Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Catequesis prebautismal

3,021 views

Published on

El sacramento del Bautismo paso a paso

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

Catequesis prebautismal

  1. 1. Preparado por Humberto E. Corrales Febrero 2014
  2. 2. Aprovechar la ocasión para realizar una verdadera catequesis misionera de primer anuncio. Para los padres: Hacerlos reflexionar sobre las motivaciones que tienen al pedir el sacramento para su hijo(a). Para los padres y padrinos:  Explicarles cuál es el sentido del Bautismo y a qué les compromete. Darles a conocer las raíces del Bautismo en las Sagradas Escrituras.  Prepararlos para la celebración del sacramento, explicándoles el rito y el significado de los signos y símbolos.
  3. 3. Los temas a ser desarrollados son los siguientes:  Primera charla: El compromiso cristiano y respuesta de fe. Segunda charla: Las raíces escriturísticas del Sacramento del Bautismo. Tercera charla:
  4. 4. Saludo Oración Inicial Desarrollo del tema Oración final y despedida
  5. 5. El compromiso cristiano y respuesta de fe.
  6. 6. 1.- Elementos Introductorios 2.- ¿Cuáles son los siete sacramentos de la Iglesia? 3.- El Sacramento del Bautismo 4.- El compromiso cristiano
  7. 7. •¿Qué son los sacramentos? •¿Qué es un signo? •¿Qué es la Gracia Sacramental? •Gracias Sacramentales
  8. 8. Son signos sensibles y eficaces de la Gracia invisible, instituidos por Cristo y encomendados a la Iglesia para que los administre fielmente, y a través de los cuales se realiza el encuentro salvífico de Cristo resucitado con los hombres. Nos incorporan a la muerte y resurrección de Cristo y producen en nosotros los frutos de la redención. Son como canales a través de los cuales recibimos la gracia de Cristo. Tres de ellos, Bautismo, Confirmación y Orden, imprimen carácter, que es como un sello imborrable y definitivo por el que somos destinados a dar culto a Dios en nuestra vida. Por ser algo definitivo, estos sacramentos solo pueden recibirse una sola vez. Por incidir en los momentos más significativos de la vida humana: nacimiento, paso a la vida adulta, iniciación de la vida familiar, entre otros, los sacramentos nos enseñan que
  9. 9. Es algo que hace recordar otra cosa y puede ayudar a definirla, (ejemplo: el humo es signo del fuego; la cruz es signo de la muerte de Cristo por nuestros pecados; las nubes oscuras son signo de lluvia; las palabras o gestos son signos de los pensamientos que tenemos y queremos expresar y comunicar a los demás). Así como los signos que conocemos nos recuerdan algo específico, también los sacramentos son signos que nos recuerdan la Gracia que Dios derrama sobre nosotros. Dios quiso comunicar su Gracia de manera
  10. 10. Son los necesarios para realizar el sacramento y son dos: La forma: oración o palabras que se pronuncian al administrar el sacramento La materia: lo que se usa para el sacramento: el agua, el pan, el vino, el aceite, la imposición de manos, la confesión de una culpa.
  11. 11. En todos y cada uno de los Sacramentos de la Iglesia recibimos la Gracia de Dios, y a esto llamamos Gracia Sacramental. Es la gracia específica del Espíritu Santo que Cristo da al alma que recibe un sacramento, y por medio de la cual el Espíritu Santo nos transforma, nos une a Cristo y nos ayuda en nuestro camino de santidad.
