Lecturas para la celebración del matrimonio.

6,503 views

Published on

Lecturas para la celebración del matrimonio en la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen de Sanlúcar de Barrameda. Cádiz

Published in: Spiritual
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,503
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,270
Actions
Shares
0
Downloads
49
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lecturas para la celebración del matrimonio.

  1. 1. PREPARACIÓN DE LA LITURGIA DEL MATRIMONIO.(Para mayor comodidad, se proponen aquí las lecturas que se contienen en el Ritual. Losnovios pueden consultarlas y elegir la más apropiada . De este modo, el lector o lectora lapreparan con tiempo y llevan consigo la copia a la Iglesia).*Se elige una lectura del Antiguo (A), o del Nuevo Testamento (B) y un Salmo Responsorial (C).(A) ANTIGUO TESTAMENTO.Lectura del Libro del Génesis. 1,26-28.31ª. Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y quedomine los peces del mar y las aves del cielo, los animales domésticos y los reptiles dela tierra “Y Dios creó al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.Y los bendijo, diciéndoles: “Creced, multiplicaos llenad la tierra y sometedla; dominadsobre los peces del mar, las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobrela tierra”. Y vio Dios todo lo que había hecho; y era muy bueno. Palabra de Dios.Lectura del Libro del Génesis. 2,18-24Después dijo el Señor Dios: “No conviene que el hombre esté solo. Voy a hacerlealguien como él que le ayude”.Entonces el Señor Dios modeló con arcilla del suelo a todos los animales del campo y atodos los pájaros del cielo, y los presentó al hombre para ver qué nombre les ponía. Ycada ser vivo llevaría el nombre que el hombre le pusiera.El hombre puso un nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves del cieloy a todos los animales del campo; pero entre ellos no encontró ninguno como él que leayudase.Entonces el Señor Dios hizo caer sobre Adán un profundo sueño, y cuando éste sedurmió, tomó una de sus costillas y cerró el sitio con carne.Y el Señor Dios trabajó la costilla que le había sacado al hombre haciendo una mujer .Yse la presentó al hombre. Y el hombre dijo:“¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne!Se llamará Mujer, porque ha nacido del hombre”.Por eso el hombre abandonará a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán losdos una sola carne. Palabra de Dios.
  2. 2. Lectura del Libro del Génesis. 24, 48-51. 58-67.En aquellos días, el criado de Abraham dijo a Labán:-Bendigo al Señor, el Dios de Abraham, que me guió por el buen camino, para quepudiera llevar al hijo de mi patrón una hija de su pariente. Y ahora, si ustedes estándispuestos a ofrecer a mi patrón una auténtica prueba de amistad, decídmelo; si no,decídmelo también. Así yo sabré a qué atenerme”.Labán y Betuel dijeron:-“Todo esto viene del Señor. Nosotros no podemos responderte ni sí ni no. Ahí tienes aRebeca: llévala contigo, y que sea la esposa de tu patrón, como el Señor lo hadispuesto.Entonces llamaron a Rebeca y le preguntaron:-“¿Quieres irte con este hombre?”. “Sí”, respondió ella.Ellos despidieron a Rebeca y a su nodriza, lo mismo que al servidor de Abraham y a susacompañantes, y la bendijeron, diciendo:“Hermana nuestra, que nazcan de ti millares y decenas de millares; y que tusdescendientes conquisten las ciudades de sus enemigos”.Rebeca y sus sirvientas montaron en los camellos y siguieron al hombre. Este tomóconsigo a Rebeca, y partió.Entretanto, Isaac había vuelto de las cercanías del pozo de Lajai Roí, porque habitabaen la región del Négueb. Una tarde había salido Isaac a pasear por el campo, y vio venirunos camellos.Cuando Rebeca vio a Isaac, bajó del camello y preguntó al servidor:“¿Quién es ese hombre que viene hacia nosotros por el campo?”.“Es mi señor”, respondió el servidor. Entonces ella tomó su velo y se cubrió.El servidor contó a Isaac todas las cosas que había hecho. Isaac introdujo a Rebeca enla tienda de su madre Sara. Se casó con ella y la amó. Así encontró un consuelodespués de la muerte de su madre. Palabra de Dios.
