Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Caso Practicoii Sobre Cuerpo Humano Grupo 4

543 views

Published on

Casi Práctico II sobre cuerpo humano grupo 4

Published in: Health & Medicine, Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Caso Practicoii Sobre Cuerpo Humano Grupo 4

  1. 1. GRUPO 4 Teresa Aquino Gerardo Gamboni Patricia Rosales Carolina Xavier Graciela Martinez Romina Ungaro CASO PRACTICOII: SOBRE CUERPO HUMANO-UNIDAD II OBJETIVOS : 1.-CONOCIMIENTOS: A.-Comprender la Teoría General de los Derecho Reales B.- Comprender los Institutos de Naturaleza Controvertida C.-Lograr relacionar la problemática de la Ley de Trasplante con la realidad actual y los derechos reales 2.-HABILIDADES: A.- Reconocer la diferencia entre los derechos reales y los personales B.-Comparar distintos artículos de la Ley de Trasplante de órganos C.-Distinguir las situaciones especiales que se presentan en cuanto al objeto de los derechos reales 3.-ACTITUDES A.- Tomar conciencia desde lo jurídico de la importancia de la donación de órganos B.- Valorar las diferentes alternativas que ofrece la ley para resolver diferentes situaciones que se relacionan con lo jurídico C.-Reflexionar sobre el rol del estado respecto a la delicada situación de la donación de órganos humanos y su trasplante CASO RUBEN MARISCO, GRAVEMENTE ENFERMO Y SIN INTERVALOS LUCIDOS, DESDE SU LECHO DE ENFERMO GRITA QUE QUIERE DONAR SUS ORGANOS AL MORIR.- SUS FAMILIARES, QUIENES ESTAN CONSTANTEMENTE A SU CUIDADO NO HACEN CASO DE ESTE PEDIDO POR NO ESTAR DE ACUERDO CON ESTE CRITERIO. EN EL MOMENTO QUE EL ENFERMO MANIFIESTA ESTA VOLUNTAD, TAMBIEN SE ENCONTRABA PRESENTE UN MEDICO Y UNA ENFERMERA. AL FALLECER MARISCO SE PRODUCE LA ABLACIÓN DE LOS ORGANOS SANOS SUS FAMILIARES AL ENTERARSE INICIAN UNA DEMANDA POR DAÑOS Y PERJUICIOS CONTRA LA CLINICA Y LOS MEDICOS .- PREGUNTAS 1.- ENCUADRE JURÍDICAMENTE EL CASO Y DESCUBRA CUAL ES LA POSTURA DE ACTORES Y DEMANDADOS.- SE PUEDE RECHAZAR LA DEMANDA 2.- DENTRO DE LA DEMANDA DE DAÑOS Y PERJUICIOS CUAL ES EL DAÑO TIPIFICADO 3.- ¿Hay delito ? BIBLIOGRAFIA Ley de Transplante Código Civil Código Penal
  2. 2. Material publicado en blog Búsqueda en internet Introducción El cuerpo humano: El cuerpo de una persona y las partes de él, mientras estén unidas, jamás pueden ser objeto de un derecho real. Sin embargo, cuando las partes son separadas adquieren valor pecuniario, pueden ser consideradas cosas y, por ende, son susceptibles de ser objeto de derecho real. Tal es el caso del cabello, la leche de madre, el semen, la sangre, la piel, la córnea y, en general, los órganos y materiales anatómicos. El tema tiene vinculación con el delicado problema de los trasplantes, actualmente regulados por la ley 24.193, la que ha derogado las leyes 21.541, 23.464 y 23.885. La extracción de órganos o materiales anatómicos provenientes del cuerpo humano con fines de trasplante estará permitida sólo cuando se estime que razonablemente no causará un grave perjuicio a la salud del dador y existan perspectivas de éxito para conservar la vida o mejorar la salud del receptor. La ley reglamenta los requisitos que deben cumplirse para realizar los trasplantes. Exige, por ejemplo, que el dador sea una persona capaz mayor de dieciocho años, el parentesco por consanguinidad o por adopción hasta el cuarto grado con el receptor (se incluye también al cónyuge y a quien conviva con el donante en relación de tipo conyugal con una antigüedad no menor de tres años) y el dictamen favorable de un equipo médico integrado por profesionales médicos especializados y de acreditada capacitación y experiencia. El requisito del parentesco no rige cuando se trate de implantación de médula ósea, salvo que el dador sea menor de dieciocho años, en cuyo caso debe contar con la previa autorización de su representante legal. El cadáver: Si bien en principio ni el cadáver ni sus partes pueden ser considerados cosas, los adelantos científicos han llevado a modificar estas ideas. Por ello, en la actualidad, para la investigación científica o para trasplantes, tanto el cadáver como sus partes pueden entenderse como posibles objetos de derechos reales. La Ley de Trasplantes no trae limitación alguna en lo atinente a los órganos o materiales anatómicos susceptibles de ablación, pudiendo ser utilizados para trasplantes en otros seres humanos o con fines de estudio o investigación. Para que ello sea posible la ley señala como requisitos: el consentimiento para la disposición, la edad de dieciocho años para darlo, la posibilidad de revocación, el parentesco por consanguinidad o afinidad para disponer del cadáver en ausencia de voluntad expresa del causante, la verificación de la muerte por un equipo médico y determinada por la ausencia de respiración espontánea, de reflejos cefálicos, constatación de pupilas fijas no reactivas e inactividad encefálica corroborada por medios técnicos y/o instrumental es adecuados a las diversas situaciones clínicas, etcétera. El art. 20 de la ley 24.193 impone a todo funcionario del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas la obligación de quot;recabar a las personas capaces mayores de dieciocho años que concurran ante dicho organismo para realizar cualquier trámite, la manifestación