“ALGO ANDA MAL. II JORNADAS DE HISTORIA DELPRESENTE” (CEP DE CÓRDOBA, 26 DE FEBRERO DE 2013).RAFAEL GONZÁLEZ REQUENA, PROF...
Vivimos en un mundo en el que todo el mundo opina y muy pocos saben (no hace faltanada más que ver a nuestros queridos “te...
actual momento político no sabemos si estaremos en todos los cursos, si sólo enalgunas ramas... Wert dirá). El control del...
-   “Educación para la ciudadanía” de 3º de la E.S.O. o “Ética” de 4º de la E.S.O.Obviamente, nos vamos a centrar en la ma...
o R. D. 1631/2006, de Enseñanzas mínimas de la E.S.O.          o Decreto 231/2007, de Enseñanzas de la E.S.O. en Andalucía...
legisla en el octavo núcleo, “La España actual”El libro de texto que trabajamos en nuestro instituto es la edición de Sant...
cercano a las Ciencias Sociales que a la Historia propiamente dicha.   -   La visión excesivamente eurocéntrica de la Hist...
de investigación son los N.M.S. y las mentalidades.   -   La Historia económica, especialmente la cliometría, representada...
dado el grado de madurez alcanzado por el alumno. Además, es un tema en el que elalumno se ve “informado” permanente y con...
-   El interés del profesor por explicar este periodo de la Historia u otros que le       puedan crear un conflicto ideoló...
-   Seguimiento de la prensa escrita sobre los acontecimientos históricos    principales.-   “El calendario del presente”:...
situación actual, favoreciendo el diálogo y la opinión crítica de los alumnos, con       la indagación y la búsqueda de la...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Rafael Gonzalez Requena historia actual_cep

1,061 views

Published on

Reflexiones de Rafael González Requena sobre la Historia Actual. en II Jornadas de Historia del Presente, Córdoba, 26 de febrero de 2013.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,061
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
268
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Rafael Gonzalez Requena historia actual_cep

  1. 1. “ALGO ANDA MAL. II JORNADAS DE HISTORIA DELPRESENTE” (CEP DE CÓRDOBA, 26 DE FEBRERO DE 2013).RAFAEL GONZÁLEZ REQUENA, PROFESOR DE GEOGRAFÍA E HISTORIA DELI.E.S. “GRUPO CÁNTICO” DE CÓRDOBA: PARTICIPACIÓN EN LA MESAREDONDA: “LA HISTORIA DEL PRESENTE EN EL AULA”“Vivimos en un mundo en el que cualquier persona puede opinar sobre cualquier temade actualidad, pero también existimos en un mundo en el que muy pocos saben yconocen la materia acerca de la cual están opinando”“Rafa –me pregunta un alumno- porqué no nos explicas las Torres Gemelas (estábamosen una clase de 2º de la E.S.O.” Esta es la realidad de la Historia actual: que no existeen el ámbito educativo.¿Qué se entiende, a nivel general, por Historia actual? ¿Qué entienden los profesorespor Historia actual y cuál es su grado de conocimiento y comprensión de la misma?¿Qué conocen nuestros alumnos del momento en el que están viviendo? ¿Quéelaboración historiográfica ha realizado la ciencia histórica acerca del momentoactual? 1
  2. 2. Vivimos en un mundo en el que todo el mundo opina y muy pocos saben (no hace faltanada más que ver a nuestros queridos “tertulianos”, verdaderos poseedores de laverdad y del conocimiento absoluto, enfrascarse en apasionados debates sobrecualquier tema de la actualidad sin tener más conocimiento histórico que su propiacosmovisión ideológica de la realidad). Desde el punto de vista del alumnado y de unabuena parte de la opinión pública no existe más verdad que la que transmiten losmedios de comunicación social. Los niveles de lectura de manuales y bibliografíaespecializada sobre el tema quizá no sean los más adecuados para abordar un tema tancomplejo como el mundo en el que vivimos.Si miramos la Historia actual en el sistema educativo, estamos al final de una carrera.Una unidad didáctica (dos, si consideramos que también se aborda la Historia deEspaña) al final de 4º de la E.S.O. ¿Una sola unidad didáctica para explicar el mundoactual, en el caso de que se llegue al final de la programación de dicho curso?Prácticamente, nada en el Conocimiento del medio de Primaria; casi nada enSecundaria. Este es el legado que nuestros futuros ciudadanos van a recibir en su pasoobligatorio por el sistema educativo.Pero, ¿a alguien le interesa esto, al igual que cientos de temas educativos? La enésimareforma educativa (esta vez ultraconservadora) tiende a suprimir nuestra Área deconocimiento, a arrinconarnos o a “reorientar” nuestro conocimiento (aunque en el 2
