Sentencia Caso Orellana

3,549 views

Published on

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Sentencia Caso Orellana

  1. 1. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 1 C/ ENRIQUE ALFREDO ORELLANA CIFUENTES. DELITO: ABUSO SEXUAL, VIOLACIÓN IMPROPIA y ABUSO AGRAVADO RUC 1000763258-K RIT 282-2012 Santiago, nueve de octubre de dos mil trece. VISTO Y CONSIDERANDO: PRIMERO: Intervinientes. Que entre los días dieciséis de agosto y veinticinco de septiembre del año en curso, ante el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, integrado por los jueces don Cristian Soto Galdames, quien presidió, doña Isabel Espinoza Morales, y doña Laura Andrea Assef Monsalve, se llevó a efecto audiencia de juicio oral en los autos R.I.T. 282-2012, seguido contra el acusado ENRIQUE ALFREDO ORELLANA CIFUENTES, de 42 años de edad, nacido el 05 de noviembre de 1970, cédula nacional de identidad N° 10.328.132-6, casado, economista, domiciliado en Capuchinos Nº 697, comuna de Santiago, representado legalmente por los abogados privados, Francisco Cox Vial, Raúl Neira Vásquez, y Guillermo Cantil Hein. La acción penal fue sostenida por el Ministerio Público, representado por el Fiscal Patricio Macaya Silva, con domicilio y forma de notificación registrados en el Tribunal. Es parte querellante, acusadora particular y demandante civil, doña Yamile Caba Quezada, representada por el abogado don Fernando Monsalve Arias, con domicilio y forma de notificación registrados en el Tribunal. I.- EN CUANTO A LA ACCIÓN PENAL. SEGUNDO: Acusación. Los hechos materia de la acusación fiscal, según aparece del auto de apertura, son los siguientes: “En fechas indeterminadas desde el mes de agosto de 2009 hasta el mes agosto de 2010, en días y horas distintos, mientras las menores de iniciales S.E.O.C, nacida el 11 de octubre del año 2000, P.V.O.C. nacida el 28 de enero de 2006 y C. D. J. O. C., nacida el 25 de julio de 2007, iban de visita al domicilio de su padre, el acusado, Enrique Orellana Cifuentes, al inmueble ubicado en Calle Catedral Nº 2025, departamento N° 309, comuna de Santiago y posteriormente al domicilio ubicado en calle Capuchinos Nº 697, comuna de Santiago, éste procedió a realizar actos de significación
  2. 2. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 2 sexual y relevancia a cada una de sus hijas, consistentes en tocar con sus manos los pechos, vagina y ano de sus hijas, como asimismo introducirles tanto los dedos como el pene en el ano de las niñas”. Los hechos de la acusación particular son los siguientes: “En circunstancias que el imputado es el padre biológico y de filiación matrimonial de las menores S.E.O.C, nacida el 11 de octubre del año 2000, P.V.O.C, nacida el 28 de enero de 2006 y de C.D.J.O.C, nacida el 25 de julio de 2007, y en el marco de un régimen de visitas desde el mes de agosto de 2009, en el cual el imputado se lleva a las niñas en fechas indeterminadas en días y horas distintas a su domicilio ubicado en calle Catedral N° 2025 departamento N° 309, de la comuna de Santiago, y posteriormente a su actual domicilio ubicado en Calle Capuchinos N° 697 de la misma comuna; ha procedido, en forma reiterada, en diversas ocasiones y días, desde agosto del año dos mil nueve y hasta agosto dos mil diez ha realizar actos de significación sexual y relevancia a cada una de sus hijas, consistentes en tocar con sus manos los pechos, vagina y ano de las niñas, como asimismo introducirles dedos y penetrarlas analmente”. A juicio del Ministerio Público y de la acusadora particular, los hechos descritos son constitutivos de los delitos de violación impropia, abuso sexual y abuso sexual agravado en carácter de reiterado, ilícitos previstos y sancionados respectivamente en los artículos 362, 366 bis en relación al 366 ter y 365 bis, todos del Código Penal, cada uno de ellos en grado de desarrollo consumado, fueron perpetrados por el acusado en calidad de Autor, de conformidad a lo establecido en el artículo 15 N° 1 del Código Penal. Según el Ministerio Público perjudica al acusado, en todos los hechos motivo de esta acusación, la agravante contemplada en el artículo 13 del Código Penal. Según la acusadora particular, al acusado le favorece la minorante de responsabilidad criminal prevista en el artículo 11 N° 6 del Código Penal, esto es, la irreprochable conducta anterior, en tanto le perjudica la circunstancia agravante de responsabilidad criminal contemplada en el artículo 13 del Código Penal, esto es, ser las agraviadas las hijas del acusado, lo que se acredita con los certificados de nacimiento de las niñas afectadas. Además, tiene la agravante del artículo 12 N° 1, el cometer el delito contra las personas con alevosía, entendiéndose que la hay cuando se obra a traición o sobre seguro; 12 N° 5, esto es “actuar con
