Poder Constituyente Y Reforma Constitucional

30,069 views

Published on

Poder constituyente y reforma. Clase 30/3/2009 Dr. Oscar Flores UNT

Published in: Education
0 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
30,069
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
222
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Poder Constituyente Y Reforma Constitucional

  1. 2. PODER CONSTITUYENTE. REFORMA CONSTITUCIONAL.
  2. 3. <ul><li>Poder constituyente es la competencia, capacidad o energía para constituir o dar constitución al estado, es decir, para organizarlo, para establecer su estructura jurídico-política. </li></ul><ul><li>“ Es la facultad soberana del pueblo a darse su ordenamiento jurídico-político fundamental originario por medio de una Constitución, y a revisar ésta, total o parcialmente, cuando sea necesario&quot; LINARES QUINTANA, Tratado de la Ciencia del Derecho Constitucional. </li></ul>
  3. 4. <ul><li>El poder constituyente puede ser originario y derivado . Es originario cuando se ejerce en la etapa fundacional o de primigeneidad del estado, para darle nacimiento y estructura. Es derivado cuando se ejerce para reformar la constitución. </li></ul><ul><li>El p. c. originario debe ser entendido como poder fuera del sistema normativo dado, extrajurídico. S u estudio pertenece a la ciencia política, a la filosofía y a la sociología (A. Spota). </li></ul><ul><li>Es “ la competencia de las competencias”. Es el que crea y distribuye las competencias, es el que se manifiesta al fundar un nuevo orden de competencias. </li></ul>
  4. 5. <ul><li>El p. c. derivado o de reforma es una competencia más del estado, aunque excepcional, en el sentido de que puede modificar o redistribuir a las demás competencias ( ordinarias ) del estado. </li></ul><ul><li>Se distingue así la fuerza (originario) , de la competencia (derivado) . </li></ul>
  5. 6. Límites del poder constituyente. <ul><li>El p. c. originario no tiene límites formales ni sustanciales ( procedimientos y contenidos ). – límites jurídicos. </li></ul><ul><li>Sí puede tener límites extrajurídicos (realidad social y estructural). </li></ul><ul><li>El p. c. derivado reconoce límites jurídicos y extrajurídicos. </li></ul>
  6. 7. Reforma constitucional. <ul><li>Es la actividad normativa desplegada para modificar parcial o totalmente una constitución rígida, valiéndose del particular procedimiento predeterminado por ella (Biscaretti di Ruffia, P.). </li></ul>
  7. 8. Análsis del art. 30 C.N. <ul><li>El poder constituyente derivado está previsto en el art. 30 C.N. </li></ul><ul><li>Artículo 30- La Constitución puede reformarse en el todo o en cualquiera de sus partes. La necesidad de reforma debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos terceras partes, al menos, de sus miembros; pero no se efectuará sino por una Convención convocada al efecto. </li></ul>
  8. 9. <ul><li>Algunos postulan que reconoce límites de tipo sustancial (claúsulas o contenidos pétreos o inmutables). </li></ul>
  9. 10. Crítica a la tésis de las cláusulas pétreas. <ul><li>No evitan los cambios, sino que los favorecen por la vía revolucionaria, al margen del estilo reformista que caracteriza al constitucionalismo. </li></ul><ul><li>Cláusulas preñadas de soberbia eternidad que no consiguen mantenerse enhiestas más allá de los tiempos de normalidad y estabilidad, fracasando en su finalidad cuando sobrevienen tiempos de crisis, cuyas eventualidades no pudieron preveer o no consiguen someter, por ejemplo el caso argentino con la prohibición contenida en el texto de 1853 que impedía la reforma por una plazo de diez años, pero que la crisis de 1860 privó de toda normatividad (Vanossi). </li></ul>
  10. 11. Etapas de iniciativa de la reforma. <ul><li>En el procedimiento de reforma, existen en Argentina dos etapas: </li></ul><ul><li>a).- La etapa de iniciativa o de declaración, en la que primero se establece que es necesario proceder a la reforma y se la impulsa, y luego se elige a los convencionales constituyentes; </li></ul><ul><li>b).- La etapa de revisión propiamente dicha, en la que la reforma se lleva a cabo (no hay etapa ratificatoria). </li></ul>
