Libro mi vida como exorcista 2014

5,026 views

Published on

Lanzamiento internacional en formato digital del libro Mi Vida como Exorcista de Monseñor Andrés Tirado

Published in: Spiritual
0 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,026
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
20
Actions
Shares
0
Downloads
229
Comments
0
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro mi vida como exorcista 2014

  1. 1. Monseñor Andrés Tirado Pérez Congregación Sacerdotal Internacional CONGREGACIÓN S A C E R D O TA L INTERNACIONAL
  2. 2. Monseñor Andrés Tirado Pérez CONGREGACIÓN S A C E R D O TA L INTERNACIONAL
  3. 3. Monseñor Andrés Tirado ha tenido el alor de escribir este libro. Porque valor, alidad humana, sinceridad, voluntad de ayuda, capacidad de comprensión amor hacia el prójimo, es lo que se necesita para plasmar en estas páginas una serie de tópicos difíciles de tratar. Primero, aceptar su condición de exorista en un mundo en donde las creenias espirituales y la existencia de fuerzas que se escapan a la cotidiana comprenión del común de la gente, ya es un paso difícil. Y lo es todavía más la franu vida, la desnudez con que muestra su s, su acercamiento a Dios, su pelea con camino arduo y a veces tenebroso que a vencerlos. Monseñor Andrés Tirado Pérez Congregación Sacerdotal Internacional stamos solos. No somos máquinas sufrilas limitaciones, vicisitudes y preguntas Hay algo superior a nosotros, una fuerza consuela, un camino con un principio y ena en el silencio interior con que nos e existir, y que nos lleva a cambiar ese ue produce el hecho de estar en la vida, a vida como territorio de nuestra expericial de nuestra unicidad. n de fe que hace monseñor, hasta los de la iglesia respecto –por ejemplo- al ones y fórmulas de su trabajo de exoros múltiples testimonios de su inmensa an a este libro una identidad personal, y un remanso de paz para el espíritu, sino te. Fernando Soto Aparicio CONGREGACIÓN S A C E R D O TA L INTERNACIONAL Corrección ortográfica y gramática Fernando Soto Aparicio Edwin Leonardo Avendaño, Pbro. Edison Blanco Pedraza, Pbro. Diagramación, estilo y diseño de carátula EB Ediciones E.U. contacto@ebediciones.com.co Edición Web © Andrés Tirado Pérez. Reservados todos los derechos. Derechos de Autor – Ministerio del Interior. Bogotá – Colombia. websites: www.padreandrestirado.co www.congregacioninternacional.org www.exorcistasinternacionales.org e– mail: padreandrestirado@gmail.com
  4. 4. Cada hombre construye su destino. Gracias a Cristo fuimos creados liberes. Pero el ‘enemigo’ siempre asecha, siempre propone caminos. Más Dios también propone senderos, y, totalmente, los caminos de Dios son perfectos; son de triunfo y prosperidad. Todo, indiscutiblemente es creado por Dios, todo es, está y se mueve por Él y para Él. La ciencia es la herramienta iluminada por Dios y creada por los hombres, en la que nos muestra el diseño y origen de todo lo existente, de todo su Obra. Monseñor Andrés Tirado
  5. 5. “Hijo mío, si tratas de servir al Señor, prepárate para la prueba. Fortalece tu voluntad y sé valiente, para no acobardarte cuando llegue la calamidad. Aférrate al Señor, y no te apartes de Él; así, al final tendrás prosperidad. Acepta todo lo que te venga, y sé paciente si la vida te trae sufrimientos. Porque el valor del oro se prueba en el fuego, y el valor de los hombres en el horno del sufrimiento. Confía en Dios, y Él te ayudará; procede rectamente y espera en Él. Ustedes, los que honran al Señor, confíen en su misericordia; no se desvíen del camino recto, para no caer. Los que honran al Señor, confíen en Él, y no quedarán sin recompensa. Los que honran al Señor, esperen la prosperidad, la felicidad eterna y el amor de Dios”. Eclesiástico 2, 4 – 10
  6. 6. Introducción La escritura es arte; el lenguaje es la expresión y facultad más maravillosa que existe en el ser humano. Es poder de expresar, comunicar, desarrollar nuestra libertad, es dar a conocer nuestro pensamiento a toda la humanidad, en ella hay sentimientos, y sobre todo, ideas que mueven el universo. Profundizando en este escrito se irá interiorizando y conociendo en detalle mi vida como exorcista, la vida de una persona que todos los días se dedica a confrontar y enfrentar la fuerza de Dios y sus poderes sobrenaturales sobre las fuerzas del mal, ¿Cómo llego a esto? ¿Cómo es la vida de un exorcista? ¿Cómo fue mi infancia? ¿Y mi juventud y adultez? Y cómo Dios me fue llevando a su servicio de forma particular y especial, ¿Cómo llegó un ex – pandillero, un niño sobrevivientes de las calles de Bogotá, a ser uno de los exorcistas más reconocidos a nivel mundial? Estas son preguntas que todos los días me hago como sacerdote y exorcista, cómo fue que Dios me tenía para éste servicio particular. 7
  7. 7. Monseñor Andrés Tirado Pérez Para llegar a ser un excelente exorcista hay que seguir unos parámetros, es decir, unos requisitos, que son difíciles de reunir, juntarlos y poder así desarrollar el servicio: el don, lo intelectual o el estudio y la experiencia, los tres son pilares del éxito en el ministerio de la liberación y el exorcismo. A través de estos capítulos conocerán mi vida, también la vida de varias personas que han encontrado su liberación espiritual y material. Casos insólitos, donde la realidad supera la ficción, donde se observa la mano poderosa de Dios en cientos de personas y de historias de las que he que he podido ser parte fundamental como protagonista de hechos y acontecimientos, –han sido cambiados nombre y otros datos que puedan dar indicios de las personas que vivieron estas experiencias y estos testimonios, algunos si quisieron que sus nombres se hicieran públicos como testimonio de amor a Dios y a la humanidad–. En el descubrimiento de estos casos podemos encontrar enseñanzas constantes, ver el mundo con los ojos de otros y así poder comprender mejor y con una visión integral como individuos y como personas, a la colectividad que llamamos humanidad. Son testimonios reales, que han quedado en mi mente, pero es importante que salgan de allí y sean consignados como referentes históricos pues ellos dan luz sobre el asunto del que versa este libro, visto que a cualquiera puede suceder, ninguno de nosotros está libre de llegar a estas realidades. ¿Sobre mi quehacer? ¿Sobre el exorcismo? Materia difícil de relatar o explicar. Digamos que es un estilo de vida y una convicción segura y total de que lo que se hace es por el poder de Dios, es Dios el que actúa, uno es una simple herramienta en esta realidad, esta primicia es la fe, una fe absoluta y a prueba de fuego que se consigue con grandes pruebas y lágrimas de sangre, pero a su vez grandes alegrías y triunfos. 8
  8. 8. Llegó a mis manos hace muchos años uno de los libros más famosos sobre el tema, “Habla un exorcista” del padre Gabriele Amorth1, uno de los más reconocidos exorcistas mundiales. Por los años 90 llegó a mis manos uno de los primeros ejemplares del mencionado libro que se vendió en Colombia. El tema me cautivó y me dio un mejor enfoque, lo que yo nunca me imaginé es cómo más adelante también llegaría a ser exorcista. Me interesaba mucho el tema, aunque era escéptico e incrédulo, pues me dedique mucho a la teología científico crítica, que es el modelo teológico de vanguardia en la actualidad. Esta teología propone que todo tiene una causa científica, que todo es un producto mental, que todo tiene una explicación material, por ejemplo: Jesús, cuando caminó sobre las aguas se explica como un haz de luz que se proyectó en el lago y eso creó en la mente de los apóstoles una proyección preconsciente que estableció la imagen de que Jesús caminó sobre el mar de Galilea. Los milagros de sanación de Jesús se dieron porque las personas se sugestionaron y eso hizo que la mente realizara la sanación, no Dios, no Jesús, sino la mente y así va relativizando esa nueva teología va dando una explicación fuera de lo espiritual, yo comparto que la fe y la razón2, lo espiritual y la 1 Nació en Módena, Emilia, (Italia) el 1°de mayo de 1925, reconocido conocido exorcista de la diócesis de Roma. Fue ordenado sacerdote en 1954 y se convirtió en exorcista oficial en junio de 1986, bajo la dirección de Candido Amantini. Es miembro de la Sociedad de San Pablo, la congregación fundada por el beato Santiago Alberione en 1914. En 1986 hizo su primer exorcismo bajo la tutela del padre Amantini y en octubre de 2000 (según su libro), señaló haber realizado personalmente alrededor de 50.000 exorcismos, que iban desde “unos minutos” a “varias horas” de duración. Lo que significa que realizó un promedio de aproximadamente diez exorcismos al día durante su carrera hasta el año 2000. Amorth fundó la Asociación Internacional de Exorcistas en 1990 y fue presidente hasta su retiro a los 75 años de edad, en el año 2000. Actualmente ha sido declarado presidente honorario de por vida de la Asociación. 2 “La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer 9
  9. 9. Monseñor Andrés Tirado Pérez ciencia son complementarias y se necesitan, pero el problemas está cuando se llega al extremo, no sólo lo espiritual o sólo lo material o científico, me llevó mucho tiempo entender esto y saber que en la vida la clave es tener un punto de equilibrio. Mi vida tiene dos partes muy importantes, la primera: mi conversión, y la segunda: el encontrar el maravillosos mundo de la sanación, la liberación, el progreso, y la prosperidad; gracias a Dios no sólo me dedico al hermoso oficio de la liberación y los exorcismos, sino que he buscado seguir el camino de la imitación de Cristo y ser más integral. Recordemos que Jesús sanaba, liberaba, daba de comer al hambriento y predicaba el reino de su Padre Dios; la sanación física, la sanación interior, el progreso, la prosperidad, la restauración de hogares, la ayuda espiritual y el crecimiento personal, la medicina natural; son sólo algunas áreas en las que me siento feliz en poder ayudar y Dios me ha dado la capacidad de desarrollarlas, pero sin duda mi fuerte o mi especialización es el ministerio de liberación y exorcismo. He escrito varios libros que han tenido bastante impacto a nivel mundial, tengo misiones en varios países y en el hermoso y muy amado territorio colombiano, tengo una escuela en alta espiritualidad, esta escuela se convirtió en una gran alegría y manifestación del amor de Dios, donde se enseñan y se desarrollan las diferentes áreas en que trabajo, estamos en proceso de fundar la primera escuela internacional de exorcistas a nivel mundial ya que no existe, será presencial y virtual. Tengo una fundación sin ánimo de lucro donde por más de 5 años tuvimos un comedor para más de 120 niños que encontraban su alimentos espiritual y material diariamente, la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo (cf. Ex 33, 18; Sal 27 [26], 8–9; 63 [62], 2–3; Jn. 14, 8; 1 Jn. 3, 2)”. De la encíclica “Fides et ratio” del beato Juan Pablo II, publicada el 14 de septiembre 1998. 10
  10. 10. niños, madres cabeza de hogar y hombres y mujeres de la tercera edad, donde se compartieron más de 56.000 almuerzos y diferentes ayudas, en la página Web pueden encontrar fotos y videos; cada día me exijo en la búsqueda de nuevas metas y proyectos, pues es extraordinario ver la obra del Señor en mi y en lo que realizo y proyecto, esto hace que me comprometa más con lo que hago y cuestione mi poca labor y siempre quiera mucho más, pero con una visión de ganancia social, material y espiritual; ganar en doble partida, pues lo material es muy importante y Dios lo da para que sus hijos nos encontremos bien, pero el mejor y más grande tesoro es el espiritual, es lo que nos llevaremos, es como dice nuestro amado Señor Jesucristo a nosotros y a los apóstoles, “No os amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban. Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”. Mt. 6, 19 – 21. Este es nuestro gran tesoro, el que llevaremos para la eternidad, para el reino de los cielos y disfrutaremos de verdad, pues estamos en este mundo de paso, esto no fue fácil de entender pues mi mente estaba en el mundo, pertenecía al mundo y me gustaba, así como a cualquier ser humano, hombres y santos que tuvieron una vida mundana y materialista como san Pablo, san Mateo, san Agustín, san Francisco de Asís, san Francisco de Sales, san Ignacio de Loyola y muchos más que tuvieron un encuentro personal y místico con Cristo, así me sucedió, pero esto no fue fácil, como por lo general sucede probados en el fuego para así madurar y crecer en gracia, pensamientos y conceptos. Cientos de respuestas que ahora veo con claridad que a lo largo de mi vida no comprendía y no quería tampoco saber nada, pues cuando estamos entregados 11
