Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
ENSAYO:
FASE SEXUAL DEL MONO DESNUDO, LIBRO DE
DESMOND MORRIS, 1967.
1
INTRODUCCIÓN
El Mono Desnudo es un estudio descriptivo del ser humano moderno, mostrando
realmente las particularidades ...
2
prolongada, provocando que ambos poco a poco se deshagan de su ropa. Esta es
la fase de la excitación donde se realizan ...
3
Se compara nuestra especie con los primates al considerar que la actividad sexual
es más dilatada y placentera que los o...
4
el trasero se representa con los senos y los labios vaginales con los labios de la
boca.
Estas señales inciden en que la...
5
para los hombres tener diversas hembras como parejas sexuales, y la presión
económica que no permite mantener más de un ...
6
El hecho de tener una relación de pareja, está basado en la necesidad no solo de
tener sexo y reproducirse, sino de sost...
7
Antes que todo vale destacar que su enfoque del ser humano como animal,
deviene del ámbito profesional que ejerce como Z...
8
El Superyó se encuentra implícito en la lectura, pero se conoce por que nuestra
especie, que en eso se diferencia de los...
9
ciertas características de las hembras y machos por su participación en el acto
sexual.
También podemos encontrar que se...
10
CONCLUSIÓN
El sexo es parte de la naturaleza, se puede observar en los primates y otros
animales que lo practiquen, nue...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Ensayo sobre el libro: El mono desnudo

8,553 views

Published on

Fase sexual del libro El Mono desnudo, breve análisis.

Published in: Education
  • Be the first to comment

Ensayo sobre el libro: El mono desnudo

  1. 1. ENSAYO: FASE SEXUAL DEL MONO DESNUDO, LIBRO DE DESMOND MORRIS, 1967.
  2. 2. 1 INTRODUCCIÓN El Mono Desnudo es un estudio descriptivo del ser humano moderno, mostrando realmente las particularidades que lo identifican como un animal a la vez. Libro escrito por Desmond Morris, zoólogo o biólogo en todo caso, que desnuda al ser humano e inhibe la conducta de éste ante las actividades que realiza en toda su vida. Actividades esenciales que son necesidades un tanto biológicas y otras más socioculturales. De todos los capítulos del libro en que se detallan estas actividades, elegí el capitulo dos que habla sobre el sexo, más que todo en el tema de la reproducción, y que implícitamente muestra el desarrollo de los lazos afectivos que nos hacen diferente de las otras especies que se nos asemejan. “El mono desnudo es un retrato zoológico del «Homo sapiens». Desde que fue intelectualmente consciente, el hombre se lanzó a sublimes y minuciosas investigaciones sobre su propia naturaleza. Pero por mucho que pretenda ignorar la herencia genética de su pasado evolutivo, el hombre sigue siendo un primate”.1 PARTE DESCRIPTIVA En la primera parte del capítulo el autor muestra información detallada acerca del comportamiento sexual de nuestra especie, mostrando de forma detallada las fases para poder tener sexo con la pareja. Todo comienza con la fase del galanteo o el enamoramiento, en esto se intenta atraer al sexo opuesto mediante la exhibición visual y vocal, ya sea con expresiones fáciles o manifestaciones verbales, ahí es donde el contacto corporal es una de las señales de interés que tiene un individuo en el otro empezando desde las manos, los roces, los abrazos y los bailes. Una de las señales que se muestra es el nerviosismo y la vacilación la cual irá disminuyendo durante todo el proceso. La segunda fase es la pre-copulativa, esta conlleva a la aislación e intimidad de la pareja, aumentando el contacto corporal de la pareja con intensidad y duración 1 Desmond Morris, el Mono Desnudo. 1967. Contraportada.
