Educación no formal

11,280 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
11,280
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
13
Actions
Shares
0
Downloads
125
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Educación no formal

  1. 1. EDUCACIÓN NO FORMAL UNA MIRADA A SU RECORRIDO EN EL TIEMPO Olga Lucia Fernández Arbeláez Ph.D.La educación rebasa el ámbito de la escuela; la hay formal, no formal e informal y, porello, se convierte en una responsabilidad de todos, incluyendo a los padres de familia, elEstado y la Sociedad. A pesar de que la escuela ha sido la institución pedagógica másimportante de la sociedad, es uno de los canales del universo educativo, en el resto seencuentra un amplio sector heterogéneo, múltiple y diverso que es el que se denominaeducación no formal. Existe un acumulado histórico en las áreas de actuación de laeducación no formal que deja una serie de elementos que son generales y comunes atodas estas tendencias, ya que en alguna medida representan las fuentes que dinamizan yfundamentan la acción de la Educación no Formal.La variedad de prácticas, la diversidad de experiencias y la variedad de orígenes históricos,hicieron de la educación no formal un campo heterogéneo y disperso. En ese sentido, nose puede hablar de una educación sino de múltiples tendencias al interior de una práctica,derivadas de la variedad de interpretaciones y de los énfasis en uno u otro de susaspectos: lo metodológico, la política, la cultura, la conciencia, la pedagogía etc. Se puedeafirmar que existe una diversidad de posiciones que configuran un nudo de relacioneseducativas de tipo no formal.En esta variedad de intervenciones comunitarias se han desconocido las formas propiascomo cada comunidad hace circular su saber, propias de su cultura e historia particular 1.Cada persona, Comunidad, Región y País tiene en su existencia inmediata una serie deprácticas, hábitos, costumbres, comportamientos, códigos de lenguaje, símbolos quepiden ser interpretados, entendidos y respetados por los que facilitan la educación noformal.En este sentido, la posición que ocurre con más frecuencia en las comunidades, es la deaquel que se acerca motivado por un proyecto que debe realizar en ella, por ejemplo: elestudiante que necesita hacer la encuesta o realizar la práctica que le exige el programade estudios académicos; los integrantes de entidades oficiales o privadas, civiles oreligiosas que tienen como objetivo ejecutar programas de servicio en los barrios de lasciudades, en las zonas rurales, entre los indígenas; el líder político que necesita conseguir1 González, Luís José (1.988). La participación en la promoción de la Comunidad. Bogotá: Editorial El Búho.
  2. 2. votos en los sectores populares; el sacerdote que se propone aumentar las prácticasreligiosas etc. En estos y otros casos, por lo general, la comunidad es utilizada en funciónde un proyecto externo a ella bien intencionado; lo que significa que hacen un impacto enla comunidad y de igual manera recibe beneficios de tipo económico o de reconocimientoy de apoyo, entre otros, como ganancia para su propio desarrollo. Sin embargo, losproyectos cuando de alguna manera no son sujeto de su propio proyecto de desarrollocumplen las funciones de asistencialismo básico que generan en las comunidades:dependencia, impotencia, comodidad, sensación de no poder auto-sustentarse y crear suspropios programas de desarrollo y participación como ciudadanos.2 Descubrir los espaciosdonde la comunidad recibe la educación informal en su cotidianidad a través de la familia,los bares, la prensa, la radio, la televisión, las actividades de ocio, es un primer paso haciala comprensión del contexto de su realidad para un real impacto dentro de cadacomunidad.Por su parte, los paradigmas que acompañaron a las ciencias sociales en los tiempos demodernidad desde la revolución francesa han modificado sustancialmente las formas deoperar e interpretar, de trabajar, pensar, sentir, representar, conocer y amar entre otros.La velocidad con la cual se producen esos hechos nuevos, deja rápidamente sin sentido ysin función formas usadas anteriormente y configura un campo de crisis en esas accionese interpretaciones que tenían sentido en otras condiciones históricas; progresivamente sepierde vigencia en cuanto intentan responder a un momento que ya no existe coninstrumentos propios de otro tiempo y otro espacio diferente al que ahora habitan.La educación es el principal motor de la movilidad social e inversión que hace la sociedad.El acceso, la cobertura y los resultados miden el grado de desarrollo de un país. Suampliación y su mejoramiento están indisolublemente ligados al progreso general del paísy a su capacidad de garantizar los derechos y la expansión de las capacidades de lapoblación. Sin embargo, Las visiones interpretativas globales que a lo largo de estos dossiglos explicaron la sociedad, hoy son seriamente cuestionadas y puestas en tela de juiciopara interpretar la época actual. La nueva socialización coloca su fuerza en los procesosmasivos, introducidos desde la industria cultural, con un desplazamiento paulatino de losfactores tradicionales de socialización en nuestro medio: Familia y Escuela. De estamanera, se modifican las relaciones que antes se hacían sobre los fenómenos deenseñanza de generación a generación y de los procesos constituidos con base en lainteracción subjetiva.2 Fotocopia sin autor (1.988).Organización y Promoción de la Comunidad. Editorial el Búho. Colección Universitas.
