MASTER EN ESTUDIOS CONTEMPORANEOS DE AMÉRICA LATINA.
REGION ANDINA: EVOLUCION Y SITUACION SOCIOPOLÍTICA.
MANIFESTACIONES D...
vicioso de difícil solución que ha venido fortaleciéndose durante los últimos años y que
tiene que ver con las falencias e...
El pueblo Yukpa protagoniza una histórica lucha por la recuperación de sus territorios
ancestrales, de los que fueron desp...
Gobierno Venezolano está obligado a arbitrar los mecanismos alternativos de solución de
conflictos para resolver este caso ...
percepción de irregularidad o informalidad en el ejercicio de las funciones de la Comisión
Nacional de Demarcación.
Las me...
BIBLIOGRAFIA CONSULTADA.
1. Aguilar Castro, Vladimir (2004). “Política y Cuestión Indígena en Venezuela”.
Societé Suisse d...
15.Sociedad Homo et Natura (2009). ¨En Venezuela se están demarcando los
territorios indígenas para entregárselos a los me...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Manifestaciones de la informalidad en los países andinos la demarcacion de territorios indigenas en venezuela, el caso del pueblo yupka. 150111

360 views

Published on

Desde finales de los años setenta, se produce en la Región Latinoamericana un renovado período de expansión democrática conocido como la “tercera ola de democratización” (Mariani 2008a: 1). A poco más de treinta años de distancia desde aquel momento, el balance de las transiciones operadas desde regímenes autoritarios a otros democráticos es sin duda positivo, aunque con matices. Hoy en día todas las democracias de América Latina cumplen con los requisitos formales que permiten calificarlas como tales. En todo caso y pese al camino recorrido, persisten dudas acerca del grado de consolidación democrática alcanzado. Tanto en América Latina en su conjunto, como en la Región Andina en particular, asoman signos preocupantes que apuntan hacia la debilidad de lo que, siguiendo a autores como Verdesoto, denominamos como las “bases institucionales de la gobernabilidad democrática” (Verdesoto 2010a:1). Quizá la pérdida de confianza en la institucionalidad democrática y el extendido y creciente fenómeno de la “informalidad”, en los procesos operados por las instituciones, son los signos más evidentes del todavía bajo nivel de consolidación democrática que presentan los Países Andinos. El presente trabajo reflexiona, de manera breve, sobre las manifestaciones de la “informalidad pública” y sus efectos en el Área Andina, tomando como ejemplo el problema de la demarcación de territorios indígenas en Venezuela, en relación al caso del pueblo Yupka.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Manifestaciones de la informalidad en los países andinos la demarcacion de territorios indigenas en venezuela, el caso del pueblo yupka. 150111

  1. 1. MASTER EN ESTUDIOS CONTEMPORANEOS DE AMÉRICA LATINA. REGION ANDINA: EVOLUCION Y SITUACION SOCIOPOLÍTICA. MANIFESTACIONES DE LA INFORMALIDAD EN LOS PAÍSES ANDINOS: LA DEMARCACION DE TERRITORIOS INDIGENAS EN VENEZUELA, El CASO DEL PUEBLO YUPKA. INTRODUCCION. Desde finales de los años setenta, se produce en la Región Latinoamericana un renovado período de expansión democrática conocido como la “tercera ola de democratización” (Mariani 2008a: 1). A poco más de treinta años de distancia desde aquel momento, el balance de las transiciones operadas desde regímenes autoritarios a otros democráticos es sin duda positivo, aunque con matices. Hoy en día todas las democracias de América Latina cumplen con los requisitos formales que permiten calificarlas como tales. En todo caso y pese al camino recorrido, persisten dudas acerca del grado de consolidación democrática alcanzado. Tanto en América Latina en su conjunto, como en la Región Andina en particular, asoman signos preocupantes que apuntan hacia la debilidad de lo que, siguiendo a autores como Verdesoto, denominamos como las “bases institucionales de la gobernabilidad democrática” (Verdesoto 2010a:1). Quizá la pérdida de confianza en la institucionalidad democrática y el extendido y creciente fenómeno de la “informalidad”, en los procesos operados por las instituciones, son los signos más evidentes del todavía bajo nivel de consolidación democrática que presentan los Países Andinos. El presente trabajo reflexiona, de manera breve, sobre las manifestaciones de la “informalidad pública” y sus efectos en el Área Andina, tomando como ejemplo el problema de la demarcación de territorios indígenas en Venezuela, en relación al caso del pueblo Yupka. LA INFORMALIDAD EN LA INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA EN LOS PAÍSES ANDINOS. La institucionalidad democrática de los Países Andinos experimenta durante los últimos años un período de crisis y cambios profundos