El Matadero 111 (Nº 2) Completo

4,061 views

Published on

Material producido por alumnos de 4to Año con el profesor de Lengua y con apoyo de la docente de Informática

Published in: Education, Business, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,061
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
18
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Matadero 111 (Nº 2) Completo

  1. 3. <ul><li>Relato de la violencia política local, es la muestra de la permanente lucha entre civilización y barbarie </li></ul><ul><li>La sangre es simbolizada por la divisa punzó del gobierno de Rosas y termina por fluir incesante y terrorífica. </li></ul>Esteban Echeverría (1805 - 1851)
  2. 5. Por el paso de Burgos, entró una tropa de cincuenta novillos gordos; cosa poca, por cierto, para una población acostumbrada a consumir diariamente de 250 a 300, y cuya tercera parte gozaría del fuero eclesiástico de alimentarse con carne.
  3. 6. <ul><li>“ Es una gran plaza en forma rectangular, colocada al extremo de dos calles, una de las cuales allí termina y la otra se prolonga hacia el este. Esta playa, con declive al sur, cortada por un zanjón con innumerables cuevas de ratones y por allí cruza, cuando llueve, la sangre derramada por los novillos que allí murieron” </li></ul>
  4. 7. “ ¡Se amoló el gringo!, ¡Levántate, gringo!”
  5. 8. s Matasiete se tiró al punto del caballo, cortóle el garrón de una cuchillada y, gambeteando en torno de èl, con su enorme daga en mano se la hundió al cabo hasta el puño el la garganta, mostrándola en seguida humeante y roja a los espectadores. Brotó un torrente de la herida, exhaló algunos bramidos roncos, vacilo y cayó el soberbio animal entre los gritos de la chusma que proclamaba a matasiete vencedor y le adjudicaba en premio el matahambre.
  6. 9. -¡Allí viene un unitario! – Y al oír tan significativa palabra toda aquella chusma se detuvo como herida de una impresión subitánea. -¡ Allí viene un unitario! – Y al oír tan significativa palabra toda aquella chusma se detuvo como herida de una impresión subitánea.
  7. 11. En la batalla un jinete cae herido de muerte y un enemigo intenta escapar en el caballo.
  8. 13. En nuestra región también somos pioneros. El Palacio Santa Cándida fue uno de los emprendimientos industriales más importantes de J.J. de Urquiza, constituyendo el saladero más grande del país a mediados del siglo XIX. Lleva ese nombre en honor a la madre del prócer, Cándida García. Las instalaciones industriales del saladero contaban con las técnicas más avanzadas para la época, incluyendo un largo muelle de madera con ferrocarril Decauville para servicio de los veleros mercantes que arribaban al puerto del mismo. De aquellas instalaciones actualmente no queda prácticamente nada. El edificio administrativo del saladero, proyectado por el arquitecto italiano Pedro Fossati, fue transformado lenta y progresivamente en una gran residencia familiar, de corte palaciego, por acción de los nuevos propietarios luego de la muerte de Urquiza. A principios del siglo XX se diseñó un amplio parque alrededor de la residencia principal, lo que completó el carácter residencial del sitio. Actualmente es explotado como hostería. Fue declarado Monumento Histórico Nacional.
  9. 15. A orillas del río Uruguay, llegaron los inmigrantes. Con sus sueños y costumbres, sus oficios y sus costumbres.
  10. 16. El Puerto de Concepción del Uruguay a principios del siglo XIX.
  11. 17. Inmigrantes que llegaron a nuestro país, hace unos años atrás.
  12. 20. Los años pasan,las costumbres se mantienen.
  13. 21. Acá estamos!, preparándonos para la choriziada!!!.
  14. 23. Lugar para el secado del chorizo seco.
  15. 24. Tanta carne y tan exquisita! Así es acá en el campo!
  16. 25. Pobre animal!, primero es preciso sobarlo pa’ q se amanse
  17. 26. El animal rabioso, maldice haber nacido.
  18. 27. Un buen cuchillo, bien afilado y el mejor resultado!
  19. 28. Se cortó el lazo ¡Allá va el toro!-Corran, corran!
  20. 30. Dispara compañero!!!, -Que allá viene el enemigo y no perdona!!!.
  21. 31. Una buena marca pero con un fierro caliente pa’ que su dueño lo reconozca a lo lejos.
  22. 35. Esta furioso como un toro montaraz!
  23. 38. Después de tanto y tanto lidiar, nos tomamos el descansito propio para el recuerdo.
  24. 39. Conclusión <ul><li>En aquel tiempo los carniceros degolladores del matadero, eran los apóstoles que propagaban a puñal la federación rosina, y no es difícil imaginarse que federación saldría de sus cabezas y cuchillas. </li></ul><ul><li>Con el paso del tiempo nosotros también somos parte de todo esto porque hacemos lo mismo con estos animales, nos volvemos como cuchillos filosos con punta de acero para dar hincapié a lo es un festejo para nuestra vista,- y aquí entre tanto avanzamos como animales salvajes. </li></ul>

×