  3. 3. En la década de los 60 en la llamada “crisis mundial de la educación” se introdujo elconcepto de educación no formal y la aparición de literatura que cuestionaba la educaciónescolar. Su origen data de 1967 con la International Conference on World Crisis inEducation que se celebró en Williamsburg, Virginia (Estados Unidos), allí se encargó laelaboración de un documento base donde se hizo énfasis en la necesidad de desarrollarmedios educativos diferentes a los convencionales como la escuela. A partir de los años 70se inició el estudio de la educación no formal de forma institucional. Así mismo fuefundamental la acogida que tuvo de parte de la UNESCO con el termino de educación deadultos: “la enseñanza organizada para personas que tienen generalmente una edad de15 años o más adaptada a sus necesidades; personas que no están en el sistema escolar ouniversitario ordinario”. (UNESCO 1974). Sin embargo, la educación no formal ha existidodesde mucho antes de que empezara a acomodarse en un lenguaje pedagógico.En 1974 la educación no formal se definió como:“Toda actividad organizada, sistemática, educativa, realizada fuera del marco del sistemaoficial, para facilitar determinadas clases de aprendizajes a subgrupos particulares de lapoblación, tanto adultos como niños”. Según Trilla (1993)3 la educación es un universo yla escuela sólo es una parte de ese universo educativo; en el resto se halla lo que sedenomina la educación no formal.“Educación no formal, se refiere a todas aquellas instituciones, actividades, medios,ámbitos de educación que, no siendo escolares, han sido creados expresamente parasatisfacer determinados objetivos educativos. Es decir, abarca desde las ludotecas aprogramas de alfabetización no escolar, desde actividades de reciclaje profesionalorganizadas por las propias empresas a las colonias de verano, desde la enseñanza adistancia a los llamados medios itinerantes, pasando por la instrumentalizaciónpedagógica de los medios de comunicación de masas o conjunto de procesos, medios einstituciones específica y diferenciadamente diseñados en función de explícitos objetivosde formación e instrucción, que no están directamente dirigidos a la provisión de losgrados propios del sistema educativo reglado”4.El escenario de la educación no formal es extremadamente amplio y heterogéneo, se haceen contextos no institucionalizados, fuera de la estructura formal, tienen un nivel deorganización sistemática y permanente y busca transformar prácticas productivas, decomportamiento y de actitud de los participantes. Los objetivos pueden cubrir una ampliagama de funciones como alfabetización, promoción profesional, ocio y tiempo libre; las3 Trilla, Jaime (1993). La Educación fuera de la Escuela. Ámbitos no Formales y Educación Social. Barcelona:Editorial Ariel, S. A.4 Ibid
  4. 4. personas a quienes va dirigida varía en edad, sexo, clase social, en un mismo grupo sepueden unir jóvenes con ancianos o niños; la asistencia es voluntaria, la participaciónobedece a intereses y/o necesidades personales y puede ser abandonada en cualquiermomento; los educadores pueden ser muy profesionales y conocedores del tema encuestión como también semi-profesionales o totalmente amateur basados en elvoluntarismo o prácticas profesionales; los contenidos son muy amplios, pueden sereducación artística, pedagogía de la tercera edad, educación física y deportiva, educaciónsanitaria, educación cívica, ambiental etc; los métodos son el trabajo en equipo, talleresgrupales, tecnológicos, verbalistas y memorísticas; la ubicación puede ser a distancia, demasas, a través de la tecnología audiovisual y la informática; con relación al tiempopermite la eliminación de los horarios rígidos y de los ritmos uniformes de aprendizaje.Sus características principales son:- Procesos fuera de la estructura escolar.- Alternativa a programas formales y en ocasiones los complementa (desarrollo agrícola,créditos, tecnología, metodología educativa, etc).- Tiene formas variadas de organización, diferenciadas.- La instrucción se realiza de acuerdo a las concepciones metodológicas que se realicen, nosiendo unificadas.- Está dirigida a poblaciones heterogéneas, no colocando muchas homogeneizaciones paralos participantes.- No termina con procesos de calificación necesarios para ascender en la gradualidad.- El ritmo, la duración y su finalidad son flexibles.La ventaja del aprendizaje no formal reside principalmente en su carácter voluntario yorganización autónoma, su flexibilidad, las posibilidades de participación, el derecho acometer errores y su mayor conexión con los intereses y las aspiraciones de losparticipantes.Sin embargo, la educación no formal ha tenido una trayectoria con diferentes nombres yespecificaciones, entre ellas se destacan:
