Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Educación inclusiva (1)

191 views

Published on

principios educacion inclusiva

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Educación inclusiva (1)

  1. 1. www.escuelascatolicas.esPrincipios de laEducación InclusivaMás información enDepartamento de Innovación PedagógicaC/ Hacienda de Pavones, nº 528030 MadridTel- 91 328 80 00 Fax- 91 328 80 01pedagogico@escuelascatolicas.eswww.escuelascatolicas.esDepartamento de Innovación Pedagógica
  2. 2. La educación inclusiva valora positivamente la diversidadexistente en las aulas y enriquece a todos los alumnos, quienes participanactivamente en la vida escolar.““ las escuelas deben acoger a todos los niños, independientementede sus condiciones físicas, intelectuales, sociales, emocionales, lingüís-ticas u otras. Deben acoger a niños discapacitados, niños superdota-dos, niños que viven en la calle y que trabajan, niños de poblacionesremotas o nómadas, niños de minorías lingüísticas, étnicas o culturalesy niños de otros grupos o zonas desfavorecidos o marginados“.(Declaración de Salamanca, 1994: Marco de acción sobre NecesidadesEducativas Especiales). Comprometidos con la educación inclusiva Como vemos, la sociedad avanza más rápidamente que la educación. Laescuela, por su dimensión social, debe ser reflejo de una sociedad plural, don-de tengan cabida diferentes ritmos de aprendizajes, etnias, valores cultura-les, capacidades, etc. La gran velocidad a la que se producen los cambios dehoy deja obsoletos los estilos de enseñanza, así como las herramientas y losmétodos pedagógicos, que no aguantan el tirón de las necesidades que vansurgiendo. Esta enorme turbulencia exige dotar de una nueva metodología a losdocentes, ya que ninguno de los alumnos es igual a otro. Esta exigencia no de-be plantearse como una imposición, sino como una urgente toma de concienciade los profesionales de la educación.La Declaración de Salamanca, aprobada el 10 de Junio de 1994 en la“Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Ca-lidad“, introdujo un cambio de paradigma educativo que debía ir acompañadode un proceso de toma de conciencia, de cambio de estructuras y de nuevasrespuestas. En este contexto adquiere un enorme protagonismo la educación cogniti-va e inclusiva. La educación cognitiva busca formar mentes, potenciar la ca-pacidad del alumno para aprender a aprender, valora más el cómo que los da-tos y contenidos, trata de fomentar la autonomía y la creatividad en el aprendi-zaje, para así adaptarse a la nueva e imprevisible sociedad y garantizar unaprendizaje a lo largo de toda la vida. El fin último es evitar el fracasoescolar(que diferencia y segrega a alumnos en itinerarios, grupos o aulas especiales ycentros específicos, cuando sus necesidades educativas dificultan el aprendiza-je de la mayoría y se traduce, en muchos casos, en la deserción escolar) y do-tar de prestigio a la función docente. El educador se convierte así en elartíficeimprescindible de toda transformación del mundo educativo. Razones que fundamentan la educación
  3. 3. inclusiva
  4. 4. La educación inclusiva trata de armonizar la enseñanza y elaprendizaje en común con la necesaria atención a la diversidad. Elpunto de partida es considerar la heterogeneidad del alumnado comouna situación normal del aula y promover una educación para todos ycon todos, independientemente de sus características personales, psi-cológicas o sociales, sus ritmos de aprendizaje y de si tienen o no dis-capacidad. Trata de ampliar el ámbito de actuación fuera del aula y deincluir a la familia y a otras comunidades del entorno. Por tanto, lainclusión es un concepto más amplio que el de integración, ya queapuesta por una participación plena en la vida escolar de los alumnoscon necesidades especiales integrados en los centros ordinarios. Como vemos, la educación inclusiva defiende que cada personaes un ser único e irrepetible, digno de toda atención, que necesitaafianzar su dignidad siendo plenamente acogido en todas las institucio-nes de las que participa, como es el caso de la escuela.La esencia educativa