  3. 3. actual momento político no sabemos si estaremos en todos los cursos, si sólo enalgunas ramas... Wert dirá). El control del currículos de una de las materias más“problemáticas” para nuestros dirigentes neoliberales es evidente: de lo que no sehabla, no existe. Entonces, porqué y para qué explicar la Historia del presente: - ¿Para ser ciudadanos críticos y responsables? - ¿Para conocer el mundo en el que vivimos y en el que vamos a desarrollar nuestro devenir vital? - ¿Para entender que la legitimación de nuestro sistema democrático sólo consiste en votar una vez cada cuatro años y dejar que los representantes políticos elegidos puedan hacer lo que les dé la gana y no podamos ni siquiera cuestionarlos? - ¿Para poder hablar de algún tema en una conversación y que no te llamen ignorante o analfabeto? - ¿Para poder cuestionar a los que nos dirigen?Intentaremos dar respuesta a alguna de estas preguntas y conocer cómo podemostrabajar la Historia actual en el aula. Esta variante de la Historia de un objeto deconocimiento abordable desde diferentes materias tanto dentro de nuestra Áreacomo en otras, así como en distintos niveles educativos: - “Historia” de 4º de la E.S.O. (quizá el nivel ideal) - “Geografía” de 3º de la E.S.O. 3
  4. 4. - “Educación para la ciudadanía” de 3º de la E.S.O. o “Ética” de 4º de la E.S.O.Obviamente, nos vamos a centrar en la materia de 4º de la E.S.O. y en la importanciade la “Historia actual” en el conjunto de la Historia para abordar la consecución de lascompetencia educativas fijadas en la normativa. También haremos alguna referencia alnivel de Bachillerato, aunque en mi centro no tenemos este nivel educativo y es,asimismo, una etapa postobligatoria. Creemos más interesante abordar el tema desdeel campo obligatorio por el que van a pasar todos nuestros alumnos.Aunque sea de pasada, no podemos olvidar que la principal competencia que se abordadesde esta materia y en este nivel educativo es la cívico-social, muy especialmente enestos aspectos:“... Comprender la realidad social en la que se vive, cooperar, convivir y ejercer laciudadanía democrática en una sociedad plural, así como comprometerse a contribuiren su mejora…”“… Favorece la comprensión de la realidad histórica y social del mundo, su evolución,sus rasgos y sus problemas…”“… Entender los rasgos de las sociedades actuales…”Como podemos comprobar, la plasmación curricular de esta competencia en nuestraÁrea debería ser, como mínimo, mucho más importante de la que se le otorga.Si estudiamos la normativa, la presencia de la “Historia actual” es la siguiente: - Para la etapa de la E.S.O.: 4
  5. 5. o R. D. 1631/2006, de Enseñanzas mínimas de la E.S.O. o Decreto 231/2007, de Enseñanzas de la E.S.O. en Andalucía. o Orden de 10 de agosto de 2007, de Currículo de la E.S.O. en Andalucía.Para la “Historia actual”, se reserva el Bloque 3, “El mundo actual”, de 4º de la E.S.O.,que abarca: orden político y económico en la segunda mitad del siglo XX; transición ydemocracia en España; la Unión Europea; cambios en las sociedades actuales (N.M.S.);globalización y centros de poder) y focos de tensión y perspectivas en el mundoactual. - Para la etapa del Bachillerato: o R.D. 1467/2007, de Enseñanzas mínimas de Bachillerato. o Decreto 416/2008, de Currículo de Bachillerato en Andalucía. o Orden de 5 de agosto de 2008, de Currículo de Bachillerato en Andalucía.En la materia de “Historia del mundo contemporáneo” de 1º de Bachillerato, a la“Historia actual” se le reserva el 5º núcleo temático, “Problemas y perspectivas delmundo actual” (tras 1990): problemas del mundo actual; nuevas formas de hegemoníaplanetaria; conflictos; sistema económico actual; y desarrollo científico-tecnológico ymedios de comunicación de masas.En la materia de “Historia de España” de 2º de Bachillerato, la “Historia actual” se 5