  3. 3. Lectura del Libro de Tobías. 7, 9c-10, 11c-17En aquellos días Tobías dio a Ragüel que lo invitaba a sentarse a comer:-“No comeré hoy aquí y no beberé, si no respondes a mi pregunta y me prometes queme darás a tu hija Sara”.Como Ragüel dudaba y no daba respuesta a Tobías, el ángel Rafael le dijo:-“No temas dará tu hija a Tobías; él es fiel a Dios y con él se debe casar tu hija. Poresto, ningún otro puede casarse con ella.Ragüel contestó:-“Ahora me doy cuenta de que Dios ha escuchado mi oración y mis lágrimas y que osha conducido a los dos hasta mí, a fin de que mi hija se case con un hombre de sutribu, según la ley de Moisés. Y ahora, Tobías, no vaciles, te la entrego.Tomó Ragüel la mano derecha de su hija y la puso en la de Tobías diciendo:-“El Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob esté con vosotros. Que él osuna y os colme de sus bendiciones.Y en una hoja se hizo el acta del matrimonio.Después hicieron el banquete de bodas bendiciendo al Señor. Palabra de Dios.Lectura del Libro de Tobías. 8, 5-10.La noche de su boda, Tobías dijo a Sara: “Somos descendientes de un pueblo de santosy no podemos unirnos como los paganos que no conocen a Dios. Se levantaron los dosy se pusieron a orar con fervor pidiendo a Dios su protección”.Tobías dijo: “¡Bendito seas, Dios de nuestros padres, y bendito sea tu Nombre portodos los siglos de los siglos! ¡Que te bendigan los cielos y todas tus criaturas por todoslos siglos!Tú creaste a Adán e hiciste a Eva, su mujer, para que le sirviera de ayuda y de apoyo.Yo ahora tomo por esposa a esta hermana mía, no para satisfacer mis pasiones sinopara constituir un verdadero matrimonio.¡Ten misericordia de ella y de mí, y concédenos llegar juntos a la vejez!”. Palabra de Dios.
  4. 4. Lectura del Libro del Cantar de los Cantares. 2,8-10.14 .16ª; 8,6-7a.¡La voz de mi amado! Ahí viene, saltando por las montañas, brincando por las colinas.Mi amado es como una gacela, como un ciervo joven.Ahí está: se detiene detrás de mi tapia; mira por la ventana, espía por el enrejado.Habla mi amado, y me dice: “¡Levántate, amada mía, y ven, hermosa mía!Paloma mía, que anidas en las grietas de las rocas, en lugares escarpados, muéstrametu rostro, déjame oír tu voz; porque tu voz es suave y es hermoso tu semblante”.Grábame como un sello sobre tu corazón, como un sello sobre tu brazo, porque elAmor es fuerte como la Muerte, inflexibles como el Abismo son los celos. Sus flechasson flechas de fuego, sus llamas, llamas del Señor.Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor, ni los ríos arrastarlo. Palabra de Dios.Lectura del Libro del Eclesiástico. 26, 1-4, 16-21.¡Feliz el marido de una buena esposa: se duplicará el número de sus días!La mujer hacendosa es la alegría de su marido y él vivirá en paz hasta el último de susdías.Una buena esposa es una gran fortuna, reservada en suerte a los que temen al Señor:sea rico o pobre, su corazón será dichoso y su rostro estará radiante en todomomento.La gracia de una mujer deleita a su marido y su buen juicio lo llena de vigor.Una mujer discreta es un don del Señor y no tiene precio la esposa bien educada.Una mujer pudorosa es la mayor de las gracias y no hay escala para medir a la que esdueña de sí misma.Como el sol que se eleva por las alturas del Señor, así es el encanto de la buena esposaes una casa ordenada Palabra de Dios.
