Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Coordinacion neuromuscular. Propiocepción. Fuerza muscular

Propiocepción que és, cómo entrenarla

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

Coordinacion neuromuscular. Propiocepción. Fuerza muscular

  1. 1. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   1         Dr.  José  Sánchez  Frutos           Somos  capaces  de  comprender  realmente  cómo  en  nuestro  patrón  motor  se   desarrolla   la   capacidad   de   regular   que   grupos   de   músculos   de   una   forma   simultánea   o   secuencial   ejecutan   un   ejercicio,   un   gesto   deportivo   o   movimiento   simple  o  complejo.   La  coordinación  es  el  proceso  de  activación  de  patrones  de  contracción  de   muchas   unidades   motoras   de   una   cierta   cantidad   de   músculos   con   las   fuerzas,   combinaciones  y  secuencias  apropiadas  y  con  una  inhibición  simultánea  de  todos   los  otros  músculos  para  desarrollar  la  acción  deseada.  Los  patrones  de  actividad   multimuscular  están  automatizados,  quedan  fuera  del  control  voluntario  mientras   se   ejecuta   la   acción.   El   desarrollo   de   patrones   automáticos   polimusculares   depende  del  desarrollo  a  través  del  entrenamiento  de    trayectorias  engramas  en  el   sistema  extrapiramidal.     ¿Cómo   conseguimos   ejecutar   un   movimiento   perfecto?,   estos   engramas   pueden  ser  entrenados  mediante  la  repetición  hasta  lograr  la  perfección,  pero  para   ello   ser   requiere   de   cientos   de   miles   de   repeticiones   y   solo   así   se   logra   la   perfección  en  la  ejecución.  El  engrama  representa  la  organización  neurológica  de   un   patrón   preprogramado   de   una   acción   muscular.   Cada   vez   que   se   activa   un   engrama   se   produce   automáticamente   el   mismo   patrón,   para   que   esto   funcione  de  forma  correcta  se  ha  de  activar  la  secuencia   e  intensidad  a  la  que  deben  actuar  os  músculos  que  han   de   desarrollar   la   acción   al   tiempo   que   deben   inhibirse   los   músculos   que   no   son   necesarios  para  que  dicha  acción  se  ejecute.  
  2. 2. 2   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         La   mayor   parte   de   nuestras   acciones   se   ponen   en   marcha   mediante   un   deseo  de  que  se  ejecuten  mediante  un  patrón  preprogramado  automático  (patrón   de  coordinación),  con  independencia  de  su  complejidad  se  ejecutará  tal  y  como  fue   programado  en  la  práctica  previa.  Si  bien  es  posible  controlar  de  forma  voluntaria   la  acción  de  un  músculo,  el  proceso  neuromuscular  es  más  lento  que  cuando  se   ejecuta  de  forma  preprogramada.   Podemos  concluir  que  el  objetivo  del  entrenamiento  de  la  coordinación  es   desarrollar  la  capacidad  para  desarrollar  la  capacidad  para  reproducir  a  voluntad   patrones  motores  más  rápidos,  de  mayor  precisión  y  de  mayor  fuerza  que  cuando   se  emplean  patrones  motores  voluntarios  de  cada  músculo.   Se  denomina  músculo  agonista  al  músculo  cuya  acción  es  la  principal  en  el   movimiento   de   la   articulación,   quizás   el   término   de   primer   motor   resulte   más   clarificador   para   entender   su   papel   en   el   patrón   motor,   ya   que   así   mismo   encontramos   músculos   que   ayudan   a   la   acción   pero   con   una   menor   preponderancia  y  son  conocidos  como  sinergistas.  Por  lo  tanto  los  músculos  que   realizan   una   acción   motora   contrario   son   denominados   antagonistas.   En   toda   acción  es  necesario  una  estabilidad  de  la  o  las  articulaciones  que  intervienen  en   dicho   patrón   motor,   pues   bien   esta   acción   corre   a   cargo   de   los   denominados   músculos  estabilizadores.   Cuando  ejecutamos  una  acción  muscular  contra  una  carga  ligera  en  relación   a  la  fuerza  voluntaria  total  de  ese  músculo,  es  posible  limitar  de  forma  voluntaria  la   actividad   del   músculo.   Si   aumentamos   la   resistencia,   es   decir   la   carga,   se   hace   necesario  que  se  activen  los  músculos  que  ayudan  a  la  acción  del  primer  motor;  los   sinergistas.   Si   se   aumenta   la   carga   será   necesario   la   activación   de   los   músculos   estabilizadores     de   extremidades   y   tronco   para   mantener   la   estabilidad   y   el   equilibrio.  Si  la  carga  es  excesiva  tanto  los  músculos  agonistas  como  aquellos  que   no  intervienen  directamente  en  la  acción  se  activaran  durante  el  movimiento,  ya   que   la   actividad   excitada   supera   la   capacidad   para   una   inhibición   selectiva   de   aquellos  músculos  que  no  deberían  contribuir  a  la  ejecución  del  movimiento.  A  que   conclusión  nos  lleva  esto,  si  trabajamos  con  cargas  muy  superiores  a  las  que  somos   capaces  de  trabajar  de  forma  coordinada  lo  que  realmente  facilitamos  es  un  patrón   de  incoordinación  de  por  lo  tanto  llegaremos  a  la  fatiga.  