  6. 6. legisla en el octavo núcleo, “La España actual”El libro de texto que trabajamos en nuestro instituto es la edición de Santillana en elproyecto “La Casa del saber”. Si traducimos la normativa a la estructura de estetexto, observamos lo siguiente: - 16 unidades didácticas: 5 del siglo XIX y 11 del siglo XX. - De las 16 unidades didácticas, dos abordan la “Historia actual”: o U. D. “15”: “El mundo a principios del siglo XXI” (26 páginas: caída del bloque comunista; papel de EEUU, U.E. y China; Islam; conflictos; globalización y subdesarrollo; sociedad en transformación; cultura) o U.D. “16”: España, transición y democracia” (21 páginas)Si tomamos el caso de Bachillerato, “Historia de España” en el mismo proyectoeditorial, tiene 17 unidades didácticas: 11 del siglo XIX y 6 del siglo XX. La U.D. “17”lleva como título “La España actual, transición y democracia” (26 páginas)Qué consideraciones podemos realizar acerca del tratamiento normativo de la“Historia actual”: - La dificultad de encontrar un hilo de conductor eficaz similar al de otros periodos de la historia estudiados. - La fijación de los núcleos de interés: estamos en un tratamiento curricular más 6
  7. 7. cercano a las Ciencias Sociales que a la Historia propiamente dicha. - La visión excesivamente eurocéntrica de la Historia planetaria: más de medio mundo no existe, salvo para menospreciarlo con terminologías como Subdesarrollo, Tercer mundo… - Una visión de la Historia que pretende ser integradora, pero que sólo da pinceladas de la misma distribuidas en compartimentos estancos muy diferenciados y poco unidos. - Curricularmente hablando, no se diferencia notablemente de otros periodos históricos a los que se les concede un tratamiento “temporal” enorme.Si de la visión curricular pasamos a otras vertientes, podremos centrarnos ahora enlos planteamientos historiográficos y en el pensamiento del alumno con respecto a la“Historia actual” Un primer problema con el que se enfrenta la “Historia actual” es ladimensión temporal: no hay distancia histórica para poder valorar en su justa medidael momento en el que vivimos. Las grandes interpretaciones históricas, como las queveremos en este curso, nos dan pistas; pero la realidad camina muy rápida. Noobstante, ¿cuáles son las principales corrientes historiográficas actuales y cuáles sonsu temas de investigación preferidos? La nueva historiografía actual parece un pocoaletargada y falta de especialistas y nuevas visiones interpretativas, en líneasgenerales hablando. Veamos algunas de ellas: - La Historia social, que vive al reflujo de los Annales y de Hobsbawn. Sus temas 7
  8. 8. de investigación son los N.M.S. y las mentalidades. - La Historia económica, especialmente la cliometría, representada por Comín, Martín Acuña, Tortellá, Jordi Nadal… - La Historia de las mentalidades, que bajo el legado de Huizinga, Duby o Levy- Bruhl llega hasta Robert Mandrou. - La historia después del fin de la historia de Fukuyama.La multiplicidad de puntos de vistas y de ópticas diferentes (tan inevitables, por otrolado) procedentes también de campos no específicamente históricos –como laeconomía, la psicología, la antropología…- dificultan por una parte, el establecimientode una línea general; pero, por otra, aumenta el número de visiones, fuertementeideologizadas en algunos momentos, como podemos ver en el pensamientoneoconservador o neoliberal frente a la desorientación y desarme ideológico de laizquierda.¿Y los alumnos? ¿Qué piensan del mundo en el que viven? ¿Y qué conocen de él? Queduda cabe que aquí tenemos dos variables totalmente distintas: lo que conoce elalumno a partir de los medios de comunicación social que le envuelven; y lo que elalumno conocer y trabaja a partir de la escuela. Desde la óptica escolar, estamos anteel dilema de “lo más cercano, lo más lejano y viceversa”. Desde mi punto de vista, estetema no presenta dificultad especial en su trabajo en el aula, sino, más bien, ventajas, 8
  9. 9. dado el grado de madurez alcanzado por el alumno. Además, es un tema en el que elalumno se ve “informado” permanente y constantemente, aunque sea de formadispersa y él no se muestre mucha atención. La actualidad, Internet, las nuevas redessociales, televisión, prensa… El gran problema es la premura de tiempo al final decurso y al final de la etapa, pensando en los alumnos que terminan la E.S.O. y quetendrán diferentes caminos vitales. Pero ¿qué visión tiene el alumno del mundo en elque vive? Y ¿qué interés tiene el alumno por conocerla?Dejémoslo ahí y pasemos al otro plano, el del profesorado. Aquí se me ocurren muchasideas perversas, pero lo abordaré