Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.co          HACIA UNA GENEALOGÍA DE LA “EDUCACIÓN”                         ot...
Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.cose hace a pesar suyo. Foucault no fue “pedagogo”, sin embargo, se          ...
Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.co        El problema, por ejemplo del gobierno de sí mismo. El retorno al   ...
Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.co                                                                           ...
Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.coFoucault señala que el texto de Kant, ¿Qué es la Ilustración? Es “la       ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Educacion y gubernamentalidad primera sesion

577 views

Published on

Rafael Reyes. Escritos para leer en clase.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
577
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Educacion y gubernamentalidad primera sesion

  1. 1. Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.co HACIA UNA GENEALOGÍA DE LA “EDUCACIÓN” otras miradas de los espacios donde sucede la educación y la relación pedagógica. EDUCACIÓN y GUBERNAMENTALIDAD Sección uno La arqueología y la genealogía en la historia de las ideas 8 de septiembre del 2011 pedagógicas y en la investigación de las prácticas Rafael Reyes Galindo pedagógicas. “No existe otra ciencia que enseñar Hubiésemos podido optar por una historia de las ideas pedagógicas. a los niños: esta es la de los Pero optamos por una arqueología. La razón se apoya en la diferencia deberes del hombre (…) Por lo de propósitos entre hacer arqueología y hacer historiografía. El demás yo llamo más maestro propósito es preguntarnos por las condiciones que hicieron posible la (gouverneur) que preceptor al aparición de una determinada reflexión sobre la educación y la profesor de esta ciencia, porque se pedagogía para poder así pensar en sus condiciones presentes a la trata menos para él de instruir que escuela, al maestro y al estudiante. La arqueología y la genealogía de conducir. El no debe dar nos llevaría por una análisis de los “discursos” y de las forma como preceptos, debe hacer que se constituyen la subjetividad en un momento dado. Cuando decimos descubran” Rousseau, J. (1985 “discursos” entiendo que no nos referimos a un conjunto de palabras, [1762]. Pág. 53) sino más bien a un “archivo” anónimo que constituye ciertas “reglas” de posibilidad de lo que se pude decir y de lo que nos está permitido hablar. Estas “reglas” funcionan, son “funciones” que como una “gramática” da las reglas del saber y de la veracidad. Comprender laEsta escritura quiere proponer una indagación escuela actual exige identificar las “gramáticas” que la han producidoarqueológico/genealógica para el análisis de las prácticas en en el orden de las prácticas discursivas como no discursivas. Esaseducación. Se trata también de identificar el gramáticas son históricas, y constituyen la veracidad de la educación.“gubernamentalidad/gobierno” como una noción metodológica que Las “gramáticas” históricas que constituyen la educación en susnos permitiría inquietar la educación que somos. Tensiones que nos condiciones presentes se presentan con distintos juegos, matices yllevaría a pensar de otro modo al maestro, la escuela y la pedagogía. naturalezas; algunas veces unas desplazan a otras; otras veces seCuando digo pensar de otro modo la educación entiendo, también, el superponen; o se transforman; otras continúan o desaparecen. Laorden de las prácticas, de interrogar lo que hacemos; se trataría, arqueo/genealogía nos llevaría no al estudio lineal y erudito de lasentonces, de ser de otro modo. Sería involucrar la historia de la ideas pedagógicas sino por el camino de sus continuidades, rupturaseducación. Con este fin, la arqueo/genealogía aportaría, no una y transformaciones.erudición sobre el trasegar de las ideas pedagógicas sino lascondiciones de posibilidad de instituir algo singular, como un Hacemos, lo que el Grupo Historia de las Prácticas Pedagógicas hanejercicio de renovación que nos atañe como maestros introduciendo llamado un “uso de Foucault”. Pero el uso de Foucault en educación 1