  5. 5. 1. EDUCACIÓN POPULAREl adjetivo “popular” proviene de la palabra pueblo. El primer sentido del latín populusque ha dado la palabra pueblo es designado como un conjunto, una muchedumbre, unamultitud que habita un lugar, una ciudad; significa también la población de un país.La educación popular nació como respuesta a un período largo durante el cual la mayoríade los países de América Latina estuvieron sometidos a regímenes sociales y políticos deautoritarismo vividos específicamente en Chile con Pinochet y los sindicatos en Argentina;nacieron movimientos espontáneos desde las bases y periferias sociales con unaintencionalidad específicamente política y con principio de intervención en la comunidadcomo lugar social.5Por su parte en su origen, el sujeto de la educación popular es aquella persona que noposee bienes, trabajadores vinculados a la economía del rebusque, obreros y campesinos,también aquellas personas que carecen de posibilidades de satisfacción de susnecesidades básicas, así como los grupos étnicos. .Esta corriente educativa fue orientada hacia el fortalecimiento de las personas y espaciosgestados desde los sectores marginados de la sociedad en Latinoamérica: campesinos,pobladores, indígenas, mujeres, pescadores etc. en programas como: agricultura,tecnologías apropiadas, comunicación popular, arquitectura de barro, organizacionesautogestionarias, alfabetización popular, desarrollo de la mujer, respaldo a minoríasétnicas, defensa y promoción de los derechos humanos, entre otros6. Estos trabajos micro- sociales, adoptaron la Educación Popular como su enfoque de trabajo que surgieron delos más variados intereses sociales y políticos, desde los procesos de cooptación estatal,pasando por el asistencialismo, hasta las ideas de transformación de la sociedad.7Existen diversas opiniones sobre la Educación Popular:8- Fue la educación de izquierda para acompañar procesos de transformación social y conla caída del socialismo.5 Vigil, Carlos José (1980). Educación Popular y Protagonismo Histórico. Buenos Aires: Editorial Humanitas.6 Mejía, Marco Raúl (1.992). “La pedagogía de la Educación Popular”, La Piragua, P. 12-14. RevistaLatinoamericana de Educación y Política. CEAAL.7 Osorio, Jorge (1.970). Educación popular de los debates de moda a la cuestión central: Su política. BuenosAires, CEAAL.8 Vio Grossi, Francisco (1.989). “La educación que buscamos”, La Piragua Vol. 1 – nº 1 – 2º semestre, pag 6.
  6. 6. - Ha sido la práctica educativa de carreras profesionales de origen social en el trabajo conla comunidad.- La particularidad de algunos grupos era participar en un imaginario revolucionario de laépoca, las personas de manera idealista se vincularon a estos grupos.- Fue una forma de intervención social en grupos sociales marginales. Derivada de lalectura de educación como forma de superar la marginalidad.El concepto de educación popular en América nació referido a la cultura popular con uncontenido netamente político fundamentado en diversas concepciones y prácticaspedagógicas que han confluido en la educación popular a saber: 1.1 EDUCACIÓN DE ADULTOSLa década de los sesenta se inició para la Educación de Adultos con la SegundaConferencia Mundial realizada en 1.960 en Montreal, Canadá. En ella el énfasis se colocóen el aspecto social.La Educación de Adultos, se entiende como aquella parte de la educación no formal quese destina en los países latinoamericanos a la población mayor de 15 años en programasde alfabetización, educación básica, capacitación campesina, bachilleratos nocturnos,programas de capacitación laboral, programas de desarrollo comunitario, así como decapacitación y entrenamiento de mano de obra para la industria, mediante procesos deeducación a distancia o sistemas abiertos o semi -escolarizados que buscan atenderpoblaciones educativas particulares como: campesinos que habitan en zonas ruralesrelativamente incomunicadas, algunos sectores de trabajadores urbanos en especial elocupado como mano de obra no calificada en el sector informal de la economía y lapoblación indígena en general.Según el decreto del Ministerio de educación Nacional 3011 de 1.997; la Educación deAdultos en Colombia se entiende como:“El conjunto de procesos y acciones formativas organizadas para atender de maneraparticular las necesidades y potencialidades de las personas que por diversascircunstancias no cursaron niveles y grados del servicio público educativo, durante lasedades aceptadas...”El artículo 12º del mismo decreto afirma lo siguiente:
  7. 7. “La Educación para la población adulta, está dirigida a la actualización de conocimientos,según el nivel de educación alcanzado, a la capacitación laboral, artesanal, artística,recreacional, ocupacional y técnica, a la protección y aprovechamiento de los recursosnaturales y para la participación ciudadana, cultural y comunitaria”.Los principios básicos de la Educación de Adultos según el artículo 3º están relacionadoscon:“El desarrollo humano integral del joven o el adulto, la pertinencia que reconoce losconocimientos que traen consigo los jóvenes y los adultos en su proceso formativo, laflexibilidad según la cual, se deberá atender al desarrollo físico y psicológico del joven odel adulto y la participación para actuar creativamente en las transformacioneseconómicas, sociales, políticas, científicas y culturales“. El artículo 5º hace referencia a losprogramas ofrecidos para la Educación de Adultos como son: Alfabetización, EducaciónBásica, Educación Media, Educación No Formal y Educación Informal.La Educación de Adultos, se entiende como un proceso de adaptación del individuo almundo y a la sociedad y como comprensión e interiorización de las creencias, los mitos,las normas, las costumbres y las leyes. La Educación de Adultos ha existido desde siemprepero como forma organizada es producto de los procesos de industrialización y urbanismoque se dieron a partir del siglo XIX.9Las primeras expresiones de Educación de Adultos se dieron en los colegios populares deDinamarca y en las instituciones de educación obrera de Inglaterra. Allí además de leer yescribir, se enseño lo que las personas requerían para el desempeño de una profesión uoficio y para su superación personal. En esta época, primera mitad del siglo XIX,aparecieron en Francia las “Clases de Adultos”, “la Asociación Politécnica de InstrucciónPopular” y los “Cursos para Adultos de la Alcaldía en París” que fueron orientados porAugusto Comte.10 Estas organizaciones se proponían la capacitación laboral y lapromoción humana de los obreros. En la misma época surgió la primera formainstitucionalizada de Educación de Adultos en América Latina. En 1.920 en México seorganizaron las misiones culturales, que promovieron el desarrollo de las comunidadesrurales utilizando el trabajo de un equipo interdisciplinario – un maestro, un carpintero,un albañil, un técnico agrícola que permanecía períodos cortos en cada comunidad. En9 Mejía, Marco Raúl (1.992). “La pedagogía de la Educación Popular“, La Piragua, P. 12-14. Revista Latinoamericanade Educación y Política. CEAAL.10 Mejía, Marco Raúl (1.989).Educación popular apartes para la discusión. Bogotá: CINEP. Documentos ocasionales No.28. Pág.8.
  8. 8. 1.930, en algunos países latinoamericanos se crearon escuelas especiales que buscabancapacitar personal agrícola para impulsar el desarrollo de las regiones.Al finalizar la segunda guerra mundial se vio la necesidad de intensificar la Educación deAdultos para reconstruir un mundo destruido y tratar de asegurar un futuro. Sepresentaron problemas con los desocupados de la guerra, masas de campesinos queadvenían a un mundo mucho más urbano. Este mundo requería de un nuevo tipo deobrero, más tecnificado y en relación con un tipo de máquina diferente a la de vapor. Eneste sentido se necesitaba de una educación que se adaptara a las nuevas circunstancias.Esta responsabilidad fue asumida por la UNESCO.En 1.949 en Elsinor Dinamarca se realizó la Primera Conferencia Mundial de Educación deAdultos. En ella se hizo énfasis en el papel que la Educación de Adultos debería cumplir,proporcionando a los individuos los conocimientos indispensables para el desempeño desus funciones económicas, sociales y políticas y para participar productivamente en la vidacomunitaria.Estas corrientes llegaron a América Latina a través de la Agencia Interamericana para elDesarrollo – AID- y con los voluntarios de servicio social que vinieron de diferentes paíseseuropeos. Así introducen en Colombia la concepción de Educación de Adultos comoaquella definida por la edad del destinatario y por desarrollarse de los procesos noformales, diferenciándose de los procesos escolarizados y estableciéndose una distinciónentre Formal y No Formal que por largo tiempo ha acompañado a la educación hastanuestros días. La educación; proponen debe ser entendida como un proceso multifacético,compuesto de un conjunto de amplios y diversos momentos educativos que se dan en lavida cotidiana, en la sociedad y no restringida solamente al espacio local de la escuela. Laescuela plantea” no es el único espacio educativo y, a lo mejor, no es el másimportante”.11 Las políticas de la AID se denominaron Alianza para el Progreso, queconsistió en el surgimiento de procesos de desarrollo comunitario a través de lacapacitación de adultos en una educación no continuada, no controlada, no sistemática yque no conduce a títulos; llamada educación no formal.La educación de adultos busca entonces capacitar a los adultos para que comprendan surealidad y sean partícipes de su propio cambio.12 El objetivo es apoyar a aquellos que deuna u otra forma fueron quedando por fuera del sistema formal educativo. Está dirigida11 Grossi vío, Francisco (1.989). “La Educación que Buscamos”, La Piragua, p. 5-7, Revista del Consejo de Educación deAdultos de América Latina – CEAAL.12 Morales Parra, Jorge (1.984). La educación de adultos. Manizales (Colombia), Secretaría de Educación de Caldas.
