Successfully reported this slideshow.

Leyendas y mitología aztecas

1,860 views

Published on

Tomado y editado de mexica.ohui.net

Published in: Education
  • Be the first to comment

Leyendas y mitología aztecas

  1. 1. Leyendas YMitologíaAzteca.
  2. 2. L L a eyenda De L Soles os1. Motenehua mitoa, ca yuh nauhtlamantli 1. Se refería, se decía que así hubo ya antesmochiuh nemiliztli ipan iya macuili edad. cuatro vidas, y que ésta era la quinta edad.2. In yuhqui matia huehuetque inipan in ce 2. Como lo sabían los viejos, en el año 1tochtli, ipan moman in tlalli in ilhuicatl, Conejo se cimentó la tierra y el cielo. Y asíihuan yuhquimatia inicuac omoman tlalli lo sabían, que cuando se cimentó la tierra yin ilhuicatl oyuh nauhtlamantli onoca in el cielo, habían existido ya cuatro clases detlaca nauhtlamantlinemiliztli, omochiuh hombres, cuatro clases de vidas. Sabíaniniuhquimatia ce centetl in tonatiuh catca, igualmente que cada una de ellas habíaauh quitohuaya canextli in quinchichiuh existido en un Sol [una edad]. Y decían queinquinyocox inteuh quitohuaya itech a los primeros hombres su dios los hizo, losquitlamiaya in Quetzalcoatl chicome eecatl forjó de ceniza. Esto lo atribuían aitonal in quinchiuh in quinyocox. Quetzalcóatl, cuyo signo es 7 Viento, él los hizo, él los inventó.3. Inic ce tonatiuh on manca in itziuccan 4 3. El primer Sol [edad] que fue cimentado,atl initonal mitoa atonatiuh inipan in ye su signo fue 4 Agua, se llamó Sol de Agua.icuac in mochiuh in atoco ac in En él sucedió que todo se lo llevó el agua.anenextihuac in tlacamichtihuac. Las gentes se convirtieron en peces.4. Inic ome tonatiuh on manca 4 ocelotl in 4. Se cimentó luego el segundo Sol [edad].itonalcatca motenehua ocelotonatiuh, ipan Su signo era 4 Tigre. En él sucedió que semochiuh tlapachiuh in ilhuicatl in oprimió el cielo, el Sol no seguía su camino.tonatiuh, inicuac amo otlatocaya can Al llegar el Sol al mediodía, luego se hacíanepantla tonatiuh, mochihua niman de noche y cuando ya se oscurecía, lostlayohuaya in onotlayohuac niman tigres se comían a las gentes. Y en este Sol
  3. 3. Tecualoya. Auh ipan inin Quinametin vivían los gigantes. Decían los viejos que losnemia conitotihui in huehuetque in gigantes así saludaban: ―no se caiga usted‖,huetlapalolizcatca matimohuetziti ipampa porque quien se caía, se caía para siempre.in aquin huetzin ic cen huetzin.5. Inic ei tonatiuh on manca 4 Quiahuitl in 5. Se cimentó luego el tercer Sol. Su signoitonal mitoa Quiyauhtonatiuh, ipan in in era 4 Lluvia. Se decía Sol de Lluvia [demochiuh inipan tlequiauh in onoca ic fuego]. Sucedió que durante él llovió fuego,tlatlaque, ihuan ipan xaltequiyauh los que en él vivían se quemaron. Y duranteconitohua icuac motepeuh in Xaltetl intic él llovió también arena. Y decían que en élitta ihuan popozocac in tezontli, ihuan llovieron las piedrezuelas que vemos, queiquac momaman in texcalli hirvió la piedra tezontle y que entonces sechichichiliuhticac. enrojecieron los peñascos.6. Inic 4 tonatiuh, 4 ecatl intonal 6. Su signo era 4 Viento, se cimentó luegoecatonatiuh, ipan in ecatocoac el cuarto Sol. Se decía Sol de Viento.ozomatihuac cuauhtla quin tepehuato in Durante él todo fue llevado por el viento.onoca tlacaozomatin. Todos se volvieron monos. Por los montes se esparcieron, se fueron a vivir los hombres-monos.7. Inic macuilli tonatiuh 4 ollin in itonal 7. El Quinto Sol: 4 Movimiento su signo. Semitoa ollintonatiuh ipampa molini in llama Sol de Movimiento, porque se mueve,otlatoca auh in yuh conitotihui in sigue su camino. Y como andan diciendohuehuetque, ipan inin mochihuaz tlalloliniz los viejos, en él habrá movimientos demayanaloz inic tipolihuizque. tierra, habrá hambre y así pereceremos.8. In ipan in 13 acatl quilmachyeipan in 8. En el año 13 Caña, se dice que vino atlacat in axcan onmantiuh tonatiuh, ye existir, nació el Sol que ahora existe.icuac tlauez ye icuac tlathuic in axcan Entonces fue cuando iluminó, cuandoonmantiuh ollin tonatiuh. 4 ollin in itonal, amaneció, el Sol de Movimiento que ahoraic 5 inin tonatiuh on mani ipan tlalloliniz existe. 4 Movimiento es su signo. Es éste elmayanaloz. quinto Sol que se cimentó, en él habrá movimiento de tierra, en él habrá hambres.Origen: Códice Chimalpopoca, Anales de Cuauhtitlan, folio 2Náhuatl: Paleografía de Marc THOUVENOT,
  4. 4. L Dioses Se Mudan En El Sol Y L L os a una1. Mitoa in oc yohuayan, in ayamo tona, in 1. Dicen que cuando aún es de noche,ayamo tlathui, quilmach, mocentlalique, cuando aún no sale el Sol, cuando nomononotzque in teteo in umpa amanece, dizque se juntaron en uno, seTeotihuacan, quitoque, quimolhuique: convocaron los dioses allá en Teotihuacan, dijeron, se dijeron unos a otros:—Tla xi hualhuian, teteoé, ¿aquin tlatquiz, —Venid acá, dioses, ¿quién tomará elaquin tlamamaz in tonaz, in tlathuiz? trabajo, quién se echará a cuestas el hacer salir el sol, el hacer amanecer?2. Auh niman ye ic yehuatl uncan ontlatoa, 2. Y luego por cierto por allá habla aquel,onmixquetza in Tecuciztecatl, quito: se presenta delante Tecuciztecatl, dijo:—Tetetoé, ca nehuatl niyez. —¡Dioses, yo tengo que ser!3. Occeppa quitoque in teteu: 3. Una vez más dijeron los dioses:—¿Aquin occe? —¿Quién otro más?4. Niman ye ic nepanotl mota, quimottitia, 4. Luego por esto juntos, se ponen a ver, sequimolhuia: miran unos a otros, se dicen:— ¿Quen onyez hi, quen tonyezque? — ¿Cómo ha de ser esto? ¿Cómo seremos nosotros?5. Ayac motlapaloya, in occe onmixquetzaz; 5. Nadie se atrevía para presentarse comozan muchi tlacatl momauhtiaya, otro más: sólo todas las personas teníantzinquetzaya. Auh amo onnezticatca in ce miedo, retrocedían. Y no se estaba
  5. 5. tlacatl. presentando delante de otra persona.6. Nanahuatzin uncan tehuan tlacacticatca 6. Nanahuatzin allí junto a ellos estabain nenonotzalo: niman ic yehuatl oyendo lo que se determinaba: luego pues aconnotzque in teteo, quilhuique: este llamaron los dioses, le dijeron:—Tehuatl tiyez, Nanahuatzé. —Tú tienes que ser, Nanahuatzin.7. Niman quicuitihuetz in tlatolli, 7. Luego él vino en tomar la orden, laquipaccaceli, quito: recibió de buena gana, dijo:—Ca ye cualli, teteoé, —Está bien, dioses, vosotros me habéisoannechmocnelilique. hecho una gracia.8. Niman ic compehualtique in ye 8. Al punto, pues, comenzaron a hacertlamacehua, mozauhque nahuiilhuitl penitencia, ayunaron cuatro días ambos, élomextin in Tecuciztecatl. y Tecuciztecatl.9. Auh niman no icuac motlali in tletl, ye 9. En seguida por consiguiente se encendiótlatla in uncan tlecuilco, quitocayotia in fuego, ya arde allá en el fogón, y el fogóntlecuilli teutexcalli. tenía el nombre de ―roca divina".10. Auh in yehuatl Tecuciztecatl in ipan 10. Ahora bien, aquello con quetlamacehuaya muchi tlazotli: in iacxoyauh, Tecuciztecatl hacía penitencia, todoquetzalli; in izacatapayol, teocuitlatl; in precioso: sus ramas de abeto, plumas deihuitz, chalchihuitl; in ictlaezhuilli quetzal; sus bolas de grama, oro; sustlaezzotilli, tapachtli, auh in icopal, huel espinas, jades; sus cosas ensangrentadas,yeh in copalli. sus sangramientos, coral, y su incienso un muy buen incienso.11. Auh in Nanahuatzin in iacxoyauh 11. Pero por lo que toca a Nanahuatzin, susmochiuh zan zacatl xoxouhqui, ramas de abeto se redujeron a cañasacaxoxouhqui, eein tlalpilli, tlacuitlalpilli, verdes, cañas tiernas, en manojos, gavillas,nepan chicunahui ye muchi; auh in diversas atadas, todas ellas nueve, y susizacatapayotl, zan yeh in ocozacatl; auh in bolas de grama, solo (eran) hoja seca deihuitz, zan ye no yeh imehuitztli auh in ic pino, y sus espinas no (eran) sinoquezhuiaya huel yeh in iezzo, auh in icopal, verdaderas espinas de agave y lo que sezan yeh in inanahuauh concocolehuya. sangraba bien (era) en verdad su sangre, y su incienso, no más que la raedura de sus llagas de que estaba doliente.12. In omextin hin cecentetl intepeuh 12. A cada uno de estos se le hizo sumochiuh, in umpa ontlamaceuhtinenca monte, en donde estuvieron haciendonauhyohual (mitoa yin axcan tetepe penitencia cuatro noches (dicen, por cierto,
  6. 6. tzacualli: itzacual tonatiuh, ihuan itzacual ahora a estos montes, ―pirámides‖: lametztli), auh in ontzonquiz nauhyohual in pirámide del sol y la pirámide de la luna). Ytlamacehualiz, niman quitlatlazato, cuando acabó el (término) de cuatroquimamayahuito in imacxoyauh ihuan ye noches, de hacer penitencia, luego echaronmuchi ipan otlamaceuhque. In hin por el suelo, arrojaron sus ramas de abetomochiuh ye in neehualco, icuac in y todo aquello con que habían hechoyehualyohua tlacotizque, teotizque. penitencia. Esto se hizo en el término de levantar la penitencia, cuando ya anochece para ponerse a su oficio, para hacerse dioses.13. Auh in icuac ye on aci yohualnepantla, 13. Y cuando llega la media noche luegoniman ye ic quintlamamaca, pues les reparten, les atavían, lesquinchichihua, quincencahua: in engalanan: a Tecuciztecatl le dieron suTecuciztecatl quimacaque iaztacon mimiltic morrión de plumas de garza, cónico, y suihuan ixicol; auh in Nanahuatzin, zan chaleco; pero a Nanahuatl sólo papel:amatl, inic contzonilpique concuailpique, aquello con que liaron su cabeza se llamaitoca iamatzon, ihuan iamaneapanal, ihuan su cabellera de papel, y su tiara de papel yiamamaxtli. su braguero de papel.14. Auh in ye yuhquin in ohuelacic 14. Y así pues, cuando hubo llegado layohualnepantla, in muchintin teteu media noche, todos los dioses se pusieron aquiyahualotimomanque in tlecuilli, in rodear el fogón, el llamado "roca divina", enmotenehua teutexcalli, in uncan nahui— el cual por cuatro días había ardido elilhuitl otlatlac tletl, nenecoc motecpanque; fuego, de uno y otro lado se pusieron enauh nepantla quimonmanque fila, y en medio colocaron, hicieron ponerquimonquetzque in omextin hi motenehua de pie a los dos llamados Tecuciztecatl yin Tecuciztecatl ihuan Nanahuatzin, Nanahuatzin; los pusieron vuelta la cara,quixnamictimoquetzque in tlecuilli. parados con la cara hacia el fogón.15. Auh niman ye ic tlatoa in teteu, 15. Al punto pues mandan los dioses,quilhuique in Tecuciztecatl: dijeron a Tecuciztecatl:—¡O tlacuele, Tecuciztecatlé, xon huetzi, —Ea pues, Tecuciztecatl, échate, arrójate alxon momayahui in tleco! fuego.16. Niman ye ic yauh momayahuiz in tleco. 16. Al punto va a arrojarse al fuego. Pero,Auh in itech acito totonillotl, in amo cuando a él llegó el ardor, que (era)ixnamiquiztli, in amo yecoliztli, amo insoportable, insufrible, intolerable, comoihiyohuiliztli, inic cenca huel oxoxotlac que mucho había estado ardiendo el fogón,tlecuilli, ohuelhualantimotlali, se había hecho un fuego abrasador, se