  3. 3. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 3 premeditación conocida o emplear astucia…”; 12 N° 6, esto es “abusar de la superioridad de su sexo, de sus fuerzas … en términos que el ofendido no pudiera defenderse con probabilidades de repeler la ofensa”; 12 N° 7, esto es “Cometer el delito con abuso de confianza”; y 12 N°18, esto es, “Ejecutar el hecho con ofensa o desprecio del respeto que por la dignidad, autoridad, edad o sexo mereciera el ofendido, o en su morada, cuando él no haya provocado el suceso” . La Fiscalía y la acusadora particular solicitan se aplique al acusado una pena de presidio perpetuo calificado, más las accesorias legales, incluidas las especiales del artículo 372 y 372 ter del Código Penal y costas, como autor de los delitos objeto de la presente acusación. EN CUANTO A LA ACCIÓN CIVIL. TERCERO: Que, Fernando Monsalve Arias, en representación de doña Yamile Caba Quezada, interpuso demanda civil de indemnización de perjuicios contra el acusado Enrique Alfredo Orellana Cifuentes, cédula de identidad N° 10.328.132-6, ingeniero comercial, con domicilio en Capuchinos 697, comuna de Santiago, representado legalmente por el abogado Francisco Cox Vial, con el objeto de que sea condenado a indemnizar los perjuicios ocasionados a su representada y a las víctimas por el delito de violación impropia, abuso sexual y abuso agravado en carácter de reiterado, descritos y sancionados en los artículos 362, 366 bis en relación al 366 ter y 365 bis, todos del Código Penal, todos en grado de desarrollo de consumado. Funda la demanda civil en los hechos materia de la acusación particular ya reproducidos, y en que la conducta delictiva del acusado y demandado civil ha provocado tanto en ellas como en su madre, Yamile Caba, sufrimiento, dolor, angustia, miedo, vergüenza, ansiedad, problemas en el colegio y tratamientos psicológicos, causado por quién debía ser el protector de ellas y por quién sentían un amor inconmensurable, por ser el padre. Tanto así, que nunca dijeron nada de lo que les ocurría por miedo. El daño causado tanto a las niñas como a la madre, quien ha debido enfrentar todo lo que ha significado este proceso junto a sus hijas (exámenes, interrogatorios, cuestionamientos, entre otros) es irreparable, por cuanto nada cambiará el hecho de haber sido el padre quien violó y abusó reiteradamente de sus hijas. De esta forma, siempre estará presente el recuerdo doloroso de estos años y este proceso judicial en ellas, en su madre y en su entorno más cercano; más aún, las consecuencias de estos
  4. 4. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 4 hechos en ellas si bien ya se han visto reflejados en sus conductas, pueden ser permanentes o requerir de forma constante de atención psicológica u otros soportes profesionales como apoyo para desenvolverse en la vida. A las víctimas, el padre les ha quitado la posibilidad natural de ser niñas con una vida normal y acorde a su edad, fueron vulneradas reiteradamente y sin compasión alguna. Si bien el daño no será reparable de una forma total, porque el recuerdo de haber sido dañadas por su propio padre permanecerá en ellas, la ley ha previsto como medio de reparación la indemnización por daño moral. Así, solicita respecto de cada una de las niñas, S.E.O.C, P.V.O.C. y C.D.J.O., víctimas de los delitos cometidos por su padre, que se condene al demandado al pago de una suma de doscientos millones de pesos ($200.000.000) por cada una de ellas, es decir, la suma de seiscientos millones de pesos ($600.000.000) o la suma mayor o