Oralidad y otras narrativas los campesinos

578 views

Published on

Trabajo de investigación de filosofía sobre Oralidad y otras narativas - Los Campesinos

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
578
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
54
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Oralidad y otras narrativas los campesinos

  1. 1. CRISTIAN A. POVEDA ROMERO ING. INDUSTRIALOscar ya que por motivos laborales no pude llegar a entrar a la clase,adjunto el trabajo de investigación, la información que esta aca, es la queestara en el blog. El link se lo envio apenas lo termine. Espero me entienda ymuchas gracias TRABAJO DE INVESTIGACIÓN EN EL AULA FILOSOFÍATema: Oralidad y otras narrativasFecha de entrega: Semana del 21 al 26Formato: Blog (virtual) – enviar el link del blogGrupos: Máximo 6 integrantesMetodología: Investigación cualitativaEl trabajo de investigación de filosofía consiste en: 1. Escoger un grupo social de Colombia (indígena, étnico, urbano, rural, campesino, obrero, sub-cultura, tribu urbana (raperos, hip-hop, rockeros, metaleros, rash, etc.). 2. Hacer la contextualización completa del grupo escogido, dicha contextualziación debe tener: - Ubicación - Lugar de procedencia - Número de habitantes (Número de hombres y de mujeres) - Costumbres, ritos, creencias, danzas, música, comida, etc. - Mapa, fotos, imágenes, planos (cualquier información gráfica que permita ampliar en la contextualización). 3. Entrevistar a los miembros (alguno de ellos) sobre los siguientes aspectos trabajdos en filosofía: - ¿Qué es el conocimiento? - ¿Hay alguna diferencia entre conocer y saber? - ¿Cómo conocemos? - ¿Cuál es el papel de los sentidos en el conocimiento? - ¿Qué piensa sobre Dios, sobre la religión y la iglesia? - ¿Cuál es su opinión frente a la ética y la moral?
  2. 2. 4. Analizar esa entrevista con base en los postulados generales de Descartes, Kant y Nietzsche estudiados en clase durante el semestre.5. Construir un blog (virtual) con los 4 pasos anteriores. Toda imagen, foto, canción, etc., que no sea de ustedes debe tener la cita o la fuete respectiva. A finales del siglo XIX, el hombre colombiano nacía vinculado por tradición familiar a uno de los partidos políticos: al conservador o al liberal, circunstancia que llevó a la ideologización política de los colombianos. El fanatismo se recrudeció en los años de transición entre los siglos XIX y **, cuando los colombianos se enfrentaron en la Guerra de los Mil Días, que fue el enfrentamiento de dos repúblicas políticas la conservadora y la liberal y de dos estilos de vida y de pensamiento. En el siglo XIX en Colombia nació la sociedad de clases, muy diferente a la estamental. Las clases sociales se diferenciaban en función del nivel económico y no eran grupos cerrados. Los campesinos El hombre del campo colombiano posee en todas sus dimensiones la autenticidad de sus raíces. Sus hábitos y costumbres, sus fiestas y diversiones y la fuerza de su trabajo, son una herencia acumulada desde la época del mestizaje cuando en los siglos XVII y XVIII, la organización social del país, va configurando una sociedad agraria mientras por otro lado va
  3. 3. empujando a los colonos en busca de nuevos territorios. La formación del campesino colombiano tiene una historia de la cual el hombre rural de hoy es su directo heredero. La autenticidad de sus tradiciones proviene de, mantener viva su cultura y los vinculos que lo atan a su trabajo y de mantener con firmeza su sistema de valores sociales y religiosos. El cultivador, el agricultor, el artesano, el pescador, el recolector de Norte a Sur, de Oriente a Occidente, ocupa el territorio patrio con su actividad incesante. Desde las primeras luces que despuntan al alba hasta los últimos reflejos del atardecer, la vida del campesino no conoce otro horizonte que el de su labranza, su pequeña era, el corral o el atajo, que lo lleva al bosque o aquel que señala la ruta hacia el mercado. Asi, lenta, paciente, humildemente, dia tras dia el campesino ha forjado un país rural que a decir verdad ha sido desplazado a medida que