  3. 3. 2 prolongada, provocando que ambos poco a poco se deshagan de su ropa. Esta es la fase de la excitación donde se realizan diversas acciones que provocan que los cuerpos se encuentren en un grado de tensión mediante la estimulación de los cuerpos, comprendiendo la zona de la boca, orejas, cuellos, pezones y órganos genitales. La tercera fase comprende en sí la actividad sexual, la cópula, en la cual el macho penetra a la hembra con sus órganos genitales. En este existe menos actividad visual y estimulación de los cuerpos, pero se practican a la vez ciertas variaciones que pueden provocar que se llegue al clímax más rápido que en otras posiciones, constando de una duración breve. El clímax en ambos se alcanza cuando el macho ha conseguido eyacular y la hembra ha tenido su orgasmo. No siempre la hembra logra llegar al orgasmo como sucede con el macho, pero si existen tácticas sexuales para al menos intentarlo. De las señales para identificar a ambos durante la actividad copulativa, cabe el aumento de la presión, drástica mutación en la distribución de sangre, el rubor sexual y una vasodilatación de ciertos órganos en el cuerpo. Además de cambios del cuerpo durante la fase pre-copulativa como la longitud de los pezones y la lubricación de la hembra. En los machos se ve con la alargación del pene mediante la erección y la contracción del escroto. Además del sudor que ambos se presentan que va en dependencia de la prolongación y esfuerzo que se realice en el acto sexual. Se determinan las actividades sexuales a lo largo de la vida de los individuos, acorde a la etapa de crecimiento. Desde que la hembra empieza a ovular y el macho a eyacular es que puede producirse el verdadero acto sexual. Además de los cambios fisiológicos que experimenta tanto la hembra como el macho hasta que consiguen tener la madurez física y psicológica para poder tener sexo, además de la reproducción. Se establece que el sexo se produce cuando las parejas poseen un vínculo que los une formalmente, aun así conociendo casos de sexo extramarital que no implica que sea promiscuidad.
  4. 4. 3 Se compara nuestra especie con los primates al considerar que la actividad sexual es más dilatada y placentera que los otros, lo que nos hace más complejos. Además que se ha extendido el tiempo para tener relaciones sexuales aun así la hembra se encuentre preñada o no esté en periodo de ovulación. Históricamente explica los factores que incidieron en el desarrollo de la actividad sexual, teniendo en cuenta que los machos necesitaban establecer un sentido de pertenencia con sus hembras y por consiguiente, se tenía que crear psicológica y emocionalmente una tendencia a la formación de parejas. Desde pequeños, los niños al tener padres, les inculcaban una identificación grupal y la formación de pareja, determinándose por la afectividad que debería ser expresada a esta pareja que consiste en un vínculo emocional. El sexo además de ser una necesidad biológica y fisiológica, en una actividad imprescindible para el reforzamiento del lazo entre la pareja, que implicaría la reiterada consecución de la consumación sexual. Al no practicarse o concebirse el acto sexual, se puede llegar a defraudar a la pareja y sería peligroso para la relación que se sostiene entre ambos. Relaciona la evolución de nuestra especie con la actividad sexual, considerando que ciertas partes del cuerpo (que los anatomistas consideran como residuos de la evolución) están diseñadas para mayor satisfacción sexual, siendo estos nuevos apéndices para la zona erógena. Como los lóbulos de las orejas, nariz, los labios sobresalientes y los senos. Esta ultima parte que se dispone para la función de la maternidad, es más para la sexualidad, ya que en otras especies se visualizan seños pequeños en que las crías son bien amamantadas ante todo. Estas partes mencionadas anteriormente, son señales sexuales visuales inconscientes que atraen al sexo opuesto y/o cumplen una función durante la actividad sexual. Al igual que lo primates, existe una fase de Auto-Imitación determinada por la naturaleza implicando que la representación sexual de los órganos genitales puede relacionarse con la parte frontal de la hembra, en donde
