Introducción a los jeroglíficos mayas

3,630 views

Published on

Curso introductorio a los jeroglíficos mayas

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,630
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
93
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Introducción a los jeroglíficos mayas

  1. 1. Introducción a losJeroglíficos Mayas Manual para el Taller de Escritura Segunda Edición 2004 Harri Kettunen Universidad de Helsinki Christophe Helmke University College, Londres Traducción al español: Juan Ignacio Cases Martín Universidad de La Laguna
  2. 2. TABLA DE CONTENIDOSPrólogo ....................................................................................................................................... 5Agradecimientos......................................................................................................................... 5Acerca de la Ortografía .............................................................................................................. 61. Introducción .......................................................................................................................... 72. Historia del Desciframiento .................................................................................................. 83. Orígenes del Sistema de Escritura Maya............................................................................. 134. Lenguas en los Jeroglíficos ................................................................................................. 145. El Sistema de Escritura ....................................................................................................... 15 5.1. Normas para la Transcripción y Transliteración de Textos Mayas.............................. 15 5.2. Orden de Lectura.......................................................................................................... 17 5.3. Composición Glífica, Infijación y Combinación ......................................................... 17 5.4. Logogramas.................................................................................................................. 19 5.5. Sílabas (Fonetismo)...................................................................................................... 19 5.6. Complementos Fonéticos ............................................................................................. 19 5.7. Determinativos Semánticos y Signos Diacríticos ........................................................ 20 5.8. Polivalencia: Polifonía y Homofonía ........................................................................... 20 5.9. Número de Glifos Descifrados..................................................................................... 21 5.10. Gramática ................................................................................................................... 22 5.10.1. Sintaxis ................................................................................................................ 22 5.10.2. Verbos ................................................................................................................. 22 5.10.3. Sujetos ................................................................................................................. 22 5.10.4. Pronombres.......................................................................................................... 23 5.11. Estructuras Habituales y Contenido de los Textos..................................................... 23 5.11.1. Inscripciones Monumentales............................................................................... 23 5.11.2. Objetos Portátiles ................................................................................................ 23 5.11.3. Cerámica.............................................................................................................. 24 5.11.4. Códices ................................................................................................................ 24Apéndices ................................................................................................................................. 28Apéndice A: Colección de Textos........................................................................................... 28Apéndice B: Títulos ................................................................................................................ 34Apéndice C: Glifos de Parentesco........................................................................................... 34Apéndice D: Glifos Emblema del Período Clásico................................................................. 35Apéndice E: Apuntes sobre el Calendario............................................................................... 38 Aritmética......................................................................................................................... 38 El Tzolk’in y el Haab’...................................................................................................... 40 La Rueda Calendárica ...................................................................................................... 40 La Cuenta Larga ............................................................................................................... 41 La Serie Inicial ................................................................................................................. 41 La Serie Suplementaria .................................................................................................... 41 1
  3. 3. Números de Distancia ...................................................................................................... 41 Coeficientes Permitidos del Haab’ para los distintos Nombres de Días del Tzolk’in ..... 42 “Señores de la Noche” (Ciclo de 9 días):......................................................................... 43 Ejemplo del Acoplamiento entre la Cuenta Larga, el Tzolk’in, el Haab’ y los Señores de la Noche: ........................................................................................................ 43 Conversión de la Cuenta Larga al Calendario Gregoriano .............................................. 44 Guía Rápida para la conversión de fechas en Cuenta Larga al Calendario Gregoriano .. 45 Glifos de Período.......................................................................................................... 46 Nombres de Días (Tzolk’in)......................................................................................... 47 Nombres de Meses (Haab’).......................................................................................... 49Apéndice F: Silabario.............................................................................................................. 51Apéndice G: El Alfabeto de Landa ......................................................................................... 55Apéndice H: Transcripciones de los Fonemas del Maya Clásico ............................................ 56Apéndice I: Órganos articulatorios y puntos de Articulación .................................................. 57Apéndice J: Sinarmonía y Disarmonía, Elipsis Fonémica y Reconstrucción de Aspirantes Glotales en el Sistema de Escritura Maya ........................................................................... 58Apéndice K: Apuntes de Gramática Maya Clásica .................................................................. 62 La Voz Gramatical en el Maya Clásico ........................................................................... 63Apéndice L: Un Ejemplo de Análisis Glífico .......................................................................... 69Vocabulario Maya clásico — español...................................................................................... 70 Abreviaturas empleadas en la segmentación y Análisis morfológico (Adaptado a la Lingüística Maya).................................................................................... 82Referencias y lecturas adicionales............................................................................................ 84ÍNDICE DE FIGURAS1:Cubierta: Almanaque del Códice de Madrid, p. 73 (adaptado de Codex Tro-Cortesianus [Codex Madrid] 1967)Tabla de Contenidos: Mano de un artista incisa en un pincel de hueso, procedente del Enterramiento 116 & composición u-tz’i-b’i del texto de una PSS, procedente de un vaso cilíndrico del Clásico Tardío (dibujo a partir de fotografía de Justin Kerr [file #1837]).Figura 1: Estela A, Copan, Honduras (según dibujo de Frederick Catherwood) ................................... 9Figura 2: Pasaje del Códice de Madrid (según dibujo de Carlos A. Villacorta) .................................. 11Figura 3: Pasaje del Códice de Dresde (según dibujo de Carlos A. Villacorta)................................... 11Figura 4: Dintel 8, Yaxchilan, Mexico (según dibujo de Ian Graham). Nótese que los nombres de los personajes cautivos están escritos tanto en los muslos como en las dos cláusulas principales de la inscripción.......................................... 12Figura 5: Retrato y texto inscritos en un pectoral de jade reutilizado de origen olmeca (en el original tanto la imagen como el texto se encuentran en posición horizontal) .............................. 14Figura 6: Breve pasaje en el Panel 3, Piedras Negras ........................................................................... 23Figura 7: Juegos absolutivo y ergativo en el maya clásico................................................................... 23Figure 8: Plato jawante’ dicromático, Clásico Tardío, (según fotografía de Justin Kerr [MS file #1421], adaptada) ............................................................................................................ 24Figura 9: Página 91 del Códice de Madrid (según Codex Tro-Cortesianus (Codex Madrid) 1967).... 24Figura 10: Parte inferior de la página 56 del Códice de Madrid (rotada 90 grados en sentido levógiro y reflejada especularmente) que muestra texto en caracteres latinos (según Codex Tro-Cortesianus (Codex Madrid) 1967) ............................................................................. 25Figura 11: Página 9 del Códice de Dresde (según Kumatzim Wuj Jun: Códice de Dresde 1998) ....... 25Figura 12: Página 8 del Códice Grolier (según Coe & Kerr 1998: Fig. 134)....................................... 251 Todos los dibujos y los gráficos son de Harri Kettunen salvo que se indique lo contrario. 2