la nación se industrializa y sus ciudades nacen a un ritmo vertiginoso.A pesar de la industrialización, la mayoría de la población seguía siendocampesina. Había grandes diferencias entre unas regiones y otras.El número de campesinos fue descendiendo paulatinamente a lo largo del sigloXIX, ya que muchos emigraron a las ciudades en busca de trabajo. comienzos del siglo 20, encontramos inicialmente las primeras organizacionescampesinas con intenciones reivindicativas como mejora de las tierras eindependencia como sujeto social y productivo. Desde la década de 1920, loscampesinos exigían el hecho de no ser más una fuerza de trabajo cautiva ysumisa, pedían trabajar para beneficio propio y tener dominio de la tierra quetrabajan. Como resultado de las movilizaciones agrarias de la década de 1920 sedio un pequeño grado de organización para enfrentarse a los monopolizadores dela tierra, para hacer exigencia en el tema de los salarios, condiciones dignas detrabajo y de vida. Un ejemplo de esto son las expresiones organizativas de loscampesinos de Córdoba que llegaron a conformar el Baluarte Rojo deLomagrande, San Fernando, Canalete y Callejas. En 1928 se habían consolidadoya organizaciones como el Partido Agrario Nacional, la Unión Nacional IzquierdistaRevolucionaria y el Partido Socialista Revolucionario, embrión del PartidoComunista Colombiano que distribuyó su influencia de manera exponencialmostrando la interrelación de la expresión política y la organización campesina debase.La gran depresión y caída de los precios internacionales del café en 1929,produjeron desempleo y pauperización de las condiciones de vida en lashaciendas. En este contexto, empezaron a florecer las luchas agrariasprincipalmente en Sumapaz, Viotá y la región del Tequendama y Córdoba.
  4. 4. Bajo este contexto se movilizaron a favor de los campesinos colombianos en todoel país las Ligas Campesinas, los Sindicatos de Obreros Rurales, y las Unidadesde Acción Rural como expresiones del movimiento campesino, mientras que anivel nacional podemos encontrar a la Federación Campesina e Indígenaposteriormente conocida como la Confederación Campesina e Indígena fundadaen 1942, la cual condujo movilizaciones en todo el país en contra de la AsociaciónPatriótica y Económica Nacional [1] y posteriormente en contra de la Ley 100 de1944.Para 1956, las organizaciones campesinas e indígenas estaban completamentedestruidas por acción u omisión del gobierno colombiano. De esta dinámica sesalva la Federación Agraria Nacional (Fanal), fundada en 1946 con el apoyo de laIglesia Católica y la Unión de Trabajadores de Colombia. Esta fue la organizacióncampesina más importante hasta el surgimiento de la Asociación Nacional deUsuarios Campesinos (ANUC) [2].Finalmente, el ultimo golpe al movimiento campesino colombiano se dio el 19 deenero del 2008, cuando fueron encarcelados los dirigentes campesinos de laACVC Ramiro Ortega y Miguel González Huepa, sindicados de rebelión. Esteproceso empezó con el encarcelamiento de los líderes campesinos Andrés Gil,Óscar Duque, Mario Martínez y Evaristo Mena el 29 de septiembre del 2007,cuando paralelamente la Fiscalía Tercera Seccional Barrancabermeja emitió 18órdenes de captura contra todos los dirigentes de la asociación. Todo estosustentado en la versión libre del dirigente paramilitar “Julián Bolívar”; con lo cualqueda claro que lo que se busca es la desestructuración y la desaparición políticadel campesinado por todos los representantes de los intereses ajenos a este.En 1967 fue creada la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos -ANUC-por el Gobierno de Carlos Lleras Restrepo con el propósito de neutralizar los