  11. 11. Monseñor Andrés Tirado Pérez al mundo no pensamos en Él, pero cuando tenemos una experiencia trascendental y llegamos al despertar espiritual, es cuando entendemos nuestro lugar en el cosmos, en el universo, el por qué, el para qué y para dónde, estas experiencias y testimonios de vida los han experimentado cientos de personas, durante siglos y en todas las religiones; disfruto mucho del mundo y lo disfruto con moderación y límites, con libertad, pero no con libertinaje, con errores y pecados y dificultades, pero siempre buscando levantarme del lodo, del abismo y buscando mi propia superación personal y espiritual con Cristo, no exclusivamente para mí sino para muchas personas que buscan ayuda para solucionar sus problemas, y Dios se sigue manifestado de forma maravillosa y sorpréndete. Los invito a que me acompañen a profundizar en mi vida y en mis experiencias. 12
  12. 12. Mi primer exorcismo Amo lo que hago, me siento feliz y realizado pues Dios a través de mí, un siervo inútil como dice el Evangelio, devuelve la paz, la alegría y la felicidad de vivir; muy pocos en el mundo tienen esa dicha, es una profesión arriesgada, peligrosa y de mucha persecución del “enemigo” a quien conocemos con muchos nombres, pero familiarmente el de Satanás que no es uno sino muchos, pues ellos son legión. Para los sacerdotes y los acéticos, nosotros los exorcistas, somos perseguidos, calumniados y menos comprendidos, nos miran como seres extraños y nos tienen desconfianza y temor, todo esto por la ignorancia espiritual. Recordemos que legión – en la época imperial de la antigua Roma – eran más de 6.000 hombres hablando en términos militares. En el Evangelio se utiliza para dar a entender que son muchos los espíritus que tienen dominada a una persona. El Demonio, Satanás, Lucifer; todos uno pero a su vez diferentes, son espíritus reales que buscan destruirnos, y su única misión y propósito es la de dañar una de las obras más maravillosas de la creación, que es el hombre. 13
  13. 13. Monseñor Andrés Tirado Pérez En el corazón del hombre coexisten el Demonio más terrible o el Ángel más maravilloso. Depende de cómo se encamine, pero siempre el mal, el Demonio estará al asecho. San Pedro nos mostraba la analogía con el león rugiente, y tiene mucha razón: “anda listo y presto para atacar al menor descuido y sus ataques siempre son devoradores”. Llegar a estas conclusiones tomó tiempo y reflexión. Entenderlas y asimilarlas en mi corazón y en mi mente no fue una tarea cómoda, pues no creía; como se nos enseña en teología, sociología, antropología, psicología, filosofía, que estas realidades no son más que un mito, una leyenda urbana a la vez antigua y moderna. En realidad es, existe y se mueve entre nosotros, no es un simple concepto o pensamiento humano, así como Dios existe, existe el mal y su dirigente, Satanás. Pero para encontrar esta revelación divina se debe experimentar, son experiencias de alto nivel y extremas, para poder entender y creer en esto. Si no hay esta vivencia, sería una idea más, una metáfora más en el vacío cósmico del ser humano. Así fue mi primer exorcismo… Lo recuerdo con estupor, pues me tocó enfrentar a un demonio terrible, estaba sólo enfrentado a tan malvado y destructivo enemigo. Dios me trasmitió coraje y una fe poderosa y fuerza, porque de mi no había nada, un poco de espiritualidad, pero no los conocimientos ni el saber y menos el poder, eso sólo vino de Dios, de la Santísima Trinidad, es en la actualidad que he visto tantas cosas sorprendentes y sobre naturales que sigo pensando lo mismo, que todo el poder y la ayuda vienen de Dios. Me da tristeza recordar estos acontecimientos, por que observar el mal y sus actuaciones y ver como es real y como hace daño es espantoso, mucho más si esta cerca, muy cerca de nosotros. 14
  14. 14. Podríamos clasificar en dos variantes claras los tipos de posesión. Sobre las posesiones, no siempre son de demonios o de Satanás o Lucifer, hay dos clases, tipo A y tipo B: el tipo A son espíritus desencarnados, que vivieron y que están en algo que se llama mundo intermedio, en muchas religiones y creencias le tienen otros nombres, el valle de los muertos, limbo, otra dimensión, etc. Son espíritus que por varias razones no se fueron de este mundo terrenal y han entrado a una materia o cuerpo, siendo este el caso más común de posesión. Hay los de tipo B que son los más difíciles, que no son frecuentes, que son los más complicados y terroríficos, que son los propiamente llamados demonios. A mí me tocó de iniciación en este camino de liberación y exorcismo directamente un tipo B, el cual me costó mucho para poder vencerlo y a la vez expulsarlo con la autoridad y poder de Jesucristo. Después de leer con interés de curioso aquel libro mencionado antes del padre Amorth, creía, ¡fantasías de ayer y de hoy!; pero tendría que bajar mi orgullo y con amor, paciencia y sencillez, estudiar este y otros libros, y los muchos conocimientos que encontraría. Por eso me interesó este tema ¿Por qué? ¿Cómo se dio? ¿Por qué sucede? Como es una característica en mi vida, la de investigar, la de buscar insaciablemente el por qué de las cosas, esas cualidades de niño, no descansé hasta encontrar las respuestas y otras que sigo buscando, ésta experiencia con otras de sanación fueron las que me iniciaron en el mundo espiritual verdadero, en el mundo de lo paranormal, de lo trascendente, y, como ya dije anteriormente así pude ver que no son cuentos o ficción o ¡fantasías de ayer y de hoy! Pero antes de este proceso maravilloso de conocimientos, de crecimiento en la fe y experimentación tenía frente a mí una liberación, un exorcismo real, un demonio terrorífico y 15
  15. 15. Monseñor Andrés Tirado Pérez despiadado que quería acabar con un ser querido muy cercano a mí. Hasta que la dificultad y la desgracia no llegan a nuestra puerta no la aceptamos y le buscamos solución; como yo me decía: ¡eso le pasa a otros, a mí no! Pero llegó a mi puerta. Lanzado al fuego sin previo aviso y preparación, no hay tiempo para dudar, sino para actuar, por eso digo que todo viene de Dios, porque en mi no estaba esto. Para seguir la narración de mi primer exorcismo, debo retroceder un poco y comentar la primera experiencia que me cambio la forma de ver la teología. De profesar una gran devoción y credibilidad a la teología científico crítica, que en el fondo de mi ser buscaba hambriento y sediento del conocimiento profundo de Dios, pasé a la teología que amo y que todos los días desarrollo, la teología vivencial o carismática. Esta es mi historia. Todos pensarán o se imaginarán que mi historia de vida es como la de la mayoría de sacerdotes o de santos, que nacen con una predisposición a la santidad, nacen con el circuito integrado incorporado de la vocación sacerdotal y con un grado altísimo de espiritualidad y de piedad de una gracia especial, nacido para ser un ministro de Dios. Este no es mi caso, en la Sagrada Escritura encontramos que Dios actúa de formas misteriosas, para mí ultra misteriosas, cada día nos sorprende el misterio divino, cuando era niño y joven quería o me proyectaba para tener una vida muy diferente no se me ocurría ser sacerdote y menos exorcista, no me gustaba la misa, entraba a la misa y sentía un gran aburrimiento, no me gustaba estar cerca a los curas y se lo decía, creía en un Dios a mí manera, desde niño tenía un amor especial a la Virgen María, pero no me gustaba orar el rosario o asistir a actos de piedad; observaba la imagen de María y me generaba sensaciones especiales, pero no me dejaba seducir por su amor, en ese momento tenía un corazón que vivía en rebeldía. 16
  16. 16. De niño, como a los 9 años, robaba las flores de los jardines para ponérselas en las manos a María, a una imagen; éste es un recuerdo hermoso. Recolectaba en un jardín a la entrada de una Iglesia las flores y ahora llega a mí el olor de los pomares que cogía en mis manos y regresan a mi todas esas sensaciones y me generan mucha paz. Todo fue de un momento a otro, como si estuviera dormido y despertara y aun siguiera dormido y perdido en el mismo sueño. De niño y de joven buscaba a Dios, sentía un amor muy profundo y especial de Él y en los momentos más difíciles lo buscaba, lo llamaba a gritos, pero eran momentos pasajeros como las olas del mar que bien y van. Como expuse anteriormente sobre la teología científico crítica, ahora le toca el turno a la teología vivencial o carismática en la cual está todo lo que creo, sé y practico la cual experimento todos los días, la que afianzo como roca sólida y poderosa e indomable, la fe en lo que creo y lo que puedo hacer y aún más lo que Dios puede hacer por todos. En esta teología creemos fielmente, sin fanatismo ni obsesiones ni fundamentalismos, sabemos que Jesucristo es El Señor, que con el Hijo y él gran Espíritu Santo crearon todo; que en el estamos, vivimos y somos. Para poder entender es necesaria la gracia de vivencias más que de conocimientos, por eso se llama teología vivencial, es la misma teología que vivieron y desarrollaron los apóstoles y la iglesia primitiva y todo aquel que abren su corazón a Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre. Así mismo lo que nuestro amado Jesucristo realizó en su ministerio es verdad y que dejó unos poderes a todos los que tienen fe y creen en Él, aun más en los sacerdotes para hacer milagros y expulsar al demonio. Una tarde normal cuando sucedió el primer acontecimiento de mi conversión de la teología científico crítica a la viven17
  17. 17. Monseñor Andrés Tirado Pérez cial o carismática, –esto es importante porque en este relato le da más sentido y compresión de como Dios fue ordenando las cosas–, no me imaginaba como están de bien organizadas y como Dios todo lo fue organizando, emparejando y puliendo, porque en todo Dios tiene un propósito. Antes de comentar como fue el primer exorcismo, contaré como fue este cambio de teología que es bien sorprendente. Era un día común, asfixiado por la rutina, yo era seminarista de una comunidad católica romana, a la cual quiero y estimo mucho, pues ellos creyeron en mi vocación sin que yo supiera ni sospechara que este en verdad era mi camino, y un camino tan particular, pero Dios me llevaría por otros senderos y no seguiría con ellos, pasaría por varias comunidades para poder buscar el verdadero sentido a mi vocación y mi sacerdocio. Una tarde gris, en Bogotá, estábamos en misa, al terminar se acercó una mujer, ya entrada en años y de aspecto caucásico, me dijo: ¿Padre me puede ayudar? –Yo no soy padre, soy seminarista, – le respondí mirándola a los ojos –. – No importa, para mí es padre, ¿me puede hacer el favor de hacer oración? Esto me sorprendió, pues no todos los días siendo seminarista te piden una oración, bueno, por lo menos a mí no. – Sí, claro, como no, le respondí con amabilidad, ¿y por qué quiere que oremos? – Familia, salud, prosperidad, etc. me respondió con alegría y decisión. Empezamos a orar, ella me dijo: ¿padre me puede imponer las manos? Yo me sorprendí y le dije: – ¿Y eso cómo es? Ella se sonrojó y me dijo: padre coloque su mano derecha en mi frente y ore por mí. 18