  4. 4. Figura 13: Página 6 del Códice de Paris (según Love 1994) ................................................................ 25Figura 14: Orejeras de obsidiana y texto asociado. Estr. A-1, Tumba 1, Altun Ha (según dibujo de David Findlay y Peter Mathews) ........................................................................ 26Figura 15: Fotografía roll-out de una vasija cerámica del Período Clásico que muestra cómo se escribe en códices (fotografía de Justin Kerr [K 1523])..................................... 26Figura 16: Dibujo 82, Naj Tunich, Guatemala (según dibujo de Andrea J. Stone [Stone 1995: fig. 7-29]).................................................................................................................. 28Figura 17: Altar 23, Caracol, Belize (según dibujo de Nikolai Grube)................................................. 28Figura 18: Inscripción en el frente de la Estela 3 (parte superior), Piedras Negras, Guatemala (según dibujo de John Montgomery -modificado levemente-) ...................................................... 29Figura 19: Dintel 8, Yaxchilan, México (según dibujo de Ian Graham [Graham y von Euw 1977: 27]) ..................................................................................................... 30Figura 20: Dintel 2, Yaxchilan, México (según dibujo de Ian Graham [Graham y von Euw 1977: 15]) ..................................................................................................... 30Figura 21: Estela 4 (A1-B5), Ixtutz, Guatemala................................................................................... 31Figura 22: Tablero de los 96 Glifos (A1-F8), Palenque, México (según dibujo de Merle Greene Robertson [según Greene Robertson 1991: fig. 264])............................................. 32Figura 23: Tablero de los 96 Glifos (G1-L8), Palenque, México (según dibujo de Merle Greene Robertson [según Greene Robertson 1991: fig. 264])............................................. 32Figura 24: Hachuela de jade de proveniencia desconocida, “Placa de Leiden” (según dibujo de Linda Schele [Schele 1990: 78]) ........................................................................ 33Figura 25: Estela 6, Itzimte, México (según dibujo de Ian Graham [según Grube, Lacadena y Martin 2003: 78]) ................................................................................ 33Figura 26: Glifos Emblema del Período Clásico (adaptado de Martin y Grube 2000: 19) .................. 35Figura 27: Selección de Glifos Emblema del Período Clásico............................................................. 36Figura 28: Mapa del área maya que muestra los principales sitios arqueológicos y los ríos más importantes ............................................................................................................................. 37Figura 29: El alfabeto de Landa (adaptado de Coe y Kerr 1998: 228)................................................. 55Figura 30: Puntos de articulación ......................................................................................................... 57Figura 31: Dintel 10, Yaxchilan, Mexico (según dibujo de Ian Graham [Graham y von Euw 1977: 31]) ..................................................................................................... 60Figura 32: Dibujo (detalle) procedente de un vaso de estilo códice (según fotografía de Justin Kerr [Kerr file #2286]) ....................................................................... 98ÍNDICE DE TABLAS2:Tabla I: Tipología glífica de vasijas comunes del Período Clásico (dibujos de Christophe Helmke) . 27Tabla II: Títulos habituales de la realeza.............................................................................................. 34Tabla III: Glifos de parentesco ............................................................................................................. 34Tabla IV: Sistema vigesimal vs. Sistema decimal................................................................................ 38Tabla V: Sistema vigesimal modificado para cálculos calendáricos.................................................... 38Tabla VI: Numerales de cero a diecinueve (los dibujos de las variantes en forma de cabeza son de John Montgomery)................................. 39Tabla VII: Esquema de la secuencia de días en el Tzolk’in................................................................. 40Tabla VIII: Señores de la Noche (según dibujos de John Montgomery) .............................................. 43Tabla IX: Glifos de Período empleados en la Cuenta Larga y en los Números de Distancia .............. 46Tabla X: Nombres de días: Tzolk’in (según dibujos de Marc Van Stone [Coe y Van Stone 2001])... 48Tabla XI: Nombres de “meses”: Haab’ (según dibujos de Marc Van Stone [Coe y Van Stone 2001]) 50Tabla XII: Silabario.............................................................................................................................. 53Tabla XIII: Sistema consonántico en el Maya Clásico......................................................................... 56Tabla XIV: Sistema vocálico en el Maya Clásico................................................................................ 56Tabla XV: Órganos y puntos de articulación ....................................................................................... 572 Todos los dibujos y los gráficos son de Harri Kettunen salvo que se indique lo contrario. 3
  5. 5. Tabla XVI: Ejemplos basados en las reglas de disarmonía.................................................................. 59Tabla XVII: Ejemplos de palabras con elipsis fonémica ..................................................................... 59Tabla XVIII: Ejemplo de variación en la realización fonológica del nombre propio Ahkul Mo’ en el dintel 10 de Yaxchilán .......................................................... 60Tabla XIX: Realizaciones fonológicas distintas que dan lugar a transliteraciones con articulaciones diferentes............................................................................... 61Tabla XX: Ejemplos de cambios gramaticales en el tiempo y en el espacio: chum- ........................... 62Tabla XXI: Ejemplo de cambio gramatical en el tiempo: hul-............................................................. 62Tabla XXII: La Voz Gramatical en el Maya Clásico ........................................................................... 63Tabla XXIII: Vocabulario maya clásico - español ............................................................................... 81Nota especial: El traductor desea agradecer a los miembros del Institut für Altamerikanistik und Ethnologie dela Universidad de Bonn la ayuda prestada durante el proceso de traducción, y especialmente a Juan CarlosGonzález Virseda, Nikolai Grube, Christophe Helmke, Harri Kettunen, Alfonso Lacadena, Lucero Meléndez,Christian Prager, Frauke Sachse y a la familia Cases Martín por todo su apoyo. 4
