Personalidad del docente

20,578 views

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • La felicito me gusto su punto de vista
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
20,578
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
121
Actions
Shares
0
Downloads
230
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Personalidad del docente

  1. 1. UN IVERSIDAD DE LOS ANDES FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACION ESCUELA DE EDUCACION PROGRAMA DE PROFESIONALIZACION DOCENTE DIDACTICA DE LA ESPECIALIDAD EL DOCENTE Y SU PERSONALIDAD
  2. 2. La personalidad del docente: <ul><li>Puede definirse como la organización dinámica en el interior del docente de los sistemas psicofísicos que determinan su conducta y su pensamiento característico. Entre los sistemas psicofísicos existe un reciprocidad de los componentes cuerpo-espíritu, y las acciones y pensamientos del ser humano actúan sobre estos componentes como una fuerza directriz. En consecuencia toda personalidad es única en cada individuo.( Villalobos, 2007 ) </li></ul>
  3. 3. <ul><li>Elementos de la personalidad que deben destacar en El Docente. </li></ul><ul><li>Cultura intelectual </li></ul><ul><li>Alterocentrismo y Sociabilidad en oposición al temperamento egocéntrico, cerrado, incapaz de abrirse y mantener ciertos contactos sociales. </li></ul><ul><li>Comunicación y dedicación a los alumnos y sus problemas . Es lo opuesto a la aversión y hostilidad hacia los alumnos, impaciencia, desprecio, arbitrariedad, aspereza y sadismo frente a sus alumnos. </li></ul>
  4. 4. Elementos de la personalidad que deben destacar en El Docente. <ul><li>Aprecio e interés por los valores intelectuales y culturales . Lector asiduo, sed de conocimientos nuevos, capaz de entusiasmarse por el progreso de la ciencia y la cultura. Es lo contrario a lo rutinario, que nunca abre un libro, que siente aversión por el estudio y las lecturas y que sólo conoce los estrechos horizontes de su materia escolar </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Idealismo humano y fe en el poder de la educación </li></ul><ul><li>Normalidad física y buena presentación </li></ul><ul><li>Salud y equilibrio mental </li></ul><ul><li>Fonación, visión y audición en buenas condiciones funcionales </li></ul><ul><li>Buena voz, firme, agradable, convincente </li></ul>
  6. 6. <ul><li>Lenguaje fluido, claro, simple </li></ul><ul><li>Confianza en sí mismo, presencia de ánimo, dominio de las emociones </li></ul><ul><li>Firmeza y perseverancia </li></ul><ul><li>Imaginación, iniciativa, don de mando </li></ul><ul><li>Habilidad para establecer y mantener buenas relaciones con los alumnos </li></ul><ul><li>Conciencia profesional de los deberes y responsabilidades que plantea la profesión </li></ul>
  7. 7. ? Que debe saber el Docente de su asignatura? <ul><li>Dominar con perfección y seguridad los principios y datos esenciales de la asignatura que pretende enseñar </li></ul><ul><li>Debe conocer por lo menos, más de lo que exige los programas oficiales tanto en extensión como en profundidad. Estar informado de bibliografía reciente </li></ul><ul><li>Cada asignatura se debe presentar no como una rama especializada de la cultura académica sino como una fase que integra la vida humana o el ambiente en el que se desenvuelve </li></ul><ul><li>Debe presentar a los alumnos lo que hay de esencial, cierto, útil y funcional de la manera más clara e intuitiva posible </li></ul><ul><li>No es suficiente el conocimiento teórico, debe saber cómo la ha de enseñar, quién recibirá la enseñanza y cuáles serán los objetivos de la misma </li></ul>
  8. 8. Aberraciones en la personalidad del profesor Ciertos tipos de personalidad tienden a crear conflictos y reacciones desfavorables dificultando el ajuste necesario entre alumno y maestro. Entre ellos destacan: <ul><li>El introvertido y hermético </li></ul><ul><li>El nervioso y desconfiado </li></ul><ul><li>El indeciso y confuso </li></ul><ul><li>El incoherente y contradictorio </li></ul><ul><li>El colérico y explosivo </li></ul><ul><li>El irónico y mordaz </li></ul><ul><li>El injusto, mezquino y vengativo </li></ul><ul><li>El vanidoso y presuntuoso </li></ul><ul><li>El cursi y donjuanesco </li></ul><ul><li>El ingenuo, bonachón e indulgente </li></ul><ul><li>El sentimental y quejumbroso </li></ul><ul><li>El que demuestra preferencia por ciertos alumnos y repulsión gratuita por otros. </li></ul>
  9. 9. Vicios y hábitos inadecuados <ul><li>Falta de puntualidad para empezar y para terminar la clase </li></ul><ul><li>Actitudes arrogantes prepotentes, indiferentes o desdeñosas hacia los alumnos </li></ul><ul><li>Voz estridente y desagradable </li></ul><ul><li>Pronunciación defectuosa, sibilante, con ceceo </li></ul><ul><li>Muecas, espasmos y carraspeos nerviosos </li></ul><ul><li>Gesticulación nerviosa, brusca o exagerada </li></ul>Estas actitudes, impacientan, irritan y distraen los alumnos provocando la risa o falta de respeto al profesor en la clase
  10. 10. Acción docente inapropiada <ul><li>Enseñan sin plan ni objetivos definidos </li></ul><ul><li>No muestran empeño en conocer a sus alumnos, ni en estimularlos, ayudarlos u orientarlos </li></ul><ul><li>Tendencia exagerada a complicar la clase con asuntos insignificantes </li></ul><ul><li>Evitan el trabajo de objetivar lo que enseñan, evitando efectuar demostraciones o colocar tareas para no tener que corregirlas </li></ul><ul><li>Evitan hacer pruebas y preguntas para diagnosticar y verificar la calidad del aprendizaje de sus alumnos </li></ul><ul><li>Prometen muchas cosas y no cumplen con ellas </li></ul>
  11. 11. Bibliografia <ul><li>Alfaro, M. (2007). Planificación del aprendizaje y la enseñanza. Caracas: Universidad Pedagógica Experimental Libertador. </li></ul><ul><li>Sarramona, J. (2000). Teoría de la educación. Barcelona: Ariel. </li></ul><ul><li>Serrano, M. (1999). El proceso de enseñanza de enseñanza-aprendizaje. Mérida. Universidad de los Andes </li></ul><ul><li>Villalobos, E. (2007). Didáctica integrativa y el proceso de aprendizaje. México: Trillas. </li></ul>
  12. 12. “ Un maestro impresiona para la eternidad y nunca puede decir cuando termina su influencia.“ Henry Brooks Adams Gracias Profa. Lenny Lobo

×