Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
UNIVERSIDAD DEL VALLE DE MÉXICO
CAMPUS HISPANO
RÉGULO VÁZQUEZ ISAURA ISABEL
SEMINARIO DE FORMACIÓN EN HABILIDADES CLÍNICAS...
 Los homosexuales o invertidos muchas veces -no
siempre- son hombres y mujeres por lo demás
intachables, de elevado desar...
Se dividen en dos grupos
 Los que se ha mudado el objeto sexual (como en el caso de los homosexuales) a este grupo
perten...
 Iwan Bloch [1902-031) todas estas perversiones son «signos de degeneración»
demostrando que tales aberraciones de la met...
 Entre los muchos cuadros sintomáticos en que aparece la neurosis
obsesiva, los más importantes se revelan como nacidos d...
La vida del niño sexual
 El chupeteo sirve sólo a una ganancia de placer primero vivencia ese placer a raíz de la
recepci...
 Cuando el varón descubre la vagina puede concebir un ser humano semejante a
él que carezca de esa parte que tanto apreci...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La vida sexual de los seres humanos

1,961 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La vida sexual de los seres humanos

  1. 1. UNIVERSIDAD DEL VALLE DE MÉXICO CAMPUS HISPANO RÉGULO VÁZQUEZ ISAURA ISABEL SEMINARIO DE FORMACIÓN EN HABILIDADES CLÍNICAS FACILITADORES: MTRO. JUAN ELÍAS CAMPOS GARCÍA MTRO. JOSÉ MANUEL BEZANILLA SÁNCHEZ
  2. 2.  Los homosexuales o invertidos muchas veces -no siempre- son hombres y mujeres por lo demás intachables, de elevado desarrollo intelectual y ético, y aquejados sólo de esta fatal desviación  Hacen con su objeto sexual más o menos lo mismo que los normales con el suyo  Han borrado de su programa la diferencia entre los sexos.  Sólo los de su mismo sexo pueden excitar sus deseos sexuales; los otros, y sobre todo sus partes sexuales, no constituyen para ellos objeto sexual alguno.
  3. 3. Se dividen en dos grupos  Los que se ha mudado el objeto sexual (como en el caso de los homosexuales) a este grupo pertenecen:  Los que renunciaron a la unión de los dos genitales y en el acto sexual los sustituyen, con un compañero, por otra parte o región del cuerpo.  Los que cuentan los genitales, mas no a causa de sus funciones sexuales, sino de otras en las que participan por razones anatómicas y motivos de proximidad.  Los que han resignado enteramente como objeto los genitales, elevando en su remplazo otra parte del cuerpo a la condición de objeto anhelado.  Los que no se interesan ni siquiera por una parte del cuerpo, pues una pieza de indumentaria les llena todos los deseos: un zapato, una ropa interior; son los fetichistas.  Los reclaman el objeto total, pero le hacen determinadas demandas raras u horrendas  Los que se alteró la meta sexual está constituido por  perversos que han establecido como meta de los deseos sexuales lo que normalmente es sólo una acción preliminar y preparatoria. Son los que anhelan mirar y palpar a la otra persona, o contemplarla en sus funciones íntimas; o los que desnudan las partes pudendas de su cuerpo con la oscura esperanza de ser recompensados con una acción idéntica del otro.  sádicos,  Masoquistas  Los que se contentan con imaginarse meramente esa satisfacción; a estos no les hace falta ningún objeto real, sino que pueden sustituírselo por la fantasía. aparece aquí el carácter de lo indecoroso, adherido a la práctica sexual; pero a menudo se extrema hasta lo salaz.
  4. 4.  Iwan Bloch [1902-031) todas estas perversiones son «signos de degeneración» demostrando que tales aberraciones de la meta sexual, tales aflojamientos del nexo con el objeto sexual, ocurrieron desde siempre los síntomas neuróticos son satisfacciones sexuales sustitutivas «satisfacción sexual» incluimos las necesidades sexuales de los llamados perversos  En ningún neurótico faltan mociones homosexuales y buen número de síntomas expresan esta inversión latente. Los que se autodenominan homosexuales no son sino los invertidos concientes y manifiestos, cuyo número palidece frente al de los homosexuales latentes.  En la neurosis de trasferencia, la paranoia, suponemos que por regla general nace del intento de defenderse de unas mociones homosexuales hiperintensas.  La neurosis histérica puede hacer sus síntomas en todos los sistemas de órgano y, por esa vía, perturbar todas las funciones en ello encuentran exteriorización todas las mociones llamadas perversas que quieren sustituir los genitales por otros órganos se comportan entonces como genitales sustitutivos  La sintomatología de la histeria comprende que a los órganos del cuerpo  Innumerables sensaciones e inervaciones que encontramos como síntomas en órganos son cumplimientos de mociones sexuales perversas, con relación a las cuales otros órganos han atraído sobre sí el significado de las partes genitales  Los órganos de la recepción de alimentos y de la excreción pueden convertirse en portadores de la excitación sexual.
