Examen Ginecológico de la Hembra Bovina

9,290 views

Published on

Breve recuerdo Anatamofisiológico, Diagnóstico de Preñez

0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
9,290
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
306
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Examen Ginecológico de la Hembra Bovina

  1. 1. FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA SEDE REGIONAL CAMOAPA CARRERA: MEDICINA VETERINARIA ASIGNATURA: GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA TEMA: EXAMEN GINECOLÓGICO DE LA HEMBRA BOVINA DOCENTE: Dr. Otoniel López López II Semestre del 2013
  2. 2. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 2 OBJETIVOS Realizar un examen visual del animal y en especial del aparato reproductor. Practicar las maniobras semiológicas habituales en la realización de la exploración del aparato reproductor de la hembra bovina. Practicar la palpación rectal en hembras bovinas. Reconocer las diferentes estructuras anatómicas del tracto reproductivo de hembras gestantes y no gestantes. Reconocer las diferentes etapas del ciclo sexual mediante la palpación rectal. Determinar presencia de gestación y edad gestacional.
  3. 3. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 3 Introducción: El examen rectal o palpación rectal es una valiosa herramienta que el clínico tiene a su alcance, no solo para evaluar la correcta constitución anatómica del tracto reproductor y la factibilidad de que la hembra entre en servicio, sino también para determinar la presencia o no de una gestación, además de determinar su tiempo de evolución. Una vez finalizada la gestación, por medio de palpación rectal el clínico puede evaluar la correcta involución del tracto reproductor y la evolución del puerperio, pudiendo detectar patologías asociadas a este período de la vida del animal. En machos, el tacto rectal es de importancia para el diagnóstico de aptitud reproductiva y detectar ciertas patologías de las glándulas anexas. En resumen, las aplicaciones del tacto rectal son: En hembras: - Diagnostico de aptitud reproductiva en vacas y vaquillonas. - Palpación pre-servicio en vacas y vaquillonas. - Evaluación puerperal. - Diagnostico de preñez. - Diagnostico de patologías (piómetra, momificaciones, freemartinismo, doble cervix, quistes ováricos, etc.). - Determinación de ciclicidad y estado del ciclo sexual. - Aplicación de tratamientos intrauterinos. - Aplicación de biotecnologías. En machos: - Diagnostico de aptitud reproductiva (palpación de vesículas seminales, exteriorización de pene, extracción de semen). - Diagnostico de patologías.
  4. 4. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 4 ANAMNESIS No necesita ser un procedimiento formal, la mayoría de los clínicos la realizan mientras el animal está siendo examinado, lo que no deja de ser un dato muy importante al momento de la evaluación de los hallazgos del examen clínico. Una anamnesis detallada ayuda en el diagnóstico de la gestación. Además de las preguntas habituales en toda anamnesis debe agregarse datos de fecha de último servicio, I.A. o servicio con toro, número de servicios previos, presentación regular de celos etc. EXAMEN SEMIOLÓGICO GENERAL Antes de comenzar con cualquier maniobra sobre el animal el clínico debe realizar una correcta observación y examen por inspección, no solo de los órganos genitales externos sino también del individuo en general. En las vacas examinadas por infertilidad, pero que gozan de buena salud general, no es necesario hacer un examen clínico completo. Por medio de la observación general del individuo el clínico puede evaluar la conformación externa del animal, pudiendo ésta dar indicios de determinadas patologías, como por ejemplo el freemartinismo, donde el animal afectado tiene similitudes anatómicas a un novillo, o degeneraciones ováricas quísticas, donde el individuo muestra apariencia masculina de cabeza y sacro. Permite además, determinar su condición corporal y estado nutricional, o alguna patología sistémica que sin dudas tendrá repercusiones sobre el normal funcionamiento del aparato reproductor. EXAMEN SEMIOLÓGICO ESPECIAL Inspección particular Inspección de los genitales externos, conformados por la vulva, clítoris y uretra femenina, observando en ellos su correcta conformación anatómica, la presencia de lesiones o anormalidades funcionales. Además, el aspecto general de estas estructuras indica cambios asociados no solo a ciertos estados filológicos del animal, sino también cambios asociados a estados patológicos. Por medio de la inspección de los órganos genitales externos también se puede evidenciar descargas vulvares que reflejan estados fisiológicos (celo) o patológicos (endometritis). Estas descargas pueden ser observadas directamente en la vulva, o pueden ponerse de manifiesto como costras secas adheridas a la cola o los muslos del animal. La glándula mamaria también debe explorarse debido a que en el periodo pre y post parto experimenta cambios, como edema y aumento de tamaño, que pueden ser indicativos de estos periodos.