  7. 7. ohuelmotlatlali in tletl. Ic zan había hecho un gran montón de brasas, noommixmauhtito, onmotilquetzato, hizo más que sentir miedo a su vista,hualtzinquiz, hualtzinilot. Ye noceppa yauh pararse a medio camino, retroceder y volvertlayehecoz ixquich caana ic momotla, atrás. Una vez más fue a intentar arrojarse,quimomaca in tletl. poniendo todas sus fuerzas, para lanzarse con ímpetu, para dar consigo en el fuego.17. Auh zan ahuel motlapalo, in ye no itech 17. Sin embargo, no pudo atreverse: noonaci totonqui, zan ahual tzinquiza, bien alcanzó a llegar a él el ardor, no pudohualtzincholoa, amo ontlayecoa: ulnappa, más que retroceder, echarse a huir: no eratlaelnappa in yuh quichiuh in moyeheco, para sufrirlo. Hasta cuatro veces hizo otrozan niman ahuel onmomayauh in tleco: ca tanto y no sufrió, sino que no pudo echarsezan ye uncan tlatenehualli in napan. Auh al fuego. Sólo que allí era el mandato dein ontlaquixti nappa; niman ye ic yeh cuatro veces. Y por tanto, había intentadocontzatzilia in Nanahuatzin, quilhuique in cuatro veces: luego por esto gritan ateteu: Nanahuatzin y le dijeron los dioses:—Oc tehuatl, occuel tehuatl. ¡Nanahuatzé, —Aun tú, aún para bien tú, Nanahuatzin,mayecuel! ¡ea pues!18. Auh in Nanahuatzin zan cen in 18. Ahora bien, Nanahuatzin de una vezhualmotlapalo, quihualcentlami, fue a atreverse, se hizo violencia, esforzó suquihuallancua in iyollo, corazón, cerró los ojos por no tener miedo;hualixtetenmotzolo; amo tle ic mixmauhti, por nada se amedrentó, no se paró en laamo mo quequetz, amo motilquetz, amo carrera, no retrocedió, sino que al punto setzinquiz; zan niman onmotlaztihuetz, dejó caer, se fue a arrojar al fuego de unaonmomayauhtihuetz in tleco, zan ic cenya; vez: al punto, pues, ya arde, chisporrotea yniman ye ic tlatla, cuecuepoca, tzotzoyoca chilla (en el fuego) su carne.in inacayo.19. Auh in icuac oquittac Tecuciztecatl in 19. Pues así que vio Tecuciztecatl que yaye tlatla quinicuac zan tepan ipan ardía, al momento también él se arrojó enonmomayauh, niman ye no ic tlatla. él, con lo cual al punto ardía.20. Auh in yuh conitoa, quilmach, niman 20. Y según dicen, dizque también entró elno ic onehuac in cuauhtli, quimontoquili, Águila, los siguió ella, por cuya causa suonmotlaztihuetz in tleco, plumaje es oscuro y requemado.onmotlecomayauh, oc yehuatl nohuellalacipampan ihuiyo cuichehuac, cuichectic.21. Auh zan ontlatzacui in océlotl, aocmo 21. Igualmente se metió el Tigre, aun nocenca huellala in tletl huetzito, ic za mucho se quemó cuando cayó en el fuego,
  8. 8. motlecuicuilo, motletlecuicuilo, con él sólo se chamuscó, se pintó con elmotlechichino, aocmo cenca huellalac, fuego, se medio quemó, del todo bien no seipampan zan cuicuiltic, motlilchachapani, quemó, por lo cual sólo manchado,motlilchachapatz. manchado de tinta, manchado o salpicado.22. Auh in ye yuhqui in omextin 22. Ahora bien, así que ambos se hubierononmomamayauhque tleco, inicuac ye echado al fuego, inmediatamente seotlatlaque. Niman ic quichixtimotecaque in quemaron del todo. Luego se pusieron ateteu in campa yeh quizaquiuh in esperar los dioses por dónde había de salirNanahuatzin in achto onhuetz tleco inic Nanahuatzin, el que primeramente se echótonaz, inic tlathui. al fuego, para ser sol y para amanecer.23. Inicuac ye huecauhtica onoque 23. Cuando ya hubo pasado largo tiempo,mochixca onoque teteu, niman ye ic pehua cuando los dioses hubieron estadoin tlachichilihui nohuiyanpa tlayahuallo in esperando, luego comienza a ponerse rojo,tlahuizcalli in tlatlahuilotl. In yuh conitoa por todas partes rodea la aurora, lanimanye ic motlancuaquetza in teteu inic claridad de la luz. Según dicen, luego sequichiezque in campa yeh quizaquiuh arrodillan los dioses para esperar porTonatiuh omochiuh, nohuiyanpa dónde ha de salir el que se había hecho sol;tlachizque, ahuicpa tlachie— hacia todas partes fijaron los ojos, haciamomalacachotinemi. Ahcan huel centetix in (ellas) fijaban los ojos dando vueltaintlatol in innemachiliz, atle ihuelyaca in alrededor. En parte alguna se puso dequitoque. acuerdo su palabra, su pensamiento, nada bien fijo lo que dijeron.24. Cequintin momatque ca Mictlampa in 24. Algunos opinaron que del norte habíaquizaquiuh, ic umpan itztimomanque; de salir, por lo cual hacia allá estuvieroncequintin Cihuatlampa, cequintin mirando; algunos que del poniente, algunosHuitztlampa itztimomanque, nohuiyanpa que del sur; hacia allá estuvieron mirando;motemachique ipampa in zan tlayahualo por todas partes opinaron (que saldría) portlatlahuillotl. Auh in cequitin huel umpa razón de que la claridad rodeada estaba.itztimomanque in tlauhcopa, quitoque: Pero algunos bien estuvieron viendo hacia el oriente, dijeron:—Ca yeh umpa hin, yeh uncan hin in —Por cierto que por aquí, por allí ha dequizaquiuh Tonatiuh. salir el sol.25. —Yehuantin huel neltic in itlatol in 25. Muy verdadera (fue) la palabra de losumpa tlachixque in umpa mapiloque. Yuh que allá estuvieron viendo, de los que alláquitoa yehuantin in umpa tlachixque señalaron con el dedo. Así se llamanQuetzalcoatl, ic ontetl itoca Ehécatl, ihuan aquellos que hacia allá estuvieron mirando:
  9. 9. Totec, anozo Anahuatl itecu, ihuan Quetzalcoatl, que por otro nombre, esTlatlahuic—Tezcatlipoca, no yehuantin in Ehécatl, y Totec, o sea Anahuatlitecu (―elmotenehua Mimixcoa, in amo zan señor del anillo‖), y Tezcatlipoca el rojo,tlapoaltin, ihuan cihua nahuin: Tiacapan, como también los llamados ―Serpientes deTeicu, Tlacoyehua, Xocoyotl. Nube, "que no tienen número, y cuatro mujeres: Tiacapan (―Nuestra hermana mayor‖), Teicu, Tlacoyehua y Xocoyotl (―la que sigue; la de en medio, la menor‖).26. Auh inicuac oquizaco in omomanaco 26. Y cuando vino a salir el sol, cuando seTonatiuh, yuhquin tlapalli presentó delante, como pintado de rojo, semonenecuilotimani, amo huel ixnamico, estuvo contoneando de un lado a otro, noteixmimicti, cenca tlanextia, era posible verle cara a cara, le mortificabamotonameyotia, in itonameyo nohuiyampa a uno los ojos, mucho brillaba, lanzabaaacitimoquetz, auh in itonalmiyo rayos de luz (y) su irradiación fue a llegar anohuiyampa cacalac. todas partes, su calor entró a todas partes.27. Auh zatepan quizaco in Tecuciztecatl 27. En seguida vino a salir Tecuciztecatlquihualtocatia zan ye no umpa in (que) lo iba siguiendo en el mismo puntotlauhcopa itloc onmomanaco in Tonatiuh; del oriente junto a aquel se presentó queauh in yuh onhuetz que tleco, zan no yuh era el sol: tal como cayó en el fuego, dehualquizque, hualmotocatiaque. igual manera salieron, se fueron siguiendo.28. Auh in yuh conitoa tlatlanonotza 28. Ahora bien, según cuentan los quetezazazanilhuia, zan neneuhqui in refieren y narran hablillas a la gente, seitlachieliz mochiuh, inic tlanextiaya; hizo igual su luz con que resplandecían;inicuac oquimittaque teteu in zan cuando los vieron los dioses que era igualneneuhqui in itlachieliz, niman ye noceppa su luz luego al punto de nuevo se hizoic nennotzalo, quitoque: reunión (y) dijeron:—¿Quen yez que hin, teteuhé? ¿Cuix —¿Cómo será?, ¿Cómo esto? Dioses,onteixtin ontlatocazque, onteixti yuh ¿Acaso ambos han de ir uno en pos detlanextizque? otro? ¿Ambos han de lucir y brillar igualmente?29. Auh in tetu muchintin 29. Y todos los dioses dieron su fallo,huallatzontecque quitoque: dijeron:—Yuh yez hin, yuh muchihuaz hin. —Así será esto, así se hará esto.30. Niman ic ce tlacatl omotlalotiquiz in 30. Luego una persona de los dioses salióteteu, ic conixhuihuihuitequito in tochin in corriendo, hirió la cara con un conejo a
  10. 10. yehuatl Tecuciztecatl, ic conixpopoloque ic aquel Tecuciztecatl, con lo cual le estragó laconixcomictique in yuhqui axcan ic tlachie. cara, le hirió en la cara, tal como hasta ahora se ve.31. Auh in ye yuhqui inicuac ye 31. Ahora bien, así que ambos seomomanaco onteixtin, ye no cueleh ahuel presentaron, tampoco podían moverse, noolini, ahuel otlatoca, zan momanque, podían seguir su marcha, sino que sólomotetenmanque. estuvieron en pie, se mantuvieron en firme.32. Ic ye noceppa quitoque in teteu: 32. Por tanto, de nuevo dijeron los dioses:—¿Quen tinemizque? Amo olini in —¿Cómo hemos de vivir, no se mueve elTonatiuh. ¿Cuix tiquinnelotinemizque in sol? ¿Hemos de vivir acaso mezclados conmacehualti: auh in hin ma toca mozcalti, los plebeyos (hombres)? Antes bien, porma timuchintin timiquican? nuestra obra resuciten y medren, aun cuando todos nosotros muramos.33. Niman ic yeh itequiuh in Ehécatl, ye 33. Al punto hizo su oficio Ehécatl (elquimiquita in teteu. Auh in yuh conitoa, viento) y da muerte a los dioses. Pero,Xólotl amo miquitlania. según dicen, Xólotl no quería morir.34. Quimilhui in teteu: 34. Dijo a los dioses:—Macamo nimiqui, teteuhé. —¡No muera yo, oh dioses!35. Ic cenca chocaya, huel ixpopozahuac 35. Por esto mucho lloraba, bien se leixcuatolpopozahuac. Auh in yeh itech onaci hincharon los ojos, se le hincharon losMiquiztli, zan teixpampa yehuac, cholo, párpados. Pero llegó hasta él la Muerte y notoctitlan calactihuetz, ipan omixeuh ic hizo más que huir ante ella, se ausentó,mocueptihuetz in tochtli ome mani, entre cañas de maíz verde se fue a meter,maxaltic in quitocayotia millaca—xolotl. tomó el aspecto, se convirtió en caña que en dos permanece, cuyo nombre (es) doble, ―doble labrador"(nr. El 1o. ).36. Auh in uncan ittoc in toctitlan, ye 36. Pero allí entre las cañas fue visto. Otranoceppa teixpampa yehuac, ye no cuele vez ante su cara huyó, y bien se fue ametitlan calactihuetz, no ic meter entre los magueyes, se convirtióonmocueptihuetz in metl ome mani in itoca también en maguey que dos permanece,mexolotl. Ye noceppa ittoc ye no cuele atlan cuyo nombre es ―maguey doble‖. Tambiéncalactihuetz axolotl mocuepato ye huel otra vez fue visto. Otra vez bien se fue aumpa canato inic conmictique. meter en el agua, se convirtió en ajolote (amblystoma): empero allí lo cogieron, con lo cual le dieron muerte.
