Menores infractortores

3,386 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,386
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
119
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Menores infractortores

  1. 1. 1 ACADÉMICA MULTIDISCIPLINARIA CAMPUS CALPULALPAN FACULTAD DE DERECHO TESINA: LA NECESIDAD DE INSTITUCIONALIZAR EL ÓRGANO DE SEGUIMIENTO DEL REINSERTADO ADOLESCENTE EN EL ESTADO DE TLAXCALA PRESENTA LUCILA MARQUEZ RIVERA ASESOR: DOCTOR: DELFINO LUCILA MARQUEZ RIVERA
  2. 2. 2 La necesidad de institucionalizar el Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolescenteen el Estado de Tlaxcala Lucila Márquez Rivera Resumen La Reforma Constitucional al artículo 18 del 12 de diciembre de 2005, fijó la obligación de la Federación, los Estados y el Distrito Federal de establecer en el ámbito de sus respectivas competencias, un sistema integral de justicia que será aplicable a quienes se atribuya la realización de una conducta tipificada como delito por las leyes penales y tengan entre doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, en el que se garanticen los derechos fundamentales que considera la Constitución para todo individuo, así como aquellos derechos específicos que por su situación de personas en desarrollo les han sido reconocidos; lo cual transformó por completo la concepción que se tenía de la infancia en nuestro país y su relación con la justicia penal. Sin embargo, a raíz de un breve estudio integral, a lo largo del presente trabajo se observa que dicha Reforma Constitucional tiene ciertas deficiencias. Una de ellas es la ausencia del Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolescente. Sin evaluación, no hay medición ni decisión. Éste es el adagio que presenta la autora, por una parte, para defender su hipótesis de investigación Y por la otra, con la función de este Órgano, demostrar la existencia de la integral reinserción del adolescente en su familia y en su comunidad. Propuesta que, según la investigadora, puede elevarse a la Ley Suprema de México mediante propuesta de los diputados locales. Partiendo de lo general a lo particular, y viceversa, la investigadora aterriza su propuesta al Estado de Tlaxcala; lugar que, como en otros trabajos, ha sido laboratorio político. Palabras clave Justicia integral Institucionalizar Reinsertado decisión * * Adolescente Seguimiento * Evaluación-medición- Estudiante del Noveno Semestre de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica Multidisciplinaria Campus Calpulalpan, de la Universidad Autónoma de Tlaxcala. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  3. 3. 3 Índice de contenido CAPITULO I................................................................................................................................................... 4 Introducción..................................................................................................................................................... 4 1.1. A ocho años de vigencia del nuevo sistema de justicia para adolescentes en México: Una evaluación integral ................................................................................................................ 6 1.2. El incompleto nuevo paradigma de la justicia para adolescentes en México ....................... 7 1.3. Teorías y posturas sobre el nuevo Sistema de Justicia de Adolescente en México .............................................................................................................................................................10 1.4 Académicas .......................................................................................................................................10 1.5. Políticas ..............................................................................................................................................13 1.6Socio-económico ....................................................................................................................................15 1.7 . Nuestro comentario: a modo de conclusión ................................................................................16 Capitulo II ...................................................................................................................................................17 El Sistema de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala .....................................................................................................................................................17 2.1 Disposiciones generales ................................................................................................................17 2.2 De la Prueba Anticipada .................................................................................................................20 2.3 Investigación y Formulación de la Remisión ............................................................................21 2.4 Fases del Procedimiento ................................................................................................................23 2.5 Sin evaluación, no hay medición ni decisión ...............................................................................31 2.5 Conclusiones.....................................................................................................................................32 2.6 Fuentes de información .......................................................................................................................33 LUCILA MARQUEZ RIVERA
  4. 4. 4 CAPITULO I Introducción A diferencia de lo que dijo Robert J. Shapiro, que tanto en las sociedades como en los seres humanos sufren cambios dentro de los diez años. 1 En México, en materia justicia para adolescentes dudamos que se de este fenómeno.A un par de meses de cumplirse el octavo aniversario del nuevo sistema de justicia para adolescentes en México, como lo veremos a lo largo del presente trabajo, éste no ha logrado consolidarse como el auténtico sistema integral de justicia para adolescentes. En estos primero ocho años de vida, el nuevo sistema de justicia para adolescente ha sido objeto de diversos estudios. En lo general observamos un continente de trabajos académicos, políticos, culturales y sociales. Y en lo particular, los estudiosos de la materia han hecho lo propio para sus entidades federativas. Con base en la idea de que “el hombre es siempre producto y productor de su historia”,2 y con las diez características del Homo Universitatis,3a lo largo del presente trabajo presentaremos y defenderemos la idea de institucionalizar el Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolecente en el Estado de Tlaxcala. Ésta, que es nuestra hipótesis de estudio, de institucionalizarse –con sus funciones– evaluará las funciones o disfunciones de las autoridades del Sistema de Integral de Justicia de Adolescentes en el Estado de Tlaxcala. Fenómeno que con el tiempo puede ser elevado a rango constitucional como un Órgano Autónomo en México. El objetivo general de este trabajo de investigación es demostrar la necesidad de institucionalizar el Órgano de Seguimientodel Reinsertado Adolescente en el Estado de Tlaxcala; y para ello, como objetivos particulares, tuvimos que hacer un recorrido sumario de los cerca de ocho años de vigencia del nuevo Sistema de Justicia Integral de Justicia de Adolescentes en México. Para llegar a esta propuesta, el trabajo lo dividimos en tres Apartados. Donde en el primero, marcado con el número II, realizamos una evaluación integral de los ocho años de vigencia del nuevo sistema de justicia para adolescentes en México. Apoyándonos de la Reforma del artículo 18 Constitucional del 12 de diciembre de 2012, por una parte, recorrimos holísticamente las treinta y dos entidades federativas, el Distrito Federal y la 1 SHAPIRO, Robert J. “2020. Un nuevo paradigma”, trad. de María Isabel Merino Sánchez, Tendencias Editores, Barcelona 2009, p. 13. 2 HELLER, Herman, “Teoría del Estado”, trad., de Luis Tobio, Tercera reimpresión de la segunda edición en español, Fondo de Cultura Económica, México, 2007, p. 40. 3 ORTIZ ORTIZ, Serafín, “La Autorrealización en la educación”, en el Cuarto eje transversal y articulador. Autorrealización de las funciones sustantivas de la Universidad, Universidad Autónoma de Tlaxcala, junio 2008, p. 69-71. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  5. 5. 5 Federación para conocer la Ley de Justicia para Adolescentes. Y por el otro, con el apoyo del método kantiano, analizamos algunas teorías y posturas del tema que nos ocupa. Este estudio versóen el campo académico, político y socio-económico. Y antes de cerrar este apartado, a modo de conclusión, engarzamos todos los escenarios analizados y presentamos nuestros comentarios; mismos que van enfocados a presentar nuestra propuesta de estudio. Después de realizar esta evaluación, y para preparar el campo para la presentación de nuestra propuesta de investigación, en el Apartado III hacemos un recorrido –defrontera a frontera– del Sistema de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala. En él, substancialmente analizamos sus Objetivos, Principios, Autoridades y el Proceso. Una vez hecha esta odisea, en la Apartado IV presentamos nuestra propuesta de investigación. Pero antes, nos vimos en la necesidad de sostener que –a excepción del Distrito Federal y a diferencia de otras entidades federativas– nuestro Estado es considerado un laboratorio político.Con la apotema: “sin evaluación, no hay medición ni decisión”; presentamos el perfil orgánico y estatutario, funciones, competencia, sujetos, procedimiento y decisiones de nuestro Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolescente en el Estado de Tlaxcala. Este trabajo de investigación se elaboró desde la óptica del realismo sociojurídico. 4 Y para alcanzar el objetivo general planteado, nos apoyamos de los métodos científico, histórico, sociológico, sistemático, inductivo-deductivo y el dialectico; mismo que fueron combinados con el pensamiento kantiano. Como técnicas de investigación científicas aplicamos las dos existentes: la directa e indirecta. La primera en razón de la poca experiencia que tenemos como estudiante postulante. Y la segunda, de los conocimientos trasmitidos por mis docentes, abogados y la doctrina existente. Su justificación es evidente, por un lado pretende ser un instrumento científico para comprender el Sistema Integral de Justicia no sólo en el Estado de Tlaxcala, sino en toda la República Mexicana. Y por el otro, enriquecer el Modelo Humanista Integrador basado en Competencias implantado en nuestra Alma Mater desde hace años. En definitiva, con sus respectivas conclusiones, los tres Apartados que integran nuestro trabajo de investigación constituyen nuestra Antropología Jurídica 4 Para mayor información sobre este nivel epistemológico, véase por ejemplo a: GARCÍA MÁYNEZ, Eduardo, “Positivismo Jurídico, Realismo Sociológico y Iusnaturalismo”, Distribuciones Fontamara, 4ª reimpresión, Biblioteca de Ética, Filosofía del Derecho y Política, México, 2004, p. 141-154; Ramón Soriano, “Sociología del Derecho”,Editorial Ariel, S. A., 3ª reimpresión, Barcelona, 2009, 474 pp, y; Serafín Ortiz Ortiz y Lic. Pilar Monroy Guevara, “Garantías Constitucionales”, Universidad Autónoma de Tlaxcala, Departamento de Derecho y Ciencias Políticas, CIJUREP, Cuadernos de estudio, Tlaxcala, Tlaxcala, 2003, p. 1-21. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  6. 6. 6 Mexicana; misma que puede leerse por separado, pero con un nexo común: la necesidad de institucionalizar el Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolescente en el Estado de Tlaxcala. 1.1. A ocho años de vigencia del nuevo sistema de justicia para adolescentes en México: Una evaluación integral A dos meses de que se cumplan los primeros ocho años de haber entrado en vigencia el nuevo sistema de justicia para adolescentes en México, como lo veremos a continuación, éste ha echado raíces en diversos campos de estudio. El nuevo sistema de justicia para adolescentes nació –el 12 de diciembre de 2005– con la reforma al párrafo cuarto y las adiciones a los párrafos quinto y sexto del artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Las reformas y adiciones quedaron publicadas en el Diario Oficial de la Federación de la siguiente manera: Artículo 18… ……….. ……….. La Federación, los Estados y el Distrito Federal establecerán, en el ámbito de sus respectivas competencias, un sistema integral de justicia que será aplicable a quienes se atribuya la realización de una conducta tipificada como delito por las leyes penales y tengan entre doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, en el que se garanticen los derechos fundamentales que reconoce esta Constitución para todo individuo, así como aquellos derechos específicos que por su condición de personas en desarrollo les han sido reconocidos. Las personas menores de doce años que hayan realizado una conducta prevista como delito en la ley, solo serán sujetos a rehabilitación y asistencia social. La operación del sistema en cada orden de gobierno estará a cargo de instituciones, tribunales y autoridades especializados en la procuración e impartición de justicia para adolescentes. Se podrán aplicar las medidas de orientación, protección y tratamiento que amerite cada caso, atendiendo a la protección integral y el interés superior del adolescente. Las formas alternativas de justicia deberán observarse en la aplicación de este sistema, siempre que resulte procedente. En todos los procedimientos seguidos a los adolescentes se observará la garantía del debido proceso legal, así como la independencia entre las autoridades que efectúen la remisión y las que impongan las medidas. Éstas deberán ser proporcionales a la conducta realizada y tendrán como fin la reintegración social y familiar del adolescente, así como el pleno desarrollo de su persona y capacidades. El internamiento se utilizará solo como medida extrema y por el tiempo más breve que proceda, y podrá aplicarse únicamente a los adolescentes mayores de catorce años de edad, por la comisión de conductas antisociales calificadas como graves. ……….. ……….. Transitorios PRIMERO. El presente Decreto entrará en vigor a los tres meses siguientes de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  7. 7. 7 SEGUNDO. LOS Estados de la Federación y el Distrito Federal contaran con seis meses a partir de la entrada en vigor del Decreto, para crear las leyes, instituciones y 5 órganos que se requieran para la aplicación del presente Decreto. Este patrón normativo, al poco tiempo de su publicación, fue objeto de diversos estudios. Por un lado, se crearon diversas leyes secundarias en todas las entidades de la República Mexicana. Y por el otro, se formaron teorías y posturas por estudios de la materia; mismas que a continuación analizaremos. 1.2. Elincompleto nuevo paradigma de la justiciapara adolescentes en México A raíz de la reforma a los párrafos cuarto, quinto y sexto del artículo 18 Constitucional del 12 de diciembre de 2005, que entraría en vigor a los tres meses de su publicación el día 12 de marzo de 2006, surgió la obligación de los Estados de la Federación y el Distrito Federal, que en el término de seis meses deberán crear leyes, instituciones y órganos para conformar el sistema integral de la impartición de justicia para adolescentes en sus entidades federativas, a más tardar el 12 de septiembre de 2006.6 Sin embargo, como a continuación se mostrará, el cumplimiento de este mandato fue discontinuo por parte de las entidades federativas, y a la fecha el sistema no ha sido instalado en toda la República Mexicana. Y en materia federal, el fenómeno es peor; en virtud de que el artículo primero transitorio de la Ley Federal de Justicia para Adolescentes dice que ésta entrará a los dos años siguientes de su publicación.7 A continuación, con base en lo ordenado en el artículo segundo transitorio de la Reforma al artículo 18 Constitucional del 12 de diciembre de 2012, se mostrará el discontinuo cumplimiento por parte de las entidades federativas. Entidad federativa Aguascalientes Baja California Baja California Sur 5 Nombre de la Ley Fecha de publicación Ley del Sistema de Justicia para Adolescentes del Estado de 11 de septiembre de Aguascalientes 2006 Ley de Justicia para 27 de octubre de 2006 Adolescentes del Estado de Baja California Ley de Justicia para 5 de octubre de 2006 Adolescentes del Estado de Baja California Sur Véase el Diario Oficial de la Federación de 12 diciembre de 2005. Véase los dos artículos transitorios de la Reforma Constitucional del artículo 18 Constitucional, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 12 de diciembre de 2005. 7 Véase la Ley Federal de Justicia para Adolescentes, del 27 de diciembre de 2012. 6 LUCILA MARQUEZ RIVERA
  8. 8. 8 Campeche Chiapas Chihuahua Coahuila Colima Durango Estado de México Guanajuato Guerrero Hidalgo Jalisco Michoacán Morelos Nayarit Nuevo León LUCILA MARQUEZ RIVERA Ley del Sistema de Justicia para Adolescentes del Estado de Campeche Ley que establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Chiapas Ley de Justicia Especial para Adolescentes Infractores del Estado de Chihuahua Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Coahuila de Zaragoza Ley que establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Colima Código de Justicia para Menores Infractores en el Estado de Durango Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de México Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Guanajuato Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Guerrero Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Hidalgo Ley de Justicia Integral para Adolecentes del Estado de Jalisco Ley de Justicia Integral para Adolescentes del Estado de Michoacán de Ocampo Ley de Justicia Integral para Adolescentes del Estado de Morelos Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Nayarit Ley del Sistema Especial de Justicia para Adolescentes del 17 de septiembre de 2006 7 de marzo de 2007 16 de septiembre de 2006 1º de septiembre de 2006 9 de septiembre de 2006 11 de septiembre de 2006 26 de septiembre de 2006 1º de agosto de 2006 23 de agosto de 2011 26 de septiembre de 2006 12 de septiembre de 2006 16 de enero de 2007 19 de diciembre de 2007 9 de septiembre de 2006 10 de septiembre de
  9. 9. 9 Oaxaca Puebla Querétaro Quintana Roo San Luis Potosí Sinaloa Sonora Tabasco Tamaulipas Tlaxcala Veracruz Yucatán Zacatecas Distrito Federal LUCILA MARQUEZ RIVERA Estado de Nuevo León Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Oaxaca Código de Justicia para Adolescentes del Estado Libre y Soberano de Puebla Ley de Justicia para Menores del Estado de Querétaro Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Quintana Roo. Ley de Justicia para Menores del Estado de San Luis Potosí Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Sinaloa Ley que Establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Sonora Ley que Establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Tabasco Ley de Justicia para Adolescentes del Estado (Tamaulipas) Ley de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala Ley de Responsabilidad Juvenil para el Estado de Veracruz Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Yucatán Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Zacatecas Ley de Justicia para Adolescentes del Distrito Federal 2006 9 de septiembre de 2006 11 de septiembre de 2006 15 de septiembre de 2006 12 de septiembre de 2006 5 de septiembre de 2006 11 de septiembre de 2006 12 de septiembre de 2006 12 de septiembre de 2006 12 de diciembre de 2006 25 de septiembre de 2006 11 de septiembre de 2006 1 de octubre de 2006 30 de septiembre de 2006 14 de noviembre de 2007
  10. 10. 10 Sobre las similitudes, diferencias y deficiencias del plano normativo e institucional entre estas leyes estatales, no es el caso hacerlo ni mencionarlo, porque otros estudiosos ya lo han hecho; como el caso de Vasconcelos Méndez,8 quien en otro trabajo dejó dicho que: Claro está que hace falta mucho más que desarrollar los componentes normativo e institucional para que el sistema especializado cumpla los fines para los que fue creado: mayor voluntad política expresada en la canalización de presupuesto; intensificar los esfuerzos de las instituciones que participan en el mismo y mejorar la gestión interior y la coordinación entre ellas, diseñar e implementar programas de capacitación menos generales y más particulares para avanzar en la especialización de los operadores (jueces, ministerios públicos, defensores, integrantes de los equipos técnicos, etc.); tender redes de colaboración entre sistemas para analizar las experiencias y buenas prácticas; difundir los elementos del modelo y brindar información sobre su operación; establecer en cada institución políticas criterios especializados de actuación de los órganos involucrados; y, entre otros, mayor inclusión de la sociedad en el control y ejecución de las medidas que se imponen. Pero sobre todo me parece que falta hacer de esta reforma un objetivo prioritario 9 de la transformación del sistema de justicia nacional. Estas recomendaciones están dirigidas alo que podría ser dentro del procedimiento de justicia para adolescentes en México. Sin embargo, este autor como los que citaremos más adelante y las leyes antes analizadas, no contemplaron el seguimiento del reinsertado adolescente en su familia y en la sociedad para hablarse de una integral justicia. Fenómeno que es objeto de la presente investigación y presentaremos más adelante. Mientas que por el momento, analizaremos las teorías y posturas sobre el tema que nos ocupa. 1.3. Teorías y posturas sobre el nuevo Sistema de Justicia de Adolescente en México A pocos años de su puesta en marcha, el Nuevo Sistema de Justicia de Adolescentes en México fue objeto de diversos estudios; mismos que, utilizando el método kantiano, los podemos clasificar en cuatro categorías: académicas, políticas, culturales y social. Las que, de manera separada, analizaremos a continuación. 1.4 Académicas Un gran continente de trabajos académicos observamos en los primeros ochos años de vida del nuevo Sistema de Justicia para Adolescentes en México. De los cuales, partiendo de lo general a lo particular, sólo tomaremos unas muestras, en virtud de que tienen cierto punto de conexión. 8 VASCONCELOS MÉNDEZ, Rubén, “La justicia para adolescentes en México. Análisis de las leyes estatales”, Instituto de Investigaciones Jurídicas/UNAM, México, 2009, 591 pp. 9 VASCONCELOS MÉNDEZ, Rubén, “Cuatro años de justicia para adolescentes en México”, Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, www.jurídicas.unam.mx, p. 269-303. Disponible en pdf (consultado el 30 de enero de 2013). LUCILA MARQUEZ RIVERA
