CartografíA Militar

16,132 views

Published on

Published in: Technology, Business
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
16,132
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
187
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

CartografíA Militar

  1. 1. Cartografía militar Como el fin de un ejército es presentar batalla y las batallas se realizan en el aire, mar o tierra es necesario que las unidades cuenten con mapas cartográficos que les sirvan de referencia en esas esferas geográficas. Para el efecto, durante la Segunda Guerra Mundial, los militares utilizaron mapas estratégicos, mapas tácticos, mapas logísticos, mapas organizacionales etc. También utilizaron mapas globales, continentales, regionales, de zona, de área etc. Es decir dependiendo de las necesidades, el mapa podía cubrir desde todo el globo terráqueo, hasta un área reducida de algunos kilómetros cuadrados, o por qué no, de una construcción específica. En todo mapa, aparte del contorno del terreno es necesario especificar con símbolos la ubicación de las fuerzas amigas y enemigas (si se conocen), así como de los accidentes del terreno. Además, en los mapas se muestran los movimientos de las unidades indicando no sólo su posición sino las fechas y horas a partir de un momento predeterminado. Mapa de la Batalla del Bulga (Documento no-militar. Ver nota abajo en bibliografia) Los mapas militares se confeccionan a escala, salvo excepciones, para que quienes los usan puedan tomar medidas y calcular distancias y los tiempos que se pueden emplear para cubrirlas. De la misma forma se usan como referencia para determinar la posición real de una unidad o unidades en el campo. Como la artillería es un arma independiente, altamente especializada, utiliza mapas especialmente construidos para realizar las misiones de bombardeo. Estos mapas emplean sofisticados sistemas de ingeniería para asegurar que las misiones cumplan su cometido de acuerdo a las condiciones ambientales.
  2. 2. Mapa real de bombardeo (Ver nota abajo en bibliografia) Por razones de seguridad, también se hacen mapas de zonas minadas con indicación precisa de los senderos libres y marcas que los determinan, muy importantes a nivel táctico. Por otro lado, a nivel estratégico el clima juega un papel importantísimo, tanto para el movimiento de los ejércitos de tierra, pero particularmente determinante para la aviación y las operaciones anfibias. Para el efecto, se utilizan las cartas climáticas que son mapas con su propia simbología que se emplean junto con los informes meteorológicos pasados y las predicciones futuras, para definir los tiempos en las operaciones de envergadura. En muchos casos, cuando las operaciones son de gran escala o alejadas de las propias líneas fue importantísimo usar informes de propagación radioeléctrica, para garantizar las comunicaciones en alta frecuencia. A nivel de campo, para cortas distancias, el uso de frecuencias elevadas (VHF y UHF) permitían las comunicaciones siempre y cuando no hubiera obstrucciones del terreno. Esos datos eran marcados en los mapas hasta a nivel de división, si era necesario, para que los mandos tomaran las precauciones del caso.
  3. 3. Transparencia real para el mapa de bombardeo (Ver nota abajo en bibliografia) En el caso de las misiones aéreas, se utilizaban mapas de navegación donde se especificaban las rutas a utilizar y donde se marcaban las correcciones realizadas durante las misiones. Los mapas de bombardeo aéreo incluían las referencias utilizadas para determinar los blancos principales y alternos. Esos mapas, en los que el navegante realizaba anotaciones eran analizados para determinar el resultado de las misiones. En ambos casos, se utilizaban fotografías aéreas para ayudar a identificar el terreno.
  4. 4. Mapa de navegacion de bombardeo aéreo ( Ver nota abajo en bibliografia) Los navegantes de los aviones de bombardeo contaban además con mapas cartográficos donde se indicaban las zonas donde la artillería antiaérea enemiga se concentraba y les permitía a los navegantes trazar la ruta de regreso evitando ese peligro. Carta meteorológica del Día-D ( Ver nota abajo en bibliografia)
  5. 5. Los mapas militares de la época, aparte de los símbolos topográficos convencionales utilizan una simbología militar para identificar las diferentes unidades de tropa. De acuerdo al mapa y a la misión específica en que se iba a utilizar, se indicaban las agrupaciones de acuerdo a los siguientes símbolos: Asi, un numero de escuadras componen un pelotón, varios pelotones componen una compañía, varias compañias forman un Batallon, y así sucesivamente hasta llegar al Grupo de Ejércitos. El nombre de las unidades depende del pais al que pertenecen y en algunos de ellos algunas de eas unidades no existen. Simbolos militares para representar las unidades en el campo Obviamente un Mapa Cartográfico Estratégico utilizará generalmente símbolos de Grupos de Ejércitos, Ejércitos y Cuerpos de Ejército, si fuera necesario, pero no empleará los símbolos de Regimiento o Batallón, a menos que una unidad de ese tipo tuviera una misión específica y crucial para el desarrollo de la campaña. De la misma forma, un Mapa Táctico, por ejemplo a nivel de pelotón, usará un mapa que no incluirá unidades mayores, a menos que fuera necesario indicar los límites operacionales de su división o Ejército y dependiendo de la naturaleza de la misión. En los mapas, los límites entre unidades se especifican con una línea interrumpida por el símbolo que representa a la unidad. Por ejemplo: -----XX----- determina los límites entre divisiones.
  6. 6. En la actualidad sofisticados sistemas cartográficos computarizados permiten imprimir un mapa cartografico para un efecto específico, tomando los datos requeridos de una base de datos que es actualizada en tiempo real y se ayuda, tanto el sistema que los crea como el soldado que los usa mediante sistemas de posicionamiento global, fotografías satelitales, marcadores laser etc. Pero, durante la Segunda Guerra Mundial tales ayudas no existian y por tanto los cartografos tenían que recurrir a tecnicas manuales donde la regla de cálculo, las tablas, nomogramas, tablero de dibujo, compas, transportador, papel, lápiz y borrador eran las herramientas más importantes para el cartografo. Bibliografía Imperial War Museum's Victory in Europe Experience: From D-Day to the Destruction of the Third Reich (Hardcover), por Julian Thompson. Carlton Book 2005 en asociación con el Imperial War Museum. NOTA: Este libro contiene gran cantidad de facsímiles de documentos, mapas y cartas militares usados durante la guerra mundial por los Aliados. Es muy recomandable para quienes nunca han tenido un original o facsimil en las manos. Vale la pena comprarlo porque más que un libro es un álbum muy interesante.
  7. 7. Acciones Militares Acciones militares, batallas y combates de aire, mar y tierra. Operaciones, planes de ataque, campañas, invasiones, bombardeos, hundimientos de buques, ocupación y reconquista de territorios. Acciones Militares en Europa, Inglaterra, Mar del Norte, Mar Báltico, Escandinavia Acciones militares desde 1939 hasta 1945 en Europa, incluyendo Inglaterra, Mar Báltico y Escandinavia. Antes de la invasión de Polonia, las acciones militares ocurrieron como consecuencia de acciones políticas y fueron precedidas por compromisos diplomáticos que eventualmente desembocaron en la ocupación militar para mantener el orden. Desintegración de Checoslovaquia (15-3-1939) Ocupación de los Sudetes El día 28 de setiembre de 1938, Mussolini propone una reunión en Munich entre los representantes de los gobiernos de Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia. En Roma, el Papa Pío XI hace un llamamiento de paz al mundo. Reunidos en Munich el día 30 de setiembre, firman el Acuerdo de Munich que, en aras de la paz, le deja mano libre a Alemania para recuperar los Sudetes. El día 01 de octubre de 1938, las fuerzas alemanas cruzan la frontera checoslovaca y ocupan los Sudetes siendo recibidos por la población que los aclama como los liberadores después de 20 años. En Praga, el día 5 de octubre, incapaz de controlar la crisis dimite el Presidente Benes. El día 30 de noviembre, Emil Hacha en nombrado Presidented e Checoslovaquia. Desfile de Panzers ligeros en Praga Después del éxito de Munich, que en buena parte Hitler se la debió a Mussolini por la participación auspiciosa del Duce, el próximo paso era la independencia de Eslovaquia, la formación del Protectorado de Bohemia y Moravia y como era de esperarse, la exigencia de Hungría para que le devolvieran Rutenia, que era un clamor de su población desde hace mucho tiempo. Checoslovaquia, creada por los vencedores de la Primera, iba en camino al desmembramiento.
  8. 8. A partir de ese momento, Berlín comienza a presionar política y diplomáticamente al Presidente Hacha. Los diferentes grupos étnicos de todos esos territorios toman parte en el debate exigiendo la disgregación de los territorios que desde 1918 conformaron el país. Checoslovaquia está a punto de volverse un caos por la gran cantidad de partidos políticos que surgen exigiéndole al Presidente Hacha una solución, posibilidad que esta muy lejos de las posibilidades de él y su débil gobierno. La población de los Sudetes recibe a los alemanes La disgregación del Estado es inminente y tanto Francia como Gran Bretaña ven con preocupación, temor e impotencia, lo que está ocurriendo. No se atreven en Londres y París a terciar en el asunto. En Londres, Chamberlain no vacila en anunciar en el Parlamento que, a causa de la disgregación interna, Checoslovaquia ya no existe y que, por consiguiente, Gran Bretaña se considera desligada de todos los compromisos anteriores para garantizar su integridad territorial. En esos momentos los checos están solos frente al poderío político y militar de Hitler. El 13 de marzo, los periódicos alemanes están llenos de violentos titulares contra quot;el régimen terrorista de Pragaquot;. Independencia de Eslovaquia El 14 de marzo de 1939, monseñor Josef Tiszo o Tisso, proclama la independencia de Eslovaquia bajo la protección de Alemania. Tisso, nacido en 1887 y capellán militar durante la primera guerra mundial, se había adherido a las ideas de Hlmka y al partido popular o populista, fue diputado en 1925 y rompió relaciones con los checos, con quienes no compartía ni nacionalidad ni ideas políticas. El nuevo estado de Eslovaquia quedó constituido sobre un territorio de unos 37.000 km2 y con una población de más de 2,5 millones de habitantes. Podía movilizar casi un cuarto de millón de hombres en armas. Se manifestó de acuerdo con las políticas nacionalsocialistas. Hitler llega a Praga El Presidente Hacha, hace un último intento desesperado por salvar a su gobierno pidiendo una entrevista personal con Hitler. Hacha está enfermo del corazón y como se recomendaba en esos tiempos, una persona en
  9. 9. sus condiciones no podía viajar en avión, Hacha, acompañado por su hija y el Ministro Asuntos Exteriores Chvalkovsky, llegan en tren a Berlín el 14 de marzo de 1939 a las 8:40 de la noche. No todos estaban contentos. Protesta ante el paso de los alemanes Presidente Hacha llega a Berlín Recibido con todos los honores queda hospedado en el gran Hotel Adlon, el Presidente Hacha no es recibido por Hitler hasta ya entrada la noche. No sabe el mandatario checo aún, que en esos momentos el Gobierno húngaro por intermendio de su embajador en Praga, ha enviado un ultimátum a la Cancillería checa exigiendo la retirada inmediata de todas las tropas checas estacionadas en Rutenia, y tampoco sabe el viejo presidente que unidades alemanas, a la misma hora, han pasado la frontera ocupando Moravská-Ostrava. Conferencia entre Hitler y Hacha La llegada de Hacha a la Cancillería del Reich es muy diferente. Hitler, acompañado de Goering y Keitel, le increpa su falta de tino para resolver la crisis. El intérprete de Hitler, el doctor Schmidt, reveló que quot;Hacha y Chvalkovsky estaban sentados inmóviles, como si se hubiesen vuelto de piedra. Sólo sus ojos indicaban que se encontraban vivosquot;. La entrevista duró una hora. En vano Hacha culpa a Masaryk y Benes, fundadores de la República Checoslovaca; en vano se declara dispuesto a desarmar al ejército checo; en vano suplica al Führer que permita al pueblo checo seguir siendo independiente. Hitler le informa que las tropas alemanas entrarán en Checoslovaquia en horas de la mañana y depende del gobierno checo que el ingreso de las tropas sea pacífico o que se desate una guerra Hitler insta al Presidente Hacha a tomar una decisión y ponerse en contacto con los funcionarios de su gobierno en Praga.