  12. 12. 1. Bautismo: para vivir la vida como hijos de Dios. 2. Confirmación: para ser fuertes y perseverantes en la Fe en nuestro camino al Cielo de la mano de Cristo. 3. Eucaristía: para amar a Jesús con todo nuestro corazón y al prójimo como a nosotros mismos. 4. Penitencia y Reconciliación: para el arrepentimiento y un auxilio para no volver a caer en el pecado. 5. Unción de los enfermos: para aceptar la enfermedad, borrar los rastros de pecado y preparar para una muerte cerca de Dios. 6. Orden Sacerdotal: a los sacerdotes, para
  13. 13. •Sacramentos de la iniciación cristiana •Sacramentos de la curación •Sacramentos al servicio de la comunidad
  14. 14. Son tres los sacramentos que configuran nuestra personalidad cristiana:  BAUTISMO  CONFIRMACIÓN  EUCARISTÍA Son, en la vida sobrenatural, algo así como son en la vida natural el nacimiento, el crecimiento y la plenitud de vida: -por el Bautismo nacemos a la vida divina y Dios Padre nos hace hijos en el Hijo; -por la Confirmación crecemos y nos da el Espíritu Santo para que nos fortalezca y nos guíe en el proceso de nuestra identificación con Jesús; -y la Eucaristía es el sacramento de la plenitud,
  15. 15. Jesús ha instituido dos sacramentos que son llamados de la curación: PENITENCIA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS Por el sacramento de la Penitencia se nos curan las heridas del pecado, y por el sacramento de la Unción, las heridas de la enfermedad. Estos sacramentos son portadores de una actitud que Jesús vivió con plena intensidad durante toda su vida: la compasión y la misericordia de Dios.
  16. 16. Son los que expresan la vivencia fundamental de nuestra fe cristiana que es el servicio: ORDEN SACERDOTAL MATRIMONIO Son imprescindibles para la Iglesia: el servicio de su presencia sacerdotal, y el servicio de la presencia de su amor; a los sacerdotes los envía con la misma misión que el recibió del Padre, y a los casados les dice que se amen como él amó a su Iglesia.
  17. 17. •¿Qué es el Sacramento del Bautismo? •¿Cuál es su importancia? •¿Qué efectos produce?
  18. 18.  Es el fundamento de toda la vida cristiana, la puerta de acceso a la vida en el espíritu y a los demás sacramentos.  Es un don de Dios, es un regalo que libremente concede a los que creen. Los niños son bautizados no en virtud de una fe personal, sino en la fe de sus padres y de la comunidad eclesial.  Es aquel por el que se muere a lo viejo y se nace a lo nuevo.  La vida nueva sólo es posible si somos incorporados a Cristo como miembros de su cuerpo. Únicamente quien la tiene puede crecer en ella, y solamente quien posee la Gracia inicial puede acrecentarla. Por eso “quien no ha recibido el Bautismo, no puede ser válidamente
  19. 19. Todos nacemos en el seno de una familia; ella es el primer grupo del cual somos parte. Después del nacimiento de un niño, sus padres van al Registro Público para anotarlo y obtener un certificado de nacimiento: este documento atestigua que el niño pertenece a aquella familia. Todo cristiano, además de pertenecer a su familia terrena, por el Bautismo, pertenece a la familia de Dios y con ella se identifica. El certificado de bautismo atestigua que somos miembros de la familia de Dios.
  20. 20.  Nos quita el pecado original, todos los pecados personales que el bautizado haya podido cometer, y todas las penas merecidas por los mismos. Y es que la vida divina que recibimos, es incompatible con todo lo que es anti-vida.  Nos incorpora a Cristo como miembros de su cuerpo. Y puesto que su cuerpo es la Iglesia, nos incorpora a ella. Por tanto nos capacita para recibir los demás sacramentos ya que solo los miembros de la Iglesia pueden recibirlos.  Comenzamos a ser herederos del Cielo: La Vida nueva de hijos de Dios no termina nunca, porque si somos buenos cristianos, el Señor nos dará el Cielo en herencia, porque los hijos heredan los bienes de sus padres.