  6. 6. PRÓLOGO AGRADECIMIENTOS A lo largo de los años hemos tenido la oportunidad de trabajar colaborando con los mejores epigrafistas del mundo, teniendo a menudo la ocasión de conocer de primera mano los nuevos desciframientos por parte de la misma gente que logra estos avances. En la medida en la que debemos una buena parte de nuestro bagajeEn las últimas cuatro décadas hemos sido testigos intelectual a las ideas de nuestros colegas,de acontecimientos revolucionarios en el campo queremos agradecerles colectivamente su contri-de la epigrafía maya. El propósito de este manual bución, consciente o inconsciente, voluntaria oes proporcionar una introducción al estudio de los no, a este manual. Gracias, pues, a Erik Boot,jeroglíficos mayas, y ha sido diseñado para ser Pierre Robert Colas, Stanley Guenter, Nikolaiusado paralelamente a los talleres de escritura Grube, Stephen Houston, Justin Kerr, Alfonsojeroglífica que tienen lugar en las Conferencias Lacadena, Barbara MacLeod, Simon Martin, JoelEuropeas sobre cultura Maya. El objetivo se ha Palka, Dorie Reents-Budet, Linda Schele, Davidcentrado en dar cuenta, de una manera compren- Stuart, Robert Wald, Søren Wichmann y Marcsible, de los últimos avances en epigrafía maya Zender. Guardamos un especial agradecimiento a(i.e. el campo científico que estudia la escritura aquellos de nuestros colegas que, además, nosjeroglífica). Este manual está destinado, pues, a hicieron valiosas sugerencias y correcciones enlos principiantes que participan en los talleres de las primeras versiones de esta guía; en concreto aescritura3. Simon Martin, Christian Prager y Søren Wichmann. Nos gustaría dar las gracias asimismoCualquier comentario acerca de la estructura o a Antti Arppe y Matti Miestamo por susdel contenido de esta guía será bien recibido por observaciones, sutiles y constructivas, con laslos autores, a fin de que nos sea posible mejorar consiguientes modificaciones que de ello selas futuras ediciones. En la medida en la que este derivaron en la parte lingüística de este volumen.texto se limita a presentar un esquema delsistema de escritura, los lectores del manual Queremos agradecer en particular a Linda Schele,deben tener en cuenta, como hemos mencionado ahora ya no entre nosotros, por haber dado inicioanteriormente, que esta introducción debe usarse al método de talleres sobre la escritura jeroglíficaen combinación con el taller. De esta forma, para maya. Por último, pero no por ello menosaprovecharlo convenientemente, sugerimos al importante, los autores quieren expresar suslector que participe en alguno de los talleres o agradecimientos más personales. El autor seniorseminarios que, acerca de la escritura de los quiere dar las gracias a Asta, Hilla y Otsoantiguos mayas, imparten multitud de profesio- Kettunen por su apoyo y su cariño. El autornales e instituciones en todo el mundo. junior desea agradecer a Reinhart, Françoise y Eric Helmke, así como a Megan Bassendale por3 Esta guía puede ser usada asimismo por estudiantes su incansable apoyo emocional y económico.con un nivel más avanzado, por lo que debe notarseque ciertas partes del manual (e.g. sección 5.1. Puesto que este manual está diseñado para losNormas para la Transcripción y Transliteración de propósitos de los principiantes y pretende ser unaTextos Mayas, Apéndice J: Sinarmonía y breve introducción a la material, pensamos queDisarmonía, Elipsis Fonémica y Reconstrucción de sería un tanto extraño citar a todas y cada una deAspirantes Glotales en el Sistema de Escritura las personas involucradas, tanto en el descifra-Maya y Apéndice K: Apuntes de Gramática Maya miento de jeroglíficos concretos como en en laClásica) están dirigidas a aquellos estudiantes que ya aportación nuevas ideas, pensamientos yestén familiarizados con el sistema de escritura maya,de manera que esperamos que estas secciones sean descubrimientos relativos a esta disciplina.simplemente hojeadas por los principiantes. Hemos Queremos, por tanto, pedir disculpas porpretendido hacer esta introducción lo más breve cualquier posible omisión destacable en losposible, en aras del contenido principal del manual. agradecimientos y, en este sentido, agradece-No obstante, se facilitará más información para ríamos que nos informaran al respecto.aquellos estudiantes que tengan interés en conocer losentresijos de la escritura maya. 5
  7. 7. ACERCA DE LA ORTOGRAFÍA respecto llama particularmente la atención la diferencia que se aprecia en los nombres mayasLos estudios sobre la cultura maya se encuentran para los días, como, por ejemplo, Cauac/Kawakplagados de convenciones ortográficas desde los (vide infra Nombres de días).primeros inicios de la disciplina, de modo que losvocablos mayas se han escrito –y se continúan En el otro extremo de la balanza se encuentranescribiendo– de formas muy diversas. Un los expertos que hacen uso de los nuevosejemplo revelador lo constituye el término para alfabetos, tanto en los dominios 1 y 2 como en 3designar ‘señor’ o ‘rey’, utilizado con profusión, y 4. Así, emplean términos como Yukatan enque aparece en la literatura especializada bajo, al lugar de Yucatan, Waxaktun por Uaxactun ymenos, cinco formas diferentes: ahau, ahaw, ajau, k’iche’ en vez de quiche o quiché. No obstante, laajaw y ’ajaw. mayoría de los profesionales que han comenzado a adoptar la nueva ortografía en todos losLa mayor parte de los investigadores de la cultura dominios que acabamos de mencionar mantienen,maya en todo el mundo, aunque no todos, han sin embargo, la ortografía tradicional cuando secomenzado a emplear en las publicaciones el refieren a lenguas y grupos étnicos que senuevo alfabeto oficial de las lenguas mayas de encuentran fuera del ámbito maya usando, en elGuatemala, desde que fuera ratificado (Acuerdo mismo texto, términos como q’eqchi’, kaqchikelGubernativo número 1046-87 [23 de noviembre y wasteko junto a otros como mixe, zoque yde 1987]), modificado (Acuerdo Gubernativo nahuatl, en lugar de utilizar uno de los dos juegosnúmero 129-88 [2 de marzo de 1988]) y siguientes:posteriormente publicado (Lenguas Mayas deGuatemala: Documento de referencia para la (a) q’eqchi’, kaqchikel, wasteko, mihe,pronunciación de los nuevos alfabetos oficiales). soke y nawatl (b) kekchi, cakchiquel, huasteco, mixe,A la hora de poner en práctica este nuevo zoque y nahuatlalfabeto es posible proceder de diversas maneras.En primer lugar, debe tenerse en cuenta que las Nuestra postura frente a todo este embrollo es laconvenciones afectan, normalmente, a cuatro de intentar encontrar un punto de vista biendominios léxicos: argumentado, consistente y coherente. Hemos optado por emplear una secuencia lógica: en lo (1) Vocablos en las distintas lenguas mayas; relativo a vocablos mayas, independientemente (2) Vocablos mayas cuya grafía se considera de que pertenezcan a los dominios 1 o 2, hemos más o menos constante en la optado por el uso del nuevo alfabeto. terminología que se emplea en la literatura especializada (e.g., los En cuanto a los topónimos, hemos elegido no nombres de días y meses, derivados del emplear el alfabeto nuevo, en la medida en la que yukateko colonial); la mayoría de éstos se encuentran bien asentados (3) Nombres propios y topónimos; en el léxico geográfico (donde están incluídos los (4) Nombres de lenguas y grupos étnicos. mapas y las señales de tráfico), lo cual, además, entendemos que refleja la tendencia natural deEn un lado de la balanza se hallan aquellos “fosilizarse” que poseen este tipo de palabras enexpertos que emplean el nuevo alfabeto para los cualquier parte del mundo (por esta misma razón,vocablos de las lenguas mayas, pero mantiene la las ciudades inglesas de Leicester y Gloucestercostumbre de usar los alfabetos antiguos mantienen la ortografía arcaica, sin que se haya-coloniales– en los casos 2, 3 y 4. En un punto producido ninguna revisión ortográfica queintermedio se encuentran aquellos profesionales conduzca a una adecuación con la pronunciacióncon soluciones bien diversas. Algunos aplican el actual, como sería si se empleasen los términosnuevo alfabeto para las lenguas mayas de *Lester y *Gloster respectivamente; empleare-Guatemala únicamente (caso 1), y los alfabetos mos en este contexto los asteriscos para indicarantiguos en el resto. En ambas tendencias es que la ortografía no es correcta).posible advertir, incluso, el empleo de grafíasmixtas –antigua y nueva- en el caso 2. En este 6
  8. 8. Creemos oportuno, por tanto, mantener la como el francés (no *français), sueco (noortografía tradicional en este caso, usando *svenska) e inglés (no *english), etc.topónimos como Yucatan (y no *Yukatan),Edzna (no *Etz’na o *Ets’na), Coba (no *Koba) Desde nuestro punto de vista, los nombres de lasy Uaxactun (en lugar de *Waxaktun o lenguas y pueblos mayas no entran en la misma*Waxaktuun). Así mismo, consideramos que el categoría que estos ejemplos anteriores, puestoacento gráfico es redundante cuando se emplea que son menos conocidos y usados en el lenguajeen palabras de las lenguas mayas puesto que hablado y escrito y pueden, por tanto, sertodos los vocablos de origen maya llevan el “revisados” más fácilmente si es necesario.acento prosódico en la última sílaba. Por tanto,eliminamos aquellos acentos gráficos que tienen En este manual emplearemos los alfabetos y lasu origen en la ortografía española usando, por norma ortográfica nuevos cuando se trate conejemplo, Tonina en lugar de *Toniná4. nombres y terminología mayas, pero mantendre- mos la ortografía antigua cuando se utilicenNo obstante, en el caso de los nombres de las nombres de origen maya que hayan sidolenguas y pueblos mayas hemos optado por incorporados al español (N. del T.: al inglés en elseguir la ortografía nueva, por criterios de original). Emplearemos la ortografía antigua, opracticidad y lógica: practicidad en el sentido de colonial, para los topónimos.que los términos nuevos para lenguas y puebloshan sido aceptados, aunque con algunasexcepciones, por la mayoría de los investiga- 1. INTRODUCCIÓNdores, provengan de América Central, México,EE.UU. o Europa (independientemente del Los textos mayas más tempranos de los que seidioma respectivo que empleen); lógica en la tiene conocimiento se remontan al s. I a.C.,medida en la que la nueva ortografía refleja mientras que los más tardíos (Códice de Madrid)mucho mejor los nombres de las lenguas y fueron escritos, probablemente, en el s. XVI. Sepueblos que las antiguas, en las que en ocasiones estima que existen cerca de 10.000 textosaparecen ciertas inconsistencias. individuales, aproximadamente, contabilizando aquellos que han sido descubiertos