  18. 18. Coloqué mi mano derecha en su frente y oramos, los dos orábamos por bastantes cosas, llegamos a un momento en que sentimos un calor especial, se terminó la oración y ella me dio las gracias y se fue. No le presté atención a la situación, seguí mis actividades cotidianas, en ese tiempo sólo era estudiar. Los días continuaron sin ninguna novedad. Pasaron dos o tres días, otra vez al finalizar la misa, llegó la misma mujer, lo primero que imaginé es que me pediría otra oración, yo pensé, ella vuelve para que oremos. Efectivamente llegó con una alegría resplandeciente en su rostro. En sus manos llevaba una carpeta llena de hojas de color marón, me saludo con mucha alegría. Me entrego la carpeta que llevaba, abro la carpeta y empiezo a mirar, cantidad y cantidad de hojas con códigos, reflexionaba, –definitivamente no entiendo nada, pero fingía que sí, cuando ella me empezó a decir: –Sí mira padre… Sí ve… Lo decía con energía… le pregunté ¿qué pasó? –Padre en los exámenes dicen que me sané… –Cómo así que se sanó, no entiendo –Resulta padre que hace unos días tenían que hacerme una cirugía, me tenían que sacar la matriz y los ovarios, cuando regresé me examinaron y vieron que estaba sana, que no tenía miomas. – Gracias a Dios y a usted me sané… me sané… me sané… repetía con bastante alegría y fuerza. Este hecho real, esta realidad, es algo que te cambia la vida, gira tu entorno 180°, pues todo lo que hasta ese momento consideraba como verdad, como lo único y que todo estaba escrito, revolucionó, como una convulsión; sucedió así un corto circuito en mi mente y en mi espíritu, los pensamientos y supuestos teológicos y físicos que tenía en mis manos se fueron desmoronando como un castillo de arena, nacía un 19
  19. 19. Monseñor Andrés Tirado Pérez transformador, comenzó una nueva vida y una nueva forma de ver y entender el mundo y la teología. Muchos tenemos que ver para creer y vivir estos milagros, para entender verdaderamente el propósito de Dios en nuestra vida. Tenemos que caernos del caballo, como san Pablo, para poder juzgar y ver, la realidad del mundo espiritual y material, del mundo paranormal. A mis estudiantes de diferentes cursos, siempre les digo que todo lo que se manifiesta en el mundo espiritual repercute en el mundo material, esta es una máxima que utilizo, una frase que siempre reflexiono y ha sido el pensamiento que se convierte en llave maestra abriendo todas las puertas del éxito y la prosperidad, esta máxima la he aprendido de la experiencia personal y con ella he obtenido muchos logros. Como se puede colegir, esta manifestación de sanación, cambió mi vida y la forma de coexistir mi espiritualidad. Entraría a un mundo totalmente desconocido y novedoso, un mundo lleno de cosas sorprendentes, por eso repito que Dios actúa de forma misteriosa. En la vida de una persona hay muchos acontecimientos que lo marcan o lo trasforman, sea buenos o no tan buenas, en especial en las primeras semana de gestación del niño, su niñez y su juventud y también su adultez. En mí vida podríamos decir el antes y el después, dos hechos muy importantes, mi conversión a Cristo y el entrar en el proceso vocacional de ser un ministro de Dios –ser sacerdote–. Ya en el camino espiritual y en el proceso de formación sacerdotal, se da el segundo hecho más importante que fue la sanación, que marcaría mi destino al servicio de la humanidad y de los más necesitados material y espiritualmente. Mi vida es muy parecida a las de toda persona, un poco más dura tal vez, pero como digo en mis predicaciones, siempre habrá altos y bajos. 20
  20. 20. Por eso entiendo cómo fue mi vida y como se desarrolló y como la mano poderosa de Dios me dio la oportunidad tan grande de seguirlo y amarlo, en el momento preciso se dio esa opción de cambio, de conversión, y yo la tomé y fue la mejor decisión, sin ni siquiera mirar a dónde me llevaría o como terminaría, este es un verdadero salto de fe. He tenido muchas dificultades no porque el demonio se aparezca y me de tres vueltas en el aire y me envié al suelo y no me deje escribir, sino porque he tenido pereza intelectual y más que pereza intelectual es como poder escribir o cómo plasmar de qué forma mi pasado, mi vida antes de encontrar los caminos de Dios, pues muchos no saben lo que en estos momentos estoy escribiendo, algunas personas conocieron ciertas facetas o tenían un leve conocimiento de varias cosas, pero no como fue la realidad sobre lo que ahora escribo. Me ven con esa cara de gringo, como algunos me han dicho, mi rostro a primera vista no demuestra el sufrimiento y situaciones que he tenido que enfrentar en mi vida, “las apariencias engañan” dice el viejo refrán, es así, pero si miras mucho mas a profundidad podrás ver lo vivido y recorrido así como cuando partes un árbol a la mitad y se ven los círculos que nos indican muchas cosas que él tuvo que vivir, hay que profundizar, romper el árbol para saber que hay por dentro, esas misma situación ocurre conmigo, recordar y escribir estas experiencias no es tarea sencilla pero sí fructífera. Hablamos del perdón, Jesús siempre habló del perdón, de la reconciliación y de la sanación de nuestra mente y de los recuerdos, pero la verdad esta tarea no es fácil. Habiendo ayudado a muchos a solucionar cientos de problemas en los que está enraizado el rencor y los traumas de la vida, buscando la sanación y el perdón y aun hoy en día en mi interior sigo trabajando en la obra de la reconciliación, para restaurarme y sanar, este es un camino largo y para toda la vida siendo un compromiso continuo, pues en nuestro corazón quedan mar21
  21. 21. Monseñor Andrés Tirado Pérez cas muy profundas, estas heridas se abren cuando entramos a la biblioteca de nuestros recuerdos, al corazón de nuestro pasado, eso nos sucede a todos, nos duele el recuerdo; cada vez que me sumerjo en el pantano de mis recuerdos negativos del pasado, tengo que hacer limpieza. A eso lo llamo auto – liberación, un gran exorcismo personal para vencer y sanar mi corazón y mi mente, pues estos fantasmas del pasado acuden siempre para atormentarnos y regresan con fuerza, envenenan, ahogan nuestros espíritus con cientos de reflexiones renegadas, en estos momentos aconsejo como técnica efectiva para encontrar paz y superar esas realidades que nos atormentan hacer catarsis y poner en manos del Señor lo pasado como un aprendizaje, es decir, como una escuela de vida; de esa aula he tomado lecciones para poder escribir algunos pasajes de mi vida en estas líneas, porque “recordar es vivir”, más a veces quisiéramos que muchas cosas nunca hubiesen pasado, sin embargo, son huellas que quedan en lo profundo del alma, esta técnica que es simple ayudará muchísimo en el proceso de cada persona en busca de la paz y la felicidad, es de esta manera: Cerremos nuestros ojos, respiremos profundo y digamos: “Dios de amor, Dios de poder, Dios misericordioso, dame paz, dame libertad, dame el poder del perdón, dame sanación, dame resignación, sana mi corazón, borra de mi mente, cuerpo y espíritu todo rencor, rabia, dolor, sufrimientos y venganza y lléname de sanación y de tu paz y de liberación y el poderoso Espíritu Santo me llene de amor”. Repetir esta oración y reflexionarla con fe nos ayudará a superar todo lo que nos perturba y nos hace daño, especialmente lo que nos envenena el alma. Este libro es una síntesis de mi vida, he escrito lo más sobresaliente y espero pueda ser tomado como una enseñanza substancial. 22
  22. 22. Infancia La infancia es la época y la etapa más importante de toda persona, desde el vientre hasta los 10 años estamos predispuestos para aprender. Algunos de los recuerdos más trascendentales están en la infancia, pues se empieza a formar la personalidad del ser humano; desde la concepción, desde el vientre se va fraguando el carácter, pero se acentúa y se define más fuerte en la infancia. Nací gracias a la voluntad divina, pues como cientos de niños en el mundo fui procreado en un momento de pasión y no gracias a una planificación o proyecto. Nací en el Hospital San Ignacio del Loyola, dirigió por los jesuitas; vine al mundo sano, por bendición de Dios, pero por cosas de la vida, varias veces estuve enfermo, por lo cual esporádicamente visitaba el mismo Hospital en el que vi la luz por vez primera. Mi familia gozaba de estabilidad económica, pues mi abuelo materno tenía un restaurante, varios negocios de bastante importancia y llegó a tener una muy buena fortuna, la 23
  23. 23. Monseñor Andrés Tirado Pérez que después perdería por los caminos del juego y las apuestas, lo cual, en efecto, asfixió mucho la estabilidad familiar, su economía y el entorno. De los cuatros hermanos con mi madre todos tenían su propia historia, pero mi madre se dedicó a viajar, a bailar, a pasarla bueno como decimos nosotros, era la épocas de los 60 y 70, la revolución mundial, el nuevo pensamiento y otras cosas que atrajeron a muchos en esa época; mi madre, mujer muy hermosa, pero que no quiso trabajar ni estudiar, viajó a varios países de Europa, desafortunadamente no tenía visión de salir adelante o progresar, sólo quería vivir el día a día, siempre pensó como muchos que aquella felicidad sería eterna. Mi abuelo administraba un hotel de bastante reconocimiento en esa época, también el restaurante, en este hotel fue donde se dio el encuentro que Dios organizaría para que yo llegara a este mundo; mi padre, un argentino que trabajaba en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tenía un cargo muy importante y viajaba a varios países del mundo en busca del asesoramiento en inversión de proyectos económicos de la banca al estado; indudablemente una persona brillante, radicado en Washington, era escritor internacional y desarrolló varios proyectos, modelos económicos para Estados Unidos y varios países y en especial para Suramérica, más adelante hablaremos de él. De vez en cuando y de cuando en ves, mi madre iba al hotel con el pretexto de ayudar, cierto día, todo planeado y orquestado por Dios se encontraron los dos. Mi madre y mi padre y de su encuentro fortuito nací yo. Mi padre por su oficio tenía que estar viajando constantemente, asesorando los ministerios de cada país en el área financiera. En esos viajes, de un momento a otro, todos cambio; murió mi abuela que era una matrona nortesantandereana quien desde pequeña, con mi bisabuela, lucharon por salir adelante, con 24
  24. 24. independencia, administraron restaurantes y hasta trabajaron como contrabandistas, por eso estuvieron en prisión. El padre desapareció y mi bisabuela tenía 12 hermanos a los 12 años se fugó de la casa materna, y empezó a recorrer la vida a su ley, luego quedaría embarazada, en ese momento nace su única hija, pero su padre como muchos otros no se hizo responsable de la manutención de la madre y la creatura; mi abuela creció y se convirtió en una mujer guerrera y excelente negociante, llegó a ser reina regional, su belleza era impactante. Mi abuela, de carácter fuerte pues la vida deja sus huellas, era el centro de la familia, era el eslabón que la unía, y murió tras un ataque al corazón; y allí inicia el gran desastre, mi abuelo se arraigó al juego y al licor y murió de la melancolía que le dejó la pena de amor, igual que ella, de un paro cardíaco dos meses después. La unidad, la solidaridad, el cariño, todo se perdió; la fractura del núcleo familiar fue algo contundente. De las deudas que existían y de lo poco que quedaba que el abuelo no se jugó o mi abuela no facilitó, pues era prestamista, cuando ella murió tenía bastante dinero en préstamos, pero nunca se firmaron letras de cambio ya que en ese tiempo no era necesario ningún documento, y se creía en la palabra, pero desafortunadamente ese dinero también se perdió, todo lo que quedó se lo repartieron entre los cuatro hermanos. Y aquí empieza mi clavario… Con el dinero entregado a mi madre vivimos un tiempo, después de esto empezamos a pasar apuros, pues mi madre nunca se preparó para trabajar o estudiar, nunca pensó en el futuro. Vivíamos los tres hermanos, uno mayor, otro menor, todos de diferentes padres, “mi madre fue muy responsable, a cada uno le puso un padre”… Quiero aclarar que no le guardo resentimientos ni la juzgo, pues Dios realizó en mi una limpieza espiritual y sanación 25