  21. 21.  Nos hace templos vivos de Dios En el bautizado habita el Espíritu Santo, quien nos da el gozo de sentirnos cristianos y nos ayuda a caminar por la vida dando testimonio del Señor. La Santísima Trinidad da al bautizado la Gracia Santificante, la gracia de la justificación que: • Le hace capaz de creer en Dios, de esperar en Él y de amarlo mediante las virtudes teologales (Fe, Esperanza y Caridad). • Le concede poder vivir actuando bajo la dirección del Espíritu Santo mediante sus dones (Sabiduría, Entendimiento, Consejo, Ciencia, Fortaleza, Piedad y Temor de Dios). • Le permite crecer en el bien mediante las virtudes morales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza)
  22. 22.  Nos hace participar en el sacerdocio común de los fieles. Esto hace que Dios Padre nos escuche por ser hijos, y acepte nuestra vida como ofrenda que le hacemos, unida al ofrecimiento que Jesús le hizo de la suya.  Imprime carácter. La vida nueva, como toda vida, es definitiva Al incorporarnos a su cuerpo como miembros del mismo, ya no podemos dejar de serlo, como tampoco podemos dejar de ser miembros de nuestra familia de la que formamos parte desde nuestro nacimiento. Por ser miembros del cuerpo de Cristo, estamos dedicados, con él y como él, a hacer de nuestra vida un culto a Dios Padre. Esta consagración definitiva para el culto a Dios Padre unidos a Jesús, es el efecto propio de lo que llamamos carácter sacramental del
  23. 23. Ya conocidos los dones maravillosos que se derraman en las almas de quienes reciben este admirable sacramento del Bautismo, hablemos ahora de la respuesta que los cristianos debemos dar a ese amor tan grande que Dios nos tiene.
  24. 24. El Señor por medio de una alianza se constituyó en nuestro Dios y a nosotros nos hizo su pueblo. Como en todo contrato, esta alianza supone compromiso para ambas partes: de Dios con nosotros y de nosotros con Dios. A pesar del pecado del hombre, Dios sigue adelante en su proyecto de comunión de amor con el hombre. Decide la encarnación de su Hijo, y centra toda la creación en él; nos incorpora al él por el bautismo que nos devuelve la vida divina y, con ella, la filiación divina perdida por el pecado; así nos rehabilita como hijos. El Señor ya ha cumplido su parte en esta alianza que hizo con nosotros y con su pueblo, la Iglesia. La respuesta que los bautizados debemos dar es lo que llamaremos el Compromiso Cristiano y
  25. 25. El bautismo es por tanto fuente de derechos pero también lo es de responsabilidades y deberes.  Hay que dejar todo lo viejo Es decir todo lo perteneciente a la vida anterior a la que ya hemos muerto al sepultarnos con Cristo: “Por tanto, el que está en Cristo, es una nueva creación; pasó lo viejo, todo es nuevo” (2Cor 5, 17)  Nos exige caminar en un nuevo estilo de vida Fuimos pues, con él sepultados por el bautismo en la muerte, a fin de que, al igual que Cristo fue resucitado de entre los muertos por medio de la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva” (Rom 6, 4)
  26. 26.  Si nuestra vida es la misma de Cristo, debemos vivirla como él la vivió, en actitud de servicio, tal como lo hizo el Señor “Pues si yo, el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. Porque les he dado ejemplo, para que también ustedes hagan como yo he hecho con ustedes” (Jn 13, 14-15)  Debemos actuar como los apóstoles que son enviados a bautizar, es decir, a comunicar esta vida nueva que requiere guardar todo lo que Jesús les ha enseñado “Vayan pues, y hagan discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a
  27. 27. A.- Al perdón de los pecados y a la remisión de las penas debidas por los pecados Comprometernos con el Señor a vivir permanentemente en gracia y confesarnos periódicamente; no volver a pecar para no ofender más a Dios, e instruir a los bautizados para que aprendan a aborrecer el pecado, y todo como un acto de amor y agradecimiento por la salvación que nos
  28. 28. B.- A la adopción como hijos de Dios Aumentar cada día la autoestima y la dignidad de ser miembros de la familia de Dios, sabiendo que pertenecemos a Dios y no al mundo. Rechazar todo lo que es contrario al Evangelio y lo que nos puede separar de Dios y su amor infinito.
  29. 29. C.- A la infusión del Espíritu Santo Procurar vivir como verdaderos templos de Dios, alejados del pecado y con el testimonio de una vida santa educar a los niños que se van a bautizar.