  11. 12. Etapa de iniciativa. <ul><li>A).- Función preconstituyente del Congreso federal. </li></ul><ul><li>La de iniciativa está a cargo del Congreso de la Nación, al que el art. 30 CN encomienda declarar la necesidad de la reforma. No dice la norma cómo debe trabajar el Congreso, ni qué forma debe revestir el acto declarativo; sólo exige una mayoría calificada de votos. </li></ul><ul><li>¿Es una declaración o una ley del Congreso? Se trata de una laguna que fue cubierta por la praxis constitucional. El Congreso trabaja con cada una de sus cámaras por separado; coincidiendo ambas, se dicta una ley. </li></ul><ul><li>El acto declarativo tiene, entonces, forma de ley (constitución material). ¿Puede tal ley ser vetada por el Poder Ejecutivo? </li></ul>
  12. 13. ¿Cuál es la mayoría de votos requeridos? <ul><li>“… debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos terceras partes, al menos, de sus miembros”. </li></ul><ul><li>¿Cómo se computan esos dos tercios? </li></ul><ul><li>¿Sobre el total de los miembros de cada Cámara? ¿Sobre los miembros presentes? ¿Sobre los miembros en ejercicio? </li></ul><ul><li>Esta indeterminación no puede ser solucionada a partir de argumentos jurídicos que provengan del texto de la Constitución. </li></ul>
  13. 14. <ul><li>Se puede decir que en el art. 30 CN los constituyentes del ‘53 incurrieron en una imprevisión, no calcularon las dificultades interpretativas que él mismo traería , y no hay tampoco constancias de actas sobre la discusión de ese párrafo del art. 30 C.N. en la convención constituyente de los años 1852 y 1853. </li></ul><ul><li>En la praxis argentina sólo en 1898 y en 1994 se aplicó la mayoría de dos tercios sobre la totalidad de los miembros que componían ambas cámaras. </li></ul><ul><li>En todas las demás reformas ( 1860, 1866 y 1949 ), se computó sobre el número de legisladores presentes en cada cámara. </li></ul>
  14. 15. Temario de la reforma. <ul><li>El derecho consuetudinario constitucional argentino establece que al declarar la necesidad de la reforma, el Congreso puntualiza los contenidos o artículos cuya revisión se considera necesaria. </li></ul><ul><li>La fijación del temario demarca inexorablemente la materia sobre la cual pueden recaer las enmiendas. </li></ul><ul><li>Se fijan los temas, únicamente. El Congreso no puede determinar el sentido ni el contenido de las futuras normas constitucionales, ya que eso es tarea propiamente constituyente (ver, sin embargo, la reforma de 1994). </li></ul>
  15. 16. <ul><li>La convención no está obligada a introducir reformas en los puntos señalados por el Congreso, pero no puede efectuarlas fuera de ese temario. </li></ul><ul><li>Porque la Convención reformadora no es “soberana”. </li></ul>
  16. 17. <ul><li>Plazo de funcionamiento. </li></ul><ul><li>Lugar donde debe funcionar la Convención. </li></ul><ul><li>Es otra competencia de la función preconstituyente del Congreso, la de fijar el lugar de instalación de la convención reformadora. Y no podrá mudarse si no está habilitada para ello. La ley 24.309 de 1993 fijó como sedes las ciudades de Santa Fe y Paraná. </li></ul><ul><li>Condiciones y calidades de los convencionales constituyentes. </li></ul><ul><li>Tales requisitos también los puede fijar legítimamente el Congreso. La ley 24.309 los estableció en el art. 11. </li></ul>
  17. 18. <ul><li>B).- Cuerpo electoral. </li></ul><ul><li>El segundo escenario del período preconstituyente se encuentra en el cuerpo electoral. </li></ul><ul><li>Ocurre que el art. 30 C.N. tampoco dice cómo se compone la convención reformadora, ni de dónde surge. La práctica constitucional argentina determina que el cuerpo electoral es convocado para elegir convencionales constituyentes. </li></ul><ul><li>Las convenciones reformadoras han sido, siempre, órganos pluripersonales y unicamerales. </li></ul>