caracterizados por “la fragilidad de sus instituciones, una expandida informalidad y la persistencia de rasgos de cultura política afines al decisionismo, el caudillismo, el particularismo etc” (Mariani 2008a: 3). Esta crisis se enmarca en lo que Verdesoto denomina como “crecientes niveles de desintegración social” (Verdesoto 2010a:1) fruto de la transición del modelo de desarrollo hacia una modernización operada de manera compulsiva y contradictoria, por su capacidad de genera elevados niveles de pobreza y extrema desigualdad. Siguiendo la tesis planteada por Verdesoto, la crisis de la institucionalidad democrática en los Países Andinos presenta razones estructurales, coyunturales y políticas. En el nivel estructural destaca el notable “vacío institucional”, en lo coyuntural existe una “masiva informalidad” y en el ámbito institucional se producen “legitimidad (es) grises” (Verdesoto 2010a: 2) En nuestra opinión hay una relación causa-efecto entre las razones expuestas, pues el “vacío institucional” propicia la creciente “informalidad”, que a su vez da lugar a “zonas grises de legitimidad”, en las que al no entra la acción del Estado, por lo que se hace evidente, de nuevo, el “vacío institucional”. Se produce de este modo un círculo
  2. 2. vicioso de difícil solución que ha venido fortaleciéndose durante los últimos años y que tiene que ver con las falencias en la transmisión de la confianza desde las instituciones a la ciudadanía. La informalidad es sin duda el principal problema en la transmisión de confianza entre instituciones y ciudadanía. Entendemos la misma en el sentido propuesto por autores como Mariani para el que la informalidad supone la "distancia entre reglas y comportamientos que se presenta siguiendo un patrón habitual y previsible" (Mariani 2008b: 3). Como señala Mariani, la democracia debería implicar un grado de previsibilidad sobre los comportamientos de los actores, muy superior al de cualquier otro régimen pero desgraciadamente la pauta que parece regular el comportamiento de las instituciones es la “imprevisibilidad”. Suele ocurrir que la democracia no impide que quienes ocupan las posiciones de mayor poder puedan ponerse fuera de los alcances de la ley. Lo anterior genera la perdida de confianza en las instituciones por parte de la ciudadanía, de ahí el descrédito que impera en el ámbito Andino sobre la efectividad y confiabilidad de las instituciones. Enfocar y resolver las carencias en el cruce entre informalidad y régimen político es vital en una Región como la nuestra (Mariani 2008b: 3), por cuanto la extensión de la informalidad puede acabar “carcomiendo” los cimientos del sistema democrático hasta vaciarlo de contenido y destruirlo. La otra cara de la informalidad es la transgresión rutinaria de la ley por parte de los propios ciudadanos, que actúa a modo de resistencia social frente a las dinámicas institucionales. Se entra aquí en el terreno de la “anomia”, entendida esta en el sentido propuesto por Verdesoto, como “comportamientos económicos, sociales y culturales “ainstitucionales”, sin referencia en la ley ni en los acuerdos sociales básicos” (Verdesoto 2010a:1). Siguiendo de nuevo a Mariani si consideramos que "Las instituciones son pautas que regulan las interacciones entre actores" (Mariani 2008:4); lo que se espera es que las pautas resulten tanto aceptadas como aplicadas de modo que exista sobre las mismas la certeza de que seguirán funcionando en el tiempo. Cuando lo anterior no se produce la visión que se impone a nivel ciudadano sobre las instituciones esta cercana a la idea de que existe una brecha entre lo que se dice y lo que se hace que es fuente de todo tipo de incertidumbres y riesgos y que alienta a buscar mecanismos alternativos a la ley para resolver los problemas ciudadanos. EL PROBLEMA DE LA DEMARCACION DE TERRITORIOS INDIGENAS EN VENEZUELA: EL CASO DEL PUEBLO YUPKA. Un ejemplo interesante de informalidad política/pública lo constituye el proceso de demarcación de territorios indígenas del pueblo Yupka en Venezuela. Con la promulgación de la "Ley De Demarcación Y Garantía Del Hábitat Y Tierras De Los Pueblos Indígenas" en enero del 2001 se abre un capítulo fundamental en la lucha de los pueblos indígenas de Venezuela para lograr ejercer el derecho a la propiedad colectiva sobre sus territorios ancestrales que fue consagrado en el artículo 119 de la Constitución de la República. Como entidad responsable de promover, asesorar y coordinar todo lo relativo al proceso nacional de demarcación se crea, por decreto nº 1.392 de 3 de Agosto del 2001, la "Comisión Nacional de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas" cuyo trabajo hasta la fecha ha sido fuertemente cuestionado.