  30. 30. D.- A la infusión de la Gracia Sacramental Tratar de ser dóciles a las inspiraciones y asistencia permanente del Espíritu Santo para apartarnos de las tentaciones y de toda asechanza y ocasión para caer en el pecado.
  31. 31. E.- A las virtudes infusas del Espíritu Santo: Fe, Esperanza y Caridad Hacer crecer en nosotros una fe adulta que nos sostenga en las dificultades; una esperanza viva y firme que dirija nuestra vida cristiana; y una caridad que anime nuestra existencia individual y comunitaria. Alimentar y hacer crecer estas virtudes en los bautizados
  32. 32. F.- A nuestra participación de la vida de Cristo Sacerdote, Profeta y Rey Por el bautismo participamos de esta triple dimensión de Cristo, y por tanto estamos llamados a ser imitadores de Él en todo, especialmente en lo que respecta a nuestra relación personal con Dios Padre y a trabajar incansablemente en la instauración del Reino de Dios.
  33. 33. G.- Al sello indeleble puesto en el alma del bautizado (el carácter sacramental) Un constante y valiente testimonio de vida cristiana, viviendo siempre en unidad y comunión con toda la Iglesia –Cuerpo de Cristo- al cual pertenecemos por estar marcados con el sello de Dios para el día del Señor, y enseñarle a los bautizados el verdadero sentido de pertenencia a la Iglesia y de cómo ser hijos de Dios.
  34. 34. Las raíces escriturísticas del Sacramento del Bautismo.
  35. 35. 5.- El Bautismo en las Sagradas Escrituras 6.- El Bautismo en la historia de la Iglesia
  36. 36. •En el Antiguo Testamento •En el Nuevo Testamento
  37. 37. En el período de la Antigua Alianza , desde Moisés hasta Cristo, hubo verdaderos sacramentos y así consta expresamente en el Magisterio de la Iglesia al llamarles Sacramentos de la Antigua Ley. Estos sacramentos sin embargo, eran de inferior eficacia y categoría, pero si anunciaban y preparaban ya desde antiguo para el bautismo y para los demás sacramentos. Ejemplo de esto son la Circuncisión y
  38. 38. Durante la celebración de la Vigilia Pascual, cuando se bendice el agua bautismal, la Iglesia hace memoria de los acontecimientos de la historia de la salvación que prefiguraban ya el misterio del Bautismo. ¡Oh Dios!; que realizas en tus sacramentos obras admirables con tu poder invisible, y de diversos modos te has servido de tu criatura el agua para significar la gracia del bautismo…  Desde el origen del mundo, el agua, criatura humilde y admirable, es la fuente de la vida y de la fecundidad. La Sagrada Escritura dice que : (Gen 1, 2)…el Espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas. ¡Oh Dios!, cuyo espíritu, en los orígenes del mundo, se cernía sobre las aguas, para que ya desde entonces concibieran el poder de santificar.  La Iglesia ha visto en el arca de Noé una prefiguración de la salvación por el bautismo. En efecto por medio de ella se salvaron algunos: (1Pe 3, 20) …me refiero a esas personas que se negaron a creer en tiempo de Noé, cuando estaba por acabarse la paciencia de Dios y Noé ya estaba construyendo el arca. Pero algunas personas, ocho en total, entraron al arca y se salvaron a través del agua. ¡Oh Dios!, que incluso en las aguas torrenciales del diluvio
  39. 39. Si el agua de manantial simboliza la vida, el agua del mar es un símbolo de la muerte. Por lo cual, pudo ser símbolo del misterio de la cruz. Por este simbolismo el bautismo significa la comunión con la muerte de Cristo.  Sobre todo el paso del mar Rojo, verdadera liberación de Israel de la esclavitud de Egipto, es el que anuncia la liberación obrada por el bautismo: (Ex 14, 22) Los Israelitas pasaron en seco, por medio del mar; las aguas les hacían de murallas a izquierda y a derecha. Oh Dios!, que hiciste pasar a pie enjuto por el mar Rojo a los hijos de Abraham, para que el pueblo liberado de la esclavitud del faraón fuera imagen de la familia de los bautizados  Finalmente, el Bautismo es prefigurado en el paso del Jordán, por el que el pueblo de Dios recibe el don de la tierra prometida a la descendencia de Abraham, imagen de la vida eterna. La promesa de esta herencia bienaventurada se cumple en la nueva Alianza.