  10. 10. Hitler anuncia quot;Checoslovaquia ha dejado de existirquot; Hacha capitula Abrumado por la emoción, el presidente checo pierde el sentido desplomándose sobre una silla. Por un instante los presentes creen que ha muerto (quot;y así todo el mundo diría que había sido asesinado en la Cancilleríaquot;, comentó más tarde el intérprete Schmidt). El doctor Morell, el médico de Hitler, interviene y le aplica una inyección para recuperar el ritmo cardíaco del presidente. Hacha se recupera como para poder telefonear a Praga y dar instrucciones para no oponer resistencia. Poco antes de las cuatro de la mañana, Hacha y Chvalkovsky firman ante Hitler el documento que autoriza la entrada de las tropas alemanas y la renuncia a su cargo. Ocupación de Bohemia y Moravia A las 6 de la mañana del 15 de marzo de 1939, las fuerzas alemanas entran en Bohemia, Moravia y Eslovaquia para brindarle protección. Simultáneamente tropas húngaras entran en Rutenia. En la tarde, Hitler hace acto de presencia en Praga y en el Castillo de Hradcany anuncia que Checoslovaquia ha dejado de existir y proclama el Protectorado de Bohemia y Moravia con el Barón Konstantin von Neurath como Protector. Después de la derrota de Alemania, en junio de 1945, monseñor Tisso fue detenido por los estadounidenses y entregado a los rusos. Fue procesado en Praga en diciembre de 1946. Acusado de traición fue declarado culpable, condenado a muerte en abril de 1947 y ejecutado el día 18 de ese mismo mes. Ataque a Radio Gleiwitz (25 -8-1939) El 22 de Agosto de 1939, en reunión con el Estado Mayor del Ejército, Adolfo Hitler les comunica a los altos jefes militares su decisión de invadir Polonia. La justificación Como la decisión política precisaba de un justificativo, los servicios de propaganda se encargarían de crearlo. De acuerdo a la idea de Reinhard Heydrich, el día anterior habría un ataque de quot;polacosquot; a lo largo de la frontera polaco-alemana. Asaltarían los cuarteles de los guardabosques que vigilan el área cercana a la ciudad de Pitschen y la que estaba en las cercanías de Hochlinden, entre las localidades de Gleiwitz y Ratibor. Luego de los ataques, irían a la emisora de Gleiwitz para emitir un comunicado a la población fronteriza incitando a la rebelión en la Alta Silesia.
  11. 11. Radio Gleiwitz Las quot;pruebasquot; Para dejar huellas de los asaltos se dejarían cadáveres quot;muertos en el asalto a la emisora.quot; El Jefe del Servicio de Espionaje (Abwehr) se encargaría de proveer 150 uniformes polacos para vestir a la fuerza de asalto. El entrenamiento de del quot;grupo de asalto polacoquot; que realizaría la operación se llevaría a cabo en la escuela de los SD cerca a Berlín. Un grupo vestiría como soldados polacos y otro como guerrilleros. Los efectos Heydrich se encargó de los 7 miembros del SD vestidos de guerrilleros polacos que efectuarían el asalto a la emisora y que emitirían la proclama. Aseguró que estando la emisora de Gliwitz enlazada con la de Breslau, la proclama se escucharía en toda Alemania. Como la emisora estaba localizada en una zona fronteriza y a la vista de los acontecimientos políticos, su vigilancia fue reforzada. Para evitar mayores inconvenientes, Heydrich mandó reemplazar a los vigilantes por miembros de la policía. Intento cancelado A las 3 de la tarde del día 25 de Agosto de 1939, Hitler ordenó el ataque a Polonia y por tanto Heydrich hizo lo propio con su grupo. Pero sorpresivamente, a las 18:00 horas, Hitler ordenó suspender el ataque. Heydrich no logró detener la operación, pues los quot;guerrillerosquot; ya se encontraban en Polonia y no pudieron comunicarles a tiempo para detener su desplazamiento. Los hombres encargados de atacar la aduana de Hochlinden iniciaron su operación, desatándose el inevitable intercambio de disparos. Pero, el Jefe de la Gestapo Mueller logró llegar en el momento preciso al escenario, deteniendo el combate. Segundo intento Poco después, Hitler ordenó el ataque a Polonia para el día 1 de Setiembre a las 4:45AM. Heydrich se comunicó con sus hombres en la Alta Silesia dándoles la clave secreta: quot;La abuela ha muerto.quot; Misión cumplida Esta vez la operación se llevó a cabo sin inconvenientes. La emisora es atacada, los empleados fueron maniatados y hasta ese momento todo estaba saliendo como fue planificado. Esa misma noche, a las 20:12 el encargado de la emisión toma el micrófono y lanza su proclama en polaco y se retiran del lugar. Poco después llega la Gestapo dejando un cadáver en la entrada, como quot;prueba del ataque polaco.quot; Media hora más tarde llega la policía. Los resultados Heydrich estaba furioso pues no escuchó la proclama por radio, a pesar de no haberse despegado ni un segundo del aparato de radio. Lo que ocurrió, es que la emisora de Gleiwitz, en efecto estaba enlazada con la emisora de Breslau, pero para recibir y retransmitir la programación de esta última y no para que la emisora de Breslau retransmitiera las emisiones de Gleiwitz. Breslau había estado transmitiendo música después del noticiero de las 8 de la noche. Un pequeño error técnico debido a falta de asesoramiento con el personal adecuado, pero de cualquier forma, en los alrededores de Gleiwitz sí escucharon la proclama. Todo ello ocurrió el día que comenzó la Segunda Guerra Mundial. Invasión de Polonia (1-9-1939) El Plan alemán para invadir Polonia era simple. El grupo de Ejércitos Sur, compuesto de los ejércitos 8, 10 y 14 atacarían a los ejércitos polacos, Cracovia en el Vístula, Lodz ubicado entre esa localidad y la frontera alemana y el Ejército Poznam. Por su parte el Ejército 4 atacaría al Ejército de Pomerania en los alrededores de la ciudad de Bromberg al sur de Danzig. El Ejército 3 atacaría desde la Prusia Oriental a los ejércitos de Pomerania y al de Modlin. La operación era un movimiento de doble tenaza que se cerraría alrededor de Varsovia y fue llamada Operación Weiss.
  12. 12. Los Ejércitos Sur, al mando del General von Rundstedt, contaban con 886.000 hombres. El Ejército 14 habría de ocupar las posiciones polacas en la frontera de la Alta Silesia y penetrar hasta las orillas del río San. El Ejército 10. mecanizado, con 300.000 hombres al mando del General von Reichenau tenía órdenes de llegar al Vístula. El Ejército 8 iniciaría su ataque desde Silesia. Al norte, el general von Bock comandaba el Grupo de Ejércitos que contaba con 630.000 hombres, compuesto por el Ejército 4 que debería establecer un corredor entre Alemania y la Prusia Oriental, y hacer contacto con el Ejército 3. Fuerzas polacas Los polacos contaban con 38 Divisiones de infantería a pie, 11 Brigadas de Caballería, dos Brigadas Motorizadas y el cuerpo de fronteras. En total sólo tenían 600 carros acorazados. Estas fuerzas debían enfrentarse a 3200 carros de combate alemanes. La fuerza aérea polaca contaba con 842 aviones anticuados y debían oponerse a 3234 de la moderna Luftwaffe. Blitzkrieg Los ejércitos alemanes no tenían experiencia en combate, pero en ese momento sí era el ejército mejor entrenado del mundo y sus tácticas militares, que eran un secreto celosamente guardado, estaban por ponerse en práctica contra el ejército polaco, que no pasaba de ser una fuerza medieval, pues su columna vertebral era la caballería armada básicamente con armas blancas y fusiles. Guderian tendría oportunidad de demostrar, que el ataque coordinado por radio de las fuerzas acorazadas, apoyadas por la aviación y los paracaidistas, sería imparable. Pese al mal tiempo... Las divisiones Panzer alemanas iniciaron la ofensiva a lo largo de toda la frontera polaca. En Danzig, el crucero Schleswig-Holstein comenzó el bombardeó y bloqueó del puerto militar Gdynia. Sin embargo no todo salió bien al comenzar la operación. El mal tiempo, jugó su papel impidiendo el ataque aéreo a las bases de la aviación polaca y la red de comunicaciones. Aparte de ello, afortunadamente para los alemanes, el ataque se llevó a cabo con normalidad y prosiguió según los planes. Guderian pudo perder la vida En el norte, Guderian al mando de XIX Panzerkorps avanzaba al frente de sus fuerzas en su carro de mando, un blindado a oruga con modernos equipos de comunicaciones. Pero, una granada de artillería polaca lo sacó del camino, mientras se dirigía la 3ra Brigada Panzer, con el resultado que el vehículo sufrió daños en el tren delantero. Al llegar el vehículo de reemplazo nuevamente Guderian se dirigió al frente. Sólo se trató de un pequeño inconveniente. Ataque de caballería a los Panzers El 2 de Setiembre, la brigada de caballería Pomorska, atacó a los blindados alemanes a punta de lanza y como era de esperarse, fueron aniquilados. El 3er Ejército lograba cerrar, en movimiento envolvente, a las fuerzas