  3. 3. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   3         Dr.  José  Sánchez  Frutos         Por  lo  tanto  el  objetivo  es  trabajar  las  acciones  musculares  coordinadas  de   forma  precisa  con  la  mayor  intensidad  posible  ya  que  de  esta  manera  se  aumenta   tanto  la  capacidad  para  la  inhibición  selectiva  (inhibición  de  aquellos  músculos  que   no   son   necesarios   en   la   ejecución   del   movimiento)   como   la   capacidad   de   la   coordinación  del  patrón  motor.   La   base   del   desarrollo   de   la   coordinación   de   un   patrón   motor   está   en   la   repetición.   Cuando   realizamos   un   movimiento   por   primera   vez,   este   debe   ser   simple  y  se  debe  ejecutar  a  una  velocidad  lenta  que  nos  permita  ser  conscientes  de   todos  los  componentes  de  este  patrón  motor  “recordemos  que  la  velocidad  es  igual   a  imprecisión  en  los  primeros  momentos”.  La  repetición  del  movimiento  de  una   forma   correcta   nos   lleva   a   forma   el   engrama,   es   entonces   cuando   podremos   realizar   dicha   acción   con   una   mayor   esfuerzo   y   a   mayor   velocidad   sin   errores.   Finalmente  el  patrón  motor  se  ejecuta    con  escasa  percepción  consciente  de  sus   componentes  y  se  dice  que  se  trata  de  un  engrama  automático  o  preprogramado.   No   alcanzaremos   un   patrón   de   coordinación   o   de   velocidad   hasta   que   a   través   de   la   repetición   no   logremos   un   patrón   de   desarrollo   tan   bueno   que   no   requiera  tomar  conciencia  de  todas  las  fases  de  la  actividad.   Durante  la  acción  motora,  la  información  propioceptiva  proporciona  tanto   un  control  consciente  como  uno  subconsciente  del  éxito  o  fracaso  de  una  actuación   más  que  de  la  actividad  precisa  de  cada  músculo.   Los  componentes  de  la  actuación  automática  capacitada  son  los  siguientes:   • La  volición:  Capacidad  de  iniciar  e  interrumpir  una  acción  cuando  se  desee   y  de  mantenerla  en  el  tiempo  a  voluntad.  La  volición  selecciona  o  modifica   los  engramas,  determinando  el  orden  de  actuación.   • Percepción:   trata   de   informar   si   la   acción   se   está   desarrollando   o   no   de   acuerdo   con   lo   deseado.   Esta   información   corre   a   cargo   de   los   estímulos   sensitivos  transmitidos  desde  las  vías  propioceptivas  siendo  reforzada  por   la   percepción   visual   y   táctil.   Para   logar   un   alto   nivel   de   coordinación   se   deben  mantener  intactos  los  centros  subcorticales  y  la  propiocepción,  y  así   poder   facilitar   la   integración   entre   los   impulsos   propioceptivos   y   los   impulsos  motores.  Cuando  las  vías  propioceptivas  se  encuentras  lesionadas  
  4. 4. 4   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         se  hace  necesario  del  control  visual,  pero  el  control  de  coordinación  que  se   logra  es  menor  que  cuando  las  vías  propioceptivas  están  bien.  El  control  de   las  posiciones  y  del  movimiento  para  los  patrones  motores  de  habilidades   es  en  su  mayor  parte  automático  mediante  la  interacción  entre  el  cerebelo  y   los  ganglios  basales  en  conjunción  con  la  corteza  precentral.  La  percepción   se   procesa   en   el   SNC   de   forma   más   lenta   que   la   ejecución   y,   en   consecuencia,  se  produce  un  reconocimiento  retrospectivo  del  error  y  una   corrección  de  la  ejecución  siguiente.   • Formación  del  engrema:  la  constitución  de  un  engrama  motor  depende  del   establecimiento  de  una  red  internuncial  que  programe  cada  patrón  motor.   Así  la  repetición  de  cada  patrón  a  la  mayor  velocidad  y  fuerza  posibles  con   precisión  da  lugar  al  desarrollo  de  un  engrama  motor  veloz  y  vigoroso.  La   repetición   conlleva   a   la   activación   de   vías   nerviosas   hacia   las   unidades   motoras     que   deberán   contraerse   y   a   la   vez   se   inhibirán   aquellas   otras   unidades   motoras   que   no   son   necesarias.   Para   desarrollar   engramas   automáticos   es   necesario   la   repetición   voluntaria   de   la   actuación   exacta   hasta   que   se   constituya   el   engrama.   Es   necesario   realizar   entre   20.000   a   30.000  repeticiones  de  la  ejecución  exacta  de  un  patrón  de  actividad  para   que  se  genere  un  engrama  (Crossman,  1959.  Prevo  y  cols.  1982.  Rabbbit,   1981).   El  desarrollo  de  una  coordinación  implica  una  mayor  precisión  del  movimiento   con  un  menor  gasto  energético.  Esta  precisión  dependerá  de  la  inhibición  de  todas   aquellas  motoneuronas  que  no  participan  en  el  movimiento.  Por  tanto  a  medida   que   se   desarrollan   los   engramas,   también   se   desarrolla   la   capacidad   para   la   inhibición.  El  entrenamiento  de  la  coordinación  conlleva  el  desarrollo    progresivo   de   la   inhibición   selectiva   durante   el   incremento   del   esfuerzo   voluntario   para   producir   una   actividad   motora   específica   más   fuerte   y   más   rápida,   mientras   la   excitación  neuronal  permanece  limitada  a  las  vías  neuronales  deseadas.   En   1906   Charles   Sherrington     describe   la   propiocepción   como   la   información  sensorial  de  la  posición  propia  y  al  movimiento.  En  la  actualidad,  la   propiocepción     incluye   además   de   la   conciencia   de   la   posición   y   el   movimiento   articular,  de  la  velocidad  y  de  la  fuerza  de  movimiento  (Saavedra,  2003).  Por  lo   tanto  podemos  concluir  que  la  propiocepción  hace  referencia  a  la  capacidad  del  