  2. 2. Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.cose hace a pesar suyo. Foucault no fue “pedagogo”, sin embargo, se En lo que tiene que ver con la arqueología Foucault no mira lainteresó por la historia de los conceptos y, en un primer momento, historia de las ideas como el proceso lineal, ascensional, dellos inscribió en unos ámbitos que llamó el orden del saber y del desarrollo de los conceptos, de las ideas y de las prácticas, sino quepoder: en esta relación saber poder se instauraba un régimen de interroga la sociedad a partir de la producción discursiva, “en todasubjetividad. Así, La genealogía y la arqueología foucaultianas sociedad la producción del discurso está a la vez controlada,fueron, en su momento, un recurso de la investigación en educación; seleccionada y redistribuida por un cierto número de procedimientosunas herramientas de análisis que se pusieron a disposición sin afanes que tienen por función conjurar los poderes y peligros, dominar elde protagonismo y menos de triunfalismo. Se trataba de “usos de acontecimiento aleatorio y esquivar su pesada y temibleFoucault”. No era una nueva militancia, o un culto a la personalidad, materialidad” Foucault, M. (1987; Pág. 11)sino el recurso a unas herramientas investigativas que permitieranpensar la educación. El libro de Olga Lucia Zuluaga, Pedagogía e Las historia de las ideas marcha en la descripción transparente en elhistoria, la historicidad de la pedagogía, la enseñanza un objeto de desarrollo de una idea, la genealogía, en cambio, “es gris,saber (1999) da cuenta de este movimiento que se inicia alrededor de meticulosa y pacientemente documental, trabajo con pergaminos1975. En efecto, Olga Lucia toma una de las perspectivas embrollados, borrosos, varias veces reescritos”. Foucault, M. (1992; Pág.11)foucaultianas de arqueología y genealogía en el sentido que entiendepor “arqueología el método propio de los análisis de las La historia de la ideas identifica un origen y un destino para ladiscursividades locales, y la genealogía la táctica que a partir de estas historia, lleva inscrita su telos; en cambio, la genealogía “se opone,discursividades locales así descritas, ponen en movimiento los al desplegamiento metahistórico de las significaciones ideales y desaberes que no emergían, liberados del somentimiento” (Foucault, las indefinidas teleologías. Se opone a la búsqueda del “origen”1979; Pág. 131/Zuluaga 1999; pág. 138). Foucault, M. (1992; pág.13). La genealogía no le importa tanto los grandes relatos de la historia cuanto “las pequeñas verdades sinAunque se pueden hacer otras conceptualizaciones, yo distinguiría apariencia, establecidas según un método riguroso” (Foucault, M.dos momentos, o de pronto, dos aspectos que están presentes en el (1992; pág.12)uso de Foucault para pensar la educación. Uno tiene que ver con lasreglas de la arqueología y la genealogía como las constituyó en un El otro momento de los usos de Foucault en educación y pedagogía,primer momento Foucault en la Arqueología del saber (1969), en el como señalé arriba, tiene que ver con la “gubernamentalidad” y conOrden del discurso (1970), y Nietzsche, la Genealogía y la historia el concepto mismo de noción metodológica. Foucault expresa que(1970); Y otro momento tendría que ver la propuesta de “noción cuando estaba escribiendo sobre, “seguridad, territorio y población”metodológica” apoyada en las clases, o Curso en el Collège de tuvo que dar viraje hacia el problema del gobierno. Afirma que desdeFrance (2009[19977-1978]). El primero nos daría una caja de el Siglo XVI hasta el XVIII se desarrolla y florecen tratados sobre elherramientas de investigación; y el segundo momento nos muestraal profesor en escena, llevando la caja de herramientas al taller de la arte de gobernar; la cuestión es el “gobierno” y se expresa en asuntosclase y haciendo de la enseñanza un momento de la investigación. diferentes y en múltiples aspectos: 2
  3. 3. Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.co El problema, por ejemplo del gobierno de sí mismo. El retorno al gobernante sería el problema de la pedagogía. La estoicismo gira, en el siglo XVI, alrededor de esta reactualización gubernamentalización del estado forma parte de la consideración de del problema: cómo gobernarse a sí mismo. El problema igualmente del gobierno de las almas y las conductas, que fue, claro la población como rebaño. Esto nos llevaría, paradójicamente a está, todo el problema de la pastoral católica y protestante. El constatar que el Estado moderno de pretensión laica acogió una problema del gobierno de los niños, y aquí está la problemática de estrategia pastoral propia del cristianismo: la conducción