  40. 40. Todas las prefiguraciones de la Antigua Alianza culminan en Cristo Jesús. Comienza su vida pública después de hacerse bautizar por Juan el Bautista en el Jordán.  (Mc 1, 9) “En aquellos días Jesús vino de Nazaret, pueblo de Galilea, y se hizo bautizar por Juan en el río Jordán”. El bautismo de Juan exige la conversión de los pecados y es un signo de preparación para esperar al Mesías. Jesús se hace bautizar por Juan no porque haya pecado, sino para solidarizarse con el hermano que ha caído y restaurarlo en toda su dignidad. Todo lo acontecido durante el bautismo de Jesús sucede en el bautizado al recibir el sacramento:  (Mc 1, 10) “Al momento de salir del agua, Jesús vio los Cielos abiertos: el Espíritu bajaba sobre él como lo hace la paloma”. En el bautismo recibimos el Espíritu Santo y además somos revestidos de su fuerza y fortaleza para combatir el mal.  (Mc 1, 11) “Mientras se escuchaban estas palabras del cielo: “Tú eres mi hijo, el Amado, mi Elegido” En el bautismo el creyente es reconocido por Dios como hijo suyo. Se establece una estrecha
  41. 41. Hay en las Sagradas Escrituras tres textos que explican los elementos constitutivos del Bautismo y su importancia, señalando a Cristo como quien lo instituyó:  EL BAUTISMO ES UN MANDATO: (Mt 28, 19) “Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.” La Iglesia fiel al mandato del Señor bautiza a sus hijos haciéndolos discípulos del Señor.  EL BAUTISMO NECESARIO PARA LA SALVACION: (Mc 16, 16) “El que crea y se bautice se salvará, el que se niegue a creer será condenado” La fe está antes del sacramento. Se bautiza a quien tenga fe. En el caso del bautismo de niños se hace en la fe de sus padres y padrinos.  EL BAUTISMO ES UNA EXIGENCIA: (Jn 3, 5) “Jesús le contestó: “En verdad te digo: El que no renace del agua y del Espíritu, no puede entrar en el Reino de Dios.” Como vemos el bautismo es una exigencia para acceder al Reino de Dios.
  42. 42.  Desde el día de Pentecostés, la Iglesia ha celebrado y ha administrado el santo Bautismo. Los apóstoles y sus colaboradores lo ofrecen a quien crea en Jesús. Después de la predicación de los apóstoles son muchos los que se acercan a pedir el Bautismo.  En los tres primeros siglos, quien iba a recibir el Bautismo tenía que pasar un proceso de formación que duraba tres años (catecumenado): esta formación la daba quien iba a ser su padrino y éste a su vez lo presentaba ante el obispo en la noche de la Vigilia Pascual para que fuera bautizado. El padrino daba testimonio que ya
  43. 43.  El bautismo de los niños es una tradición inmemorial de la Iglesia. Está atestiguada desde el siglo II. Sin embargo, es muy posible que desde el comienzo de la predicación apostólica, cuando familias enteras se bautizaban, se haya bautizado también a los niños.  En los comienzos del siglo IV con la oficialización del cristianismo, como religión del Imperio Romano, los bautismos se acrecientan y se comienza a bautizar a los niños en grandes cantidades.  La Iglesia desde entonces, en la fe de los padres y padrinos abre sus puertas a todos los
  44. 44. Los signos, los símbolos y el rito del sacramento.