  5. 5. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   5         Dr.  José  Sánchez  Frutos         cuerpo   para   detectar   el   movimiento   y   posición   de   las   articulaciones,   de   suma   importancia   en   los   movimientos   del   día   a   día   pero   especialmente   en   el   ámbito   deportivo.  (Saavedra,  2003).   La  propiocepción  consta  de  tres  componentes:   La   propiocepción   mantiene   la   estabilidad   articular   en   dinámica,   permitiendo  el  control  del  movimiento  deseado  y  la  estabilidad  articular.   La   propiocepción   depende   de   estímulos   sensoriales:   visuales,   auditivos,   vestibulares,   receptores   cutáneos,   articulares   y   musculares,   que   convierten   los   efectos     mecánicos   que   se   producen     en   los   tejidos   en   señales   neurológicas   (Saavedra,  2003).   Nuestro   organismo   dispone   de   terminaciones   nerviosas   o   receptores   especializados  en  recibir  estímulos,  que  una  vez  captados,  se  dirigen  y  transmiten   al  Sistema  Nervioso  central  (S.N.C.).  Son  cinco  los  tipos  de  receptores  sensitivos:   1. Mecanorreceptores:  Detectan  la  deformación  mecánica  del  propio  receptor   o  de  las  células  contiguas.   2. Termorreceptores:  Detectan  cambios  en  la  temperatura  (detectores  de  frío   y  detectores  de  calor).   • Informa  de  la  posición  de  las   articulaciones.  Estatestesia   • Informa  del  movimiento  y  de   la  aceleración  del  mismo.  Cenestesia   • Respuesta  realeja  y  regulación   de  tono  muscular.   Actividades   efectoras  
  6. 6. 6   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         3. Nociceptores:   Receptores   del   dolor,   captan   la   lesión   de   los   tejidos   ya   sea   física  o  químicamente.   4. Receptores  electromagnéticos:  Detectan  la  estimulación  de  la  luz  sobre  la   retina  del  ojo.   5. Quimiorreceptores:   Detectan   el   gusto,   el   olor,   niveles   de   oxígeno   en   la   sangre  arterial,  la  osmolalidad  de  los  líquidos  corporales,  concentración  de   CO2  y  de  otros  factores  químicos.   Cada  tipo  de  receptor  es  extremadamente  sensible  a  un  tipo  de  estímulo  para  el   cual   está   diseñado   y   es   casi   insensible   a   las   intensidades   normales   de   los   otros   tipos  de  estímulos  sensitivos.  Por  ejemplo  los  nociceptores  de  la  piel  casi  nunca  se   estimulan  por  el  tacto  o  la  presión,  pero  son  muy  sensibles  si  los  estímulos  táctiles   son  lo  suficientemente  intensos  como  para  producir  una  lesión  de  los  tejidos.   Una   característica   especial   de   todos   los   receptores   sensitivos   es   que   tras   un   período  se  adaptan  parcial  o  totalmente  a  los  estímulos.  Es  decir  que  cuando  se   aplica  un  estímulo  continuo,  los  receptores  responden  al  inicio  con  una  frecuencia   de   impulsos   muy   alta,   pero   a   medida   que   este   estímulo   continua   la   frecuencia   disminuye   hasta   dejar   de   responder.   Algunos   receptores   se   adaptan   muy   rápidamente   como   es   el   caso   de   los   corpúsculos   de   Pacini   que   lo   hacen   en   centésimas  de  segundo,  otros  por  el  contrario  lo  hacen  transcurridas  horas  o  días,   de  ahí  que  se  les  denomine  receptores  no  adatptables.                 Adaptación  de  algunos  receptores  
  7. 7. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   7         Dr.  José  Sánchez  Frutos         Los  receptores  de  adaptación  lenta  transmiten  impulsos  hasta  el  encéfalo  mientras   el  estímulo  esté  actuando  (  o  bien  durante  muchas  horas  o  minutos),  de  manera   que  el  encéfalo  está  informado  de  forma  constante  del  estado  del  cuerpo  y  de  su   relación  con  el  entorno.  Así  los  husos  musculares  y  el  aparato  tendinoso  de  Golgi   permiten  al  SNC  conocer  el  estado  de  la  contracción  muscular  y  la  carga  sobre  el   tendón  en  cada  momento.  El  hecho  de  que  estos  receptores  de  adaptación  lenta   informen  durante  mucho  tiempo  lleva  a  denominarlos  receptores  tónicos.   Los  receptores  de  adaptación  rápida  solo  actúan  cuando  cambia  la  intensidad  del   estímulo,  no  pueden  hacerlo  para  transmitir  una  sela  continua..  Es  más  el  numero   de  estímulos  que  transmiten  está  relacionado  directamente  con  la  velocidad  a  la   que  tiene  lugar  el  cambio,  por  lo  tanto  se  denominan  receptores  de  velocidad,  de   movimiento  o  fásicos.   El   conocimiento   de   la   velocidad   a   la   que   se   producen   los   cambios   en   el   estado   corporal,   permite   predecir   como   estará   el   estado   del   cuerpo   unos   segundos   o   minutos   más   tarde.   Por   ejemplo   los   receptores   de   las   articulaciones   y   zonas   contiguas  informan  de  la  velocidad  del  movimiento  de  cada  una  de  las  partes  del   cuerpo,  de  manera  que  cuando  una  persona  está  corriendo  la  información  de  estos   receptores   permite   que   el   SNC   prediga   con   precisión   dónde   estarán   los   pies   durante  cualquier  fracción  de  segundo  y  transmitir  cualquier  las  señales  motoras  a   los  músculos  de  los  miembros  inferiores  para  poder  efectuar  cualquier  corrección   anticipada  en  la  posición  evitando  la  caída.                