está centrada en las personas concretas. La for-mación de actitudes y motivaciones, así como la adquisición de hábitosy normas, para responder a las necesidades de cada sociedad, nosobligan a asumir las diferencias individuales y crear estructuras quebeneficien a todos.Resultados positivos paratodos Es indudable que, cuandolos alumnos cooperan paraaprender, se promueve la edu-cación en valores y se fomenta lasolidaridad, la tolerancia y el res-peto a la diferencia. La convivencia y el apren-dizaje en grupo se ven enriqueci-dos con la diversidad y la inclu-sión, más que con la asimilacióno integración. La educación inclu-siva no discrimina la discapaci-dad, la cultura y el género sinoque busca nuevos planteamien-tos a la tradicional separaciónentre educación “normal“ y“especial“ y permite a todos losalumnos el acceso a un currículocomo miembros de un aula acor-de a su edad. Cuanto más “normalizada“sea la situación en que se atien-de a los alumnos, mayor será lasensación de pertenencia al gru-po. Todos los estudiantes formanun todo y unos ven a los otroscomo un reto para avanzar en el
  5. 5. camino de nuevas formas deaprendizaje.Formar personas Ese es nuestro fin último.Las escuelas inclusivas puedencambiar las actitudes hacia ladiferencia educando a todos losniños juntos, sentando las basesde una sociedad justa y no discri-minatoria que brinda oportunida-des a todos y que propicia unaforma abierta de convivencia yaprendizaje, en armonía, pres-tando a cada uno la ayuda quenecesita.Por otro lado, tienden adisminuir los modelos de com-portamiento inapropiado, ya quemejora la apreciación y la acep-tación de las diferencias indivi-duales, aumenta la proporciónde los objetivos educativos logra-dos, se enriquece y generaliza laadquisición de habilidades, y segenera una mentalidad inclusivapara ambientes futuros tras laescuela, que fomenta el respeto,con lo que toda la sociedad sebenefi-cia.Una educación para todos y con todos
  6. 6. Poner en práctica los principios de una educación inclusiva nos obligaa repensar la escuela y la enseñanza, y a introducir innovaciones en elmodelo tradicional utilizado hasta la fecha en los centros. Hay que utili-zar toda la imaginación de que dispongamos para hacernos una ideade cómo vamos a llegar a la meta que nos hemos propuesto, ya queuna escuela abierta a la diversidad, acogedora para todos y parti-cipativa requiere introducir cambios en las actitudes, en la organiza-ción de las escuelas (tiempo de estancia en aula ordinaria con o sinapoyo, tiempo en aula específica, etc.), en los currículos escolares, enlos modelos pedagógicos y en el estilo de enseñanza.En cuanto a las innovaciones organizativas, habrá que intro-ducir como elemento esencial la flexibilidad, tanto en lo relativo a lasagrupaciones de alumnos como en el horario y temporalización, asícomo en el número de recursos materiales y humanos por aula(profesores especialistas en discapacidades, cuidadores, profesor deapoyo, logopedas, fisioterapeutas, con idiomas extranjeros, etc.). Lacoordinación del profesorado con el de apoyo, con padres y terapeu-tas, debe llevarse a cabo de la manera más ágil posible de maneraque no suponga una disminución del tiempo de dedicación a los alum-nos. La escuela se enfrenta así al reto de hacer efectivo el derechode los alumnos a acceder a la educación y a beneficiarse de una ense-ñanza de calidad adecuada a las necesidades individuales de aprendi-zaje. Hay que reforzar y apoyar el plan individual de inclusión decada niño, pero consiguiendo un difícil equilibrio que satisfaga a to-dos.¿Estamos en condiciones deasumir este reto? ¡Claro queSI! Frente a este desafío, habrámuchos profesores y centros que secuestionen si realmente estamos encondiciones de asumir todos estosretos, con la consiguiente superaciónde barreras que exige. Es necesario realizar un análi-sis del contexto de cada centro y desus recursos disponibles, tanto mate-riales como humanos, para, a partirde aquí, intentar maximizarlos.En cualquier caso, hay quetender a mejorar lo que tenemos, yaque el esfuerzo merece la pena.
  7. 7. Dificultades a superar

×