  25. 25. Monseñor Andrés Tirado Pérez interior, también debemos entender que Dios actúa de formas misteriosas y que Él en todo tiene un propósito; todo ser humano que llega a este mundo viene a cumplir un plan divino, de eso yo doy testimonio, lo que para el ser humano es imposible, para Dios no lo es, Dios toma de lo más bajo y menospreciable para mostrar su poder y su infinita misericordia. Varias veces, nos tocó vivir en lo que se llama inquilinatos “de mala muerte”, verdaderas pocilgas, casas donde varias familia conviven, siempre en los lugares a donde llegábamos no nos querían, siempre nos hacían a un lado y siempre buscaban hacerme daño; también había gente buena y allí empecé a ver la misericordia divina en acción. Yo era un niño inquieto como todo los demás niño, pero era noble; por lo general donde vivíamos los vecinos me culpaban de todo lo malo, otros me defendían, claro, mi madre arremetía contra mí, a veces era justo la más de las veces injusto, desde allí empecé a comprende el mundo al que llegue, o eres fuerte o te destruyen. Este –por decirlo de alguna manera– es el lema de la calle, el lema de la vida ruda. Dormimos en la calle, pero siempre Dios a través de un Ángel que era alguna persona, nos ayudaba, aguantamos hambre y humillaciones, mis ropas eran viejas, sucias, rotas y los zapatos destruidos, zapatos tan gastados que tocaba meterles cartón por dentro para que no les entrara mugre, o agua; a veces una tía que estaba muy bien económicamente enviaba ropa que mis primos dejaban, también a veces me llevaba a su casa o finca, contraste tremendo, pues vivían muy bien, era como un espacio de liberación. Eran tres primos, el menor de ellos me hacía la vida imposible tanto así que deseaba regresar a mi realidad de dejar esa fantasía a un lado. Donde estaba no encontraba paz ni tranquilidad, pero Dios me dio unos nervios de acero, todo esto y lo que sucede26
  26. 26. ría más adelante en mi vida era para que estuviera mal psicológicamente, con problemas pavorosos de salud, muchas persona no aguantan, no soportan las pruebas, se alejan de la realidad y terminan aislándose de ella para no sufrir, se desconectan. Siempre en estos lugares habían ratas, malos olores, peleas, maltrato intrafamiliar; como se vivía tan cerca uno se enteraba de muchas cosas, especialmente de los malos ejemplos. En ese tiempo y durante la muerte de mis abuelos se perdió por completo la comunicación con mi padre, yo desde muy niño comprendía las cosas, vivía entre la alegría, el dolor y el sufrimiento. Mi madre me quería, no lo niego, pero a veces me maltrataba bastante, como en muchos casos los niños se convierten en el desfogue de las frustraciones y necesidades de los padres, y sin serlo, en nuestro caso, los culpables de su pésima situación financiera. Todo esto hacía que creciera un resentimiento muy profundo, una furia muy grande, por esta realidad siempre estuve en contra de mi padre, pues lo colocaba como causante principal de nuestra desgracia. Mi madre no conseguía trabajo, tampoco su perfil laboral le servía pues no tenía estudios profesionales o superiores y menos experiencia laboral ni recomendaciones, ¿Cómo podría conseguía algún trabajo para poder llevar el pan a la casa? Muchas veces me dejaba encerrado todo el día en un cuarto donde había ratas y no podía pararme de la cama por miedo a que alguna me mordiera, temía hasta a los ratones más insignificantes, esto me creó una fobia profunda a estos animales; mi mamá dejaba un juego y se iba todo el día, en la noche regresaba y me daba la cena; pasaba todo el tiempo sin hacer nada, esperando y con pánico. Por un tiempo mis hermanos mayores vivieron con nosotros; también mi bisabuela, mi tía ayudaba económicamente 27
  27. 27. Monseñor Andrés Tirado Pérez y mi bisabuela tenía algo de dinero, pero seguíamos coexistiendo en los inquilinatos de mala muerte, mi madre conoció muchos señores, entre ellos al padre de mi hermano, un cerrajero alcohólico y violento; recuerdo que una noche llegó haciendo escándalo, rompiendo los vidrios y quería entrar a la fuerza al apartamento, recuerdo muy bien que había tres cuartos contiguos, en uno dormíamos mi mamá, mi hermano mayor y menor y yo y en el otro mi bisabuela que ya era mayor, ella tenía 85 años. Ese señor llegó supremamente enloquecido, borracho en extremo, empezó a romper los vidrios y lo dejaron entrar en el inquilinato, mi hermano mayor que tenía como 17 años salió y se enfrentó a él, pero se ganó una golpiza sin precedentes, el cerrajero era un hábil boxeador. Yo me desperté algo confundido y por medio de una ventana que comunicaba los cuartos pase a la habitación donde se encontraba mi bisabuela, ella estaba sentada en la puerta pues ese personaje la había empujado; yo estaba detrás de ella con un palo y dispuesto a salir a defender a mi familia, pero gracias a Dios no sucedió, tendría unos siete años; más la monstruosidad de la pelea entre el pugilista improvisado y mi pobre hermano quedó grabado en mi mente para toda la vida. Sentí mucha tristeza, fue un intenso dolor, yo dormía con mi hermano mayor, lo quería mucho, él se fue de la casa después de este suceso. Mi madre, por cualquier peso que recibía de él le permitía quedarse y muchas veces ocurrió lo mismo, escándalos, pelas, etc. Mi tercer hermano, el menor tenía para aquella época dos años de vida. Mi hermano mayor era mi soporte, la figura paterna que no tuve; los dos nos queríamos muchísimo, recuerdo cuando me alzaba y me tiraba al cielo, eso me producía miedo pero lo aceptaba. 28
  28. 28. Entiendo perfectamente la decisión que tomó mi hermano al huir de la casa, yo hubiera hecho lo mismo. Quedé solo, – en otras ocasiones me iba unos días a casa de mi tía–, seguramente ellos esperaban de mí mejores comportamientos pues su estilo de vida por la holgura económica era distinto. Como gustaría, como a muchas personas, regresar al pasado y cambiar la historia. Por la mala alimentación sufría mucho de la salud, defensas bajas, –me enfermada muy seguido–, la famosa amigdalitis hacía que me llevaran a urgencias al hospital San Ignacio o al Lorencita Villegas de Santos, donde permanecía bastante tiempo en sala de espera, con muchos síntomas terribles, mareo, un terrible decaimiento y dolor, allí miraba con desgano las paredes que estaban pintadas con dibujos infantiles, paisajes, animales, etc. Sólo observaba, me tenían que coger entre tres o cuatro enfermeros porque desarrollaba muchísima fuerza y era escurridizo, eran agujas grandísimas, las que al aplicar el antibiótico producían mucho dolor el que no me dejaba caminar por varios días, pero era la única solución, como sabía cuál era la terapia, me resistía con todas mis fuerzas, pero siempre perdía. Caminar mucho, meternos por detrás o debajo de la registradora, pedir para poder comer y mendigar era tarea diaria. Después del golpe emocional tan terrible de la partida de mi hermano, murió mi bisabuela, casi no la recuerdo, pero la fuimos a visitar al hospital donde estaba, ya estaba ancianita. Todo lo que empieza mal seguirá mal hasta que no ocurra algo que lo cambie. En el área académica fui un completo desastre, pues mi madre trataba de matricularme en colegios costosos, sabiendo que eso no se podría pagar y terminaban expulsándome, poniéndome en otros cursos, de esto me quedó la dislexia que he ido superando con el tiempo, pero es algo tan profundo y muchas veces actúa de forma inconscien29
  29. 29. Monseñor Andrés Tirado Pérez te proyectándose en la mente. Aún, hay momentos en que escribo bien y en otros resulta casi imposible. Después de leer atento y estudiar tanto he mejorado bastante, pero siempre quedan las huellas, sin embargo, he escrito varios libros; grandes escritores, artistas, políticos, empresarios, científicos son o han sido disléxicos como nuestro premio Nobel Gabriel García Márquez. Desde muy pequeño me gustó escribir y componer canciones y poemas, desafortunadamente de esos escritos no existe nada. Fui muy curioso, me interesó mucho la ciencia, la música, la cultura, el arte. Algo en mí siempre me impulsaba a buscar, investigar, a no conformarme con una simple explicación o un no, estudiaba como podía, en un tiempo en un colegio y después en otro, estudié en muchos colegios, siempre no faltaba el que quería aprovecharse y salía el león rugiente que habitaba en mi y se encontraba dormido, eso me causó muchos problemas, sanciones y regaños, llegué hasta el punto de enfrentarme en batalla campal con ocho ó más niños o preadolescentes, tenía una furia incontenible, era el resultado de años de acumular necesidades e injusticias y sufrimientos. 30
  30. 30. Juventud Como la infancia fue pavorosa, también lo fue la juventud. Empecemos por decir que en la infancia vivimos un años en la casa del padre de mi hermano menor, un hombre con graves problemas de alcoholismo, pero de joven, desafortunadamente y por necesidad tuvimos que regresar a esa casa que se estaba cayendo a pedazos, el lugar es importante y nosotros los seres humanos nos adaptamos a las condiciones, más nunca nos adaptaremos a la injusticias y maltratos. Muchas noches ya olvidadas, pasadas las dos o tres de la madrugada, llegaba el señor alicorado, enfurecido y rabioso a romper todo lo que se le atravesaba, los vecinos no podían dormir por sus gritos, injurias y maldiciones y el sinnúmero de palabras grotescas. Todas las noches persistía en mi una zozobra, un miedo infernal, un pánico que me hacia sufrir y me quitaba el sosiego, ya vencido por el sueño caía refugiado en los brazos de Morfeo, sin embargo, cuando de pronto mi madre con vos temblorosa y angustia me despertaba pues sabía que el monstruo llegaba a casa y se repetía la misas historia noche tras 31
  31. 31. Monseñor Andrés Tirado Pérez noche, la agonía era constante, rápido bajaba las escaleras y me escondía en un cuartico pequeño, me encerraba allí tras una puerta de madera que cerraba y protegía ese espacio, en ese lugar en el que casi ni cabía, pues sólo podía estirar medio cuerpo, tembloroso oraba a un Dios “que no me escuchaba”, cuando llegaba el monstruo mi madre trataba de alivianar su furia hablando y sirviéndole alguna bebida, pero él respondía con gritos, yo me sentía morir del susto, cientos de noches ocurrió así, en otras ocasiones en un descuido rápido salía en pijama o en pantaloneta y una camisa a enfrentarme al peligro de la calle y el frío que carcomían mis huesos, piel y carne, esperando que el bárbaro se durmiera para poder entrar. Expuesto a cientos de peligros sufría mucho y lloraba en silencio pues maltrataba a mi madre, a mi hermano menor que era su propio hijo y a mí también; varias veces me insultó, me maltrató y me pegó, llegué a sentir un resentimiento tan terrible que pensé en matarlo varias veces, en mi mente lo mate millones de veces y de formas horribles, quise poder cobrar venganza con mis propias manos y quietarle la vida, pero gracias a Dios me contuve, todavía me persigue ese rencor, pero oro y pido a Dios. Una noche no alcancé a esconderme o salir a la calle, el subía por las escaleras gritando y buscando pelea, siempre buscaba pelar conmigo, me armé de valor y me levante de mi cama; a veces era un colchón o sofá cama donde pernoctaba, pero sentí cómo se me subía la sangre a la cabeza y me lance con todas mis fuerzas, imaginen a un niño de 13 años pelear con un hombre mayor, le di un puñetazo con todas las fuerzas de mi ser, cerré mis ojos con bastante energía no vi ni donde se lo pegue, más atiné, le di en un ojo y se tambaleo, luego se sentó en las escaleras, la prueba saltó al canto, se le renegreo el ojo con una mancha morada alrededor de la cara, desde ese día ya no intentó sacarme de la casa o pelear, pero seguía siendo un infierno pues todo el tiempo reinaban las discusiones y golpes. 32