  8. 8. 8   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         Los  denominados  sentidos  somáticos  son  los  mecanismos  que  recaban  información   sensitiva   del   organismo,   mientras   que   los   sentidos   especiales,   hacen   referencia   específicamente  a  la  visión,  olfato,  audición,  gusto  y  el  equilibrio.   Los  sentidos  somáticos  los  podemos  clasificar  del  siguiente  modo:     MECANORRECEPTORES   Táctil   Tacto   Presión   Vibración   Cosquillas   Posición   Posición  estática   Rapidez  de   movimiento   TERMORRECEPTORES   Frío   Calor   NOCICEPTORES   Dolor  
  9. 9. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   9         Dr.  José  Sánchez  Frutos         Otra   forma   de   clasificar   las   sensaciones   somáticas:                   SENSACIONES  SOMÁTICAS   INTEROCEPTIVAS  o   VISCEROCEPTIVAS   Son  los  encargados  de   recibir  sensaciones   viscerales  tales  como   hambre,  sed  y  dolores   viscerales,  que  parten   de  fuentes  internas  del   cuerpo.   PROPIOCEPTIVAS   Tienen  que  ver  con  el   estado  aísico  del  cuerpo:  la   posición,  las  tendinosas  y   musculares,  las  de  presión   de  la  base  de  los  pies,  y  el   equilibrio   EXTEROCEPTIVAS   Provienen  de  la   superaicie  del   cuerpo  
  10. 10. 10   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos                  
  11. 11. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   11         Dr.  José  Sánchez  Frutos         Se  distinguen  tres  categorías  de  receptores  propioceptivos:  musculares,  articulares   y  vestibulares.   1. RECEPTORES  PROPIOCEPTIVOS  MUSCULARES   El   músculo   estriado   no   es   solamente   un   órgano   contráctil,   sino   que   posee   estructuras  sensibles,  con  dos  tipos  de  receptores:  1)  Husos  neuromusculares  y  2)   Órganos  tendinosos  de  Golgi,  (siendo  los  dos  sensibles  al  estimulo  de  estiramiento).   • El  Huso  Neuromuscular  capta  el  grado  de  estiramiento  que  está  sufriendo  la   fibra   muscular   así   como   a   la   velocidad   a   la   que   se   realiza   dicho   estiramiento,   el   huso   muscular   responde   mediante   una   respuesta   a   nivel   medular  provocando  la  contracción  del  músculo.  Esto  recibe  el  nombre  de   reflejo   de   estiramiento   o   miotático.   Ejemplo:   El   centro   de   gravedad   de   la   cabeza   de   un   adulto   se   encuentra   por   encima   y   por   delante   de   la   articulación  de  la  parte  anterior  de  la  primera  vértebra  cervical.  La  cabeza   se   mantiene   erguida,   a   pesar   de   su   tendencia   natural   a   inclinarse   hacia   adelante  por  la  tensión  mantenida  por  los  músculos  del  cuello.  Cuando  una   persona  se  duerme  en  posición  sentada,  los  músculos  del  cuello  se  relajan  y   su   cabeza   cae   hacia   adelante.   Los   husos   musculares   experimentan   un   inesperado  estiramiento  e  inducen  a  una  sacudida  que  eleva  la  cabeza.  El   mecanismo   protector   del   huso   muscular   responde   cuando   sufre   una   tracción   inesperada,   pero   permite   estiramientos   voluntarios   que   no   sean   demasiado  súbitos.   • El  órgano  Tendinoso  de  Golgi  reconoce  la  tensión  aplicada  al  tendón  por  la   contracción  muscular,  las  señales  del  órgano  tendinoso  pasan  a  la  médula   espinal,  donde  producen  reflejos  que  afectan  a  todo  el  músculo,  siendo  éste   reflejo   inhibitorio   (contrario   al   reflejo   del   huso   muscular)o   miotático   inverso.  Cuando  es  muy  grande  la  tensión  aplicada  al  músculo  y  por  lo  tanto   al  tendón,  el  efecto  inhibidor  debido  al  huso  tendinoso,  puede  ser  tal  que   produce   una   relajación   brusca   de   todo   el   músculo,   constituye   un   mecanismo   de   protección   para   evitar   desgarramientos   musculares   o   arrancamientos   tendinosos.   El   reflejo   tendinoso   podría   constituir   un   mecanismo   automático   de   retroalimentación   para   regular   la   tensión   muscular,   es   decir   si   la   tensión   sobre   el   músculo   es   muy   grande,   la  