  13. 13. polacas al sur de Danzig. Para la Luftwaffe ese día fue más afortunado, pues el buen tiempo permitió la operación normal de todas sus unidades y daba cuenta de la aviación polaca. El Crucero Schleswig-Holstein bombardeó y bloqueó el puerto militar Gdynia Declaración de guerra aliada El día 3, Francia e Inglaterra declaran la guerra a Alemania y se espera que ataquen en el Oeste, pero nada ocurre. No existe oposición polaca organizada, excepto actos de heroísmo sin sentido. Danzig quedó ocupado. El Crucero Schleswig-Holstein bombardea desde el inicio de las operaciones a las fuerzas polacas en el puerto de Gdynia y Cracovia en el sur fue conquistada, mientras el Ejército 10 avanzaba por el Vístula al sur de Varsovia. Varsovia cercada El 8 de setiembre arribaron a los suburbios de la capital polaca las primeras unidades acorazadas de la 4ta División Panzer. El gobierno polaco y el Alto Mando Militar, dejan la capital, ante la inminente entrada de las fuerzas alemanas y se dirigen a la ciudad de Dublín donde instalan la sede del gobierno. El comienzo del fin El día 9 de Setiembre son embolsadas las fuerzas polacas en Radom, siete divisiones polacas son destruidas y se capturan 60.000 prisioneros más cerca de 150 cañones polacos. El Alto Mando Alemán se trasladan a suelo polaco estableciendo su Cuartel General en Lublinitz. Caballería polaca apoyando a la infantería. Termina la resistencia Ocho días después los restos del ejército polaco se hallaban rodeados. Nueve divisiones polacas y los restos de otras 10, más tres brigadas de caballería. El cerco estaba cerrado y el ejército polaco se encontraba prácticamente sin dirección pues Edward Rydzz-Smigly, Mariscal de Polonia, escapaba hacia Rumania. El turno de la URSS
  14. 14. La Unión soviética tenía pactos de amistad con Alemania y Polonia, pero ni los Alemanes ni los polacos confiaban en ellos. Polonia se encontraba virtualmente rodeada de enemigos, con Alemania por el oeste, Eslovaquia por el sur y los soviéticos por el este. Las fuerzas armadas alemanas esperaba alguna reacción por parte de los rusos, pero no estaban seguros si esa reacción sería en apoyo de Polonia. El día 17 de Setiembre de 1939, el agregado militar alemán en Moscú toma el teléfono y se comunica con el jefe de Ejércitos Este a quien le comunica que los rusos se están movilizando. Los militares no estaban enterados de las cláusulas secretas que Hitler y Stalin habían firmado el 23 de Agosto pasado. Infantería mecanizada alemana Comienza la repartición A las 4 de la mañana, se confirma el ataque ruso. Stalin anuncia que el estado polaco ha dejado de existir y por tanto no se siente obligado por el pacto de no agresión firmado con Polonia. Por otra parte, sentía la obligación de brindar protección a los rusos blancos y ukranianos que vivían en el territorio polaco. Las fuerzas polacas en el este, eran simples fuerzas de control fronterizo y nada podían hacer ante el ataque del Ejército Rojo. Ese mismo día el gobierno huía a Rumania. Al día siguiente, 170.000 soldados polacos marchaban al cautiverio. Comunicación d el acuerdo secreto En el tren del Fuehrer, estacionado en Gogolin, Hitler le pide al Ministro de Asuntos Exteriores von Ribbentrop que le comunique al Ejército, cuáles son los acuerdos firmados con los rusos, para que se retiren a la línea demarcada como límite en el reparto de Polonia, que corría a lo largo de Picsa en el norte, atravesaba el Narew, tocaba el Vístula y terminaba en el San. Se ordenaba tomar Drohobycz zona petrolera importante para las reservas de combustible alemanas. Stalin sintió los mismos recelos que los alemanes sentían por él. De acuerdo a Stalin los alemanes habían ocupado Brest y Lwow contra lo convenido. Las reuniones entre los militares soviéticos y alemanes se realizaban en medio de una fría cordialidad, pero con una enorme desconfianza mutua. Cae Varsovia El último escollo para Alemania era la captura de Varsovia, defendida por un cinturón de fortificaciones. Los polacos no se aceptaba ninguna posibilidad de capitulación. Los 120.000 hombres que defendían la capital, estaban decididos a morir por ella. Sólo se permitió abandonar la ciudad a extranjeros y diplomáticos. Las fuerzas alemanas debían actuar rápido, para que a más tardar el 30 de Setiembre la ciudad estuviera en manos alemanas. Bandera blanca Para el día 24 se habían capturado varias fortificaciones, mientras se bombardeaba la ciudad. Para el 28, las fuerzas polacas llegaban a su límite y se empezaron a ver banderas blancas. Ese día se firmó el acta de capitulación. Los oficiales polacos podían conservar sus sables en reconocimiento a su valor y los soldados polacos quedarían en libertad una vez estabilizado el país. Los bolsones en el norte, rendían su fuerza de 90.000 hombres. Había terminado la guerra. Las bajas Alemania sufrió 10.572 bajas, 30.222 heridos y 3.304 desaparecidos en acción. Fue imposible cuantificar el número de muertos polacos. Bibliografía
  15. 15. -LIBRO: Poland 1939: The Birth Of Blitzkrieg (Campaign) por Steven Zaloga Bombardeo de Wilhelmshaven (4-9-1939) El 3 de Setiembre de 1939, después de la invasión de Polonia, tanto Francia como Inglaterra declararon la Guerra a Alemania en honor al tratado de Defensa Mutua que ambos países tenían con el gobierno polaco. Ambas naciones esperaron la retaliación alemana en la forma de grandes acciones de bombardeo, pero no ocurrió así. Los únicos bombardeos alemanes fueron acciones tácticas en el frente, efectuadas por los Stukas en apoyo a las Panzer Divisionen en Francia, Holanda y Bélgica. Guerra de palabras Por parte de la Gran Bretaña, las primeras acciones tampoco fueron de ataques con bombas explosivas o incendiarias, sino más bien, con millones de panfletos que fueron arrojados sobre las principales ciudades alemanas. Pero luego de ese tímido comienzo, la RAF planificó una incursión aérea en la Bahía de Wilhelmshaven y el río Elba. Plan de bombardeo El ataque diurno contra la flota alemana fue ejecutado el día 4 de Setiembre de 1939, con la participación de 15 bombarderos Bristol Blenheim, entonces los más veloces de la RAF y 14 Vickers Wellington. En realidad sólo participaron 10 Blenheim pues cinco de ellos, luego de volar erráticamente por varias horas, regresaron sin haber cumplido su misión. El ataque debía centrarse en la flota alemana, que según los reconocimientos aéreos se encontraba fondeada en el Elba y Wilhelmshaven. Entre los Blenheim que salieron de Wattisham en Suffok, se encontraba el del
  16. 16. Sargento Piloto Albert Stanley Prince quien en esa misión resultó ser el primer canadiense muerto en la guerra. Poca tecnología La aviación había hecho grandes adelantos en cuanto a motores y arquitectura de los aviones, pero en aquel entonces, las ayudas de navegación eran las mismas que se usaron en la Primera Guerra Mundial, es decir, sólo se usaba la brújula, el reloj, el buen juicio y la suerte de los pilotos. En vuelo hacia el objetivo Un día antes de la operación un Blenheim hizo un reconocimiento de la zona y confirmó la presencia del Admiral Scheer. El día 4, hubo mal tiempo, con un techo de no más de 100 metros, mientras el viento empujaba las nubes hacia el territorio alemán. Los escuadrones 107, 110 y 139 despegaron de sus bases. Luego de recorrer la mayor parte de la ruta, los pilotos comenzaron a ver los primeros islotes; se estaban acercando al objetivo. Como era natural, los pilotos comparaban lo que veían desde sus aviones con los mapas que llevaban, para de esa forma, constatar su posición verdadera y asegurarse de atacar el blanco que les habían asignado. Objetivo a la vista Es así, que por un golpe de suerte, el jefe de la primera escuadrilla verificó que en aquella oportunidad, sí estaban en el lugar correcto. Ante ellos se encontraba la isla de Hegoland, luego, al sur, la Bahía de Wilhelmshaven. Los Wellington se dirigieron al Sureste rumbo al Elba. Alemanes desprevenidos Al llegar la primera escuadrilla a Wilhelmshaven, constataron que lo que estaba anclado en la rada, era nada menos que el acorazado Admiral Scheer, en compañía de otros barcos menores. Los marinos alemanes pensaron que eran Stukas y se acomodaron para verlos pasar. Acorazado de Bolsillo Admiral Scheer Se inicia el ataque Sin más preámbulo, el primer avión lanzó sus dos bombas de 250 kilos, de las cuales, una se incrustó en el buque y la otra rebotó en la cubierta cayendo en segunda instancia al mar. No hubo explosiones. Ya en ese momento, los artilleros alemanes estaban en sus puestos. El segundo avión lanzó una bomba que cayó en el mar, mientras la artillería antiaérea disparaba contra los bombarderos. El tercer Blenheim, no logró pasar cerca al objetivo y las bombas fueron a caer muy lejos del buque. Lo mismo ocurrió con el cuarto y quinto avión, pero uno de los atacantes fue alcanzado por la flak y se precipitó al mar. Fotografía cortesía de: The Nanton Lancaster Society and Air Museum Segundo pase La segunda escuadrilla la pasó peor. Cuatro aparatos fueron derribados, de los cuales, uno se estrelló contra el costado del crucero Endem, al que abrió una brecha y causó los primeros 9 muertos en la marina alemana. Del último Blenheim derribado, fueron rescatados los tripulantes, pero el Sgto. Prince, murió en el hospital. Los demás con heridas menores fueron curados y enviados a prisión hasta que terminó la guerra, siendo rescatados del Stalag 17. Los cinco aparatos que quedaban emprendieron la huida con su carga de bombas completa, refugiándose en las nubes.