  5. 5. 4 el trasero se representa con los senos y los labios vaginales con los labios de la boca. Estas señales inciden en que la postura formal con la que se realiza el acto sea típicamente el cara a cara, a pesar que algunos autores han negado que exista una única posición natural, pero se pueden considerar variaciones en las posiciones que son aceptadas para el fortalecimiento de las relaciones entre la pareja. El cara a cara permite una aproximación con la pareja y un acción de constante estimulación. Además de que el sentido olfativo se ve desarrollado por los olores característicos, provocados por las glándulas apocrinas, segregados en partes especificas del cuerpo de la hembra y el macho. Sentimentalmente involucra a la hembra de manera que ella debe cooperar sexualmente con su compañero ante el acto sexual y además la hembra tiene más probabilidades de fertilización luego de un orgasmo por la posición de descanso que adopta, lo cual faculta dicho proceso. Además, se considera que el orgasmo es un fenómeno prestado del macho, por el solo hecho de que la hembra también pudiese obtener placer como resultado del acto sexual. La familia como influencia sexual educativa, sostienen la posición de que cada hijo debe encontrar su complemento propio el cual deberán de formalizar como pareja, así promoviendo el sentimiento de la posesión. Se agrega que existe una identificación sexual de los hijos de un determinado sexo con el padre del sexo opuesto, marcando así como hijos una necesidad de llamar la atención de éste y marcar territorio ante el padre del mismo sexo. Esto es en psicología el llamado mal de Edipo. Además que se establecen límites en los cuales se evita pasar al incesto, siendo este un término tabú. Uno de los estereotipos remarcados por la sociedad actual, es el hecho que no se puede practicar la poligamia o el homosexualismo, por el cual se establece usualmente las relaciones monógamas. De los factores que permiten la validez de la monogamia es evitar que las hembras se vean afectadas, ya que es una ventaja
  6. 6. 5 para los hombres tener diversas hembras como parejas sexuales, y la presión económica que no permite mantener más de un núcleo familiar a la vez. Si bien el ser humano ha evolucionado, la sociedad en la que vive también lo ha hecho según las necesidades biológicas del mismo, principalmente la del sexo. Ya sea para ocultar esas características sexuales que lo distinguen y llaman la atención del sexo opuesto a través de las señales, o para resaltar dichas características o señales a fin de lograr un determinado objetivo. Las manifestaciones sexuales se han ido reduciendo poco a poco y siendo rechazadas por las parejas que practicas la monogamia, para evitar excitación sexual de terceros y, siendo fatalistas, las infidelidades. Cabe mencionar la cobertura del cuerpo mediante las prendas de vestir, realización en privado del acto sexual, las disculpas por roces corporales con extraños, así como la configuración de los saludos, la desexualización de las posturas femeninas, la eliminación del vello y des-sudoración de los cuerpos. A la vez se les brinda la autorización para tocar a los que se dedican en la rama de la medicina, enfermería, policía, entre otros. En caso contrario, las hembras suelen modificar sus características de atractivo físico para llamar la atención al sexo opuesto, no para tener sexo sino para demostrar que puede ser sexy, así utiliza sostén, puede llegar a someterse a cirugías cosméticas, se maquilla, utiliza perfume, entre otros. El único método que parece efectivo en todo caso es el de castigo y recompensa, castigo para los excesos sexuales y recompensa a los abstenidos, provocando a si la represión de los individuos, más que un comportamiento sexual sano. De tal represión cabe la necesidad de satisfacer los deseos sexuales sin lograr tener relaciones externas a su pareja, así surge el voyeurismo como pornografía visual donde se obtiene excitación sexual mediante la contemplación copulativo de otros individuos. En caso extremo se recurre a tener satisfacción con objetos inanimados, masturbación o con prostitutas, aunque por lo último los lazos de relación estable se rompan.