  12. 12. 12   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         inhibición  originada  en  el  órgano  tendinoso  la  reduce  hasta  un  nivel  menor   y  soportable,  si  la  tensión  es  muy  pequeña,  desaparecen  los  impulsos  del   órgano  tendinoso.     La  puesta  en  juego  del  sistema  anteriormente  expuesto,  dependerá  de  3   Parámetros:  intensidad,  duración  y  rapidez.   • El   estiramiento   breve   y   de   poca   intensidad   estimulará   esencialmente   a   los   husos   neuromusculares   colocados   en   paralelo.   La   activación   de   estos   receptores,   entrañará   un   aumento  rápido  del  tono  en  el  músculo  estirado.   • El  estiramiento  intenso  y  prolongado  activará  los  receptores   de  Golgi  situados  en  serie  en  los  tendones  y  la  activación  de   estos  provocará  la  relajación  del  músculo.   • La  vuelta  pasiva  del  músculo  provocará  el  silencio  de  los  dos   receptores   musculares,   y   el   sistema   Gamma   intervendrá   haciendo   contraerse   las   miofibrillas   intrafusales,   que   reemplazarán   a   los   husos   neuromusculares   en   estado   de   funcionamiento.   Un  estímulo  peligroso  llega  a  los  ligamentos  protectores  de  la  rodilla  en  39  m.seg.   (la  contracción  muscular  refleja  intervendrá  a  los  215  m.seg.,  Pope,1959),  significa   que  los  músculos  deben  estar  preparados  en  un  estado  de  vigilancia,  para  evitar   los  efectos  nocivos  de  un  cambio  brutal  en  la  ejecución  de  un  gesto  (un  esquiador   puede  bajar  a  100  Km./h,  la  estimulación  parte  de  la  periferia  y  se  remonta  hacia  el   centro  y  en  un  momento  dado,  no  existirá  mecanismo  de  decisión  voluntario,  ya   que   no   habrá   tiempo   de   intervenir   se   realizará   un   análisis   instantáneo   de   las   condiciones  de  ejecución  y  este  llevará  a  una  reacción  muscular).   Por   tanto   hay   que   tener   en   cuenta   que   la   fuerza   y   el   volumen   de   los   músculos   estabilizadores,  no  garantizan  la  estabilización  activa  de  las  articulaciones;  debido   a  que  los  músculos  deben  actuar  siempre,  como  órganos  sensitivos,  así  pues,  serán   necesarias   y   primordiales   las   reacciones   propioceptivas.   De   esta   manera,   las   articulaciones,   serán   activa   y   constantemente   vigiladas.   Los   ligamentos   y   los   tendones  son  portadores  de  tensión  que  informa  a  los  centros  nerviosos  sobre  la  
  13. 13. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   13         Dr.  José  Sánchez  Frutos         posición  de  la  articulación.  Estos  centros  responden  mediante  la  acción  muscular.   Debemos   recordar   que   los   husos   neuromusculares,   tienen   captores   estáticos   y   dinámicos,  que  trabajan  constantemente  en  sociedad  con  los  receptores  articulares.   Los  dos  sistemas  son  complementarios  y  por  este  motivo  durante  la  recuperación,   se   utilizan   invariablemente   dos   aspectos:   la   posición   articular   y   la   puesta   en   tensión  muscular.   La   salud   músculo-­‐articular,   existirá   cuando   ligamentos,   tendones   y   músculos,   tengan   un   tono   y   una   tensión   adecuados   y   bien   repartidos,   esto   propiciará   una   vigilancia  constante  e  inconsciente  de  la  articulación.     2. RECEPTORES PROPIOCEPTIVOS ARTICULARES Las  estructuras  capsulo-­‐ligamentarias  de  las  articulaciones  no  solo  son  medios   de   contención   articular,   sino   que   a   su   vez   son   órganos   sensibles,   capaces   de   informar  a  nuestro  organismo,  sobre  su  posición  y  sobre  sus  movimientos.   Debemos  tener  en  cuenta  que  la  ruptura  permanente  o  la  distensión  de  los  frenos   articulares  (constituidos  por  los  ligamentos)  se  acompañan  siempre  de  una  lesión   en   los   elementos   sensitivos   de   la   articulación,   donde   la   reparación   espera  
  14. 14. 14   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         aleatoriamente.  Estos  son  elementos  sensitivos  que  a  cada  instante,  emiten  señales   destinadas  a  centros  superiores,  enseñándonos  la  dirección,  la  fuerza  y  la  rapidez   del   movimiento.   Nos   encontramos   entonces   en   presencia   de   una   verdadera   desaferencia   en   la   articulación,   ya   que   existe   una   emisión   de   informaciones   falseadas  a  partir  de  los  mecanorreceptores  articulares.   También  diversas  lesiones  leves  pero  habituales  modifican  considerablemente  las   sensaciones,  los  apoyos,  y  agravan  aun  más  el  desequilibrio  existente.     La  cápsula  y  los  ligamentos  tienen  cuatro  tipos  de  receptores  articulares:   TIPO   LOCALIZACIÓN   APARIENCIA   MORFOLÓGICA   CARCTERÍSTICAS   I   Cápsula  articular,   sobre  todo  las  capas   superficiales.   Corpúsculos  de   Ruffini.   Estatorreceptores,   mecanorreceptores   dinámicos,   umbral   bajo,   adaptación  lenta.   II   Cápsulas articulares, sobre todo capas profundas.   Corpúsculos cónicos de Pacini.   Mecanorreceptores dinámicos, umbral bajo, adaptación rápida.   III   Ligamentos de las articulaciones.   Corpúsculos de Golgi.   Mecanorreceptores dinámicos, umbral elevado, adaptación muy lenta.   IV   Cápsula, paquetes de grasa articular y ligamentos.   Terminaciones libres.   Receptores del dolor, umbral elevado, inadaptables.            