  5. 5. peligros de una creciente polarización política del campesinado ...que en ladécada del 60 comenzaba a dar muestras de creciente iniciativa política a travésde organizaciones gremiales, movilizaciones espontáneas por la tierra y apoyodirecto o indirecto a la guerrilla...-en el que la ANUC serviría- para integrar lasdemandas y reivindicaciones campesinas en el esquema de las mediacionesestatales necesarias para la Transformación Nacional ...sostenido por la ilusiónde que los evidentes síntomas de malestar rural permitirían superar la funestaceguera que había distinguido la actitud de las clases propietarias frente almovimiento campesino(11).La funesta ceguera se mantuvo y lo que pudo ser la canalización institucionaldel conflicto agrario se desbordó ante la insatisfacción de los reclamoscampesinos. Al comenzar la década del setenta la Anuc congregaba 800 milcampesinos, que procedieron en varias regiones, sobre todo en la Costa Atlántica,a invasiones de tierras sin precedentes en la historia del país; las marchas, losparos, la ocupación de edificios públicos y la politización revolucionaria de granparte de los líderes campesinos molestó a las clases dirigentes que optaron por ladivisión del movimiento, la represión y la eliminación legal de las alternativasreformistas : Para 1972, la cifra de detenciones a campesinos se eleva a dos milochenta y cuatro casos, que contrasta con los ochocientos cuarenta y cincoregistrados en el año anterior. La intervención policial es sustituída y/o reforzadapor la creciente militarización de los conflictos desatados por la invasión detierras y las movilizaciones gremiales. Los campesinos de la ANUC, otrora hijospredilectos del régimen, pasan a engrosar las filas de los antisociales yperturbadores del orden público (12).La lucha gremial de los campesinos fue debilitándose al punto de que la luchacentral por la tierra cedió ante otras prioridades impuestas por la guerrasucia, entendida como el asesinato de dirigentes populares y de izquierda porfuerzas militares o paramilitares desde la segunda mitad de los ochenta...A lasluchas tradicionales por la tierra y la política agraria se han unido en estosúltimos años protestas por derechos humanos y necesidades básicas(infraestructura y servicios). Estas últimas integran crecientemente a loscampesinos en el torrente de las luchas cívicas : 27 de las 158 luchas agrariasdurante los últimos cuatro años fueron paros cívicos con participacióncampesina; 82 fueron movilizaciones y 43, tomas de entidades (13).Durante 1996 las luchas más representativas de los campesinos, se expresaron, deuna parte en la resistencia pacífica de 170 familias desplazadas de sus tierras, enlos límites de la hacienda Bellacruz en el sur del César, por grupos paramilitaresal servicio de una familia terrateniente; y por otra en las más grandesmovilizaciones campesinas de las últimas décadas en diferentes regiones del país
  6. 6. que congregaron alrededor de 300 mil campesinos que buscaban una política desustitución de cultivos de las plantaciones de coca, en cambio de las políticasrepresivas del Estado através de fumigaciones indiscriminadas y la militarizaciónde sus tierras(14).Los campesinos desplazados de Bellacruz se tomaron las instalaciones delINCORA en tres oportunidades y la Defensoría del Pueblo en otra; pese a susreclamos pacíficos y a la legitimidad de la posesión de sus tierras, el Estado nosólo que no les garantizó el retorno a sus predios sino que toleró que el grupoparamilitar continuara actuando impúnemente cobrando la vida, a febrero de1997, de 35 personas de la comunidad campesina. Por la presión de la comunidadinternacional el Gobierno se vió obligado a dialogar con los campesinos y abuscar una salida negociada(15).LIBRO.Colonización y protesta campesina en Colombia 1850-1950Uno de los principales objetivos de la autora es desterrar del debate historiográficola visión tradicional del agro colombiano que achaca el subdesarrollo a un modelode tenencia de la tierra de origen colonial establecido sobre latifundiosimproductivos y minifundios dedicados a la subsistencia. El modelo tradicionalexplica la tenencia de la tierra como un factor de prestigio para los terratenientes,más interesados en su posesión como realce social que por interés productivo, yunos campesinos de mentalidad arcaica, desposeídos, incapaces con susesquemas mentales de adoptar una política de modernización. El trabajo deLeGrand demuestra que esta visión es errónea, tanto el campesino como elterrateniente están interesados en la mayor productividad de sus tierras, fuente deriqueza que ambos grupos se disputan. Las visiones mitificadas sobre el procesode colonización como fuente de una clase de medianos propietarios donde arraigael sentir democrático y la modernización tampoco se revelan como ciertas bajo losparámetros empleados por la autora. La colonización de las fronteras interiorescolombianas no fue un proceso edulcorado, de lucha y adaptación al medio queculmina en la victoria del hombre sobre la naturaleza con la recompensa de unasociedad igualitaria, democrática y rica. Fue un proceso violento donde la patente
