5 por ciento al 37,7 por ciento y salieron de la cimiento sostenido de la economía, una situación pobreza 5.600.000 personas y abandonaron la in- superavitaria de las cuentas fiscales y externas por digencia 5.300.000 personas. Entre el primer se- tercer año consecutivo, junto con una recomposi- mestre de 2003 y el primer semestre de 2005, un ción de las reservas, la Argentina creció el 8,8%, 33,5% de los hogares que eran pobres dejaron de en el 2003; el 9% en el 2004 y en el primer se- serlo, es decir uno de cada tres. En el mismo pe- mestre de 2005 superó el 9 por ciento. ríodo un 53,4% de los hogares que eran indigentes dejaron de serlo, es decir más de uno de cada dos. “El superávit primario consolidado se ubica en un “La baja del índice de la población en condiciones 5 por ciento del PBI y las reservas crecieron de de indigencia fue del 27,5% al 12,6%; entre julio menos de 10 mil millones de dólares a más de 26 de 2003 y agosto de 2005, el índice general de sa- mil millones de dólares. “Las exportaciones tie- larios creció un 28,74% ubicándose un 16,49% nen grandes posibilidades de llegar este año a 40 por encima del crecimiento de la canasta básica mil millones de dólares, estimándose su creci- de alimentos y un 13,85% por encima de la canas- miento en un 15 por ciento, haciendo crecer el su- ta básica local. perávit comercial. “La tasa de desocupación descendió de tal modo “(…) La matrícula de la enseñanza primaria y el que un 32 por ciento de los desocupados y el 28 número de alumnos que empiezan primer grado, por ciento de los subocupados dejaron de serlo. se ubican por encima del 91,5 por ciento y el 86,9 Los índices siguen mejorando hasta ubicarse, para por ciento, y la población analfabeta no supera el esta última medición mensual, en un 10,3%, luego 3 por ciento, llegando la alfabetización de la mu- de estar en el 24 por ciento. Aumentó el empleo jer al 97,4 por ciento. genuino, mientras declinaban los planes de empleo; “El retorno de la educación técnica y la mayor in- los empleos con cobertura de la Seguridad Social crecieron más velozmente que el nivel de empleo, versión en educación, que del 2 por ciento del PBI alcanzando el nivel más alto de la serie: 5.536.000, ya creció al 4, y la haremos crecer hasta el 6 por a razón de un 25% y un 10,7% en este último año. ciento, antes de 2010, juntamente con la discusión de un nuevo modelo educativo potenciarán nues- “Por primera vez en años disminuye la desigual- tras posibilidades de construir un mejor futuro. dad en tanto el quintil de los ingresos más altos, “La tasa de mortalidad infantil ha descendido sig- pierde a favor de los quintiles más bajos un 2,1% nificativamente pasando del 16,8 por mil hasta por ciento. ubicarse en el actual (…) 12 por mil.” SUDESTADA 17
  18. 18. LA CUMBRE La IV Cumbre de las Américas EL BANDERAZO E l 4 de noviembre del 2005 comenzó la IVª Aires los amigos del “cuanto peor mejor” se dedicaron Cumbre de las Américas en Mar del Plata. a desprestigiar la causa nacional de resistencia a las Todos sabíamos que en esa reunión los Estados imposiciones imperialistas y a espantar a los sectores Unidos intentarían colarnos el Área de Libre Comercio más timoratos. Por supuesto, Grondona y los pichones para las Américas. Pero también se veían otras cosas. de Hadad, los “cachorros argentinos del imperio”, se Por ejemplo, se caía de maduro que la izquierdita iba a pasaron dos semanas invitando a expresarse en sus ir a Mar del Plata con la intención de armar alguna programas a los genios de “Quebracho” y otras por- paparruchada como la que efectivamente armó. querías semejantes. Así son de funcionales a la reac- Ante esa perspectiva, desde SUDESTADA, junto a organizaciones amigas, convocamos a un “Banderazo ción los muchachos de la izquierdita. Es lo que se Nacional”. Es decir, a protestar, sin “provocaciones conoce como “movimiento de pinzas”. funcionales a la CIA”, enarbolando los colores que nos Pero los auténticos luchadores fuimos más. aúnan a todos los argentinos. Efectivamente, tanto en Cuarenta mil personas marcharon pacíficamente en la sede de la Cumbre como en la Ciudad de Buenos Mar del Plata. Ahí estuvimos, alentando al coronel 18 SUDESTADA