  15. 15. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   15         Dr.  José  Sánchez  Frutos             Las   informaciones   de   los   tres   primeros   tipos,   se   basan   en   la   codificación   de   la   posición  articular,  la  dirección,  la  velocidad  y  la  amplitud  del  movimiento  articular.   • Receptores  Tipo  I:  son  activos  a  la  vez,  al  reposo  y  durante  el  movimiento,   tienen   un   umbral   de   activación   bajo   y   se   adaptan   lentamente.   Estos   receptores  envían  a  la  vez  mensajes  estáticos  y  dinámicos.  La  proyección   sobre  el  córtex  parietal  de  las  aferencias  de  los  receptores  Tipo  I,  permiten   al   individuo   percibir   y   utilizar   sensaciones   kinestésicas   de   los   receptores  
  16. 16. 16   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         articulares   de   origen   cervical,   y   sus   proyecciones   intraespinosas,   permite   contribuir   al   control   de   la   actitud   y   de   los   movimientos   del   cuello.   Estas   aferencias,   se   combinan,   con   los   movimientos   del   oído   interno,   para   controlar   la   actividad   muscular   antigravedad.   Si   la   cabeza   no   pudiera   desplazarse   normalmente   la   repercusión   motriz   seria   más   grave,   de   lo   dicho  en  la  teoría.  (Con  collar  se  puede  observar  un  comportamiento  motor   anormal,   que   proviene   de   la   perturbación   sensitiva   inducida   a   nivel   del   cuello).     • Receptores  Tipo  II:  muy  numerosos  en  articulaciones  distales  (muñeca  y   tobillo).  Concentrados  sobre  todo  lateralmente,  en  las  cápsulas  articulares.   Son   activos   al   inicio   y   al   final   del   movimiento.   Para   estas   articulaciones   distales   los   receptores   son   tipo   ON-­‐OFF,   significa   que   envían   señales,   al   principio  y  al  final  del  movimiento,  es  un  medio  de  transmisión  muy  rápido,   pero  menos  fino.   • Receptores   Tipo   III:   se   encuentran   en   los   ligamentos   laterales   de   las   articulaciones   periféricas,   en   las   articulaciones   interfacetarias   de   la   columna,  y  en  los  ligamentos  longitudinales  e  interespinosos  de  la  columna.   No  se  encuentran  en  el  cuello.  Están  inactivos  cuando  la  articulación  está  en   reposo,  solo  responden  a  la  movilización  o  a  la  tracción  longitudinal.   • Receptores   Tipo   IV:   normalmente   están   inactivos,   envían   solo   mensajes   nocioceptivos,   son   el   origen   de   sensaciones   álgicas   producidas   por   fenómenos   mecánicos   o   químicos.   Los   receptores   del   tipo   IV   no   deben   estimularse   jamás,   afortunadamente   estos   receptores,   tan   solo   son   activados  por  el  dolor  y  contribuyen  en  parte  a  la  sensación  de  impotencia   que  en  ocasiones  siente  un  paciente  en  su  articulación,  tras  un  movimiento   doloroso.  
  17. 17. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   17         Dr.  José  Sánchez  Frutos             3. RECEPTORES PROPIOCEPTIVOS VESTIBULARES El  laberinto  nos  informa  de  la  posición  y  los  desplazamientos  de  la  cabeza  en   los   tres   planos   del   espacio,   comprende   dos   tipos   de   receptores:   Un   receptor   estático:  El  vestíbulo,  que  es  un  órgano  situado  en  el  oído  interno  y  está  formado   por  el  utrículo  y  el  sáculo  sensibles  ambos  a  las  posiciones  mantenidas  por  mucho   tiempo   de   la   cabeza.   Un   receptor   dinámico:   Formado   por   los   canales   semicirculares,   sensibles   a   los   desplazamientos   de   la   cabeza   en   el   espacio.   Este   sistema  de  canales  semicirculares  esta  orientado  en  los  tres  planos  del  espacio  y   constituye  el  receptor  de  aceleración.  La  reacción  de  reequilibrio,  es  a  la  vez,  un   reflejo   (reacción   de   protección   a   la   caída,   de   origen   articular   y   muscular),   y   un   automatismo   (reacción   de   origen   laberíntico).   Es   decir,   ambas   trabajan   conjuntamente.   La   percepción   de   los   tobillos   es   particularmente   importante   en   el   control   del   equilibrio.   En   ellos   hay   unos   mecanorreceptores   articulares,   que   funcionan   con   señales  vestibulares.  Si  el  sujeto  esta  sobre  una  plataforma  no  móvil  puede  pasar  
  18. 18. 18   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         de   las   aferencias   vestibulares   y   visuales,   pero   cuando   la   superficie   de   apoyo   es   móvil,  las  señales  vestibulares  y  la  visión,  son  indispensables.   4. RECEPTORES EXTEROCEPTIVOS Son  los  encargados  de  recibir  las  sensaciones  que  provienen  de  fuentes  externas  al   organismo,   tales   como   el   tacto,   el   dolor,   la   temperatura,   la   visión   y   la   audición.   Aquí  distinguiremos  tres  grandes  tipos  de  información  que  nos  podrán  ser  útiles:   VISUAL,  AUDITIVA  y  TACTIL.     • Información   Visual:   La   vista   es   capaz   de   modular   la   actividad   motriz,   interpretando   la   imagen,   ya   que   el   control   visual   es   indispensable   en   la   realización,   de   gestos   precisos   o   complejos,   pudiendo   anticipar,   una   respuesta   motriz,   al   analizar   una   imagen.   También   contribuirá   al   mantenimiento   del   equilibrio,   por   la   tensión   relativa   entre   los   músculos   oculo-­‐motores,  que  actúan  sobre  las  motoneuronas,  inervando  los  músculos   de  la  nuca.  (Reacción  de  protección,  ante  un  peligro,  o  ante  la  posibilidad  de   una   caída).   Debemos   comprender   entonces,   que   un   individuo,   trabajando   con  los  ojos  cerrados,  sobre  un  plano  móvil,  pierde  la  posibilidad  de  utilizar,   sus   reacciones   ópticas.   Deberá   superar   pues   este   déficit,   utilizando   otros   sistemas  de  equilibrio.   • Información   Auditiva:   La   percepción   auditiva   modula   la   actividad   motriz,   debido  al  reconocimiento  del  sonido  y  de  su  intensidad.   • Información  Táctil:  La  piel  detecta  las  diferencias  de  presión  en  un  punto   determinado  y  las  variaciones  térmicas  y  topográficas  de  este  punto.  En  la   piel,   existen   tres   tipos   de   receptores   cutáneos,   de   naturaleza   variable,   y   dependen   del   tipo   de   sensibilidad   que   detectan.   Estos   son:   mecanorreceptores,  termorreceptores  y  nocioceptores.  La  concentración  de   mecanorreceptores   contenidos   en   la   piel,   el   tejido   subcutáneo   y   los   músculos,  disminuye  con  la  inmovilización.  posibilidad  de  una  caída).     Las   contenciones   elásticas   en   rodilla,   tobillo   etc.,   realizan   una   acción   de   seguridad  y  un  control  exteroceptivo  basado  en  la  tensión  cutánea.  
