Pequeño poema en prosa Autor:  Jaime Torres
Amada,   Aún no es tarde para mirar tus ojos y adivinar tus sueños divagantes.  Tomar uno a uno tus cabellos e ir deshoján...
Allí donde habitan tus sueños está mi recreo, mi mente  ociosa  te imagina dibujada en el viento, tu cintura como una palm...
Pero el lucero matutino no  tarda  en despertarnos.  A mí, de mi locura indómita y a ti, tristemente de mi sueño.  Una llu...
En mis manos ya no están tus ojos, se han desvanecido  con la luz de la alborada.    Me miro y veo mi desnudes; busco entr...
Hay un tenue perfume que se derrama  como una salutación de despedida.  Un pájaro se apoya en un rayo del sol  y avisa con...
Te busco; tu rastro ha desaparecido como un viento apacible que se respira a solas.    No sé dónde he dejado tus ojos, tu ...
Dónde ha quedado todo lo que fue mío en esta interminable noche, que termina con el atrevido lucero  que penetró subreptic...
En la aurora has grabado un último mensaje,  se que volverás mañana, si es que tengo un mañana, cuando brille una estrella...
y podré encontrarte en mi memoria  y así sentirte y perdonarte por dejarme soñar,     por dejarme ser mar y luna  y todo e...
Así sabré que te escapaste     llevándote contigo una tarjeta de rocíos con todos mis recuerdos y añoranzas
Francis Goya- Your Song
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Pequeño Poema En Prosa

5,668 views

Published on

2 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
5,668
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
21
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
2
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Pequeño Poema En Prosa

  1. 1. Pequeño poema en prosa Autor: Jaime Torres
  2. 2. Amada,   Aún no es tarde para mirar tus ojos y adivinar tus sueños divagantes. Tomar uno a uno tus cabellos e ir deshojándolos como esas margaritas que anunciaban amores en mis años mozos .
  3. 3. Allí donde habitan tus sueños está mi recreo, mi mente ociosa te imagina dibujada en el viento, tu cintura como una palmera y tu boca, Ah! Tu boca como un oasis del desierto.   Tu sonrisa como un océano de perlas vírgenes
  4. 4. Pero el lucero matutino no tarda en despertarnos. A mí, de mi locura indómita y a ti, tristemente de mi sueño. Una lluvia mansa, desalentada golpea la ventana y la realidad se me va penetrando por los poros
  5. 5. En mis manos ya no están tus ojos, se han desvanecido con la luz de la alborada.   Me miro y veo mi desnudes; busco entre las sábanas tu desnudes y no las encuentro. Debajo de mi rostro aún yace escondida la esperanza
  6. 6. Hay un tenue perfume que se derrama como una salutación de despedida. Un pájaro se apoya en un rayo del sol y avisa con su trino el despertar de un nuevo dia.
  7. 7. Te busco; tu rastro ha desaparecido como un viento apacible que se respira a solas.   No sé dónde he dejado tus ojos, tu cabello, tus manos, tu sonrisa. Toda tu, dónde me encontraste para desandarme!
  8. 8. Dónde ha quedado todo lo que fue mío en esta interminable noche, que termina con el atrevido lucero que penetró subrepticiamente como un faro para iluminar mi alma
  9. 9. En la aurora has grabado un último mensaje, se que volverás mañana, si es que tengo un mañana, cuando brille una estrella; entonces buscaré tu rastro
  10. 10. y podré encontrarte en mi memoria y así sentirte y perdonarte por dejarme soñar,   por dejarme ser mar y luna y todo el universo.   
  11. 11. Así sabré que te escapaste   llevándote contigo una tarjeta de rocíos con todos mis recuerdos y añoranzas
  12. 12. Francis Goya- Your Song

×