  11. 11. 37. Auh quitoa in manel muchintin teteu 37. Y dicen que aunque todos los diosesonmicque, zannel amo huel ic olim, amo habían muerto, sin embargo no pudohuel ic otlatocac in teutl tonatiuh ic moverse, no pudo seguir su marcha el diositequiuh onmochiuh Hécatl, moquetz in para hacer su oficio. Ehécatl, se paró elHécatl, cenca molhui, totocac in ehecac, viento, mucho empujó, hizo ímpetu conquin yehuatl huel colini, niman ye ic viento, (y) en seguida pudo moverse y luegootlatoca. ya por esto va siguiendo su marcha.38. Auh in ic icaiac ye otlatoca, zan umpa 38. Y cuando ya él va siguiendo su marcha,oninocauh in meztli; quinicuac in allá se quedó la Luna; cuando salió suocalaquito icalaquian Tonatiuh, ye no cuele salida el sol también le fue siguiendo laic hualehuac in meztli: ic umpa luna: con lo cual allí se apartaron, hicieronmopatilique, motlallotilique inic ce ceppa diferente derrotero cada vez que van a salir:hualquiza; tlacemilhuiltia in Tonatiuh, auh dura todo el día el sol, pero la luna dein meztli yohual tequitl quitlaza, ce yohual noche hace su oficio, cada noche pone suquitlaza, yohualtequi. cargo, de noche trabaja.39. Ic oncan hin neci mitoa ca yehuatl 39. De ahí aparece esto que se dice queTonatiuh yezquia in meztli Tecuciztecatl aquel la luna Tecuciztecatl hubiera sido elintla ye achto onhuetzini tleco, ipampa ca sol si primero se hubiera echado al fuego,yehuatl achto mixquetz inic muchi tlazotli por la razón de que él primero se presentóipan tlamaceuh. (y) todo precioso con lo que hizo penitencia.40. Nican tlami inin nenonotzalli zazanilli 40. Aquí acaba este mito, fábula que hacein ye huecauh ic tlatlanonotzaya largo tiempo narraban los viejos que eranhuehuetque in impiel catca. sus guardianes.
  12. 12. Códice Florentino , libro VII , capítulo 2Origen : Códice Matritense de Real Palacio , folio 161 v y siguiente Paleografía de Angel María GARIBAY, en Llave del náhuatlNáhuatl : Trad. de Angel María GARIBAY, en Llave del náhuatlEspañol :
  13. 13. L Creación Del Hombre Y El Maíz a1. Auh niman ye mononotza in teteo. 1. Y en seguida se convocaron losQuitoque: dioses. Dijeron:—¿Aqui in onoz caomoman in ilhuicatl — ¿Quién vivirá en la tierra? porque hacaomoman in tlalteuctli aqui onoz Teteoye? sido ya cimentado el cielo, y ha sido cimentada la tierra. ¿Quién habitará en la tierra, oh dioses?2. Ye nentlamati in Citlalliicue in Citlallatonac 2. Estaban afligidos Citlalinicue,in Apanteuctli, Tepanquizqui, tlallamanque, Citlaltonac, Apantecuchtli,huictlollinqui Quetzalcohuatl, Titlacahuan. Tepanquizqui, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca.3. Auh niman ye yauh in Quetzalcoatl in 3. Y luego fue Quetzalcóatl al Mictlan, seMictlan: itech acito in Mictlantecutli in acercó a Mictlantecuhtli y aMictlancihuatl, niman quilhui: Mictlancíhuatl y en seguida les dijo:—Ca yehuatl ic nihualla in chalchiuhomitl in —Vengo en busca de los huesosticmopiellia ca niccuico. preciosos que tú guardas, vengo a tomarlos.4. Auh niman quilhui: 4. Y le dijo Mictlantecuhtli:— ¿Tle ticchihuaz, Quetzalcouatlé? — ¿Qué harás con ellos, Quetzalcóatl?5. Auh yenoceppa quilhui: 5. Y una vez más dijo (Quetzalcóatl):—Ca yehuatl ic nentlamati in teteo: aquin —Los dioses se preocupan porqueonoc in tlaticpac. alguien viva en la tierra.6. Auh yenoceppa quito in Mictlantecutli: 6. Y respondió Mictlantecuhtli:—Ca ye cualli, tla xocon pitza in notecciz, auh —Está bien, haz sonar mi caracol y danauhpa xic tlayahualochti in vueltas cuatro veces alrededor de minochalchiuhteyahualco. círculo precioso.7. Auh amo macoyonqui in itecciz; niman ye 7. Pero su caracol no tiene agujeros;quinnotza in ocuilme, quicocoyonique; niman llama entonces (Quetzalcóatl) a losye ic ompa callaqui in xicoti in pipiolme; gusanos; éstos le hicieron los agujeros yniman ye quipitza, quihualcac in luego entran allí los abejones y lasMictlantecutli. Auh yenoceppa quilhui in abejas y lo hacen sonar. Al oírloMictlantecutli: Mictlantecuhtli, dice de nuevo:—Ca moca ye iccen niquitqui. —Está bien, toma los huesos.
  14. 14. 8. Auh niman ye quilhuia in ititlahuan in 8. Pero dice Mictlantecuhtli a suMictlantecutli: servidores:—In micteca, xocon ilhuitin: ¿Teteué, zan —¡Gente del Mictlan! Dioses, decid aquiccahuaquiuh? Quetzalcóatl que los tiene que dejar.9. Auh in Quetzacohuatl niman quihuallito: 9. Quetzalcóatl repuso:—Ca moca ye iccen niquitqui. —Pues no, de una vez me apodero de ellos.10. Auh niman quilhuia in inahual: 10. Y dijo a su nahual:—Ca xiquimon ilhui zan nicahuaquiuh. —Ve a decirles que vendré a dejarlos.11. Niman quihualihui in quitzatzilitiuh: 11. Y éste dijo a voces:—Zan niccahuaquiuh. —Vendré a dejarlos.12. Auh ic huel on tlecoc, niman ye ic ye 12. Pero, luego subió, cogió los huesosconcui in chalchiuhomitl, cecni temi in preciosos. Estaban juntos de un lado losoquichtli in iyomio, no cecni temi in cihuatl huesos de hombre y juntos de otro ladoiyomio, niman ye ic quitquitz. los de mujer y los tomó e hizo con ellos un ato Quetzalcóatl.13. Auh yenoceppa quimilhui in Mictlantecutli 13. Y una vez más Mictlantecuhtli dijo ain ititlahuan: sus servidores:—Teteoyé, ye Nelly quitqui in Quetzalcohuatl —Dioses, ¿de veras se lleva Quetzalcóatlin chalchiuhomitl. Teteoyé, xic huallalili in los huesos preciosos? Dioses, id a hacertlaxapochtli. un hoyo.14. Niman contlallilito inic oncan 14. Luego fueron a hacerlo ymotlaxapochhui, motlahuitec, ihuan Quetzalcóatl se cayó en el hoyo, sequimauhtique zozoltin: mictihuetz auh in tropezó y lo espantaron las codornices.chalchiuhomitl niman ic quicenmantihuez, Cayó muerto y se esparcieron allí losniman quicancuaque in zozoltin, quiteteizque; huesos preciosos, que mordieron yauh niman ic hualmozcalli in Quetzalcohuatl, royeron las codornices. Resucitaniman ye ic choca, niman ye quilhuia in después Quetzalcóatl, se aflige y dice ainahual: su nahual:—¿Nonahualé, que yez i? —¿Qué haré, nahual mío?15. Auh niman ye quilhuia: 15. Y este le respondió:—Quenin yez, canel otlatlacauh mazonel —Puesto que la cosa salió mal, queyuhqui yauh. resulte como sea.16. Auh niman ye connechicoa, con pepen, 16. Los recoge, los junta, hace un lío
  15. 15. conquimillo; niman ic quitquic in con ellos, que luego llevó aTamoanchan, auh in oconaxiti niman ye Tamoanchan. Y tan pronto llegó, la quequiteci itoca Quilaxtli, yehuatl iz Cippacohuatl; se llama Quilaztli, que es Cihuacóatl, losniman ye ic quitema in chalchiuhapazco, auh molió y los puso después sobre unniman ye ipan motepolizo in Quetzalcohuatl; barreño precioso. Quetzalcóatl sobre élniman mochintin tlamacehua in teteoin nipa se sangró su miembro. Y en seguidaomoteneuhque; niman Apantecutli, in hicieron penitencia los dioses que seHuictlolinqui, Tepanquizqui, Tlallamanac, han nombrado: Apantecuhtli,Tezontemoc, techicuaceca in Quezcohuatl: auh Huictolinqui, Tepanquizqui Tlallamánac,niman quitoque: Tzontémoc y el sexto de ellos Quetzalcóatl. Y dijeron:—Otlacatque in teteo in macehualtin. —Han nacido, oh dioses, los macehuales (los merecidos por la penitencia).17. Ye ica in otopantlamaceuhque. 17. Porque, por nosotros hicieron penitencia (los dioses).18. Yenoceppa quitoque: 18. Así pues de nuevo dijeron (los— ¿Tlein quicuazque, teteoyé? dioses): — ¿Qué comerán (los hombres), oh dioses? ¡Que descienda el maíz, nuestro sustento!19. Auh niman quicuito in azcatl in tlaolli in 19. Pero entonces la hormiga va a cogeritic Tonacatepetl, auh niman ye quinamiqi in el maíz desgranado, dentro del Monte deazcatl in Quetzalcohuatl quilhui: nuestro sustento Quetzalcóatl se— ¿Can oticcuito? Xi nechilhui. encuentra a la hormiga, le dice: — ¿Dónde fuiste a tomar el maíz? dímelo.20. Auh amo quilhuiznequi, cenca 20. Mas la hormiga no quiere decírselo.quitequitlatlania, niman quilhuia ca nechca Quetzalcóatl con insistencia le haceniman ye quihuica, auh niman ic tlilazcatl preguntas. A cabo dice la hormiga: —Enmocuep in Quetzalcoatl, niman ye quihuica; verdad allí. Entonces guía animan ye ic calaqui, niman ye ic quizazaca Quetzalcóatl, éste se transforma ennehuan in tlatlauhquiazcatl in mache hormiga negra. La hormiga roja lo guía,quihuicac in Quetzalcohuatl tlatempan lo introduce luego al Monte de nuestroquihuallalia in tlaolli, niman ye quitqui in sustento. Entonces ambos sacan yTamoanchan, auh niman ye ic totenco sacan maíz. Dizque la hormiga roja guió
  16. 16. quitlalia "inic tihuapauhque", auh niman ya a Quetzalcóatl hasta la orilla del monte,quitohua: donde estuvieron colocando el maíz desgranado. Luego Quetzalcóatl lo llevó a cuestas a Tamoanchan. Allí abundantemente comieron los dioses, después en nuestros labios puso maíz Quetzalcóatl, Y luego dijeron los dioses:— ¿Quen ticcchihuazque in Tonacatepetl? — ¿Qué haremos con el Monte de nuestro sustento?21. Auh niman zan ya quimamaznequi in 21. Mas el monte allí quiere quedarse,Quetzalcohuatl, quimecayoti, auh amo queuh; Quetzalcóatl lo ata, pero no puedeauh niman ye quitlapohuia in Oxomoco, auh jalarlo. Entre tanto echaba suertesniman ye quitlapohuia in Cipactonal in Oxomoco, y también echaba suertesicihuauh… Cipactónal, la mujer de Oxomoco, porque era mujer Cipactónal.22. Aun niman quitique in Oxomoco in 22. Luego dijeron Oxomoco yCipactonal ca zan quihuitequi in Nanahuatl in Cipactónal:Tonacatepetl. Ca oquitlapohuique. —Tan sólo si lanza un rayo Nanáhuatl, quedará abierto el Monte de nuestro sustento.23. Auh niman ye netlalhuilo in Tlaloque: in 23. Entonces bajaron los tlaloquesxoxouhqui Tlaloque, iztac Tlaloque, tlatlauhqui (dioses de la lluvia), los tlaloques azules,Tlaloque, cozauhqui Tlaloque; niman ye los tlaloques blancos, los tlaloquesquihuitequi in Nanahuatl auh niman ye amarillos, los tlaloques rojos. Nanáhuatlnamoyello in Tlaloque in tonacayotl: in iztac, lanzó enseguida un rayo, entonces tuvoin yahuitl, in coztic, in xiuhtoctli, in etl, in lugar el robo del maíz, nuestro sustento,huauhtli, in chian, in michihuauhtli: ixquich por parte de los tlaloques. El maíznamoyoloc in tonacayotl. blanco, el obscuro, el amarillo, el maíz rojo, los frijoles, la chía, los bledos, los bledos de pez, nuestro sustento, fueron robados para nosotros.