  7. 7. conflictividad entre ambas clases es rastreada por la autora en la Correspondenciade Baldíos del Archivo General y en las abundantes fuentes de caráctersecundario. El texto nos presenta a dos protagonistas enfrentados, elcampesinado y el empresario; y a dos grandes grupos de actores secundarios, elejecutivo y los poderes locales, con diferentes subgrupos dentro de ellos, lostinterillos, el poder judicial, los alcaldes y demás. El campesino sujeto a lazos dedependencia de tipo de régimen antiguo tiene en la colonización la oportunidad desacudirse de esa dependencia y alcanzar mayores cuotas de libertad eindependencia que al final se ven frustradas por el ataque del empresarioterrateniente, la complicidad de los poderes locales y la ineficacia del gobiernocentral. Con lo cual el ascenso a unas mejores condiciones de vida que se leabren al campesinado con la colonización acaba en una caída en otro tipo derelaciones de dependencia, si bien ahora de tipo capitalista. A partir de mediadosde siglo Colombia quedó incluida en las redes de la economía internacional comoexportadora de productos agrícolas tropicales como el café, el banano, tabaco,ganado y otros. Este tipo de economía agrícola se convirtió en la más rentable dela época y motor económico del país. Este tipo de productos que sólo secultivaban en las tierras medias y calientes originó un proceso de conquista ycolonización desde las tierras frías por excedentes demográficos en pos de lassuculentas ganancias y nuevas tierras. Durante la Colonia, la población se habíacentrado en las tierras frías de las cordilleras, con sistemas de trabajo basado enla hacienda y cultivos de subsistencia.Fuente: http://es.shvoong.com/humanities/history/116344-colonizaci%C3%B3n-protesta-campesina-en-colombia/#ixzz1vd1tX1PrLa economía exportadora tropical supuso un vuelco a esta situación puesto quegrandes masas de población se lanzaron a la colonización de los valles y lasfaldas de las montañas de las tierra calientes, allí encontrarían tierras que poseery los beneficios del nuevo sistema agrícola. Es la época del gran empuje sobre lasfronteras interiores del país. A partir de 1850 el proceso se acelera y es imparable.El primer paso colonizador es la llegada de los colonos que toman un trozo detierra arbitrario y lo ponen en cultivo. El tiempo para que una tierra de desmonte seadapte a la mano del hombre es largo y se necesita de unos diez años decuidados para que sea totalmente productiva. Una vez que el terreno ha sidodomesticado aparece en escena el empresario territorial que llega a disputarle eltitulo de propiedad sobre esa parcela al colono, lo hace así por dos razones: enprimer lugar, porque para entonces la tierra ya es netamente productiva y, ensegundo, porque apenas hay mano de obra disponible en las fronteras decolonización por lo cual cuando el empresario arrebata la tierra al colono esperaque este se quede en la parcela como arrendatario, en otras palabras, sometido a