  5. 5. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 5 Examen Rectal Recordatorio anatómico Antes de comenzar con la descripción de la técnica utilizada para realizar esta maniobra se realiza un breve recordatorio anatómico del tracto reproductor de la hembra. Órganos genitales externos: - Vulva: tiene unos labios gruesos y ambas comisuras son agudas. La ventral es puntiaguda y provista de pelos largos. Su forma, tamaño y color varían según la edad, raza y estado fisiológico del animal. - Clítoris: tiene un pilar muy corto, pero su cuerpo mide 10 a 12 cm de largo y es sinuoso. - Uretra: mide 10 a 12cm. El orificio uretral externo se localiza a unos 10 cm de la comisura ventral; por detrás del mismo existe un divertículo suburetral que es ciego. Estas dos últimas estructuras no son de importancia pero se deben considerar en la inspección con el objetivo de descartar cualquier patología que pueda repercutir sobre el futuro reproductivo del animal. Órganos Genitales Internos: - Vagina: presenta una longitud de 25 – 30cm en la vaca no preñada, incrementando su longitud en caso de preñez. Esta conectada con la vulva por un vestíbulo corto. - Útero: se encuentra dividido en tres porciones: *Cérvix o Cuello uterino: se localiza a continuación de la vagina y es una estructura firme, cilíndrica, un tanto nodular, que se ve evidenciada por la presencia de dos o tres anillos. En condiciones normales se localiza en el piso de la cavidad pelviana. Su tamaño varía de 7 a 10 cm de largo y 3 o 4 cm de diámetro en una hembra no gestante, variando estas medidas de acuerdo a la edad, número de partos y estado fisiológico del animal. *Cuerpo: es de pequeño tamaño, mide 2 - 3 cm de largo y 3 - 4 cm de diámetro y su pared es delgada. Con la gestación y por acción hormonal (progesterona) hacen que la pared se engrose y aumenten las ramificaciones y tortuosidad de las glándulas uterinas creando un ambiente ideal para la implantación y posterior desarrollo del conceptus.
  6. 6. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 6 *Cuernos: son tubulares y encorvados, con la superficie convexa hacia el dorso. Su diámetro es de 2,5 - 3 cm y va disminuyendo hacia el extremo ovárico; su longitud en el bovino es de 25 a 40 cm. - Trompas de Falopio: no presentan importancia relativa en el examen, a menos q se encuentren aumentadas de tamaño por salpingitis o aplasia segmentaria. - Ovarios: ubicados a 5 cm a ambos lados del cuerno uterino, en dirección latero-ventral por delante de la espina ilíaca. Presenta, para su descripción, dos superficies, dos bordes y dos extremidades. El órgano está adherido a y sostenido en dorsal y lateral por parte del ligamento ancho, llamado meso-ovario, y en medial por el ligamento útero-ovárico. Su longitud es de 3,5 a 4 de polo a polo, 1,5 a 2cm de grosor y 2 a 2,5cm de borde fijo a borde libre. El tamaño varía entre ambos ovarios del mismo animal, además de con la edad (en vacas son más grandes que en vaquillas, numero de ciclos, presencia o ausencia de estructuras funcionales. Su exploración es importante para determinar si el animal esta ciclando (presencia de folículo o cuerpo lúteo) o no. - Ligamento ancho del Útero: sostiene al útero, cérvix y una pequeña porción de la vagina; por él discurren vasos y nervios. Con la gestación el peso del útero aumenta por la presencia del feto y sus envolturas, esto hace descender al órgano a la cavidad abdominal tensando el ligamento ancho, lo que provoca presión sobre la arteria uterina, que sumado al aumento de la perfusión de la misma, genera el frémito, útil en la determinación del estado de gravidez. Procedimiento y Metodología para el Examen: Antes de comenzar cualquier tipo de examen, el clínico debe indagar sobre la historia sanitaria del establecimiento, para tomar conocimiento de las condiciones en las cuales deberá desenvolverse y a los riesgos a los que estará expuesto. Se deben tener presentes las múltiples enfermedades zoonóticas (tuberculosis, brucelosis, leptospirosis, etc.) a las cuales se expone al realizar ésta y otras maniobras, y por ello debe tomar todos los recaudos y medidas de protección necesarias para preservar su salud. Una vez colocada la indumentaria y siendo el animal correctamente inmovilizado el clínico procede a introducir la mano en el recto en forma de cuña o cono, previa lubricación del guante. Si existe materia fecal, esta debe retirarse. Cuando se retira la mano del recto entra aire por la presión negativa de la cavidad abdominal lo cual genera una dilatación rígida e inflexible del recto (abalonamiento) lo cual hace imposible continuar con el examen. Para revertir esta situación se trata de tomar el pliegue contraído y tirarlo hacia arriba, haciendo movimientos suaves hacia atrás. Se debe proceder con cuidado para evitar lesionar la mucosa rectal, lo cual es evidenciado por la presencia de sangre en el