  32. 32. La vergüenza de aquel hombre debió ser grande pues no podía explicar que un niño le había golpeado. Recuerdo también que en uno de los tantos inquilinatos en que vivimos, una tarde, unos hombre querían golpear a mi madre, yo tenía un cuchillo grande guardado en mi brazo tapado por la manga de una chaqueta, cuando me percaté de la agresión salte lleno de ira irracional, ya no recuerdo si tenía 11 ó 12 años; saqué mi cuchillo e intenté clavárselo en el corazón al agresor, el bellaco quedó pálido sólo se tocaba el pecho, su reacción después de ese momento fue empujarme y darme patadas, pero entre más patadas me daba yo trataba de asestarle con el cuchillo en las piernas, por lo que sintiendo los punzones del cuchillo decidió retirarse de mí, yo estaba todo conmocionado, agitado y con una ira sobre humana; él se revisaba las piernas y el pecho, gracias a Dios el cuchillo no tenía el filo suficiente y sólo lo araño, pero desde ese día me tuvieron respeto y no se metieron mas con mi madre. En varias oportunidades también supe que es estar solo pues a mi madre la detuvieron en varias oportunidades, por estafa y robo, cosa que nunca se comprobaban y salía después de unos días de la cárcel, para mí era un gran sufrimiento, yo, encargado de mi hermano menor y sin nadie que nos ayudara y estando en la casa del horror con mi padrastro. Nuevamente, días muy difíciles, días de angustia sufrimiento y dolor. Por eso en ese momento mis reclamos a Dios, mi pelea con Dios, pero, sin embargo, Dios no me abandonó. Varias veces tenía que buscar recursos a cualquier costo para sacar a mi madre de las estaciones de policía. Los colegios por los que pasé eran unos privados y otros de sacerdotes, en los cuales estaba un tiempo por problemas económicos; era un buen estudiante, me gustaba mucho la ciencia, era inquieto; algunos dicen que la diferencia entre clases sociales y económicas no importa, pero la verdad es que sí, 33
  33. 33. Monseñor Andrés Tirado Pérez porque muchos tenían cientos de cosas que yo no tenía, yo callaba para que no me rechazarán, pero varios me apreciaban mucho, otros no; me llenaba de cólera al ver que alguien – como decimos nosotros los colombianos–, se la monte, se aproveche de los más pequeños y se formaban esas peleas campales con muchos jóvenes, –el toma y deme–, pero yo salía perdiendo. Uno de mis refugios eran mis amigos, pero no precisamente los del colegio, algunos sí, yo empecé a relacionarme desde niño con gente mayor y de calle, personas del infortunio de la vida que compartían muchas de estas experiencias de pobreza y miseria y maltrato, de niño probé el alcohol y por él y sus efectos varias veces fui internado en el hospital por intoxicación. Luego fui escalando pociones en cada pandilla a la que pertenecía y pasé por varias, así era aceptado y obtenía reconocimiento. Como no me daba miedo nada y a todo me enfrentaba, tomábamos bastante licor, pasábamos en fiestas, nos metíamos a los almacenes a robar, atracábamos, etc. Gracias a Dios, aclaro: no estuve en una secta satánica o pactos con demonios, es más, no me gustaba el diablo, creía en Dios a mi manera, no me gustaban los curas y cuando entraba a misa me desesperaba, tenía mi propia forma de ver las cosas, tampoco llegué a utilizar o a probar drogas pues veía el reflejo de varios que llegaron a ser indigente, pordioseros, mendigos o como le decimos “desechables”, me daba miedo, los demás si hacían y desasían, todos creíamos en Dios a nuestra manera, pero un Dios muy diferente, en ese tiempo, 80 y 90 donde el narcotráfico llegó a tener tanto poder en el mundo y de forma especial en Colombia, todo se fue corrompiendo con el dinero y sed de venganza, tener un arma para matar a alguien era común en esa época, trabajar para los duros del narcotráfico era un sueño. Paralelamente yo llevaba doble vida, estudiaba donde se podía, estaba en un grupo scout, donde nunca supieron todo 34
  34. 34. lo que estoy narrando, a veces no me entendían, a veces afloraban comportamientos agresivos, el estar con los scout era desconectarme de mi vida, de mi realidad y respirar un momento, grandes amigos que llegaron a mí, que siguen siendo mis amigos de los varios grupos scout en los que estuve, los scout fueron uno de los primeros que me ayudaron a ver la luz en el fondo del túnel, pero en realidad lo que me acercó a Dios de formas más plena fue una vez que en un evento al que asistí por interés sobre una chica que me gustaba, a conocer personas que pertenecían a grupos de catequesis, juveniles, de la Iglesia Católica, me invitaron y empecé a hacer buenas amistades, debo confesarlo, era más por ver las chicas que por otra cosa, pero en esos grupos Dios empezó a transformar mi vida, de repente ya no veía las cosas tan lejanas de Dios o de la Iglesia, eso me extrañaba, me desconocía por que el poder estar en una oración, una misa completa era una proeza; luego, los que me conocían menos, grandes amigos ahora y que amo mucho les encontré en estos grupos parroquiales, ellos tampoco sabían de mi situación, de mi doble vida, tal vez lo sospechaban, como un muchacho perdido, confundido como tantos, uno más o uno menos que, más da. Pero Dios iría haciendo su obra pues en mi corazón germinaba una semilla de cambio y conversión, de alejarme de todo lo mundano, de esas pandillas, de tantas cosas que eran mi mundo, empecé a tener sanación, mi vida cambió, pero fue un proceso, recuerdo y me da risa, porque en eso grupos llegue a ser líder de catequesis, de juventudes, etc., y también me enamore de algunas chicas. Empecé a integrarme más y más a los sacerdotes de estas iglesias, comunidades religiosas muy prestigiosas, donde me abrieron las puertas de su confianza, corazón y ayuda; me dieron trabajo de vez en cuando y como veían que muchas veces me iba a estar todo el día a las afuera de las puertas de la Iglesia, pues algunos jóvenes a ciertas horas estaban allí, me ofre35
  35. 35. Monseñor Andrés Tirado Pérez cieron un proceso vocacional para entrar en una comunidad religiosa, inicié el proceso, estuve con ellos por un tiempo, después conocí otra comunidad y luego otras, veía cosas muy interesantes en cada comunidad y me cambiaba, todavía me faltaba madurez espiritual, pero la diversidad me ayudaría a tener mejores criterios, por último pasé por el seminario diocesano, durante ese período de enamoramiento de Cristo y la Iglesia se dio la sanación de aquella mujer y mi vida cambio de nuevo tomando un nuevo rumbo, hice muchos cursos, validé el bachillerato por varios meses a estudiar de cinco a siete horas diarias de forma autodidacta, donde las bibliotecas se convirtieron en un paraíso, gracia a Dios saque muy buenas notas, permanecía sólo con un jugo de tomate de árbol todo el día, pero no sentía hambre, también fue un maravilloso refugio. En las comunidades y seminarios hice mis estudios religiosos. En este proceso dure 10 años de formación religiosa, tanto en comunidad como en diócesis o secular. Dios se me convirtió en un goce, entre la suma teológica de santo Tomas de Aquino y la visión cósmica integrada del universo y la teología de Pierre Teilhard de Chardin S.J., se desarrollaba mi mente. Al conocer la historia de la Iglesia la cual me fascinó, conocí que existían otras corrientes también católicas, pero más abiertas y que se adaptaban mejor a mi pensamiento y al proceso que venía desarrollando, conocí muchas, entré en una que se llama misioneros Vetero de Nuestra Señora de la alegría allí estuve ocho años. En los espacios de cambio de comunidad y demás, viaje en auto stop, recorriendo toda Colombia, sólo con 500 pesos en el bolsillo, también trabajé en muchas cosas y en muchos lugares, en muchos oficios. Dibujaba y una vez en las escaleras saliendo del túnel de una universidad, me puse a vender los dibujos, no eran grandes obras de arte pero gustaban, iba to36
  36. 36. dos los días, algo que Dios medió fue perseverancia, a veces llegaba la policía y tenía que salir corriendo, sólo un amigo me compró un dibujo, un gran amigo que precisamente trabajaba hoy en esa universidad, al lado estaban artesanos consumidores de drogas, eran hippies con cientos de historias, y viendo que no vendía nada, me enseñaron a hacer manillas, como en los scout se aprenden a hacer diversos nudos yo fusioné las dos, y fue un éxito total, vendía y vendía y los hippies que estaban cerca se debatían entre la envidia o la ayuda, esto me sirvió muchísimo, pues en los eventos scout era todo un éxito, yo siempre fui lo que llamamos “rebuscador”, siempre me movía en busca del pan de cada día. En varios momentos de crisis me sirvieron las artesanías, es un mundo difícil, pero ayudó muchísimo. Al estar en estos grupos de iglesia y de scout y de comunidades religiosas, me abrió varias puertas para estar en grupos políticos, grupos humanitarios internacionales, etc. Como en la actualidad en aquella época hacía varias cosas al tiempo, y hasta grabé un CD, que en esa época era costosísimo y un video de composiciones inéditas de mi autoría de género baladas pop; me dedicaba a escribir cuentos, poesía, a pintar, sigo pintando y estuve en varios cursos de pintura, cosas maravillosas que me llenan de lindos recuerdos. Muchas experiencias, mi vida siempre ha sido muy intensa, muy apasionada, el querer conocer ¿Él por qué? ¿El para qué? ¿Cómo funcionan las cosas?, eso ha estado desde siempre en el fondo de mi corazón. Empezaba una etapa muy diferente en mi vida, la cual era estar en una iglesia u organización católica que NO era Romana, en esos años no se sabía casi nada de esto, aunque por llamado de Dios seguía con ellos como lo escribí, estuve con ellos por unos años y termine de estudiar y llevaba varios proyectos, me ordenaron de diácono y después presbítero o sacerdote. Seguía estudiando por mi cuenta y haciendo varios cursos. 37
  37. 37. Monseñor Andrés Tirado Pérez Pero ya no estaba inclinado a la teología como tal, sino a todo lo que era el tema de fenómenos paranormales, sanación, liberación y exorcismo, siempre atendía gente, durante varios años, era en secreto y poca gente atendía porque no quería hacerme notar en ningún lado y de ninguna forma, me enfoque más en el trabajo social. Quiero compartir la siguiente información para que nos podamos dar cuenta a través de la historia y de la investigación por qué hay iglesias autónomas o nacionales; somos llamados así por el Vaticano que tiene su propia estructura y desarrollo. Estar en estas iglesias me permitía seguir ayudando a los demás en todas estas áreas que me fascinan y tener autonomía. El estudio, la investigación y experimentación es lo que nos forma como verdaderos maestro en cada área, todos los días aprendemos cosas nuevas y llegan acciones más interesantes. Los temas de que en todo hay que pedir permiso, que todo es prohibido y el celibato, fueron algo con lo que nunca estuve conforme. Esta información puede ser consultada. 38
  38. 38. Historia del celibato en la Iglesia Católica Romana Establecer una fecha exacta de imposición del celibato en la Iglesia Católica Romana es difícil, los historiadores no han unificado los criterios, pero podemos determinar que bajo el papado de Hildebrando Aldobrandeschi (san Gregorio VII O.S.B), (año de pontificado de 1075 al 1085). A este Papa se le atribuye que tanto los obispos, sacerdotes y clérigos no siguieran con la tradición del clero casado. En un sentido, para que los grados eclesiásticos no fueran de carácter hereditario, y en segundo lugar por los bienes de la Iglesia, ya que un sacerdote casado, con familia, podía aportar menos a la Iglesia económicamente, que un sacerdote soltero o célibe. Al mismo tiempo la ciudad del Vaticano se desprendió de Roma convirtiendo su soberanía en un Estado independiente y su máximo dirigente sería el Papa, de esta separación quedó el Derecho Canónico rigiendo a la Ciudad del Vaticano y a la Iglesia Católica Apostólica Romana, el derecho civil tendría efecto para toda Italia. 39