arqueológica-Esta línea de razonamiento no es aceptada, en mente o bien que se encuentran en museos ocambio, por algunos investigadores que, con colecciones privadas alrededor del mundo. Laargumentos comprensibles y bien construidos, mayor parte de estos textos fueron escritosopinan que los nombres de las lenguas y los durante el Período Clásico (200 – 900 d.C.) enpueblos mayas son, en castellano, términos recipientes cerámicos y en monumentos líticos,propios del español, esto es, no creen razonable como estelas (en latín stela, pl. stelae) y dinteles.asumir que el cambio de una convenciónortográfica en una lengua distinta del español Los textos jeroglíficos aparecen además en otroafecte a la ortografía en ese idioma (N.del T.: en tipo de soportes y emplazamientos, como enel original los ejemplos se refieren a la lengua códices5, dinteles de madera, fachadas estucadas,inglesa). Siguiendo este razonamiento, loshispanohablantes emplean palabras como alemán 5 Los cuatro códices –libros– mayas legibles que se(y no *deutsch), visitan países y lugares como han conservado tienen su origen en el PeríodoBretaña (no *Bretagne), Sajonia (no *Sachsen) y Posclásico (1000-1697 d.C.). Los códices mayasFinlandia (no *Suomi), hablan acerca de idiomas fueron elaborados con pulpa de diferentes especies de amate (higueras, Ficus cotinifolia, Ficus padifolia). Se encontraban plegados con la forma de un acordeón, de manera que podía abrirse y cerrarse como un biombo.4 Por la misma razón ninguna palabra en finés Además de los códices posclásicos, hay algunos(incluyendo los topónimos), por ejemplo, va ejemplos de códices del Período Clásico que han sidoacentuada gráficamente, debido a que el acento descubiertos arqueológicamente en entierros (cf. e.g.prosódico en esta lengua se sitúa siempre en la Angulo 1970). No obstante, estos códices se han vistoprimera sílaba. Así, se escribe Helsinki y no afectados de tal manera por el clima tropical que han*Hélsinki. quedado reducidos a una masa amorfa de restos orgánicos, estuco y pigmentos. 7
  9. 9. paredes interiores de edificios y de cuevas, imposible, en este manual, dar cuenta siquiera deconchas, huesos, objetos de jade, obsidiana y los aspectos más generales de esas historias. Noarcilla, etcétera. obstante, con objeto de que el lector pueda comprender cómo surgen algunas lecturas deEl sistema de escritura jeroglífica maya consta de signos, vamos a esbozar a grandes rasgos losmás de mil signos diferentes. No obstante, avances más importantes.muchos de ellos son, bien variaciones del mismosigno (alógrafos), bien signos distintos pero con En 1862 un clérigo francés, Charles Étiennela misma lectura (homófonos), o bien variantes Brasseur de Bourbourg, mientras buscabaque fueron empleadas en un cierto período de material de investigación sobre el Nuevo Mundotiempo o en un área determinada. Por tanto, el en la Real Academia de la Historia en Madrid,número total de jeroglíficos empleados en un encontró un manuscrito titulado Relación de lasmomento dado no excedió de los 500 signos6. cosas de Yucatán,8 escrito por un obispo, Diego de Landa. Dos años más tarde, Brasseur deEl sistema de escritura maya puede describirse Bourbourg publicó el manuscrito en una ediciónlingüísticamente como un sistema logosilábico, bilingüe (español y francés), con el títulocompuesto por signos que representan palabras Relation des choses de Yucatán de Diego decompletas (logogramas) y sílabas (signos Landa.silábicos, que pueden funcionar tanto comosílabas como signos fonéticos). Hay aproxi- Dos décadas antes, el abogado, escritor y viajeromadamente 200 signos silábicos/fonéticos estadounidense John Lloyd Stephens, junto condiferentes, de los cuales cerca de un 60 por ciento un dibujante inglés, Frederick Catherwood,son homófonos. Por tanto, hay cerca de 80 había partido de Nueva York hacia el área maya,sílabas fonéticas en la lengua maya clásica y más vía Belice. Desde 1839 hasta 1842, en sucesivasde 200 grafemas silábicos en la escritura7. Si se estancias anuales, exploraron ruinas mayas,compara con otros sistemas de escritura escribieron artículos, hicieron croquis de mapas ymesoamericanos, parece claro que los mayas bocetos de esculturas y edificios antiguos.emplearon un sistema de escritura capaz de Gracias a sus esfuerzos dieron a conocer alregistrar estructuras lingüísticas tan complejas publico en general las “ciudades perdidas” de loscomo la sintaxis presente en las manifestaciones mayas en dos volúmenes profusamenteorales de sus lenguas. En la práctica, en cambio, ilustrados: Incidents of Travel in Centralel sistema de escritura es el resultado de la America, Chiapas, and Yucatan (1841) eabreviación grafémica de estructuras sintácticas Incidents of Travel in Yucatan (1843). En elaltamente complejas, de manera que se requiere primero de ellos Stephens escribía acerca deque los elementos que han sido omitidos sean Copan:reconstruidos por los lectores, familiarizados con No haré por el momento ninguna conjetura enel idioma de las inscripciones. relación con la edad de esta desolada ciudad. Sería posible hacerse una idea, tal vez, a partir de las acumulaciones de tierra y de los gigantescos árboles2. HISTORIA DEL DESCIFRAMIENTO que crecen en lo alto de los edificios en ruinas, pero sería en cualquier caso dudosa y poco satisfactoria. Tampoco haré ahora ninguna conjetura sobre laLa historia del desciframiento de la escritura gente que la construyó, o el momento o las razonesmaya es un relato apasionante, con cerca de 500 por las que fue despoblada, quedando desolación yaños de duración, durante los cuales se ha ruina; tanto si se debió a las armas, a la hambruna obuscado una comprensión funcional del sistema a las pestes. Los árboles que la envuelven podrían haber crecido alimentándose de la sangre de susde escritura, que a primera vista aparenta ser de habitantes, regada por una matanza; podrían haberlo más extraño que se pueda imaginar. Sería 8 Este manuscrito es, en realidad, un resumen del6 Michael Coe (1992: 262) rebaja considerablemente original de Diego de Landa Calderón, escrito sobreel número de signos hasta los 200 – 300 glifos usados 1566 en España y que no ha sido hallado. Esteen un período concreto, de un total de 800 glifos en la resumen pasó de copista en copista hasta que Brasseurescritura maya en general. de Bourbourg descubrió una versión tardía (escrita7 Ver Apéndice F: Silabario. sobre 1660). 8
  10. 10. muerto gritando a causa del hambre; quizás las Este desafío fue propuesto por Stephenspestes, como el cólera, llenasen sus calles de muerte, probablemente debido al hecho de que lahaciendo de sus casas lánguidos restos; de funestascalamidades como estas tenemos noticias verda- escritura egipcia había sido descifrada por Jean-deras, antes y después de la conquista de los François Champollion tan sólo unas décadasespañoles. Hay algo en lo que sí creo: que su historia antes de la publicación de este libro. No obstante,está inscrita en sus monumentos. ¿Quién será capaz en la época de Stephens no se disponía dede leerlos? (Stephens 1993 [1841]: 59). (N. del T.:en inglés en el original). ninguna Piedra Rosetta9 en el incipiente campo de la mayística. Fue tras el descubrimiento de la Relación de Landa por Brasseur de Bourbourg cuando los investigadores comprendieron que tenían una piedra Rosetta a su alcance. En una de las páginas, Landa describe lo que él pensó que eran caracteres alfabéticos mayas. Lo que vino a llamarse el alfabeto de Landa (ver Figura 29) fue desde el primer instante conside- rado como una falta de comprensión por parte del clérigo español (lo que realmente era, pero solo hasta un cierto punto), de manera que se asumió que este ‘alfabeto’ carecía de utilidad. Por consiguiente, no se llevó a cabo ningún intento de equiparación o análisis científico digno de mención durante la centuria siguiente. Uno de los problemas consistía en la incompren- sión, por parte tanto de Landa como de los investigadores de finales del siglo XIX hasta 1950, de que la escritura maya de que la escritura maya no es alfabética o exclusivamente fonética (o, por esta razón, simplemente logográfica). En un primer momento los investigadores trataron de aplicar directamente el alfabeto de Landa (de nuevo sin éxito) a la escritura maya. Debe notarse que, por otro lado, y más o menos al mismo tiempo, se estaban aplicando con éxito los logogramas que aparecen en la Relación para los signos calendáricos, de manera que se consideró, basándose en el éxito de funcionamiento de los signos logográficos frente a los denominados 9 La piedra Rosetta fue descubierta en 1798 durante la Figura 1: Estela A, Copan, Honduras invasión de Egipto por el ejército napoleónico. (según dibujo de Frederick Catherwood) Contiene tres textos paralelos en griego, demótico y egipcio clásico en escritura jeroglífica. La base del desciframiento de los jeroglíficos egipcios se centró en la existencia de nombres propios en los tres textos paralelos. 9