  19. 19. POLITICA NACIONAL 4 de noviembre de 2005. El Movimiento Nacional en la calle. Chávez. Mientras tanto los fenómenos destruían imperialismo y nuestra declaración a favor de la algunos comercios seguramente “proimperialistas” de unidad sudamericana. “La Feliz”. Mientras tanto, los encapuchados obligaban al En Buenos Aires hubo innumerables manifesta- pueblo a abandonar la Plaza de Mayo o a sufrir su vio- ciones contra Bush y contra el ALCA. Seiscientas per- lencia infantil sin sentido. sonas se aglutinaron en Corrientes y Callao esa tarde A continuación, Sudestada publica el documento engalanadas con banderas argentinas. Ahí estábamos que la compañera Diana His leyó ante el Obelisco junto a compañeros de otras latitudes del gran conti- aquella tarde histórica, cuando el mundo supo que la nente mestizo que enarbolaban sus estandartes en América Criolla y la Argentina, con su presidente a la comunión con el nuestro. Marchamos hacia el cabeza, obligaban a los Estados Unidos a retroceder en Obelisco y allí realizamos nuestro acto de repudio al su afán anexionista. Mar del Plata y Buenos Aires unidas por la lucha de la América criolla. SUDESTADA 19
  20. 20. LA CUMBRE Documento Compatriotas: Quienes participamos de esta marcha y convocamos a este BANDERAZO NACIONAL, en consonancia con el sentimiento del pueblo argentino, nos hemos reunido aquí para repudiar al imperialismo norteamericano, representa- do en nuestros días por el criminal de guerra George W. Bush, cuya presencia en suelo criollo nos convoca a declarar, para que lo escuchen él y sus man- dantes del capital financiero internacional, que lucharemos siempre, como siempre lo hemos hecho, por la Libre Determinación de los Pueblos. A su vez, damos la bienvenida a nuestro suelo, al presidente de la hermana República Bolivariana de Venezuela, Coronel Hugo Chávez Frías, faro que guía el actual proceso de unidad de la América Criolla. Porque en nuestra patria la “Libre Determinación” pasa inexorablemente por la realización de la Unidad Sudamericana. El imperialismo lo sabe y nos ofrece el ALCA. Al imperialismo y a sus aliados locales, entonces, les decimos ¡No! Porque decimos ¡no! al destino de país agroexportador que se nos ofrece, insul- tando nuestra conciencia de pueblo que lucha. Así como decimos ¡no! a la deuda externa fraudulenta, ilegítima y usuraria. Así como decimos ¡no! a la usurpación de nuestras Islas Malvinas. Sólo así, sabiendo decir que no, se construye la Patria Grande. Y sólo con la realización de la Unidad Sudamericana recuperaremos el patrimo- nio nacional, enajenado por los vendepatrias. En esta hora fundamental para la construcción de esa Patria Grande, los aquí presentes reafirmamos nuestra identidad cultural y nuestra soberanía política, para hacernos dueños de nuestro propio destino. Juntos, damos este primer paso en la marcha que nos conducirá a la recon- strucción del rostro genuino de la Patria, que es un rostro de futuro: el rostro feliz de los hombres del Pueblo. ¡No al ALCA!, ¡Si al ALBA! ¡Fuera Bush! ¡Viva el Pueblo Argentino! ¡Viva la Patria! ¡Viva la Unión de los pueblos de la América Criolla! Firman: Organización del Peronismo Militante. Agrupación Universitaria Megafón. Coordinadora de Barrios General San Martín. Agrupación Cóndor. Frente para el Cambio. Cultura y Política, Organización al servicio de la reconstrucción de la cultura nacional. 20 SUDESTADA