de los otros. la pedagogía tal como aparece y se desarrolla en el Siglo XVI. La misma escuela moderna sería, en este orden no una invención Foucault, M (2009[19977-1978]) laica, sino producida por un dispositivo confesional.Nos encontramos con una noción metodológica, la de gobierno, pero El rastreo arqueo/genealógico de las relaciones entre prácticas demejor la de gubernamentalidad; aunque Foucault la vincula educación y prácticas de gobierno nos serviría, por ejemplo, a partirtangencialmente con la pedagogía (“el problema del gobierno de los de los estudios sobre Locke, Rousseau, Kant y Herbart reconstruirniños, y aquí está la problemática de la pedagogía tal como aparece y una lectura de la educación que de cuenta de nuestras condicionesse desarrolla en el Siglo XVI”), nosotros sí la convertimos en el presentes. Hay una expresión, o mejor, una materialización denuevo lente para ver cosas de la educación que otros no han visto. prácticas de gobierno con acentos diferentes que se han idoLa fuerza de una noción metodológica se puede advertir si nos sedimentando en nuestros discursos educativos actuales; en nuestrospercatamos que las publicaciones que van surgiendo de los Cursos modos de pensar la educación y hacer pedagogía. Sedimentandose esen el Collège de France (2009[19977-1978]) son clases y no libros. una forma decir. La constitución de las prácticas educativas en suEditorialmente aparecen como libros, pero son clases; y como clases avatar histórico es mucho más dinámico, singular, cambiante,se ve toda una cocina del pensamiento: planteamiento, tensional; diría, mejor, que hay prácticas de decir la verdad de lareplanteamientos, autocorrecciones. De esta manera el asunto del educación que han llegado hasta nosotros, transformadas o no; otraspensamiento es el problema de lo impensado. La clase, así, se han desaparecido, con posibilidad de aparecer de nuevo. Por eso noconvierte en un momento más de la investigación la de la producción se trataría de historia como historiografía; se trataría de historia comode un pensar, o de hacer emerger lo impensado; o de mostrar un arqueología para pensar de otro modo.punto de vista hasta ahora inexplorado; el –en este caso- de un ¿Qué significaría “pensar de otro modo” la educación. Podría apuntarprofesor (Foucualt) que cuenta lo que investiga. a interrogar, por ejemplo, esas lógicas con las cuales ha funcionado el oficio del maestro. Lógicas que, en palabras del Profesor Oscar¿Qué tendría que ver gubernamentalidad y educación? En que se Saldarriaga, operan a partir de un “mecanismo perverso”puede establecer una relación entre prácticas de educación y prácticas (Saldarriaga, 2003, p.15) con los cuales se les hace culpables yde gobierno. Se trataría de un asunto que se inicia en el Siglo XVI “chivos expiatorios” de las deficiencias y fracasos del sistemacon la gubernamentalización del estado. Así el problema del educativo. Se trataría de una dominación cultural sobre “estos artesanos de los saberes”, los maestros, 3
  4. 4. Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.co más que optar por una, considerada como la deseable y la mejor; yEsta dominación se sustenta en falacias, en dilemas falsos a los rechazaríamos la otra condenada por perjudicial y falsa. En realidadcuales es necesario “deconstruir-reconstruir” (Saldarriaga, 2003, nuestras prácticas pedagógicas se nutren tanto de una como de lap.16). El Profesor Saldarriaga aborda cinco tipos de dualidades otra, los dilemas nacen de prejuicios o de parcializaciones que sefalsas: desarrollan en los discursos sobre educación y que circulan en La oposición pedagogía tradicional – pedagogía moderna nuestras escuela creando los falsos problema y los problemas mal La dualidad pedagogía confesional – pedagogía laica planteados. A cambio, el Profesor Saldarriaga propone lo siguiente: La dualidad disciplinas de autonomía – disciplinas de abandonar los dilemas, pero atenderlos como tensiones. Estas heteronomía tensiones son constitutivas de la práctica pedagógica. Las tensiones La disyunción entre función pedagógica y función son “polos mutuamente necesarios que permiten convertir las rehabilitadora contradicciones en condiciones de posibilidad para la creación, la Y la quinta que Saldarriaga considera fatal y perversa: incitación y el engendramiento de sentidos y espacios, y es allí donde La dicotomía maestro pedagogo – maestro intelectual se constituyen en ese poder inalienable del