  17. 17. Ataque en el Elba Mientras eso ocurría, los Wellington atacaban el segundo blanco en el Elba, el Gneisenau y el Schanhorst anclado en Brunsbuttel, con el resultado de un total fracaso, pues la artillería antiaérea de la marina alemana desbarató el ataque inglés derribando un bombardero. Luego de eso, la aviación de caza alemana hizo su aparición derribando otro aparato Wellington, en lo que constituyó, el primer derribo de un bombardero por un caza. Desbaratado el ataque Durante la persecución de los atacantes, los cazas alemanes, Me109, derribaron otro de los aparatos Blenheim dando por terminada la operación. Los 16 aviones británicos que que sobrevivieron la refriega, regresaron a sus bases con más pena, que gloria. Mira inglesa de bombardeo 1918 Resultado final Los Bristol Blenheim, tripulados por un piloto, un copiloto y un bombardero, que era a la vez navegante y radiotelegrafista, eran bimotores con dos máquinas de 840 HP cada una y podían transportar 500 kilos de bombas a una distancia de 625 Kms. y a una velocidad de 400 Kms/hora. Estaban equipados con un transmisor y receptor de radiotelegrafía, como únicos equipos electrónicos a bordo. El visor de puntería para bombardeo era tan rudimentario que el bombardero, echado boca abajo, debía estimar la velocidad y dirección del viento, para aplicar quot;correctamentequot; una de las tres escalas, que estaban calibradas para operar a 6.000, 10.000 y 15.000 pies de altura. Él debía decidir el momento del lanzamiento cuando el blanco pasara sobre la retícula calibrada quot;a mano.quot; En esa temprana época de la guerra, los aviones británicos cumplían su cometido, más a base de coraje de las tripulaciones, que por ayuda del equipo que usaban. Bibliografía -LIBRO: BF 109D/E Aces 1939-1941 por John Weal
  18. 18. Guerra de Invierno: La URSS ataca Finlandia (30-11-1939) Antecedentes Después de firmada la cláusula secreta, para el reparto de Polonia, y consumado éste, La Unión Soviética se vio con las manos libres para poner en su mira a los países vecinos. Letonia, Lituania y Estonia recuperaron su independencia luego de la Revolución Bolchevique en 1917. El Gran Ducado de Finlandia se convirtió en República independiente, con el apoyo de la Liga de Naciones. El Báltico se convertía así en un problema para los soviéticos y Finlandia no dejaba de ser apetecida además de tener también ambiciones sobre territorios que formaban parte de la Unión Soviética. Los tres pequeños nuevos países, que gozaron de la protección germana se encontraban desamparados, al menos en lo que a las ambiciones de URRS respecta. Por el lado de Finlandia, Suecia, a pesar de los lazos ancestrales que unían a los dos países, también sus problemas fronterizos con los fineses, pues en el caso de la isla Aland, la Liga de naciones falló a favor de los fineses. Molotov Demanda Concesiones El 30 de Octubre de 1939, los ojos del mundo se posaron sobre el Kremlin. Molotov daba un discurso donde explicó la repartición de Polonia y el costo reducido en vidas, apenas 374 muertos y cerca de 2000 heridos. Antes de finalizar su discurso, y después de alabar la amistad germano-rusa, de atacar a Estados Unidos, Inglaterra y Francia y asegurar que la Unión Soviética no tenía pretensiones sobre territorios finlandeses, lanzó lo que era una verdadera bomba. Dijo que sólo preocupaba la cercanía de la frontera finesa, la cual tenía al alcance de sus cañones a la ciudad de Leningrado. Manifestó que sólo pedía una extensión de unas decenas de kilómetros en territorio finlandés para retirar la frontera y que a cambio la URSS estaba dispuesta a ceder un territorio el doble de grande. La Verdadera Razón La realidad era, que la Unión Soviética estaba preocupada por el acceso marítimo a Leningrado que comprende un pequeño estrecho dominado por Finlandia lo que incluye las apetencias por Carelia de parte de Finlandia. Tanto Finlandia como Estonia, Letonia y Lituania han mejorado enormemente su nivel de vida, que está muy por encima de los niveles de la URSS. La Península de Hanko El momento para echar mano de los territorios finlandeses ha llegado, para la Unión Soviética las acusaciones del Kremlin sobre amenazas finlandesas contra Leningrado están llegando a su límite. Molotov le pide a Finlandia la cesión del puerto de Hanko para instalar una base naval y de unas islas frente a Leningrado, el derecho de entrada de los barcos soviéticos en la Bahía de Laponia y la eliminación de las líneas fortificadas a lo largo de la frontera. La Posición Finlandesa Finlandia no quiere ceder y obtiene el apoyo de los países de occidente, hasta que el 26 de Noviembre de 1939, la artillería rusa mata a siete soldados soviéticos en la frontera del Istmo de Carelia. Molotov le pide al Primer Ministro Ryti que retire sus tropas 25 kilómetros de la frontera. El gobierno de Helsinki replica que los cañonazos fueron hechos por el Ejército Rojo, pero que accedería a retirar las tropas si el Kremlin ordena hacer lo mismo con las suyas. No hay acuerdo. Estalla la Guerra El día 30 de Noviembre estallan las hostilidades. Con un número total de 140 mil efectivos y 1500 carros, los soviéticos cruzan la frontera en Rajajoki, Joutselkä y Lipola, después de un ataque de artillería con 900 baterías que comenzó alas 6:50AM. En el Istmo de Carelia se concentra el ataque soviético con 120 mil efectivos y a las 9:00 ocurre el bombardeo de Viipuri y le siguen 16 ciudades más, incluyendo Helsinki a las 9:20. Bibliografía -LIBRO: A Frozen Hell: The Russo-Finnish Winter War of 1939-1940 por William Trotter El Problema Escandinavo
  19. 19. La importancia estratégica de escandinavia se hizo patente al final del siglo 19, siendo el factor más relevante, la apertura de enormes yacimientos de hierro en el norte de Suecia. Otro factor, fue la unificación de Alemania, que mostraba síntomas de convertirse en una potencia con ambiciones geopolíticas continentales. Otro aspecto importante fueron las minas de hierro suecas, que eran una fuente de mineral de alta calidad, muy importante para la industria pesada alemana en plena expansión. Por otro lado, Suecia y Noruega eran potenciales focos de discordia entre Gran Bretaña y Alemania, por cuanto que esos países escandinavos, geográficamente, eran la puerta de entrada al norte de Rusia y al Mar Báltico. Planes Alemanes Los planes navales de Alemania, desde el siglo 19, consideraban la apertura de bases en puertos daneses y noruegos, para evitar verse bloqueados por la flota de guerra británica. Por supuesto que políticamente eran importantes las rutas terrestres usadas para transportar otros recursos materiales desde Noruega, Suecia y Finlandia, además de las vías que desde los puertos en el norte de Noruega eran cubiertas con una buena red ferroviaria. Planes británicos Las ambiciones británicas tenían exactamente las mismas razones y en consecuencia, en 1939, el Almirantazgo Británico planificó el minado de las aguas noruegas, que se deberían llevar a cabo con o sin la autorización del gobierno noruego. De esa forma, se pretendía bloquear el tráfico marítimo alemán, militar y de transporte, obligándoles a navegar en aguas internacionales, ruta que los ponía al alcance de la flota británica. Simultáneamente, los medios diplomáticos intentaban forzar al gobierno de Suecia a no vender, o al menos restringir, la venta de hierro a Alemania y del mismo modo, presionaban al gobierno de Noruega para que restringiera el tráfico alemán por las vías terrestres. Nadie estaba preparado Después de la invasión de Polonia y antes que el conflicto desembocara en una guerra mundial, Alemania no estaba lista para pelear una batalla decisiva con los Aliados y a su vez, estos no estaban muy dispuestos a comenzar otra guerra como la de 1914. Para Gran Bretaña, el paso inmediato era el bloqueo para detener el tráfico marítimo alemán, que era menos costoso que un enfrentamiento directo con la poderosa maquinaria de guerra alemana. El bombardeo selectivo fue considerado por Gran Bretaña como una buena opción, pero Francia se opuso, por ser ella el blanco primario de una posible retaliación germana. Operación Catherine Al asumir funciones en el gabinete, Winston Churchill mostró inmediatamente su interés en la importancia estratégica de Escandinavia. En abril de 1939, sin mucho recato, Churchill le manifestó al gobierno sueco que si Gran Bretaña entraba en guerra con Alemania, se vería forzado a considerar a Suecia como un enemigo y tomaría medidas para detener la exportación de hierro hacia Alemania. Cinco meses después, Alemania invadía Polonia y dos días más tarde los Aliados, Inglaterra y Francia, le declaraban la guerra al Tercer Reich. No pasó mucho tiempo, a mediados de setiembre, para que Churchill presentara los planes de la Operación Catherine a su Gabinete de Guerra. Esa operación tenía como objetivo meter una gran flota de buques mayores en el Mar Báltico, a más tardar en el invierno de 1940. La invasión del Mar Báltico se haría introduciendo acorazados de 26 mil tn de la Clase Royal Sovereign, navegando por los bajos entre la Isla Fyn y Suecia. Para disminuir el calado de los barcos, Churchill sugirió aumentar la flotabilidad adicionando compartimientos estancos a ambos lados de los cascos, lo que aumentaría la manga de los buques de 31 metros a 43 metros de ancho, pero les permitiría navegar por esas aguas bajas. La operación fue cancelada. Directiva Nº.6 de Hitler En octubre de 1939, Hitler firma la Directiva Nº 6, que ordenaba la preparación del plan para la invasión de Francia pasando por los Países Bajos. Inmediatamente el Gran Almirante Raeder discutió con Hitler la conveniencia de tener bases en Noruega y también el peligro que significaba, que Gran Bretaña por su parte, las estableciera en ese país. Sin embargo, Raeder se resistía a una operación de gran envergadura pues consideraba que la Kriegsmarine no estaba preparada para ello. Presión diplomática alemana El 16 de octubre de 1939, Hitler conversa con Sven Hedin —reconocido geógrafo, explorador y escritor sueco— manifestándole su decepción por la posición de los países escandinavos que, según el Fuehrer, en especial en la Liga de Naciones, siempre contrariaban los intereses alemanes, además de la posición antifascista del periodismo y las dificultades que Alemania tenía para llegar a los acuerdos comerciales a que aspiraba con esos países. Operación Wilfred A fines de 1939, Churchill propone minar las aguas noruegas. Su proposición es rechazada, porque Chamberlain y Halifax temen la reacción de EEUU y otros países de los cuales Gran Bretaña afirma ser protectora. Sin embargo, la preparación de los planes para la operación prosigue en el Almirantazgo, con el nombre de Operación Wilfred. La Guerra de Invierno En noviembre de 1939, la URSS ataca a Finlandia y la situación europea cambia sustancialmente. Los Aliados creen que es el momento para forzar a los escandinavos a plegarse a su causa, considerando que ellos necesitarían de su protección, teniendo en cuenta que Alemania es aliada de la URSS en esos momentos. En diciembre, Gran Bretaña firma un acuerdo con Suecia, permitiéndole exportar a Alemania sólo 10 millones de toneladas de hierro anualmente. Hitler se reúne con el líder nacionalsocialista noruego Vidkun Quisling, para considerar la ayuda que pudiera prestar desde su país, en caso de una ocupación alemana de Noruega. Preparar la Operación Weserübung El 14 de diciembre de 1939, por orden de Hitler, el General Jodl, jefe del OKW, inicia la preparación de los planes para la Operación Weserübung. En esos momentos, la Liga de Naciones expulsa a la URSS por el ataque a Finlandia e insta a los miembros a prestar ayuda a los fineses. Aprovechando la ocasión, los británicos hacen planes para enviar una fuerza expedicionaria de ayuda a Finlandia, que desembarcaría en el puerto Noruego de Narvik y se dirigiría a Finlandia, pero pasando por los yacimientos de hierro suecos con el propósito