  17. 17. Origen : Códice Chimalpopoca , Leyendas de los soles , folio 77Náhuatl : Paleografía de Angel María GARIBAY, en Llave del náhuatlEspañol : Trad. de Miguel LEÓN-PORTILLA, Los antiguos mexicanos
  18. 18. El Nacimiento De Huitzilopochtli1. In Huitzilopochtli, in cenca 1. Mucho honraban los mexicas aquimahuiztiliaya in Mexica. Ihuin in Huitzilopochtli, sabían ellos que su origen,quimatia, in itzinyiliz, in ipehualiz, ca in su principio fue de esta manera: EnCoatepec, ihuicpa in Tullan, cemilhuitl Coatepec, por el rumbo de Tula, habíaquitztica, ompa nenca cihuatl, itoca estado viviendo, allí habitaba una mujer deCoatlicue: innan centzonhuitznahua. Auh nombre Coatlicue. Era madre de losinhueltiuh, itoca Coyolxauh. cuatrocientos Surianos y de una hermana de éstos de nombre Coyolxauhqui.2. Auh in yehuatl Coatlicue, oncan 2. Y esta Coatlicue allí hacía penitencia,tlamacehuaya, tlachpanaya, barría, tenía a su cargo barrer, así hacíaquimocuitlahuiaya, in tlachpanalli. Inic penitencia, en Coatepec, la Montaña de latlamacehuaya, in Coatepec. Auh ceppa in Serpiente. Y una vez, cuando barríaicuac tlachpanaya, in Coatlicue ipan Coatlicue, sobre ella bajó un plumaje, comohualtemoc ihuitl, yuhquin ihuitelolotli, una bola de plumas finas. En seguida loniman concuitihuetz in Coatlicue: ixillan recogió Coatlicue, lo colocó en su seno.contlali, auh in ontlachpan niman Cuando terminó de barrer, buscó la pluma,concuizquia in ihuitl, in ixillan oquitlalica que había colocado en su seno, pero nadaaoc tle quittac, niman ic otztic in Coatlicue. vio allí. En ese momento Coatlicue quedóAuh in oquittaque in centzonhuitnahua in encinta. Al ver los cuatrocientos Surianosinnan ye otztli, cenca cualanque quitoque que su madre estaba encinta, mucho se¿ac oquichihuili i? ¿aquin ocotzi? enojaron, dijeron: «Quién le ha hecho esto?,techahuilquixtia, techpinauhtia. ¿quién la dejó encinta? Nos afrenta, nos deshonra».3. Auh in inhueltiuh in Coyolxauh: 3. Y su hermana Coyolxauhqui les dijo:quimilhui noquichtihuan techahuilquixtia «Hermanos, ella nos ha deshonrado, hemoszan ticmictia in tonan, in tlahueliloc in ye de matar a nuestra madre, la perversa queotztli: ac oquichihuili in itic ca. se encuentra ya encinta. ¿Quién le hizo lo que lleva en el seno?»4. Auh in oquima Coatlicue: cenca 4. Cuando supo esto Coatlicue, mucho semomauhti, cenca motequipacho. Auh in espantó, mucho se entristeció. Pero su hijoiconeuh in itic catca quiyolaliaya, Huitzilopochtli, que estaba en su seno, laquihualnotzaya quilhuaya, maca confortaba, le decía: «No temas, y osé lo queximomauhti ye ne nicmati, in oquicac in tengo que hacer». Habiendo oído CoatlicueCoatlicua, in itlatol in iconeuh, cenca in las palabras de su hijo, mucho se consoló,
  19. 19. moyollali, motlali in iyollo, yuhquin se calmó su corazón, se sintió tranquila.yuhcantlama.5. Auh in ye yiuhqui, in centzonhuitznahua 5. Y entretanto, los cuatrocientos Surianosin oquicentlalique in intlatol, in se juntaron para tomar acuerdo, yoquicemitoquin, iza quimictizque in innan, determinaron a una dar muerte a suyeihca ca otlapinauhti, za cenca madre, porque ella los había infamado.mochicahuaya, cenca cualania, yuhqui in Estaban muy enojados, estaban muyquizaya in iyollo, in Coyolxauhqui, cenca irritados, como si su corazón se les fuera aquinelehuaya, quiniollococoltiaya in salir, Coyolxauhqui mucho los incitaba,yoquichtihua, in macuele miqui in innan. avivaba la ira de sus hermanos, para queAuh in Centzonhuitznahua, niman ye in mataran a su madre. Y los cuatrocientosmocencahua, moyauhchichihua. Surianos se aprestaron, se ataviaron para la guerra.6. Auh in yehuantin centzonhuitznahua, 6. Y estos cuatrocientos Surianos eraniuhquin tequihuaque catca tlacuiaya, como capitanes, torcían y enredaban sustlacuahuicuiaya, quicuahuicuiaya in cabellos, como guerreros arreglaban suintzon, in incuatzon, in incuatzon. Auh ce cabellera. Pero uno llamado Cuahuitlicacitoca Cuahuitlicac, necoc quitlalitinenca in era falso en sus palabras. Lo que decían lositlatol, in tlein quitohuaya cuatrocientos Surianos, en seguida iba acentoznhuitznahua, niman coilhuiaya, decírselo, iba a comunicárselo aconnonotzaya in Huitzilopochtli. Auh in Huitzilopochtli. Y Huitzilopochtli leHuitzilopochtli: quihualihuiaya in respondía: «Ten cuidado, está vigilante, tíoCuahuitlicac: cenca tla ticmomachtia mío, bien sé lo que tengo que hacer».notlatzine, huel xonmotlacaquilti ye nenicmati.7. Auh in ye yuhqui in yequene 7. Y cuando finalmente estuvieron deoquicemitoque, in conetetix in intlatol, inic acuerdo, estuvieron resueltos losquimictizque, inic quitlatlatizque in innan, cuatrocientos Surianos a matar, a acabarniman ye ic hui teyacana in Coyolxauhqui, con su madre, luego se pusieron enhuel mochichicahua, mocecenquetza, movimiento, los guiaba Coyolxauhqui. Ibanmoyauhchichiuhque, motlamamacaque, bien robustecidos, ataviados, guarnecidosintech quitlalique in imamatlatqui, in para la guerra, se distribuyeron entre síaneucyotl, intzitzicaz, amatitech pipilcac, sus vestidos de papel, su anecúyotl, sustlacuilolli, ihuan in coyolli incotztitech ortigas, sus colgajos de papel pintado, sequiyilpique, inin coyolli mitoaya ayohualli, ataron campanillas en sus pantorrillas, lasihuan inmiuh tlatzontectli, campanillas llamadas ayohualli. Sus
  20. 20. flechas tenían puntas barbadas.8. niman ye ic hui, tetecpantihui, 8. Luego se pusieron en movimiento, ibantlatlamantitihui, tlayeyecotihui, en orden, en fila, en ordenado escuadrón,momamantihui, teyacana in Coyolxauhqui. los guiaba Coyolxauhqui. Pero CuahuitlicacAuh in Cuahuitlicac, niman ye in subió en seguida a la montaña, para hablarmotlalotitleco, in quinonotzaz in desde allí a Huitzilopochtli, le dijo: «YaHuitzilopochtli quilhui ca ye huitze, niman vienen». Huitzilopochtli le respondió: «Miraquito in Huitzilopochtli huel xontlachie can bien por dónde vienen». Dijo entoncesye huitze, niman ye ic conilhuia in Cuahuitlicac: «Vienen ya porCuahuitlicac: ca ye tzonpantitlan, ye no Tzompantitlan». Y una vez más le dijoceppa quihualihuia in Huitzolopochtli can Huitzilopochtli: «Por dónde vienen ya?».ye huitza niman conilhui ca ye coaxalpan Cuahuitlicac le respondió: «Vienen ya porhuitze, ye no ceppa quihuallilhui, can ye Coaxalpan». Y de nuevo Huitzilopochtlihuitze niman conilhui in Cuahuitlicac: ca preguntó a Cuahuitlicac: «Mira bien porye tlatlacapan yatihuitze. Auh in dónde vienen». En seguida le contestóHuitzilopochtli: ye no ceppa quihualilhui, in Cuahuitlicac: «Vienen por la cuesta de laCuahuitlicac. Quilhui tla xontlachia can ye montaña». Y todavía una vez más le dijohuitze. niman ic conilhui in Cuahuitlicac, Huitzilopochtli: «Mira bien por dóndeca yequene hualpanhuetzi, yequene hualaci vienen». Entonces le dijo Cuahuitlicac: «Yateyacantihuitz in Coyolxauhqui. están en la cumbre, ya llegan los viene guiando Coyolxauhqui».9. Auh in Huitzilopochtli: niman ic 9. En ese momento nació Huitzilopochtli, sehuallacat, niman itlatqui hualietia in vistió sus atavíos, su escudo de plumas deichimal, tehuehuelli, ihuan in imiuh, ihuan águila, sus dardos, su lanza-dardos azul, eliyatlauh xoxoctic, mitoa xihuatlatl, ihuan llamado lanza-dardos de turquesa. Se pintóicxitlan tlatlan, ic ommichiuh in iconecuitl, su rostro con franjas diagonales, con elmitoaya ipilnechihual, mocuapotoni, color llamado «pintura de niño». Sobre suixcuac, ihuan inanacaztlan, auh ce cabeza colocó plumas finas, se puso suspitzahuac in icxi iyopochcopa, quipotoni in orejeras. Y uno de sus pies, el izquierdo eraixocpal, ihuan quitexohuahuan in imetz enjuto, llevaba una sandalia cubierta deomexti. ihuan omexti in iacol. plumas, y sus dos piernas y sus dos brazos les llevaba pintados de azul.10. Auh ce itoca Tochancalqui contlati in 10. Y el llamado Tochancalqui puso fuego axiuhcoatl, quihualnahuati in la serpiente hecha de teas llamadaHuitzilopochtli: niman ic quicil in Xiuhcoatl, que obedecía a Huitzilopochtli.Coyolxauhqui: auh niman Luego con ella hirió a Coyolxauhqui, le
  21. 21. quechcotontihuetz, in itzontecon ompa cortó la cabeza, la cual vino a quedarommocauh in itenpa Coatepetl. Auh in itlac abandonada en la ladera de Coatepetl. eltlatzintlan huetzico tetextitihuetz, cececcan cuerpo de Coyolxauhqui fue rodando haciahuehuetz in ima, in icxi, ihuan itlac. abajo, cayó hecho pedazos, por diversas partes cayeron sus manos, sus piernas, sus cuerpo.11. Auh in Huitzilopochtli: niman ye 11. Entonces Huitzilopochtli se irguió,hualehua, quinohualtoca intlan aqui, persiguió a los cuatrocientos Surianos, losquinohualtemohuia, quinohualtepehua in fue acosando, los hizo dispersarse, desde laCentzonhuitznahua, in Coatepetl icpac. cumbre de Coatepetl, la montaña de laAuh in oquimaxitico in tlalchi, in culebra. Y cuando los había seguido hastatlatzintlan, niman ye ic quintoca, el pie de la montaña, los persiguió, losquiniayahualochti in Coatepetl, nappa in acosó cual conejos, en torno de la montaña.quintlatlayahualochti, in Cuatro veces los hizo dar vueltas. En vanoquiniayahualochti, oc nen trataban de hacer algo en contra de él, enquihualoyuhtihuia oc nen vano se revolvían contra él, al son de losquihualoyohuiaya, cascabeles y hacían golpear sus escudos.hualmochimalhuitectihuia, aoc tle huel Nada pudieron hacer, nada pudieronquichiuhque, aoc tle hual axque aocmo lograr, con nada pudieron defenderse.huel quitzahuilique,12. zan quincemehuiti in Huitzilopochtli: 12. Huitzilopochtli los acosó, los ahuyentó,quincentepotztli, huel quinpopolo, huel los destruyó, los aniquiló, los anonadó. Y niquimiztlati, huel quinpoctlantili. Auh in za entonces los dejó, continuabaaocmo huel quincahuaya, in ohuel in persiguiéndolos. Pero ellos mucho lecentech mopilo, cenca quitlatlauhtiaya, rogaban, le decían: «¿Basta ya?»quilhuiaya ma ixquich.13. Auh in Huitzilopochtli: amoic 13. Pero Huitzilopochtli no se contentó conmoyolcehui, ca cenca intech motlapalo in esto, con fuerza se ensañaba contra ellos,quintocac, Auh za quezquitoton in ixpanpa los perseguía. Sólo unos cuantos pudieronehuaque, in imacpa quizque ompa escapar de su presencia, pudieron librarseitztiaque, inin Centzonhuitznahua, in de sus manos. Se dirigieron hacia el sur,oquizquintin in imatitlanpa quizque in porque se dirigieron hacia el sur, se llamanHuitzilopocthli: Auh in ye yuhqui in Surianos, los pocos que escaparon de lasoquinmicti, in oyiellelquiz quincuili in manos de Huitzilopochtli. Y cuandointlatqui, in innechichihual in anecuiyotl, Hiutzilopochtli les hubo dado muerte,quimotlatquiti, quimaxcati, quimotonalti, cuando hubo dado salida a su ira, les quitó
