El sexenio de Luis Echeverría

8,400 views

Published on

Presentaciones sin copyright de cuando estaba en la carrera

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,400
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
83
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El sexenio de Luis Echeverría

  1. 1. El sexenio de Luis Echeverr ía (1970-1976)
  2. 2. La carrera burocrática <ul><li>Abogado con inclinaciones literarias y periodísticas. De tendencia socialista y nacionalista admirador de Cárdenas. </li></ul><ul><li>La carrera burocrática: sumisión y obediencia dentro del PRI. </li></ul><ul><li>Secretario particular del presidente del PRI, oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública, subsecretario de Gobernación, Secretario de Gobernación y, finalmente y como culminación de la carrera burocrática, presidente de la República (1970-1976). </li></ul>
  3. 3. El error de Díaz Ordaz <ul><li>“ Creí que lo conocía, pero me equivoqué”. </li></ul><ul><li>La imagen del mexicano ideal: admirador de los muralistas, del folclore, de Juárez, el “tapado” perfecto. </li></ul><ul><li>El nacionalismo revolucionario revivido como retórica. </li></ul><ul><li>La tendencia populista de Echeverría. </li></ul>
  4. 4. El cambio de rumbo <ul><li>El repudio al “desarrollo estabilizador”. </li></ul><ul><li>El nulo conocimiento en materia ec onómica del presidente (“no le entraba”). </li></ul><ul><li>Fin del “milagro mexicano” y las explicaciones marxistas del subdesarrollo: la teoría de la dependencia (“El desarrollo de los países ricos implica la dependencia económica de los países subdesarrollados”). </li></ul><ul><li>El experimento socialista de Salvador Allende en Chile (“México lo acompañaría de cerca”). </li></ul><ul><li>Contradicciones: conservar la estructura política con grandes cambios en materia económica. </li></ul>
  5. 5. La herencia del 68 <ul><li>“ Candil de la calle y oscuridad de su casa”: La guerra sucia. </li></ul><ul><li>Los estudiantes rebeldes (algunos optaron por la guerrilla urbana secuestrando y matando empresarios y políticos en MTY, GDL y DF). </li></ul><ul><li>Por otro lado, cooptación de maestros en la burocracia (“El bulto). </li></ul><ul><li>Mayor presupuesto a las universidades para acallar a los líderes y lograr la sumisión al gobierno. </li></ul><ul><li>Los intelectuales con Echeverría: Carlos Fuentes. </li></ul><ul><li>El jueves de corpus (1971). </li></ul>
  6. 7. Los viajes y el despilfarro <ul><li>El presidente “predicador”. </li></ul><ul><li>Los constantes viajes de Echeverría. </li></ul><ul><li>Echeverría: “enviaría a su ministro de Relaciones Exteriores para ‘arreglar’ el conflicto entre árabes e israelíes, intentaría encabezar a los países del Tercer Mundo, dictaría una Carta de los Deberes y Derechos Económicos de los Estados, buscaría el Premio Nobel de la Paz (entablando vínculos con su gran competidora, la mismísima Madre Teresa, para que se sirviera apoyarlo, cosa que la Madre hizo con ejemplar caridad) y, para cerrar con broche de oro, anunció que al término de su presidencia estaría ‘a disposición de los Estados miembros de las Naciones Unidas que expresen su deseo de confiarme el cargo de secretario general de las Naciones Unidas’. Ni Alemán se atrevió a tanto”. </li></ul><ul><li>Los enormes gastos del gobierno (“Creía sinceramente que un país podía desarrollarse gastando mucho dinero”). </li></ul>
  7. 8. Los errores en materia económica <ul><li>La renuncia del secretario de Hacienda Hugo Margáin (“Bueno, hay algunas reglas que deben tomarse en cuenta, señor presidente. La deuda interna y la deuda externa tienen un límite. Y ya llegamos al límite”). </li></ul><ul><li>José López Portillo como nuevo secretario de Hacienda (“Un hombre con poca experiencia económica y política”). </li></ul><ul><li>“ A partir de este momento, la economía se maneja desde Los Pinos”. </li></ul><ul><li>El crecimiento de la inflación. </li></ul><ul><li>Echeverría contra los empresarios (“riquillos”, les dijo). </li></ul><ul><li>El asesinato de Eugenio Garza Sada (1973). </li></ul>