  45. 45. 7.- La celebración del bautismo 8.- La liturgia del Bautismo
  46. 46. •¿En qué consiste el rito esencial del Bautismo? •¿Quién puede recibir el Bautismo? •¿Por qué la Iglesia bautiza a los niños? •¿Qué se requiere para ser bautizado? •Los padrinos •Funciones de los padrinos •Requisitos para ser padrinos •Compromiso de los padres
  47. 47. Consiste en sumergir en el agua al candidato o derramar tres veces agua sobre su cabeza, pronunciando la invocación de la Santísima Trinidad, es decir “del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.”
  48. 48. Cualquier persona que no esté aun bautizada.
  49. 49.  Porque todos nacemos con una naturaleza humana caída y manchada por el pecado original, y por tanto necesitan ser liberados del poder del maligno y trasladados al dominio de la libertad de los hijos de Dios, a la que todos estamos llamados.  Porque al ser una gracia y un don de Dios que no suponen méritos humanos previos, los padres privarían al niño de la gracia inestimable de ser hijos de Dios si no lo bautizan poco después de su nacimiento.  Porque bautizar a los niños es parte de la misión de los padres de alimentar espiritualmente la vida que Dios les ha confiado. Lógicamente debe quedar asegurada, por el
  50. 50. 1. La profesión de fe, expresada personalmente, en el caso de un adulto, o por medio de sus padres o quienes legítimamente hacen sus veces, en el caso del niño 2. Que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la Religión Católica; si ésto falta no se debe administrar el sacramento. 3. El nombre, es importante porque Dios conoce a cada uno con un nombre. Con el Bautismo, el cristiano recibe en la Iglesia el nombre propio, preferiblemente de un santo,
  51. 51. Los padres han de tomar muy en serio le elección de buenos padrinos para sus hijos. No deben dejarse guiar únicamente por razones de parentesco, amistad o prestigio social, sino por el deseo sincero de asegurar a sus hijos unos padrinos que sean capaces de influir eficazmente, en su momento, en su educación cristiana. Cada niño puede tener un solo padrino o madrina o dos.
  52. 52. Junto con los padres, deben presentar a la Iglesia al niño que va a recibir el bautismo. Durante la celebración del sacramento están al lado de los padres y participan en las acciones rituales. Colaboran con los padres para que, después del Bautismo, el bautizado llegue a conocer a Jesús y viva con profundidad la fe y actúe siguiendo las enseñanzas del Evangelio.
  53. 53.  Que no sean el padre o la madre de quien se ha de bautizar.  Que sean elegidos por sus padres o quienes hacen sus veces.  Que tengan capacidad para ésta misión e intención de desempeñarla.  Que hayan cumplido 16 años a no ser que el Obispo diga otra cosa o que por justa causa, el párroco o el ministro considere admisible una excepción.  Que sean católicos y hayan recibido los tres sacramentos de la iniciación cristiana: Bautismo, Confirmación y Eucaristía.  Que den con su vida testimonio de la fe que
  54. 54. Educar al bautizado en la fe de la Iglesia Católica. Vivir como una familia cristiana que reza, asiste a misa los domingos, que comparte con los pobres, que trabaja por instaurar el Reino de Dios en la tierra. Preocuparse de que el bautizado reciba formación cristiana (catequesis, clases de religión) Participar activamente en la vida de la Iglesia.