  5. 5.  Entre los muchos cuadros sintomáticos en que aparece la neurosis obsesiva, los más importantes se revelan como nacidos de la presión de unas mociones sexuales sádicas hiperintensas.  Las acciones obsesivas, en calidad de repetición disfrazada y modificación, se remonta a la masturbación, acción única y monótona que acompaña a las más diversas formas del fantasear sexual.  Se puede enfermar de neurosis por frustración de la satisfacción sexual normal. A raíz de esa frustración la necesidad se lanza por los caminos anormales de la excitación sexual  Todas las inclinaciones perversas arraigan en la infancia; los niños tienen toda la disposición f constitucional a ellas y la ponen en práctica en una medida que corresponde a su inmadurez.  La sexualidad perversa no es otra cosa que la sexualidad infantil aumentada y descompuesta en sus mociones singulares.
  6. 6. La vida del niño sexual  El chupeteo sirve sólo a una ganancia de placer primero vivencia ese placer a raíz de la recepción de alimento, pero que pronto aprende a separarlo de esa condición. Sólo a la excitación de la zona de la boca y de los labios podemos referir esa ganancia de placer.  El acto de mamar satisface al mismo tiempo las dos grandes necesidades vitales.  El mamar del pecho materno pasa a ser el punto de partida de toda la vida sexual, el modelo inalcanzado de toda satisfacción sexual posterior, al cual la fantasía suele revertir en momentos de apremio.  El pecho materno como primer objeto de la pulsión sexual  Después es sustituido por una parte del cuerpo propio aparece apuntalándose en la satisfacción de las grandes necesidades orgánicas y se comporta de manera autoerótica.  Andreas-Salomé [1916], el mundo exterior se le enfrenta por primera vez como un poder inhibidor, hostil a sus aspiraciones de placer, y así vislumbra las luchas externas e internas que librará después. No debe expeler sus excrementos cuando a él le da la gana, sino cuando otras personas lo determinan.  En este momento, por primera vez, debe intercambiar placer por dignidad social. Su relación con los excrementos mismos es al comienzo muy diversa. No siente asco ninguno frente a su caca, la aprecia como a una parte de su cuerpo de la que no le resulta fácil separarse, y la usa como un primer «regalo» para distinguir a personas a quienes aprecia particularmente.
  7. 7.  Cuando el varón descubre la vagina puede concebir un ser humano semejante a él que carezca de esa parte que tanto aprecia. Más tarde siente temor ante la posibilidad que se le ha abierto; y sobre él ejercen su efecto con posterioridad las amenazas que pudo haber recibido antes por ocuparse con demasiada intensidad de su pequeño miembro. cae bajo el imperio del complejo de castración.  De la niñita a causa de la falta de un gran pene visible envidia al varón tal pertenencia desarrolla el deseo de ser hombre, deseo que se retomará más tarde en la neurosis sobrevenida a causa de un fracaso en su papel femenino  Para que la niñita se haga mujer importa mucho que el clítoris ceda a tiempo y por completo esa sensibilidad a la vagina.  En los casos de la llamada anestesia sexual de las mujeres, el clítoris ha conservado obstinadamente esa sensibilidad. El interés sexual del niño se dirige primero, más bien, a saber de dónde vienen los bebés y la mayoría de las veces surge por unos temores egoístas frente a la llegada de un nuevo niño.  El carácter común a todas las perversiones es que han abandonado la meta de la reproducción, justamente llamamos perversa a una práctica sexual cuando ha renunciado, dicha meta y persigue la ganancia de placer como meta autónoma .

×