  11. 11. 11 Entre ellos encontramos los que se limitan al estudio de la Reforma Constitucional del artículo 18 Constitucional;10 los que refieren a la implantación de los nuevos principios del sistema de justicia penal para adolescentes; 11el problema de la implementación del sistema de justicia integral para adolescentes en México; 12 los que hacen votos para la unificación de criterios internacionales y nacionales que vele por los derechos humanos en el nuevo sistema de justicia para adolescentes;13 entre otros. En cuanto a las entidades federativas, cambiando el método de estudio – ahora, de lo particular a lo general– también observamos una gran variedad de información. Para el caso de Sonora, Hermosillo, María del Rosario y otros nos dicen que para impedir que surjan delincuentes juveniles es necesario implementar programas de asistencia social, económica, educacional y laboral.14 En Oaxaca, en un estudio comparativo entre la actual Ley de Justicia para Adolescentes del Estado y la anterior Ley, Juan Vázquez nos dice que el hoy es la transparencia, la objetividad, ladefensa de derechos a todos los involucrados. La administración de Justicia enOaxaca (en materia de adolescentes) está a la altura de los grandes requerimientos sociales estatales.15 10 Véase por ejemplo a: VILLANUEVA CASTILLEJA, Ruth, “La reforma al artículo 18 Constitucional y su impacto en el sistema menores infractores”, Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, www.jurídicas.unam.mx, p. 351-360. Disponible en pdf (consultado el 30 de enero de 2013). 11 Con la implementación del sistema integral de justicia para adolescentes se deja atrás el modelo tutelar para menores infractores, en consecuencia se reconocen a favor de los adolescentes nuevos principios como son: el interés superior del niño, el respeto a los derechos fundamentales de toda persona sujeta a proceso penal; el de reintegración social y familiar del adolescente, el de intervención mínima del derecho penal, el de especialización; el de igualdad y no discriminación, y el de presunción de inocencia (RAMÍREZ SALAZAR, Juan Carlos, “Justicia penal para adolescentes y jurisprudencia”, Revista de Derechos Humanos y Estudios Sociales. Año III, No. 5, enero-junio 2011, p. 135). 12 En este sentido, las autoridades deben tener presente que un requisito para articular con éxito la reforma constitucional es la capacitación especializada destinada a policías, agentes del Ministerio Público ,jueces y personal técnico encargado de la reinserción social de los adolescentes ; así como de defensores públicos, personal de seguridad y custodia, y directivos de los centros de internamiento, para que en el desempeño de sus facultades y funciones observen todas as garantías en materia de justicia para adolescentes, ya que si la pretensión de la reforma fue terminar con una serie de violaciones de los derechos humanos, no sería conveniente que por unamala ejecución de la misma, dichas violaciones persistan (CALERO AGUILAR, Andrés, “El nuevo sistema de justicia para adolescentes en México”, Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, www.jurídicas.unam.mx, p. 259. Disponible en pdf. Consultado el 30 de enero de 2013). 13 DUEÑAS MONCADA, Nallely, Lizeth, “Criterios jurídicos internacionales y nacionales para regulación de la justicia de adolescentes”, Tesis de Licenciatura, Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM, México, abril 2013, p. 240. 14 MOLINA GONZÁLES, María del Rosario, Miguel Lagarda Flores y otros, “La justicia penal para adolescentes”, Véase en: www.revistainvestigacionacademicasinfrontera.com/files/133.pdf., 16 pp. (Consultado el 20m de enero de 2013). 15 VÁZQUEZ URDIALES, Juan, “Sistema especializadoenjusticia paraadolescentes”, www.juiciooraloaxaca.gob.mx/.../SISTEMA%20ESPECIALIZADO%20, p. 5. (Consultado el 20 de enero de 2013). LUCILA MARQUEZ RIVERA
  12. 12. 12 Existen otros trabajos donde resaltan la novedad de la oralidad en el proceso de justicia para adolescentes, como es caso de Yucatán, 16 y la oportunidad real no sólo de identificar y modificar errores y consolidar los aciertos en miras a perfeccionar el sistema de justicia para los mayores de edad, (sino que) anticipó en la incorporación de los principios fijados en la reforma constitucional de 2008 en materia de seguridad y justicia.17 Sin embargo, en el Estado de Tlaxcala, hasta el momento, solo observamos posturas como la del propio Director del Centro de Internamiento de Instrucción de Medidas para Adolescentes del Estado, Sergio Gilberto Capia, al sostener que (en Tlaxcala) tenemos una ley de justicia para adolescentes normatividad que no cuenta con un reglamento interno, solamente se opera con un proyecto, y por supuesto que es necesaria una reforma a la ley de justicia para adolescentes para incluir diversos factores que no están contemplados. Se necesita integrar en la ley, el hecho de que los adolescentes puedan salir a diversas actividades culturales, recreativas, deportivas, así como incluir los tratamientos preliberaciones, pero hace falta revisarla en cuestión de fondo para que se adecue alas normas internacionales y se cumpla con todos los requisitos. La ley, dice el funcionario, no contempla la conmutación para de las penas; es decir, que no está especificada.18 Merece atención especial el Estado de Cuernava e Hidalgo.En primero en razón de que a raíz de la Reforma Constitucional de 2005 y 2008, creó la Unidad de Medidas Cautelares para Adolescentes (UMECA), institución de carácter administrativo encargada de concretar la aplicación práctica de las medidas cautelares alternativas a la privación de la libertad en elsistema de adolescentes, sin descuidar la seguridad de la comunidad. Su función es intervenir en la etapa previa al juicio de imposición y manejo de las medidas cautelares, a través de una evaluación socio-ambiental de las circunstancias específicas de cada imputado adolescente, y de posibles riesgos (de fuga, para la sociedad o para la víctima). Esa información es proporcionada a las partes (Fiscal y Defensor) que, a su vez, la utilizan en la audiencia de medidas cautelares, como parte de sus respectivos argumentos, de modo que el juez decida las condiciones y medidas más apropiadas en cada caso. Posteriormente, la UMECA supervisa a los adolescentes que siguen su proceso en libertad, para asegurar que cumplan las condiciones judiciales y comparezcan hasta la conclusión de sus procesos.19 16 ESPERÓN VILLANUEVA, Felipe, “La oralidad en el procedimiento de justicia para adolescentes de Yucatán”, www.derecho.uady.mx/tohil/rev24/oralidad.pdf, 5 pp.(Consultado el 20 de enero de 2013). 17 SANTINELLI RECIO, Gabriela Patricia. Hacia el sistema especializado de justicia para adolescentes en el Estado de Yucatán. Revista In Jure Anáhuac Mayab [online]. 2013, año 1, núm. 2, ISSN 2007- 6045. p. 221. 18 Véase a XOCHITOTOTL COTE, Jaime, “Necesario actualizar ley de menores infractores”, en http://www.abctlaxcala.com/index, 26 de mayo de 2012, (recuperado el 10 de febrero de 2013). 19 AGUILAR, Ana y Javier Solís, “Unidad de Medidas Cautelares para Adolescentes de Morelos: uso e integración de la información del sistema de justicia para adolescentes para fortalecer la toma de decisiones”,véase en http://www.iijusticia.org/…ocs/AGUILAR_CARRASCO.pdf.(Consultado el 20de enero de 2013). LUCILA MARQUEZ RIVERA
  13. 13. 13 Y el Estado de Hidalgo porque existe una propuesta similar a nuestra inquietud; misma que reproducimos. Es por ello que los Gobiernos y sus Legislaciones proponen y realizan con os menores infractores que habiendo estado internados, recuperen su libertad bajo cualquier circunstancia y regresan a la sociedad a la que un día lastimaron, motivo por el cual no disminuye ni se erradica la reincidencia de estos al campo del delito, por esto propongo: legislar a nivel Federal y Estatal, para crea una Dirección o Instituto de Atención al Adolescente Infractor, organismo autónomo con recursos propios, que se encargue de regular y fomentar actividades alternas con aquellos adolescentes que hayan cometido una infracción o delito y que hayan recuperado su libertad o bien estén sujetos a procedimiento en externamiento en el tribunal de adolescentes, procurando la cultura del trabajo en equipo y la capacidad laboral, formulando proyectos productivos acordes a sus capacidades y habilidades que les permitan acceder a créditos y financiamiento para establecer micro y pequeños negocios que les generen oportunidades seguras de empleo y una verdadera reinserción a la sociedad, auxiliándose para ello de los programas de 20 financiamiento tanto institucional como privado. Esta propuesta, por un lado, nos parece utópica. Y por el otro, ni al inicio –ni a lo largo– ni al final del trabajo, el autor nos dice como se integraría la Dirección o Instituto de Atención al Adolescente Infractor. En suma, estas propuestas son una realidad con el Programa del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos y el Consejo Nacional para la Vida y el Trabajo de la Secretaria de Educación Pública Federal y Estatal, desde 2008.21Por ello, no es necesario comentar más al respecto. Todas las recomendaciones, propuestas o teorías expuestas, como ya lo dejamos asentado en párrafos anteriores, están dirigidas alo que podría ser dentro del procedimiento de justicia para adolescentes en México. Sin embargo, ninguno de estos estudiosos de la materia contemplaron el seguimiento del reinsertado adolescente en su familia y en la sociedad para hablarse de una integral justicia. Fenómeno que es objeto de la presente investigación y presentaremos más adelante. 1.5. Políticas El sistema penitenciario –dice el párrafo segundo del artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos– se organizará sobre la base del respeto a los derechos humanos, del trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, observando los 20 GARNICA PACHECO, Víctor, “La justicia para los menores infractores en México y el en Estado de Hidalgo”, Tesis de Licenciatura, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, Licenciatura en Derecho, Pachuca, Hidalgo, enero de 2008, p. 128. 21 Secretaria de Educación Pública, “Sistema Penitenciario Mexicano y Educación para Jóvenes y Adultos en los Centros de Readaptación Social”, (disponible en --------, 26 pp. Recuperado el 15 de enero de 2013). LUCILA MARQUEZ RIVERA