  7. 7. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 7 guante. Trabajar con ondas peristálticas, uñas largas, recto distendido y manipulaciones de larga duración serán causa de lesión. Existen dos formas de retracción del útero (según Zemjanis): * Indirecta: una vez que el cérvix se localiza se tira hacia atrás hasta donde sea posible. Se hace el intento de levantar el útero moviendo el cérvix retraído hacia arriba; el útero puede sostenerse en esta posición colocando el pulgar debajo del cuerpo. El siguiente paso es la toma del borde anterior del ligamento ancho girando la mano hacia fuera y enganchando el ligamento ancho por debajo. Con este procedimiento se toma el ligamento ancho del ángulo formado por el extremo ovárico del cuerno y el ovario. * Directa: se toma el cérvix y se lo retrae hacia caudal hasta donde sea posible. Luego, siguiendo el surco formado entre ambos cuernos, se trata de tomar el ligamento intercornual dorsal y luego el ventral, el cual se tracciona completamente. Examen de la Vaca Vacía: En una vaca no gestante y en condiciones fisiológicas encontramos el cérvix localizado en el piso de la cavidad pelviana, de forma cilíndrica y consistencia firme, con un tamaño variable entre 7 a 10 cm de largo y 3 a 4 cm de diámetro. El cuerpo uterino, localizado en craneal al cérvix, es corto, midiendo 3 o 4 cm de diámetro por 2,5 a 3 cm de largo; de consistencia blando – elástico y forma tubular. Los cuernos uterinos son estructuras tubulares largas, de aproximadamente 25 a 40 cm de largo y 2,5 a 3 cm de diámetro, variando este último al acercarse al extremo ovárico del cuerno. Se ubican en la cavidad abdominal y su consistencia es blando – elástico. Los ovarios son de consistencia firme, pudiendo localizarse en ellos diversas estructuras: - Folículos: elevación suave y redondeada de 1 a 2,5cm, comparable a una ampolla de agua. - Cuerpo lúteo: su tamaño varia dependiendo de si se encuentra en la etapa inicial, media o final de la fase lútea. El CL de gestación o periódico maduro mide entre 1,9 y 3,2cm de diámetro y puede abarcar hasta tres cuartas partes del tamaño del ovario. Su consistencia es firme, semejante al tejido hepático. Es habitualmente de conformación irregular con una protrusión o corona de tamaño variable, de 0,5 a 1,5 cm.
  8. 8. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 8 Patologías que pueden afectar estas medidas y condiciones pueden ser: - Hipoplasia Ovárica: Puede ser de grado variable y no se encuentran estructuras funcionales en el ovario. Es más frecuente en animales jóvenes. - Atrofia Ovárica: Se da en vacas adultas; los ovarios son pequeños, inactivos y la alteración es de carácter reversible, restableciéndose su función una vez quitada la causa (si no existe fibrosis). - Quistes Ováricos: son estructuras dinámicas, definidas como folículos anovulatorios únicos o múltiples, en uno o ambos ovarios, con un diámetro mayor a 25mm y con una persistencia de más de 10 días, en ausencia de cuerpo lúteo pudiendo interrumpir los ciclos estrales normales. Estos pueden ser: *Quiste folicular: diámetro mayor a 2,5 cm, fluctuante, en uno o ambos ovarios, secretores de estrógenos. * Quiste lúteo: pared gruesa y consistencia dura, se considera un estado evolutivo posterior al quiste folicular. Difícil de diferenciar del anterior por tacto rectal. Secreta progesterona. Examen de la Vaca Gestante: Antes de proceder al examen rectal debe estudiarse la historia reproductiva del animal, incluida la fecha de último parto, número de servicios previos y sus fechas, como así también información sobre cualquier estado patológico que haya afectado previamente los órganos reproductivos. Previo a realizar la descripción de las distintas estructuras que son importantes reconocer en las diferentes etapas de la gestación, debemos tener en cuenta cuatro signos básicos y patognomónicos de preñez:  Doble membrana deslizable.  Vesícula amniótica.  Placentomas.  Feto. El hallazgo de cualquiera de estos signos es generalmente suficiente para el diagnostico de gestación.