  21. 21. POLITICA NACIONAL PERONISMO Y REVOLUCION JORGE COSCIA Diutado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires Frente para la Victoria nos esperado. Su vitalidad es intrínseca a su naturaleza revolucionaria y no hay ciencia humana capaz de prever con exactitud fechas ni circunstancias exactas que deter- minen en qué momento el volcán vuelve a desplegar su actividad transformadora del entorno y de sí mismo. Cuando un proceso revolucionario se activa por pri- mera vez, su “chimenea” alterna períodos de calma con momentos de actividad de diversa intensidad. Su ciclo de vida estará signado por su naturaleza ligada a la necesi- dad del cambio que le diera vida: ese es su magma. No dependerá tanto de los hombres que la invoquen como de su esencia transformadora. Su ciclo de vida sólo se agota- rá cuando el magma cristalice en un proyecto perdurable. Las revoluciones suelen agotarse mayormente en la con- creción de al menos una parte esencial de sus fines histó- L a historia adora las sorpresas. Los “científicos” de ricos, de lo contrario su fumarola advertirá cíclicamente la historia son frente a las revoluciones como los de su irrealización y por lo tanto de la validez de su senti- geólogos frente a una hecatombe, un terremoto, su do histórico. consecuente tsunami o el estallido de un volcán. Pueden Como un volcán, pueden cambiar de nombre e inclu- preverlos, pero nunca sabrán exactamente el lugar ni la so de apariencia ya que sobreviven a las generaciones fecha en que el magma hablará su lenguaje brutal que to- que las miran y las nombran cuando su destino es incon- do lo modifica en su entorno. cluso. Una vez producido el estallido, entonces sí, una cata- Concretados sus fines esenciales, entonces sí podrá rata de opiniones explicará los hechos, ya que cuando un conformar el plegamiento que da sustento a un período volcán estalla, el cambio es geológicamente tan profundo generalmente perdurable de la historia. que incluso el volcán no será el mismo. Aunque menos optimista, Henry C.K.Liu sostiene la Con las revoluciones ocurre lo mismo en relación a la misma metáfora “eruptiva”: “La revolución final no exis- imprevisibilidad del estallido y a sus efectos. te. Todas las revoluciones fracasan, pero nunca fracasan Las revoluciones son como volcanes de perdurable por completo. El metabolismo de las revoluciones es que actividad ya que, más allá de períodos de aparente inmo- hay un largo período de incubación, donde se acumula vilidad, el magma social que anida en su seno, se pone en presión que entra en erupción con fuerza irracional. La actividad de un modo impredecible y en el momento me- irracionalidad del estallido inicial no desacredita la vali- SUDESTADA 21
  22. 22. siempre modificada por el estallido de sus fuerzas, mas allá de su “fracaso” en el sentido en que lo plantea Liu. Esto define a las revoluciones: una imposibilidad de volver de un modo estable al día anterior de su estallido. Sus fines se desplegarán durante los meses y años más ac- tivos en la sociedad a su alcance y no habrá marcha atrás aun después de la derrota política de su partido, o de las fuerzas sociales y económicas que mejor la expresen y la representen por ser además sus inequívocas beneficiarias. Esta parecerá una definición positivista, pero no lo es. No planteo la infalibilidad de los fines y las metas de una revolución, sino sólo su perdurabilidad, ligada al impulso imprescindible de sus fuerzas iniciales pero también dia- lécticamente a su irrealización. Una revolución podrá per- durar tanto como su irrealización en el período histórico de va rias ge ne ra cio nes si tu vo el im pul so ini cial que “contamine” de expectativa a una sociedad irrealizada, en la medida que esa irrealización le da sentido y fuerza: val- ga aún en su vulgaridad la metáfora del volcán que esta- llará aún más si se lo tapa. Sans Culottes y Descamisados La Toma de la Bastilla. 14 de julio de 1789. El peronismo nace como una revolución y el fenóme- no peronista aún gravita como tal a pesar de los sesenta años de su estallido primal. Lo hace también a pesar de la dez de la revolución, aunque los reaccionarios siempre postergación de sus objetivos y la modificación de mu- tratan de usarla defensivamente, para desacreditar las lu- chas de sus “verdades” y premisas por parte de los pro- chas contra la injusticia. El asalto a la Bastilla fue irra- pios peronistas. cional, pero con él comenzó la Revolución Francesa…” Su vigencia es la de un volcán aún activo en la propia (Citado y traducido por Néstor Gorojovsky en la Lista irrealización. Reconquista Popular vol.26, envío 107 del 8/11/05) Los cambios producidos en los años de su