  8. 8. otros lazos de dependencia. La actitud del gobierno como árbitro de la situación ylegitimador de los títulos de propiedad es básica para comprender el proceso. Lasleyes del 74 y 82 otorgan tierra a quien la trabaja, esta medida que si bien nodesconoció el campesino y que favoreció por igual a ambos grupos no llego a serejecutada de una manera ecuánime. Los trámites burocráticos para la obtencióndel título de propiedad eran complejos y costosos y el campesino medio no sabíani podía llevarlos a cabo; en cambio los empresarios disponían de los medios, lacapacidad y los contactos para hacer valer sus intereses en el gobierno. Si biengrupos de campesinos contaron con la ayuda de abogados y funcionarios mediosen la administración local, tanto el poder del alcalde como de los jueces quedecidían a quien correspondía la propiedad estaban del lado de los empresarios.Así un poder gubernamental con buenas intenciones pero corrupto e ineficazcondenó a la masa de colonos del país a quedar adscrito a nuevos sistemas dedependencia, sin propiedad ni medios para adquirirla. El proceso no secircunscribe a unos determinados años, es un capitulo que sigue abierto en lahistoria de Colombia y que sigue generando conflicto entre los desposeídos y loslatifundistas.Fuente: http://es.shvoong.com/humanities/history/116344-colonizaci%C3%B3n-protesta-campesina-en-colombia/#ixzz1vd26ZKunENTREVISTA A CAMPESINO:Jerónimo Aguado, ’Jeromo’, es campesino y pastor de ovejas. Y con esto debiera quedardicho todo, porque Jeromo se dedica en cuerpo y alma a ser campesino y a defender lo queeste concepto implica. Ser campesino es vivir con los pies en la tierra, amar la tierra, trabajarla tierra y con la tierra y, sobre todo, defender y cuidar la tierra. Y por eso Jeromo anda liadode aquí para allá para contarle a todo el mundo que no se puede pensar en que haya futurosin campesinos y que no puede haber campesinos si nos cargamos los pueblos, sicontaminamos la tierra, si envenenamos los alimentos. Jeromo, castellano de pura cepa,nunca mejor dicho, es el presidente de Plataforma Rural y uno de los impulsores del proyectodel municipio ecológico de Amayuelas de Abajo (Palencia). Hasta este pequeño laboratorio
  9. 9. social en Tierra de Campos nos hemos acercado para hablar con Jeromo sobre soberaníaalimentaria.Explorar las regiones de Colombia nos lleva a descubrir inmensas riquezas naturales delas cuales algunos de nosotros nos sentimos ajenos y aquellos que los han habitadocomo las comunidades campesinas, indígenas o negras, y los han cuidado y utilizadodurante décadas, tienen su historia marcada por la violencia.El campesinado en Colombia ha sido históricamente marginado tanto cultural comosocial y económicamente de los procesos de la sociedad en general. De esta forma hasido dominado por grupos que han organizado el territorio, a través de reformas desdeel Estado, acorde a los intereses de una elite, en detrimento de las necesidades de lamayoría campesina, agudizando las condiciones de desigualdad y pobreza queconfluyen en la marginación de las comunidades desde todos los aspectos. Sumado aello las políticas implementadas donde se refuerzan las acciones militares en las zonasrurales han agudizado los conflictos sociales y armados. Esto ha evidenciadohistóricamente la relación de estas presiones con los intereses que tiene el capitalextranjero en algunas regiones de Colombia.El sur de Bolívar es una de estas regiones, marcada por el conflicto y la agresióncontra las comunidades que la habitan. Anudado a esto, es una región importantegeoestratégicamente hablando para la implementación de megaproyectos deexplotación minera, maderas, hídricos entre otros recursos, por parte del capitalextranjero. Guamocó es una zona que hace parte del sur de Bolívar, estando ubicadaen el costado occidental de la serranía de San Lucas, en límites con el departamentode Antioquia. Administrativamente, la mayoría de veredas que allí se encuentranpertenecen al municipio de Santa Rosa del Sur (Bolívar), y las demás hacen parte de ElBagre, Antioquia. Guamocó es conocida por ser una región rica en oro, pero tambiéntiene un gran potencial en otros recursos.Actualmente, a la multinacional Kedahda, filial de la Anglo Gold Ashanti Mines, lasegunda mayor extractora de oro en el mundo, se le han dado en concesión extensaszonas ricas en recursos auríferos, que son habitadas y explotadas por comunidadescampesinas y mineras desde hace mas de cuarenta años (Informe de la gira técnicaexploratoria: 2007: 2). La gran mayoría de las minas se encuentran sin títulos, losmineros explotan estas tierras desconociendo la normatividad existente.