  11. 11. signos alfabéticos, que la escritura maya no podía ban la escritura maya puramente logográfica. Enser por completo fonética10. la misma línea de pensamiento se presumió que el contenido de las inscripciones era, de formaHasta 1950 la investigación sobre la escritura casi exclusiva, astronómico, y que no tratabajeroglífica maya avanzaba a un ritmo constante, asuntos históricos, una idea que permanecióespecialmente en los aspectos relacionados con vigente en los círculos académicos de la época.aquellas partes de los textos con contenidocalendárico.11 Tal vez como consecuencia directa Todos los intentos encaminados a leerde esto, las ideas que mejor arraigaron considera- fonéticamente los jeroglíficos mayas (o partes de ellos) quedaron condenados al fracaso o, visto de10 En 1915 Sylvanus Morley escribía en su An otro modo, rechazados por los investigadores másIntroduction to the Study of Maya Hieroglyphs: ”Se influyentes del momento. No obstante, ya desdeextrae de forma inmediata que la primera de esas teorías el siglo XIX, un puñado de investigadores había[esto es, que los glifos son fonéticos y que cada uno comenzado a hacer ciertas interpretacionesrepresenta un sonido, sin estar asociados a la prolíficas aunque, de todos modos, ninguno derepresentación de alguna imagen mental o idea] no ellos fue capaz de encontrar un método siste-puede aceptarse completamente; aunque en los glifos mático que permitiese clarificar las ideas.mayas sin duda existen trazas de fonetismo, todos losintentos de reducirlos a un sistema fonético o un En 1876, un académico francés llamado Léonalfabeto, con los que sistematizar la escritura, hanfracasado estrepitosamente.” (Morley 1975: 26-27 [el Louis Lucien Prunol de Rosny propuso, en suénfasis es nuestro]). (N. del T.: en inglés en el original). estudio Déchiffrement de l’Écriture Hiératique deAdicionalmente, y debido en buena medida a los l’Amérique Centrale, que la escritura jeroglíficainfructuosos intentos de lingüistas como Benjamin Lee maya estaba parcialmente basada en signosWhorf encaminados a demostrar que la escritura maya fonéticos. Tanto su trabajo con los jeroglíficosestaba provista de signos fonéticos y logográficos, Eric mayas, y su base lingüística, como su conoci-Thompson escribió el siguiente comentario en 1950, en miento de otros sistemas de escritura en el mundoMaya Hieroglyphic Writing: An Introduction: “He le permitieron concluir que la escritura mayatratado de ignorar los intentos de Whorf (1933, 1942) estaba compuesta de logogramas y signosde leer la escritura jeroglífica maya, en la medida en la fonéticos. No obstante, tendrían que pasar tresque supongo que todos los estudiantes de este campohabrán enviado esas ideas al mismo limbo donde se cuartos de siglo desde el notable trabajo de Rocínencuentran las desacreditadas interpretaciones de hasta que viese la luz el primer trabajoBrasseur de Bourbourg (1869-70), de Rosny (1876), sistemático acerca del contenido fonético de laCharency (1876), Le Plongeon, Cresson (1894) y Cyrus escritura maya.Thomas (1886) [...] Los escritos de Whorf son unabuena señal de aviso para aquellos que comparten la A comienzos de los años 50, un investigador delmisma perspectiva, falta de todo sentido crítico, acerca Instituto de Etnología de Leningrado, Yuride los problemas que atañen a la escritura jeroglífica.” Knorozov, lo intentó de nuevo con el alfabeto de(N. del T.: en inglés en el original). Landa, comparándolo con las por entonces pocas11 A finales del siglo XIX, un bibliotecario sajón, copias disponibles (Villacorta y Villacorta 1933)Ernst Förstemann, estudió los apartados dedicados alcalendario en la Relación de Landa junto con el de los tres códices mayas conocidos en aquelCódice de Dresde y otros textos mayas. Descubrió que momento, que había encontrado en unas cajaslos mayas emplearon en sus cálculos un sistema con las que él y sus compañeros del ejércitovigesimal, o de base 20, y que utilizaron el concepto tropezaron y ‘rescataron’ en Berlin en 1945.12de “cero” en su sistema algebraico. Förstemanndescubrió asimismo las tablas de Venus, el El método empleado por Knorozov consistía enAlmanaque de 260 días -Tzolk’in- y las tablas lunares estudiar distintos sistemas de escritura yaen el Códice de Dresde, así como el sistema de Cuenta descifrados. Basándose en los rasgos queLarga en los textos monumentales. En los comienzos compartían entre ellos, y en el número de signosdel siglo XX se produjeron otros descubrimientos usado por cada sistema de escritura, Knorozovdestacables, como la identificación de las variantes enforma de cabeza para los numerales y la correlación propuso que el sistema de escritura maya estabaentre la Cuenta Larga y el calendario gregoriano, compuesto por logogramas y signos fonéticos.propuesta por Joseph T. Goodman, un periodista 12estadounidense. Kettunen 1998a, 1998b. 10
  12. 12. A grandes rasgos, el sistema de escritura maya sinarmonía, que la vocal en posición final, queparecía ser muy similar al sistema escriturario debiera perderse, era una /u/).15japonés.Knorozov comenzó a someter a examen sus ideasutilizando para ello el alfabeto de Landa, como siéste estuviera formado, al menos en parte, porsílabas en lugar de signos alfabéticos. El enfoquesilábico estaba respaldado por el hecho de queera una característica común de otros sistemas deescritura antiguos que ya habían sido descifrados.Knorozov aplicó algunos de estos signosdirectamente a sus correspondientes en loscódices. Así, uno de los signos presentes allí era Figura 2: Pasaje del Códice de Madridel correspondiente al cu13 de Landa, seguido de (según dibujo de Carlos A. Villacorta)un signo cuya lectura era desconocida en aquelmomento. Ambos signos aparecían sobre la Knorozov llegó a la conclusión de que los signosfigura de un pavo, por lo que Knorozov asumió debían leerse cu-tz(u). Con objeto de verificarlo,que estos glifos hacían referencia al animal buscó un compuesto glífico que comenzase conrepresentado debajo.14 Esa suposición tenía su el signo tzu, encontrando que aparecía sobre lajustificación, ya que se observaba que este figura de un perro (tzul en yukateko), de maneracompuesto aparecía reiteradamente junto a que dedujo que los signos de este compuestorepresentaciones de pavos en los códices. deberían leerse tzu y lu (el signo lu aparece en el alfabeto de Landa como a letra “l”).La palabra para ‘pavo’ en maya yukateko es kutz(cutz según la ortografía antigua, que fue la usadapor Knorozov; en adelante emplearemos laortografía antigua para evitar anacronismos).Knorozov razonó que el primero de los signosdebía representar la sílaba cu, que aparecíatambién en el alfabeto de Landa, mientras que elsegundo debería leerse tzu (haciendo lasuposición de que la última vocal debierasuprimirse, puesto que la mayor parte de laspalabras mayas terminan en consonante;Knorozov supuso, de acuerdo con el principio de Figura 3: Pasaje del Códice de Dresde (según dibujo de Carlos A. Villacorta)13 ku en la nueva ortografía (ver la sección Acerca dela Ortografía).14 15 Con objeto de mostrar al lector a grandes rasgos los Ya en 1876, de Rosny había aplicado el alfabeto demecanismos del sistema de escritura hemos Landa a los códices. También había empleado el signosimplificado aquí y en adelante el ‘método Knorozov’. de Landa para cu en sustitución del primer signo delPara un análisis más detallado aconsejamos consultar compuesto glífico para pavo en el códice de Madrid,las obras que contienen un análisis de este método barajando la posibilidad de que el compuesto glífico(e.g. Coe 1992), o, preferiblemente, la obra del propio completo representase la palabra cutz, “pavo” enKnorozov. yukateko. 11
  13. 13. Figura 4: Dintel 8, Yaxchilan, Mexico (según dibujo de Ian Graham). Nótese que los nombres de los personajes cautivos están escritos tanto en los muslos como en las dos cláusulas principales de la inscripción.Knorozov continuó aplicando este método en los idiomáticas y la ausencia de comunicación entrecódices, obteniendo buenos resultados, lo que las distintas escuelas de pensamiento.16comenzó a originar una división en el seno delacademicismo occidental dedicado a la investiga-ción sobre la escritura maya. 16Este marco teórico, bastante sencillo en esencia, Thompson llegó a escribir en Maya Hieroglyphsjunto con el método asociado, proporcionaron las Without Tears: “Se ha prestado demasiada atención aclaves necesarias para obtener lecturas fonéticas este ’sistema’ debido a la atracción que ha generado entre aficionados y unos cuantos lingüistas con poco ode varios glifos, cambiando de manera irrevo- ningún conocimiento de los jeroglíficos mayas. Lascable el curso de la investigación en epigrafía claves de desciframiento y las explicaciones simplistasmaya. A pesar de todo, este cambio no se hizo de cuestiones que son realmente complejas poseen unvisible hasta pasadas dos décadas, debido en gran extraño poder de seducción. Solo conozco un estudiosomedida al escenario político, marcado por la de la materia que defienda el sistema de Knorozov, yguerra fría y el telón de acero, junto a las barreras aún así con reservas.” (Thompson 1972: 31). (N. del T.: en inglés en el original). 12