mayor in- Una revolución se define porque su estallido produce fluencia se suman a los efectos de su postergación para un cambio intempestivo en las condiciones políticas, so- darle vigencia. ciales y económicas de una nación. Este cambio será en A pesar de las sucesivas derrotas y postergaciones de general irreversible, aunque muchas veces la conducción su proyecto, la sociedad argentina nunca pudo volver al revolucionaria parezca vencida. “día anterior” de su aparición histórica. La restauración El ciclo de una revolución no deberá confundirse con mis ma pa só a ser iden ti fi ca da co mo an ti pe ro nis mo y el ciclo político de un período de esa revolución, breve constituyó una suerte de impasse interminable, ya que no en términos históricos. ha habido día en los últimos cincuenta años en que la fu- La Revolución Francesa es un claro ejemplo de am- marola peronista no advirtiera su presencia, y la de su fi- bas premisas. Su “volcán” se presentó en los días convul- nalidad histórica: la construcción de un proyecto nacional sionados de 1789 con desmesurada actividad durante soberano, con equidad social y justicia. años. El peronismo ha sido en definitiva desde su aparición, Pero su ciclo no se agotó ni con el Thermidor y ni si- la vertiente moderna del partido de la revolución nacio- quiera con la derrota de Napoleón. nal, nacido en mayo de 1810 con la Patria misma. La Revolución aparentemente vencida para siempre Mucho podrá hablarse de los cambios y matices del en Waterloo, se replegó pero no murió frente al avance peronismo, pero el magma que lo alimenta como proyecto de la Santa Alianza, ya que Luis XVIII no pudo más que viable es tan fuerte como la irrealización y la necesidad restaurar la apariencia de un retorno a la monarquía abso- de sus fi nes. Quie nes lo ex pre sa ron po lí ti ca men te no luta y caduca de los luises. Sus efectos eran para ese en- siempre fueron fieles al origen. Pero su naturaleza pare- ton ces tan irre ver si bles co mo las con di cio nes ciera siempre sobreponerse a las malas conducciones y de económicas, sociales y políticas que la generaron, su ahí el eterno retorno del peronismo como alternativa polí- magma había ya contaminado Europa y la restauración tica excluyente en las grandes crisis argentinas. clerical, feudal y absolutista era inviable a mediano pla- Hoy es recurrente la pregunta acerca de la esencia del zo. No hubo en definitiva vuelta atrás a una realidad para peronismo: ¿qué es?, se indagan sociólogos y politólogos 22 SUDESTADA
  23. 23. POLITICA NACIONAL de múltiples academias nacionales o extranjeras, para dar el canto revolucionario de quienes volvieron a ser y ento- respuestas que en general suelen eludir la más obvia, la nar el “enfants de la patrie” en su retirada irremediable más sencilla, que fije el punto de partida de cualquier otro hasta la capitulación penosa de las fuerzas francesas en análisis, sea este histórico o sociológico. París. El peronismo es una revolución. Las tropas rusas del zar ruso humillaron en la capital Un proceso aún activo por la validez de sus fines misma del desmantelado imperio a los gastrónomos fran- esenciales aún irrealizados .Su irrupción histórica modifi- ceses reclamándoles que los atendieran rápido: ¡Bistró! có irreversiblemente la realidad a su alcance y se expresó ¡Bistró! La palabra es hoy la huella de aquella humilla- políticamente de un modo tan variado en sus formas (fu- ción ex pre sa da en el nom bre de los ro mán ti cos “fast marolas o estallidos) como en la unicidad de su origen y food” parisinos. sus fines (magma). El peronismo es una revolución, nace como tal y sus El relato sirve para entender la mecánica compleja de tareas permanecen tan inconclusas como poderosas las un proceso revolucionario. energías que reclaman su realización. Una revolución no termina por decreto ni es vencida Es imposible bloquear el magma que aún lo alimenta por las armas, si su actividad esencial, o sea la necesidad y no ha aparecido aún otra boca que lo exprese mejor, que histórica de concretar sus fines, no ha concluido. lleve su fluido al