  9. 9. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 9 Algunos signos complementarios que nos sirven de guía son:  Asimetría y posición de los cuernos uterinos  Fluctuación  Hipertrofia de la arteria uterina.  Presencia de cuerpo lúteo. Algunas fechas puntuales para determinar el tiempo gestacional y, por ende, la edad del feto son: - 29 – 32 días: Se localiza la vesícula amniótica (amnios, con el embrión y líquido amniótico en su interior) turgente, doble membrana deslizable (membrana corioalantoidea), presencia de CL en el ovario ipsilateral al cuerno grávido. - 45 días: Asimetría no muy manifiesta del cuerno gestante, doble membrana deslizable (pellizco positivo), la vesícula amniótica pierde turgencia y sus limites son menos precisos. - 60 días: El cuerno gestante es netamente fluctuante y la asimetría entre ellos es muy manifiesta. El signo mas característico de este período es la doble membrana deslizable. Los placentotas tienen el tamaño de una lenteja. La ubicación del órgano es pelviana. - 75 días: El útero se ubica por delante del borde pélvico y la asimetría entre los cuernos es muy manifiesta. La pared del órgano se adelgaza. Los placentotas se hacen palpables (su tamaño varia según su localización). Se puede percibir contragolpe fetal. - 90 días: El útero contiene de 750 a 1400 ml de liquido fetal, y en vaquillonas se encuentra en el borde de la cavidad pelviana (en vacas mas viejas el útero se encuentra en cavidad abdominal) alcanzable pero no abarcable. El feto mide de 13 a 17cm (tamaño de una rata). La arteria uterina comienza a hipertrofiarse. Los placentotas aumentan de tamaño y son fácilmente reconocibles por el movimiento en guadaña. - 120 días: El útero se sitúa más profundamente en la cavidad abdominal y el cuello reposa sobre el borde anterior del pubis. La arteria uterina esta considerablemente hipertrofiada y comienza a percibirse el frémito. Los placentotas tienen el tamaño de una ciruela. - 5º mes: El útero comienza su descenso a la cavidad abdominal y por ello el diagnostico en este período puede ser dificultoso para el clínico poco cuidadoso. Puede apreciarse el frémito de la arteria uterina, que es mayor en el cuerno gestante. - 6º mes: Los placentotas miden 4 o 5 cm y el útero contiene de 4 a 7,5 l de líquido. Este órgano desciende hasta contactar con el piso de la cavidad abdominal y el feto no es
  10. 10. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 10 alcanzable. La arteria uterina presenta un grosor aproximado de 1cm y se percibe el frémito. - 7º mes: Comienza el ascenso del feto y el crecimiento del mismo en este período hace posible la palpación de diferentes estructuras anatómicas (dependiendo de la estática fetal) y de sus movimientos. - 8º - 9º mes: a través de la pared uterina se perciben y reconocen partes fetales y sus movimientos; los placentotas tienen un diámetro de 6 a 12cm y el frémito arterial es muy manifiesto. Diagnóstico diferencial de preñez: Algunas de las siguientes circunstancias deben ser tenidas en cuenta por el clínico para evitar confusión en el diagnostico de preñez, ellas son:  Asimetría de los cuernos en vacas pluríparas. Importante, ya que el útero cambia con el tiempo y el N° de partos.  Muerte embrionaria.  Piómetra.  Endometritis.  Maceración y momificación.  Hidrómetra. Pautas para la Evaluación Puerperal: El puerperio es un proceso fisiológico de modificaciones que ocurren en el útero, en la fase inmediata después del parto, donde este órgano se recupera de las transformaciones sufridas durante la gestación, recuperando sus características pre gestacionales y permitiendo una nueva concepción y desarrollo ulterior de gestación. Para evaluar su correcta evolución el clínico se vale de la palpación rectal y mediante esta maniobra toma en consideración los hallazgos en cada uno de los siguientes órganos: - Cervix: forma, tamaño, ubicación. - Cuernos uterinos: tamaño, tono, contractibilidad, consistencia, fluctuación, estrías longitudinales. - Ovarios: presencia de estructuras.