menor que considere el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal, todo ello por daño moral. Respecto de la madre de las niñas ya individualizadas, Yamile Caba Quezada, se condene al demandado civil Enrique Orellana Cifuentes, al pago de la suma de doscientos millones de pesos ($200.000.000) o la suma mayor o menor que determine el Tribunal Oral en lo Penal, por daño moral. Dichas sumas deberán ser reajustadas, según la variación del I.P.C, entre la fecha en que quede la sentencia firme o ejecutoriada y la fecha real de pago, junto con las costas de la causa. CUARTO: Alegatos de la Fiscalía. Que, en su alegato de apertura la representante del Ministerio Público ratificó los hechos de la acusación. Indica que el caso de hoy es un claro ejemplo de lo que constituye una agresión sexual reiterada en el contexto de una relación familiar. Tiene condiciones distintas, tiene relación como padre y abusador, se da una ambivalencia, lo que produce que este tipo de develaciones no es fácil que se efectúen, y cuesta superar. Señala que incluso se modificó la norma permitiendo que puedan denunciar una vez que los hijos cumplan la mayoría de edad. Estos hechos ocurrieron cuando las menores tenían 3, 4 y 9 años, y han transcurrido tres años, con el consiguiente cambio o desarrollo educacional, una de ellas comenzó con clases de educación sexual en el colegio. El tribunal tendrá que juzgar una violación reiterada de un padre contra sus tres hijas ocurrido entre agosto dos mil nueve a agosto dos mil diez, época en que los progenitores se separan yéndose a vivir el padre solo
  5. 5. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 5 a un departamento en calle Catedral, y luego a una casa en calle Capuchinos con su nueva pareja, y en este tiempo las agredió. Los hechos los comenzó a conocer la madre de manera accidental, sorpresiva y traumática. La señora Yamile Caba el dieciséis de agosto dos mil diez, va al Colegio Mariano a reunión con la directora, para ver la problemática conductual que presentaba Sofía. La directora le dijo que su profesora jefe le dijo que cada vez que las niñas regresaban de las visitas con el padre los fines de semana, llegaban distintas. Sofía era retraída, tímida, no quería ver los fines de semana a su padre. La directora le dice a la madre si no es raro que no quiera ir a ver al padre, la niña volvía ansiosa, se masturbaba compulsivamente, situación de largo tiempo, y esa hermana le dice que las lleve a hacer un examen, o que haga denuncia. La señora Yamile Caba inicia un largo peregrinaje a partir de ese momento, buscando justicia. Pide hora con psicólogo para ese día, pero no alcanzó a llegar, el día martes las lleva al pediatra de toda la vida, el doctor Wolff, que sólo constata lesión en un brazo de las niñas; las deriva a un ginecólogo, que no encuentra nada, le dice que no tiene los elementos adecuados y le sugiere ir al Servicio Médico Legal; la ginecóloga le dice a la directora que vio algo extraño, y que por eso las derivó al Servicio Médico Legal. Al día siguiente se les efectúan las pericias por el doctor Roncone, doctor con vasta experiencia en vaginas y anos a través del instrumento colcoscopio (una gran lupa) elemento invasivo que permite amplificar lo que ve el médico. Este doctor revisa a las menores, sin establecer mayor diálogo con ellas, sino con la madre quien iba a denunciar por abuso sexual, pero gran sorpresa el doctor encuentra en las tres menores penetraciones anales con objeto contundente, y las fijaciones fotográficas tomadas, darán cuenta de que sí hubo lesiones, y sí hubo penetraciones, el doctor es funcionario de un organismo técnico, organizado, imparcial, objetivo, sin interés, sin saber qué niñas tenía delante, revisa niñas de apellido Orellana. Y la madre ahí se entera que sus hijas habían sido objeto de violaciones reiteradas, a partir de esta situación comienza un largo camino, las niñas fueron revisadas con un procedimiento invasivo, comenzando para ellas todo este trauma, se sometieron a pericias sicológicas, siquiátricas, y de reparación, incluso la madre se efectúa una pericia siquiátrica para acreditar que no tiene sicopatía ni deseos de venganza.