  3. 3. El pueblo Yukpa protagoniza una histórica lucha por la recuperación de sus territorios ancestrales, de los que fueron desplazados, durante el período colonial y buena parte del siglo XX, para dar paso a las haciendas ganaderas de Perijá. El caso se ubica en el Estado Zulia, en la frontera Nor-occidental de Venezuela con Colombia, lo que agrava significativamente el problema, ya que los Yukpas no sólo se enfrentan a los poderosos intereses de los terratenientes ganaderos y la industria extractora de recursos naturales, sino que también, en algunos casos, deben abandonar sus tierras debido a la presencia de grupos irregulares armados. Pese a los trabajos de delimitación iniciados por la Comisión Nacional de Demarcación del Hábitat y Tierras, iniciados durante el 2001, sólo a finales del 2009, el 12 de Octubre, se otorgaron los primeros títulos de propiedad colectiva para los Yupka, existiendo todavía muchas dudas sobre la cantidad y calidad de los terrenos entregados1 . Esta situación pone al descubierto el entramado de relaciones de poder, que ha sido construido entorno a dichos territorios y que derivan en la ¨aparente¨ suspensión de los buenos propósitos de la ¨Revolución Bolivariana¨ para con las comunidades indígenas de la Sierra de Perijá y su sustitución por grandes proyectos de explotación y transporte de recursos mineros en la zona. Cansados de esperar, los Yukpa decidieron recuperar por su propios medios varias haciendas ubicadas en sus territorios ancestrales como medio de presión para acelerar la demarcación. Desde entonces las comunidades Yukpa han experimentado un notable incremento en el número de desalojos violentos, amenazas de muerte y agresiones físicas por parte de “sicarios” contratados por los hacendados de la región. Como parte de esta situación, en el mes de Julio del 2008 se produjo la muerte del anciano José Manuel Romero, padre del Cacique de la comunidad Chaktapa, como consecuencia de las heridas producidas en el desalojo de la hacienda Kusare. Hasta la fecha no se han esclarecido los hechos que acarrearon la muerte de José Manuel Romero ni se han derivado responsabilidades penales para los culpables. De la misma manera, justo un día después de la entrega de los títulos colectivos en Octubre del 2009, se produce un nuevo hecho violento en el que fallecen dos familiares del Cacique de Chaktapa, fuerte crítico del proceso de demarcación de tierras impulsado por el Gobierno Bolivariano. Detrás de toda esta problemática están presentes los intereses de los grandes proyectos mineros y de infraestructuras que se quieren impulsar por parte de los organismos multilaterales y el propio Gobierno Venezolano a través del IIRSA. Se trata de la explotación de enormes yacimientos de carbón y fosfatos que existen en el eje final del tramo Andino en la frontera Colombo-Venezolana. El problema estriba en que sobre los territorios ancestrales en litigio ya existen derechos previos de explotación concedidos por el Estado Venezolano a Corpozulia y diversas empresas internacionales, por lo que el reconocimiento de los derechos indígenas sobre la totalidad de estos territorios tendría que pasar necesariamente por la derogación o renegociación de dichas concesiones. En todo caso el Estado Venezolano reconoce el derecho del pueblo Yukpa a recuperar sus territorios ancestrales en el artículo 9 de la Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas. Este derecho viene respaldado también en lo establecido en el artículo 16, tercer párrafo, del Convenio 169 de la OIT y el artículo 28 de la Declaración de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. El 1 Un buen análisis sobre las dudas entorno a los títulos entregados lo constituye los artículos: “Titulos “chimbos” entregará Chávez el 12 de Octubre” http://www.soberania.org/Articulos/articulo_4979.htm y “Táctica y estrategia del etnocidio “revolucionario bolivariano”. http://www.soberania.org/Articulos/articulo_5268.htm
  4. 4. Gobierno Venezolano está obligado a arbitrar los mecanismos alternativos de solución de conflictos para resolver este caso tal y como se establece en el artículo 43 de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas. La misma ley en su artículo 46 obliga a la Comisión Nacional de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas a realizar el pago de las cantidades de dinero que se establezcan para satisfacer los derechos de terceros que pudieran ser perjudicados en todo este proceso. La Comisión Nacional se ha caracterizado por la lentitud en que ha desarrollado los trabajos de delimitación y por la falta de información sobre los procesos en marcha. En el lapso de casi diez años de trabajo de demarcación, se han otorgado, a nivel nacional, unos 40 títulos de propiedad colectiva frente a los aproximadamente tres mil títulos colectivos restantes. En general los títulos se entregaron en coyunturas de marcado carácter "político" o por exigencia del Presidente Chávez, como fue el caso del 12 de Octubre, Día