  14. 14. 14 beneficios que para el prevé la ley. Las mujeres compurgaran sus penas en lugares separados de los destinados a los hombres para tal efecto. En cambio para el sistema de justicia para adolescentes, dice el párrafo sexto del citado artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, serán las formas alternativas de justicia deberán observarse en la aplicación de este sistema, siempre que resulte procedente. En todos los procedimientos seguidos a los adolescentes se observará la garantía del debido proceso legal, así como la independencia entre las autoridades que efectúen la remisión y las que impongan las medidas. Éstas deberán ser proporcionales a la conducta realizada y tendrán como fin la reintegración social y familiar del adolescente, así como el pleno desarrollo de su persona y capacidades. El internamiento se utilizará solo como medida extrema y por el tiempo más breve que proceda, y podrá aplicarse únicamente a los adolescentes mayores de catorce años de edad, por la comisión de conductas antisociales calificadas como graves. Para alcanzar la justicia integral en los adolescentes, los gobernadores de todas las entidades federativas han hecho esfuerzos por reunirse y llegar acuerdos como: Llamamos a la firma de un acuerdo de coordinación entre nuestros gobiernos y la Federación, que contemple los recursos financieros que sean necesarios para dar respuesta a la sociedad a esta nueva responsabilidad institucional A que juntos nos demos a la tarea de capacitar, a los que serán los responsables de velar y orientar a parte de una nueva generación que requiere reincorporarse a nuestra sociedad Impulsemos la elaboración de una ley tipo en el país que homogenice un solo modelo de justicia para adolescentes, en el que se plasmen los principios de la reforma 22 constitucional. En su momento el Diputado Presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados de la LX Legislatura, Cesar Camacho Solís presentó sus dos retos, a saber: Poner al día el marco jurídico y las instituciones encargadas de la aplicación de justicia para los adolescentes demanda, no sólo reformar la Ley, sino un cambio radical de visión jurídica y social. “Adquirir desde joven tales o cuales hábitos no tiene poca importancia; tiene una importancia absoluta”, dijo Aristóteles. Asegurar que tales prácticas sean las mejores, es 23 un reto de la sociedad contemporánea. Pormás trabajo que se halla hecho o se realice, lo cierto es que la realidad supera la ficción. En su reciente publicación, Julio Scherer García se sumergió en los expedientes y en los rincones de las instituciones denominados “Tratamientos 22 XXVIII Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores, “Hacia un sistema integral de justicia para adolescentes de México”, Propuesta del Gobernador de Nayarit, Ixtapa de la Sal, Estado de México,18 y 19 de mayo de 2008, 23 CAMACHO SOLÍS, Camacho, “De un sistema tutelarista a otro esencialmente garantista”, 4 de septiembre de 2008, disponible en www.cesarcamacho.org, recuperado el 12 de febrero de 20013. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  15. 15. 15 Especializados para Adolescentes del Distrito Federal. Y en un trabajo de ciento veintiocho páginas, en donde –entrevista– a menores reclusos (hombres y mujeres) cuentan cómo se iniciaron en el crimen y cómo han sido humillados por otros internos, concluye diciendo que: En los casos de los crímenes que conocí no siempre están presentes las drogas y el alcohol. Sí tienen un gran peso en la oscuridad delmundo infantil,pero existen casos que van más allá de cualquier explicación. Hay muchos ejemplos sobresalientes de madres prematuras que no conocieron la droga ni el alcohol. De los niños y adolescentes asesinos que matan con bravatas de hamponería, sería imposible omitir la degradación en la que sobreviven: hacinamiento, insalubridad, violencia, ignorancia, hambre, sed…. A todo lo anterior habría que agregar la estructura de los niños, su carácter, su temperamento, su mundo emocional. ¿Por qué, asesinos, corren el riesgo de acabar consigo mismos? Es sabido que el crimen arrastra al crimen, como la corrupción a la 24 impunidad, como la ignorancia a la oscuridad. 1.6Socio-económico Coinciden los sectores de la sociedad que tanto el sistema de readaptación penitenciaria como el de internamiento para adolescentes están en crisis. Es decir que por un lado se afirma que el sistema penitenciario no conduce en ninguna parte del mundo a la readaptación social de los internos.25 Por el otro, para el tema que nos ocupa en el territorio mexicano, los centros de reclusión en que malviven (los) adolescentes no garantizan ninguna readaptación y únicamente los preparan para ser delincuentes al llegar a la adultez.26 Ante estos escenarios, lo primero que se nos viene a la mente es preguntarnos que ha hecho el gobierno mexicano para solucionar estos problemas. Y la respuesta es inmediata: “nada”. Máxime cuando se le ha sido declarado en “crisis”27 o tachado de “corrupto”.28 Esta ineptitud gubernamental, ha permitido que los señores del dinero metieran las manos en un negocio que hasta hace poco les era ajeno: las cárceles. Empresarios como Carlos Slim, Olegario Vázquez Raña y las familias Han y Quintana ya construyen prisiones gracias a que los gobiernos panistas y 24 SCHERER GARCÍA, Julio, “Niños en el crimen”, Editorial Grijalbo, México, 2013, p. 126. RAMÍREZ MARÍN, Juan, “Sobre los sistemas carcelarios”, Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias, Cámara, Revista de los Centros de Estudios de la Cámara de Diputados, Número 12/Año 1/abril 2012, p. 46. 26 RODRÍGUEZ GARCÍA, Arturo, “Y los consejos tutelares, degradación”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1834, México, 25 de diciembre de 2011, p. 41. 27 GONZÁLEZ DE ARAGÓN O, Arturo, “La crisis del Estado I y II”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1819, y 1820, México, 11 y 18 de septiembre de 2011, p. 32-34 y 40-41. 28 GONZÁLEZ DE ARAGÓN O, Arturo, “Transparencia y rendición de cuentas. México: ¿Estado corrupto? I y II”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1843, y 1844, México, 26 de febrero y 4 de marzo de 2012, p. 54-56 y 72-75. 25 LUCILA MARQUEZ RIVERA
  16. 16. 16 priistas, les abrieron la puerta a ese esquema copiado de Estado Unidos. Este modelo anticonstitucional para México, según Martín Barrón Cruz, ha fracasado en otros países.29 Sin embargo, a ocho añas de su creación, en el nuevo Sistema de Justicia para Adolescentes no se ha dado este fenómeno privatizador, pero no dudamos que en poco tiempo se empiece a hablar, escuchar o escribir al respeto. 1.7. Nuestro comentario: a modo de conclusión Como lo hemos dejado asentado en párrafos anteriores, a ocho años de su puesta en marcha, los trabajos que se han realizado al nuevo Sistema de Justicia de Adolescentes en México están dirigidos a los medios preventivos y del desarrollo del procedimiento de justicia para los adolescentes, pero ninguno hace referencia a un Órgano de Seguimiento de Reinserción del Adolescente en su Familia y la Comunidad. A propósito de este tema, el Programa y lecturas de apoyo para el Estudio del Centro de Estudios de Posgrados nos dice que: La ley de justicia para adolescentes define el principio de reinserción como toda actividad dirigida a garantizar el ejercicio de los derechos del adolescente encontrado responsable de la comisión de un delito, en el seno de su comunidad y de su familia, conforme a las previsiones de esta Ley. Tomando en cuenta que la reinserción es toda actividad dirigida a garantizar el ejercicio de los derechos por parte del adolescente y considerando las recomendaciones del Comité de Derechos del Niño, podemos decir que reinserción únicamente puede lograrse si se garantizan, como parte de un proceso que abarca, las siguientes condiciones: Se Otorgue al Adolescente un Trato Acorde con su Dignidad y Valor: debe respetarse y protegerse al adolescente durante todo el proceso judicial, desde que tenga el primer contacto con los organismos encargados de hacer cumplir la ley hasta la ejecución de las medidas que se le impongan, en su caso. Se Fortalezca el Respeto del Niño por los Derechos Humanos y las Libertades de Terceros: dentro del sistema de justicia para adolescentes el trato y la educación de los niños debe orientarse a fomentar el respeto por los derechos humanos y las libertades de terceros. Se Otorgue al Adolescente un Trato en el que se Tenga en Cuenta su Edad y se Fomente que desempeñe una Función Constructiva en la Sociedad: todo el personal encargado de la administración de la justicia de adolescentes debe tener en cuenta el desarrollo del niño su crecimiento dinámico y constante, lo apropiado para su bienestar y las múltiples formas de violencia que se pueden ejercer o se han ejercido contra ellos. Los adolescentes sujetos a la aplicación de esta ley tienen derecho a ser tratados de una manera consistente con su sentido de dignidad y valor como menor, en un marco que refuerce en éste el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales de terceros y que tenga en cuenta su edad, así como la promoción de su reintegración y que adolescente asuma un rol constructivo en la sociedad. 29 VERA Rodrigo, “Reos… de la iniciativa privada” y “Privatización carcelaria. Los reos, negocio rentable”,Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1906, y 1927, México, 12 de mayo y 6 de octubre de 2013, p. 28-31 y 12-15. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  17. 17. 17 El Respeto de la Dignidad del Niño Exige la Prohibición y Prevención de Todas las Formas de Violencia en el Trato de los Adolescentes que estén en Conflicto con la Justicia. Los sistemas de justicia para adolescentes deben implementar mecanismos que tiendan a implementar mecanismos que tiendan a evitar la violencia que pueda ocasionarse en las diversas etapas del proceso especializado, en el primer contacto con la policía, durante la detención preventiva y en el periodo de permanencia o privación de libertad en los centros de tratamiento. La preocupación del sistema por evitar la violencia se hace evidente en las disposiciones que consagran como derechos de los adolescentes no ser sometidos física,, intimación, tortura ni a otros tratos inhumanos o degradantes a su dignidad y en la prohibición de la violencia física y psicológica como instrumento de castigo y forma de ejercicio de poder y control sobre los adolescentes. La Reincidencia: considérese que normalmente son los adolescentes con mayores carencias y necesidades quienes reincide en la comisión de conductas ilícitas y que al haber sido etiquetado con anterioridad como delincuente juvenil tiene por si mismo efectos 30 estigmatizantes y criminógenos por el eventual encarcelamiento sufrido. Con esto queda más que demostrado que ni los estudiosos de la materia ni las Instituciones de Educación Superior –en posgrados–31no hacen otra cosa más que estudiar lo que ya mucho se ha estudiado, y proponer lo que ya se aprobó en las legislaturas federal y locales. Encuanto a los legisladores federales y estatales, al momento de aprobar la Reforma Constitución al artículo 18 del 12 de diciembre de 2005 –y en consecuencias las leyes secundarias–, observamos que no vieron más allá de las fronteras del Sistema Integral de Justicia de Adolescentes en México. Y como muestra, presentaremos las etapas del proceso que integra el Sistema de Justicia Integral para Adolescentes del Estado de Tlaxcala. Capitulo II El Sistema de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala32 2.1 Disposiciones generales Las disposiciones de la Ley de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcalatienen por objeto establecer la integración y funcionamiento del Sistema Integral de Justicia para los Adolescentes en el Estado de Tlaxcala. Los objetivos específicos de dicha Ley son: 30 Programa del Centro de Estudios de Posgrados, “Justicia para Adolescentes. Programa y lecturas de apoyo para el Estudio”, México 2012, p. 41. 31 Véase por ejemplo el Programa de Asignatura de “Justicia para Adolescentes”, de la Maestría en Dogmatica Pena y Sistema Acusatorio, del Instituto Universitario de Puebla, 14 pp. 32 Para el desarrollo de este Apartado, se tomaron algunas disposiciones de la vigente Ley de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  18. 18. 18 I. II. III. IV. V. Establecer las bases del Sistema, integrado por instituciones, tribunales y autoridades especializadas en la procuración e impartición de justicia para adolescentes y en la ejecución de las medidas dictadas; Garantizar los derechos del adolescente a quien se atribuya o declare ser autor o partícipe de una conducta tipificada como delito en las leyes del Estado; Instituir los principios rectores que orienten su interpretación y aplicación; Regular el procedimiento para determinar la responsabilidad del adolescente, y; Determinar y regular las medidas aplicables al adolescente que sea declarado autor o partícipe de una conducta tipificada como delito en las leyes del Estado. Y los principios rectores del Sistema son: I. II. III. IV. V. La protección integral y el interés superior del adolescente, reflejado en el reconocimiento a su calidad de persona, sujeto de derechos y responsabilidades; El respeto a los derechos humanos, garantías individuales y derechos específicos del adolescente; El desarrollo personal del adolescente; La reintegración social y familiar del adolescente, y; La protección de los derechos de la víctima u ofendido. Las autoridades encargadas de la aplicación de esta ley, en el ámbito de su competencia y en coordinación con otras instituciones del sector público, así como los sectores sociales y privadas, promoverán los programas orientados a esos fines, y a la prevención de las conductas antisociales. A. Autoridades en el Sistema Integral de Justicia de Adolescentes Ministerio Público Especializado Policía Especializada Defensor Público Juez Especializado Juez de Ejecución Magistrado Especializado Dirección General del Centro. Por cuanto hace a las funciones de cada una de estas autoridades, invitamos al lector consulte la Ley respectiva. B. Del Proceso LUCILA MARQUEZ RIVERA