  20. 20. de destruirlos para detener las exportaciones de hierro a Alemania. Simultáneamente, los británicos planifican operaciones de desembarco en el sur de Noruega para contrarrestar cualquier movimiento alemán en Escandinavia. Los planes de Francia El 19 de diciembre, la propuesta francesa para desembarcar una fuerza en el norte de Noruega le daría una serie de beneficios al país galo. Primero, con el fin de ayudar a Finlandia, aunque estratégicamente resulta irrelevante para los Aliados, pero es importante para su prestigio internacional y para que sigan apareciendo como protectores de los países pequeños y adicionalmente para impactar a la opinión pública. Segundo, para hacer que Alemania quite su atención de Francia y la dirija a Escandinavia. Tercero, y el más importante, para proteger los yacimientos metalúrgicos de Suecia, en beneficio de los Aliados. El plan daba por descontado la cooperación de Noruega y Suecia. Resistencia de Chamberlain Aunque Chamberlain y Halifax no estaban de acuerdo con el plan de minar las aguas noruegas, se sentían más dispuestos a apoyar el plan de la fuerza expedicionaria. En consecuencia el plan de Churchill fue relegado, al menos momentáneamente. Churchill insiste El 12 de enero de 1940, nuevamente el gabinete británico rechaza la Operación Wilfred, con el argumento de que arriesgaría la cooperación de Suecia y Noruega, en caso de envío de la fuerza expedicionaria a Narvik. A los pocos días, Churchill utiliza la radio para fustigar a los países beligerantes y neutrales. La dura crítica a los países neutrales causa la reacción negativa de varias naciones y Chamberlain amonesta a Churchill, por tomarse atribuciones que en esos momentos no le competían. Nueva propuesta francesa A fines de enero de 1940, Francia propone el desembarco en Petsamo, al norte de Finlandia, lo que evitaría una reacción negativa de Suecia y Noruega. Gran Bretaña se opone, porque el plan descarta el objetivo principal, que también para sus propios intereses, son los yacimientos de minerales en Suecia, que en esos momentos eran el principal proveedor de hierro para Alemania. Acelerar la Operación Weserübung El 27 de enero de 1940, Hitler ordena acelerar los planes para la ocupación de Noruega y Dinamarca, dividiendo la operación en dos partes, Weserübung Nord y Weserübung Sud . Churchill sigue forzando la situación El 2 de febrero Churchill declara a un periodista sueco que no le desagradaría que la guerra se extendiera a los países nórdicos, con evidente alusión a los intereses británicos. Los Aliados se deciden El 5 de febrero de 1940, los Aliados deciden en Paris, enviar la fuerza expedicionaria a Finlandia, desembarcando en Narvik, para tomar seguidamente el control de los yacimientos suecos. Se emplearían cuatro divisiones y se requería la cooperación inicial de Suecia y Noruega. Lo cierto es, que en esos momentos no había señales de tal cooperación. Los militares consideran que sería necesario enviar fuerzas a Trondheim y Namsos también. Se establece que la fuerza de ataque deberá estar lista para el 20 de marzo de ese año. El episodio del Altmark El 16 de febrero de 1940, Churchill ordena, que el destructor HMS Cossack aborde al carguero alemán Altmark en aguas noruegas, liberando a 300 prisioneros capturados por el Graf Spee en el Atlántico. Un destructor noruego que patrulla la zona, no interfiere en la operación. Alemania declara, que Gran Bretaña no respeta la neutralidad noruega, utilizando sus aguas para agresiones militares. Churchill insiste con la Operación Wilfred El 18 de febrero de 1940, Churchill nuevamente pide el minado de las aguas noruegas. Esta vez se le permite que el Almirantazgo haga los planes necesarios para llevar a cabo la operación. Afinando la Operación Weserübung El 21 de febrero, el General Falkenhorst es nombrado Jefe de Estado Mayor en la preparación del Plan Weserübung. De acuerdo a los informes de inteligencia, en esos momentos, el objetivo es dar el golpe en Noruega, antes que lo hagan los británicos, para asegurar los suministros de hierro y establecer bases navales y aéreas en Escandinavia. Noruega sería invadida, pero se buscaría la cooperación de Suecia para usar sus campos aéreos. Finlandia pide ayuda El 23 de febrero Finlandia solicita autorización a Noruega y Suecia para el tránsito de tropas extranjeras, petición que es denegada el día 27. Alemania descubre los preparativos Aliados En esos días y las semanas que siguen, la inteligencia alemana insiste en la inminencia de una atque Aliado en Escandinavia, esta vez con evidencias sobre la constitución de una fuerza de ataque en bases navales escocesas. Orden definitiva Weserübung El primero de marzo, Hitler emite la Directiva final para la Operación Weserübung, ordena la ocupación de Dinamarca (Weserübung Sud) y Noruega (Weserübung Nord), las que deben llevarse a cabo de la manera más rápida e incruenta, con el menor número factible de tropas, para que sea lo más pacífica posible. Nueva negativa de ayuda a Finlandia En eso días, Finlandia solicita una vez más la ayuda de los Aliados pidiendo 50 mil hombres y 100 bombarderos. Chamberlain rechaza la solicitud, pero Daladier promete considerarlo. Suecia y Noruega rechazan incursión Aliada El 2 de marzo Francia e Inglaterra solicitan autorización a Noruega y Suecia para el tránsito de la fuerza expedicionaria. Sorprendidos por el atrevimiento de los Aliados, ambos países rechazan tajantemente la solicitud. Finlandia busca la paz con la URSS
  21. 21. El 5 de marzo, al ver que no recibe ayuda de los Aliados, el gobierno de Finlandia se ve forzado a iniciar conversaciones de paz con la URSS. La Operación Weserübung lista. El 10 de marzo la Operación Weserübung está lista para iniciarse en 10 días más, pero a Jodl le preocupa que la finalización de la guerra ruso-finlandesa interfiera en los planes germanos. Luz verde a la fuerza expedicionaria Aliada El 12 de marzo, los británicos deciden enviar inmediatamente la fuerza expedicionaria, antes de que Finlandia y la URSS hagan la paz y desaparezca la justificación para alcanzar el objetivo principal que es Suecia y Noruega. Los comandantes son instruidos para no ejercer un exceso de fuerza, pero con la esperanza que una vez desembarcadas las tropas en Narvik, puedan convencer a los suecos y noruegos a cooperar y permitirles el tránsito de las tropas. Orden y contraorden El 13 de marzo, se inicia el embarque de las tropas que constituyen la fuerza expedicionaria británica que desembarcaría en Narvik, pero ese día, la guerra ruso-finlandesa llega oficialmente a su fin y el Gabinete de Guerra británico ordena a la fuerza británica a regresar y desbandar a las tropas, hasta nuevo aviso. Operación Royal Marine El 18 de marzo, Churchill propone la captura, mediante un ataque con portaaviones, del puerto sueco de Luleä, por donde se embarca el hierro a Alemania y además acciones de sabotaje y minado fluvial de los principales ríos de Alemania, en especial el Rin. Dos días después, en Francia cae el gobierno de Daladier y asume funciones Paul Reynaud, quien reaviva la posibilidad de un ataque a Narvik. En esos momentos, Chamberlain y Halifax consideran que es necesario tomar la iniciativa en la guerra y nuevamente se discute el minado de las aguas noruegas. Churchill va más allá y propone el minado de las aguas alemanas en el Báltico con el nombre de Operación Royal Marine. El Primer Ministro Chamberlain sugiere que ambas operaciones sean llevadas a cabo simultáneamente, para demostrar que los Aliados están combatiendo a Alemania con firme decisión. Operación R4 El 28 de marzo en el Consejo de Guerra, los Aliados deciden fijar la fecha de la Operación Royal Marine para el día 4 de abril y la Operación Wilfred para el día siguiente. El día 29, los británicos deciden que la Operación Wilfred se realice conjuntamente con la Operación R4, la ocupación de los puertos noruegos de Stavanger, Bergen, Trondheim y Narvik. Una vez más, los franceses manifiestan que no apoyarán tal operación para evitar la retaliación alemana contra ellos. Hitler fija la fecha de la invasión El 2 de abril, Hitler decide que la fecha para iniciar la Operación Weserübung sea el 9 de abril, al igual que los Aliados, sin previa declaración de guerra. Churchill trata de convencer a los franceses El Gabinete de Guerra británico decide llevar a cabo las operaciones Wilfred y Royal Marine, aún sin la cooperación de Francia y envían a Churchill a París para tratar de convencerlos. En esos momentos, el primer barco alemán, el Hansestadt Dantzig, con tropas camufladas y equipos de comunicaciones, para establecer un puesto de avanzada, zarpa con dirección a puertos noruegos. Fecha Aliada definitiva El 5 de abril, Churchill le dice a Chamberlain que los franceses aceptan retardar la Operación Royal Marine y los británicos deciden que la operación Wilfred se inicie el día 8 de abril. Se inicia la Operación Weserübung Nord El día 7 de abril, parte hacia Oslo el General Kurt Himer quien instala su cuartel general a abordo del carguero Hansestadt Dantzig, ya anclado en la bahía, las tropas y equipo camuflado están listos para capturar Oslo. Los británicos empiezan a minar las aguas El día 8 de abril, los británicos inician la Operación Wilfred; destructores británicos siembran minas en aguas al sur de Narvik y las fuerzas expedicionarias se embarcan en los transportes desde bases de Escocia. Se ejecuta la Operación Weserübung El día 9 de abril, las tropas alemanas cruzan la frontera de Dinamarca iniciando la Operación Weserübung Sud y como parte de la Operación Weserübung Nord desembarcan tropas en los más importantes puertos noruegos. Los británicos se ven forzados a desembarcar apresuradamente a las fuerzas expedicionarias y cambiar la orden de batalla de la flota, para poder atacar a las unidades de invasión alemanas. La Operación Wilfred fracasa y la ocupación de Noruega por los alemanes es cuestión de días. Operación Royal Marine El 18 de marzo, Churchill propone la captura, mediante un ataque con portaaviones, del puerto sueco de Luleä, por donde se embarca el hierro a Alemania a través del Báltico y además acciones de sabotaje y minado fluvial de los principales ríos de Alemania. Dos días después, en Francia cae el gobierno de Daladier y asume funciones Paul Reynaud, quien reaviva la posibilidad de un ataque a Narvik apoyado por Francia. En esos momentos, Chamberlain y Halifax consideran que es necesario tomar la iniciativa en la guerra y nuevamente se discute el minado de las aguas noruegas. Churchill va más allá y propone el minado de las aguas alemanas en el Báltico y el Rhin con el nombre de Operación Royal Marine. El Primer Ministro Chamberlain sugiere que ambas operaciones sean llevadas a cabo simultáneamente, para demostrar que los Aliados están combatiendo a Alemania con firme decisión. Churchill puso a la cabeza del proyecto al Almirante Penrose FitzGerald. El aspecto técnico más importante era seleccionar el tipo de mina a emplear puesto que se requería que flotaran justo debajo de la superficie del río. Las minas serían sembradas en las cercanía de Estrasburgo donde se forma la frontera entre Francia y Alemania. Luego las minas flotarían aguas abajo chocando y destruyendo cuanto buque se cruzara en su