  5. 5. Lectura del Profeta Jeremías. 31, 31-32ª. 33-34a.Llegarán los días –oráculo del Señor– en que estableceré una nueva Alianza con la casade Israel y la casa de Judá. No será como la Alianza que establecí con sus padres el díaen que los tomé de la mano para hacerlos salir del país de Egipto, mi Alianza que ellosrompieron, aunque yo era su dueño –oráculo del Señor–.Esta es la Alianza que estableceré con la casa de Israel, después de aquellos días –oráculo del Señor–: pondré mi Ley dentro de ellos, y la escribiré en sus corazones; yoseré su Dios y ellos serán mi Pueblo.Y ya no tendrán que enseñarse mutuamente, diciéndose el uno al otro: “Reconoce alSeñor”. Porque todos me conocerán, del más pequeño al más grande –oráculo delSeñor–.Porque todos me conocerán desde el más pequeño al más grande. Palabra de Dios.(B) NUEVO TESTAMENTO.De la Carta de San Pablo a los Romanos. (8, 31b-35. 37-39.)Hermanos:Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no perdonó a supropio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos concederá con él todaclase de favores? ¿Quién podrá acusar a los elegidos de Dios? Dios es el que justifica.¿Quién se atreverá a condenarlos? ¿Será acaso Jesucristo, el que murió, más aún, elque resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros?¿Quién podrá entonces separarnos del amor de Cristo? ¿Las tribulaciones, lasangustias, la persecución, el hambre, la desnudez, los peligros, la espada. Pero en todoesto obtenemos una amplia victoria, gracias a aquel que nos amó.Porque tengo la certeza de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los principados,ni lo presente ni lo futuro, ni los poderes espirituales, ni lo alto ni lo profundo, nininguna otra criatura podrá separarnos jamás del amor de Dios, manifestado en CristoJesús, nuestro Señor. Palabra de Dios.
  6. 6. De la carta del Apóstol San Pablo a los romanos. (12,1-2. 9-18)HermanosOs exhorto por la misericordia de Dios a ofrecerse vuestros cuerpos como víctimasvivas, santas y agradables a Dios: este es el culto espiritual que deben ofrecer.Y no os ajustéis a este mundo. Por el contrario, transformaos interiormente por larenovación de la mente para que sepáis discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que esbueno, lo que le agrada, lo perfecto.Amaos con sinceridad. Tened horror al mal y pasión por el bien. Amaos de corazóncon amor fraterno, estimando a los otros como más dignos. Con solicitud incansable yfervor de espíritu, servid al Señor. Alegraos en la esperanza, sed pacientes en latribulación y perseverantes en la oración. Considerad como propias las necesidades delos hermanos y practicad generosamente la hospitalidad.14 Bendecid a los que los os persiguen, bendecid y no maldecid nunca. Alegraos conlos que están alegres, y llorad con los que lloran. Vivid en armonía unos con otros,intentad no sobresalir, poneos a la altura de los más humildes. No presumid de sabios.No devolváis a nadie mal por mal. Procurad hacer el bien delante de todos loshombres. En cuanto dependa de ustedes, tratad de vivir en paz con todos. Palabra de Dios.De la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios. (6,13c-15a. 17-20)Hermanos:El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. YDios que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros con su poder.¿No saben acaso que sus cuerpos son miembros de Cristo? El que se une al Señor sehace un solo espíritu con él.Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado cometido por el hombre es exterior a sucuerpo, pero el que fornica peca contra su propio cuerpo.
  7. 7. ¿O es que no sabéis que vuestros cuerpos son templo del Espíritu Santo, que habita envosotros y que habéis recibido de Dios? Por lo tanto, no os poseéis en propiedad, sinoque habéis sido comprados, ¡y a qué precio! Glorificad entonces a Dios con vuestrocuerpo. Palabra de Dios.De la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios. (12,31-13,8a)Hermanos:Ambicionad los carismas mejores. Y ahora voy a mostrarles un camino más perfectotodavía.Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengoamor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe. Aunque tuviera eldon de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuvieratoda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunquerepartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a lasllamas, si no tengo amor, no me sirve para nada.El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no seenvanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene encuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.El amor no pasa nunca. Palabra de Dios.De la carta del apóstol San Pablo a los Colosenses. (3,12-17).Hermanos:Como pueblo elegido de Dios, pueblo santo y amado, revestíos de sentimientos deprofunda compasión. Practicad la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia.Sobrellevaos los unos a los otros, y perdonaos mutuamente siempre que alguientenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: haced vosotros lomismo. Sobre todo, revestíos del amor, que es el vínculo de la perfección.