  19. 19. 19 El proceso para adolescentes tiene como objetivo establecer la existencia jurídica de una conducta tipificada como delito por las leyes locales, determinar quién es su autor o partícipe, el grado de responsabilidad y, en su caso, determinar la aplicación de las medidas que correspondan conforme a esta ley. La detención provisional e internamiento de adolescentes deberá evitarse y limitarse a circunstancias excepcionales, debiéndose aplicar medidas cautelares y definitivas menos graves siempre que sea posible. Las medidas restrictivas de la libertad serán aplicadas por los periodos más breves posibles. En los casos en que sea procedente, el Ministerio Público Especializado estará obligado a solicitar la reparación del daño ante el Juez Especializado que conozca del juicio. Los plazos comenzarán a correr al día siguiente de la notificación y se contarán en días hábiles, con excepción de los casos que deberán resolver su situación jurídica, en donde los días serán naturales. Los plazos procesales serán improrrogables y su vencimiento hará precluir la facultad a ejercer por la autoridad correspondiente. Si el adolescente se encuentra en libertad, los plazos serán prorrogables según lo establecido en esta ley. Todos los hechos y circunstancias pertinentes para la adecuada solución del caso sometido a conocimiento serán probados por cualquier medio de prueba, siempre que no vulneren derechos y garantías fundamentales. Los elementos de prueba no tendrán valor si han sido obtenidos por un medio ilícito o que no hayan sido incorporados al proceso conforme a las disposiciones de esta ley. Las pruebas serán valoradas por los jueces observando las reglas de la lógica, los conocimientos científicos, las máximas de la experiencia, los principios generales del derecho y la jurisprudencia. Si en el transcurso del proceso se comprueba que la persona a quien se imputa la realización de la conducta tipificada como delito era mayor de dieciocho años de edad al momento de realizarla, el Ministerio Público Especializado o el Juez Especializado, según sea el caso, se declarará incompetente y remitirá los autos a la jurisdicción penal competente, y en su caso a la persona que se encuentre detenida. Si en el transcurso del proceso, se comprueba que la persona a quien se le imputa la realización de la conducta era menor de doce años de edad al momento de realizarla, se archivarán las actuaciones y se notificará, cuando así proceda, al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia para los efectos legales correspondientes. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  20. 20. 20 Si en un hecho intervienen uno o varios adolescentes con uno o varios adultos, las causas se separarán y las autoridades especializadas para adolescentes conocerán de lo que corresponda, con plena autonomía de jurisdicción. La prescripción opera en tres años y medio para el caso de conductas que constituyan delitos perseguibles de oficio, y en seis meses para el caso de aquellos de querella necesaria. Cuando el adolescente sujeto a una medida de internamiento se sustraiga de la propia medida, se necesitará para la prescripción, el mismo tiempo que faltaba para cumplirla. En este caso el plazo para la prescripción no podrá ser menor de un año. 2.2 De la Prueba Anticipada Cuando sea necesario recibir declaraciones que, por algún obstáculo excepcionalmente difícil de superar, como laausencia, la excesiva distancia o la imposibilidad física o psíquica de quien debe declarar, se presuma que no podrá ser recibida durante el juicio, las partes podrán solicitar al Juez Especializado la práctica del anticipo de prueba. Si el obstáculo que dio lugar a la práctica de esta diligencia no existiese, para la fecha del debate, la prueba deberá producirse en la audiencia de juicio. La solicitud contendrá las razones por las cuales es indispensable que el desahogo de la prueba anticipada se realice con anticipación a la audiencia a la que se pretende incorporarla. El Juez Especializado ordenará la diligencia si la considera admisible e indispensable, valorando el hecho de no poderse diferir para la audiencia sin grave riesgo de pérdida por la demora. En ese caso, el Juez Especializado citará a todos los interesados, sus defensores o representantes legales, quienes tendrán derecho a asistir y a ejercer en el acto todas las facultades previstas respecto de su intervención en la audiencia. El adolescente que estuviere detenido será representado para todos los efectos por su defensor, a menos que pidiere expresamente intervenir de modo personal y siempre que no haya un obstáculo insuperable por la distancia o condiciones del lugar donde se practicará la diligencia. El Juez Especializado hará constar el contenido de la diligencia en acta, con todos los detalles que sean necesarios, en la cual incluirá las observaciones que los participantes propongan. El acta contendrá la fecha, hora y lugar de práctica de la diligencia, será firmada por el Juez y por los participantes que quisieren hacerlo. Cuando se trate de diligencias divididas o prolongadas en el tiempo, podrán constar en actas separadas, según lo disponga el Juez que conoce el proceso. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  21. 21. 21 Se deberá realizar una grabación auditiva o audiovisual cuyo soporte, debidamente resguardado, integrará el acta, en la que constará el método utilizado y la identificación del resguardo. El registro y las grabaciones de la diligencia que hayan sido dispuestas, podrán ser incorporados a las audiencias por lectura o reproducción. 2.3 Investigación y Formulación de la Remisión La investigación de las conductas tipificadas como delito por las leyes locales atribuidas a adolescentes corresponde al Ministerio Público Especializado, quien la iniciará de oficio, o a petición de parte a partir de la denuncia que de manera verbal o escrita se le formule. Los requisitos de procedibilidad para determinar la calificación de la atribución de la conducta de los adolescentes serán los previstos por las leyes aplicables. En los casos de conductas tipificadas como delito en las leyes locales que se persiguen por querella, el Ministerio Público Especializado estará obligado a promover el acuerdo conciliatorio, en los términos de esta ley. La acción de remisión corresponde al Ministerio Público Especializado, sin perjuicio de la coadyuvancia de la víctima u ofendido. Durante la fase de investigación, el Ministerio Público Especializado deberá realizar todas las actividades necesarias para allegarse de los datos y elementos de convicción indispensables que acrediten la conducta tipificada como delito y la probable responsabilidad de los adolescentes. Una vez reunido lo anterior, en caso de resultar procedente, formulará la remisión del caso al Juez Especializado. En caso contrario, ordenará el archivo provisional o definitivo de la investigación. Los datos y elementos de convicción recabados durante la investigación del Ministerio Público Especializado, serán valorados al dictar sentencia. No tendrá valor probatorio la admisión de los hechos por parte de la persona adolescente salvo que sea realizada ante el Juez Especializado con la presencia de su abogado o defensor público, habiéndose entrevistado previamente con éste. Sólo en los casos de flagrancia, siempre que no se contravengan sus derechos y garantías, puede detenerse provisionalmente al adolescente sin orden judicial, hasta por treinta y seis horas. Se entiende que hay flagrancia cuando: LUCILA MARQUEZ RIVERA
  22. 22. 22 I. II. III. IV. El adolescente es sorprendido en el momento de estar realizando una conducta t ipificada como delito en las leyes locales; Inmediatamente después de realizarlo, es perseguido materialmente, y Inmediatamente después de realizarlo, la persona es señalada por la víctima, algún testigo presencial de los hechos o quien hubiere intervenido con ella en la realización de la conducta que se le atribuye, y se le encuentren objetos o indicios que hagan presumir fundadamente que en efecto, acaba de realizar una conducta tipificada como delito en las leyes locales. Cuando se detenga a una persona por un hecho que requiera querella de parte ofendida, será informado inmediatamente quien pueda presentarla, y si éste no lo hace en ese momento, el adolescente será puesto en libertad de inmediato. Puede ampliarse el término previsto en el párrafo anterior, por otras veinticuatro horas, sólo cuando el adolescente o su defensa lo soliciten expresamente. El adolescente detenido en flagrancia queda a disposición del Ministerio Público Especializado. El Ministerio Público Especializado deberá resolver sobre la procedencia o no de la remisión dentro del plazo señalado en el artículo anterior de esta ley. Si resulta procedente la remisión, el adolescente será inmediatamente puesto a disposición del Juez Especializado. En caso contrario, podrá continuarse con la investigación u ordenarse su archivo provisional o definitivo y el adolescente será inmediatamente puesto en libertad. El Ministerio Público Especializado formulará la remisión, a través de un escrito que deberá hacer constar lo siguiente: I. Datos de la víctima u ofendido, en su caso; II. Datos del adolescente probable responsable; III. Calificación provisional fundada y motivada de la conducta imputada al adolescente; IV. Breve descripción de los hechos, estableciendo circunstancias de lugar, tiempo y modo que hagan probable la responsabilidad del adolescente en la realización del hecho, y V. Relación de los datos y elementos de convicción obtenidos hasta ese momento. El Ministerio Público Especializado archivará definitivamente el expediente cuando los hechos relatados en la denuncia o querellano fueren constitutivos de delito, o cuando se encuentre extinguida la responsabilidad del adolescente. En tanto no se declare procedente la remisión, el Ministerio Público Especializado podrá archivar provisionalmente aquellas investigaciones en las que LUCILA MARQUEZ RIVERA