  39. 39. Monseñor Andrés Tirado Pérez Estipulado por la ley de patrimonio familiar, que la familia era también heredera y parte de los vienen que pertenecen a la familia, este hecho hizo poner en más de una vez al Papa y al papado en serios problemas económicos y legales. Por estas razones él papa Benedicto VIII, instauró el celibato, aunque varios papas trataron de imponerlo, pero sin éxito. Celibato. La palabra celibato viene del latín célibe, que quiere decir soltero. Desde los 12 apóstoles y los 72 discípulos de Jesús y después todos los seguidores de los apóstoles siendo la mayoría casados. Es así como nuestro Señor Jesucristo sanó de una enfermedad a la suegra de Pedro. Hasta el años de 1012 obligaron a los sacerdotes y obispo a que fueran solteros, por cuestiones políticas, económicas y legales. En la actualidad el papado, en cabeza del papa Francisco, lleva el proceso de anular el celibato, pero antes tienen que hacer un presupuesto con los bienes pontificios y mirar las condiciones económicas y legales. Les presento uno de los mejores documentos que se han encontrado sobre la historia del celibato, tanto en libros como en Internet3. Siglo I. San Pedro y los apóstoles escogidos por Jesús eran en su gran mayoría hombres casados. El Nuevo Testamento sugiere que las mujeres presidían la comida eucarística en la Iglesia primitiva. Siglos II y III. Edad del Gnosticismo: la luz y el espíritu son buenos, la oscuridad y las cosas materiales son malas. Una persona no puede estar casada y ser perfecta. No obstante ello, la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados. 3   Fuente: Folleto original diseñado por Corpus Canadá. 40
  40. 40. Siglo IV. “Concilio de Elvira del año 306, España, Decreto 43: todo sacerdote que duerma con su esposa la noche antes de dar misa perderá su trabajo”. Concilio de Nicea, año 325: se decreta que una vez ordenados, los sacerdotes no pueden casarse. Se proclama el Credo de Nicea. Concilio de Laodicea, año 325: las mujeres no pueden ser ordenadas. Esto sugiere que antes de esta fecha se realizaba la ordenación de mujeres. Año 385: el Papa Siricio, abandona a su esposa para convertirse en Papa. Se decreta que los sacerdotes ya no pueden dormir con sus esposas. Siglo V. Año 401: San Agustín escribe que “Nada hay tan poderoso para envilecer el espíritu de un hombre como las caricias de una mujer”. Siglo VI. Año 567: El Concilio de Tours II establece que todo clérigo que sea hallado en la cama con su esposa será excomulgado por un año y reducido al estado laico. Año 580, el Papa Pelagio II: Su política fue no meterse con sacerdotes casados en tanto no pasaran la propiedad de la Iglesia a sus esposas o hijos. Año 590 a 604: El Papa Gregorio, llamado “el Grande” dice que todo deseo sexual es malo en sí mismo ¿quiere decir que el deseo sexual es intrínsecamente diabólico? Siglo VII. Francia: los documentos demuestran que la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados. Siglo VIII. San Bonifacio informa al Papa que en Alemania casi ningún obispo o sacerdote es célibe. Siglo IX. Año 836: El Concilio de Aix–la–Chapelle admite abiertamente que en los conventos y monasterios se han realizado abortos e infanticidio para encubrir las actividades de clérigos que no practican el celibato. 41
  41. 41. Monseñor Andrés Tirado Pérez San Ulrico, obispo, argumenta que basándose en el sentido común y la escritura, la única manera de purificar a la Iglesia de los peores excesos del celibato es permitir a los sacerdotes que se casen. Siglo XI. Año 1045: El papa Bonifacio IX se dispensa a sí mismo del celibato y renuncia al papado para poder casarse. Año 1074: El papa Gregorio VII dice que toda persona que desea ser ordenada debe hacer primero un voto de celibato: “Los sacerdotes [deben] primero escapar de las garras de sus esposas”. Año 1095: El papa Urbano II hace vender a las esposas de los sacerdotes como esclavas y sus hijos son abandonados. Siglo XII. Año 1123. Papa Calixto II: El Concilio de Letrán I decreta que los matrimonios clericales no son válidos. Año 1139. Papa Inocencio II: El Concilio de Letrán II confirma el decreto del anterior Concilio. Siglo XIV. El obispo Pelagio se queja de que las mujeres son aún ordenadas y administran confesiones. Siglo XV. Transición; 50% de los sacerdotes son hombres casados y como tal, aceptados por la gente. “El celibato no es esencial para el sacerdocio; no es una ley promulgada por Jesucristo.” Declaración del Papa Juan Pablo II en julio de 1993. Siglo XVI. 1545 a 1563: El Concilio de Trento establece que el celibato y la virginidad son superiores al matrimonio. 1517: Martín Lutero. 1530: Enrique VIII. Siglo XVII. Inquisición. Galileo. Newton. Siglo XVIII. 1776: Declaración de Independencia de los Estados Unidos. 1789: Revolución Francesa Siglo XIX. 1804: Napoleón. 1882: Darwin. 42
  42. 42. 1847: Marx, Manifiesto Comunista. 1858: Freud. 1869: El Concilio Vaticano I establece la infalibilidad del Papa. Siglo XX. 1930. Papa Pío XI: el sexo puede ser bueno y santo. 1951. Papa Pío XII: un pastor luterano casado es ordenado como sacerdote Católico en Alemania. 1962: Papa Juan XXIII: Concilio Vaticano II; vernáculo; el matrimonio es equivalente a la virginidad. 1966: Papa Pablo VI: dispensas al celibato. Década de 1970. Ludmilla Javorova y otras mujeres checas son ordenadas para atender las necesidades de las mujeres prisioneras de los comunistas. 1983: Nueva legislación canónica. 1980: Se realiza la ordenación de pastores anglicanos y episcopales casados como sacerdotes Católicos en los Estados Unidos; en 1994, esto también sucede en Canadá e Inglaterra. Papas que estuvieron casados. San Pedro, Apóstol San Félix III 483–492 (2 hijos) San Hormidas 514–523 (1 hijo) San Silverio (Antonia) 536–537 Adriano II 867–872 (1 hija) Clemente IV 1265–1268 (2 hijas) Félix V 1439 1449 (1 hijo) 43
  43. 43. Monseñor Andrés Tirado Pérez Papas que fueron hijos de otros papas u otros miembros del clero Nombre del Papa Papado Hijo de San Damasco I 366–348 San Lorenzo, sacerdote San Inocencio I 401–417 Anastasio I Bonifacio 418–422 Hijo de un sacerdote San Félix 483–492 Hijo de un sacerdote Anastasio II 496–498 Hijo de un sacerdote San Agapito I 535–536 Gordiano, Papa San Silverio 536–537 San Hormidas, Papa Marino 882–884 Hijo de un sacerdote Bonifacio VI 896–896 Adrián, obispo Juan XI 931–935 Papa Sergio III Juan XV 989–996 León, sacerdote Papas que tuvieron hijos ilegítimos después de 1139 Nombre del Papa Papado Padre de Inocencio VIII 1484–1492 varios hijos Alejandro VI 1492–1503 varios hijos Julio 1503–1513 3 hijas Pablo III 1534–1549 3 hijos, 1 hija Pío IV 1559–1565 3 hijos Gregorio XIII 1572–1585 1 hijo 44
  44. 44. Mitos y hechos reales Mito: Todos los sacerdotes realizan un voto de celibato. Hecho: La mayoría de los sacerdotes no hacen un voto de celibato. Es sólo una promesa hecha ante un Obispo. Mito: El celibato no es la razón de la falta de vocaciones. Hecho: Una encuesta realizada entre las iglesias protestantes durante 1983 muestra un excedente de miembros del clero; solamente la Iglesia Católica tiene carencia de sacerdotes. Mito: El celibato eclesiástico ha sido norma desde el Concilio de Letrán II, celebrado en 1139. Hecho: Los sacerdotes y hasta los papas continuaron casándose y teniendo hijos durante varios siglos después de esa fecha. De hecho, la Iglesia Católica Oriental todavía tiene sacerdotes casados. En la Iglesia Latina, un sacerdote puede ser casado sí: • primero fue pastor protestante; o • si ha sido Católico durante toda su vida pero promete no tener nunca más relaciones sexuales con su propia esposa. 45
  45. 45. Monseñor Andrés Tirado Pérez Mito: La falta de vocaciones se debe al materialismo y la falta de fe. Hecho: Investigación (legado Lilly 1985): “no hay ninguna evidencia que sostenga que la falta de fe ocasiona la falta de vocaciones... los ministerios en las universidades y entre voluntarios jóvenes están floreciendo”. Nosotros creemos que los sacerdotes debieran estar autorizados a casarse, y que las mujeres tienen iguales derechos a demostrar la veracidad de su llamado al sacerdocio junto con los candidatos hombres. Nosotros creemos que el celibato es un don del Espíritu, tal como lo es la vocación de matrimonio y la vocación a permanecer soltero. Los dones no pueden ser obligatorios, por eso es que con un profundo respeto por el don del celibato solicitamos que se lo decrete opcional y no se lo imponga sobre aquellos que no han sido llamados a permanecer en ese estado. 46
  46. 46. Adultez Sigue el proceso. En el año 2003 recibí un don maravilloso al ser recompensado en el área afectiva, pues si bien se siembra bien se recoge y todo está concatenado, todo está conectado en el universo. Una mujer a la que ayudé en liberación y prosperidad, me presentó a una de sus amiga, la que se convertiría en la mujer más importante en mi vida; demostró ser una líder y una persona que me ayudó, su apoyo en todos los proyectos que Dios nos iba entregando fue incondicional, con Stella, –como se llama– nació una sana mistad y una ayuda espiritual para ambos, ella atravesaba dificultades humanas, tenía un año de separada de su esposo y después de una tormentosa experiencia matrimonial, en medio del autoconocimiento y los consejos empezamos a conocernos y sin falta, sin error, las flechas certeras de Cupido aparecieron y empezaron a entrelazarse sentimientos muy fuertes entre los dos. Cada día que pasaba se acrecentaba la confianza, la ilusión y el amor fuerte e indomable. 47
  47. 47. Monseñor Andrés Tirado Pérez A través de ella Dios me socorrió para ser mejor persona, mejor ministro suyo. Siempre una mujer puede hacer que un hombre progrese o se destruya. Yo había llegado al borde de los abismos, pero mi carácter y empeño fueron más enérgicos. Nunca sabemos cómo van a terminara las cosas, y las cosas más inciertas son las del corazón, las del sentimiento, pero los caminos de Dios son insondables, misteriosos y sorprendentes. No imaginaba ni esperaba que esta mujer fuera una luz en todo mi proyecto de vida y en mi tarea ministerial. Stella, quien en la actualidad es mi esposa, me llevaría a conocer a otra gran mujer, amiga de ella, una líder maravillosa, muy preparada y dedicada al servicio, a la cual quisimos muchísimo y admiramos mutuamente. Libia, una mujer de 70 años, pero con una vitalidad sorprenden, un razonamiento de todas las realidades de la vida y con un corazón dispuesto a dar todo por los más necesitados, nunca dijo no al que pedía, ayudaba hasta a sus propios detractores. Todavía en mi mente está fresco su recuerdo; cierta vez Stellita me llevó a conocerla en la casa de uno de sus hijos, estaba enferma pues padecía cáncer, enfermedad violenta, que sabía llevar con mucha dignidad. Dios le dio una fuerza de voluntad indomable y un poder sobre natural para realizar las cosas. En este momento estaba decaída y ella quería que oráramos por su sanación, hicimos la oración, tenía un proyecto de hacía muchos años, deseaba sostener varias obras sociales, entre ellas un comedor infantil comunitario, en ese tiempo existían muy pocos y se estaban abriendo otros, pero no estaba desarrollado a la plenitud la ejecución de estos proyectos a través del Estado, sino a través de fundaciones, empresas privadas y personas de buen corazón. Yo le dije que no se preocupara, que Dios le ayudaría en la realización de su sueño, lo que no sabía era que en ese proyecto yo estaría involucrado. 48
  48. 48. Días después, con otras personas, con pocas ollas y algunas mínimas ayudas en la casa de Libia abrimos el comedor con ocho niños, fue en ciudad bolívar, en el barrio Perdomo, de Bogotá; niños y familias desplazadas, la mayoría en la miseria absoluta. Económicamente yo estaba muy mal, pues venía de un proceso de búsqueda de trabajo remunerado fallido y de estar en varias comunidades religiosas que me ayudaban y al elegir una iglesia NO romana, las puertas se cierran y ya no existen las ayudas y todo me era difícil, tanto así que me tocó regresar a vivir con mi madre, por un tiempo, en la casa del padre de mi hermano menor. De la nada empezamos el proyecto del comedor y de la Corporación sin ánimo de lucro que bautizamos “Tu corazón y el mío para la humanidad”. Fueron varios años muy espinosos, de pruebas en la fe, desiertos y luchas, salíamos todos los días a muchos lugares, tiendas, casas, plazas de mercado para recabar alimentos para los niños, el grupo empezó a crecer, 12, 24, 30, 50, hasta 120, y agreguémosle a las madres cabeza de hogar y ancianos. A través del comedor se evangelizaba y se ayudaba a los niños de diferentes formas, esto me apasionaba pues recordaba mi infancia; siempre una mano amistosa hace que tengamos en nuestra mente que existe Dios, que hay misericordia y que sí existe la compasión; así se ayudaba, así fuera poco, pero ese granito de arena tan pequeño ayudaría a muchos de eso niños a cambiar su mundo y a sembrar la semilla del surgir como personas de bien en la sociedad. Trascurrido el tiempo me fui del lado de mi madre y de mi hermano menor, en una caja puse algunas ropas, anteriormente realicé un viaje misionero y en ese viaje regalé todo lo que tenía. La situación económica era paupérrima, se sobrevivía. Pero me recibió con los brazos abiertos la señora Libia, otra gran mujer en mi devenir histórico, creyó en mí, y recí49