  22. 22. yuhquin quimotlahuizti. sus atavíos, sus adornos, su anecúyotl, se los puso, se los apropió, los incorporó a su destino, hizo de ellos sus propias insignias.14. Auh in Huitzilopochtli: no mitoa 14. Y este Huitzilopochtli, según se decía,tetzahuitl, yehica ca zan ihuitl, in temoc era un portento, porque sólo una plumainic otztic in inan in Coacue: cayac nez in fina, que cayó en el vientre de su madre,ita. Yehuatl in oquipiaya in mexica inic Coatlicue, fue concebido. Nadie aparecióotamanitiaya, inic quimahuiztiliaya, jamás como su padre. A él lo veneraban losoquitlaecoltiaya, ihuan in itech mochihuaya mexicas, le hacían sacrificios, lo honrabanin Huitzilopochtli. y servían. Y Huitzilopochtli recompensaba a quien así obraba.15. Auh in yehuatl in tlamahuiztililiztli 15. Y su culto fue tomado de allí, seocatca, ca ompa tlamatli in Coatepec, in Coatepec, la montaña de la serpiente, comoyuh mochihui ca ye huecauh. se practicaba desde los tiempos antiguos.Origen : Códice Florentino , libro III , capítulo 1Náhuatl : Paleografía [adaptada] de DIBBLE y ANDERSON, en General history of the things of New Spain , Florentine codex.Español : Trad. de Miguel LEÓN-PORTILLA
  23. 23. AuguriosCuando El Tecolote Canta.1. Ic nahui capitulo, oncan mitoa in 1. Cuarto capítulo, donde se dice el agüero,tetzahuitl inic motetzahuiaya, in icuac de lo que se tenía por augurio cuando eltecolotl chocaya. tecolote lloraba.2. No ihuan netetzahuioya, tlatetanhuiaya, 2. También era tenido por augurio, se teníatetammachoya in tecolotl choca. por augurio, era conocido el agüero cuando el tecolote cantaba.3. In icuac tla aca itlapantenco, anozo 3. Cuando en el borde de la azotea deixacalticpac, icuauhticpac chocatica, in alguno, o sobre su jacal[np], sobre susquicaqui quitotica: "tecolo, o, o, tecolo, o, árboles está cantando, lo oye que estáo." Ihuin in caquizti, inic choca. diciendo: " Tecolo , o , o , tecolo , o , o ." De esta manera era oído, así llora.4. Quitoa in icuac in cacoya, quinextia 4. Decían que cuando era oído, descubría lamiquiztli, cocoliztli; miquiztetzahuitl. In muerte, la enfermedad; era augurio deaquin oquicac azo ye miquiz; azo tlacihuiti; muerte. El que lo oyó quizá muera; quizáazo tlatlatzihuiti. Tlamiquiz, anozo termine; quizá se canse. Morirá en su tierra,yaomiquiz; anoce aca ce ipiltzin ye miquiz; o quizá morirá en la guerra; o quizá moriráanozo itlacauh ye choloz; azo ye uno de sus hijos; o quizá un esclavo huirá; otlalpolihuiz in ichan; tlalli canahuaz; atl quizá se destruirá su hogar; será sacada laneneciz; acahuatimaniz in quiyahuatl, in tierra; el agua brotará; persistirá el yerbazal
  24. 24. ithualli; tepantli xixitintoz, en la puerta, en el patio; las paredes serántlahuihuitontoz, tlahuehuelontoz; oncan derribadas, serán arrancadas, demolidas;nexixaloz neaxixaloz; nemanahuiloz; ahí defecará la gente, se orinará,tlazollaxoz; tequixquitl coxontoz; tlalli excrementará; será arrojada basura; seipotocatoz. secará el salitre, la tierra echará vaho.5. Icuac itoloz, inic tlamahuizoloz; y 5. Entonces será objeto de habladurías, seráeyuhcan ocatca in, ichan in oncan objeto de escándalo. Así, aquí estaba ésta, laontlamamauhtico, in oncan onmoteyotico casa donde era honrado, donde se venía achane. Mochipa otlamahuizmamanca, afamar el dueño. siempre se mantuvootlatetzcaliuhtimanca. Ma cel cana ce honrada; estaba toda barrida. Pero ahoratlazolli ohuetztoca. Auh in icaltech ayac aquí es echada la basura: Junto a su casahuel omaxixaya, teahuaya. Yuh in axcan ninguno podía orinarse ni reñir: Y ahora yaye za yuhcan; za tepantli yehuatoc. solo así quedó; sólo permanecen las paredes.Cuando Se Pasa Sobre Alguno.6. Inic macuilli capítulo. Itechpa tlatoa in 6. Capítulo quinto. Habla acerca de latecuencholhuiliztli. acción de pasar sobre alguien.7. In itechpa tecuencholhuiliztli no 7. Otro desatino de la gente de aquí, acercacentlamantli innetlapololtiliz in nican tlaca; de la acción de pasar sobre alguien:in icuac tla aca melahuatoc piltontli, Cuando algún niño está echado por dondenecuiliuhtoc, intla aca oconcuencholhui, se pasa, si alguien lo salta, entonces riñenniman cahua in aquin otecuencholhui, al que lo saltó, le dicen: "¿Por qué loquilhuia: "¿Tle ipampa in ticcuencholhuia?" saltas?"8. Quilmach in ayocmo manaz in piltontli; 8. Dizque por esto el niño ya no crecerá;ca ixquichton yez. Auh inic compatiaya, sólo será tamañito. Y para curarlo, parainic amo ipan mochihuaz piltontli, oc ceppa evitar que le suceda [el mal], otra vez loquihualpancholhuia. Ic ompatia. saltan en sentido contrario. Así lo curan.La Tortilla Que Se Dobla En El Comal.9. Inic matlactli onnahui capítulo. Itechpa 9. Décimo cuarto capítulo. Habla acerca detlatoa in comalco mocuelpachoa tlaxcalli. la tortilla que se dobla en el comal.10. In icuac tlaxcaloa in cihua, intla 10. Cuando las mujeres hacen tortillas, siocuelpachiuh itlaxcal, no oncatca su tortilla se dobla, también hay uninnetlapololtiliz. Quitoa: "Aquin ye huitz; desatino. Dicen: "Alguien viene ya golpea
  25. 25. oquihualtiliczac." con el pie".11. Auh in anoce ioquichhui in canapa 11. Y si quizá su marido [de la que hacehueca oya, quitoaya: "Ca ye huitz, ca tortillas] fue a algún lugar lejano, dice: "Yaquihualtiliczac in notlaxcal." viene, ya golpea con el pie mi tortilla."El Estornudo.12. Inic cempoalli ommatlactli capítulo. 12. Trigésimo capítulo. Habla acerca delItechpa tlatoa in acucholiztli. estornudo.13. In icuac aca acuchoa quitoaya in ye 13. Antiguamente se decía cuando algunohuecauh: "Aquin nechitoa, aquin estornudaba: "Alguien habla de mí, alguiennechtenehua.". Anoce quitoaya: "Aquin me mienta." O quizá decía: "Alguien hablanechicoitoa." Anoce quitoa: "Aquique in de mí." O quizá decía:noca mononotza." Quil yehuatl "Algunos discuten acerca de mí." Dizquequinezcayotiaya, yehuatlic quimatia, in cuando estornudaban esto les demostraba,icuac acuchoa in aca, canapa, hueca esto les daba a conocer que alguno, enquintenehua. lugar lejano, los mentaba.Los Niños Que Mudan Los Dientes.14. Inic cempoalli on caxtolli omome 14. Trigésimo séptimo capítulo. Hablacapítulo. Itechpa tlatoa in icuac huetzi acerca de los niños que mudan los dientes.intlan pipiltonti.15. In icuac huetzi intlan pipiltotonti, in 15. Cuando caen los dientes de los niños,tenanhuan itlacoyocco contlaza in sus madres los echan en el agujero delquimichin, anoce inpilhuan quimilhuia: ratón, o quizá les dicen a sus hijos: "Ponlo"Itlacoyocco xictlali in quimichin." Yehica en el agujero del ratón." Porque dizque siquil intlacamo yuh quichihuazque, amo así no lo hicieran, no podrían nacer loshuel ixhuaz in itlan piltontli, zan dientes de los niños, sólo seríantlancotoctic yez. desdentados. Origen: Códice Florentino , libro V, capítulos 4, 5 Náhuatl: Paleografía de Alfredo LÓPEZ AUSTIN, en Augurios y abusiones Español: Trad. de Alfredo LÓPEZ AUSTIN, en Augurios y abusiones
  26. 26. L Fundación De México Tenochtitlán. a1. Auh ino ipan quizato inoquittaque cenca 1. Cuauhcoatl y Axolohua fueron pasandomiectlamantli in tlanahuizolli in oncanca in y miraron mil maravillas allí entre lasacaihtic caye ihca ipampa in nahuatil cañas y las juncias. Ese había sido elyuhquimilhui in Huitzillopochtli in mandato que les dio Huitzilopochtli a ellosteomamaque in itahuan in que eran sus guardianes, eran sus padresQuauhtlequetzqui anozo in Quauhcohuatl los dichos. Lo que les dijo fue así: «Enin Axollohua tlamacazqui ca quin nahuati donde se tienda la tierra entre cañas yca yuhquimilhui in ixquich in oncan inonoc entre juncias, allí se pondrá en pie, yin tollihtic in acaihtic in oncan ihcaz, in reinará Huitzilopochtli». Así por su propiaoncan tlapiez in yehuatl in Huitzilopochtli boca les habló y esta orden les dio. Y ellosca itencopa quimilhui ca yuhquin nahuati al momento vieron: sauces blancos, allíin Mexica, auh niman oquittaque iztac in enhiestos; cañas blancas, juncias blancas,ahuehuetl, iztac in huexotl, in oncan ihcac, y aun las ramas blancas, peces blancos,ihuan iztac in acatl, iztac in tolli, ihuan culebras blancas; es lo que anda por lasiztac in cueyatl iztac in michin, iztac in aguas. Y vieron después donde se partencohuatl, in oncan nemi atlan, auh niman las rocas sobre puestas, una cueva cuatrooquittaque nepaniuhticac intexcalli in rocas la cerraban. Una al oriente se ve,oztotl, inic ce in texcalli in ozotl tonatiuh nada de agua tiene, es sin agua que seiquizayan itztoc itoca tleatl, Atlatlayan. Auh agita. La segunda roca de la cueva ve alinic ome in texcalli in oztotl mictlampa norte: se ve que está sobrepuesta, y de ellaYtztoc, inic nepaniuhtoc, itoca Matlallatl, sale el agua que se llama agua azul, aguaihuan itoca Toxpallatl. verdosa.2. Auh inoquittaque niman yechoca in 2. Cuando esto vieron los vieron los viejos,huehuetque quitohua anca yenican yez, se pusieron a llorar. Y decían «¿Conque