Nacional de la Resistencia Indígena. Los efectos sobre la institucionalidad y la legalidad relacionada con el mecanismo de demarcación son evidentes, pues se impone el descrédito de todo el proceso y la búsqueda de soluciones alternativas a las legales por parte de las comunidades indígenas. CONCLUSIONES. En la línea de lo manifestado por diversos autores (Colmenares Olivar 2002 y Aguilar Castro, 2004) el derecho a la autodeterminación y su expresión concreta en el ejercicio de la autonomía sobre los territorios ancestrales de los pueblos indígenas de Venezuela quedaron reflejados de manera ambigua en la nueva Constitución Venezolana que data del año 1999; en ese sentido, pese a la legislación complementaria posterior, se podrían considerar como avances no definitivos y condicionados a la voluntad política del gobierno de turno. Pese a los avances logrados a nivel institucionales y legal2 , persisten dudas sobre la materialización efectiva de los derechos de los PPII en especial en lo tocante a la autonomía y autodeterminación, lo que en última instancia está estrechamente ligado con la demarcación y recuperación de sus territorios ancestrales. Los retrasos en la entrega de títulos de propiedad colectiva, la cuestionada calidad de los títulos entregados y los “magros” resultados del proceso de demarcación a nivel nacional, generan escepticismo entorno a la efectividad de los mecanismos de protección del actual gobierno. No parece aventurado concluir, que en el caso de los territorios ancestrales indígenas en Venezuela, la efectividad de los procesos de demarcación estará condicionada por la existencia o no de intereses estratégicos nacionales sobre los territorios en litigio, lo que favorece la 2 Con la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela del año 1999, se produce, por primera vez en la historia nacional, el reconocimiento constitucional de los derechos de los pueblos indígenas (PPII). Así mismo se establece el carácter multiétnico y pluricultural de la sociedad venezolana. Desde la aprobación del texto constitucional hasta la fecha presenta un balance positivo, aunque matizado, en relación al reconocimiento legal e institucional del derecho al territorio y la autonomía. Entre los principales acontecimientos es necesario destacar la aprobación y subsiguiente ratificación del Convenio 169 de la OIT, la promulgación de la Ley de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas en el año 2000, la Misión Guaycaipuro del año 2003, la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas del año 2005, la creación del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas en el año 2007, las leyes de Idiomas Indígenas y de Patrimonio Cultural Indígena, así como la ratificación de la Declaración de las NNUU Sobre los Pueblos Indígenas, todos ello en el mismo año.
  5. 5. percepción de irregularidad o informalidad en el ejercicio de las funciones de la Comisión Nacional de Demarcación. Las medidas para evitar esta práctica informal parten fundamentalmente de los propios pueblos indígenas tanto a través de la movilización social como de la interpelación de los representantes indígenas en la Asamblea Nacional y en la propia comisión. Los resultados obtenidos no han mejorado el desempeño de la Comisión Nacional de Demarcación, debido a que la Comisión depende fundamentalmente del Poder Ejecutivo y no existe sanción directa sobre su actuación. Además los avances legislativos e institucionales en favor de los pueblos indígenas impulsados por el Gobierno Bolivariano, y la participación activa de parte importante del Movimiento Indígena Venezolano en el actual gobierno, le ha restado un tanto de capacidad crítica. En este sentido la necesaria auditoría social (social accountability 3) de los propios PPII sobre el trabajo del Gobierno en materia indígena, no ha sido especialmente incisiva. Tampoco se han promovido acciones judiciales a nivel nacional y mucho menos a nivel internacional, para mejorar el desempeño, en esta materia, de las instituciones gubernamentales como la Comisión Nacional de Demarcación. En resumen, el reconocimiento formal por parte del Estado Venezolano de los derechos colectivos de los PPII, en especial el derecho a la autonomía y sus territorios ancestrales, tiene que acompañarse de la concreción de estos derechos y, en la línea de lo planteado por diversos autores (Assies,Van Der Haar, Hoekema. 2008:9), “presenta el desafío de lograr un equilibrio entre, por una parte, la participación indígena en el estado y sus instituciones y por la otra, el respeto a la autonomía de las instituciones indígenas”. 3 Tomamos aquí la definición de “accountability social” propuesta por Mariani que “refiere al conjunto de medidas, acciones y formas de participación ciudadana tendientes a controlar la legalidad del ejercicio del poder, denunciar – presuntos-- ilícitos y transgresiones, y procurar –niveles crecientes de-- transparencia en la administración de los asuntos públicos” (Mariani 2008b:12).