  11. 11. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 11 - Vulva: forma, edematización, lesiones, arrojamientos. Puerperio fisiológico en el bovino y sus características. Vaginoscopía Esta técnica se emplea de manera rutinaria o de forma complementaria al examen rectal, y por medio de ella puede practicarse el examen minucioso del orificio externo del cérvix, mucosa vaginal y vestibular, y divertículo sub-uretral. También durante la evaluación puerperal, se puede observar cantidad y características de los loquios, presencia de lesiones, etc. Se realiza con un vaginoscopio, el cual consta de un tubo de plástico o acero inoxidable de 45 cm de largo por 2,5 a 3 cm de diámetro, el cual tiene incorporado una fuente lumínica. Para realizar el examen debe efectuarse la limpieza de los genitales externos y de la región perineal. El espéculo, previamente desinfectado, se lubrica es introducido en dirección dorsal y luego craneal efectuando suaves movimientos giratorios.
  12. 12. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 12 La mucosa normalmente aparece húmeda y de color rosado. Durante el estro se aprecia una mucosa hiperémica y con aumento de las secreciones, a la vez q se observa salida de un moco claro a través del orificio cervical externo. Por medio de esta maniobra también se pueden identificar ciertos estados patológicos, como por ejemplo, salida de material purulento por el anillo cervical externo, enrojecimiento y congestión de la mucosa, etc. Además, se identifican úlceras, pápulas, pústulas de la mucosa vaginal y vestibular, deformaciones, abscesos a nivel del cérvix, etc. Anestesia epidural Si bien esta técnica no es utilizada de rutina durante el examen ginecológico bovino, resulta de gran utilidad en ciertas maniobras como ser la corrección de partos distócicos, lavajes uterinos para recolectar embriones, aspiración folicular, etc. Consiste en la inyección de un anestésico de uso local en el canal formado por la duramadre y el canal vertebral óseo. Se describen dos técnicas que difieren solamente en el volumen de anestésico incorporado, diferenciando así la epidural alta de la epidural baja. Anestesia epidural baja: Esta indicada para intervenciones quirúrgicas en cola, ano, recto, vulva, vagina, piel de la región perineal, reposición de prolapso uterino, partos distócicos, vesiculotomía y uretrotomía en machos. El anestésico se aplica en dosis de 1ml/100Kg de peso vivo. Con esta dosis el animal se mantendrá de pie. Técnica: con movimientos de la cola hacia arriba y abajo se localizan los espacios sacro- coccígeos o primer coccígeo. Se rasura y desinfecta el área para luego colocar una aguja en ángulo de 45º con respecto a la columna vertebral. El tamaño de la aguja se corresponde al tamaño del animal, pero en general son aconsejables 40-50/15 de acuerdo a la talla. Colocada la aguja se escuchará el ruido de ingreso de aire como consecuencia de la presión negativa del canal epidural. La inyección se producirá con suma facilidad si la aguja esta bien ubicada. Luego de la inyección se debe mantener la cola elevada por unos minutos para evitar que la pequeña cantidad de anestesia se deslice por gravedad hacia caudal de la cola. Anestesia epidural alta: Esta indicada para exploración y cirugía de pene, castración, laparotomías, traumatología del tren posterior, etc. se debe tener en cuenta que con esta anestesia el animal no se
  13. 13. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 13 podrá mantener en pie. La dosis a utilizar es de 10 ml/100Kg de peso vivo de anestésico de uso local. La técnica es idéntica a la anteriormente descripta. TACTO RECTAL EN YEGUAS: ALGUNAS PARTICULARIDADES A CONSIDERAR Al igual que en la vaca, la palpación rectal es un valioso medio de practicar el examen directo de los órganos genitales internos de la yegua. Además de las diferencias anatómicas y fisiológicas existen también diferencias en la práctica obstétrica, ya que las yeguas de razas ligeras se reproducen después de que ha terminado su labor en el hipódromo o la pista. En consecuencia, un número considerable de yeguas se reproduce cuando están relativamente viejas en comparación con las vacas. Esto debe tenerse en cuenta cuando se valora la función reproductora de animales individuales. Consideraciones anatomo-fisiológicas El tracto reproductor de la yegua puede considerarse como un órgano tubular con forma de T o Y. El periné, vulva, vagina y el cuello uterino se pueden considerar como las