  27. 27. caotiquittaque intechilhui inic technahuati aquí ha de ser?». Es que estaban viendo loin tlamacazqui in Huitzlipochtli inquihto que les había dicho, lo que les habíainyuhqui anquittazque in Tollihtic in ordenado Huitzilopochtli. Es que él lesacaihtic miectlamantli in oncan ca auh in había dicho: «Habéis de ver maravillasaxcan coatiquittaque, otic mahuizoque, muchas entre cañas y entre juncias».caye nelli caomochiuh caoneltic in tlatol «Ahora las estamos mirando» decían ellos,inic technahuati, niman oquihtoque «¡y quedamos admirados! ¡Cuan verdaderoMexicaye maoctihuian caotitlamahuizoque fue lo dicho, bien se realizó su orden!». Vanmaoctic tlatolchiyecan in tlamacazqui a buscar a los mexicanos y les dicen:yehuatl quimati quenin mochihuaz, niman «Mexicanos, vamos, vamos a admirar lo queohuallaque motlallico in oncan hemos contemplado. Digamos al sacerdote;Temazcaltitlan, él dirá qué debemos hacer». Fueron a Temazcatitlan y allí se detuvieron.3. auh niman yohualtica in oquittac 3. Por la noche vinieron a ver, vinieron ainoquimottiti in teomama initoca mostrarse unos a otros y era el sacerdoteQuauhtlequetzqui anozo Quauhcohuatl in Cuauhtlaquezqui, que es el mismoyehuatl in Huitzilopochtli, oquilhui Huitzilopochtli. Dijo él: —Cuauhcóhuatl,Quauhcohuatle caohuanquittaque in ¿habéis visto allí todo, lo que hay entreixquich in oncan onoc in acaihtic ohuan cañas y juncias? ¡Aún resta ver otra cosa!tlamahuizoque. Auh tlaxiccaquica No la habéis visto todavía. Id y ved unoccentlamantli in ayemo anquitta. Auh inin nopal salvaje: y allí tranquila veréis unxihuian, xiquittati in Tenochtli in oncan Águila que está enhiesta. Allí come, allí seanquittazque ic pacca icpac, ihcac in peina las plumas, y con eso quedaráyehuatl in quauhtli oncan tlaqua, oncan contento vuestro corazón. ¡Allí está elmototonia, auh ca ic pachihui in amoyollo, corazón de Cópil que tu fuiste a arrojar alláca yehuatl iniyollo in Copil intiqualmayauh donde el agua hace giros y más giros! Peroin oncan timoquetz tlalcocomocco. Auh allí donde vino a caer, y habéis visto entreniman oncan huetzico ino anquittaque los peñascos, en aquella cueva entre cañastexcaltempa, Oztotempa in Acatzallan in y juncias. ¡Del corazón de Cópil ha brotadotoltzallan, auh ca oncan ixhuac iniyollo in ese nopal salvaje! ¡Y allí esperaremos y allíCopil, in axcan motocayotia Tenochtli, auh reinaremos! ¡Allí esperaremos y daremos elca oncan intiezque in titlapiezque, in encuentro a toda clase de gentes! Nuestrostitechiezque intitenamiquizque in pechos, nuestra cabeza, nuestras flechas,nepapantlaca telchiquiuh totzonteco nuestros escudos. ¡Allí les haremos ver! ¡Atomiuh tochimal, inic tiquimittazque in todos los que nos rodean allí losixquich intechyahuallotoc ixquich conquistaremos! ¡Aquí estará perdurabletiquinpehuazque tiquimacizque ic maniz in nuestra ciudad de Tenochtitlan! ¡El sitio
  28. 28. taltepeuh Mexico Tenochtitlan quauhtli donde el Águila grazna, en donde abre lasipipitzcayan inetomayan quauhtli alas; el sitio donde ella come y en dondeitlacuayan, ihuan michin ipatlanian, ihuan vuelan los peces, donde las serpientes vancohuatl izomocayan in Mexico in haciendo ruedos y silban! ¡Ese será MéxicoTenochtitlan, auh ca miectlamantli in Tenochtitlan y muchas cosas han demochihuaz, niman oquilhui in suceder! Dijo entonces Cuauhcóhuatl: —Quauhcohuatl, cayequalli tlamacazque ¡Muy bien está, mi señor sacerdote! ¡Lootlacauhqui imoyollotzin maquicaquican concedió tu corazón: vamos a hacer que loimottahuan in huehuetque in ixquichtin, ic oigan mis padres los ancianos todos juntos!niman oquincentalli in Mexica in Y luego hizo reunir a los ancianos todosQuauhcohuatl oquincaquilti initlatol in Cuauhcóhuatl y les dio a conocer lasHuitzilopochtli inoquicacque Mexica. palabras de Huitzilopochtli. Las oyeron los mexicanos.4. Auh niman onoceppa yahque in 4. Y de nuevo van allá entre cañas y entreToltzallan in Acatzallan, in Oztotempa, auh juncias, a la orilla de la cueva. Llegaron alino ipan quizato Acatitlan ihcac in sitio donde se levanta el nopal salvaje, allíTenochtli, in oncan (Oztotempa al borde de la cueva y vieron tranquila,inoquittaque icpacca icpac ihcac parada, al Águila en el nopal salvaje. Allímoquetzticae in Quauhtli in yehuatl in come, allí devora y echa a la cueva losTenochtli oncan tlaqua, oncan quiqua restos de lo que come. Y cuando el Águilaquitzotzopitzticac in quiqua, auh in yehuatl vio a los mexicanos, se inclinóin quauhtli inoquimittac in Mexica cenca profundamente. Y el Águila veía desdeomopechtecac in quauhtli, zan huecapa in lejos. Su nido y su asiento era todo él deconittaque) Auh initapazol inipepech, zan cuantas finas plumas hay: plumas democh yehuatl in ixquich inepapan tlazo azulejos, plumas de aves rojas y plumas deihuitl in ixquich in xiuhtotoihuitl, in quetzal. Y vieron también allí cabezas detlauhquecholihuitl, in ixquich quetzalli, aves preciosas y patas de aves y huesos deauh zan no oncan quittaque in oncan aves finas tendidos por tierra.tetepeuhtoc inin tzonteco inepapan totomein tlazototome in tzonteco oncan zozoticate,ihuan cequitoto icxitl, cequi omitl,5. auh oncan quinnotz in Diablo quimilhui 5. Le habló el dios y así les dijo: —¡Ah,Mexicaye ye onca yecin, auh yece amo mexicanos: aquí sí será! ¡México es aquí! Yquitta in Mexica in aquinquinotza ic oncan aunque no veían quién les hablaba, setlatocayotique Tenochtitlan auh niman ye pusieron a llorar y decían: —¡Felicesic choca in Mexica quitohua otocnopiltic, nosotros, dichosos al fin! ¡Hemos visto ya
  29. 29. otomacehualtic caotic mahuizoque in dónde ha de ser nuestra ciudad! ¡Vamos ytaltepeuh yez, maoctihuian, vengamos a reposar aquí!maoctitocehuiti.Origen : Crónica Mexicayotl , folios 86, 87Náhuatl : Paleografía de Marc THOUVANOV, obtenido de http://www.sup- infor.com/sources/liste-nahuatl.htm
  30. 30. Presagios De L Conquista a1. Inic ce capitulo oncan mihtoa in nez, in 1. De las señales y pronósticos quemottac in machiotl ihuan in tetzahuitl, in aparecieron antes que los españolesayamo hualhui españoles, in nican tlalli vinieran a esta tierra, ni hubiese noticiasipan, in ayamo no iximachoa in nican de ellos.chaneque.2. In ayamo huallaci españoles, oc 2. Diez años antes que llegasen losmatlacxihuitl, centlamantli tetzahuitl achto españoles a esta tierra, y según otros oncenez, ilhuicatitech, iuhquin tlahuizcalli, o doce años, apareció un gran cometa en elpipixauhticaca inic necia, iuhquin ilhuicatl cielo, en la parte de oriente, que parecíaquizoticac: tzimpatlahuac, cuapitzaoac: como una gran llama de fuego muyhuel inepantla in ilhuicatl; huel yollo in resplandeciente y que echaba de síaciticac ilhuicatl, huel ilhuicayollotitech centellas de fuego; este cometa era deaciticac, in iuh ittoya ompa tlapcopa: in forma piramidal, ancho de abajo e íbasehualmoquetzaya, oyuh onquiz aguzando hacia arriba hasta acabarse enihualnepantla in necia tlathuiliaya, ipan una punta; aparecía en medio del oriente,tlathuia, quin yehuatl quihualpoloaya in comenzaba a aparecer un poco después detonatiuh, in icuac hualquizaya: la media noche y llegaba hasta la mañana; la luz del sol lo encubría, de manera que saliendo el sol no parecía más.3. huel ce xihuitl in hualmoquetzaya (ipan 3. Según algunos, viose un año entero, ymatlactli omome calli in peuh). Auh in según otros cuatro años arreo. Cuandoicuac necia tlacahuacaya, netenhuitecoya, aparecía de noche esta cometa todos losneizahuiloya, tlatemmachoya. indios daban grandísimos alaridos y se espantaban, esperando que algún mal había de venir.4. Inic ontetl tetzahuitl mochiuh, nican 4. Otro mal agüero aconteció aquí, enmexico: zan monomahui in tlatlac, cuetlan, México, que el cu de Huitzilopochtli seayac ma quitlecahui, zan monoma tlecahui encendió sin haber razón alguna humanain ical diablo Huitzilopochtli: mitoaya, iteioc para ello. Parece que milagrosamente seitocayocan Tlacateccan: in nez ye tlatla in incendió y salían las llamas de dentro detlaquetzalli, in itec, hualquiza in los maderos hacia fuera, y de presto setlemiyahuatl, in tlenenepilli, in tlecuezalotl, quemó; dieron voces los sátrapas para quecenca zan iciuhca compalo in ixquich trajesen agua para matarlo, y cuanta máscalcuahuitl: niman ye ic tlacahuaca, agua echaban tanto más ardía; del todo se