  6. 6. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 6 Todo esto para establecer que ellas son víctimas de los hechos acusados, y que el autor que es el padre niega a practicarse cualquier pericia siquiátrica. Además de ello, la menor Sofía que había sido tratada desde siempre a tratamientos sicológicos y siquiátricos, para ver un cambio de conducta, siendo atendida por la sicóloga Ximena Rojas Retamal, quien la atiende desde el año 2006, y les dice a ambos padres que existen signos de abuso sexual, los dos padres dicen que no, y lo relacionan con la situación de bullying de la Scuola Italiana, omitiéndose esta línea. Desde ahí el padre nunca más apareció en las consultas de esta sicóloga. Además declarará la profesora hermana Isidora, que señalará cómo llegaba Sofía luego de ver al padre los fines de semana, y cómo cambió desde que no fue más; también declararán los funcionarios carabineros que estaban en el Servicio Médico Legal, como Solange Tapia Quila, quien toma declaración a Sofía sin intervención de la madre, así como las declaraciones de Rose Marie Fuenzalida, María Luisa Díaz Robles y Marcela Concha, quienes periciaron a las menores concluyendo que es un relato válido y creíble, también el perito Raúl Molina Bravo, que evaluó a la madre, concluyendo que no tiene sintomalogía. Escucharemos a la defensa, que traerá a un seudo perito Leonardo González Wilhem, que carece de las competencias profesionales, no es ginecólogo, es Doctor pero su tesis fue de accidentes de tránsito, trabajó en el Servicio Médico Legal de Temuco, pero informando sobre lesiones, siendo sancionado por faltas a la probidad. Su pericia es una pericia de antecedentes y de fotos pixeladas de mala calidad, y concluye que el doctor Roncone se equivoca, quien tiene más de 20 años de experiencia. También escucharemos a la sicóloga Greter Macuran, quien siempre por la defensa declara que los relatos no son creíbles, que los relatos no son válidos que todo está mal, pericia a Sofía y Catalina, y hace metapericias a las tres, y dice que no tiene sesgo. Escucharemos declaraciones de personas que conocieron al acusado en ámbito laboral, que era excelente funcionario, trabajador, pero que nada aportan para esclarecer estos hechos. Con la declaración de la madre, sicólogos, psiquiatras, peritos, médicos, funcionarios policiales, y eventualmente las menores, se probará más allá de toda duda razonable que entre agosto de dos mil nueve y agosto de dos mil diez, fueron abusadas y violadas analmente por el padre.
  7. 7. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 7 En el alegato de clausura, refirió que es categórica la responsabilidad de Enrique Orellana, porque un médico del Servicio Médico Legal, estableció que habían lesiones anales, cuestión indesmentible, quien explicó de manera gráfica que el daño que había podido constatar en las menores era progresivo, de Catalina dijo que tenía un ano relativamente con cierta forma, el ano de Paz tenia ciertas deformaciones, y el de Sofía tenía su arquitectura totalmente destruida, él pudo observar desgarros más grandes a las 12 y a las 6, esto lo dijo Enrique Roncone, perito que examinó a las menores, el 19 de agosto de dos mil diez, cuando la madre fue a efectuar la denuncia, que no sabía quiénes eran las menores, que pudo observar con colposcopio, y tiene más de 20 años de experiencia desde que egresa de la escuela. Esta pericia la hizo del examen clínico viendo directamente lo que percibía en ese momento, respecto de cada niña, usando el colposcopio, y haciendo fijación fotográfica, dijo que había tono anal disminuido pero que no era observado a través de las fotos, por lo que el perito de la defensa no pudo constatar lo anterior, ya que sólo observó fotos, que en su momento dijo que eran de mala calidad, además de analizar los antecedentes que le entregó la propia defensa, y que no tiene experticia en sexología forense, por tanto no tiene el desarrollo clínico necesario, y sólo defiende los intereses de la parte que lo presenta. Asimismo, la médico Paulina Merino al no tener los instrumentos adecuados, esto es, colposcopio derivó a las menores al Servicio Médico Legal, encontrándose en las menores un daño, esto es, lesiones anales. El doctor Roncone no tenía interés en encontrar daño en las niñas, sólo señaló lo que vio a través de su experticia y lo que observó por colposcopio. Además hay que señalar que el acusado efectuó una