Las Tres Edades De La Mirada

9,276 views

Published on

Ensayo sobre el capitulo Las Tres Edades de la mirada del libro Vida y Muerte de la Imagen

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
9,276
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
142
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Las Tres Edades De La Mirada

  1. 1. LAS TRES EDADES DE LA MIRADAEl ser humano siempre tiende a organizar de manera cronológica la historia de lanaturaleza y la de su propia existencia, clasificándola en periodos de tiempo queposee unas características propias que les permiten distinguirse unos de otros. Dela misma forma se i9ntenta articular en periodos o edades la historia de lasimágenes; pero este proceso no se puede realizar utilizando los mismos periodosde tiempo que usamos para clasificar la historia (Antiguo, Medioevo, Moderno,Contemporáneo) ya que la historia de la imagen no admite ser organizada con losmismos parámetros con los que organizamos la historia de la sociedad.Para entender la historia de la imagen debemos comenzar por aclarar conceptos ytérminos “la imagen no soporta la misma practica, no puede llevar el mismonombre”1. Regis Debray plantea que la trayectoria histórica de las imágenes puedeser detallada en tres edades o médiasferas, en las cuales podemos ver tresconceptos claves, estas edades son: la Logosfera, que va desde la invención de laescritura hasta la imprenta; la Grafosfera (era del arte), desde la invención de laimprenta hasta la televisión a color, y la Videosfera (era de lo visual).Estas eras no se despiden abruptamente sino que se superponen una a otra ycada una plantea una visión distinta, un estilo de vida, una forma de pensamiento.Cada mediasfera se encuentra envuelta en 8contextos distintos a las otras dos, enlas cuales la imagen es percibida con miradas distintas y tienen distinto valor.En la Logosfera la imagen es ídolo. Se lo debe todo a su aura, su razón de ser vamás allá de lo visible, la imagen tiene un carácter metafísico, existe, tiene vida, esvista como algo espiritual, que trasciende y precisamente es ésta percepción1 Regis Debray. Vida y muerte de la imagen, historia de la mirada en occidente. Ed. Paidos, 1998. P 176.
  2. 2. mágico-religiosa conlleva a que el clérigo se “apodere” de la producción de lasimágenes y las utilice para vender sus ideas.La Grafosfera, se podría decir que ésta era nace con la imprenta y con la apariciónde la imprenta la imagen deja de ser una presencia, un ser, para convertirse enuna representación ilusoria, en una acosa, en la Grafosfera la imagen es arte y elarte está representado en el mundo natural. No en el sobrenatural y al perder suvalor sobrenatural, el único objetivo de la imagen es el deleite, la estética, y es asícomo sale de las abadías hacia las escuelas y universidades que son ahoraquienes controlan la producción de imágenes. En la Grafosfera se reemplaza alsanto protector por cualquier cosa que sea simplemente bella y complazca al ojohumano, el tiempo del temor a lo sobrenatural se ha hecho a un lado para darlepaso al tiempo del amor a lo natural, al tiempo del arte.En la Videosfera la imagen es visual, se convierte en su propio referente, se quedacon toda la gloria y ya no pretende ser, ahora solo queda dedicarse a simular, enésta época el valor espiritual de la imagen no puede ser más bajo pues ya no esun ser, tampoco es una cosa, ahora es solo una percepción, ha cobradomovimiento y se ha vuelto cada vez más rápida convirtiéndose así en un instante,en un frio numero. En la Videosfera ya la imagen no intenta proteger, tampocodeleitar, sus fines únicos ahora son informar y entretener, ha saltado de laacademia a la empresa ; de las escuelas a los medios masivos de comunicaciónante los cuales la imagen no vale por lo sagrado o por lo bello sino por lo nuevo,en este punto lo que cuenta es la innovación para hacer de la imagen un simpleobjeto de intercambio comercial; la producción de la imagen en masa y a grandesvelocidades ha llegado a anestesiarnos, nos ha quitado gran parte de nuestrasensibilidad.Con el pasar del tiempo han cambiado las culturas y con ellas han cambiado lastécnicas de producción de imágenes y ha cambiado también la forma de mirar
  3. 3. esas imágenes; el valor mágico-espiritual que4 tuvo la imagen en un comienzo seha ido degradando progresivamente hasta llegar al punto de considerarla y mirarlacomo a un número. En la Logosfera el fabricante de imágenes se dedicaba apintar en las cavernas, a tallar las piedras; en la Grafosfera el artista utiliza elpincel sobre un lienzo como acariciando la imagen; pero ahora en la Videosferapara crear una imagen ni siquiera hay necesidad de tocarla; la maquina destierraal pincel y al lienzo, y el publicista es ahora quien está al frente de la producciónde la imagen en lugar del artista.Aunque nos encontramos sumergidos en la última de las edades de la mirada, poralgún motivo, tal vez sea nuestro inconsciente o tal vez sea por “memoriagenética”, el caso es que no hemos perdido la capacidad de utilizar cualquiera delas otras dos miradas y aun podemos hallar la magia en una imagen aún somoscapaces de encontrar cierto encanto en la Mona Lisa, en una escultura de MiguelÁngel, en un jeroglífico arcaico o en una imagen cualquiera. Dentro de la vidacotidiana aún vemos al ídolo y somos capaces de creer en lo sobrenatural decualquier fenómeno aunque tenga una explicación muy natural. Si la imagen llegaa perder la magia, con ella pierde su encanto. Nemias Pacheco Varilla Universidad de Córdoba LIMAV II 2009

×