  31. 31. quitoa, Mexicae ma huallatotoca, tla quemó.cehuiloz, amaapilol: aun in icuaccaatequiaya, in quicehuiznequia, zan yeilhuice mopitza, aocmo huel ceuh, hueltlatlac.5. Inic etetl tetzahuitl: huitecoc ipan 5. El tercer mal agüero aconteció que cayótlatlatzin teocalli, zan xacalli catca, un rayo casi sin propósito y sin tronido,itocayocan Tzommolco: iteopan in sobre el cu de dios llamado Xiuhtecutli;xiuhtecuhtli, amo tilahuaya , zan este cu tenía un chapitel de paja y sobre élahuachquiyahuiya in iuh tezammachoc: cayó el rayo y le incendió y se quemó.iuh mitoa in za zan tonalhuitecoc, amono Tuviéronlo por milagro, porque no hubocaquiztic in tlatlatziniliztli. tronido, bien que llovía un poco menudo.6. Inic nauhtetl tetzahuitl: oc onca in 6. El cuarto agüero fue que de día, estandotonatiuh in xihuitl huetz yeteyetia, ompa el sol muy claro, vino de hacia el oxiden tehualpeuh in tonatiuh icalaquiampa; aun de México un cometa que corrió hacia elompa itztia in iquizayanpa, iuhqui in oriente, e iba echando de sí como brasas otlexoxhitl pipixauhtiuh, hueca acitiuh in grandes centellas; llevaba una cola muyicuitlapil: auh in oittoc cenca tlacahuacac, larga, y luego toda la gente comenzó a dariuhquin oyohualli omoman. alaridos, juntamente, que parecía cosa de espanto, y por tal lo tuvieron.7. Inic macuiltetl tetzahuitl: pozon in atl, 7. El quinto fue que la laguna de México,amo yehecatl quipozonalti, iuhquin sin hacer viento ninguno, se levantó,momomoloca, iuhquin xixittemomoloca, parecía que hervía y saltaba en alto el aguacenca hueca in ya, inic macoquetz: auh in e hízose gran tempestad en la laguna, y lascalli tzitzintla cacic, auh capapachiuh, olas batieron en las casas que estabanxixitin in calli: yehuatl in huey atl totlan cerca y derrocaron muchas de ellas;mani nican Mexico. tuviéronlo por milagro porque ningún viento corría.8. Inic chicuacentlamantli tetzahuitl: 8. El sexto agüero fue que en aquellos díasmiecpa cihuatl cacoya chocatiuh, oyeron voces en el aire, como de una mujertzatzitiuh, yohualtica cenca tzatzi; que andaba llorando, y decía de estaquitotinemi. Nonopilhuantzitzin, ye ic zan manera: ¡Oh hijos míos! Ya estamos aye tonhui: in quenmanian quitoa. punto de perdernos. Otras veces decía: ¡OhNonopilhuantzitzin, campa hijos míos!, ¿a dónde os llevaré?.namechnohuiquiliz.9. Inic chicontlamantli tetzahuitl: ceppa 9. El séptimo agüero fue que los pescadores
  32. 32. tlatlamaya, manozo tlamatlahuiaya in o cazadores del agua tomaron en sus redesatlaca; centetl cacique tototl nextic, un ave del tamaño y color de un águila, laiuhquin tocuilcoyotl: niman quittitito in cual tenía en medio de la cabeza un espejo.Motecuzoma, tlillan, calmecac; ommotzcalo Ésta fue cosa nunca hasta entonces vista, yin tonatiuh, oc tlaca, así lo tuvieron por milagro, y luego la llevaron a Moteccuzoma, que estaba en el palacio en una sala que se llama tlillancalmécac; esto era después de medio día.10. iuhquin tezcatl icpac mani, 10. Y Moteccuzoma miró al ave, y miró almalacachtic, tehuilacachtic, iuhquin espejo que tenía en la cabeza, el cual eraxapotticac: ompa onnecia in ilhuicatl, in redondo y muy pulido, y mirando en él viocicitlatlin, in mamalhuaztli. las estrellas del cielo, los mastelejos que ellos llaman mamalhuaztli;11. Auh in Motecuzoma, cenca 11. y Moteccuzoma espantóse de esto yquimotetzahui in icuac quimittac cicitlatlin, apartó la vista, haciendo semblante deihuan mamalhuaztli. Auh inic oppa espantado, y tornando a mirar el espejoontlachix in icpac tototl, ene quittac, iuhqui que estaba en la cabeza del ave, vio en él aon in ma acame, moquequetztihuitze, gente de a caballo, que venían todos juntos,tepeuhtihuitze, moyahuachichiuhtihutze, en gran tropel y todos armados; y viendoquinmama mamaza. Auh niman quinnotz esto se espantó más, y luego envió a llamarin tlaciuhque, in tlamatinime: quimilhui: a los adivinos y astrólogos y al los sabios enAmo anquimati in tlein onoconittac, cosas de agüeros, y preguntólos: ¿qué esiuhquin acame moquequetztihuitze: auh ye esto que aquí me ha aparecido? ¿Quéquinanquilizquia, in conittaque, opoliuh, quiere decir? Y estando así todosaoc tle quitoque. espantados desapareció el ave, y todos quedaron espantados, y no supieron decir nada.12. Inic chicuetetl tetzahuitl: miecpa 12. El octavo agüero fue que aparecieron enmotenextiliaya, tlaca, tlacanetzolti, muchos lugares hombres con dos cabezas;ontetzontecomque, zan ze intlac, ompa tenían no más de un cuerpo, y dos cabezas:quimonhuicaya in tlillan calmecac, ompa llevábanlos a que los viese Moteccuzoma enquimittaya in Motecuzoma, in oquimittac su palacio, y en viéndolos luegoniman polihuia. desaparecían sin decir nada.
  33. 33. Origen : Códice Florentino , libro XII, capítulo 1Náhuatl : Paleografía de ANDERSON y DIBLLE, en General history of the things of New Spain , Florentine codex.Español : Trad. de Fray Bernardino de SAHAGÚN, en Historia general de las cosas de la Nueva España
  34. 34. L Que Vieron L Enviados De o os Motecuhzoma1. Oncan mitoa in tlatolli inic quinonotzato 1. Allí se dice el relato con que dieron enin Motecuhzoma, in titlani in quittato acalli cuenta a Motecuhzoma los enviados que fueron a ver la barca2. Auh niman ye yuhqui, niman ye ic 2. Hecho esto, luego dan cuenta aquinonotza in Motecuhzoma yuh Motecuhzoma. Le dijeron en que forma sequilhuique in yuhqui oquimahuizoto, ihuan habían ido a admirar y lo que estuvieronquittitique in yuhqui intlacual. viendo, y cómo es la comida de aquéllos.3. Auh in oquicac in yuh tlanonotzque in 3. Y cuando él hubo oído lo que letitlani cenca momauhti, mizahui, ihuan comunicaron los enviados, mucho secenca quimahuizo in intlacual: espantó, mucho se admiró. Y le llamó a su asombroso en gran manera su alimento.4. Oc cenca yehuatl in quiyolmicti in 4. También mucho espanto le causó el oíroquicac in quenin huetzi in innahuatil in cómo [estalla el cañón, cómo retumba sutlequiquiztli, iuhquin tlatlatziniic caquizti in estrépito, y cuando cae,] se desmaya uno;icuac huetzi, huel tezotlauh, motzatzacua se le aturden a uno los oídos.in tonacaz.5. Auh in icuac huetzi iuhquin telolotli 5. Y cuando cae el tiro, una como bola dehualquiza itic, tlepipixauhtiuh, piedra sale de sus entrañas: va lloviendochichitocatiuh: Auh in ipozio cenca iyac, fuego, va destilando chispas, y el humo quezoquiyac, huel tetzonhuitec: de él sale, es muy pestilente, huele a lodo podrido, penetra hasta el cerebro causando molestia.6. Auh in quimotla tepetl iuhquin xitini, 6. Pues si va a dar con un cerro, como quexixitica: Auh in cuahuitl quimotlatetextia, lo hiende, lo resquebraja, y si da contra uniuhquin atetlachialti, iuhquin aca árbol, lo destroza hecho astillas, como siconilpitza. fuera algo admirable, cual si alguien le hubiera soplado desde el interior.7. Zan mochi tepoztli in inyaotlatqui, 7. Sus aderezos de guerra son todos detepoztli in conmaquia, tepoztli in conaquiz hierro: hierro se visten, hierro ponen comointzontecon, tepoztli in inmacuauh, tepoztli capacete a sus cabezas, hierro son susin intlahuitol, tepoztli in inchimal, tepoztli espadas, hierro sus arcos, hierro sus
  35. 35. in intopil. escudos, hierro sus lanzas.8. Auh in quinmama in inmazahua, 8. Los soportan en sus lomos susiuhquin tlapantli ic cuacuauhtique. "venados". Tan altos están como los techos.9. Ihuan nohuian quimilihui in innacayo, 9. Por todas partes vienen envueltos suszan ye neci in inxayac, cenca iztac, cuerpos, solamente aparecen sus caras.ixtetenextique, tzoncoztique, tel cequi tliltic Son blancas, son como si fueran de cal.in intzon, huiac in intentzon no coztic, Tienen el cabello amarillo, aunque algunostentzoncoztique, cocototztique ocolochtic: lo tienen negro. Larga su barba es, también amarilla, el bigote también tienen amarillo. [Los negros que los acompañan] Son de pelo crespo y fino, un poco encarrujado.10. Auh in intlacual yuhquin tlacatlacualli, 10. En cuanto a sus alimentos, son comohueitepul, iztac, amo etic yuhquin tlazolli, alimentos humanos: grandes, blancos, noyuhquin ohuacuahuitl, yuhquin pesados, cual si fueran paja. Cual maderaohuacuauhtextli inic ahuiac, achi tzopelic, de caña de maíz, y como de médula de cañaachi nenecutic monecticticacua, de maíz es su sabor. Un poco dulces, unmotzopelicacua: poco como enmielados: se comen como miel, son comida dulce.11. Auh inimitzcuihuan huehueypopol, 11. Pues sus perros son enormes, de orejasnacazcuecuelpachtique, tenhuihuilaxpopol, ondulantes y aplastadas, de grandesixtletletique, ixtletlexochtique, ixcocoztique, lenguas colgantes; tienen ojos queixtlecocoztique, xillanhuicoltique, derraman fuego, están echando chispas:xillanhuacaltique, xillancapitztique huel sus ojos son amarillos, de colorcuacuauhtique, amo tlaca mani intensamente amarillo. Sus panzas,neneciuhtinemi, nenenepilotinemi, ahuecadas, alargadas como angarilla,ocelocuicuiltique, mocuicuiloque. acanaladas. Son muy fuertes y robustos, no están quietos, andan jadeando, andan con la lengua colgando. Manchados de color como tigres, con muchas manchas de colores.12. Auh in oyuh quicac in Motecuhzoma, 12. Cuando hubo oído todo estocenca momauhti iuhquin yolmic, Motecuhzoma se llenó de grande temor ymoyoltequipacho, moyolacoma. como que se le amorteció el corazón, se le encogió el corazón, se le abatió con la angustia.
  36. 36. Origen : Códice Florentino , libro XII, capítulo 7Náhuatl : Paleografía de ANDERSON y DIBLLE, en General history of the things of New Spain, Florentine codex.Español : Trad. de Ángel María GARIBAY, en La visión de los vencidos.