manipulación permanente y constante en sus víctimas en un contexto de Violencia Intrafamiliar, la madre no denunció por sí sola, sino a instancias de la directora del colegio, quien le dijo que la niña no quería ir a ver el padre, que llegaba mal los lunes luego de ir a ver al padre, que la masturbación compulsiva era constante, que la llevara a una evaluación. La madre va donde una sicóloga a pedirle que las niñas no pernocten con el padre, luego la madre va donde el doctor Wolff, quien merece dudas su credibilidad en cuanto al tema de las fotos, que no fueron mostradas a la doctora Paulina Merino, va al juzgado de menores, buscando ayuda. Llega la madre al Servicio Médico Legal, y por primera vez escucha la
  8. 8. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 8 madre a su hija Sofía decir lo que le hacia el papá, a la funcionaria de carabineros Solange Tapia Quila en un relato espontáneo y libre, que al final le hizo preguntas para aclarar los hechos. No es una denuncia motivada por Yamile Caba, sino que motivada por terceros. La hermana Isidora profesora jefe de Sofía dijo que ésta era inteligente, callada, que le contó que no quería ir donde el padre, y que cuando no fue estaba muy contenta, que los lunes cuando llegaba después de visitar al padre, era terrible como llegaba, también dijo que luego de hablar con el padre que era o un tremendo padre, o era un farsante. Agrega que con los correos electrónicos queda evidenciado que era un manipulador permanente y constante como agresor sexual. Además se escuchó el relato de las tres menores, en que Sofía decía que el papá se subía arriba de ella, que le dolía todo el cuerpo, que esto era un secreto, lo que es común y típico de las agresiones sexuales intrafamiliares. Sofía estaba incómoda y evitativa, coincidente con lo que dijeron las peritos, y este tribunal deberá darles credibilidad. La perito Macuran dijo que la niña tenía ropa inapropiada que le quedaba chica, es solo para justificar los honorarios. Paz dijo que su papá le pegó con un palo en el poto en las noches, no sabía cómo explicarlo, dijo que el palo era como una gota de agua, lo que las máximas de la experiencia llevan a decir que un palo con forma de gota de agua, no puede ser inducido por un tercero, y no ha vuelto a sentir ese dolor. Catalina dijo que su padre le metía un cable en el poto, le costó mucho contar lo que había vivido, esto lo pudo apreciar el tribunal directamente. También se escuchó a la doctora Marcela Concha, que dijo que el relato y testimonio de Sofía eran creíbles de acuerdo al SVA, distinto de lo concluido por la perito Macuran quien no tiene rigor y se basó en antecedentes entregados de manera selectiva por la Defensa, efectuando pericias y metapericias de las niñas, y llegando a pronunciarse sobre las pericias sexológicas del Servicio Médico Legal. Los peritos presentados por la Defensa tienen un interés al ser contratados por éstos. En relación con Catalina la psiquiatra Fuenzalida, dijo que fue muy difícil conseguir relato pero que había indicadores de maltrato, con Paz no hubo relato, porque no hubo vínculo, pero no importa porque el tribunal la observó, los hechos se prueban con la declaración de
  9. 9. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 9 las niñas y con los informes del doctor Roncone. Se demostró que la madre no puso ningún impedimento a que el padre viera a las niñas, con el acuerdo de visitas, lo declarado por la propia abogado del acusado, y por los innumerables correos electrónicos en ese sentido. La madre siente culpa por no haberse dado cuenta antes, del daño que han estado sufriendo sus hijas. No existe el síndrome de alienación parental reconocido por la asociación de sicólogos de Estados Unidos. En este caso hay violación porque hay lesiones, hay daños, ocurrieron en los años dos mil nueve y dos mil diez, tanto en el departamento del padre de calle Catedral, y en casa de Capuchinos, la madre desconocía que existía el departamento. La señora Saxton, señaló que había conversado con la hermana Daniela, y que ésta le dijo que le había señalado a la madre que podía haber una situación de abuso. Por todos estos antecedentes entiende que se probó más allá de toda duda razonable que Enrique Orellana agredió sexualmente a sus tres hijas durante los años dos mil nueve y dos mil diez, en calle Catedral y Capuchinos, y que no hay ningún elemento capaz de generar una duda razonable de que las lesiones