  22. 22. camino y los pontones y muelles que encontrara en la ruta. Eventualmente algunas minas llegarían al Báltico donde continuarían con su acción destructiva. Todo parecía marchar como había planeado Churchill, cuando súbitamente el Premier Daladier se opuso, puesto que Alemania podía emprender una retaliación contra Francia por la acción en sus fronteras. Pero el 19 de marzo cayó el gobierno de Daladier y fue reemplazado por Paul Reynaud quien era más dispuesto a cooperar con los británicos. Los gobiernos de Gran Bretaña y Francia accedieron a una reunión en Londres para tratar el asunto y Daladier en esa oportunidad aceptó permitiendo el comienzo de la Operación Royal Marine para el 4 de abril. Pero la aceptación de Reynaud estaba sujeta a la aprobación del Comité de Guerra en París y Daladier que era entonces Ministro de Defensa, se opuso seriamente a esa operación. La operación fue tentativamente postergada hasta julio de 1940. En Londres, Chamberlain amenazó con cancelar la invasión de Narvik si se volvía a retrasar la Operación Royal Marine. El 4 de abril, Churchill viajó a París tratando de convencer a Daladier para que autorizara el minado del río Rihn. Churchill esta vez cambió de parecer y habló con Chamberlain para que se desligaran las acciones de las operaciones Royal Marine y de la invasión de Narvik. Sin embargo, era demasiado tarde, en esos momentos los alemanes ponían en marcha la Operación Weserübung y quedaban desbaratados los planes británicos y por tanto las operaciones se cancelaron. Los franceses aceptaron los planes británicos si los alemanes atacaban Francia o los Países Bajos, pero cuando ello ocurrió el 10 de mayo, todos los planes anteriores dejaron de tener prioridad y relevancia. Operación Wilfred (5-4-1941) Aparte del petróleo, el punto débil de la economía de guerra alemana era el suministro de hierro que en buena cuenta provenía de las minas del norte de Suecia. El mineral era embarcado en el puerto noruego de Narvik por el norte y una menor parte a través del Báltico. Desde Narvik los buques mercantes transportaban la valiosa carga a los puertos en el norte de Alemania. Las minas suecas de hierro se han explotado desde la época de los vikingos A los británicos en cuanto a materias primas no les iba bien tampoco y como era de suponer deseaban que ese mineral llegara a sus costas y no a las de Alemania, cosa que no podían evitar, porque tanto Suecia como Noruega eran neutrales. No podían tampoco evitar el transporte del mineral puesto que la ruta marítima desde Narvik hasta los puertos alemanes en el Báltico se realizaba a través de aguas noruegas. Pero, para Winston Churchill cuando se trataba de los intereses británicos no había neutralidad que valiera y decidió en setiembre de 1939 minar los fiordos noruegos para impedir el tráfico marítimo desde Narvik al Báltico. Pese a la oposición que enfrentó por cuanto ese acto suponía la violación de la soberanía de una país amigo, en noviembre de ese año ordenó elaborar el plan de minado de las aguas noruegas, presentando al Gabinete de Guerra el proyecto en diciembre. El plan de la operación incluía el embargo de los buques, que forzados a salir de aguas noruegas a aguas internacionales, se verían obligados a desviar sus rutas. La oposición puso trabas pero aún así, Churchill ordenó el inicio de las operaciones en enero de 1940. El día 6 de ese mes, Lord Halifax comunicó al embajador noruego en Londres que el sembrado de minas era inminente. Sin embargo los gobiernos de Noruega y Suecia protestaron enérgicamente y el plan fue suspendido. Al desatarse la Guerra de Invierno con la invasión soviética a Finlandia, tanto Gran Bretaña como Francia ofrecieron su apoyo a los fineses para combatir a la URSS entonces aliada de Alemania, esperando obtener la anuencia de Suecia y Noruega para llevar a cabo sus planes bélicos. Esta vez Churchill decidió que además de minar las aguas noruegas invadiría el puerto de Narvik para detener los embarques de hierro a Alemania y de paso ocupar las minas suecas como medida de quot;protecciónquot;. El plan llamado Operación Wilfred estaba listo para entrar en acción, cuando se hizo patente que la resistencia finesa estaba colapsando y por tanto fue cancelado. Simultáneamente la Operación Royal Marine, otra de las ideas de Churchill que consistía en el minado de las aguas del río Rhin, también fue suspendido especialmente por la oposición del gobierno francés. Luego de intensas discusiones, la Operación Royal marine fue cancelada, pero el Gabinete de Guerra británico autorizó la puesta en marcha de la Operación Wilfred. La operación la llevarían a efecto tres grupos navales. La Fuerza WS compuesta por el HMS Teviot Bank y 4 destructores que minarían las aguas afuera de Stadtlandet, al norte se emplearía la Fuerza WB compuesta por dos destructores operando aguas afuera de Bud y la Fuerza WV con 4 destructores siembra minas, además del
  23. 23. HMS Eskimo, HMS Impulsive, HMS Icarus y HMS Ivanhoe con otros 4 de escolta, el HMS Hardy, HMS Hotspur, HMS Havock y HMS Hunter, todos estos en el área de Vestfjord. La fuerza contaba con el apoyo del crucero de batalla HMS Renown al mando del Vicealmirante William Whitworth, con la escolta de los destructores HMS Glowworm , HMS Greyhound, HMS Hyperion y HMS Hero. El contingente de tropas fue embarcado en Rosyth y fue ordenado un Plan de Contingencia llamado Operación R4 con la puesta en alerta de un grupo de transportes de tropas en caso de que Alemania respondiera a la invasión británica. El 5 de abril de 1941, comenzó la operación y el día 8 fueron sembradas las minas en Vestfjord. Pero, para sorpresa del Almirantazgo británico, antes de que zarparan las tropas para invadir Narvik, los alemanes comenzaron la Operación Weserübung y la primera víctima fue el HMS Glowworm, uno de los destructores británicos encargados de la siembra de minas que fue encontrado por el acorazado alemán Hipper que lo hundió en pocos minutos el día 8 de abril. La Operación Wilfred fue cancelada luego de un fracasado intento británico de ocupar Narvik y Noruega fue ocupada por las tropas alemanas que tomaron el control del país en pocas semanas. Operación R4 Los Aliados querían asegurarse los suministros de minerales de Suecia y Noruega, pero temían que los alemanes tuvieran las mismas intenciones, por tanto decidieron invadir Noruega y contar con la neutralidad de Suecia para después presionar a los suecos a suministrales minerales en apoyo al esfuerzo de guerra en contra del Eje. El 28 de marzo en el Consejo de Guerra, los Aliados fijaron la fecha de la Operación Royal Marine para el día 4 de abril y la Operación Wilfred para el día siguiente. El día 29, los británicos deciden que la Operación Wilfred se realice conjuntamente con un Plan de Contingencia para la ocupación de los puertos noruegos de Stavanger, Bergen, Trondheim y Narvik si los alemanes respondían decididamente ante el inicio de la Operación Wilfred. El Plan de Contingencia fue bautizado como Operación R4. Una vez más, los franceses en el exilio manifiestan que no apoyarán tal operación para evitar la retaliación alemana contra su país. No obstante, los británicos deciden poner en marcha el plan y para asegurar una rápida respuesta a cualquier intento alemán de ocupar aguas noruegas el Almirantazgo Británico dispone el desplazamiento de los cruceros HMS Devonshire, HMS Berwick, HMS York y HMS Glasgow al la vez que embarcan tropas el 7 de abril en Rosyth, mientras las unidades que invadirían Noruega se aprestan en Clyde apoyados por el cruceros HMS Aurora y una escolta de 6 destructores. La flota fue puesta bajo el mando del Almirante Evans. Sin embargo, ni la Operación Wilfred, ni la Operación R4, fueron activadas a tiempo porque los alemanes se adelantaron a los planes de invasión británicos cuando pusieron en marcha la Operación Weserübung. Los buques británicos no podrían llegar a su destino a tiempo y por tanto el Almirantazgo canceló las dos operaciones, Wilfred y R4, el día 9 de abril. Operación Weserübung (9-4-1940) La Operación Weserübung fue planeada para que la flota de invasión se desplazara hacia los objetivos en varios escalones. Como la operación consistía en ocupar Noruega y Dinamarca, la flota de invasión fue dividida en dos partes, correspondientes a la Operación Weserübung-Süd que ocuparía Dinamarca y Weserübung-Nord que invadiría Noruega. Los escalones de invasión eran: Tankerstaffel Escalón de tanqueros (combustible) Ausfuhrstaffel Escalón de cargueros (equipo y vituallas) Kriegsschiffestaffel Escalon de buques de guerra Seetransportstaffel Escalón de transporte de tropas Tankerstaffel (escalón de tanqueros) El escalón de tanqueros estaba compuesto por mercantes que llevaban el combustible para reabastecer a los buques en Noruega porque, debido a la distancia, no tenían capacidad de combustible suficiente para hacer el viaje de ida y vuelta. Esos tanqueros, tenían que apostarse en posiciones predeterminadas a los largo de la ruta de invasión antes de empezar las operaciones, pues se suponía que cualquier movimiento posterior de cargueros, causarían su hundimiento inmediato por parte de los ingleses. La flota constaba de 8 barcos: Buques tanque Nombre Destino Kattegat Narvik Jan Wellem Narvik Moonsund Trondheim Euroland Oslo Senator Oslo Belt Bergen
  24. 24. Dollart Stavanger xx Kristiansand Ausfuhrstaffel (escalón de cargueros) El escalón de transporte llevaban los equipos y suministros para las tropas y debían dirigirse hacia sus objetivos antes de empezar la operación para adelantarse a los barcos de transporte de tropas. Esos barcos también fueron camuflados como barcos mercantes corrientes y debían alcanzar sus puntos de destino antes que llegaran las tropas. Los 7 barcos que tenían esa misión eran: Buques transporte de equipos Nombre Destino Rauenfels Narvik Alster Narvik Sao Paulo Trondheim Levante Trondheim Main Trondheim Roda Stavanger Bärenfels Narvik Columna de Ausfuhrstaffel en la costa de Noruega. Note el mar congelado. Kriegsschiffestaffel (escalón de buques de guerra) Los buques de guerra estaban divididos en 9 grupos de submarinos y 6 grupos de buques de superficie. Algunos de esos buques llevaban parte de las tropas de tierra que debían ser desembarcados en puertos noruegos y tenían como misión principal la protección de la fuerza de invasión. Otros 5 buques estaban destinados a la Operación Weserübung-Süd y por tanto tenían sus destinos en zonas predeterminadas de la costa de Dinamarca. Grupo 1 Narvik, Noruega Acorazados Destructores Gneisenau Z2 Georg Thiele Scharnhorst Z2 Georg Thiele Z9 Wolfgang Zenker
  25. 25. Z11 Bernd von Arnim Z12 Erich Giese Z13 Erich Koellner Z17 Diether von Roeder Z18 Hans Lümann Z19 Herman Künne Z21 Anton Schmitt Z22 Wilhelm Heidkamp Gneissenau Z22 Wilhelm Heidkamp Grupo 2 Trondheim, Noruega Crucero Pesado Destructores Admiral Hipper Z5 Paul Jacobi Z6 Theodor Riedel Z8 Bruno Heinemann Z16 Friedrich Eckoldt Grupo 3 Bergen, Noruega Buque Escuela Crucero Ligero Bote Torpedero Bote Rápido Escolta Rápida de Artillería