estructuras protectoras del exterior, proporcionando protección a las estructuras internas (útero, trompa de Falopio y ovarios), que son las responsables de la fertilización y desarrollo embrionario. -Periné: Es un área que incluye la vulva externa junto con el ano y la zona que la rodea. La vulva tiene la forma de una hendidura vertical de 12,5 a 15 cm de alto y bordeada por dos labios. Los labios se encuentran dorsalmente para formar la comisura dorsal, unos 5 cm. ventral al ano. Bajo la entrada de la vagina esta la parte inferior de la vulva (la comisura ventral) donde se alojan el clítoris y los tres senos a él asociados. Es importante inspeccionar su correcta conformación debido a que su alteración predispone al animal a sufrir determinadas patologías. Una correcta conformación se logra cuando el 80% de la vulva esta por debajo del piso de la pelvis. Cuando esta proporción se altera, la vulva tiende a la verticalidad y por ende se hace más susceptible a la contaminación fecal, además de predisponer a neumovagina/neumoútero y urovagina. -Vagina: La longitud media de la vagina en la yegua es de 18 a 23 cm y suele tener un diámetro de unos 10 a 15 cm. Normalmente las paredes suelen estar colapsadas formando una barrera vestibular. El himen, cuando está presente, se asocia con esta barrera y divide la vagina en dos porciones: anterior y posterior. La uretra desde la vejiga, se abre caudalmente al himen.
  14. 14. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 14 -Cuello Uterino: Es un esfínter muscular de pared gruesa, capaz de cerrarse firmemente actuando como protector del aparato genital. En diestro esta firmemente contraído, es de color blanco y la media de sus medidas son de unos 6 a 8 cm de largo por 4 a 5 cm de diámetro. El tono muscular se relaja durante el estro y hay un incremento de la secreción. El recubrimiento del cuello uterino consiste en una serie de pliegues o criptas, estas ultimas se continúan con pliegues mas pequeños en el endometrio uterino y permite la significativa expansión que el cuello uterino experimenta durante el parto. -Útero: Es un órgano muscular hueco que une cuello uterino y las trompas de Falopio; esta fijado a la región lumbar de la yegua por dos ligamentos anchos, prolongaciones del peritoneo, a cada lado de la columna vertebral. El útero se compone de dos partes: el cuerpo y los cuernos. El cuerpo del útero suele medir 18 a 20 cm de largo y 8 a 12 cm de diámetro, bifurcándose luego en dos cuernos de unos 25 cm de longitud por 4 a 6 cm de ancho en su extremo uterino para ir reduciéndose hacia las tropas de Falopio. Nótese que a diferencia de otras especies, donde la longitud de los cuernos es la característica primordial, el equino presenta un cuerpo uterino considerablemente mayor que los cuernos (60/40). El tamaño del útero depende de la edad de la yegua y el número de partos. -Oviducto o Tropas de Falopio: Esta porción del aparato tubular mide en la yegua de 25 a 30 cm de longitud y es la continuación de los cuernos uterinos. Su diámetro no es uniforme en toda su longitud, siendo de 2 a 5 mm en el extremo del istmo, junto al cuerno uterino y alcanzando 5 a 10 mm en la zona infundibular o pabellón, más cercano al ovario. -Ovarios: Se evidencian como dos estructuras en forma de alubias situadas ventralmente de la 4º y 5º vértebras lumbares, y sujetos por una parte del ligamento ancho denominado mesovario. Fuera de la estación reproductora, los ovarios miden 2 a 4 cm de largo por 2 o 3 cm de ancho y aparecen duros al tacto, debido a que no hay desarrollo folicular. Durante el estadio sexual activo los ovarios incrementan su tamaño hasta alcanzar 6 a 8 cm de largo y 3 o 4 cm de ancho; al tacto son más blandos debido a la presencia de líquido en los folículos que se están desarrollando. Todo el ovario está recubierto por una túnica albugínea excepto en la fosa de ovulación. El tejido ovárico en la yegua está organizado de manera que posee una corteza interna (tejido activo productor de gametos) y una medula externa (tejido de soporte). La liberación de óvulos durante la ovulación ocurre únicamente en la fosa ovulatoria, y el desarrollo folicular y de cuerpos lúteos ocurren internamente. La consecuencia practica y