de las niñas no pudieren haber sido provocadas por el acusado. En la réplica, el Ministerio público señaló que la defensa dijo que el doctor Roncone no había dicho que el tono del esfínter anal no se podía apreciar en fotografías pero sí al momento de hacerse el examen clínico, por tanto no puede ser remplazado un examen clínico con fotos, como lo hizo el perito de la Defensa; el Sr. Ronconeha trabajado toda su vida en el área ginecológica, revisando zona perianal, a diferencia del doctor González, que no trabaja con colposcopio, nunca ha profundizado temas de sexología forense, ni publicado algo respecto de ese tema. El doctor Roncone dijo que realizado el examen, si tiene dudas puede hacer más exámenes, lo que no ocurrió en este caso; además que el doctor dijo que trabajaba dos tardes y un turno de 24 horas rotativo los fines de semana; Yamile Caba luego de la declaración de Sofía ante la carabinero de Tapia, se entera de que se trataba de una violación, no antes; las fotos que exhibió la defensa, referidos a un atlas, no corresponde; el que no haya habido sangre, puede haberse debido al uso de algún lubricante; Catalina no dice que los hechos hayan ocurrido dos horas antes, además las niñas han tenido una evolución por el transcurso del tiempo, pero el núcleo duro de la denuncia se ha mantenido siempre; el doctor Wolff y la
  10. 10. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 10 doctora Ximena Sepúlveda, tenían un conflicto de intereses grave al ser accionistas de la Clínica Las Condes, ya que no se dieron cuenta de lo que sucedía, y el doctor Wolff temía una demanda civil contra él y la clínica. Respecto de haber encontrado pornografía en el computador institucional del acusado habla de que es una persona capaz de sobre pasar todos los límites; Sofía señaló que tuvo un brazo quebrado, y que el papá le frotó los pechos; a las niñas les costó mucho declarar, todas hablaban de un dolor, y no fueron inducidas; el doctor Roncone no cortó y pegó la pericia en sus conclusiones, tiene experiencia y experticia suficientes, y ningún interés particular en el caso. QUINTO: Alegaciones de la querellante. Hoy damos inicio a un juicio complejo por la materia, los hechos, y porque es el tercer juicio oral, conociendo las declaraciones de los dos primeros juicios. Por la materia es porque se acusa a Enrique Orellana que abusó sexualmente y accedió carnalmente vía anal a sus tres hijas, es difícil imaginar que un padre viole a sus hijas y cree que demostrarán más allá de toda duda razonable, que el acusado sí violó a sus hijas, cuando se encontraban a su cuidado, menores de edad que apenas sabían hablar, no podían hablar por su capacidad, también por el tiempo transcurrido, por los juicios realizados, la defensa apelará a que no se declarará como se hizo en el primer juicio, esto no es contradicción eso es normalidad Este juicio es paradigmático, nos encontramos ante una violación o ante lo que pretende la defensa de una conspiración entre la madre, su familia, el Servicio Médico Legal, y la institución schoenstatiana. Pero la lógica, las máximas de la experiencia dirán con las declaraciones de los testigos, que no fue planificada la denuncia, la madre no denunció primero en carabineros ni en fiscalía, fue un proceso distinto, funcionarios públicos periciaron a las niñas y encontraron lesiones en las niñas de violación anal, si no se logra condenar no hay otra prueba en Chile que sirva para acreditar una violación. No hay certeza de que las niñas declaren por el daño que presentan y no tienen el alta médica para comparecer. Los hechos ocurrieron en dos lugares distintos, en uno vivía absolutamente solo, en el otro vive acompañado de su actual pareja y familia, la teoría de la defensa se basa solo en este segundo lugar. No hay prueba de que las niñas no hayan pernoctado solas con el padre en el primer domicilio. Para condenar no es posible considerar que el violador