  9. 9. especialmente hacia poblaciones marginadas y oprimidas, consistente en una serie deactividades por fuera de la escuela diseñadas para acrecentar el poder de decisión y elstatus socioeconómico de los participantes.131.2 LA ALFABETIZACIÓNEn las décadas del 50-60 se inició en América Latina el proceso de industrialización, lospaíses se vieron enfrentados al analfabetismo y la carencia de obra calificada, obstáculosfundamentales para su desarrollo. El mayor impulso a los programas de alfabetización enAmérica Latina fue en la década de 1.940 con colaboración directa de los Ministros deEducación, las fuerzas armadas y organizaciones privadas. La idea de culturización fue uncomponente fundamental de las campañas de alfabetización en distintos aspectos: lalectoescritura, los modos de relación social, familiar, vecinal; la valorización de undeterminado tipo de comportamiento ciudadano, la introducción de valores ycomportamientos.14Al final de los años 40 empezó a haber intentos para incorporar las campañas dealfabetización a programas educativos más amplios, diseñados “... para ayudar a la gentea ayudarse a sí misma” (UNESCO, 1949).Estas campañas masivas de Alfabetización, enfrentaron grandes problemas: aprender aleer y escribir no era suficiente para que las personas elevaran su formación y obtuvierancapacitación para el trabajo industrial. El aporte de la alfabetización era de muy pocoimpacto sino se complementaba con acciones de capacitación.El analfabetismo en la población adulta era aún, un problema que se encuentra unido asituaciones de pobreza, desempleo, desnutrición. Es un problema de sectores marginados.Para responder a estos problemas se diseño y experimentó un programa de Alfabetizacióny Educación Básica que se conoció con el nombre de Educación Fundamental; se dabaentrenamiento vocacional y conocimientos para que pudieran alcanzar mejorescondiciones de vida. Estas prácticas se expandieron en el mundo campesino a través de laeducación comunitaria, que se propagó en nuestro medio en la década del 50 y que tuvoen las “Mejoradoras del Hogar“ de la Federación Nacional de Cafeteros, una de lasexpresiones más visibles. El modelo capacitador de esta modalidad hizo énfasis en lacapacitación para el uso del tiempo libre de las mujeres campesinas y de pequeñospoblados, así como en los procesos de enseñanza de técnicas agrícolas a los campesinos,13 Ibid14 Rodríguez f, Eugenio (1.990). “El Derecho a Aprender: La Alfabetización”, La Piragua Revista del Consejo de Educaciónde Adultos de América Latina – CEAAL.
  10. 10. colocando su mayor énfasis en los procesos de Alfabetización15. Estos consistían enaprendizaje de lecto-escritura y operaciones básicas a nivel matemático. Lo que seconvirtió en Educación de Adultos con procedimientos no Formales en sectores populares.Además de estos programas, surgieron en Latinoamérica Institutos de EntrenamientoTécnico. Uno de los principales fue el SENA. Esta educación hoy está dirigida a los grupossociales que cuentan con menores probabilidades de tener acceso al sistema escolar o depermanecer hasta completar su educación básica. Las personas que configuran estosgrupos sociales son por lo general trabajadores rurales y urbanos asalariados que nofinalizaron la educación básica, la población indígena, los sectores marginales urbanos, losque pertenecen a la economía informal como talleres artesanales, pequeñas empresasfamiliares entre otros, y en los últimos años es la institución de más opción para losjóvenes con bajos recursos económicos que han finalizado el bachillerato.La Alfabetización según el artículo 5º de la Ley 115 de 1.994 se entiende como parte delciclo de educación básica que busca desarrollar la capacidad de interpretar la realidad y deactuar a través de la lectura, escritura, matemática básica y la cultura propia con el fin devincular a las personas adultas con edades comprendidas desde los 13 años o más que nohan ingresado a ningún ciclo de educación básica primaria al derecho de la educación.Hacia 1.965 en el Congreso de Ministros de Educación en Teherán empezó a tomar fuerzala corriente de la Educación Funcional que centró la acción educativa en el desarrollo. Laeducación es una de las dimensiones del desarrollo y su finalidad es acelerarlo. A partir deeste momento se da preferencia a los adultos de las zonas rurales y se escogen lascomunidades en las que se están impulsando programas económicos, inscritos en losplanes nacionales de desarrollo. La educación funcional supone la voluntad de partir de lasmotivaciones y necesidades reales de las personas en su contexto.16En el marco de los cambios políticos, culturales, sociales a nivel mundial; fortalecida apartir de 1.964 y 1.965 con los movimientos estudiantiles que tenían un fuerte contenidopolítico, la Educación Popular pasó de ser una acción social, a una acción política concreta.Esto llevó a que los procesos de Educación Popular se convirtieran en una actividadpuramente instrumental de partido; lo que hizo que se alejara de prácticas específicas:Alfabetización, Producción, Salud etc. Para dedicarse al discurso socio – crítico. Este15 La belle, Thomas J. (1.982). Metas y estrategias de la educación no formal en América Latina. Editorialcentro de estudios educativos.16 Trilla, Jaume (1.993). La educación fuera de la escuela. Ámbitos no formales y educación social. Barcelona: EditorialAriel.