destino deseado de su cristalización. Podrá haber un impasse, pero volverá a expresarse in- El peronismo nace como una revolución y las fuerzas cluso en la necesidad de sus símbolos, que irrumpen co- que lo invocan no son siempre necesariamente las que mo expresión más aparente de sus energías. Tampoco sus orientan su cauce o facilitan su concreción. líderes han modificado su sentido a voluntad. Aquello de El peronismo es revolucionario aun cuando no se lo que la revolución devora a sus hombres es tan válido co- reconozcan los analistas más calificados ya que el fenó- mo que la revolución peronista ha “masticado” (y escupi- meno revolucionario condiciona tanto la historia como li- do) muchos de sus nombres, en especial aquellos que se mita el análisis de quienes lo observan o demasiado cerca distanciaron de su sentido. como para aceptarlo o demasiado lejos como para com- La vieja consigna que afirma que “el peronismo será prenderlo. revolucionario o no será” expresa el límite de una revolu- La Revolución Francesa produjo desde los románticos ción irrealizada en el largo plazo de la historia de varias 90 del siglo XVIII una inequívoca simpatía tan poderosa generaciones, pero en el corto plazo lo cierto es que quie- y creciente como el enfriamiento del fuego que le diera origen. Su cristalización en la forma de una Francia y una nes quisieron valerse del crédito histórico propio del pero- Europa democrática, burguesa y progresista (en el sentido nismo y de su carácter revolucionario sin corresponderlo, económico del término) ha permitido asociar a la Marse- terminaron fuera o en los márgenes más declamatorios de llesa como un símbolo romántico, de heroicidad sin má- su movimiento. cula, no contaminada de la realidad que le diera origen. Me atrevo a afirmar que un peronista será revolucio- Ya desde mediados del siglo XIX y especialmente en el nario o no será, por más marchita que se entone, o por XX, no la cantan los desarrapados sans culottes sino res- más que se invoquen los nombres de Evita y de Perón. Es petables burgueses de todo el mundo que la eligen no sólo frecuente en la actualidad que la invocación de nombres y como canto de libertad sino de progreso y civilización, símbolos sea directamente proporcional al alejamiento del entendidos ambos más como respetabilidad de lo estable- sentido revolucionario del peronismo. cido que como transformación. Esto por supuesto es más fácil de comprender en las Cuando en su apogeo como emperador Napoleón pre- revoluciones ya apagadas o cristalizadas, como la France- tendió “enfriar” la revolución, que él creía concretada en sa, arquetipo de todas las revoluciones de occidente y cu- una Europa en la que cohabitaban el orden monárquico yo alcance global la torna referencial. con la modernidad burguesa del código civil, la educación Pero del mismo modo que los postulados de Danton o pública y hasta el divorcio, dispuso la prohibición de que las traiciones de Talleyrand son parte de su historia sin sus ejércitos cantaran la Marsellesa. Consideraba que no modificar su magma esencial, ni López Rega ni Menem era necesaria ya que “les jours de gloire” se habían insta- pudieron modificar la naturaleza revolucionaria de su mo- lado a su parecer definitivamente en su orden continental que para entonces precisaba más de matrimonios reales de vimento. Ello no desmerece el rol de los hombres en su conveniencia que de fervor revolucionario. La revolución, proceso ni a favor ni en contra de la concreción de sus fi- creía, habia cristalizado en su imperio. nes. Las sucesivas derrotas de la Gran Armée después de Las revoluciones generan por igual héroes y traidores, la campaña rusa llevaron al ejército napoleónico a enfren- jacobinos o montañeses, líderes o burócratas. Ellos son tar debilitado la coalición de las monarquías más reaccio- sus protagonistas y la contradicción es inherente a la am- narias de Europa. Napoleón comprendió que era necesario plitud de su marea que todo lo determina en el período reavivar el fuego de la revolución y restauró por decreto amplio de su influencia. SUDESTADA 23

×