  11. 11. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 11 tenga una cara especial o ropa especial, no se puede acreditar o descartar un delito por la apariencia, siempre se alega inocencia, y excepcionalmente confiesan. Considera que la prueba es consistente con la acusación fiscal y de su parte y es consistente con los hechos, son tres hijas violadas. Respecto de la acción civil se sostiene, sabiendo que su resultado es inútil, sabe que no podrán cobrar, el padre debe cuatro meses de pensión de alimentos, pero ni se podrán cobrar. Sostiene que la prueba será contundente para condenar. En su alegato de clausura, señala que es culpable el imputado de acceder carnalmente a sus tres hijas menores de edad, desde agosto de dos mil nueve y agosto de dos mil diez, en dos domicilios en calle Catedral y calle Capuchinos. La certeza al señalar la culpabilidad, por la materia, por tratar de probar algo difícil de imaginar que un padre violente sexualmente accediendo carnalmente con sus dedos y pene a sus hijas, pero es claro por la prueba presentada, los relatos o frases o palabras de la víctimas y las anteceden físicos, muchas veces se tiene sólo uno, en este caso están ambos, de tres víctimas, que presentan relato o frases concordantes con un relato de agresión en su sexualidad e imputabilidad directa del acusado y las tres presentan antecedentes físicos de la agresión sexual. El tribunal debe con lógica y experiencia juzgar y con estos antecedentes que dan las niñas y el examen físico determinar. La duda que pretende plantar la defensa es respecto de los relatos, se cuenta la historia familiar, se desarrollará una hipótesis de una denuncia falsa de que Yamile armó con las hermanas y la perito Macuran de un síndrome de alienación parental, esta hipótesis el tribunal la debe sopesar con toda la prueba y determinar si se le da credibilidad a los relatos de las niñas. Esta parte cree que se ha cumplido con el estándar de convicción, porque la única persona que no le da credibilidad a las niñas (G. Macuran), que efectuó las pericias y metapericias de todas las niñas, no siguiendo a un profesor o referente a seguir, además que efectuó sus pericias de credibilidad teniendo a priori características de personalidad de la madre, a quien no perició, indicando que tiene todas las características de una padre alienador. El tribunal en su contexto es quien determina la credibilidad de los relatos de las niñas.
  12. 12. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 12 Hay ciertos antecedentes no controvertidos: que existe una separación entre Enrique Orellana y Yamile Caba, que existió una relación directa y consentida entre todo el año dos mil nueve y hasta marzo de dos mil diez, y luego con acuerdo judicial desde marzo y hasta agosto dos mil diez, y que las niñas concurrían con el papá al departamento de calle Catedral. Nadie conoció este departamento ni pernoctó con las niñas, Sofía dormía en un sillón cama, Catalina y Paz dormían en la cama con el padre. La madre no concurre nunca directamente a hacer una denuncia, la madre tiene una reunión con la directora del colegio, luego va donde el doctor Wolff, quien deriva a la doctora Paulina Merino, quien no encuentra antecedentes clínicos a simple vista, pero que ella le recomienda que vaya donde un abogado o al Servicio Médico Legal; luego de todo esto la madre concurre al Servicio Médico Legal, este es el recorrido de la madre, y demuestra que no es una denuncia falsa. Lo que sí ocurre son ciertos dichos, palabras o frases de las tres menores, que tienen distinta interpretación de las peritos, pero las niñas son claras en imputar al padre que les hacía cosas malas, que les pegaba en el poto, que les metía un dedo. Catalina habla de un cable y también un clavo en el poto, como dos hechos distintos. Paz dice que el papá le hizo cosas malas, que le contó a la mamá en el auto. ¿Cómo justificamos estos relatos? Son de connotación sexual, la única posibilidad para controvertir aquello es el síndrome de alienación parental, que es controvertido, que es inducción de un relato que lleva a una denuncia falsa cuando los padres están separados. De ninguna de las niñas se tiene antecedente respecto de alguna inducción de relato. La testigo de la defensa Ximena Sepúlveda, dijo que la menor Paz no puede ser inducida, entonces como va a ser inducida respecto de algo mucho mayor que es una violación o agresión sexual. Las tres menores no pueden ser inducidas por un síndrome de alienación parental. No hubo obstrucción de contacto con las niñas y el padre, no se cumple porque hubo incluso visitas consensuadas. Respecto de la denuncia es evidente que con las pruebas se denuncia, que el padre es malo, no se cumple porque las niñas quieren que vuelva el padre, dicen que el padre está loco; y consecuencias en las niñas, lo que existe por las secuelas emocionales y físicas sobre todo de Sofía que fue violentada sexualmente por el padre.