  11. 11. discurso socio crítico se dio a través de cartillas para explicar el ABC marxista a los másvariados grupos populares y la presencia de El Capital, de origen Alemán, alentó en laEducación Popular su acción al interior de la contradicción Capital- Trabajo.En 1972, se realizo la Tercera Conferencia Mundial de Educación de Adultos en Tokio -Japón. En ella se insistió en la función Concientizadora y en la aplicación de los principiosde Educación Permanente a la Educación de Adultos como instrumento deConcientización, se trató de crear una sociedad educativa donde todas las personaspuedan y deben educarse y ser educadores de ellos mismos. Se recomendó la búsquedade formas y métodos educativos adecuados a los adultos, se dio gran importancia a laeducación abierta. Una de las motivaciones, quizá la principal, de la conferencia de Tokiofue la Educación de los Adultos desfavorecidos.La Educación de Adultos es definida como el instrumento que prepara, mediante laadquisición de actitudes de liberación frente a las servidumbres y a las alienaciones tantoeconómicas como culturales, la elaboración de una cultura nacional liberadora yauténtica, que contribuye a la toma de conciencia de la unidad nacional (UNESCO 1972).En el informe final algunos textos afirman que:“Ningún grupo o individuo de la sociedad debe sentir que se le niega el acceso a laeducación de Adultos. La participación debe tener una base tan amplia como sea posible.Es, pues, importante suprimir los obstáculos que limitan el acceso a la educación yestudiar en especial las motivaciones que impulsan a los adultos a aprender”. (UNESCO1.972).... en los años setenta se debería fijar como objetivo esencial, a la hora de elaborarprogramas para la educación de adultos, satisfacer las necesidades de educación deaquellas categorías de personas que tradicionalmente están desfavorecidas en muchassociedades: jóvenes sin empleo, jóvenes que han abandonado prematuramente la escuelaen los países en vías de desarrollo, poblaciones rurales de numerosos países, trabajadoresemigrantes, personas mayores y obreros sin empleo.Dentro de estas categorías, las mujeres y los jóvenes están con frecuencia particularmentedesfavorecidas. (UNESCO 1972).En 1.976 se celebró la XIX reunión de la UNESCO en Nairobi, Kenya. Allí se profundizó en eltema de la Educación de Adultos, insistiéndose en los principios de la EducaciónPermanente. La educación a lo largo de la vida, el aprovechamiento de los medios masivosde comunicación con fines educativos, transformación de la escuela en un medio auxiliar,no el único, del desarrollo del proceso educativo, adaptación de los sistemas educativos a
  12. 12. las necesidades que impone el cambio, vinculación entre la teoría y la práctica; laEducación Permanente afirma que no existe una edad para la educación y otra para lavida. La educación es una dimensión de la vida y debe estar presente en toda ella. Y en elcarácter participativo que debe darse a este tipo de educación. Se busca que el hombresea el agente de su propia educación por medio de la interacción permanente de susacciones y su reflexión.1.3 GRUPOS CRISTIANOS POPULARESEn la Europa posterior a la II Guerra Mundial, algunos sacerdotes trabajaron en lasfábricas, dando paso a la primera generación de sacerdotes obreros en países comoFrancia, Italia y Suiza. Algunos de estos sacerdotes emigraron hacia América Latina,ubicándose en países como Brasil, Argentina, Chile, Venezuela, comenzando a desarrollaruna iglesia que nace del pueblo.En los grupos cristianos que participaban en los procesos populares a lo largo delcontinente desde la década del 50 se fue cualificando un pensamiento que hacía unalectura del hecho cristiano de la participación en los procesos de liberación.17 Para estepensamiento, no sólo se participaba en un proceso de lucha de clases sino que con unavisión de fe se avanzaba en una historia de salvación que no sólo es espiritual, sinotambién material. Aparecieron cristologías, mariologías, pastoral de liberación y laeducación liberadora.La Educación Liberadora tuvo una marcada influencia en los procesos educativos de losgrupos populares en América Latina y el Caribe. Esta teoría está basada en una educaciónliberadora que permite un contacto directo entre el educador y el medio ambiente. Através de técnicas para la enseñanza de la lectura y la escritura de adultos, busca lareflexión, el cambio de las relaciones del individuo con la naturaleza y con la sociedad; elobjetivo esencial de la educación es propender por la liberación de la persona. Es unmodelo que basa su acción en una toma de conciencia. Freire la llamó “concientización” 18lo cual implica hacer una transformación de las estructuras mediante un procesodinámico, ágil y didáctico.La metodología de Freire está determinada por la relación didáctica entre laepistemología, la teoría y las técnicas. Se basó en la siguiente idea: si la práctica social es labase del conocimiento, también a partir de la práctica social se constituye la metodología,17 Mejía, Marco Raúl (1.993). “¿Resucita el Modelo de la educación como formación del capital humano? La educaciónpopular frente a la capacitación”, La Piragua Revista Latinoamericana de Educación Popular.18 Freire, Paulo (1972). Concientización Teoría y Práctica de la Liberación. Bogotá: Asociación dePublicaciones educativas.