  26. 26. Koln Bremse Leopard S19 Carl Peters Wolf S21 S22 S23 S24 Grupo 4, Kristiansad, Noruega Crucero Ligero Bote Torpedero Bote Rápido Escolta Rápida Karlsruhe Luchs S7 Tsingtau Grief S8 Seeadler S17 S30 S31 S32 S33 Grupo 5 Oslo, Noruega Acorazado Pesado Crucero Pesado Crucero Ligero Bote Torpedero Bote de Asalto Blücher Lützow Emden Albatross R17 Kondor R18 R19 R20 R21 R22 R23 Bl ücher Lützow Emden Grupo 6 Egersund, Noruega Dragaminas
  27. 27. M1 M2 M9 M13 Grupo 7 Korsor y Nyborg, Dinamarca Acorazado Barco experimental Transporte KFK Schleswig-Holstein Claus von Bevern 2 unidades 6 unidades Nautilus Pelikan Grupo 8 Copenhague, Dinamarca Minador Rompehielos Stettin Stettin Grupo 9 Middelfart, Dinamarca Buque de Bote de Caza Transporte Observación Asalto Submarinos Arkona V102 R6 UJ107 R7 Dragaminas Remolcador Cocina M157 Monsun Rugard Passat CAP Arkona Grupo 10 Esbjerg, Dinamarca Dragaminas Bote de Asalto Minador M4 R25 Könign Luise M20 R26 M84 R27 M102 R28 M1202 R29
  28. 28. M1203 R30 M1204 R31 M1205 R32 M1206 M1207 M1208 Grupo 11 Dinamarca Dragaminas Bote de asalto Escolta de botes M61 R33 Von der Gröben M89 R34 M110 R35 M111 R36 M134 R37 M136 R38 R39 R40 U-25 U-46 Grupo U-Boot 1 U-51 U-64 U-65 U-30 Grupo U-Boot 2 U-34 U-9 U-14 Grupo U-Boot 3 U-56 U-60 U-62 U-1 Grupo U-Boot 4 U-4 U-37 U-38 U-47 Grupo U-Boot 5 U-48 U-49 U-50 U-52 U-13 U-57 Grupo U-Boot 6 U-58 U-59 Grupo U-Boot 7 No participó U-2 U-3 Grupo U-Boot 8 U-5 U-6
  29. 29. U-7 Grupo U-Boot 9 U-10 U-19 U-17 U-23 No asignados U-24 U-61 U-26 U-29 U-32 U-Boot de Transporte U-43 U-101 UA U-14 Seetransportstaffel (escalón de transporte de tropas) Este escalón estaba compuesto de 8 oleadas de transportes que llevaban las tropas de invasión. Los primeros 3 escalones debían llevar las primeras tropas y regresar para componer otros 5 escalones de transporte. El primer escalón estaba constituido por 15 barcos, el segundo por 11 barcos y el tercero por 13. Todos los barcos después del primer escalón desembarcaron directamente en Oslo. Antares, objetivo Oslo Ionia, objetivo Oslo Muansa, objetivo Oslo Itauri, objetivo Oslo Neidenfels, objetivo Oslo Wiegand, objetivo Kristiansand Westsee, objetivo Kristiansand Grupo 1. Seetransportstaffel Kreta, objetivo Kristiansand August Leonhardt, objetivo Kristiansand Tübingen, objetivo Stavanger Tjuka, objetivo Stavanger Mendoza, objetivo Stavanger Marie Leonhardt, objetivo Bergen Curitiba, objetivo Bergen Rio de Janeiro, objetivo Bergen Friedenau, objetivo Oslo Kellerwald, objetivo Oslo Hamm, objetivo Oslo Wigbert, objetivo Oslo España, objetivo Oslo Grupo 2. Seetransportstaffel: Rosario, objetivo Oslo Tucuman, objetivo Oslo Hanau, objetivo Oslo Wolfram, objetivo Oslo Wandsbek, objetivo Oslo Scharhörn, objetivo Oslo Grupo 3. Seetransportstaffel: No hay información sobre su composición Los barcos de los escalones de transporte movilizaron 107,581 hombres (5 divisiones), 16,102 caballos, 20,339 vehicles, y 109,400 tn de suministros. El desembarco más importante fue el de Narvik, donde el General Dietl con 1800 Cazadores de Montaña y 3000 marineros tomaron el puerto y capturaron la ciudad. Fuerzas Aliadas Flota Británica Los buques mayores británicos que participaron en las operaciones tratando de detener el asalto alemán fueron: Crucero de Crucero Crucero Crucero Portaaviones Acorazado Crucero batalla pesado ligero Antiaéreo
  30. 30. Ark Royal Rodney Renown Suffolk Southampton Aurora Coventry Furious Warspite Repulse Berwick Sheffield Penelope Curlew Glorious Valiant Devonshire Birmigham Arethusa Resolution York Glasgow Escolta: 21 destructores HMS Ark Royal HMS Rodney HMS Renown HMS Suffolk Flota Francesa Crucero ligero Superdestructor Destructor Submarino Emile Bertin 6 unidades 5 unidades Rubis Mont Calm Bibliografía -LIBRO: Operation Weseruebung: Operational art in joint warfare por Len Jasczak Operación Weserübung Nor (9-4-1940) La Operación Weserübung fue completada en Marzo, faltando sólo definir la fecha. El 1 de abril Hitler firmó la orden para ejecutar la operación; el día W fue fijado para el 9 de abril y la hora cero las 0515. En avanzada a la Operación Weserübung-Nord, el día 3 a las 0200 los primeros tres barcos del escalón Ausfuhrstaffel salieron de Hamburgo con rumbo a Narvik. Hasta esos momentos Weserübung era un completo secreto, hasta para las tripulaciones. Sin embargo debido a la magnitud del movimiento de barcos, hombres y equipo, era imposible mantenerla así por mucho tiempo.
  31. 31. Informe británico de quot;dudosa validezquot; El almirantazgo británico comenzó a recibir reportes de inteligencia de los movimientos alemanes, tan pronto como los primeros barcos germanos se hicieron a la mar. El informe más significativo procedía de Copenhague, que informaba que diez buques transportando una división ponían rumbo norte en el Báltico. Sin embargo el almirantazgo, al retransmitir el informe al comandante de la Flota Metropolitana Almirante Sir Charles Forbes, ponía la anotación de que el informe era de dudosa validez. Error de concepto británico Otro de los errores británicos fue derivado de un concepto equivocado que hizo dudar al Almirantazgo sobre las intenciones alemanas. En la Armada Británica, existía la certeza de que no era posible intentar un desembarco, sin tener un control total sobre las aguas circundantes a la zona de invasión. Los británicos presumían que los alemanes empleaban conceptos tácticos similares. Tráfico en la costa noruega El 8 de abril los británicos continuaron recibiendo reportes de actividad poco usual. Un total de 19 buques británicos y submarinos aliados estaban estacionados aguas afuera de las costas de Noruega y reportaban gran número de buques moviéndose a lo largo de la costa con banderas neutrales, pero no se podía determinar si transportaban tropas alemanas. Entre los días 3 y 7, un total de veintidós naves, todas pertenecientes a Ausfuhrstaffel y Seetransportstaffel, que eran las oleadas de suministros de la primera ola de asalto, habían partido de Hamburgo y Stettin. El 3 y 4 de abril dos tanqueros partieron de Wilhelmshaven y el día 6 uno menor salió de Hamburgo. Otro gran tanquero, el Jan Wellen, salió de la zona de Murmansk con dirección a Narvik. La Kriegsmarine leva anclas Ese mismo día 8, la segunda oleada de once barcos de la Seetransportstaffel salió de Gotenhaven y Konigsberg. Durante la madrugada del día 8 la fuerza de ataque Kriegsschiffstaffel zarpó de Wesermunde, Cuxhaven, Wilhelmshaven y Swinemunde. Esta fuerza estaba compuesta por dos acorazados de bolsillo, dos cruceros de batalla, dos cruceros pesados, cuatro cruceros ligeros, 14 destructores, 8 botes torpederos, 4 dragaminas y 7 buques auxiliares. En la mañana del día 8 en la costa noruega había 107 buques alemanes, una flota cuya capacidad, tonelaje y total de tropas era la más grande en la historia que se hubo hecho a la mar. El mito del Caballo de Troya En Dinamarca hubo un Caballo de Troya y en Noruega, quizás se puede decir que también lo hubo, pero no en el estricto sentido de su significado. Los once barcos compuestos por el Ausfuhrstaffel y cuatro barcos del Tankerstaffel era un grupo programados para llegar a sus puertos de destino a la 0500 del día W, media hora antes de comenzar el ataque. Esos barcos no llevaban tropas sino equipo pesado, municiones, provisiones y combustible. Churchill y otros historiadores han contribuido al mito del Caballo de Troya, diciendo que buques alemanes transportaron tropas a las costas noruegas y las desembarcaron al momento de la invasión, como si las autoridades de un puerto aceptaran que un barco llegara y fondeara indefinidamente sin ser notificado. De
  32. 32. haber sucedido, las fuerzas invasoras habrían sido detectadas y la Operación Weserübung-Nord habría fracasado. ¡Zafarrancho de combate! Un avión de reconocimiento avistó varios barcos alemanes, pertenecientes a la Kriegsschiffstaffel, el 7 de abril a las 08:00, mientras navegaban por el Skarregak. Esa tarde una flotilla de bombarderos británicos atacó los buques, pero no hicieron ningún daño. Suponiendo ya que la Kriegsmarine estaba ya en el mar a punto de iniciar una acción de guerra, el Almirante Forbes de la Flota Metropolitana Británica levó anclas en Scapa Flow. Cancelada la Operación Wilfred Numerosos reportes se seguían recibiendo y en consecuencia se fueron incorporando otros barcos a la flota de Forbes, incluyendo las tropas del R4 a bordo de cuatro cruceros Rosyth pertenecientes a la Operación Wilfred que fueron desembarcados precipitadamente antes de que zarparan los buques. La cancelación de la Operación Wilfred tomó por sorpresa a Forbes, pues había evidencia de que se estaba llevando a cabo una gran operación contra Noruega. Sin embargo, el Almirantazgo supuso que los alemanes trataban de sacar al Gneisenau y al Scharnhorst para atacar las rutas de los convoyes en el Atlántico. HMS Renown La mañana del 7 de abril, se ordenó regresar a la fuerza de minadores que ejecutaba la Operación Wilfred, debido a que se reportaban buques alemanes al sur de la zona de operaciones. A la fuerza que sembraba minas aguas afuera de Bodo -ocho destructores, cuatro de ellos minadores y el HMS Renown- se le permitió continuar. AL terminar la operación al día siguiente se mantuvo patrullando las aguas en la entrada de Vestfjord. Temporal frente a Noruega Durante la noche del 7 al 8 de abril, se desató un temporal. Los grupos 1 y 2 de la Kriegsschiffstaffel que navegaba rumbo a Trondheim y Narvik se aproximaban a sus objetivos, pero la mar gruesa dificultaba a los destructores el poder mantener la formación a los 26 nudos en que navegaban el Gneisenau, Scharnhorst y Hipper. En la mañana la fuerza estaba dispersa y se había perdido el contacto con algunos de los destructores. En esas circunstancias, a las 08:20, el destructor alemán Bernd von Arnim se tropezó con el destructor británico HMS Glowworm en las cercanías de Trondheim. La batalla entre ambos buques duró hasta las 10:25 cuando el buque inglés fue hundido por el Hiper que acudió en ayuda del Bernd von Arnim. Se acercan los contendores Mientras tanto Whitworth navegó rumbo a Vestfjord con intención de interceptar a las fuerzas alemanas. Los buques alemanes estaban dispersos y un primer grupo de 10 destructores se acercaba a la flota de Whitworth. Mientras tanto, la flota de Forbes se aproximaba al segundo grupo de barcos alemanes. Simultáneamente el HMS Renown fue ordenado que se moviera desde las Islas Lofoten para encerrar a las fuerzas alemanas. Error de cálculo de Forbes A las 14:30 del día 8 de abril, un bote volador británico avistó al Hipper y cuatro destructores navegando rumbo al oeste. Se trataba del segundo grupo alemán. El cambio de rumbo era sólo la maniobra para coordinar el ataque a Trondheim el día W a la hora cero. Pero el informe hizo que el Almirante Forbes cambiara el rumbo de la Flota Metropolitana de noreste a noroeste con la intención de interceptar a los alemanes. Ese cambio de rumbo evitó que Forbes se encontrara con el primer grupo alemán. Barcaza alemana de desembarco Nuevo error del Almirantazgo Al saber que no podría interceptar a la fuerza alemana, Forbes cambió de rumbo nuevamente. Antes de volver al sur, Forbes ordenó al Renown y los destructores interceptar al segundo grupo que mantenía el rumbo al oeste. El Almirante Whitworth fue ordenado por el Almirantazgo a dejar la posición vigilando la entrada de Vestfjord moviendo los destructores hacia el oeste en dirección al Mar del Norte, siempre suponiendo que lo que trataban de hacer los alemanes era salir al Atlántico. Los alemanes desembarcan