  14. 14. Durante las décadas de los años 50 y 60, aparte sora inmediata de las primeras manifestacionesde los trabajos de Knorozov, se produjeron otros escritas, para luego derivar en un sistemados avances importantes en el desciframiento de escriturario mediante un proceso gradual dela escritura maya, que supondrían un fuerte abstracción. Este sistema de escritura primigenioimpacto en el seno de la disciplina. A finales de parece haber dado lugar a dos tradicioneslos años 50, Heinrich Berlin, un mayorista de escriturarias en dos áreas distintas: la altiplanicieproductos alimenticios, de origen alemán y de México por un lado y las tierras altas deresidente en México, descubrió lo que vino a Guatemala y Chiapas, junto con una regióndesignar17 como “el glifo ‘emblema’”: jeroglí- cercana en la costa guatemalteca del Pacífico, porficos en las inscripciones mayas relacionados con otro.ciudades o linajes específicos.18 En 1960,Tatiana Proskouriakoff, estadounidense de Esta última zona se encontraba poblada pororigen ruso, publicó por vez primera evidencias mayas pero, con toda probabilidad, bajo laque mostraban que las inscripciones mayas influencia de grupos étnicos, culturas y lenguascontenían registros históricos.19 procedentes de lo que antes había sido el área olmeca, más oriental. Durante el siglo I a.C. lasAl mismo tiempo, los “grandes nombres” en el tierras altas influyeron culturalmente sobre lascampo de la investigación sobre la cultura maya, tierras bajas, donde comienzan a aparecer lasJ. Eric S. Thompson y Sylvanus G. Morley, primeras manifestaciones que indican la existen-aseguraban que en el corpus de inscripciones cia de un sistema de escritura.mayas no había más contenido que elcalendárico, sin ningún tipo de información El primer ejemplo conocido de escriturahistórica. Sostenían asimismo que los textos en jeroglífica maya en las tierras bajas que estácerámica eran simples copias de las inscripciones contextualizado arqueológicamente proviene demonumentales sin ningún tipo de significado n Cerros, un centro preclásico del norte de Belice.valor lingüístico. Allí, los mascarones del frontispicio de la estructura 5C-2nd es posible identificar dos glifos: yax (primero, nuevo, azul/verde) y k’in (sol, día o3. ORÍGENES DEL SISTEMA DE luz). Otro ejemplo, coetáneo con el de Cerros, esESCRITURA MAYA un mascarón de mampostería procedente de la estructura N9-56 de Lamanai, que porta el glifoLos Mayas no fueron los primeros, ni los últimos, akb’al (oscuridad) en la mejilla.en desarrollar un sistema de escritura enMesoamérica. Con anterioridad a la aparición de Otro texto maya temprano aparece en un pectorallos primeros signos jeroglíficos mayas de los que de jade, reutilizado, de origen olmeca (conocidose tiene conocimiento (en el s. I a.C.) ya existían como la placa de jade de Dumbarton Oaks,sistemas de escritura en, al menos, tres áreas Figura 5), cuya factura debe ser, por criteriosculturales del ámbito mesoamericano: la zona estilísticos, contemporánea a los mascarones deinterior del área olmeca –en la región más al sur Cerros. En el reverso del pectoral aparece incisodel Golfo de México–, en el Valle de Oaxaca y el retrato de un gobernante maya sedente, y dosen los valles de Alta Verapaz, en las tierras altas columnas de glifos.del sur de Guatemala.La escritura en Mesoamérica se desarrolló en lasúltimas etapas de la cultura olmeca, alrededor de700 - 500 a.C., originándose probablemente apartir de la propia iconografía olmeca, predece-17 N. del T.: el trabajo original de Berlin está escrito enespañol; en inglés estos compuestos glíficos sedenominan “Emblem Glyphs”.18 Berlin 1958: 111-119.19 Proskouriakoff 1960: 454-475. 13
  15. 15. 4. LENGUAS EN LOS JEROGLÍFICOS La lingüística ha sido, hasta fechas bien recientes, una auténtica rareza en el campo de la epigrafía maya. La mayoría de los profesionales emplea- ban sus propios idiomas a la hora de trabajar con textos mayas, sin comprender que la clave para entender la escritura maya se encuentra en el dominio, en sus aspectos más básicos, de al menos una lengua maya. Bien es cierto que, con anterioridad a los trabajos de Knorozov y Proskouriakoff,20 se disponía de poco material con el que trabajar. Aún así, da la impresión de que la mayoría de los investigadores en esa época aparentaron sufrir algún tipo de ceguera científica, puesto que ninguno intentó aplicar una lengua maya moderna al sistema de escritura. Hoy en día sabemos con certeza que las lenguas contenidas en los glifos son muy similares a algunas de las lenguas mayas de la actualidad. Hoy en día se hablan aproximadamente 30 lenguas mayas en el sur de México, Yucatan, Belice, Guatemala y Honduras, con un total de cerca de seis millones de hablantes, divididas habitualmente, aunque de forma algo vaga, en dos grupos, las lenguas de las tierras altas y las de las tierras bajas. Los subgrupos lingüísticos de las tierras altas, i.e. los grupos de las lenguasFigura 5: Retrato y texto inscritos en un pectoral de jade reutilizado de origen olmeca (en el q’anjob’al, q’eqchi’, mam, k’iche’ y tojolab’al, original tanto la imagen como el texto se no parecen estar muy presentes en las encuentran en posición horizontal) inscripciones, al menos en las que se han preservado hasta la actualidad. En cambio, losUn cuarto ejemplo de texto temprano lo consti- subgrupos de las tierras bajas –ch’olano,tuye la representación de un gobernante maya en tzeltalano y yukatekano–, sí que parecen estarpie, junto con una columna doble de 19 íntimamente relacionados con el sistema dejeroglíficos, que se encuentra tallado en un risco escritura.en la localidad de San Diego, al sur del Petén.Esta talla sirve para mostrar que la distribución En la actualidad existen evidencias sustancialesde los elementos calendáricos (los primeros dos que permiten afirmar que la mayor parte de losglifos -perdidos-, el Glifo Introductor de Serie textos glíficos mayas fueron escritos en unaInicial (GISI) y los cuatro glifos siguientes) es lengua de la rama ch’olana oriental, denominadatodavía altamente flexible y poco regular. En esta “maya clásico” o “ch’ol clásico” por los lingüis-talla, y en el pectoral de jade de Dumbarton tas (Houston, Robertson & Stuart 2000). LaOaks, ya aparecen representados los dos actos lengua moderna más cercana a esta es el ch’orti’,que se repetirán con mayor frecuencia en losmonumentos posteriores, esto es, el ritual de 20derramamiento de sangre y la toma de poder de La propia Proskouriakoff nunca aceptó lalos personajes de la realeza. Desde los mismos perspectiva fonética de Knorozov aunque, sin embargo, estableció la metodología estructural queinicios del Período Clásico (ca. 250 d.C.) la aún hoy se emplea en la epigrafía maya. Este análisisescritura maya adquiere mayor rigidez y estructural no hace uso de hipótesis previas acerca deautoconsistencia, como veremos en las siguientes las características de la lengua que se estásecciones. investigando. 14
  16. 16. hablado en una pequeña zona del este de logogramas, que deben representarse en suGuatemala y del oeste de Honduras (cerca de las forma más simple. Este convenio deruinas de Copan). Aparte del maya clásico, transcripción se conoce como transcripciónexisten indicios acerca de la influencia que otras plana, en el sentido de que se excluyen loslenguas parecen haber ejercido sobre los textos fonemas reconstruidos, puesto que sedel corpus: tzeltal en algunos textos de Tonina, considera que no son inherentes a los signos,chontal en el norte de Guatemala (Itzimte), si no que vienen indicados por medio de lasyukateko en Chichen Itza y, posiblemente, itza- reglas de disarmonía (ver Lacadena ymopan en el códice de Madrid.21 Wichmann 2003 [en prensa] y el Apéndice J en este manual).5. EL SISTEMA DE ESCRITURA En cuanto a la transliteración de los textos mayas, aplicaremos las siguientes normas:5.1. NORMAS PARA LATRANSCRIPCIÓN Y (1) Las transliteraciones se escriben en itálica.TRANSLITERACIÓN DE TEXTOS (2) Las vocales largas y las glotales que seMAYAS derivan de la aplicación de las reglas de disarmonía no van [entre corchetes].22En este manual emplearemos en la transcripción (3) Los fonemas reconstruidos, basados ende textos glíficos las siguientes normas: argumentos internos, paleográficos o históricos se representan [entre corchetes].(1) Las transcripciones se representan en De esta forma, lo que obtenemos es una negrita. transliteración lata, que incluye fonemas(2) Los logogramas se escriben en reconstruidos basándose en argumentos MAYÚSCULAS EN NEGRITA. internos, paleográficos o históricos, en(3) Los signos silábicos (silabogramas) se contraposición a una transliteración plana, escriben con minúsculas en negrita. que los excluye.(4) Los signos individuales dentro de un bloque glífico van separados mediante guiones. Hay varias formas posibles de analizar los textos(5) Los signos de interrogación se emplean de la lingüísticamente. Las dos más comunes, el forma que sigue: análisis morfológico y el análisis gramatical (a) Dentro de un bloque glífico, –reciben estos nombres a falta de términos más separados entre guiones para indicar apropiados– se detallan en la página 69. En la que la lectura de un signo es primera etapa del análisis lingüístico se señalan desconocida. los distintos elementos morfológicos mediante (b) Aislados cuando se pretende señalar guiones; el morfema cero se representa con el que la lectura del bloque completo es signo Ø. En la siguiente etapa del análisis se desconocida. proporciona una descripción gramatical de los (c) Inmediatamente después de un distintos elementos, para lo cual existen diversos logograma o silabograma, cuando la procedimientos metodológicos, de manera que, lectura de éstos no está totalmente en el caso de las publicaciones, la elección de comprobada, o bien es incierta o uno determinado suele hacerla el editor. En cuestionable. nuestro caso empleamos minúsculas para las(6) Los fonemas reconstruidos (analizados), glosas23 y MAYÚSCULAS para los términos como son los fonemas que han sufrido elipsis lingüísticos. fonémica, las fricativas glotales (/h/), las paradas glotales (’) y las vocales largas o cualquier otro tipo de núcleo vocálico complejo, no debe representarse en esta etapa 22 Ver Lacadena y Wichmann 2003 (en prensa) y las del proceso de transcripción. Esta forma de páginas 58 y ss. de este manual. proceder se extiende asimismo a los 23 Una glosa es una traducción general y breve de una palabra o un morfema, en la que no se tiene en cuenta21 Alfonso Lacadena, comunicación personal 2001. el contexto en el que ésta aparece 15