  8. 9. La debacle económica <ul><li>“ Los casos de inconsistencia, contradicción, inconsciencia fueron innumerables. La inversión extranjera no fue sólo desalentada, sino repudiada; se anunció el fin del proteccionismo y se protegió como nunca antes el mercado interno; se fletaban costosas comitivas para ‘regañar a media humanidad’ leyéndoles la cartilla de sus deberes económicos, ‘y era precisamente la media humanidad invitada a oficialmente a prestarnos dinero’. Hubo infinidad de casos risibles, como la amenazante exigencia de Echeverría a los directivos de Coca Cola para que le cedieran la fórmula de su refresco, o la ocurrencia genial de abrir un concurso para que los mexicanos inventaran un carrito eléctrico que sustituyera a los automóviles convencionales movidos por gasolina”. </li></ul>
  9. 10. El dispendio <ul><li>“ El presidente viajaba chequera en mano (literalmente) repartiendo dinero, promesas de dinero, o dando inicio a proyectos de redención campesina que supuestamente se pagarían solos”. </li></ul><ul><li>“ El mal de derrochar a manos llenas el dinero público tiene raíces … hondas, la principal de las cuales es, por supuesto, el carácter de monarquía absoluta que tiene nuestro gobierno”. </li></ul><ul><li>“ El ‘nuevo Cárdenas’ terminaba su gestión como un nuevo Alemán: había buscado el Premio Nobel, había maniobrado para su reelección, había amasado una fortuna, pero sobre todas las cosas había culminado el sueño alemanista de llevar al poder no a unos cuantos compañeros de banca, sino a toda la clase universitaria”. </li></ul>
  10. 11. El estilo personal de gobernar <ul><li>“ En México, y para desgracia de México, la biografía presidencial se volvía destino nacional”. </li></ul><ul><li>“ ¿Ha visto usted el nivel de la deuda externa?, comentó (Cosío Villegas) a un discípulo que lo frecuentaba. Llega casi a los 26 mil millones de dólares. Ya nos llevó la chingada”. </li></ul>
  11. 12. Las consecuencias del echeverriato <ul><li>El peso se desplomó al final del sexenio de 12.50 a 70 pesos por dólar. </li></ul><ul><li>La deuda externa se duplicó: de 8 a casi 26 mil millones de dólares. </li></ul><ul><li>El salario real cayó a la mitad. </li></ul><ul><li>“ Se optó por un keynesianismo inocente, digno de muchachos pasantes de economía, entusiasmados por la oportunidad de jugar al aprendiz de brujo; multiplicar milagrosamente los panes, desbocando el gasto público”. </li></ul><ul><li>La represión contra los medios (Excelsior). </li></ul><ul><li>“ Echeverría había buscado ‘apoderarse’ del movimiento estudiantil, ser él mismo el más fervoroso de sus predicadores, llevar la antorcha del cambio social al campo de México, a Latinoamérica, al Tercer Mundo, al segundo, al primero, a las Naciones Unidas, a las naciones todas. Al ver que la terca realidad no respondía a sus prédicas, se sintió amenazado, incomprendido, y se lanzó contra sus críticos”. </li></ul>
  12. 13. Comentarios finales: <ul><li>El quiebre del equilibrio del “desarrollo estabilizador” </li></ul><ul><li>El populismo despilfarrador. </li></ul><ul><li>El conflicto con los empresarios y el capital internacional. </li></ul><ul><li>El proteccionismo exacerbado. </li></ul><ul><li>El incremento de la deuda. </li></ul><ul><li>El aumento desorbitado del gasto público y de la burocracia. </li></ul><ul><li>El estilo personal de gobernar de Echeverría. </li></ul><ul><li>La prédica internacional y la represión interna. </li></ul>

×