  19. 19. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   19         Dr.  José  Sánchez  Frutos           Los   receptores   sensoriales   desempeñan   un   papel   primordial   en   la   adquisición   de   información   sometésica,   que   es   recogida   desde   los   múltiple   receptores  sensoriales  estos  transducen  una  estímulos  sensorial  en  una  actividad   nervio   que   a   través   de   establecer   una   sinapsis   en   el   asta   dorsal   de   la   médula   y   desde   allí   o   bien   directamente   o   por   medio   de   las   interneuronas   alfa   y   gamma,   llevan  la  información  al  cerebelo  y  a  la  corteza  cerebral  .  El  cerebelo  desarrollando   su   actividad   en   forma   subconsciente,   desempeña   un   papel   esencial   en   la   planificación  y  en  el  desarrollo  del  programa  motor,  actuando  del  siguiente  modo:   controla  el  tono  muscular,  organiza  temporal  y  espacialmente  el  movimiento,  es   decir  transforma  las  coordenadas  cartesianas,  propias  del  espacio  en  coordenadas   angulares  características  de  la  acción  motora,  interviene  en  la  preparación,  inicio    y   ejecución   de   los   movimientos   visuodirigidos   u   originados   mediante   una   señal   teleceptiva  (sonido,  luz),  y  no  es  menos  importante  la  función  que  desempeña  en  la   organización  de  las  sinergias  musculares,  de  gran  importancia  en  los  movimientos   de  prensión  y  precisión.  Otra  función  nada  despreciable  del  cerebelo  es  su  papel  en   el   aprendizaje   motor   y   más   especialmente   en   el   mecanismo   de   adaptación   y   automatización  del  movimiento       El  objetivo  principal  del  aprendizaje  motor  y  especialmente  en  el  deportista,   es   el   automatismo,   la   ejecución   de   un   gesto   con   el   mínimo   de   implicación   consciente.   Con   esta   finalidad   la   retroalimentación   propioceptiva   de   cada  
  20. 20. 20   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         movimiento  se  convierte  en  una  señal  o  estímulo  condicionado  del  siguiente,  y  el   movimiento   se   ejecuta   un   la   menor   directriz   consciente.   La   corteza   cerebral   se   relaja   y   controla   la   situación,   siempre   en   alerta   para   poder   actuar   si   fuera   necesario  algún  cambio  pero  ajena  a  la  dirección  del  gesto  o  movimiento.   Aunque  el  mecanismo  de  retroalimentación  (feedback)  se  ha  considerado  como  el   mecanismo  primordial  de  control  neuromuscular,  el  mecanismo  de  anticipación  o   anterógrado   (feedforward)   que   planifica   programas   de   movimiento   y   activa   la   musculatura  en  base  a  las  experiencias  vividas  anteriormente,  también  desempeña   un   papel   importante   en   el   mantenimiento   de   la   estabilidad   articular.   Este   mecanismo   se   caracteriza   por   la   información   propioceptiva   de   alguna   manera   aprendida   durante   las   diferentes   repeticiones   llevadas   a   cabo   durante   los   entrenamientos,   de   forma   que   se   anticipa   a   las   mismas   actividades   motoras   actuando  en  tiempo  real,  y  además  está  en  constante  actualización.  (Childs,  2003;   Buz,   2004).   Como   consecuencia   podemos   decir   que   el   entrenamiento   propioceptivo  actúa  como  potencia  este  mecanismo  anterógrado.   EFECTOS  POSITIVOS  DEL  ENTRENAMIENTO  DE  LA  PROPIOCEPCIÓN   El   entrenamiento   de   la   propiocepción   tiene   un   efecto   directamente   beneficioso   sobre  os  reflejos  de  estiramiento,  haciendo  que  estos  actúen  de  forma  correcta  ya   que  se  mejorarán  los  estímulos  facilitadores  que  aumentan  el  rendimiento  y    se   disminuirán   las   inhibiciones   que   lo   reducen.   Es   decir   se   eliminarán   los   reflejos   básicos  incorrectos,  por  ejemplo  ante  un  desequilibrio,  se  recuperará  la  postura  de   una  forma  correcta  y  más  rápidamente.   El   entrenamiento   propioceptivo   actúa   sobre   la   estabilidad   articular,   mediante   la   fijación  refleja  (Saavedra,  2003).   MÉTODO  DE  ENTRENAMIENTO  DE  LA  PROPIOCEPCIÓN   Hay  diversas  formas  de  entrenar  la  propiocepción,  nos  vamos  a  basar  en  el  método   T.R.A.L.  (Terapia  Reequilibradora  del  Aparato  Locomotor),  método  propioceptivo   descrito  por  Pedro  de  Antolín  fisioterapeuta  Catalán,  que  busca  el  equilibrio  de  las   extremidades   inferiores   y   sus   inferencias   en   el   resto   del   cuerpo   humano.   Dicho   método  lo  complementaremos  con  algunas  variantes.  