  17. 17. A continuación mostramos un ejemplo que decidido no traducirlos, o hacerlo únicamente conpretende ilustrar el mecanismo que acabamos de los títulos que conocemos con seguridad, puesdescribir (1= transcripción; 2= transliteración; 3= consideramos que los conceptos que representananálisis morfológico; 4= análisis gramatical): estos títulos no se pueden traducir en nuestro idioma con una simple palabra (de hecho, se 1. na-wa-ja podría escribir mucho acerca de cada concepto 2. na[h]waj para intentar aclarar el significado concreto de cada título). 3. na[h]w-aj-Ø 4. adornar [-PAS.COM]-TEM-3SA24A la hora de traducir los textos mayas debetenerse en cuenta que existen diferentes formasde interpretar algunas palabras y oraciones. Esmuy frecuente encontrar que ciertos textos hansido traducidos (o, con mayor propiedad,glosados) con bastante rigidez, glosando lasoraciones palabra por palabra, lo que noconstituye, per se, una traducción real. Esta Modus operandi25:forma de proceder es en sí misma un método paramostrar la estructura de la oración en la lengua 1. Selección del texto.original, en contraposición a la que presenta en 2. Transcripciónla lengua a la cual se está traduciendo. a. No se indican los fonemas reconstruidos. b. Se emplean minúsculas en negrita paraEl proceso de traducción literal puede dividirse los signos silábicos.en diferentes etapas con diferentes versiones de la c. Se usan MAYÚSCULAS ENtraducción, que pueden ser más o menos estrictas. NEGRITA para los logogramas.Teniendo en cuenta que el significado literal de 3. Transliteración del textouna palabra o de una oración puede ser diferente a. En itálica.en las dos lenguas, el concepto original debería b. Todos los fonemas reconstruidos (salvoestar presente en, al menos, una de las etapas del los que provienen de las reglas deproceso de traducción. Así, en el ejemplo anterior disarmonía) van [entre corchetes].la expresión na[h]waj se glosa como “adornar”, 4. Análisis del textopero una traducción literal contextualizada podría a. Se separan los morfemas medianteser, por ejemplo, “engalanar” (una pareja en una guiones.ceremonia nupcial) o “ataviar” (un cautivo con b. Se indican los distintos elementosuna indumentaria deshonrosa). gramaticales. 5. Traducción del texto, en varias etapas.En el ejemplo de la página 69 la expresión “seextinguió el aliento de la flor blanca” se emplea Una vez terminado el proceso, debe volverse alcomo una metáfora, o eufemismo, para indicar texto original en jeroglífico y, siguiendo estos“él murió”. Para llegar a proporcionar una mismos pasos, comprenderlo. Eventualmentetraducción libre como ésta, es necesario deberá llegarse a un punto en el que es posiblecomprender las especificidades culturales del volver al texto original y entenderlo sin dependeridioma que se está traduciendo, de manera que de nuestra propia gramática.sea razonable “saltarse” los matices que presentala expresión original. En relación con latraducción de los nombres y títulos mayas, hemos 25 En el transcurso de los talleres de escritura es poco práctico, y en ocasiones ni siquiera posible, seguir24 I.e. voz PASiva, aspecto COMpletivo, sufijo todos los pasos que sugerimos aquí. Suelen emplearse,TEMático, pronombre de 3a persona Singular del habitualmente, estrategias basadas en el análisisjuego Absolutivo. Ver también el Glosario de estructural, junto con transcripciones, transliteracio-Terminología Lingüística. nes y traducciones básicas. 16
  18. 18. 5.2. ORDEN DE LECTURA glifo glifo de figuraPor norma general los textos mayas se leen de ’superfijo’: completa:izquierda a derecha y de arriba abajo, a doblecolumna, pero hay bastantes excepciones,especialmente en objetos portátiles de pequeño NAL:tamaño, vasijas cerámicas, dinteles, grafitti (pococomún) y textos pintados en paredes de cuevas.Hay también casos de textos escritos especular-mente pero son extremadamente raros. NAB’:En este tipo de textos el orden de lectura se sueledeterminar entendiendo la estructura de losdistintos pasajes, o por comparación concláusulas paralelas (oraciones tales que sucontenido y estructura son idénticos o AJAW:similares).26 El orden de lectura dentro de unbloque glífico determinado sigue, por normageneral, el del texto entero, esto es, de izquierda aderecha y de arriba abajo. No obstante, seconocen numerosos ejemplos en donde el escribaopta por redistribuir los glifos dentro del bloque,por consideraciones estéticas. 5.3. COMPOSICIÓN GLÍFICA,Las excepciones al orden interno de lectura INFIJACIÓN Y COMBINACIÓNhabitual que más llaman la atención son los glifospara AJAW y el superfijo locativo NAL, que Las convenciones gráficas en la escrituraaparentemente están situados encima de un glifo jeroglífica maya son las responsables de que eldeterminado pero realmente se leen en último sistema escriturario sea extraordinariamentelugar: e.g. K’UH AJAW-wa MUT-la (rey flexible, pero juegan a menudo malas pasadas asagrado de Tikal) se lee k’uhul Mutul ajaw, y los lectores poco habituados. Existen muchasNAL-yi-chi se lee yichnal. formas de escribir la misma palabra sin que esto conlleve un cambio en la lectura o en elEstas aparentes excepciones realmente están significado.siguiendo el tercer tipo de orden de lecturainterno: desde el frente hacia el fondo. Así, en elejemplo anterior, aunque el glifo NAL estáescrito grafémicamente sobre los glifos yi y chi,era percibido por los escribas como un NAL defigura completa, del que solo queda visible elextremo superior al estar el resto del glifo“tapado” por los glifos yi y chi.2726 Debe notarse que las letras que designan los bloquesglíficos (como A1-B1-A2-B2-A3 etc.) no siemprehacen referencia al orden de lectura, sobre todo enaquellos textos que son poco convencionales. Así, estanotación se limita a proporcionar un punto dereferencia en un cierto texto, de manera que seaposible hacer referencia a determinados glifos sintener delante el texto.27 Se puede comparar con los ejemplos de AJAW dela página 19. 17
  19. 19. Así, por ejemplo, la expresión chum tuun, “el monumento en dos formas distintas, aunqueasiento de tun”, que hace referencia al comienzo paralelas. El segundo de los pasajes estádel período de 360 días, puede escribirse de comprimido en el espacio de un bloque glífico envarias maneras: lugar de dos: CHUM[mu] TUN-ni[/mu/ infijo28; /ni/ en complementación fonética] K’A’-yi u-SAK-?-IK’-li (bloques glíficos independientes) k’a’ay usak…? ik’[i]l k’a’-ay-∅ u-sak-? ik’-il29 “Se extinguió, (el) aliento-de-la-flor-blanca” (Yaxchilan, Dintel 27: A2-B2) CHUM[mu]-TUN-ni [/mu/ infijo; /ni/ en complementación fonética] (composición de bloques glíficos con ocultación del signo de la izquierda) K’A’-yi-u-SAK-?-IK’ k’a’ay usak…? ik’[il] k’a’-ay-∅ u-sak-? ik’ “Se extinguió, (el) aliento-de-la-flor-blanca” CHUM[TUN-ni] (Yaxchilan, Dintel 27: F2) [/TUN-ni/ infijo en el glifo CHUM] Así mismo, es habitual encontrar dentro de un (infijación) texto, y también por motivos estéticos, alternancia entre signos con valores fonéticos idénticos, lo que permite proponer lecturas para signos no descifrados en el caso de que aparezcan sustiuyendo a otros conocidos. CHUM-TUN ya-YAXUN-B’ALAM [combinación de ambos signos] Yaxuun B’a[h]lam (combinación: fusión de dos signos (Yaxchilan, en un único signo) Dintel 21: D7)Cualquiera de estas combinaciones puede ya-YAXUN-aparecer en un cierto texto, e incluso más de una B’ALAM-made ellas al mismo tiempo, por motivos tanto de Yaxuun B’a[h]lameconomía gráfica como de estética: en algunas (Yaxchilan,ocasiones el escriba puede verse falto de espacio, Dintel 30: G2)mientras que en otras se busca evitar repeticiones ya-YAXUN-B’ALAMo tautologías grafémicas (ver más abajo las Yaxuun B’a[h]lamvariaciones en logogramas y complementos (Yaxchilan,fonéticos). En el ejemplo siguiente, el pasaje que EJ2 Esc. VII: Q6)comunica mediante una metáfora la muerte deItzamnaaj B’ahlam, rey de Yaxchilan, y de su ya-xu-ni B’ALAMmadre, Señora Pakal, aparece en el mismo Yaxuun B’a[h]lam (Yaxchilan,28 Est. 12: D4-C5) Los corchetes […] se emplean en lastranscripciones para indicar sílabas o logogramas 29infijos (y en el análisis epigráfico para indicar Análisis gramatical: extinguir-MPAS-3SA 3SE-fonemas reconstruídos). blanco-ADJ flor-N aliento-POS.N 18