  18. 19. Etapa de revisión. Plazo de funcionamiento. <ul><li>El Congreso puede fijar un plazo a la convención. Es optativo. El art. 30, con su silencio sobre el punto, permite cualquiera de las dos hipótesis. En la praxis constitucional argentina, sólo la Convención Nacional de 1866 fue la única convocada sin que el Congreso le fijara un plazo determinado </li></ul><ul><li>Si al declarar la necesidad de la reforma el Congreso estableciera un plazo para que la convención sesionara, el vencimiento del mismo provocaría automáticamente la disolución de la Convención, que perdería su habilitación para continuar trabajando o para prorrogar sus sesiones. </li></ul><ul><li>Si, al contrario, el Congreso se abstiene de fijar aquel plazo al declarar la necesidad de la reforma, la convención no está sujeta a lapso alguno, y nadie puede limitárselo después. </li></ul><ul><li>El plazo significa, asimismo, que las reformas efectuadas después de vencido, son inválidas o inconstitucionales. </li></ul>
  19. 20. <ul><li>La etapa constituyente comienza con la instalación de la convención reformadora, quien debe considerar - es decir, aceptar o rechazar - la convocatoria hecha por el Congreso y, en su caso, dictar las nuevas normas constitucionales. </li></ul><ul><li>Una vez que la Convención, en su caso, sancionare las reformas, ellas quedan incorporadas directamente al texto de la CN. </li></ul><ul><li>Una vez publicadas esas modificaciones, son obligatorias desde la fecha que disponga la Convención, porque nuestra CN no añade la etapa de &quot;ratificación&quot; de la reforma y porque ningún poder constituido tiene competencia para promulgar o poner en vigencia la enmienda constitucional. </li></ul>
  20. 21. Poderes implícitos de la Convención. <ul><li>La Convención posee también los llamados &quot;poderes implícitos&quot;, que son aquéllos medios necesarios o conducentes para el mejor cumplimiento de su cometido. Su justificación se encuentra en la autonomía funcional de la Convención. Comprenden: </li></ul><ul><li>Elección de autoridades; </li></ul><ul><li>Aprobar los títulos de sus miembros; </li></ul><ul><li>Sanción de su reglamento interno; </li></ul><ul><li>Fijación del plan de tareas (comisiones, etc.); </li></ul><ul><li>Determinación de días y horas de sesiones; </li></ul><ul><li>Prerrogativas del cuerpo e inmunidades de sus miembros; </li></ul><ul><li>Sancionar disposiciones transitorias ante la entrada en vigencia de las nuevas normas constitucionales. </li></ul><ul><li>Facultades presupuestarias. </li></ul>
  21. 22. 1853 1860 1898 1949/1957 1994 1866
  22. 23. Legalidad de la reforma de 1994. La ley 24.309. <ul><li>La doctrina señaló dos violaciones de esta norma a las exigencias que la CN de 1853/60 establecía para llevar adelante su propia reforma: </li></ul><ul><li>El Senado introdujo modificaciones al texto votado en diputados y esa modificación debió haber vuelto a la Cámara de origen para su tratamiento, como lo exigía el art. 71 CN. Sin embargo se promulgó como ley algo que no lo era. La llamada ley 24.309 no es tal. No es ley ( A. Spota). No hubo resolución unánime de las dos Cámaras del Congreso que es la exigencia primera y básica para poner en movimiento el proceso preconstituyente. </li></ul><ul><li>La segunda violación es su pretensión de limitar la capacidad decisoria de la Convención reformadora al intentar condicionarla al texto del llamado &quot;núcleo de coincidencias básicas&quot;. Esa limitación no surge del art. 30 CN y contradice en su esencia el sistema de reformas previsto en el estado de derecho con constitución rígida. </li></ul>
  23. 24. Bibliografía. <ul><li>Bidart Campos, German J. “Manual de la Constitución Reformada”, Ediar, Bs. As., 1995. </li></ul><ul><li>Vanossi, Jorge R., “Teoría Constitucional”, Depalma, Bs. As., 1975. </li></ul>

×