  21. 21. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   21         Dr.  José  Sánchez  Frutos         Tal  y  como  hemos  visto  hasta  ahora  el  estímulo  precede  a  la  acción,  con  T.R.A.L.   vamos  a  provocar  una  serie  de  estímulos  que  originarán  una  serie  de  reacciones   musculares,   sin   necesidad   de   actuar   mediante   órdenes   voluntarias,   se   repetirán     hasta   que   se   consiga   la   perfección   y   el   automatismo   de   los   diferentes   gestos   deportivos  que  después  podrán  ser  trasladados  a  la  práctica  real.   El  desarrollo  del  método  se  llevará  a  cabo  en  suelo  y  con  diferentes  planos   inestables,   tablas,   Bosu,   Pilaster,   Platos   de   Freeman,   etc.   Tanto   descalzos   como   calzados,  los  ejercicios  serán  de  dificultad  creciente  y  la  duración  de  cada  uno  de   ellos  no  debe  ser  inferior  a  15  segundos.   EJERCICIOS  DE  PROPIOCEPCIÓN  EN  SUELO  EN  ESTÁTICA   Estos   ejercicios   es   aconsejable   empezar   a   hacerlos   descalzos   sobre   una   superficie  estable  y  plana  (suelo),  tiempo  mínimo  por  ejercicio  15  segundos  y  3   repeticiones   por   ejercicio.   Para   estimular   los   mecanorreceptores   siempre   trabajaremos  con  una  ligera  flexión  de  rodilla,  vigilando  que  si  trazáramos  una  eje   vertical  por  delante  de  la  rótula  no  sobre  pase  el  borde  libre  de  los  dedos  de  los   pies.   EJERCICIO 1 En   bipedestación   alinear   los   pies   de   forma   paralela,   separados   a   una   distancia   similar   al   ancho   de   otro   pie.   Rodillas  en  ligera  flexión  y  alineadas  con   los  pies.  Cuerpo  ligeramente  desplazado   hacia   delante,   de   forma   que   el   peso   se   reparta  por  el  pie  y  no  recaiga  en  talones.   Mirar  al  frente  a  un  punto  fijo.  Miembros   superiores   pegados   a   los   costados.   Relajar   la   musculatura   de   la   nuca.   Respirar  con  normalidad.  Tiempo  15  s.  -­‐   30  s.  /  3  repeticiones.    
  22. 22. 22   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos           EJERCICIO 2 Partir   de   la   posición   base.   Una   pierna   adelantada.   La   otra   pierna   retrasada   apoyando   por   los   dedos   de   los   pies.   Cargar   el   peso   ligeramente   en   la   pierna   adelantada.   Mirar   al   frente.   Tiempo   15   s.   -­‐   30   s.   /   3   repeticiones     por   cada   extremidad.                       EJERCICIO 3 Partir  de  la  posición  base.  Una  pierna  adelantada,  apoyada  por  el  talón.  La  otra   pierna  retrasada  apoyando  el  pie  plano.  Cargar  el  peso   ligeramente   en   la   pierna   retrasada.   Mirar   al   frente.   Tiempo   15   s.   -­‐   30   s.   /   3   repeticiones     por   cada   extremidad.  
  23. 23. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   23         Dr.  José  Sánchez  Frutos         EJERCICIO 4 Posición   de   paso   anterior.   Levantar   la   extremidad   contraria  a  la  extremidad  apoyada  Tiempo  15  s.  -­‐  30  s.  /   3  repeticiones    por  cada  extremidad.   EJERCICIO 5 Posición   de   paso   posterior.   Levantar   la   extremidad   contraria  a  la  extremidad  apoyada  Tiempo  15  s.  -­‐  30  s.  /   3  repeticiones    por  cada   extremidad.              
  24. 24. 24   Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular         Dr.  José  Sánchez  Frutos         EJERCICIO 6 Partimos  colocando  los  pies  separados,  sobrepasando  las  caderas,  nos   desplazamos  hacia  un  lateral  flexionando  ligeramente  la  rodilla.  Tiempo  15  s.  -­‐   30  s.  /  3  repeticiones    por  cada  extremidad.         Ver  video:     http://youtu.be/CkgKdST6Cvg                
  25. 25. Coordinación  Neuromuscular.  Propiocepción.  Fuerza  muscular   25         Dr.  José  Sánchez  Frutos           EJERCICIOS  DE  PROPIOCEPCIÓN  CON  MOVIMIENTO   Los   ejercicios   de   propiocepción   con   movimiento   se   realizarán   en   orden   de   dificultad  creciente,  el  tiempo  de  cada  ejercicio  y  las  repeticiones  serán  las  mismas   que  en  los  ejercicios  anteriormente  descritos.  La  rodilla  de  la  extremidad  de  carga   debe  estar  siempre  en  semiflexión  (no  pasar  la  punta  del  pie  ).  Estos  ejercicios  al   realizarse  con  una  extremidad  en  movimiento  consiguen  llevar  nuestra  atención  a   dicho  movimiento,  aunque  la  extremidad  sobre  la  que  estamos  actuando  a  nivel   propioceptiva  será  la  de  carga.  Si  restamos  aproximadamente  20  kg  al  peso  total   de   nuestro   cuerpo,   esa   será   la   carga   que   movemos   y   soportamos   durante   los   ejercicios,  esta  carga  será  superior  a  la  que  somos  capaces  de  mover  en  máquina   de  cuádriceps  por  ejemplo,  de  ahí  lo  interesante  de  los  ejercicios  ya  que  trabajan  a   la  vez  la  propiocepción  y  la  fuerza.  Otra  particularidad  es  que  todos  los  ejercicios   se  realizan  en  la  misma  cadena  cinética  que  caminamos,  corremos,  etc.   Ver  videos:   http://youtu.be/smDoraQg00c   http://youtu.be/PgOHKsLbsjM    

×