  37. 37. L Aflicción De L Mexicah Y De a os Motecuhzoma1. Oncan mitoa in quenin chocac 1. Allí se dice cómo lloró MotecuhzomatzinMotecuhzomatzin, ihuan in chocaque y lloraron los mexicanos cuando supieronmexica, in icuac oquimatque, ca cenca que los españoles eran muy fuerteschicahuaque in Españoles.2. Auh in Motecuzohma cenca tlatenma, 2. Ahora bien, Motecuhzoma cavilaba enmotenma, momauhti, mizahui, aquellas cosas, estaba preocupado; lleno dequitlatenmachili in altepetl; ihuan in ye terror, de miedo: cavilaba qué iba aixquich tlacatl, cenca momauhtique, acontecer con la ciudad. Y todo el mundonemauhtiloc, neizahuiloc, tlatenmachoc, estaba muy temeroso. Había gran espantonetenmachoc, y había terror. Se discutían las cosas, se hablaba de lo sucedido.3. nenonotlazlo, nececentlalilo, neohololo, 3. Hay juntas, hay discusiones, se formannechoquililo, nechochoquililo, techoquililo, corrillos, hay llanto, se hace largo llanto, seza tlaquechpilihui, za tlaquechhui, llora por los otros. Van con la cabeza caída,nechoquiztlapalolo, techoquiztlapalolo, andan cabizbajos. Entre llanto se saludan;teellacuahualo, neelacuahualo, tepetlalo, se lloran unos a otros al saludarse. Haypepetlalo in pipiltzitzinti: intento de animar a la gente, se reaniman unos a otros. Hacen caricias a otros, los niños son acariciados.4. in tetahuan quitoa: 4. Los padres de familia dicen:–Hueh nopilhuantzitzine, quen huel —¡Ay, hijitos míos!… ¿Qué pasará conamehuantin in huamopan mochiuh, in vosotros? ¡Oh, en vosotros sucedió lo quetlein ye mochihuaz, va a suceder! …5. auh intenanhuan quitoa: 5. Y las madres de familia dicen:–Nonopilhuantzitzin, que zo huel —¡Hijitos míos! ¿Cómo podréis vosotros veramehuanti in anquimahuizozque in tlein ye con asombro lo que va a venir sobretopan mochihuaz. vosotros?6. Ihuan ilhuiloc, ixpantiloc, machtiloc, 6. También se dijo, se puso ante los ojos, senonotzaloc, caquitiloc, iyollo itlan tlaliloc in le hizo saber a Motecuhzoma, se leMotecuzohma: comunicó y se le dio a oír, para que en su corazón quedara bien puesto:
  38. 38. 7. ce cihuatl nican titlaca in 7. Una mujer, de nosotros los de aquí, losquinohualhuicac, in hualnahuatlatotia: viene acompañando, viene hablando enitoca Malintzi teticpan ichan, in ompa lengua náhuatl. Su nombre, Malintzin; suatenco, achto canaco. casa, Teticpac. Allá en la costa primeramente la cogieron.8. Auh niman icuac peuh: in aocmo 8. [Y luego que esto comenzó, ya no huboonnecxitlalilo, in za mocuitlacueptinemi in quien estuviera puesto a su servicio, quetitlanti, in ipan ontlatoa in izquitlamantli, los enviados, a quienes tocaba todo lo quein izquican icac in intech monequiz. necesitaban y en quienes estaba el cargo de ello, no hacían más que volverles las espaldas.]9. Auh zan niman no icuac in 9. Por este tiempo también fue cuando ellosquitemotihuitze Motecuhzoma: ¿quenami (los españoles), hacían con instanciacuix telpochtli, cuix iyoloco oquichtli, cuix preguntas tocante a Motecuhzoma: cómoye huehue, cuix ye tlachicalhuia, cuix ye era, si acaso muchacho, si acaso hombrehuehue tlamati, cuix ye huehue tlacatl, maduro, si acaso viejo. Si aún tenía vigor, ocuix ye cuaiztac? si ya tenía sentido de viejo, si acaso ya era un hombre anciano, si tenía cabeza blanca.10. Auh quinnanquiliaya in teteo in 10. Y les respondían a los "dioses", a losEspañoles: españoles:–Ca iyoloco oquictli, amo tomahuac, zan —Es hombre maduro; no grueso, sinopitzactontli, zan pipitzactontli, zan cuilotic, delgado, un poco enjuto; no más cenceño,cuilotcatontli. de fino cuerpo.11. Auh in yuh quicaquia in , 11. Pues cuando oía Motecuhzoma queMotecuzohma, in cenca temolo, in cenca mucho se indagaba sobre él, que sematataco cenca ixco tlachiaznequi in teteo escudriñaba su persona, que los "dioses"yuhquin patzmiquia iyolo, yolpatzmiquia, mucho deseaban verle la cara, como que secholozquia, choloznequia, mocholtiznequia, le apretaba el corazón, se llenaba de grandemocholtizquia, motlatizquia, angustia. Estaba para huir, tenía deseos demotlatiznequia, quinnetlatiliznequia, huir; anhelaba esconderse huyendo, estabaquinneinaliznequia in teteo. para huir. Intentaba esconderse, ansiaba esconderse. Se les quería esconder, se les quería escabullir a los "dioses".12. Auh in quimoyolotica, quimoyolotiaya, 12. Y pensaba y tuvo el pensamiento;quimopictica, quimopictiaya, quiyocoxca, proyectaba y tuvo el proyecto; planeaba yquiyocoaya; ic moyolnonotzca, ic tuvo el plan; meditaba y andaba meditando
  39. 39. poyolnonotzaya itic: quimolhuica, itic en irse a meter al interior de alguna cueva.quimolhuayaya cana oztoc calaquiz,13. auh cenca intech moyolaliaya intech 13. Y a algunos de aquellos en quieneshuel catca iyollo, intech tlacuauhtlamatia: tenía puesto el corazón, en quienes elcequintin quimomachiztiaya, in quitoaya. corazón estaba firme, en quienes tenía gran confianza, los hacía sabedores de ello. Ellos le decían:14. Ca ommati in mictlan, ihuan tonatiuh 14. "Se sabe el lugar de los muertos, laichan, ihuan tlalocan ihuan cincalco inic Casa del Sol, y la Tierra de Tláloc, y la Casaompatiz in campa ye huel motlenequiliz. de Cintli. Allá habrá que ir. En donde sea tu buena voluntad."15. Auh ye huel ompa motlanequiliaya, 15. Por su parte él tenía su deseo: deseabamotlanequili in cincalco: ir a la Casa de Cintli (templo de la diosa del maíz).16. huel yuh machoc, huel yuh tepan 16. Así se pudo saber, así se divulgó entremotecac. la gente.17. Auh inin amo huelit, amo huel motlati, 17. Pero esto no lo pudo. No pudoamo huel minax, aoc yehuat, aoc tle tic, ocultarse, no pudo esconderse. Ya noaoc yehuatix, aoc ye onneltic, aoc tle huel estaba válido, ya no estaba ardoroso; yamochiuh nada se pudo hacer.18. In intlatol tlaciuhque, inic 18. La palabra de los encantadores con quequiyolcuepca, inic quiyolapanca. Inic habían trastornado su corazón, con que sequiyolmalacachoca, inic cuitlacuepilica, in lo habían desgarrado, se lo habían hechoquimomachitocaca in ommati, in ompa estar como girando, se lo habían dejadoomoteneuh; lacio y decaído, lo tenía totalmente incierto e inseguro por saber (si podría ocultarse) allá donde se ha mencionado.19. Zanquinmochialti, zan moyolotechiuh, 19. No hizo más que esperarlos. No hizomoyolochichili, quihualcentlami, más que resolverlo en su corazón, no hizoquihualcentlancua in iyollo, más que resignarse; dominó finalmente suquimocenmacac in zazo tlein quittaz, corazón, se recomió en su interior, lo dejóquimahuizoz. en disposición de ver y de admirar lo que habría de suceder.
  40. 40. Origen : Códice Florentino , libro XII, capítulo 9Náhuatl : Paleografía de ANDERSON y DIBLLE, en General history of the things of New Spain, Florentine codex.Español : Trad. de Ángel María GARIBAY, en La visión de los vencidos.
  41. 41. L Ciudad Sitiada aDescripción épica de un tlatelolca.1. Auh in yeixquichi ipa mochiuha yn 1. Y todo esto pasó con nosotros. Nosotrostiquittaque inticmahuizoque in techocti lo vimos, nosotros lo admiramos: con estatetlaocolti inic tlaihiyohuique. lamentosa y triste suerte nos vimos angustiados.2. Auh in otlica omitl xaxamântoc tzontli 2. En los caminos yacen dardos rotos, losmomoyauhtoc. Calli tzontlapouhtoc calli cabellos están esparcidos. Destechadaschichiliuhtoc. Ocuilti moyacatlamina otlica. están las casas, enrojecidos tienen susAuh incaltech, hahalacatoc in cuatextli. muros. Gusanos pululan por calles yAuh yn atl za yuhqui chichiltic za yuhqui plazas, y en las paredes están los sesos.tlapatlatl ca yuh tiquique tiquia Rojas están las aguas, están como teñidas,tequixquiatl. y cuando las bebimos, es como si bebiéramos agua de salitre.3. Auh oc ipa tictetzotzonaya xamitl, auh in 3. Golpeábamos, en tanto, los muros deatlacomolli ca toneixcahuil chimaltitla in adobe, y era nuestra herencia una red deipialoya in oc nen aca nic quizequiliznequi agujeros. Con los escudos fue su[mote ycemiliznequi] za chimaltitlan resguardo, pero ni con escudos puede serticcuaque in tzonpa cuahuitl in tequixqui- sostenida su soledad. Hemos comido paloszacatl xantetl in cuetzpalli quimichi de colorín (eritrina), hemos masticadoteuhtlaquilli. Ocuilli titone techquaque in grama salitrosa, piedras de adobe,acazelotl in icuac tlepa quimontlaliaya y ye lagartijas, ratones, tierra en polvo,yucic inacayo oncan conohuio… tleco gusanos… Comimos la carne apenas sobrequiquaya. el fuego estaba puesta. Cuando estaba cocida la carne de allí la arrebataban, en el
  42. 42. fuego mismo, la comían.4. Auh in topatiuh mochiuh in ipatiuh 4. Se nos puso precio. Precio del joven, delmochiuh, telpochtli itlacacitiuh mochiuh sacerdote, del niño y de la doncella. Basta:cano matechoctic axaxayaca, tlaxcalli in de un pobre era el precio sólo dos puñadostlamacazqui, in ichpochtli, in piltzintli in ye de maíz, sólo diez tortas de mosco; sólo eraixquich macehualli in ipatiuh mochiuh za nuestro precio veinte tortas de gramaomatecuchtli tlaolli za matlactli salitrosa.axaxayacatlaxcalli tequixquizacatlaxcalli zacempohualli tonatiuh topatiuh.5. Mochiuh in teocuitlatl, in chalchihuitl in 5. Oro, jades, mantas ricas, plumajes decuachtli in quetzalli ye ixquich tlazotli quetzal, todo eso que es precioso, en nadaatleypa mottac za tetepehui in oyuh fue estimado. Solamente se echó fuera delconquetzque cuauhtematlatl in tianquizco. mercado a la gente cuando allí se colocó la catapulta.6. Auh yehuatzin Cuauhtemoctzin 6. Ahora bien, a Cuauhtémoc le llevabanquimohuiquilia in malti amo yuh quicahua los cautivos. No quedan así. Los que llevanin tecahuato achcauhti tlatlacateca necoc a los cautivos son los capitanes dequitititza quimititlapanaya yoma Tlacatecco. De un lado y de otro les abrenCuauhtemoctzin. el vientre. Les abría el vientre Cuauhtemoctzin en persona y por sí mismo.Origen : Manuscrito anónimo de Tlatelolco.Náhuatl : Paleografía de Marc THOUVANOV, obtenido de http://www.sup- infor.com/sources/liste-nahuatl.htmEspañol : Trad. de Angel María GARIBAY, en La visión de los vencidos.

×