  49. 49. Monseñor Andrés Tirado Pérez procamente yo en ella, llegamos al acuerdo de ayudarnos mutuamente, pues yo no tenía con que pagar un arriendo así fuera el de un cuarto, pero aportaba con los gastos de los servicios y de alimentación. No era un palacio, más bien la casa proyectaba abandono, de cariño la llamaba “La laguna”, pues cuando llovía el agua entraba para hacer sus desastres y parecía una piscina, era una casa muy humilde, repleta de sencillez, pero colmada de amor y cariño, el derroche de lo más importante. Siempre encontré una sonrisa y una palabra de aliento de parte de la señora Libia. Fue una persona muy especial, varias carreras académicas y una historia larga en las lides políticas y el servicio a la comunidad de la cual aprendí varias cosas muy valiosas. Mientras seguíamos luchando con el comedor, cada día era más difícil el sostenimiento, nos cortaban el agua y la luz eléctrica, por falta de pago. Teníamos que pedir nos donaran cartón, aluminio, chatarra, mercado en las tiendas y en muchos lugares, para sustentar los gastos diarios del comedor. Sentía una felicidad muy grade al ver como esos niños llegaban con tanta alegría a recibir su almuerzo diario o una palabra de Dios quien en últimas todo lo ofrecía, fueron momentos muy hermosos, pero a la vez muy complicados por la situación económica tan compleja; mis únicas propiedades, aparte de tener una fe inquebrantable, eran: dos pantalones, dos camisas, y unos zapatos casi rotos, no tenía ni una moneda, iba a pie a todas partes sin importar la distancia. Pero Dios tiene un plan, me irían presentando a personas de un corazón muy generoso que se convertirían en grandes amigos y colaboradores de la obra. Pasaban cosas insólitas, por ejemplo, un gran amigo, llamado Luis Fernando, gerente los fines de semana de un cementerio, al que fui a sacar un entierro, –una brujería–, los 50
  50. 50. celadores del lugar dieron aviso y me llamaron para esta tarea, tenía susto, y él me empezó a hacerme un interrogatorio y más me preocupaba, pero así se manifiesta Dios y el cielo quería que yo conociera a una excelente persona en el camino espiritual, él nos ayudó muchísimo en el comedor y nos visitaba con frecuencia. El grupo que inició el comedor era disímil en pensamiento y eso ocasionaba problemas, pero siempre se buscaba orden y Dios siempre organizaba todo, llegaba el que tenía que llegar y se iba el que debía. Oraba noche y día, pidiéndole al Señor que nos sacara adelante, que nos sacara de la miseria, de la pobreza, esto duró bastante tiempo hasta que fueron escuchadas mis oraciones. Trabajando en el comer, creciendo a cada momento, Stellita estaba vadeando duras penurias económicas, y le ofrecimos que viniera a vivir a la casa de la señora Libia, lugar en donde funcionaba el comedor, pues tenía que arreglar todo lo de la separación de bienes, tenerla en la casa fue una alegría muy grande para todos y en especial para mí, pues con su risa y alegría nos alegraba los días. Vivíamos como en la primera comunidad cristiana, todos nos ayudábamos, orábamos mucho y todo era de todos, esto hizo que nuestra amistad se convirtiera en cariño y del cariño al amor, siendo bendecido al conocer un día que Stellita estaba embarazada, ya desde hacía mucho, en mis oración pedía tener un hijo, tiempo después y como profético nació el deseo de pedir una niña, y así fue, una alegría supremamente profunda, el ser padre sólo lo puede saber y experimental quién lo es, pero con responsabilidad, esto era toda una revolución, en especial por el problema económico que parecía insalvable, pero también nos llenó de alegría y felicidad la nueva vida que se proyectaba, no obstante volvieron la angustia y el temor, a su vez el regocijo –mezcla extraña– pues mi hija llegaría a este mundo y ni siquiera tenía como comprarle la primera muda 51
  51. 51. Monseñor Andrés Tirado Pérez de ropa, el comedor con más problemas, queríamos cerrarlo, atendía personas en la tarde pues en la mañana estaba en el servicio del comedor, escuchaba algunos casos de personas, eran pocos, pero casos muy complejos y no me atrevía a hacer publicidad porque no tenía los documentos, como el acta de ordenación de sacerdote, en ese mismo año en la Iglesia en que estaba me ordenaron sacerdote y poco apoco eso me ayudó a mejorar, a tener algún ingreso extra, buscaba trabajo de lo que fuera, con amigos, y hasta familiares; ya todo estaba listo para entrar a trabajar a cualquier trabajo como obrero raso, pero a la postre y en el último minuto siempre pasaba algo que por fuerzas misteriosas no lo permitía. Hasta las personas que me ayudaban quedaban extrañadas, hasta en los trabajos anteriores fui a rogar casi de rodillas que me dieran una nueva oportunidad pero de verdad, no me podían ayudar, la situación económica no lo permitía, es más, con un primo en un proyecto fui a ayudarle, pero fueron más la humillación y las diferencias que tuvimos, por el pasado de mi madre que decidí soportar un tiempo, hasta quise vengarme como cuando era un joven, pero gracias a Dios me contuve. En varias oportunidades me enfermaba de los bronquios y tos, amigdalitis como cuando niño y mi decaimiento no me dejaba hacer nada y sólo quería dormir y no había medicamento efectivo. Tiempo después entendí que Dios me tenía reservado para su servicio, para vivir y trabajar en el ministerio, si me hubiera quedado en un trabajo, en esa época no hubiera podido hacer nada más, pues estaría esclavo de ese trabajo convertido en un conformista, pero eso no lo entendía en ese lapso, rogaba, lloraba, hacía de todo para conseguir un trabajo, hasta una vez un día me fui a trabajar a la rusa en construcción, por supuesto me fue mal. Desesperado de ver mi situación, fabrique algunas artesanías, manillas, y de nuevo salí a la calle, pero no vendía nada, 52
  52. 52. algunos amigos cercamos me ayudaron comprando, pero eso no era suficiente. Era tan exagera la situación, que de las ayudas que llegaban de ropa de segunda y demás teníamos que vestirnos. No quería eso para mi hija, no quería que ella sufriera lo que yo sufrí, una noche en un sueño un ser de luz me dijo: – Andrés, no tenga miedo a su hija no le faltará nada. Y así ha sido hasta el día de hoy. La llegada de Melania fue todo un acontecimiento, me llenó de vida, sanó mis heridas y empecé a perdonar muchas cosas de mi infancia y juventud, el nacimiento de ella, la espera para que naciera, cada gesto, cada movimiento eran algo sublime para mí, la energía que se siente, la transmisión de la sangre es algo inenarrable. Recuerdo cuando la recibí en mis brazos, no olvido sus primeros gestos, lo sentido es maravilloso, poco a poco con la llegada de Melania fueron mejorando las cosas, ella fue, es y seguirá siendo una bendición, y a través de ella se abrió el progreso. Seguíamos trabajando en el comedor, al principio nos habían prestado unas meses y sillas, después nos las pidieron pues las necesitaban, luego de una construcción nos reglaron unas tablas muy pesadas, las cuales se convertirían en nuevas mesas. Haciendo varias actividades y buscando en un lado y otro empezaron a mejorar las cosas, implementamos el plan padrino, rifas y tocamos a muchas puertas y mejoró todo; cuando la gestión de una empresa que conllevó mucho trabajo y por muchísimo tiempo se cristalizó se dio la oportunidad que también otras empresas se animaran a ayudar y una muy importante proporcionara su ayuda a la Corporación y al comedor. Empecé a escribir varios libros, los cuales me dieron reconocimiento nacional e internacional, seguí atendiendo gente y ya tenía varias misiones en diferentes lugares, con la ordenación sacerdotal recibí mas unción del Espíritu Santo, empecé 53
  53. 53. Monseñor Andrés Tirado Pérez a trabajar públicamente la ayuda integral a las personas, la sanación, liberación y progreso; cada día venía más gente, empecé a hacer mis primeras misiones y viajes a nivel nacional, a dar conferencias y a atender gente muy prestigiosa; simultáneamente a la gente más humilde y sencilla, pues son los mismos problemas y la mismas circunstancias, todos somos personas tengamos dinero o posición o prestigio, somos iguales. Empezaron a suceder diverso milagros en sanción física, sanación interior, restauración de hogares, prosperidad, liberación y exorcismos, mi trabajo desde ese entonces ha sido y será personalizado, pues cada caso es único y se debe ayudar de la mejor forma para que sea la más precisa. Una de las tareas que más me gusta es ir a las casas a liberarlas, pues nuestros hogares y casa son lugares que recogen muchas energías malignas, se descubren muchas cosas que afectan a las familias, la mayoría de las veces salía y me enfermaba a fuerzas maléficas, contando con la protección de Dios, la ayuda divina en los exorcismos es imprescindible; muchas veces me atormentan en las noche, sueños con demonios, que me querían destruir, que me botan de la cama, etc. Siempre resulta una consecuencia, pero el poder ayudar a los demás, me hace sentir muy bien y es una obra espiritualmente para el Reino de los Cielos. Varios casos milagrosos, me dieron prestigio gracias a Dios no por mi propia soberbia, sino para que la humanidad entienda que existen estos fenómenos y que hay gente que necesita ayuda. No todos se sanaban, no todos se liberaban o prosperaban, eso depende de cada situación, de cada persona, de Dios y de la fe de cada cual. Entrevistas en radio, televisión, periódicos y revistas nacionales y después llegarían las internacionales. Con el tiempo se darían misiones en varios países que han fortalecido mi ministerio. 54
  54. 54. De los viajes más complicados e importante y donde recibí bastante unción del Espíritu Santo fue el primero que hice a Estados Unidos de América. En ese momento ya no estábamos viviendo en el comedor ni en la casa de la señora Libia, pero seguíamos con ella y el comedor. Gracias a algunos amigos a nivel internacional conseguimos tener mayor estabilidad con la fusión de otras actividades ya alcanzábamos una estabilidad, y sin embargo, a veces las estabilidad económica volvía a tambalear. Todo esto fue un milagro. ¿Visa? ¿Conseguir los recursos?, sí, todo se dio tras seguir cuidadosamente el proceso de un año y medio, de oración y lucha, gracias al padre Miguel, fue posibles el primer viaje y los posteriores, viajaba y me quedaba un tiempo, siempre llegar a un país totalmente desconocido es complicado, es caótico, pero Dios nos abrió los caminos, Estados Unidos me dio una visión mucho más amplia y mejor de las cosas; también tuve pensamientos negativos de que era difícil, imposible; pero sí se podía, fue de gran crecimiento espiritual y material, porque en todos los países, en todo el mundo, se encuentra gente buena o no tan buena. De los viajes a Estados Unidos y sus diversas ciudades se prepararon otros viajes, por ejemplo el regalo maravilloso que Dios me tenía guardado de encontrar a mi padre, algo que también cambiaría mi vida. Siempre fue mi obsesión saber cómo era físicamente mi papá, pues me decían tantas cosas y sin tener ni una foto, todo causaba caos en mi mente; de niño le tenía un rencor muy profundo a causa de mis grandes problemas y necesidades; posteriormente Dios fue sanándome, liberándome de esa pena y dolor que atribuía en mi corazón por la ausencia de mi padre. En varias oportunidades intente buscarlo sin encontrar ninguna señal positiva, oré como todo lo que se ha dado en mi vida, siempre con mucha oración, mucha espera; estando 55