desde la óptica más aséptica posible: - Sería muy importante partir de dos premisas: o ¿Qué, cuándo, cuánto y dónde han estudiado “Historia actual” los profesores que impartimos esta materia? o ¿Qué formación permanente (y qué bibliografía) han leído y asimilado desde entonces en temas de actualidad? (por ejemplo, la República, el neoliberalismo, los fundamentos del Islam…) - La formación histórica del profesorado versus su visión ideológica del mundo mismo. ¿Cómo se configura su cosmovisión frente a los hechos históricos actuales en la cabeza de los profesores, paso previo a su explicación a los alumnos? - La tendencia al tertuliano: “hablamos de todo, sabemos de nada” 9
  10. 10. - El interés del profesor por explicar este periodo de la Historia u otros que le puedan crear un conflicto ideológico-personal. ¿Verdaderamente se explica el unilateralismo neoconservador actual y sus perversas intenciones frente a los malignos y caídos comunistas? - La labor del profesorado a fin de curso, el interés del alumno a las alturas del mismo y la burocracia circundante.Para mí, sigue siendo imprescindible que el profesor se implique en la explicación delmundo actual, de los problemas que rodean al alumno y le van a servir paradesenvolverse en su vida diaria y de valorar críticamente los desmanes de nuestrosgobernantes monocolores en propuestas y soluciones. Y esa labor nos atañe comoprofesores.¿Y cómo trabajamos la Historia actual en el aula? Cuando llegamos, de forma no muydiferente al resto de las unidades. Tenemos que pensar que el final del camino no debeser sino la culminación de un modelo pedagógico llevado a cabo durante cuatro años.Podemos encontrarnos con dos situaciones: una, que lleguemos tranquilamente y sinproblemas de calendario; otra, que no lleguemos. Yo, normalmente, estoy en estasegunda opción. Por lo tanto, suelo realizar determinadas actividades con los alumnosen otros momentos del curso: 10
  11. 11. - Seguimiento de la prensa escrita sobre los acontecimientos históricos principales.- “El calendario del presente”: un cuadrante con los nueve meses del curso en el que los alumnos van anotando los acontecimientos históricos que les parecen fundamentales a partir de los medios de comunicación.- “Las caras de la Historia”- “La música y la Historia”: John Lennon, Bob Dylan, Víctor Jara, Silvio Rodríguez, rock radical vasco…- Trabajos de investigación e indagación, con su correspondiente exposición oral en el aula, sobre aspectos fundamentes del presente: “Las Torres gemelas”, “La muerte de Bin Laden”, “La crisis económica”, “Zapatero y Rajoy”, “La degradación de la democracia”…- Aprovechamiento de materiales curriculares ya existentes, como “Castillos de arena” sobre la crisis económica.- Vinculación de actividades complementarias y extraescolares con temas de conocimiento del mundo actual: o Visita al Parlamento actual. o Celebración del Día de la Constitución o de Andalucía. o Conferencias de personajes importantes: la “MEMORIA ORAL” o Visita a exposiciones…- Muy especialmente, vinculando cualquier tema que estemos abordando con la 11
  12. 12. situación actual, favoreciendo el diálogo y la opinión crítica de los alumnos, con la indagación y la búsqueda de la información, haciéndoles ver a los alumnos que “ellos” son los “verdaderos protagonistas de la Historia”Concluyendo, sería interesante reflexionar sobre: - La actualización de los diseños curriculares, vinculando más la Historia y el conocimiento histórico al presente más que al pasado. No estaría nada mal una asignatura que se denominara “Historia del presente” - La exigencia de la formación permanente del profesorado sobre este tema. Si ya nuestro trabajo sobre cualquier aspecto histórico nos exige una actualización, la historia presente se está permanentemente revisando y construyendo, con lo que un libro leído hace diez años se queda obsoleto en cuestión de segundos. - Introducción en los currículos de aspectos que pueden favorecer el trabajo de la historia presente, como es el caso de la memoria oral. - Un mayor horario para trabajar adecuadamente la supuesta valoración de los informes PISA, la Historia, el trabajo del alumno y la valoración social del profesorado. - SI NO SE CONOCE EL PRESENTE, NO SE PUEDE VISLUMBRAR EL FUTURO. Córdoba, a 26 de febrero de 2013 12

×