  8. 8. Que la paz de Cristo reine en vuestros corazones: esa paz a la que habéis sidollamados, porque formamos un solo Cuerpo.Y vivid en acción de gracias. Que la Palabra de Cristo habite en vosotros con toda suriqueza. Enseñaos la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros.Cantad a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados.Todo lo que hagáis de palabra o de obra, hacedlo siempre en nombre del Señor Jesús,dando gracias a Dios Padre por medio de El. Palabra de Dios.Lectura de la primera carta del apóstol San Pedro. (3, 1-9)Que las mujeres sean dóciles a su marido, para que si alguno de ellos se resiste a creeren la Palabra, sea convencido sin palabra por la conducta de su mujer, al ver su vidacasta y respetuosa.Que su elegancia no sea el adorno exterior –consistente en peinados rebuscados,alhajas de oro y vestidos lujosos– sino la actitud interior del corazón, el adornoincorruptible de un espíritu dulce y sereno. Esto es lo que vale a los ojos de Dios. Asíse adornaban en otro tiempo las santas mujeres que tenían su esperanza puesta enDios y respetaban a sus maridos, como por ejemplo, Sara, que obedecía a Abraham ylo llamaba su señor. De ella os hacéis hijas cuando obráis el bien, no dejándoosinquietar por ninguna clase de temor.Los maridos, a su vez, comprended que debéis compartir vuestra vida con un ser másdébil, como es la mujer: tratadla con el respeto debido a coherederas de la gracia queda la Vida. De esa manera, nada será obstáculo para la oración.En fin, vivid todos unidos, compartid las preocupaciones de los demás, amaos comohermanos, sed misericordiosos y humildes. No devolved mal por mal, ni injuria porinjuria: al contrario, responded con bendiciones, porque vosotros mismos estáisllamados a heredar una bendición. Palabra de Dios
  9. 9. Lectura de la primera carta del apóstol San Juan. (3, 18-24)Hijitos míos, no de palabra ni de boca, sino con obras y de verdad.En esto conoceremos que somos de la verdad, y estaremos tranquilos delante de Diosaunque nuestra conciencia nos reproche algo, porque Dios es más grande que nuestraconciencia y conoce todas las cosas.Queridos míos, si nuestro corazón no nos hace ningún reproche, podemos acercarnosa Dios con plena confianza, y él nos concederá todo cuanto le pidamos, porquecumplimos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.Su mandamiento es este: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nosamemos los unos a los otros como él nos ordenó. El que cumple sus mandamientospermanece en Dios, y Dios permanece en él; y sabemos que él permanece en nosotros,por el Espíritu que nos ha dado. Palabra de Dios.Lectura de la primera carta del apóstol San Juan. (4, 7-12)Queridos hermanos:Amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el que ama hanacido de Dios y conoce a Dios.El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. Así Dios nos manifestó suamor: envió a su Hijo único al mundo, para que tuviéramos Vida por medio de él.Y este amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nosamó primero, y envió a su Hijo como víctima propiciatoria por nuestros pecados.Queridos míos, si Dios nos amó tanto, también nosotros debemos amarnos los unos alos otros.Nadie ha visto nunca a Dios: si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece ennosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros. Palabra de Dios.
  10. 10. (C) SALMOS RESPONSORIALES.*Puede hacerlo el mismo lector u otro distinto.*No es necesario decir “salmo responsorial” al comienzo, sino recitar la primera línea, quetodos irán repitiendo después de cada estrofa.Salmo 32. Lector: La misericordia del Señor llena la tierra. Todos: La misericordia del Señor llena la tierra.¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor,el pueblo que él se eligió como herencia!Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles,sobre los que esperan en su misericordia. Todos: La misericordia del Señor llena la tierra.Nosotros aguardamos al Señor:él es nuestra ayuda y nuestro escudo.Nuestro corazón se regocija en él:nosotros confiamos en su santo Nombre. Todos: La misericordia del Señor llena la tierra.Señor, que tu misericordia descienda sobre nosotros,Como lo esperamos de ti. Todos: La misericordia del Señor llena la tierra.