  7. 7. 6 El hecho de tener una relación de pareja, está basado en la necesidad no solo de tener sexo y reproducirse, sino de sostener un vínculo amoroso al cual se denota como “enamoramiento”. Las primeras experiencias sexuales solo son pruebas para explorar y divertirse, porque no hay un tiempo establecido en que se debe reproducirse, es por eso que en la sociedad se somete a los jóvenes a educación sexual dándoles una orientación en baso al uso de los anticonceptivos, más que todo para esperar el momento adecuado de reproducción. Algunas anomalías presentadas en las parejas pueden darse por la influencia familiar y estas serán transmitidas de generación en generación hasta que se logre solucionar de alguna manera. De ahí que se visualicen prácticas sexuales extremas o desagradables, las cuales no pueden juzgarse mientras cumplan con la función reproductiva. Según los roles en la sociedad, hay individuos considerados como biológicamente inadecuados por el papel que desempeñan en la sociedad y se compromiso por la abstinencia, pese que no se puede comprobar si realmente hacen lo que dicen. No obstante, se manifiesta que el sentido del sexo es la reproducción, pero con la sociedad actual y la sobrepoblación, se necesitan tomar medidas cautelares que eviten más daños a nivel global, en cuento a la demografía (tasa de natalidad), fomentándose aun más los anticonceptivos. PARTE INTERPRETATIVA D. Morris expresa que el sexo es una necesidad biológica natural del ser humano, en cuanto necesita de éste para reforzar las relaciones personales que posee con su pareja. Además describe las características de las fases para la preparación de la vida sexual y luego las fases en las que se desarrollan las relaciones sexuales de la pareja, agregando ciertas particularidades que se visualizan a la hora de estar en el proceso del sexo y que han de notarse en el cuerpo del hombre y la mujer. Luego mantiene, como en todo su libro, una comparación de nuestra especie con los monos que vienen a ser la familiar más cercana, haciéndonos ver como animales dentro de los seres vivos.
  8. 8. 7 Antes que todo vale destacar que su enfoque del ser humano como animal, deviene del ámbito profesional que ejerce como Zoólogo y del contexto en que realiza dicho libro (Siglo XX). Lo que desea hacer en su libro es explorar y detallar el proceso de desarrollo y evolución de nuestra especie sin dejar nada oculto, es decir, sin dejar algún tema por aparte. El capítulo del sexo se torna en tanto muy descriptivo y profundo por todos los detalles que abarca. Como primer punto, que viene a verse desde el aspecto psicológico, afirma que el sexo es en tanto un necesidad biológica y fisiológica esencial que permite que cada pareja obtenga un sentido de pertenencia con la otra persona con la que comparte su intimidad, además de elevar su autoestima por el grado de aceptación y deseo que siente la otra persona hacia él cuando se encuentra completamente desnudo, y una auto-realización al encontrarse capaz de poder satisfacerse mutuamente y de poder reproducirse. Por lo cual, al existir una necesidad puede hablarse de la existencia de una motivación que implique la satisfacción total de dicha demanda, en todo caso el clímax u orgasmo que es el estado que ambos desean alcanzar, así que ceden ante el impulso psicológico y todas aquellas señales que los involucran para tener sexo con su pareja. Se considera que el hecho de alcanzar el clímax provoca una situación de tensión en ambos, que los lleva a dar más de sí mismos, así se busca reducir la tensión provocada mostrándose parte del acto sexual. Lo que se considera que es intrínseco, porque ambos obtienen placer ante la actividad sexual y en la última parte de esta, logran reducir su tensión. También se puede observar la teoría de Freud acorde a la personalidad, con el ello, el yo y el superyó. La parte del Ello se reconoce porque al considerarse el sexo como una necesidad biológica, es parte del inconsciente que en cierto momento reconoce que el placer y el sexo son necesarios para conseguir la reproducción y la sobrevivencia de la especie, por lo cual se conservan esos deseos pero realmente se conoce de lo esencial que es. El Yo se visualiza por cómo actúan todos los seres humanos a la hora de participar en el acto sexual, sea con una pareja estable o no.