  15. 15. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 15 clínica de todo esto es que la palpación rectal en la yegua no aporta tanta información sobre la función reproductora como en otras especies (bovina). Examen rectal Además de efectuar la inmovilización, se debe vendar la cola de la yegua para evitar la caída de pelo que pueda introducirse en el recto. El ayuno reduce el volumen de alimento en el tracto digestivo facilitando de este modo la manipulación. La palpación transrectal del tracto genital se asocia a algún riesgo de trauma de la mucosa rectal y, posiblemente, de laceración. El riesgo aumenta si se utiliza fuerza excesiva, si la palpación continúa en presencia de un neumorecto y si la yegua hace esfuerzos excesivos. Orientación y puntos de referencia: El examen rectal necesita ciertos puntos de referencia para orientación general y reconocimiento de órganos genitales. Los ovarios, con sus características distintivas y su ubicación relativamente constantes sirven como puntos de referencia en las yeguas. El examen sistemático comienza con la localización y evaluación de uno de los ovarios para después recorrer los cuernos uterinos hasta encontrar el otro ovario. Luego, regresando por el cuerno antes evaluado, se inspecciona el cuerpo del útero y la cérvix. Cambios uterinos durante la gestación: - Aumento de tamaño del útero: el aumento inicial de tamaño solo se observa en un cuerno, generalmente el derecho. En este momento, el crecimiento se observa un poco por encima de la unión del cuerno con el cuerpo. A medida que avanza la gestación, el contenido del cuerno se desplaza hasta alcanzar en cuerpo uterino. - Fluctuación: el aumento de tamaño está asociado a la formaron de líquidos fetales, los cuales causan una distensión limitada del útero. - Membranas fetales: a diferencia del bovino, no es posible palpar la membrana fetal deslizable debido al tipo de placentación de la yegua. La deformación del útero en las etapas iniciales se debe casi totalmente a la vesícula amniótica. - Hipertrofia de las arterias: debido al mayor requerimiento nutricio del útero grávido, aumenta el gasto cardiaco a este órgano generando la hipertrofia de las arterias uterina y útero-ováricas.
  16. 16. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 16 - Posición del útero: hasta el día 60 de gestación el útero esta en posición pélvica. Posteriormente el órgano crecido se coloca sobre el reborde pélvico completándose este proceso a los 90 días de gestación aproximadamente. En este momento principia el descenso y continua hasta que el útero alcanza el piso abdominal, alrededor de los 6 o7 meses. El ascenso comienza al final de este período. - Posición de los ovarios: a medida que desciende el útero genera tensión sobre los ligamentos anchos que son desplazados hacia abajo, hacia la línea media y ventralmente. Los ovarios también son arrastrados y se desplazan en la misma dirección. Hacia el final del período de descenso, los ovarios se encuentran frecuentemente a nivel del borde pélvico. Determinación de la edad de gestación: La edad de gestación puede calcularse con mucha seguridad durante los primeros 3 meses. Algunas características en forma, tamaño, consistencia y posición del útero grávido en las distintas etapas se presentan a continuación: - Gestación de 28-30 días: Se caracteriza por un crecimiento esférico circunscrito del útero que alcanza los 2 a 3 cm de diámetro. Éste se localiza en el tercio inferior de un cuerno, casi siempre derecho y de convexidad ventral. En este momento el tono uterino es elevado. Es obligada la comparación de ambos cuernos, en particular la unión del cuerpo y los cuernos. El embrión, sus membranas y líquidos son tan pequeños dentro del útero que no hacen prominencia. - Gestación de 35 días: El crecimiento ha alcanzado el tamaño de una pelota de golf. Su diámetro puede variar de 3 o 4 cm, es circunscrito, esférico y localizado en el cuerno. La pared que rodea la elevación es delgada y permite al examinador palpar la fluctuación. - Gestación de 6 semanas (42 -45 días): el crecimiento en esta etapa se torna discretamente oval y mide 5 a 7 cm de longitud y aproximadamente 5 cm de diámetro. Su posición alcanza la unión del cuerno con el cuerpo. - Gestación de 7 semanas (48-50 días): el crecimiento, francamente oval, comienza a penetrar al cuerpo del útero. Mide 7 a 8 cm de largo y 6 a 7cm de diámetro. La fluctuación de los líquidos fetales dentro del crecimiento es claramente palpable. En la mayoría de las yeguas, el útero es estrictamente pélvico. - Gestación de 2 meses (60-65 días): casi la mitad del crecimiento se localiza en el cuerpo del útero. Ha tomado forma de melón, su longitud es de 12 a15 cm y su diámetro de 8 a 10cm.