  6. 6. BIBLIOGRAFIA CONSULTADA. 1. Aguilar Castro, Vladimir (2004). “Política y Cuestión Indígena en Venezuela”. Societé Suisse de Americanistes. Bulletin 68, pp 91-104. 2004. 2. Asamblea Nacional (1999). Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 3. Asamblea Nacional (2006). Ley de Consejos Comunales. 4. Asamblea Nacional (2000). Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas. 5. Assies Willem, Van Der Haar, Gemma, Hoekema, André J (2002). “Los Pueblos Indígenas y la Reforma del Estado en América Latina”. Papeles de Población. Número 031 Enero-Marzo. 2002. Universidad Autónoma de México. http:// redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=11203104 6. Caparó, Lily.(2009) “La lucha indígena, demarcación de territorio, y los tres Rs”. Jueves 19 de marzo de 2009. Publicado en la página web del PSUV http:// juanmartorano.blogspot.com/2009/03/la-lucha-indigena-demarcacion-de.html" 7. Clarac, Jacqueline (2002). “La Política Indigenista Venezolana a Través del Tiempo. Contactos y Conflictos Inter-étnicos en Venezuela: El Eterno Problema. Los Problemas Recientes”. 09-44. Revista CENIPEC. 21.2002. Enero-Diciembre. 8. Colmenares Olivar, Ricardo (2002). “El Derecho a la Autonomía de los Pueblos Indígenas en Venezuela”. 185-217. Revista CENIPEC. 21.2002. Enero a Diciembre. 9. Quintero Weir, Jose Angel (2009). “Táctica y estrategia del etnocidio “revolucionario bolivariano”. Soberania.org - 15/10/09. http://www.soberania.org/Articulos/ articulo_5268.htm. 10.Mariani, Rodolfo (2008a)“De las Transiciones a los Desafíos Actuales de la Democracia!. Escuela Virtual, PNUD. www.escuelapnud.org. 11.Mariani, Rodolfo (2008b)“ Democracia e Instituciones en América Latina. Informalidad y Accountability”. Escuela Virtual, PNUD. www.escuelapnud.org. 12.O´Donnell, Guillermo (1997). “Contrapuntos: ensayos escogidos sobre autoritarismo y democratización” (Caps. X y XI, pags. 287 a 330); Ed. Paídos, 1997.13.Organizaciones y Movimientos Sociales de Venezuela (2009): “Carta abierta al presidente Chávez para resolver el conflicto por el territorio Yukpa”. Para ¨Kaos en la Red¨ [10.03.2009].www.kaosenlared.net/noticia/carta-abierta-presidente-chavezpara-resolver-conflicto-territorio-yuk 14.Portillo, Lusbi (2009). “Titulos “chimbos” entregará Chávez el 12 de Octubre”. Sociedad Homo et Natura* / Soberania.org - 15/06/09. http://www.soberania.org/ Articulos/articulo_4979.htm
  7. 7. 15.Sociedad Homo et Natura (2009). ¨En Venezuela se están demarcando los territorios indígenas para entregárselos a los megaproyectos mineros¨. (Aporrea) [14.02.2009.21:13]. http://www.kaosenlared.net/noticia/venezuela-estandemarcando-territorios-indigenas-para-entregarselos-me 16.VERDESOTO, Luis (2010a?). “Introducción”. Modulo Regional Andino. Máster Estudios Contemporáneos de América Latina. Universidad Complutense de Madrid. 17.VERDESOTO, Luis (2010b?). “Las Instituciones”. Unidad Tres. Módulo Regional Andino. Máster Estudios Contemporáneos de América Latina. Universidad Complutense de Madrid. 18.Otro recurso: http://www.rnv.gov.ve/noticias/index.php?act=ST&f=36&t=105357 Por Francisco José Tomás Moratalla.

×