maestro, en ese cierto misterio que nunca dejará de habitar su acto pedagógico…”El telón de fondo de estas dicotomías son la dualidad teoría/práctica. (Saldarriaga, 2003, p.19).Con esta dualidad han funcionado los conceptos de verdad, ciencia,educación. Desde este punto de vista existiría lo “teórico” que serían Aquí ensayo una propuesta de la tarea de la educación que noslos intelectuales y los “aplicadores” que serían, en nuestro caso, los permitiría pensarla en sus condiciones presentes. Genealógicamentemaestros. Si un modelo pedagógico fracasa, la culpa no es del la educación tendría como tarea la de inquietar los que somos, seríaintelectual que ha elaborado bien la teoría; la culpa sería del maestro un ajustes de cuentas cotidianas con nosotros mismos, unaque es el encargado de aplicarla: liquidación diaria consigo mismo (; pág. 93); una ontología critica Sea como fuera no queda duda todas esas oposiciones se han del presente, en los términos como Foucault plantea la tarea de la venido fundando sobre otra, de muy larga tradición en el modernidad, en “Qué es la Ilustración” (1984/1994). La ontología pensamiento occidental y por ello, de docilísima desactivación: se critica del presente deriva del la cosa misma de la educación; “el trata de la que no dudaría en llamar “Santísima Dualidad hombre es niño pequeño, educando, estudiante”,( Kant, 1803/2005) Teoría/práctica, usada de un modo que ha servido para condenar al maestro a no ser más que un “aplicador” –casi siempre deficitario, Por eso la educación son muchas cosas: cuidado y formación; y la de las teorías –casi nunca erróneas, que los “creadores” – formación es instrucción y disciplina. ¿Cómo, entonces, educar sin ir intelectuales y pedagogos- van refinando sin cesar (Saldarriaga, en detrimento de alguna de ellas? Y ¿cuál de todas estas dimensiones 2003, p. 17) habría que privilegiar en esta época de modernidad o mejor deNecesitamos, pues acabar, superar, abandonar los dilemas “modernidades” diversas?excluyentes, por ejemplo, ¿pedagogía tradicional – pedagogíamoderna? Se trata de un falso planteamiento pues no nos quedaría 4
  5. 5. Pedagogiayletras. Email: reyes@javeriana.edu.coFoucault señala que el texto de Kant, ¿Qué es la Ilustración? Es “la BIBLIOGRAFÍA:confluencia entre la reflexión crítica y la reflexión sobre la historia” Foucault, M (1987) El Orden del discurso, Lección inaugaural en el College(1994). Mi hipótesis, también, es que en el caso del tratado de de France pronunciada el 2 de diciembre de 1970. Tusquet, BarcelonaPedagogía, Kant nos coloca en las bisagras tensionales para producirel campo pedagógico de la educación. De pronto habrá que esperar a Foucault, M (1994 [1982]) ¿Qué es la Ilustración? En Estética, ética yHerbart para una sistematización de la pedagogía, pero los elementos, hermenéutica. Obras esenciales, Volumen III. Paidós. Barcelonalas condiciones de posibilidad para elaborar una ontología crítica delpresente están aquí. Foucault, M. (1992) Nietzsche, la Genealogía y la historia. Pretextos, ValenciaLa educación moderna sería entonces no una determinada época de lahistoria, sino una actitud, “una relación con respecto a la actualidad, Foucault, M (2009[19977-1978]) seguridad, territorio y población, Curso enuna elección voluntaria efectuada por algunos, así como una manera el Collège de France. Fondo de Cultura Económica. Méxicode obrar y de conducirse, que a la vez marca una pertenencia y se Kant I. (1803/2005). Pedagogía. Edición Mariano Fernandez Enguita.presenta como una tarea” (Foucault,1994 pág. 342). En la Traducción Lorenzo Luzuriaga, José Luis Pascal. AKAL. Madrid.modernidad la educación, el arte de la pedagogía, es más que unlamento por la imposibilidad de una tarea; se presenta más bien como Noguera, C.; Marín, D. (2007) El problema de la infancia o la infancia comoopción por un obrar sobre sí y con otros. De unas prácticas de gobierno a problema, en, Revista Colombiana de Educación, No, 53, II sem. 2007, p.partir de una paciente labor de darle forma a la impaciente libertad. 106-126 Rousseau, J. (1985 [1762]) Emilio, o la educación. Editorial EDAF, Madrid. Saldarriaga O. (2003) Del oficio de maestro. Prácticas y teorías de la pedagogía moderna en Colombia. Bogotá, Cooperativa editorial Magisterio/Grupo Historia de la práctica pedagógica, Col. Pedagogía e Historia No. 2. Zuluaga, O. (1999) Pedagogía e historia, la historicidad de la pedagogía, la enseñanza un objeto de saber. 5

×