  11. 11. Salmo 33. Lector: Bendigo al Señor en todo momento. Todos: Bendigo al Señor en todo momento.Bendigo al Señor en todo momento,su alabanza estará siempre en mi boca.Mi alma se gloría en el Señor:que los humildes lo escuchen y se alegren. Todos: Bendigo al Señor en todo momento.Proclamad conmigo la misericordia del Señor,ensalcemos juntos su Nombre.Busqué al Señor: él me respondióy me libró de todos mis temores. Todos: Bendigo al Señor en todo momento.Contempladlo y quedaréis radiantes,y vuestro rostro no se avergonzará.Si el afligido invoca al Señor El lo escuchay lo libra de sus angustias. Todos: Bendigo al Señor en todo momento.El Ángel del Señor acampaen torno de sus fieles, y los protege.¡Gustad y ved qué bueno es el Señor!Dichoso el que se acoge a El. Todos: Bendigo al Señor en todo momento.
  12. 12. Salmo 102. Lector: El Señor es compasivo y misericordioso. Todos: El Señor es compasivo y misericordioso.Bendice, alma mía, al Señor,y todo mi ser a su santo Nombre;bendice, alma mía, al Señory no olvides sus beneficios. Todos: El Señor es compasivo y misericordioso.El Señor es compasivo y misericordioso,lento a la ira y rico en clemencia;Como un padre siente ternura por sus hijos,siente el Señor ternura por sus fieles. Todos: El Señor es compasivo y misericordioso.Pero la misericordia del Señor dura por siempre,su justicia pasa de hijos a nietos,para los que guardan la alianza. Todos: El Señor es compasivo y misericordioso.
  13. 13. Salmo 111. Lector: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor. Todos: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor.Feliz el hombre que teme al Señory ama de corazón sus mandatos.Su linaje será fuerte en la tierra:La descendencia de los justos será bendita. Todos: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor.En su casa habrá abundancia y riqueza,su caridad es constante, sin falta.En las tinieblas brilla como una luzel que es justo, clemente y compasivo. Todos: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor. Todos:Dichoso el que se compadece y da prestado,y administra sus asuntos con rectitud.El justo no vacilará jamás,su recuerdo permanecerá para siempre. Todos: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor.No tendrá que temer malas noticias:su corazón está firme, confiado en el Señor.Su corazón está seguro, y no temerá,hasta que vea la derrota de sus enemigos. Todos: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor.Reparte limosna a los pobres:su caridad es constante, sin faltay alzará su frente con dignidad. Todos: Dichoso quien ama de corazón los mandatos del Señor.
  14. 14. Salmo 127. Lector: Dichoso el que teme al Señor. Todos: Dichoso el que teme al Señor.¡Feliz el que teme al Señory sigue sus caminos! Comerás del fruto de tu trabajo,serás feliz y todo te irá bien. Todos: Dichoso el que teme al Señor.Tu esposa será como una vid fecundaen medio de tu hogar;tus hijos, como retoños de olivoalrededor de tu mesa. Todos: Dichoso el que teme al Señor. ¡Esta es la bendicióndel hombre que teme al Señor!5 ¡Que el Señor te bendiga desde Sióntodos los días de tu vida:que contemples la paz de Jerusalén! Todos: Dichoso el que teme al Señor.Salmo 144. Lector: El Señor es bueno con todos.Todos : El Señor es bueno con todos.El Señor es clemente y misericordioso,lento ala cólera y rico en piedad;el Señor es bueno con todoses cariñoso con todas sus criaturas. Todos: El Señor es bueno con todos.Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,que te bendigan tus fieles.Los ojos de todos te están aguardando.y tú les das la comida a su tiempo. Todos: El Señor es bueno con todos.El Señor es justo en todos sus caminosy bondadoso en todas sus acciones;
  15. 15. cerca está el Señor de aquellos que lo invocan,de aquellos que lo invocan sinceramente. Todos : El Señor es bueno con todos.----------------------------------------------------------------------------------------------------------Salmo 148. Lector: Alabad el nombre del Señor. Todos: Alabad el nombre del Señor.Alaben al Señor en el cielo,alabad al Señor en lo alto;alabadlo, todos sus ángeles,alábenlo, todos sus ejércitos. Todos: Alabad el nombre del Señor.Sol y luna, alabad al Seño,estrellas lucientes alabad al Señor;Alabadlo espacios celestes,y aguas que cuelgan en el cielo. Todos: Alabad el nombre del Señor. Las montañas y todas las colinas,los árboles frutales y todos los cedros;10 las fieras y los animales domésticos,los reptiles y los pájaros alados. Todos: Alabad el nombre del Señor. Los reyes de la tierra y todas las naciones,los príncipes y los gobernantes de la tierra;12 los ancianos, los jóvenes y los niños. Todos: Alabad el nombre del Señor.Alaben el nombre del Señor.El único nombre sublime.su majestad está sobre el cielo y la tierra,¡A él, la alabanza de todos sus fieles,y de Israel, el pueblo escogido! Todos: Alabad el nombre del Señor.