  55. 55. •Los Signos del Bautismo •Las partes de la celebración del Bautismo
  56. 56. Por ser el hombre cuerpo y espíritu, percibe lo espiritual a través de lo corporal. Por eso en la celebración sacramental, los signos y los símbolos ocupan un lugar importante. El Señor busca en los sacramentos acercarse al hombre; por eso se adapta a él y emplea los signos y símbolos que él usa. En los sacramentos van siempre unidos símbolo, palabra y celebración; el símbolo apunta hacia algo que no se ve; la palabra explica y concreta el símbolo; y en la celebración se realiza la acción salvífica de Dios, que se nos da a conocer por el símbolo y la palabra. El agua en el bautismo puede tener muchas
  57. 57.  La Señal de la Cruz: La celebración comienza trazando la señal de la cruz en la frente del bautizado por el sacerdote, los padres y padrinos; es la marca de Cristo sobre el que le va a pertenecer y significa la gracia adquirida por la Cruz de Cristo.  El anuncio de la Palabra de Dios: se leen unos pasajes de la Sagrada Escritura que da luces sobre la verdad revelada a los bautizados y a la asamblea; y suscita en todos la respuesta de la fe. En efecto, el Bautismo es "el sacramento de la fe" por ser la entrada sacramental en la vida de la fe.  Los exorcismos: puesto que el Bautismo significa la liberación del pecado y de su instigador, el
  58. 58.  La unción con el óleo de los catecúmenos: el bautizado es ungido en el pecho con el oleo de los catecúmenos, tal como se ungía a los antiguos atletas para que estuviesen fuertes en el combate.  Renuncia y profesión de fe: Por la renuncia al mal morimos al pecado y por la profesión de fe nos adherimos a Cristo.  El agua bautismal: El agua bautismal es entonces consagrada mediante una oración en el mismo momento. La Iglesia pide a Dios que, por medio de su Hijo, el poder del Espíritu Santo descienda sobre esta agua, a fin de que los que sean bautizados con ella "nazcan del agua y del Espíritu”. (Jn. 3,5)
  59. 59.  El rito esencial: es el signo más importante, el bautismo propiamente dicho. Es realizado de la manera más significativa mediante la triple inmersión en el agua bautismal, o derramando tres veces agua sobre la cabeza del candidato, al mismo tiempo que se pronuncia la forma. Las palabras que pronuncia el ministro son: " Fulano....... yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo".  La unción con el santo crisma: óleo perfumado y consagrado por el obispo, significa el don del Espíritu Santo al nuevo bautizado. Ha llegado a ser un cristiano, es decir, "ungido" por el Espíritu Santo, incorporado a Cristo, que es ungido sacerdote, profeta y rey. Literalmente ungido
  60. 60.  La vestidura blanca: simboliza que el bautizado se ha "revestido de Cristo" (Ga. 3,27); que ha resucitado con Cristo a la vida de la gracia.  La vela encendida: el cirio que se enciende en el "cirio pascual", significa que Cristo ha iluminado al nuevo cristiano. En Cristo, los bautizados son: "la luz del mundo" (Mt.5,14) (Flp. 2,15).  El Padre Nuestro: el nuevo bautizado es ahora hijo de Dios. Por lo tanto, ya puede decir la oración de los hijos de Dios: "el Padrenuestro". Sólo los bautizados podemos llamar "Padre" a Dios.  La bendición solemne: cierra la celebración del Bautismo. En el bautismo de los niños recién nacidos, la bendición de la madre ocupa un lugar
  61. 61. 1.- Rito de acogida 2.-Liturgia de la Palabra 3.- Liturgia del sacramento 4.- Rito de despedida
  62. 62. • Acogida de los niños (el sacerdote da la bienvenida a todos y se da un diálogo inicial entre el sacerdote y los padres y padrinos):  ¿Qué piden ustedes a la Iglesia de Dios para este niño?  Al pedir el Bautismo para este niño, ¿se comprometen a seguir educándolo en la fe?  Ustedes padrinos, ¿están dispuestos a ayudar a los padres de este niño en esta educación en la fe? • El nombre del niño • La señal de la cruz (El niño es signado en la frente por el sacerdote en nombre de la comunidad, luego sus padres y padrinos.)
  63. 63. • Lecturas bíblicas • Homilía • Oración de los fieles • Invocación de los santos • Exorcismo y unción pre-bautismal con el óleo de los catecúmenos (Se debe descubrir el pecho del niño, para ser ungido.) • Imposición de las manos
  64. 64. • Bendición del agua • Renuncias y profesión de fe. (La respuesta se hace en singular, es decir : Si creo o no creo) • Rito propio del bautismo • Unción post-bautismal con el santo crisma (Se unge al niño en la cabeza para que sea sacerdote, profeta y rey)
  65. 65. • Entrega del cirio encendido( Los padrinos encienden la candela del cirio pascual, que representa a Cristo Resucitado) • Éfeta • Padre Nuestro • Bendición • Despedida

×