Cultura Persia

6,846 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,846
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
58
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cultura Persia

  1. 1. INTEGRANTES*Gerardo Yñigo Yupanqui*Omar Hidalgo Ramírez*Kevin Solórzano Carmelo*Brayer Tomas Lavado Álvarez
  2. 2. HISTORIALos persas no eran un pueblo de lengua indoeuropea. Se originócomo un grupo de tribus nómadascuya localización original radicaba al norte de la meseta de Irán. Alrededor de 1400 a. C., algunas de estas tribus, antepasadas de los persas históricos, se trasladaron hacia el sur de Irán.
  3. 3. ORGANIZACIÓN POLÍTICO-SOCIALAl ser un imperio tan grande, los persas organizaron un aparato estatal lo más sólido posible. El tipo de gobierno era uno monárquico absolutista. Estaba representado en el máximo nivel por el soberano, “rey de reyes”. La sumisión del pueblo a su figura era total y debía ser visto como una especie de ser divino en la tierra. Su poder lo ejercía desde su palacio real, el cual variaba dependiendo de la ciudad que eligiese el rey por temporadas o épocas, estando entre las favoritas: Susa, Babilonia, Ecbatana o Persepolis. Le seguía el Consejo de los siete sabios, y a estos los sátrapas, es decir los gobernadores de provincias. Asimismo estos últimos se dividían en dos tipos: los generales y los secretarios reales, aunque en ocasiones, el cargo cumplía con las dos funciones. Los siguientes y últimos en la lista eran los visitadores imperiales, conocidos como “los ojos y oídos del rey”, o bien llamados inspectores, quienes se encargaban de supervisar que todo marche bien entre el aparato estatal de tan extenso imperio.
  4. 4. ECONOMÍANo debe parecer descabellado afirmar que la base de la economía persa era la recaudación de impuestos. En efecto, todas las naciones que quedaban sometidas al rey de reyes, debían pagar un tributo, el cual era aceptable, si se tiene en cuenta que a cambio se daría libertad de culto y hasta cierto punto, política, permitiendo reyes y nobles propios todos sometidos sólo al monarca persa. Los ingresos de la caja fiscal imperial eran usados para la manutención de la corte, es cierto, sin embargo su principal tarea era crear, mantener y mejorar las obras públicas. En especial caminos que uniesen los recónditos puntos del imperio, lo cual favoreció la creación de un eficiente sistema de correos, así como la construcción de edificios que embelleciesen las ciudades. Finalmente el ingreso estatal apuntaba a las fuerzas armadas. Otro de los puntos que servían para generar ingresos era el comercio, el cual tenía tarifas aceptables y nunca escaseaban. Según las investigaciones el primero en emitir moneda fue Darío I, quien introdujo un patrón monetario basado en oro y plata, llamadas dárico y el siclo respectivamente. La primera era sólo emitida por la administración real, y las de plata o cobre por satrapías o gobiernos locales.
  5. 5. LENGUALos persas eran indoeuropeos y estaban emparentados con los dialectos iranios de la época, muy cercano al medo. No tenían escritura hasta cuando adhirieron al Imperio Caldeo a sus dominios, introduciendo el sistema cuneiforme adaptado a su lengua, según la Inscripción de Behistún. Si bien el persa era uno de los idiomas oficiales, el babilonio o acadio también siguió usándose, al igual que el dialecto medo, el elamita y hasta el egipcio o el arameo. Este último es tomado por muchos como el idioma preferido entre los persas, en especial los que habitaban la parte oeste del imperio. Además, según lo hallado el arameo vendría a ser también la lengua general para comunicarse en los territorios imperiales, si bien hay que reconocer que todo esto puede variar por fechas, etapas o gobiernos a lo largo del tiempo en el que existió el Imperio Aqueménida.
  6. 6. RELIGIÓNAl igual que sus primos hermanos, los medos, la religión que mejor fue recibida por la élite gobernante persa fue el zoroastrismo, también llamado mazdeísmo. Para los aqueménides, Ahura Mazda era el dios protector de la monarquía y el rey de reyes era su máximo representante en la tierra. Bajo esta coyuntura, esta religión alcanzaría un gran apogeo, y sobre todo llegó a lugares lejanos, tanto en occidente como en oriente. El zoroastrismo, llamado así por el profeta que dio inicio al movimiento, Zoroastro, fue un culto dualista que veía al mundo regido por los principios del bien y el mal así como creación y destrucción. Con la llegada de los persas, la élite sacerdotal consiguió colocar algunas ideas propias tales como el libre albedrío. Asimismo, el libro sagrado de esta religión se llamó Zend Avesta. El culto estaba representado por un mago (no en el sentido moderno de la palabra), que era algo así como el equivalente a un sacerdote moderno y que conformaba una clase, encargada de llevar a cabo ceremonias y rezos.
  7. 7. AGRICULTURAA diferencia de otros pueblos, imperios o naciones que poblaron Mesopotamia y el Cercano Oriente en el pasado, los persas, fieles a la adaptación de costumbres que les imponía el zoroastrismo original, no llegaron a construir grandes templos religiosos. Esto tal vez sea lo que más los identifica, pues como sabemos sumerios, acadios, asirios y otros más, eran casi fanáticos de la arquitectura religiosa imponente. Pues bien en los primeros años de constituido su imperio, los aqueménidas celebraban sus ceremonias religiosas al aire libre. Aún as sí existen unas pequeñas construcciones, a modo de altares, donde se llevaban a cabo las fogatas (cuando el fuego fue admitido en el zoroastrismo). Dos de los mejores conservados se hallan en Persépolis, y tienen forma cúbica piramidal. Existen unos lóbulos para evitar que el viento apague los fuegos. Algunas torres cuadradas cercanas también eran altares para que las llamas ardan permanentemente. Se hallaron también en la ciudad citada y en Pasagarda.

×