  20. 20. Patrones como estos generaron gran confusión en fonema consonántico sin el fonema vocálico quelos primeros momentos del desciframiento y, por lo acompaña). Por norma general se elide la vocaltanto, es conveniente entenderlos bien, de manera en posición final (la vocal de la última sílaba deque los analizamos en el siguiente apartado. una cierta palabra). Así, la palabra para “montaña”, witz, puede escribirse fonéticamente5.4. LOGOGRAMAS haciendo uso de dos sílabas, wi y tzi. Puesto queEl sistema de escritura maya es un sistema mixto, la última vocal se elide (en virtud de loso logosilábico, que emplea tanto logogramas principios de sinarmonía), resulta wi-tz(i) > witz.como signos fonéticos. Los logogramas sonsignos que representan los fonemas de palabras wicompletas, y contienen por tanto su significado.En los ejemplos siguientes el término para tzi“montaña”, witz, aparece escrito de dos formasdistintas, aunque en ambos casos la lectura eswitz. El glifo de la izquierda es un logograma (en 5.6. COMPLEMENTOS FONÉTICOSsu variante en forma de cabeza), mientras que elde la derecha es un logograma junto con un Un complemento fonético es un signo que sirvecomplemento fonético (vide infra): como ayuda para la lectura de un logograma, actuando como indicador de la pronunciación en aquellos casos en los que el signo principal tiene más de una lectura posible. Los complementos fonéticos son muy comunes en la escritura maya, y tuvieron gran importancia en el desciframiento del sistema escriturario. Los complementos WITZ wi-WITZ fonéticos, que una vez guiaron a los escribas witz witz mayas, sirven de guía también a los epigrafistas “montaña” “montaña” de hoy, facilitando la lectura de logogramasPor norma general, cuanto más frecuente es una polivalentes.palabra en el corpus jeroglífico, mayor En el ejemplo de la izquierda, lavariabilidad parece tener. Un caso elocuente es el sílaba wi (el signo sombreado)del término ajaw, “señor”, que cuenta con una está complementando fonética-gran cantidad de variantes: mente al logograma WITZ. Así, la presencia de la sílaba wi- como prefijo nos informa de que la palabra representada por el logograma comienza con el valor fonético wi-… En el siguiente ejemplo, la sílaba ki (signo AJAW a/AJ-AJAW-wa sombreado) aparece junto al logograma zoomorfo con la intención de indicar el fonema final …-k de la palabra Chaahk y distinguir así esta lectura de la que tiene un logograma muy similar, Kalo’mte’, que va acompañado del signo silábico ma. AJAW AJAW-wa5.5. SÍLABAS (FONETISMO)El sistema de escritura maya emplea, además delogogramas, signos fonéticos para representarsílabas, o más precisamente, “silabogramas”. CHAK-ki KAL(OM)-ma-TE’Estas sílabas pueden funcionar como sílabas CV Chaahk Kalo’mte’(consonante-vocal) o como fonemas C(V) (el nombre de deidad alto título de realeza 19
  21. 21. 5.7. DETERMINATIVOS Otro diacrítico muy común en el sistema deSEMÁNTICOS Y SIGNOS escritura maya está formado por dos puntos queDIACRÍTICOS aparecen colocados en las esquinas superior o inferior izquierda de los signos silábicos. EsteLos determinativos semánticos son aquellos diacrítico indica que el valor fonético del signo alsignos que indican la lectura que ha de elegirse que hace referencia debe duplicarse, por lo quepara un signo que tienen más de una posible. En recibe el nombre de “signo de duplicacióncualquier caso, los determinativos semánticos silábica”. Así, por ejemplo, los silabogramas ka ocarecen de valor fonético (cf. Zender 1999: 14). le se leen, cuando van marcados con este diacrítico, kak(a) y lel(e) respectivamente. En lasTal vez los ejemplos más conocidos de transcripciones, la presencia de este diacrítico sedeterminativos semánticos en la escritura maya indica con un superíndice 2 antepuesto al valorsean los cartuchos y pedestales que sirven de fonético, esto es, 2ka o 2le en los ejemplosmarco a los denominados “signos de días”. Un anteriores.buen ejemplo de cómo estos cartuchos eliminanambigüedades en la lectura aparece en el Si se analiza con detalle se llega a la conclusióncontraste entre el signo silábico chi y el signo de que estos dos puntos sirven para duplicarpara el día Manik’. En ambos casos el elemento sílabas/silabogramas únicamente. En las pocasprincipal del glifo es una mano cuyo pulgar está excepciones en las que el diacrítico parecetocando el dedo índice. En contextos calendáricos marcar logogramas se puede inferir que, enel cartucho indica que el signo debe leerse realidad, el duplicamiento debe recaer sobre losManik’ (vide infra la sección dedicada al silabogramas que aparecen en posiciones finalescalendario), mientras que sin éste el signo se lee dentro del orden interno de lectura de unsimplemente chi (vide infra Silabario). determinado compuesto glífico (esto es, hacia la parte inferior y hacia la derecha del compuesto)En otros casos, en cambio, el signo principal Así pues, la posición más habitual de estetiene el mismo valor independientemente del diacrítico es al comienzo del compuesto glífico,contexto. Un buen ejemplo es el caso de HIX lo que permite avisar al lector de la existencia de(i.e. “jaguar”, ver la sección dedicada al un duplicamiento dentro de ese bloque.calendario y el vocabulario). En ambos casos elsigno principal se lee hix, lo que sugiere que loscartuchos para los signos de días no operan como 5.8. POLIVALENCIA: POLIFONÍA Ydeterminativos semánticos, que están destinados HOMOFONÍAa evitar ambigüedades semánticas. Antes bien,estos cartuchos parecen operar en el nivel Uno de los aspectos que mayor confusión generafonético, donde permiten distinguir entre los en el sistema de escritura maya es, sin duda, ladiferentes valores fonéticos asociados cada uno a polivalencia. Aunque esta característica apareceun campo semántico determinado, calendárico en cualquier lengua del mundo, el problema en elfrente a no calendárico (Zender 1999). caso de la escritura maya es que entra en combinación con un sistema ya de por síDe esta forma los cartuchos y los pedestales de complejo para lectores poco habituados. Lalos signos de días se designan más adecuada- polifonía (u homografía) es la cualidad quemente como “marcadores diacríticos”. Los presenta un determinado signo de portarmarcadores diacríticos son signos sin valor diferentes valores fonéticos y, por tanto, de tenerfonético que ayudan al lector a elegir la lectura distintas lecturas (aunque esté escrito de la mismaadecuada de un signo o de una palabra. Son forma).buenos ejemplos de marcas diacríticas en laslenguas romances la cedilla de la ç y los acentos Así, en la escritura maya los términos kawak,que aparecen en los distintos sistemas de tuun y ku se escriben todos de la misma manera.escritura europeos (N. del T.: en español, la Por otro lado, la homofonía es la cualidad quemarca diacrítica tal vez más llamativa es la tienen signos distintos de representar el mismovirgulilla que aparece sobre la letra ñ). valor fonético, como ocurre con las sílabas y algunos logogramas. En el sistema de escritura 20
  22. 22. maya los vocablos para serpiente, cuatro y cielo homógrafos:se pronuncian de la misma manera (chan o kan, • Pez: animal vertebrado acuático… /en función de la lengua), pero se escriben pez: sustancia resinosa, sólida, lustrosa.empleando distintos signos: • Cota: vestidura defensiva elaborada con mallas de hierro entrelazadas / cota: número que en los planos indica la altura de un punto sobre el nivel del mar • Haya: árbol de la familia de las fagáceas… / Haya: donativo de los discípulos a sus CHAN CHAN CHAN-na maestros en las escuelas de baile español. chan chan chan Haya: forma del verbo haber. “serpiente” “cuatro” “cielo” homófonos:Estos conceptos pueden parecer, en principio, • Vaca / bacaalgo extraños y ajenos a las personas habituadas • a (preposición) / ha (forma verbal verboal alfabeto latino, pero debemos notar que haber) / ah (interjección)nuestro sistema también contiene caracteres ysignos (logogramas) que podrían parecer exóticosa personas poco habituadas a este sistemas. 5.9. NÚMERO DE GLIFOSAdemás, y especialmente en aquellas lenguas con DESCIFRADOSortografías no sistemáticas o poco fonémicas(como el inglés y el francés), la variación en la Una de las preguntas más habituales en epigrafíapronunciación de letras que son idénticas causa tiene que ver con el tanto por ciento de los glifosbastantes problemas a hablantes de otras lenguas. descifrados, aunque la respuesta es más compleja de lo que cabría esperar. En primer lugar tenemosUn ejemplo revelador es el de la letra “x”, que que considerar qué entendemos por descifrado: siposee diferentes lecturas: contabilizamos el número de glifos con valor fonético conocido, el total descifrado es cercanoX número 10 al 80%. Por otro lado, si lo que contamos es elX vigésima séptima letra del abecedario número de signos cuyo significado se conoce conX cantidad indeterminada certeza, el porcentaje cae hasta el 60%. La razónX signo de multiplicación de este comportamiento es que hay glifos de losX prohibición (e.g. “no fumar”) que:X pornografía (clasificado X)X localización de un lugar, un objeto, etc. • Se conoce su valor fonético pero no suX firma de una persona analfabeta. significado (lo que es común en signos escritos de manera completamenteOtros logogramas en nuestro sistema de escritura fonética).son: • El significado es conocido, pero el valor fonético es incierto, vago o desconocido por completo.@ £ $ % & ? ! • El valor fonético y el significado se conocen solo parcialmente (esto es lo que+ § © € ♀ ♂ ® ocurre, por ejemplo, con un término que se refiere al ritual que se realiza antes de entrar en la edad adulta).Adicionalmente, en español hay bastantes • El valor fonético y el significado no seejemplos de homógrafos y algunos homófonos: conocen, o solo parcialmente. 21

×