  13. 13. unidad dialéctica que permite regresar a la misma práctica y transformarla. Su método dealfabetización tuvo como finalidad principal hacer posible que el adulto aprenda a “leer” ya “escribir” su historia y su cultura, su modo de explotación, para que pueda conquistar elderecho de expresarse y decidir sobre su vida. Subraya que cada conocimiento presuponeuna práctica, lo que da por resultado que ningún conocimiento es “objetivo”, porque noes dado exclusivamente por el objeto. De la misma manera, ningún conocimiento esneutral: responde a las diversas prácticas realizadas por los grupos humanos. Sumetodología no se refiere al hombre, sino a su pensamiento-lenguaje, a los niveles depreocupación por la realidad que lo rodea y a la aplicación tanto en la alfabetización comoen la postalfabetización, a partir de las “palabras generadoras” y los “temasgeneradores”.19La educación fue como elemento liberador del ser humano; surgió entonces unaeducación fundada en la participación activa de los educandos y en la concientización.20ElMovimiento de Educación de Base (MEB) de Brasil nació en 1.958 vinculado con el temade la radioescuela. En 1.962 se planteó como un movimiento de concientización y en1.963 se constituyó en un movimiento de cultura popular. Uno de los principalesimpulsadores de este movimiento fue el brasilero Paulo Freire. Este tipo de educaciónexigió que la persona fuera sujeto activo y asumiera por sí mismo las ideas y valores quemás convinieran a su formación como persona.21En 1.968 y 1.969 se realizó en Medellín - Colombia la primera y segunda ConferenciaGenerales de Obispos de América Latina; en donde la Educación Liberadora recibió unapoyo considerable especialmente en la terminología de la Concientización de Freire y laiglesia tomó una posición a favor de la búsqueda de un nuevo tipo de sociedadLatinoamericana y de un nuevo proceso educativo. El objetivo era crear individuos quefueran sujetos de su propio desarrollo, conscientes de su dignidad, auto-determinantes yque tuvieran un sentido de comunidad (cota, 1.974: 7-8ª). Este movimiento de Educaciónde Adultos enfatizaron en los procesos de Liberación y Concientización, se perfiló con elnombre de Educación Popular dando paso a una corriente de acción y pensamiento desdela cual surgió la Teología de la Liberación.22Los planteamientos educativos de Paulo Freire, transformaron la Educación no formal encriterios para el cambio social a través de la “Pedagogía de la Concientización “iniciado en19 Freire, Paulo (1969). La Educación como Práctica de la Libertad. México: Siglo Veintiuno Editores.20 Freire, Paulo (1.972). Concientización, Teoría y Práctica de la Liberación. Bogotá: Asociación de PublicacionesEducativas.21 Freire, Paulo (1.971). Pedagogía del Oprimido. Bogotá: Studio 3 Latinoamérica.22 Freire, Paulo (1.969). La Educación como Práctica de la Libertad. México: Siglo Veintiuno Editores.