  16. 16. (D) ESCRUTINIO. (El sacerdote pregunta a los contrayentes:)-----------Y------------------ ¿venís a contraer matrimonio sin ser coaccionados, libre yvoluntariamente? Responden: Sí, venimos libremente.¿Estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente durante toda la vida? Responden: Sí estamos decididos.¿Estáis dispuestos a recibir de Dios responsable y amorosamente los hijos y a educarlossegún la ley de Cristo y de su Iglesia? Responden: Sí, estamos dispuestos.(E) CONSENTIMIENTO. (Se contemplan tres fórmulas. De ellas, los novios pueden elegir una)1ª.- Yo…………….te quiero a ti………………….., como esposa, y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida. (Las mismas palabras le dice la novia al novio)2ª.- El novio: ……………….. ¿quieres ser mi mujer?. La novia: Sí, quiero. El novio: ………………, yo te recibo como esposa y prometo amarte fielmente durante toda mi vida. La novia:………………, yo te recibo como esposo y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.
  17. 17. 3ª.- El sacerdote: (Dirigiéndose al novio) ……………….. ¿quieres recibir a …………….. como esposa, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y , así, amarla y respetarla todos los días de tu vida? Novio: Sí, quiero. El sacerdote: (Dirigiéndose a la novia) ……………….. ¿quieres recibir a …………….. como esposo, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarle y respetarle todos los días de tu vida? Novia: Sí, quiero.(F) BENDICIÓN Y ENTREGA DE LOS ANILLOS.(El sacerdote bendice los anillos con esta fórmula: )El Señor bendiga estos anillos que vais a entregaros el uno al otro en señal de amor y fidelidad.El esposo pone el anillo a su esposa con estas palabras:………….. recibe esta alianza en señal de mi amor y fidelidad a ti.Igualmente hace la esposa, con las mismas palabras.(G) BENDICIÓN Y ENTREGA DE LAS ARRAS.(El sacerdote bendice las arras)Bendice, Señor, estas arras que………… pone en manos de…………………. y derrama sobre ellos la abundancia de tus bienes.(El esposo toma las arras y las entrega a la esposa, con estas palabras)…………………., recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir.(Lo mismo hace la esposa).
  18. 18. (H) ORACIÓN DE LOS FIELES.(A continuación de la entrega de las arras).La Oración de los Fieles es iniciada y la concluida por el sacerdote).(Después de cada petición, el lector/a añade Roguemos al Señor, a lo que respondentodos. Te rogamos, óyenos).Por la Iglesia, para que Dios le conceda ser siempre la esposa fiel de Jesucristo.ROGUEMOS AL SEÑOR.Por la paz del mundo, para que cesen las ambiciones, desaparezcan las injusticias yenemistades y brote por todas partes el amor y la paz.ROGUEMOS AL SEÑOR.Por los nuevos esposos……………. Y……………………… para que el Espíritu Santo los llenecon su gracia y haga de su unión un signo vivo del amor que tiene Jesucristo a suIglesia. ROGUEMOS AL SEÑOR.Para que sepan amarse el uno al otro como Cristo anos ama y ama a su Iglesia, esténsiempre atentos a honrarse y sean alegría y ayuda el uno para el otro.ROGUEMOS AL SEÑOR.Para que llenos de prudencia administren bien su casa y prosperen todos sus trabajos.ROGUEMOS AL SEÑOR.Para que cuiden bien de su familia, la gobiernen con prudencia y fortaleza y merezcanque confíe el corazón del uno en el otro.ROGUEMOS AL SEÑOR.Por las familias que sufren a causas de las enfermedades, por la que no tienen el pannecesario o viven lejos de sus hogares, para que el Señor sea su auxilio y su ayuda.ROGUEMOS AL SEÑOR.Pueden añadirse algunas peticiones particulares.

×