Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

De mulholland drive al camino de los sueños

1,025 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

De mulholland drive al camino de los sueños

  1. 1. De Mulholland Drive al Camino de los sueños:<br />David Lynch nos desvela con su obra maestra del 2001, al hacernos sumergir en su mundo onírico y de fantasías del cual no podemos evitar entrar. El problema de no saber qué es real y que no. Si bien los fanáticos de Lynch sabemos que sus películas se caracterizan por sus escenas un poco extrañas, llenas de sensualidad, lugares fantásticos, el manejo de luces, la escenografía, las palabras que se dicen al estar todo en silencio. Pues Mulholland Drive no es la excepción. Combina todas las características y requisitos para ser una película de tal director, y tiene todo lo que se podría desear de una película, y en verdad necesitas pensar para entenderla, y aun así, no la entenderías. Se necesita ser valiente para encaminarse dentro del mundo de Mulholland Drive, El camino de los sueños en Latinoamérica, y cobarde como para querer salir de él.<br />Es inexplicable el gusto que siento por esta película. Aunque si reunimos todas las cosas a favor que esta tiene, tal vez encontraríamos alguna razón lógica. La película no es perfecta, pero si algo que se acerca a mi definición de perfección. Es un viaje extraordinario a las emociones humanas, el lado oscuro que muchos poseemos, al mundo de los sueños y su relación con la realidad. <br />Algo que me asombra de la película son sus referencias y simbología. La manera en que Lynch nos hace ver un objeto más allá de lo que en realidad es, es increíble, ya que creo que no hay ningún objeto que no tenga significado dentro de la película, pero claro que la mayoría pasan desapercibidos. La escenografía se muestra de una manera casi perturbadora y en la cual podemos observar y analizar uno de los escenarios favoritos del director: Los escenarios con cortinas rojas. “Las cortinas esconden y revelan. A veces es tan hermoso que se ocultan, deja que tu imaginación fluya. Pero en el teatro, cuándo las cortinas están abiertas, tienes una fantástica euforia por que verás algo nuevo, algo será revelado” dice Lynch al referirse a las cortinas rojas, que ya han aparecido en producciones anteriores como Blue Velvet (Terciopelo Azul), Twin Peaks, Lost Highway (Carretera perdida) y por supuesto, en Mulholland Drive. Esto nos ayuda a saber entender más la película, nos dice que algo se está ocultando, pero que será revelado. El miedo y la excitación que se pueden llegar a sentir en el momento en que algo que estaba inconcluso, oculto es revelado. <br />Así como las cortinas, hay muchos más objetos que claramente alteran los acontecimientos de la historia y pueden haber cientos de interpretaciones, como lo son una cajita azul y una llave. Objetos que se creen que no tienen nada que ver y al final provocan indirectamente grandes giros. Es difícil describir algo como esta película. Primero, quienquiera que lea esto tendría que habérsela visto para entender de lo que hablo sin parecer algo sin sentido. Pero algo que sí se puede describir y que es un tema principal de la película es el Amor.<br />El amor en Mulholland Drive se torna pasionalmente y en ocasiones violento. El amor está presente durante todo el transcurso de la historia, quizá más notoriamente al final, pero el amor es el causante de todo, es una historia de amor en la ciudad de los sueños, Los Ángeles. Un amor que se convierte rápidamente en obsesión y en necesidad, llevando a consecuencias terribles. <br />Lynch define a la película como una historia “extremadamente lineal”, y de hecho es así, solamente que el orden cronológico esta algo alterado y se mezclan los mundos de la realidad y de los sueños, complementándose uno con el otro. Esa complejidad es lo que hace de la película algo más emocionante e inesperada. Cada escena, aunque parezca sin sentido o absurda tiene su significado oculto, y por el contrario, otras escenas giran totalmente la historia o nos revelan algo. Aquí vuelve a jugar un papel importante las cortinas rojas. La escena que “nos revela” algo, es por consiguiente la escena en la cual aparecen las cortinas. Podemos llamarla la escena del Club Silencio. En mi parecer, es la escena más poderosa e influyente en la película. Silencio. No hay banda, no hay orquesta. Todo es una ilusión. Son palabras pronunciadas en ese extraño y peculiar club en el que se revela algo. Se revela que todo es un sueño, una ilusión. Todo está grabado. La protagonista del sueño, Betty y su compañera, Rita, se convierten prácticamente en una sola persona. Sólo existe una persona detrás de ese sueño. La realización es traída majestuosamente por la interpretación de la canción “Llorando” de la cantante latinoamericana Rebekah del Rio. A mi parecer, es una de las mejores escenas cinematográficas. El ambiente es tenso e incluso macabro. En conclusión: David Lynch + “Llorando” de Rebekah del Rio x Club Silencio = Una de las escenas más poderosas y sentimentales del cine, y una de mis favoritas.<br />Aunque una de las principales interpretaciones es que las primeras 2 horas de la película es un sueño, también existen muchas teorías distintas, cada una con una base lógica y explicable, y el mismo director afirma y enfatiza que cada interpretación es válida y aceptable, pues la película deja entrever que son muchísimas las perspectivas posibles y que de ellas se desprenden muchas interpretaciones. Aun así, la película no deja de ser un gran misterio y algo complejo, si se va más allá de la interpretación popular. David incluso llegó a dar 10 pistas para “resolver el misterio”, lo cual no creo que sea posible. Así que su complejidad es otra de las muchas cosas que me atraen de la película. <br />La película también se supone que muestra el “lado oscuro” de Hollywood, la obsesión de alguien por ser una estrella la lleva con varias situaciones extremas. Los amores prohibidos, las pasiones y las infidelidades que el lugar despierta por sí solo, hacen que Los Ángeles sea un escenario perfecto. Y es que, la película se toma como nombre a una de sus calles.<br />Hay que añadirle también las magníficas interpretaciones de los actores principales que le dieron vida a Mulholland Drive, dadas por Naomi Watts, la encargada de interpretar el lado bueno y oscuro de una sola persona, siendo Betty su lado bueno, lo que ella quisiera ser (así que ella es la protagonista del sueño), y de Diane, casi todo lo opuesto a Betty y que tiene que arreglarse su vida en la realidad. Laura Harring, que le brinda a Mulholland Drive la sensualidad y un toque latino a la película, interpretando a lo que Diane quisiera que ella fuera, Rita (en el sueño) y a la egocéntrica Camilla en realidad. Justin Theroux interpreta a un manipulado director en el sueño, y a un prestigioso y manipulador director en realidad: Adam.<br />Incluso su banda sonora, dirigida y compuesta por Angelo Badalamenti, un viejo socio y amigo de Lynch, con el que ha trabajado en varias producciones, encaja perfectamente a la película, dándole un toque de suspenso y semejanza a lo que sienten los personajes, sus sentimientos.<br />Todo eso hace de Mulholland Drive una película brillante. Es una de esas películas que tienes que ver dos veces, ya que la primera vez se puede tornar algo aburrida, pero una segunda vez sería diferente. Se presta a tención a más detalles, nos damos cuenta de nuevas cosas y conexiones e incluso llegamos a entenderla más. Lo único que sé es que es una película que hay que ver, y si somos parte del universo Lynch, sabemos que no nos defraudará como sus antecedentes, en especial la serie Twin Peaks, que puede ser considerada una de las grandes series que han existido. Creo que sobra decir que recomiendo Mulholland Drive más que nada, y en general todo los trabajos de este gran director. SILENCIO.<br />Por Valentina Rugeles y Paula Spinel Luna<br />

×