  9. 9. 8 El Superyó se encuentra implícito en la lectura, pero se conoce por que nuestra especie, que en eso se diferencia de los monos u otras especies de los seres vivos, se esconde para tener sexo y vuelve este tema en tabú del cual no desea hablar. No está establecido en ninguna norma que toda pareja para tener sexo debe de hacerlo en algún previsto para esto, pero la misma presión social y la moral, inciden en las decisiones de las personas provocando que busquen ocultarse y no mostrar esta actividad en público. Algo que se debe mencionar, es que todos poseemos un instinto que nos permite actuar y desenvolvernos naturalmente a la hora de tener sexo, porque todas las cosas que se realizan durante esas fases no las hemos aprendido plenamente de otras personas, por lo que es algo propio de cada uno pero que todos lo hacemos de una forma similar como si fuese un patrón de la misma naturaleza. Una parte en que hace énfasis el autor, es el desarrollo del ser humano hasta el punto en que está preparado para tener relaciones sexuales y luego de la deficiencia de estos para poder tener sexo. Por lo cual todo empieza desde la etapa fálica donde a las mujeres ya les ha bajado su menstruación y los hombres han experimentado su primera eyaculación. En esta empiezan a manipular sus genitales y tienen pleno conocimiento de lo que les satisface. Luego llegan a la etapa de latencia donde comienzan su desarrollo físico y psicológico hasta que llegan a una madurez, la cual el hombre a pesar de empezar su desarrollo luego de la mujer consigue desarrollarse más rápido que ella, pero a la vez pierde más rápido en la vejez el funcionamiento de sus órganos. La etapa que le sigue en la genital, donde ambos empiezan a compartir una relación que los une sentimentalmente y una intimidad donde tienen sexo. Considero que el autor aplica el efecto de Halo que cabe dentro de la percepción que tiene ante las personas que practican o que llegan al acto sexual, porque se dedica a generalizar en las señales y características fisiológicas que se muestran en la pareja asegurando que siempre se visualizan cuando tienen sexo, pero que se pueden mostrar mínimas variaciones de este. Además de generalizar atribuye
  10. 10. 9 ciertas características de las hembras y machos por su participación en el acto sexual. También podemos encontrar que se aplica de cierta forma la teoría del lugar de control, ya que cada individuo puede controlar sus acciones en cuanto donde realizar su actividad, a quienes hablar o confiar sobre su vida sexual, con quienes tener relaciones, y cómo comportarse ante esto. Pero a la vez los factores externos influyen en la vida de los seres humanos y en el acto sexual, porque la misma sociedad valora la vida sexual de los individuos, y a la vez obliga a que esta actividad se haga bajo un matrimonio o utilizando ciertas posiciones aceptadas por las misma sociedad, quitando libertades que los primates si poseen. Además de otros elementos que inciden como el aspecto económico, ideológico, etc. Se aplica el estereotipo al considerar negativo las relaciones homosexuales al no cooperar con el sentido de la reproducción y se justifican en cuento no sean permanentes, además del no establecimiento de relaciones incestuosas o poligamia, quedando claro que la mejor manera es a través del proceso de fijación donde se escoge una sola pareja que complemente nuestro deseos y de la que debemos enamorarnos, con el fin de practicar la monogamia. Cabe mencionar que la actividad sexual siempre va a ser vista desde un enfoque etnocéntrico, porque cada grupo o cultura posee sus propios parámetros para el acto sexual y esto permite que exista una identificación o aceptación entre los individuos que forman pareja de un mismo grupo, porque manejan instintiva y culturalmente como debe ser la práctica sexual. Además que en algunas culturas se toma a bien que en cualquier etapa de desarrollo se produzca la actividad sexual y se logre la reproducción. En otras simplemente se busca educar para que los jóvenes tengan una educación sexual y esperen a su madurez para poder reproducirse.
  11. 11. 10 CONCLUSIÓN El sexo es parte de la naturaleza, se puede observar en los primates y otros animales que lo practiquen, nuestra especie se ha encargado de hacerlo más complejo y coincido con el autor en el caso que la sociedad se ha ido ajustando a las necesidades sexuales de los individuos. Además propongo que se debería promover más la educación sexual y erradicar esa idea de que hablar de sexo es malo, al menos que las personas puedan hablar de eso con toda la naturalidad con sentido instructivo y no tener que ocultar este tema ante la sociedad. Me pareció muy interesante todo lo que abarca en el libro, a pesar de ser un poco tosco en lo que escribe, pero no esperaba leer poesía tampoco. Son datos reales de la vida de los seres humanos y que en determinado momento, estemos en la etapa o no, llegaremos a descubrirlo e identificarnos. BIBLIOGRAFÍA Morris, Desmond. El mono desnudo: un estudio del animal humano. Volumen 89. 1967.

×