  33. 33. La noche del 8 de abril los destructores alemanes del primer grupo con dos mil tropas de desembarco ingresaban a Vestfjord sin ser vistos. El día W a la Hora Cero, las fuerzas alemanas realizaban un coordinado asalto por medio de fuerzas navales y tropas aerotransportadas. Tropas en bicicleta moviéndose en Noruega Primera batalla de Narvik Los tres destructores que constituían el primer grupo procedentes de Vestfjord ingresaban a Ofotfjord sin ser vistos. A las 05:30 del día 9 de abril, aparecía la flota frente a Narvik. Los buques guardacostas Eidsvold y Norge fueron avistados y los alemanes enviaron una lancha con un contingente para pedirles la rendición. Los comandantes no aceptaron y fueron torpedeados y hundidos. Seguidamente los destructores desembarcaron las tropas en los muelles de Narvik. El General Eduard Dietl comandante de la Tercera División de Montaña pisó tierra al frente de las tropas dirigiéndose al comandante noruego y exigiéndole la rendición inmediata. Acorazado Eidsvold Tomado por sorpresa los noruegos no estaban en condiciones de oponer resistencia y se rindieron. A las 18:10 El General Dietl informaba que Narvik estaba ocupada. Sin embargo la situación de las fuerzas alemanas no era la mejor. La mayor parte del equipo pesado alemán fue perdido durante el temporal y para hacer más complicadas las cosas, de los barcos con suministros y municiones asignados a la zona, sólo llegó el Jan Wellen. Uno de los buques del Ausfuhrstaffel fue obligado a detenerse en Bergen y los otros tres fueron hundidos o barrenados para evitar su captura. Por tanto, Dietl se encontraba sin otra cosa que fuerzas de infantería con armas livianas. Lo más grave era que se habían perdido los tanqueros que con el Jan Wellen debían abastecer de combustible a los destructores. Por tanto esos barcos debían permanecer fondeados en Narvik hasta ser reabastecidos. El saldo era de 2 destructores hundidos, dos averiados, 8 mercantes, incluyendo el Raunfels que portaba municiones también hundidos. Dos destructores británicos hundidos. Gneisenau y Scharnhorst vs Renown Mientras Narvik era ocupada, el HMS Renown y la fuerza de nueve destructores del Almirante Whithworth se encontraban con el Gneisenau y el Scharnhorst que se dirigían a su zona de patrulla en el Mar del Norte. A las 03:37 se desató la batalla en mar gruesa. Pronto el Gneisenau perdió el Control de Tiro obligando a los buques a dirigirse al norte. La poca velocidad de los destructores británicos impidió que el HMS Renown alcanzara a los cruceros alemanes y a las 06:30 habían perdido el contacto. Trondheim
  34. 34. El día 8, el segundo grupo cerca a Trondheim cerraba la entrada al fiordo a las 03:00 de la mañana siguiente. Las baterías costeras estaban sobre aviso, pero el fuego fue inefectivo. Pese a la alarma, el grupo ingresó sin mayores dificultades. Al igual que en Narvik, las tropas desembarcaron sin problemas y capturaron la ciudad en corto tiempo. Bergen El Grupo 3 en Bergen se vio protegido por una densa neblina. Aquí las baterías costeras fueron más efectivas causando daños ligeros al crucero Konisberg y al buque de entrenamiento de artillería Bremse, mientras trataban de ingresar al puerto. El duelo de artillería fue favorable para las fuerzas alemanas que desembarcaron las tropas sin otros contratiempos. A las 06:20 Bergen estaba en manos alemanas. Hubo pocas bajas pero el Konisberg no podía seguir navegando. Kristiansad y Arendal El Grupo 4 debía capturar Kristiansad y Arendal. Arendal fue tomado por un bote torpedero, pero en Kristiansad la niebla causó problemas serios para ingresar al fiordo. Al salir de la sorpresa, un avión noruego avistó los buques alemanes lo que alertó a las baterías costeras; los alemanes solicitaron apoyo aéreo para neutralizarlas. A las 11:00 las baterías costeras estaban destruidas y Kristiansand caía en manos alemanas. Torpederos alemanes Egersund El Grupo 6 capturó Egersund sin mayores contratiempos, salvo por una muy débil resistencia que en nada retrasó el avance de las tropas de asalto. Captura de Oslo La operación más importante fue la captura de Oslo, aunque el control de Narvik era muy importante también. El Alto Mando Alemán sabía que el abastecimiento de Narvik no podía hacerse por mar debido a la distancia y la superioridad naval de los británicos, por tanto el abastecimiento terrestre era vital para esa zona. Cuando las fuerzas alemanas habían capturado los objetivos, los suministros se encontraban todavía en puertos del Báltico. El puerto de Oslo era vital para transportar esos suministros que debían seguir viaje por tierra. Desde las bases en Dinamarca la Luftwaffe mantenía superioridad aérea sobre las costas noruegas, El Kattegatt y el Skarregak, excepto por los submarinos, las fuerzas navales británicas no podían arriesgarse en esas aguas. Resistencia noruega El Grupo 5 encontró poca resistencia al pasar por la entrada del fiordo de Oslo a la medianoche. Era el grupo más fuerte y la flotilla ingresó sin dificultades hacia su objetivo. La única nave que presentó oposición fue la
  35. 35. patrullera Pol III, que fue torpedeada y hundida. A las 04:40 el Grupo 5 estaba en los estrechos de Drobak, a 16 km de Oslo. Acorazado Blucher Los estrechos estaban protegidos por un sistema de defensas llamado Fortaleza Oscarborg y por baterías de 280 mm en Dobrak y Kaholm. Kalholm contaba también con una batería de torpedos terrestre. Los noruegos ordenaron detenerse a las tropas alemanas y al hacer caso omiso dispararon a quemarropa. EL crucero Blucher fue alcanzado por el fuego noruego, antes de que dos torpedos de la Batería Kalholm hicieran blanco en el buque alemán. En media hora el Blucher fue horquillado y hundido con gran pérdida de vidas y el resto de la columna alemana se vio obligada a retirarse. Los planes de la operación corrían peligro y la coordinación estaba a punto de fracasar. Antes de que la columna de barcos alemanes pudiera seguir al norte la fortaleza debía ser tomada por asalto de fuerzas terrestres. Este retardo permitió que el gobierno de noruega, con el rey a la cabeza, escaparan a toda carrera rumbo al norte. Oslo fue capturada por un ataque de fuerzas aerotransportadas. Lo paracaidistas saltaron siendo seguidos por fuerzas transportadas en aviones Ju52 fuertemente equipadas. El campo aéreo Fornebú fue capturado a las 08:10 con ligera resistencia noruega. Los alemanes entraron a Oslo precedidos por una banda militar. A medio día del 9 de abril Oslo estaba en manos alemanas. El Lutzow Los buques de guerra sin embargo enfrentaron fiera resistencia por parte de las baterías de los estrechos y sólo lograron entrar en el puerto a las 11:45, del día 11 de abril. El Grupo 5 fue duramente castigado y para uno de los buques, el peligro no había terminado. Al regresar a Kiel, el Lutzow fue torpedeado y seriamente dañado por un submarino británico. Debió regresar a Alemania remolcado. Segunda batalla de Narvik El 13 de Abril se desarrolló la segunda batalla de Narvik. Ese día los alemanes perdieron 2 submarinos en Narvik (U-64) y Harstad (U-49). Los 8 destructores alemanes, Z2 George Thiele, Z9 Wolfgang Zenker, Z11 Bernd von Arnim, Z12 Erich Giese, Z13 Erich Koeller, Z17 Diether von Roeder, Z18 Hans Lumann, Z19 Herman Kunne, Z21 Anton Schmitt, and Z22 Wilhelm Heidkamp, todos prácticamente sin combustible, fueron barridos por el HMS Warspite, 9 destructores y aviones del portaaviones HMS Furious. HMS Warspite Los británicos perdieron los destructores HMS Hunter y HMS Hardy y otros dos fueron seriamente dañados. Horas después el HMS Eskimo perdió completamente la proa y el HMS Jaguar fue más tarde bombardeado durante la evacuación. En cuanto a submarinos, fueron hundidos El Thistle (10 de abril), Tarpon y Starlet (14 de abril). Bibliografía -LIBRO: Operation Weseruebung: Operational art in joint warfare por Len Jasczak Operación Weserübung Sur Dinamarca y Noruega estaban en la mira de los beligerantes, pero ninguno parecía tomar la iniciativa. Tanto Alemania como Inglaterra se beneficiaban con las importaciones de hierro de Noruega y Suecia. Esta situación
  36. 36. no podía continuar y por tanto la invasión de los países escandinavos era sólo cuestión de tiempo. En la primavera de 1940, ambos rivales se decidieron pero Alemania, ganó por puesta de mano y una muy bien planeada invasión que en el caso de Dinamarca apenas tomo unas horas. Durante cuatro años los daneses vivieron sin causar ningún conflicto a los alemanes y sólo cuando el rumbo de la guerra cambió, comenzó la quot;resistencia.quot; No ocurrió lo mismo en Noruega donde las cosas no fueron tan sencillas para los alemanes. Directiva de Adolfo Hitler Los puntos 3 y 4 de la Directiva para la operación Weserübung decían: quot;El cruce de la frontera danesa y el desembarco en Noruega deberán tener lugar simultáneamente. Hago énfasis en que las operaciones deben prepararse lo más rápido posible. En caso de que el enemigo amenace la iniciativa contra Noruega, debemos ser capaces de tomar nuestras contramedidas inmediatamente. Es muy importante, que nuestras medidas tomen por sorpresa a los estados escandinavos así como nuestros oponentes occidentales. Todos los preparativos, particularmente los de transporte y aprestamiento, proyecto y embarque de tropas, sean efectuados con este factor en consideración. En caso de que los preparativos de embarque, no puedan ser mantenidos en secreto, los mandos y las tropas serán engañados con objetivos ficticios. Las tropas deberán ser puestas al tanto de los objetivos reales, solamente después de hacerse a la mar. Adicionalmente a esto, habiendo asegurado los lugares más importantes, el Grupo irrumpirá lo más rápido posible desde Fuenen a Skagen y hacia la costa este. En el Seeland las bases serán capturadas muy temprano. Estas servirán de puntos de partida para la ocupación posterior. La Marina proveerá fuerzas para asegurar la conexión Nyborg-Korsoer y para la veloz captura de los puentes Kleine-Belt así como para las tropas de desembarco será necesario levantarlos. También preparará la defensa de la costa. La Fuerza Aérea suministrará escuadrones, cuyo objetivo primario serán demostraciones de fuerza y lanzamiento de panfletos. Se debe asegurar el uso de todas las defensas danesas terrestres y aéreas.quot; La nota diplomática Eran las 5:20 de la madrugada del día 9 de abril de 1940 cuando el encargado de negocios de la Embajada alemana en Copenhague entregaba una nota diplomática al Gobierno danés. En ella se explicaban los motivos del plan quot;Weserübung-Südquot;, según el cual desde las primeras horas del amanecer habían invadido Dinamarca dos Divisiones de Infantería y una Brigada de blindados. Media hora después el gabinete se reunía con el Rey Christian X para discutir los pasos a seguir en las horas siguientes. A las siete de la mañana habían decidido que Dinamarca no ofrecería la menor resistencia y aceptaría —bajo protesta— las exigencias alemanas. La nota emanada de la Cancillería del Reich argumentaba extensamente la necesidad de las operaciones contra Dinamarca y Noruega, por cuanto que Francia e Inglaterra intentaban un bloqueo contra Alemania, con objeto de poner en peligro su abastecimiento e impedir el comercio del Reich con los países neutrales. Según los argumentos de la nota diplomática, las medidas tomadas por París y Londres tenían como objetivo evitar que Alemania adquiriera el mineral procedente de los países escandinavos y, al mismo tiempo, preparar un ataque desde Noruega y Dinamarca. Contenido de la nota diplomática

×