  23. 23. 23 no existan elementos suficientes para proceder y no se puedan practicar otras diligencias en ese sentido, o cuando no aparezca quién o quiénes hayan podido intervenir en los hechos, sin perjuicio de ordenar la reapertura de las diligencias, si aparecieren nuevos elementos de convicción que así lo justifiquen, siempre que no se haya producido la prescripción. La víctima podrá solicitar al Ministerio Público Especializado la reapertura del proceso y la realización de actividades de investigación, y de ser denegada esta petición, podrá reclamarla ante el superior. La decisión del Ministerio Público Especializado mediante la cual se ejerza o no la remisión, que no se ajuste a los requisitos legales o constituya un acto de discriminación, será impugnable por la víctima o por el adolescente ante el Juez Especializado dentro de los tres días posteriores a la notificación, quien convocará a las partes a una audiencia para resolver. El Juez Especializado podrá determinar que se le instruya juicio al adolescente cuando: I. II. III. Se trate de un hecho de mínima responsabilidad del adolescente o exija contribución de éste, salvo que afecte gravemente un interés público; La medida que pueda imponerse carezca de importancia, y El adolescente haya sufrido, a consecuencia del hecho, daño físico o psíquico grave que torne desproporcionada la aplicación de una medida, salvo que afecte gravemente un interés público. En todos los casos anteriores, la decisión del Juez Especializado deberá sustentarse en razones objetivas y sin discriminación, valorando las circunstancias descritas en cada caso individual, según las reglas generales que al efecto se hayan dispuesto para la impartición de justicia. En los casos en que se verifique un daño, el Ministerio Público exigirá que se repare o que se garantice la reparación. 2.4 Fases del Procedimiento a). Del Procedimiento inicial A partir del momento en que el escrito de remisión es recibido por el Juez Especializado, éste deberá celebrar una audiencia, previa cita a las partes dentro de los cinco días siguientes, con el fin de determinar si existen bases para la sujeción a proceso y determinar la procedencia de medidas cautelares si el Ministerio Público Especializado lo solicitare. En caso de tratarse de conducta tipificada como delito grave, se ordenará el internamiento preventivo. El Juez Especializado tendrá un termino máximo de setenta y dos horas para desahogar las pruebas que se ofrezcan y para resolver la situación jurídica. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  24. 24. 24 A estas audiencias deberán concurrir el representante del Ministerio Público Especializado, el adolescente presunto responsable, su defensor y, en su caso, los padres, tutores o quienes ejerzan la patria potestad o la custodia del adolescente. En ese acto, si el adolescente desea hacerlo, se recibirá su declaración inicial. Es indelegable la presencia del Juez Especializado en todas las audiencias que se lleven a cabo durante el procedimiento inicial, el juicio y notificación de la sentencia. Para la celebración de la audiencia de sujeción a proceso, si el adolescente no se encontrare detenido, el Juez Especializado podrá dictar, a solicitud del Ministerio Público Especializado: I. II. Orden de presentación en los casos en que la conducta que se investiga no merezca medida de internamiento, y Orden de detención que ejecutará la Policía Especializada, cuando la conducta que se investiga merezca medida de internamiento y exista una presunción razonable, por apreciación de las circunstancias del caso particular, de que el adolescente podría no someterse al proceso u obstaculizaría la averiguación de la verdad, o se estime que el adolescente puede cometer un delito doloso contra la propia víctima, alguno de los testigos que depongan en su contra, servidores públicos que intervengan en el proceso o contra algún tercero. Si el adolescente estuviere detenido, el Juez Especializado deberá examinar la legalidad de la detención y, en caso de que esta resulte improcedente, decretará su libertad. Si ratificara la detención, deberá celebrar la audiencia de sujeción a proceso de inmediato. El adolescente podrá solicitar la suspensión de la audiencia por un plazo de hasta cuarenta y ocho horas para aportar elementos de convicción antes de que se resuelva su situación jurídica o se pronuncie sobre la medida cautelar. La prolongación de la detención en su perjuicio será sancionada por la ley penal. La declaración que rinda un adolescente en un procedimiento, debe ser conforme a las reglas siguientes: I. II. III. IV. Rendida únicamente ante la autoridad judicial; Voluntaria, de manera que sólo se puede realizar si el adolescente presta su consentimiento después de consultarlo con su defensor; Pronta, procurando que el tiempo entre la presentación y la declaración judicial inicial sea el menor posible; Breve, de modo que la comparecencia ante el Juez Especializado tome estrictamente el tiempo requerido, considerando incluso periodos de descanso para el adolescente; LUCILA MARQUEZ RIVERA
  25. 25. 25 V. Eficiente, por lo que la autoridad tendrá que preparar la comparecencia con antelación para obtener la información que requiera para el ejercicio de sus funciones en el menor número de sesiones que sea posible; VI. Necesaria, de manera que ocurra sólo en los momentos en los que es imperativo hacerlo, y VII Asistida, de modo que se realice con la asistencia de su defensor; cuando exista ansiedad, fatiga o daño psicológico producidos por la declaración, se suspenderá ésta, reanudándose a la brevedad posible. En los casos en que el adolescente tenga doce años de edad cumplidos y menos de catorce años de edad, también será necesaria la presencia de sus padres, tutores, custodios o quienes ejerzan la patria potestad, si él y su defensa lo estiman conveniente. Las mismas reglas se observarán, en lo aplicable, en las entrevistas que voluntariamente tenga el adolescente con el Ministerio Público Especializado. Los datos recogidos en dichas entrevistas carecen de valor probatorio. Sólo a solicitud del Ministerio Público Especializado y, en la forma, bajo las condiciones y por el tiempo que se fija en esta ley, el Juez Especializado puede imponer al adolescente, después de escuchar sus razones, las medidas cautelares siguientes: I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. La presentación de una garantía económica suficiente; La prohibición de salir sin autorización del país, del Estado, de la localidad en la cual reside o del ámbito territorial que fije el Juez Especializado; La obligación de someterse al cuidado o vigilancia de una persona o institución determinada, que informe regularmente al Juez Especializado; La obligación de presentarse periódicamente ante el Juez Especializado o ante la autoridad que él designe; La prohibición de concurrir a determinadas reuniones o de visitar ciertos lugares; La prohibición de convivir o comunicarse con personas determinadas, siempre que no se afecte el derecho de defensa; La separación inmediata del domicilio cuando se trate de delitos sexuales y la presunta víctima conviva con el adolescente, y La detención preventiva en su domicilio, centro médico o instalaciones especializadas. Para imponer cualquier tipo de medida cautelar el Ministerio Público Especializado deberá acreditar ante el Juez Especializado la existencia del hecho atribuido y la probable participación del adolescente en él. El Juez Especializado podrá imponer una o varias de las medidas cautelares previstas en esta ley y LUCILA MARQUEZ RIVERA
  26. 26. 26 dictar las órdenes necesarias para garantizar su cumplimiento. En ningún caso el Juez Especializado podrá aplicar estas medidas desnaturalizando su finalidad, ni a imponer otras más graves que las solicitadas o cuyo cumplimiento resulte imposible. El Juez Especializado puede prescindir de toda medida cautelar, cuando la promesa del adolescente de someterse al proceso sea suficiente para descartar la necesidad de dicha medida. Las medidas cautelares podrán dictarse y revocarse en cualquier momento hasta antes de dictarse sentencia. La detención preventiva debe aplicarse sólo de manera excepcional, cuando no sea posible aplicar otra medida cautelar menos gravosa y hasta un plazo máximo de tres meses, siempre que: I. II. III. IV. Exista peligro de fuga, de obstaculización del procedimiento o de destrucción de los medios de convicción; La conducta atribuida amerite una medida de internamiento; Se estime que el adolescente puede cometer un delito doloso contra la propia victima, alguno de los testigos que depongan en su contra, servidores públicos que intervengan en el proceso, o contra algún tercero, y El adolescente sea mayor de catorce años de edad al momento de cometer el hecho. La detención preventiva no podrá combinarse con otras medidas cautelares, y debe ser cumplida en instalaciones diferentes a las destinadas al cumplimiento de la medida de internamiento definitivo. Antes de concluir la audiencia de sujeción a proceso, el Juez Especializado fijará al Ministerio Público Especializado, al adolescente y su defensor un plazo que no podrá ser superior a sesenta días para que identifiquen los elementos de convicción que se proponen ofrecer en juicio. Al concluir el plazo a que se refiere el artículo anterior, el Ministerio Público Especializado deberá presentar el escrito de atribución de hechos, el cual deberá contener los mismos requisitos que el escrito de remisión, y los medios de prueba que pretenda desahogar en la audiencia de juicio. El Juez Especializado correrá traslado por cinco días al adolescente y a su defensor, quienes podrán en ese plazo ofrecer la prueba para el juicio. Transcurrido este último plazo, el Juez Especializado admitirá las pruebas que se desahogarán en la audiencia de juicio y fijará fecha para la celebración de ésta, la cual deberá verificarse dentro de los diez días siguientes. b). Del Juicio LUCILA MARQUEZ RIVERA