de su voluntad positiva o negativa respecto del otorgamiento de la autorizaciónquot; para la disposición de órganos y materiales anatómicos para después de la muerte. Está penado ofrecer beneficios a un posible dador o a un tercero para lograr la obtención de los órganos o materiales anatómicos, al igual que recibirlos o exigirlos para sí o para terceros con el mismo fin.1 La postura de los actores seria la manifestación de voluntad basada en la ley de transplante de órganos que dice lo siguiente: Todas las personas mayores de 18 años pueden manifestar en forma expresa su voluntad afirmativa o negativa respecto a la donación de los órganos y tejidos de su propio cuerpo, a través de las siguientes vías: Firmar un acta de expresión en el Incucai, en los Organismos Jurisdiccionales de Ablación e Implante 
  3. 3. de todo el país, o en la sección Documentación de la Policía Federal. Asentarlo en el Documento Nacional de Identidad en las oficinas del Registro Civil de todo el país.  Enviar un telegrama gratuito desde las dependencias del Correo Argentino de todo el país (sólo para  expresar oposición), cuyo texto es allí provisto. Ausencia de manifestación de voluntad De no existir manifestación expresa ni a favor ni en contra, la ley presume que la persona es donante. En ese caso, en el momento de la muerte, el Incucai o el organismo responsable solicita testimonio a la familia sobre la última voluntad del fallecido respecto a la donación de sus órganos y tejidos. Sólo cuando la persona no haya dejado constancia expresa, los familiares directos son quienes dan cuenta de la voluntad respecto a la donación de órganos, y ésta debe condecir con la última voluntad del fallecido. Ley 26.066, (Sancionada: Noviembre 30 de 2005 Promulgada de Hecho: Diciembre 21 de 2005) Artículo 19 bis: La ablación podrá efectuarse respecto de toda persona capaz mayor de DIECIOCHO (18) años que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos, la que será respetada cualquiera sea la forma en la que se hubiere manifestado. Este artículo entrará en vigencia transcurridos NOVENTA (90) días de ejecución de lo establecido en el artículo 13 de esta ley, que modifica el artículo 62 de la ley 24.193. La postura de los demandados seria la siguiente: Si la voluntad del fallecido no fue registrada de ningún modo entra en juego la figura del consentimiento presunto ya que la finalidad que se persigue es que el tercero ejecute la acción conforme a la voluntad de Marisco, por lo tanto el medico hizo respetar su voluntad presumiéndola como real ya que se había manifestado en forma oral, lo que tiene igual valor que si lo hizo en forma escrita, por lo tanto no se puede cambiar esta decisión. El daño tipificado es el moral ya que se genero dolor, la angustia, y aflicción espiritual, por el evento dañoso. Teniendo en cuenta que el daño moral se considera una modificación del espíritu en el desenvolvimiento de su capacidad de entender, querer o sentir, que se traduce en un modo de estar de la persona diferente de aquél en que se hallaba antes del hecho, como consecuencia de éste y anímicamente perjudicial, y radica en las consecuencias o repercusiones anímicas o espirituales. No hay delito, ya que, la ley 24.193 tipifica las conductas punibles en el artículo 27 y, en el caso que se nos presenta no se manifiesta niguna acción que contradiga a la norma. ARTICULO 27. — Queda prohibida la realización de todo tipo de ablación cuando la misma pretenda practicarse: a) Sin que se haya dado cumplimiento a los requisitos y previsiones de la presente ley; b) Sobre el cadáver de quien expresamente se hubiere manifestado en contrario para la ablación o en su caso, del órgano u órganos respecto de los cuales se hubiese negado la ablación, como asimismo cuando se pretendieren utilizar los órganos o tejidos con fines distintos a los autorizados por el causante. A tales fines se considerará que existe manifestación expresa en contrario cuando mediare el supuesto del artículo 21 de la
  4. 4. presente ley. (Inciso sustituido por art. 10 de la Ley 26.066 B.O. 22/12/2005. Vigencia: a los TREINTA (30) días de su publicación en el Boletín Oficial). c) Sobre cadáveres de pacientes que hubieren estado internados en institutos neuropsiquiátricos; d) Sobre el cadáver de una mujer en edad gestacional, sin que se hubiere verificado previamente la inexistencia de embarazo en curso; e) Por el profesional que haya atendido y tratado al fallecido durante su última enfermedad, y por los profesionales médicos que diagnosticaron su muerte. Asimismo, quedan prohibidos; f) Toda contraprestación u otro beneficio por la dación de órganos o materiales anatómicos, en vida o para después de la muerte, y la intermediación con fines de lucro; g) La inducción o coacción al dador para dar una respuesta afirmativa respecto a la dación de órganos. El consejo médico acerca de la utilidad de la dación de un órgano o tejido, no será considerado como una forma de inducción o coacción; h) Los anuncios o publicidad en relación con las actividades mencionadas en esta ley, sin previa autorización de la autoridad competente, conforme a lo que establezca la reglamentación. 1. Areán, Beatriz A.; Derechos Reales Tomo I, 6ª Edición, Pag. 89 y 90, Editorial Hamurabi

×