  10. 10. los campesinos colombianos son los más afectados por la violencia política. La guerra de guerrillasy su contrapartida la guerra contrainsurgente del Ejército y los paramilitares se adelantaprincipalmente en el campo. Son también campesinos humildes los que tradicionalmente hansufrido el reclutamiento forzado para prestar el servicio militar en las Fuerzas Armadas.De otra parte los campesinos son las principales víctimas de la exclusión y la violencia social. Elíndice de desnutrición de la población campesina adulta ascendió en un 119% entre 1978 y 1988,la mortalidad infantil es del 80 por mil, el 84% de la población rural no dispone de acueducto y el31% de las mujeres entre 15 y 49 años de edad no han asistido nunca a la escuela(1).El 64% de la población campesina vive en estado de pobreza, y un 37% de ellos sobrevive encondiciones de miseria.Por otro lado hay más de un millón de familias campesinas sin tierra. La tendencia ha sido la deldespojo y la concentración de la propiedad en pocas manos: en 1960, el 67% de los campesinosposeían en parcelas de menos de cinco hectáreas el 6% de la tierra y los grandes latifundistascontrolaban el 46% en haciendas de más de 200 hectáreas. Para 1992 el 55% de los campesinospropietarios no tenían más que el 2.8% de la tierra, mientras que menos del 0.5% poseía el 35% de
  11. 11. la tierra ; en el mismo año el 7% de los propietarios controlaban las tres cuartas partes de lastierras.Las estadísticas refieren una violencia más que secular en el campo, la contrarreforma agrariasigue incrementándose con el trinomio ganaderos, gamonales y narcotraficantes(2).Esto ha originado que en las últimas tres décacadas se haya invertido la tasa de población enColombia : en los años sesenta el 70% de la población vivía en las áreas rurales, y el 30% enpueblos y ciudades, hoy ese porcentaje no solamente se ha invertido sino que tiende a agravarse.En el último lustro cerca de un millón de personas han sido obligadas a dejar sus tierras productode la violencia política, concentrándose la mayoría de ellas en los tugurios periféricos de lasgrandes urbes(3).Sólo durante 1996 fueron desplazadas por la violencia un total de 36.202 familias según el Fondode las Naciones Unidas y el Sistema de Información sobre Desplazamiento y Derechos Humanos :De acuerdo con esas estadísticas, cada hora, dentro del territorio nacional, se desplazan por causade la violencia cuatro hogares (4)Uno de cada 36 colombianos ha sido víctima del desplazamiento forzado, la mayoría mujeresviudas y niños huérfanos provenientes de zonas rurales del país.El Estado colombiano ha estado ausente tradicionalmente de las necesidades de la poblacióncampesina, representando sobre todo los intereses de la clase terrateniente. Los esfuerzosprogresistas de algunos gobiernos liberales no han llegado a fructificar aunque se hayan traducidoen leyes. Tal es el caso del gobierno de Alfonso López Pumarejo, llamado de la Revolución enMarcha, quien en 1936 hizo aprobar en el Congreso la llamada Ley 200 o de Tierras, al tiempo quese reformó la Constitución estableciendo que la propiedad debía cumplir una función social.La Ley de Tierras fue un intento para neutralizar las protestas rurales que se iniciaron en los añosveinte en las que se desarrollaron: ...conflictos de una intensidad y una organización sinprecedentes en los que la unión de colonos y aparceros adoptó un sesgo ofensivo a partir de1926... Se constituyen ligas campesinas y sindicatos agrarios y se generalizan los movimientossociales para obligar al Gobierno a intervenir para dividir algunas de las grandes propiedadescafetaleras"(5).Con dicha ley se pretendía : ... dar un impulso sustancial a la utilización económica del suelo,clarificar los derechos de propiedad y posesión sobre baldíos, y encuadrar los conflictos agrarios aun nuevo orden jurídico, a través del arbitraje del Estado (6).

×