  27. 27. 27 El juicio será oral. El adolescente, sus padres, tutores o quienes ejerzan la patria potestad o la custodia y su defensor podrán solicitar que la audiencia de juicio se verifique a puerta cerrada. En el juicio deberán estar presentes el Juez Especializado, el adolescente, su defensor, familiares o representantes, el Ministerio Público Especializado, así como el ofendido o víctima, en su caso. El juicio deberá realizarse en dos etapas, la primera para determinar la existencia del hecho así como la participación del adolescente en éste y, la segunda, para la individualización de la medida, en su caso. El juicio será continuo y se desarrollará en forma ininterrumpida durante todas las audiencias consecutivas que fueren necesarias hasta su conclusión. Se podrá suspender por única vez y por un plazo máximo de tres días hábiles consecutivos, cuando: I. II. III. IV. V. VI. Se deba resolver una cuestión incidental que no pueda, por su naturaleza, resolverse inmediatamente; Tenga que practicarse algún acto fuera de la sala de audiencias, incluso cuando una revelación inesperada torne indispensable una investigación suplementaria y no sea posible cumplir los actos en el intervalo de dos sesiones; No comparezcan testigos, peritos o intérpretes, deba practicarse una nueva citación y sea imposible o inconveniente continuar la audiencia hasta que ellos comparezcan, incluso coactivamente por medio de la fuerza pública; Alguno de los participantes cuya comparecencia sea obligatoria, enferme a tal grado que no pueda continuar interviniendo en el juicio; El defensor o el representante del Ministerio Público Especializado no puedan ser reemplazados inmediatamente en caso de que enfermen gravemente, o por fallecimiento, y Por alguna catástrofe o algún hecho extraordinario torne imposible su continuación. El Juez Especializado ordenará los aplazamientos que se requieran, indicando la fecha y la hora en que continuará la audiencia. No será considerado un aplazamiento el descanso de fin de semana o el día feriado o de asueto, siempre que la audiencia continúe al día hábil siguiente. Al iniciar la audiencia de juicio, el Juez Especializado debe informar de forma clara y sencilla al adolescente sobre sus derechos y garantías, y el procedimiento que habrá de desarrollarse durante la celebración de la misma. A continuación le dará la palabra al Ministerio Público Especializado para que exponga sintéticamente los hechos y la conducta que se le atribuye al adolescente. Luego se dará la palabra al defensor por si desea realizar un alegato inicial. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  28. 28. 28 Acto seguido, dará intervención al adolescente para que manifieste lo que a su derecho convenga, advirtiéndole nuevamente sobre su derecho de abstenerse de declarar o de hacerlo con posterioridad durante el juicio. Seguidamente, se recibirán las pruebas admitidas en el orden que las partes indiquen, iniciando con las del Ministerio Público Especializado. Durante el desarrollo de la audiencia de juicio, todos los alegatos y argumentos de las partes, las declaraciones, la recepción de las pruebas y, en general las intervenciones de quienes participen en ella, serán orales. Las decisiones del Juez Especializado serán dictadas verbalmente, con expresión de sus motivos y fundamentos, quedando todos notificados por su emisión. Su parte dispositiva constará luego en el acta de juicio, salvo lo dispuesto para el dictado de la sentencia. Cuando la decisión implique un acto de molestia, además de ser dictada oralmente, deberá fundarse y motivarse por escrito. Quienes no puedan hablar o no lo puedan hacer en castellano, formularán sus preguntas o contestaciones por escrito o por medio de un intérprete o traductor, leyéndose o relatándose las preguntas o las contestaciones en la audiencia, conforme a lo prescrito por esta ley. Durante la audiencia de juicio, los peritos y los testigos deberán ser interrogados personalmente. Su declaración personal no podrá ser sustituida por la lectura de los registros en que consten anteriores declaraciones o de otros documentos que las contuvieren, salvo cuando sea necesario auxiliar su memoria o demostrar o superar contradicciones entre ellas y las prestadas en la audiencia, y sólo a fin de solicitar las aclaraciones pertinentes. Los peritos, testigos, intérpretes y traductores citados responderán directamente a las preguntas que les formulen las partes. Antes de declarar, los testigos, peritos intérpretes y traductores no podrán comunicarse entre sí ni con otras personas, ni ver, oír o ser informados de aquello que ocurra en la audiencia; permanecerán en una sala distinta, advertidos por el Juez acerca de la regla anterior, y serán llamados en el orden previamente establecido. El Juez Especializado, después de tomarle protesta de decir verdad al declarante y advertirle de las consecuencias de quienes declaran falsamente, concederá la palabra a la parte que lo propuso para que proceda a interrogarlo y, con posterioridad, a las demás partes que deseen hacerlo. Por último, lo podrá interrogar el Juez Especializado, con el único fin de precisar puntos que no le hayan quedado claros. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  29. 29. 29 Las partes pueden interrogar libremente, pero no podrán formular preguntas capciosas, impertinentes o que involucren más de un hecho. La parte que ofreció al declarante no le puede formular preguntas sugestivas.Sólo las partes podrán objetar la formulación de preguntas capciosas, impertinentes, compuestas o sugestivas. Los documentos e informes admitidos previamente, así como el acta de prueba anticipada, serán leídos y exhibidos en la audiencia, con indicación de su origen; las grabaciones y elementos de prueba audiovisuales serán reproducidos en la audiencia, según su forma de reproducción habitual. El Juez, de oficio o a solicitud de parte, podrá prescindir de la lectura íntegra de documentos o informes escritos, o de la reproducción total de una grabación, a efecto de leer o reproducir sólo la parte pertinente del documento o de la grabación. Las cosas y otros elementos de convicción decomisados serán exhibidos en la audiencia. Todos los elementos de convicción podrán ser presentados a los peritos, testigos, traductores, intérpretes o al adolescente, cuando corresponda durante sus declaraciones, quienes podrán ser invitados a reconocerlos o a declarar sobre ellos. Con excepción de los supuestos en los que esta ley autoriza incorporar una prueba por lectura, no se podrán incorporar o invocar como medios de prueba ni dar lectura durante la audiencia, a los registros ni los demás documentos que den cuenta de actividades de investigación realizadas por la Policía Especializada o por el Ministerio Público Especializado. Nunca se podrán incorporar como medio de prueba, o dar lectura, a las actas o documentos que den cuenta de actuaciones o diligencias declaradas nulas o en cuya obtención se hayan vulnerado garantías fundamentales. Terminada la recepción de las pruebas, el Juez Especializado concederá sucesivamente la palabra al representante del Ministerio Público Especializado y luego al defensor, para que, en ese orden, emitan sus alegatos conclusivos. En caso de manifiesto abuso de la palabra, el Juez Especializado llamará la atención a la parte y si ésta persiste, podrá limitar racionalmente el tiempo del alegato, según la naturaleza y complejidad de los hechos en examen, las pruebas recibidas y las cuestiones a resolver. Acto seguido el Juez Especializado preguntará a la víctima u ofendido, que esté presente, si tiene algo que manifestar y, en su caso, le concederá la palabra. Por último se le concederá la palabra al adolescente si desea agregar algo más y se declarará cerrada la audiencia. Durante el desarrollo del proceso las partes no podrán referirse ni opinar ante el Juez Especializado sobre algún asunto en trámite, sin la presencia de la contraparte. La infracción a esta norma será considerada falta grave en el régimen disciplinario. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  30. 30. 30 Inmediatamente después de concluido el juicio, el Juez Especializado pasará a deliberar en privado para decidir sobre la responsabilidad del adolescente, sin resolver en ese momento respecto de la individualización de la medida que, en su caso, sea decretada. La deliberación no podrá durar más de veinticuatro horas, ni suspenderse salvo enfermedad grave del Juez. En este caso, la suspensión de la deliberación no podrá ampliarse por más de diez días, luego de los cuales se deberá reemplazar al Juez y realizar el juicio nuevamente. El Juez Especializado apreciará la prueba conforme a las reglas de la lógica, los conocimientos científicos, las máximas de la experiencia, los principios generales del derecho y la jurisprudencia; sólo podrán valorarse y someterse a la crítica racional los medios de prueba obtenidos por un proceso permitido e incorporados al juicio conforme a las disposiciones de esta ley. En caso de duda, el Juez Especializado deberá resolver tomando en cuenta lo que más favorezca al adolescente. En caso de decretar la responsabilidad del adolescente, el Juez Especializado citará a las partes para que dentro de los tres días siguientes acudan a la audiencia de comunicación de la sentencia, en la cual deberá individualizar la medida. Para efecto de decidir esta última, las partes podrán ofrecer pruebas. Asimismo, podrán solicitar la ampliación del plazo previsto en este artículo por tres días más. En la audiencia de comunicación de la sentencia deberán estar presentes el adolescente, su defensa o representante legal, y el Ministerio Público Especializado. Durante la misma, el Juez Especializado comunicará su resolución y proveerá lo necesario para su ejecución. En caso de que la sentencia declare responsable al adolescente, el Juez Especializado le explicará la medida que ha decidido imponerle, las razones por las que ha decidido hacerlo, las características generales de la ejecución de la medida y las consecuencias de su incumplimiento. En especial le prevendrá de la posibilidad de que se agrave la medida. Estas advertencias formarán parte integral de la sentencia. Una vez realizado el acto de comunicación de la sentencia se levantará la sesión.La imposición e individualización de medidas a cargo del Juez Especializado debe sujetarse a las disposiciones siguientes: I. Sólo podrán imponerse las medidas consideradas en esta ley; II. La medida será proporcional a las circunstancias y gravedad de la conducta realizada; su individualización debe tener en cuenta, la edad y las necesidades particulares del adolescente, así como las posibilidades reales de ser cumplida; LUCILA MARQUEZ RIVERA
  31. 31. 31 III. La medida de internamiento se impondrá de manera excepcional y en ningún caso a adolescentes menores de catorce años de edad, y IV. En cada resolución, el Juez podrá imponer amonestación y hasta un máximo de dos medidas más, compatibles entre sí, de modo que su ejecución pueda ser simultánea y en ningún caso, sucesiva. La resolución debe estar debidamente fundada y motivada, escrita en un lenguaje accesible al adolescente y deberá contener los elementos siguientes: I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX. Lugar, fecha y hora en que es emitida; Datos personales del adolescente; Relación de los hechos, pruebas, alegatos y conclusiones; Motivos y fundamentos legales que la sustentan; Argumentos a partir de los cuales se decide si quedó acreditada o no la existencia de la conducta; Argumentos a partir de los cuales se decide si quedó o no acreditada la responsabilidad del adolescente; La medida que en su caso llegue a imponerse, su duración y lugar de aplicación y ejecución, así como la medida de mayor gravedad que se impondría en el caso de incumplimiento; Las medidas de menor gravedad por las que, en los términos de esta ley, puede sustituirse la medida impuesta, así como el orden en que deben ser consideradas por el Juez de Ejecución, y El monto de la reparación del daño a la víctima u ofendido, en su caso. La simple relación de las pruebas, la mención de los requerimientos, argumentos o pretensiones de las partes, afirmaciones dogmáticas, fórmulas genéricas, o rituales no constituyen en caso alguno fundamentación ni motivación. Una vez firme la medida, el Juez Especializado establecerá las condiciones y la forma en que el adolescente debe cumplirla, quedando a cargo de la Dirección General la elaboración de un Programa Personalizado de Ejecución que debe ser autorizado por el Juez de Ejecución. 