  55. 55. Monseñor Andrés Tirado Pérez en unos de los viajes a Estados Unidos, viajes que no fueron fáciles, pero cada vez se abrían más al progreso y crecía bastante mi visión sobre el mundo y mis proyectos, también la unción del Espíritu Santo, los dones que Dios me regaló fueron aumentando. Tuve previamente varios sueños; desde niño tenía este don de ver las cosas futuras en los sueños, y a medida que me entregué más a Dios y al ir creciendo se fueron desarrollando más, donde de diversas formas veía que nos encontrábamos con mi padre, pues en mi corazón siempre quedó la inquietud de poder por lo menos conocerlo físicamente, pues de niño tenía una fijación muy fuerte a todo hombre que veía con los rasgos que me habían descrito de mi padre, lo buscaba y creía que era él y que vendría a rescatarme de tantas cosas funestas, cosa que nunca pasó. Empecé a buscar gracias a la tecnología de la Internet, archivos del banco interamericano, personas que trabajaron con él, y empecé a escribirles, Dios los bendiga porque ellos fueron muy ambles y me respondieron con bastante efecto. Al recibir esta ayuda fue más fácil tener contacto e información de Carlos Pagano, mi padre, una persona que quiso borrarse del mapa, para que nadie lo encontrara. El apellido que tengo en la actualidad, Tirado, fue de un amigo de mi madre, un gran señor que nos ayudó muchísimo, como fueron pocos y cortos los momentos en que me encontré con mi padre aún siendo un bebé, después se realizó la separación, pues me quedé con el apellido Tirado que llevo con mucho orgullo y cariño, ya no es posible cambia el apellido pues acarraría un sin número de inconveniente legales innecesarios. Cada correo que me llegaba me emocionaba mucho mas pues estaba cada vez más cerca de encontrar a mi padre; pero ese empeño tuvo su premio, por fin, después de tantos años podía conocerlo, diferentes personas me estaban ayudando, 56
  56. 56. hasta que después de buscar por cielo y tierra, conseguir sus datos, su teléfono y su correo, paradójicamente, el vivía seis meses en Washington y los otros seis meses en Buenos Aires. Cuando yo llegué en ese viaje a Estados Unidos el salía a Buenos Aires, se iba y yo llegaba. Nos empezamos a comunicar, a escribir cientos de correos, de día y de noche y fue una euforia, fue muy emocionante. Era increíble, muchas cosas que él había realizado yo las había realizado sin que el supiera de mí ni yo de él. La misma forma de pensar, de ser, ¿genética? un amigo de él me envió una foto y somos idénticos como si fuéramos dos gotas de agua. Se organizó el viaje de encuentro a Buenos Aires, coordinamos estar 10 días en su apartamento. Este fue un premio maravilloso, grande, mi padre se portó muy bien conmigo, a veces con un temperamento duro, pero debo entenderlo pues él vivía como un ermitaño, alejado de todo el mundo. En la época que era bebé, se le desarrollo un tumor cerebral que le afecto muchísimo sus capacidades; esto produjo que del Banco lo pensionaran por invalides. Su hogar, con sus hijas o sea mis hermanas, se destruyó, me contó una infinidad de cosas del gran economista internacional ya no quedaba mucho. Esto fue un gran dolor para él, hizo un esfuerzo para compartir esos días conmigo, me los dedicó con amor, yo respondí con el mismo afecto. Hablamos de nuestros antepasados, de la vida, la sangre permanece. Físicamente éramos parecidos, pensábamos parecido, gustos parecidos, muy espiritual, proyectos y cosas que hacíamos con la misma disciplina, frases, forma de ser y de hablar, y eso que yo sólo compartí algunas minutos con él en mi etapa de bebé. Argentina se abría a mí como una nación llena de cultura, de diversos colores, donde Dios expandió mi mente, era co57
  57. 57. Monseñor Andrés Tirado Pérez nocer otra orilla, gran regalo para mi vida y lo que sería más adelante, la cultura, el pensamiento renovador. Quedé enamorado de Argentina, mas adelante iría a tender casos de liberación a varias ciudades de ese país y esporádicamente viajo a Buenos Aires, y con mi padre continuamos la comunicación, aun que él sigue siendo un eremita y eso lo respeto. Al regresar a Colombia de algunos viajes que hice misionando, en varias lugares de Bogotá abrí misiones y la oficina donde diariamente atiendo todo tipo de casos, algunos casos difíciles, son muchos los retos, pues son casos donde la mayoría ha experimentado con médicos, psicólogos, psiquiatras, chamanes, médiums, parapsicólogos, videntes, exorcistas, sacerdotes, etc. Muchos llegan sin esperanza o ven lejana la solución, pero empezamos el proceso de ayuda integral y según el tiempo de Dios se dan los milagros y mejorías. Me empezaron a llamar para varios programas en radio que fueron muy exitosos en los temas paranormales, para televisión se grabaron programas donde en vivo y en directo se realizaron exorcismos, se desarrollaron varios programas internacionales, en especial “Puerta al más allá”, de Dicovery Channel, el cual me hizo conocer a nivel internacional. Viendo que las personas querían capacitarse y saber más de estos temas, que la Iglesia Católica Romana maneja con bastante sigilo, creé la única Escuela en Alta Espiritualidad que tiene a nivel internacional un diplomado en demonología, liberación y exorcismo, es presencial y virtual, y ha tenido gran éxito, los que hacen este diplomado sienten cambios en sus vida, muchos testimonios hermosos, tanto de los que lo hacen presencial como virtual en distintos países, varios cursos nacieron también para desarrollarlos a través de la Escuela, en el momento seguimos capacitando a las personas, el gran beneficio está en primer lugar el auto crecimiento personal y espiritual y lo segundo es que conozcan estos fenómenos. 58
  58. 58. Quede claro y es bueno que se diga que con el diplomado no se convierte en un exorcista especializado, pero se plantea en el futuro hacer una especialización en exorcismos para que los sacerdotes puedan llegar a ser exorcistas o personas que estén capacitadas en esta área. En este momento hemos desarrollo de varios proyectos: el primero fue el Congreso Internacional de Exorcistas Ecuménicos que se realizó en mayo de 2013, en Bogotá – Colombia, el único y primero en el planeta, ecuménico que quiere decir que es para todos en el mundo, con los expositores organizaremos una asociación internacional de exorcistas ecuménicos, la cual está abierta para todos los que quieran hacer parte de este movimiento, a través de la asociación seguiremos apoyando eventos internacionales y dando a conocer a la humanidad estos temas que son de crecimiento personal. Dios en su infinita misericordia medio la gracia de fundar un proyecto espiritual que se llama: Congregación Sacerdotal Internacional, donde se fusiona a los laicos con lo eclesial o clero, todos al mismo nivel donde cada uno puede ser autónomo en su trabajo pero estar bajo la cobertura de la Congregación, un proyecto grande y bonito, el cual me fue revelado en un sueño cuando estaba en Estados Unidos hace cinco años, lo presento para que ustedes mismos puedan hacer su propio análisis y desarrollar sus conclusiones. En la actualidad la Congregación está fundada y funcionando con miembros y representantes en varios países y en nuestra amada Colombia, estamos en el plan de expansión y estructuración de la Congregación, un gran regalo que Dios también me dio. Por este motivo viaje a Costa Rica el 28 de marzo del 2013 para recibir la gran bendición de ser consagrado Obispo de manos del arzobispo Higinio Alas y los obispos Dixon Zúñiga y Rodrigo López, lo cual me llenó de muchísima alegría y de más fuerza y carácter ministerial e incrementó la unión del 59
  59. 59. Monseñor Andrés Tirado Pérez Espíritu Santo, ser consagrado Obispo para el mismo proyecto fundado por mi e iluminado por Dios es un acontecimiento inédito. Hasta este día así es mí historia, ya llegaran nuevas aventuras, pero lo más importante es que Dios ha realizado una obra grande en mi, siendo quien era, estando en lo que estaba Dios siempre confió en mí, tenía un plan, un propósito, si Dios hizo esto en mi siendo un pobre ¿Cuánto no hará Dios en tu vida si lo recibes y pones de tu parte? Abramos nuestras manos y nuestro corazón a Dios y confiemos en Él que es el único que no nos defraudará. Soy un hombre feliz, realizado en la vida, con muchos sueños y proyectos, pero ya he encontrado la felicidad completa, no ha sido ni será fácil, pero en todas la áreas he tenido éxito, gracias a Dios. Mucho me decían: abandone ese proyecto, no siga, eso no va a salir, eso es imposible, no se puede, pero siempre les contestaba que lo que para nosotros como seres humano es imposible para Dios no lo es, el creó el universo y todo en cuanto existe y claro que se puede, algunos me quieren otros no, pero soy un triunfado, soy victorioso gracias a la misericordia divina de Dios y de su amor. ¡Así se levanten los mil infiernos en contra de nosotros, si estamos cogidos de la mano de Dios triunfaremos; sin duda, venceremos! 60
  60. 60. Sueño de la proyección de la Congregación Sacerdotal Internacional al Padre Andrés Tirado 22 de junio del 2009 – 1:45 a.m. Aurora (Colorado) – Denver, Estados Unidos. Trascrito textualmente de su manuscrito original: “Estaba en un lugar bonito y hablaba con varias personas, en especial un hombre de camiseta blanca, de uno 40 años, pelo negro, piel blanca. El me decía que no me preocupara por la organización, pues Dios a través del camino la convertiría en un movimiento grande e internacional.4 Que lo que sí me decía es que era polifacético y ecuménico. Que muchas personas la conformarían5. 4   Nuca había planeado cosa semejante ni había pensado en una de una congregación o movimiento internacional. 5   En esto está la síntesis de la proyección de la Congregación Sacerdotal Internacional. 61
  61. 61. Monseñor Andrés Tirado Pérez Me volvió a repetir que sería un movimiento grande, al padre Miguel Bonilla6 lo veía con camiseta blanca7 y está en el grupo. También me dijo que la decisión de regresar a Colombia fue muy buena y me mostró que me iría muy bien y un dinero que ganaría (una cifra) que tendría que atender cosas nuevas.8 Me mostró que yo seguiría viajando y que también regresaría a USA.9 Este sujeto miraba al padre Miguel Bonilla mostrándole como Francia10, no sé que era, pero tenía que ver con el movimiento, también señalaba América del Sur y USA.11 Como para que yo entendiera que el movimiento crecería y sería fuerte. Estábamos muy contentos, muy felices”. Mas dormido que despierto me siento en la cama y busco mi teléfono móvil para saber la hora, porque tengo que salir temprano a acompañar al padre Miguel Bonilla a una diligencia12, me siento semi dormido y pienso en el sueño que debo 6 El padre Miguel Bonilla, es un gran sacerdote y amigo, el ha sido uno de las personas que mas me colaboró para ir a Estados Unidos, fue el mejor instrumento del que Dios se sirvió para que yo estuviera en ese País y creyó en mí, me ayudó en muchos momentos difíciles. 7 El usar camisa blanca con el Escudo o logo de la Congregación tanto para miembros directivos, como miembros activos está fundamentada en este punto. 8 Estaba en una gran confusión, muy mal económicamente y no sabía si quedarme o regresar, pero al volver a Colombia me empezó a ir de maravilla, un cambio de 180°, una inusitada prosperidad; no recuerdo bien el dinero que se me mostros en el sueño, la cantidad en números, pero sobre pasó esa cantidad, tenía muchísimas deudas y ninguna entrada económica, estaba en las manos de la misericordia divina, cosas nuevas y proyectos empezarían. 9 Gracias a la Divina Providencia se abrieron las puertas a muchos viajes y tiempo después regresé a Estados Unidos, cosa que en ese momento se veía imposible, “hombre de poca fe”. 10 Me refiero al País europeo. 11 Uno de los grandes sueños del padre Miguel Bonilla era conocer Francia, cosa que se le haría realidad mucho antes de tener la dicha de conocerle, sin embargo, muestra la proyección a futuro del plan de expansión de la Congregación, por eso es internacional. 12 Este escrito narra un hecho real, pues estaba en la casa del padre Miguel Bonilla hospedado, al despertar del sueño y por el golpe –del que estuve adolorido por varios días–, recuerdo que al estruendo del golpe, el padre Miguel y su esposa Irma fueron presurosos a 62

×