  14. 14. Brasil y asociado al “Movimiento de Cultura Popular” el cual buscaba reemplazar elcriterio tradicional de Educación Bancaria (profesores que saben y enseñan y estudiantesa los que se enseña porque no saben nada) con un proceso liberador en el que se realizael descubrimiento a través del diálogo.Cuando llegaron a los sectores populares, centraron su actividad educativa en eltestimonio que se da. Este es manifiesto a través de la asunción de la vida del pobre. Elobjetivo fundamental de su presencia era lograr construir comunidad de vida cristiana a lamanera de los primeros cristianos. Igualmente, enfatizaron en la necesidad de dar ciertacapacitación productiva, para que la gente pobre tuviera también la posibilidad deresolver sus problemas económicos.Como fruto de estos procesos, centraron su acción en la necesidad de construirparticipación y para ello colocaron mucho énfasis en los elementos que la posibilitaran,logrando un gran desarrollo de las técnicas participativas y las dinámicas de grupos, comomecanismo de ayuda en los procesos educativos. Cuando estos sectores llegaron a laeducación popular, colocaron como elementos claves en ella, la participación, eltestimonio y aportaron las técnicas y dinámicas de grupos para procesos concretos.El modelo capacitador de este grupo colocó su fuerza en los lugares donde convergenpequeñas unidades productivas, empresas comunitarias o de salud en los barrios opoblados, vinculados en torno a la parroquia. Igualmente incluyeron lectura de la Biblia enuna perspectiva de Teología de la Liberación; cursos de análisis de conciencia de losproblemas del contexto donde se desarrolla la acción. Estos tres elementos adquirieronmanifestación concreta en la organización de grupos comunitarios, que para el casoColombiano, desembocaron en las Comunidades Cristianas de Base y ComunidadesCristianas Campesinas.Este abordaje de la educación no formal impregnó muy fuertemente las políticas dereforma agraria en la década de los 60 en nuestro medio. Los primeros textos de Freireentraron a Colombia en el 67 y 68, en el proceso de reforma agraria de Lleras a través delprofesor Joao Bosco Pinto. El elemento capacitador básico fue el método de alfabetizaciónactivo que a partir de las palabras generadoras, llevaba a todo un aprendizaje lecto-escritor conjunto de la realidad de las primeras letras.1.4 SECTORES DE LA ACADEMIALa década del 60 no sólo fue significativa por la entrada de nuevos actores sociales sino enla pugna de intelectuales universitarios por el emerger de nuevas formas de acercarse a larealidad y de interpretarla. Se llegó a enfrentar el conocimiento científico y elconocimiento popular, como dos formas contrapuestas del conocimiento: verdadero-
  15. 15. falso, científico- ideológico. En esta búsqueda surgió la investigación-acción oinvestigación- acción-participativa que buscaba ligar esa actividad a los procesosorganizativos. Estos sectores llevaron a la Educación Popular la necesidad de lainvestigación y de un análisis permanente de la realidad como punto de partida para susacciones.BIBLIOGRAFÍAFotocopia sin autor (1.988).Organización y Promoción de la Comunidad. Editorial el Búho.Colección UniversitasFreire, Paulo (1.972). Concientización, Teoría y Práctica de la Liberación. Bogotá:Asociación de Publicaciones Educativas.Freire, Paulo (1.971). Pedagogía del Oprimido. Bogotá: Studio 3 Latinoamérica.Freire, Paulo (1.969). La Educación como Práctica de la Libertad. México: Siglo VeintiunoEditores.González, Luís José (1.988). La participación en la promoción de la Comunidad. Bogotá:Editorial El Búho.Grossi vío, Francisco (1.989). “La Educación que Buscamos”, La Piragua, p. 5-7, Revistadel Consejo de Educación de Adultos de América Latina – CEAAL.La belle, Thomas J. (1.982). Metas y estrategias de la educación no formal en América Latina.Editorial centro de estudios educativos.Mejía, Marco Raúl (1.992). “La pedagogía de la Educación Popular”, La Piragua, P. 12-14. RevistaLatinoamericana de Educación y Política. CEAAL.Mejía, Marco Raúl (1.989).Educación popular apartes para la discusión. Bogotá: CINEP.Documentos ocasionales No. 28. Pág.8.Mejía, Marco Raúl (1.993). “¿Resucita el Modelo de la educación como formación delcapital humano? La educación popular frente a la capacitación”, La Piragua RevistaLatinoamericana de Educación Popular.Morales Parra, Jorge (1.984). La educación de adultos. Manizales (Colombia), Secretaríade Educación de Caldas.Osorio, Jorge (1.970). Educación popular de los debates de moda a la cuestión central: Su política.Buenos Aires, CEAAL.Rodríguez f, Eugenio (1.990). “El Derecho a Aprender: La Alfabetización”, La PiraguaRevista del Consejo de Educación de Adultos de América Latina – CEAAL
  16. 16. Trilla, Jaume (1.993). La educación fuera de la escuela. Ámbitos no formales y educaciónsocial. Barcelona: Editorial Ariel.Vigíl, Carlos José (1980). Educación Popular y Protagonismo Histórico. Buenos Aires: EditorialHumanitas.Vio Grossi, Francisco (1.989). “La educación que buscamos”, La Piragua Vol. 1 – nº 1.

×