  17. 17. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 17 - Gestación de 3 meses: el feto está totalmente en el cuerpo del útero. En este momento mide 20 a 25 cm de longitud y casi 15 cm de diámetro. El útero comienza a descender sobre el reborde pélvico, no puede retraerse y la convexidad ventral no puede sujetarse. El embrión se percibe fácilmente por peloteo sobre el útero crecido. - Gestación de 3 a 5 meses: el borde anterior tenso del ligamento ancho dirigido hacia ventral, craneal y hacia la línea media se encuentra en el sitio ocupado por los ovarios en un animal no grávido. El útero que desciende ejerce tracción sobre el ligamento llevándose los ovarios consigo. En consecuencia, los ovarios se encuentran en posición ventral, anterior y muy junta uno del otro. El descenso no es completo y permite la palpación del feto. - Gestación de 5 a 7 meses: el descenso del útero continúa y se completa al finalizar este período. Junto con esto hay una mayor tensión de los ligamentos anchos y posterior desplazamiento de los ovarios. El feto puede palparse por peloteo en casi todas las yeguas. El murmullo es ahora aparente en las arterias uterinas hipertrofiadas. - Gestación de 7 meses al parto: el ascenso del útero grávido comienza casi a los 7 meses. Durante este período, la palpación del feto no presenta dificultades.
  18. 18. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 18
  19. 19. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 19
  20. 20. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 20 CUERPO LÚTEO
  21. 21. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 21
  22. 22. Examen Ginecológico de la Hembra Bovina Dr- Otoniel López López Página 22 BIBLIOGRAFÍA:  COLAHAN, P.; MAYHEW, I.; MERRIT, A.; MOORE, J. (1998). Medicina y Cirugía Equina Vol. 2, 4º edición. Ed. Intermédica.  COLE, H.H.; CUPPS, P.T. (1984). Reproducción de los animales domésticos. Ed. Acribia. Zaragoza.  DAVIES MOREL, MCG. (2005). Fisiología de la Reproducción de los Équidos, Cría y Manejo de la Yeguada. Ed. Acribia.  DERIVAUX, J.; ECTORS, F. (1984). Fisiopatología de la Gestación y Obstetricia Veterinaria. Ed. Acribia.  GARNERO, O; PERUSSIA, O. (2002). Manual de anestesia y cirugía del bovino. 2º Edición.  GRUNERT, E; EBERT, J. (1990). Obstetricia del Bovino. Ed. Hemisferio Sur.  OSTROWSKI, J.E.B. (1987). Teriogenología IV, Temas sobre Fisiopatología de la Reproducción en Bovinos, Ovinos y Porcinos. Ed. Hemisferio Sur.  REED, S.; BAYLY, W.; SELLON, D. (2005). Medicina Interna Equina Vol. 2. 2º edición. Ed. Intermédica.  ROBERTS, S.J. (1979). Obstetricia Veterinaria y Patología de la Reproducción (Teriogenología). Ed. Hemisferio Sur, 1º edición.  RUTTER, B. (2002). Puerperio Bovino, Actualización Clínica.  SISSON, S.; GROSSMAN, D. Anatomía de los Animales Domésticos Vol. 1. 5º edición. Ed. Masson, 1999.  VATTI, G. (1969). Ginecología y Obstetricia Veterinaria. Impr. Uteha.  ZEMJANIS, R. (1987). Reproducción Animal. Diagnostico y Técnicas Terapéuticas. Ed. Limusa.

×