2.5 Sinevaluación, no hay medición ni decisión El Estado de Tlaxcala, cuna de la nación, ha sido laboratorio político en algunos fenómenos que han transformado la historia de México. Y uno de ellos, son la creación del cuarto poder o las presidencias de comunidad.33 Sin embargo, este 33 LIMA GUTIÉRREZ, Alfonso, “Gobiernos descentralizados. La experiencia de las Presidencias de Comunidad en Tlaxcala”, en Summa, III Época. Textos jurídico-políticos. Poder y gobierno, Departamento de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad Autónoma de Tlaxcala, Tlaxcala, Tlax., No. 4, noviembre de 2003, p. 13-31. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  32. 32. 32 fenómeno, como el que forma parte de esta investigación no son evaluables sus funciones. De ahí la idea de presenta en lo sucesivo nuestra propuesta. Independientemente de que la Leyde Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala contemple algunas medidas que tiene como finalidad bridar al adolescente una experiencia de legalidad, así como la oportunidad de valorar los beneficios de la convivencia armónica, del civismo y del respeto a las normas y derechos de los demás.34 Lo cierto es que no se cuenta con un Órgano que le de seguimiento a los adolescentes que han logrado su libertad. Y derivado de ese seguimiento se pueda realizar la medición y la decisión de la integral reinserción del adolescente en la familia y en la comunidad. Para ello se propone la adición del Título Octavo de laLey de Procuración e impartición de Justicia para adolescentes del Estado de Tlaxcala,en la que contemple el Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolescente en el Estado de Tlaxcala; asimismo, el perfil orgánico y estatutario, funcionamiento, competencia sujetos legitimados, procedimiento y efectos de sus decisiones. 2.5 Conclusiones PRIMERA. La Reforma Constitucional del 12 de diciembre de 2005, al artículo 18, cambió el rumbo de la justicia para adolescentes en el territorio mexicano. SEGUNDA. El espíritu de la Reforma Constitucional del 12 de diciembre de 2005, fue trasladar del sistema tutelar al esencialmente garantista. TERCERA. Como consecuencia, la Reforma Constitucional del 12 de diciembre de 2005, fijó la obligación de la Federación, los Estados y el Distrito Federal de establecer en el ámbito de sus respectivas competencias, un sistema integral de justicia que será aplicable a quienes se atribuya la realización de una conducta tipificada como delito por las leyes penales y tengan entre doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, en el que se garanticen los derechos fundamentales que considera la Constitución para todo individuo, así como aquellos derechos específicos que por su situación de personas en desarrollo les han sido reconocidos. CUARTA. A un mes de cumplirse los primeros ochos años de vigencia del nuevo sistema integral de justicia de adolescentes en México, observamos que esta tiene ciertas deficiencias que impiden hablar de una integral justicia. 34 Véase los artículos 94-140 de la Ley de Procuración e impartición de Justicia para adolescentes del Estado de Tlaxcala. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  33. 33. 33 QUINTA.Independientemente de que la Leyde Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala contemple algunas medidas que tiene como finalidad bridar al adolescente una experiencia de legalidad, así como la oportunidad de valorar los beneficios de la convivencia armónica, del civismo y del respeto a las normas y derechos de los demás. Lo cierto es que no se cuenta con un Órgano que le de seguimiento a los adolescentes que han logrado su libertad. Y derivado de ese seguimiento se pueda realizar la medición y la decisión de la integral reinserción del adolescente en la familia y en la comunidad. SEXTA. Para ello se propone la adición del Título Octavo de laLey de Procuración e impartición de Justicia para adolescentes del Estado de Tlaxcala, en la que contemple el Órgano de Seguimiento del Reinsertado Adolescente en el Estado de Tlaxcala; asimismo, el perfil orgánico y estatutario, funcionamiento, competencia sujetos legitimados, procedimiento y efectos de sus decisiones. 2.6 Fuentes de información A. Bibliográficas GARCÍA MÁYNEZ, Eduardo, “Positivismo Jurídico, Realismo Sociológico y Iusnaturalismo”, Distribuciones Fontamara, 4ª reimpresión, Biblioteca de Ética, Filosofía del Derecho y Política, México, 2004. HELLER, Herman, “Teoría del Estado”, trad., de Luis Tobio, Tercera reimpresión de la segunda edición en español, Fondo de Cultura Económica, México, 2007. LIMA GUTIÉRREZ, Alfonso, “Gobiernos descentralizados. La experiencia de las Presidencias de Comunidad en Tlaxcala”, en Summa, III Época. Textos jurídico-políticos. Poder y gobierno, Departamento de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad Autónoma de Tlaxcala, Tlaxcala, Tlax., No. 4, noviembre de 2003. ORTIZ ORTIZ, Serafín y Lic. Pilar Monroy Guevara, “Garantías Constitucionales”, Universidad Autónoma de Tlaxcala, Departamento de Derecho y Ciencias Políticas, CIJUREP, Cuadernos de estudio, Tlaxcala, Tlaxcala, 2003. ORTIZ ORTIZ, Serafín, “La Autorrealización en la educación”, en el Cuarto eje transversal y articulador. Autorrealización de las funciones sustantivas de la Universidad, Universidad Autónoma de Tlaxcala, junio 2008. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  34. 34. 34 SCHERER GARCÍA, Julio, “Niños en el crimen”, Editorial Grijalbo, México, 2013. SHAPIRO, Robert J. “2020. Un nuevo paradigma”, trad. de María Isabel Merino Sánchez, Tendencias Editores, Barcelona 2009. SORIANO, Ramón, “Sociología del Derecho”, Editorial Ariel, S. A., 3ª reimpresión, Barcelona, 2009. VASCONCELOS MÉNDEZ, Rubén, “La justicia para adolescentes en México. Análisis de las leyes estatales”, Instituto de Investigaciones Jurídicas/UNAM, México, 2009. B. Hemerográficas GONZÁLEZ DE ARAGÓN O, Arturo, “La crisis del Estado I y II”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1819, y 1820, México, 11 y 18 de septiembre de 2011. _________, “Transparencia y rendición de cuentas. México: ¿Estado corrupto? I y II”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1843, y 1844, México, 26 de febrero y 4 de marzo de 2012. RAMÍREZ MARÍN, Juan, “Sobre los sistemas carcelarios”, Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias, Cámara, Revista de los Centros de Estudios de la Cámara de Diputados, Número 12/Año 1/abril 2012. RAMÍREZ SALAZAR, Juan Carlos, “Justicia penal para adolescentes y jurisprudencia”, Revista de Derechos Humanos y Estudios Sociales. Año III, No. 5, enero-junio 2011. RODRÍGUEZ GARCÍA, Arturo, “Y los consejos tutelares, degradación”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1834, México, 25 de diciembre de 2011. SANTINELLI RECIO, Gabriela Patricia. Hacia el sistema especializado de justicia para adolescentes en el Estado de Yucatán. Revista In Jure Anáhuac Mayab [online]. 2013, año 1, núm. 2, ISSN 2007- 6045. VERA Rodrigo, “Reos… de la iniciativa privada” y “Privatización carcelaria. Los reos, negocio rentable”, Proceso, Semanario de Información y Análisis, No 1906, y 1927, México, 12 de mayo y 6 de octubre de 2013. C. Legislativas Código de Justicia para Adolescentes del Estado Libre y Soberano de Puebla. Código de Justicia para Menores Infractores en el Estado de Durango. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos Diario Oficial de la Federación de 12 diciembre de 2005. Ley de Justicia Especial para Adolescentes Infractores del Estado de Chihuahua. Ley de Justicia Integral para Adolecentes del Estado de Jalisco. Ley de Justicia Integral para Adolescentes del Estado de Michoacán de Ocampo. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  35. 35. 35 Ley de Justicia Integral para Adolescentes del Estado de Morelos. Ley de Justicia para Adolescentes del Distrito Federal. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Baja California Sur. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Baja California. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Coahuila de Zaragoza. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Guanajuato. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Guerrero. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Hidalgo. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de México. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Oaxaca. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Quintana Roo. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Sinaloa. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Tamaulipas. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Yucatán. Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Zacatecas. Ley de Justicia para Menores del Estado de Querétaro. Ley de Justicia para Menores del Estado de San Luis Potosí. Ley de Procuración e Impartición de Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala. Ley de Responsabilidad Juvenil para el Estado de Veracruz. Ley del Sistema de Justicia para Adolescentes del Estado de Aguascalientes. Ley del Sistema de Justicia para Adolescentes del Estado de Campeche. Ley del Sistema Especial de Justicia para Adolescentes del Estado de Nuevo León. Ley Federal de Justicia para Adolescentes. Ley que establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Chiapas. Ley que establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Colima. Ley que Establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Sonora. Ley que Establece el Sistema Integral de Justicia para Adolescentes del Estado de Tabasco. LUCILA MARQUEZ RIVERA
  36. 36. 36 D. Magnéticas XOCHITOTOTL COTE, Jaime, “Necesario actualizar ley de menores infractores”, en http://www.abctlaxcala.com/index. AGUILAR, Ana y Javier Solís, “Unidad de Medidas Cautelares para Adolescentes de Morelos: uso e integración de la información del sistema de justicia para adolescentes para fortalecer la toma de decisiones”, véase en http://www.iijusticia.org/…ocs/AGUILAR_CARRASCO.pdf. CALERO AGUILAR, Andrés, “El nuevo sistema de justicia para adolescentes en México”, Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, www.jurídicas.unam.mx. CAMACHO SOLÍS, Camacho, “De un sistema tutelarista a otro esencialmente garantista”, 4 de septiembre de 2008, disponible en www.cesarcamacho.org. . MOLINA GONZÁLES, María del Rosario, Miguel Lagarda Flores y otros, “La - . VASCONCELOS MÉNDEZ, Rubén, “Cuatro años de justicia para adolescentes en México”, Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, www.jurídicas.unam.mx. VÁZQUEZ URDIALES, Juan, “Sistema especializado en justicia adolescentes”, www.juiciooraloaxaca.gob.mx/.../SISTEMA%20ESPECIALIZADO%20. para VILLANUEVA CASTILLEJA, Ruth, “La reforma al artículo 18 Constitucional y su impacto en el sistema menores infractores”, Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, www.jurídicas.unam.mx. E. Video Conferencias XXVIII Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores, “Hacia un sistema integral de justicia para adolescentes de México”, Propuesta del Gobernador de Nayarit, Ixtapa de la Sal, Estado de México,18 y 19 de mayo de 2008. F. Tesis relacionadas DUEÑAS MONCADA, Nallely, Lizeth, “Criterios jurídicos internacionales y nacionales para regulación de la justicia de adolescentes”, Tesis de Licenciatura, Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM, México, abril 2013. GARNICA PACHECO, Víctor, “La justicia para los menores infractores en México y el en Estado de Hidalgo”, Tesis de Licenciatura, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, Licenciatura en Derecho, Pachuca, Hidalgo, enero de 2008. LUCILA MARQUEZ RIVERA

×