Al florecer los almendros Fotos, textos y música   ©   José Gómez Muñoz S. J.
que por aquí estuviste. Al florecer los almendros no puede olvidar el alma
Llegaste aquella   mañana,  como si de un sueño vinieras, vestida de luz y gracia.
preguntabas y preguntabas: Y como todo para ti era nuevo,
“ ¿Cuándo florecen los almendros?  Dicen que sus flores blancas son como los jardines del cielo  o como los sueños de hada...
Y florecieron los almendros aquella primavera clara y tú te fuiste por ellos como estrenando alas,
cual mariposa niña que necesitara volar mucho y besar las flores de los almendros, en sus ramas.
Corrías, saltabas, sonreías, cantabas, cogiendo puñados   de estrellas blancas  que, contra tu pecho, candorosamente abraz...
Fuiste luz del amanecer engarzada en los pétalos purísimos de las flores encarnadas.
Y también fuiste armonía, canción de plata, cascabel azul celeste que animaba
en todo momento al corazón y al alma y al airecillo amigo que entre las flores moraba.
Y poco a poco fuiste sembrando sonrisas inmaculadas, regalos de tu corazón, cual princesa enamorada.
Y te hiciste perfume selecto de hierba recién regada a lo largo de aquel tiempo sin mancha.
Hasta que un amanecer, todavía primavera exacta,   dejaste de amar a las flores que  ya eran trozos del alma.
Nadie supo cómo fue, tú callabas,  y ya no sonreías  ni cantabas. Poco después te marchaste ¿No te acuerdas como lloraba, ...
Mil veces vino a buscarte por entre las flores nácar  que habían sido tus amigas en la mañana.
Pero tú, aunque estabas, ya no eras cascabel ni hada ni princesa azul enamorada.
El alma  recuerda ahora la primavera pasada   y sueña que sigues corriendo por entre las flores blancas de los floridos al...
Y, cada día por donde fuiste, el alma reza callada sabiendo que aquí estuviste aquella primavera clara.
Y hasta cree que  tu sonrisa aun revolotea en las ramas de los almendros en flor que en tu fantasía, besabas.
Otras presentaciones del mismo autor: 1- Los Mejores regalos 2- El tesoro del arroyo 3- La música más bella 4- La más bell...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Al Florecer Los Almendros 22843

883 views

Published on

Published in: Travel
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Al Florecer Los Almendros 22843

  1. 1. Al florecer los almendros Fotos, textos y música © José Gómez Muñoz S. J.
  2. 2. que por aquí estuviste. Al florecer los almendros no puede olvidar el alma
  3. 3. Llegaste aquella mañana, como si de un sueño vinieras, vestida de luz y gracia.
  4. 4. preguntabas y preguntabas: Y como todo para ti era nuevo,
  5. 5. “ ¿Cuándo florecen los almendros? Dicen que sus flores blancas son como los jardines del cielo o como los sueños de hadas”.
  6. 6. Y florecieron los almendros aquella primavera clara y tú te fuiste por ellos como estrenando alas,
  7. 7. cual mariposa niña que necesitara volar mucho y besar las flores de los almendros, en sus ramas.
  8. 8. Corrías, saltabas, sonreías, cantabas, cogiendo puñados de estrellas blancas que, contra tu pecho, candorosamente abrazabas.
  9. 9. Fuiste luz del amanecer engarzada en los pétalos purísimos de las flores encarnadas.
  10. 10. Y también fuiste armonía, canción de plata, cascabel azul celeste que animaba
  11. 11. en todo momento al corazón y al alma y al airecillo amigo que entre las flores moraba.
  12. 12. Y poco a poco fuiste sembrando sonrisas inmaculadas, regalos de tu corazón, cual princesa enamorada.
  13. 13. Y te hiciste perfume selecto de hierba recién regada a lo largo de aquel tiempo sin mancha.
  14. 14. Hasta que un amanecer, todavía primavera exacta, dejaste de amar a las flores que ya eran trozos del alma.
  15. 15. Nadie supo cómo fue, tú callabas, y ya no sonreías ni cantabas. Poco después te marchaste ¿No te acuerdas como lloraba, por ti, el corazón que ya te amaba?
  16. 16. Mil veces vino a buscarte por entre las flores nácar que habían sido tus amigas en la mañana.
  17. 17. Pero tú, aunque estabas, ya no eras cascabel ni hada ni princesa azul enamorada.
  18. 18. El alma recuerda ahora la primavera pasada y sueña que sigues corriendo por entre las flores blancas de los floridos almendros, en las tardes y mañanas.
  19. 19. Y, cada día por donde fuiste, el alma reza callada sabiendo que aquí estuviste aquella primavera clara.
  20. 20. Y hasta cree que tu sonrisa aun revolotea en las ramas de los almendros en flor que en tu fantasía, besabas.
  21. 21. Otras presentaciones del mismo autor: 1- Los Mejores regalos 2- El tesoro del arroyo 3- La música más bella 4- La más bella obra de arte 5- El libro más bello 6- El mejor amigo 7- El perfume más fino 8- Sinombre y yo (del libro con el mismo título) 9- Otoño en Granada 10- De la sierra vengo (Poema recitado) 11- Al florecer los almendros 12- En Navidad, tu recuerdo 13- Para ti, en Navidad Textos, fotos, música y realización: © José Gómez Muñoz S. J. [email_address] Fin

×