Capitulo 3 y 4

961 views

Published on

Capitulos 3 y 4 del libro La defensa de la tierra del jaguar

1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
961
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Capitulo 3 y 4

  1. 1. CAPITULO 3 Y 4 LA DEFENSA DE LA TIERRA DEL JAGUAR<br />LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL DEL PAISAJE<br />CUAUHTÉMOC GONZÁLEZ LUCIO<br />02/MARZO/11<br />
  2. 2. CAPITULO 3LA CONSERVACIÓN EN TIEMPOS DESFAVORABLESDEL MÉXICO INDEPENDIENTE HASTA LA REVOLUCIÓN<br />
  3. 3. LA CONSERVACIÓN EN TIEMPOS DESFAVORABLES<br />Cuando México ganó su independencia en 1821, cayeron tres siglos de reglamentos para el uso del suelo. <br />Los políticos mexicanos, se dedicaron y preocuparon por resolver una economía devastada por las guerras de independencia (1810-1821), no apostaron a la conservación de los recursos naturales. <br />Desarrollo y orden se convirtieron en una obsesión para la élite mexicana.<br />Para la mayoría de los liberales mexicanos, la conservación era una traba para sus planes económicos.<br />
  4. 4. LA CONSERVACIÓN EN TIEMPOS DESFAVORABLES<br />Un pequeño grupo de mexicanos veían al mundo natural como un lugar de fuerzas poderosas, aire puro, soledad y gran belleza, todo lo cual emocionaba al cuerpo humano y al espíritu.<br />El más famoso, José María Velasco hombre profundamente religioso, Velasco retrataba a la naturaleza para mostrar su:<br />"amor a Dios y el amor de Dios por la humanidad"<br />Toda su carrera la dedicó a pintar el Valle de México.<br />Velasco no era un artista romántico. No embellecía sus vistas con sublimes montañas o tonos etéreos. Pintaba al Valle de México como era.<br />Además de retratar las obras de Dios, retrataba también las obras de los seres humanos: ferrocarriles, fábricas y plantas de luz. <br />
  5. 5. LA CONSERVACIÓN EN TIEMPOS DESFAVORABLES<br />Velasco mantenía una actitud mística hacia la naturaleza y, sin embargo, también la estudiaba científicamente. <br />Velasco no se convirtió en un propagandista de la protección de las tierras salvajes. El se sentía satisfecho en expresar su amor por la naturaleza y por Dios por medio de su arte.<br />
  6. 6. LA CONSERVACIÓN EN TIEMPOS DESFAVORABLES<br />En estos tiempos la prioridad era la extracción de los recursos para , para la producción de minas, uso en haciendas e industrias.<br />Desde el siglo XIX, había protectores en pro de la conservación, y también se pensaba en, el aprovechamiento sustentable de los recursos.<br />Pero así como había protectores a favor de la conservación, había también políticos, gobernadores, etc. que truncaban proyectos de conservación, por priorizar el avance industrial, hacia un progreso nada incluyente. Ni para la sociedad, ni para el ambiente.<br />En conclusión, han existido diferentes pensadores que han buscado, a lo largo de muchos años, buscar un equilibrio, tanto para el hombre, como para el medio ambiente, el problema han sido intermediarios que tienen la ultima palabra, que para des fortuna, siempre dicen que no.<br />
  7. 7. LA CONSERVACIÓN EN TIEMPOS DESFAVORABLES<br />UN COMPARATIVO PARA LA REFLEXIÓN<br />¿QUÉ PENSARÍA VELASCO? ¿Y SI SE HUBIERA TOMADO EN CUENTA A ESAS VOCES QUE ESTABAN EN PRO DE LA CONSERVACIÓN EN EL SIGLO XIX? ¿O QUIZÁ SEA PARTE DE LA EVOLUCIÓN? <br />
  8. 8. CAPITULO 4Miguel Ángel de Quevedo: El apóstol del árbol<br />
  9. 9. MIGUEL ÁNGEL DE QUEVEDO: EL APÓSTOL DEL ÁRBOL<br />Miguel Ángel de Quevedo nació en Guadalajara, el 27 de septiembre de 1862. <br />En su juventud, Miguel no mostró especial inclinación hacia la naturaleza. <br />Queda huérfano y es mandado a Bayonne Francia , quedando a cargo de su tío.<br />El gusto de Quevedo por la naturaleza comenzó en los Pirineos, al aprender francés y recibir educación media superior en un entorno al aire libre.<br />Su mentor Planté persuadió a Quevedo <br />para que estudiara ingeniería, usando de <br />Escusa a México que necesitaba<br />ingenieros y no astrónomos. <br />Eventualmente, Quevedo estudio <br />ingeniería en la Escuela Politécnica.<br />
  10. 10. MIGUEL ÁNGEL DE QUEVEDO: EL APÓSTOL DEL ÁRBOL<br />En charlas privadas con Quevedo, Durand-Claye insistía que un conocimiento de silvicultura era más necesario aún en México que en otras naciones, ya que <br />“México es un país montañoso que sufre de lluvias torrenciales y prolongadas sequías” <br />El consejo de Durand-Claye se convirtió en una parte integral del pensamiento de Quevedo.<br />
  11. 11. MIGUEL ÁNGEL DE QUEVEDO: EL APÓSTOL DEL ÁRBOL<br />En dicha Escuela, Quevedo aprendió de la importancia de la conservación de los bosques. En un curso de agricultura hidráulica, el profesor Alfredo Durand-Claye advirtió a sus estudiantes que un ingeniero hidráulico que no tuviera conocimientos forestales era "deficiente, un zopenco que hará graves errores.“<br />Una vez recibido como ingeniero hidráulico, Quevedo realizo diversas obras en toda la republica, como la forestación de casuarinas en las dunas costeras de Veracruz, Los viveros de Coyoacán, también promovió los parques en la ciudad de México, también fue clave en la reforestación de toda la ciudad de México atreves de los viveros de Coyoacán, entre otros proyectos.<br />Fue casi hasta el final de su vida donde vio fructificado su esfuerzo (cuando llega Cárdenas al poder). Ya que por el periodo en que laboro, muchos de sus proyectos se vieron truncados, por la revolución y sus precursoras consecuencias.<br />Sin duda un ejemplo a seguir para la gestión en paisaje…<br />

×