  13. 13. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 13 Se acreditó que no existe inducción en las niñas, no existe alienación parental, sí existen imputaciones directas concordantes con la edad de las menores, con los daños sufridos y con las pericias sexológicas. En cuanto a los antecedentes físicos, concordantes con la acusación, el tribunal debe fallar con la lógica y la experiencia, saber sopesar la prueba que llevará a dar convicción de que no es lo mismo el perito González presentado por la defensa que el perito Roncone. El perito González no tiene experticia en sexología forense, nada en el ámbito de anos y vaginas, su experiencia son sólo tres pericias sexuales, en contrapartida con el doctor del Servicio Médico Legal, con más de 17 años de experiencia, manejando el instrumental necesario, que no tuvo dudas respecto de antecedentes físicos en los anos de las menores de lesiones físicas concordantes con penetración. Respecto de las demás pruebas de testigos que dan cuenta que llegaba bien a su trabajo, no modifica en nada el hecho de que un violador no llegara bien a su trabajo, nunca se va a saber si se hizo un peritaje de control de impulsos sexuales, u otro peritaje que avalara la tesis del Ministerio Público, de acuerdo a las garantías. Las pruebas respecto del abuso, según los testimonios de las niñas, y de la violación por el informe sexológico, son contundentes y claras. No hay un estándar mayor que escuchar relatos en el tiempo sustentados, y a su vez antecede físicos efectuados por un experto. La acción civil se sustenta en el daño sicológico demostrado, el daño causado a las víctimas dan cuenta de un daño moral extenso. En su réplica, expone que la defensa planteó un esquema referido a lo que dijeron las niñas, lo que es un alegato de clausura normal, pero el considerar que cada víctima declare igual en cada declaración o juicio declaren exactamente lo mismo siempre, es irrisorio, porque la experiencia nos indica lo contrario, en dos años y seis meses, es imposible mantener textual el primer relato; además se contrapone a los dichos por Ximena Sepúlveda que dijo que Paz no podía ser inducida, pero las testigos De Garrido y Gómez, dicen que Paz y Catalina, señalaban que la nueva pareja era una bruja mala y que se los dijo la mamá. La defensa se basa en una teoría de la conspiración, entre el Ministerio Público, el doctor Roncone, el querellante, la teoría es que el doctor Roncone efectuó un falso examen, sabiendo que las niñas periciadas eran sobrinas de Sheila Caba. Respecto de las pautas de
  14. 14. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 14 consenso la defensa le preguntó al doctor Roncone que si existiese alguna duda en un examen, entonces se pueden hacer más exámenes, por lo que el doctor no ha incumplido ninguna pauta aplicable en el SML, este doctor se manejó con las pautas chilenas que se aplican a todos los chilenos. SEXTO: Alegaciones de la Defensa. Por su parte, la defensa del imputado en su alegato de apertura, manifestó que este es un caso complejo, especialmente porque todo el mundo asume que el acusado era culpable, fue detenido en presencia de la televisión en horario prime, lo que afecta porque las contradicciones en este juicio en relación a los anteriores son mayores. En cuanto al Sr. Roncone, ginecólogo experto en órgano sexual femenino, no en el ano, en el primer juicio dice conocer a Sheila Caba, recuerda el año en que estudió y la especialidad, en el segundo juicio no recordaba nada, es relevante porque Roncone trató de ocultarlo en el juicio, además después con la primera declaración de nulidad, se les da una pauta de errores cometidos por el Ministerio Público y querellante en el primer juicio, y así Roncone dice que las fotografías fueron sin pujo, a diferencia del primer juicio, en que dice que no recuerda. Además Sheila Caba en el primer juicio dice que estuvo todo el día en el Servicio Médico Legal, y no así después, la señora Sheila tiene una participación activa, además la señora Greter Macuran hace dos pericias y tres metapericias, y el Sr. Roncone hace las tres pericias sexológicas de las niñas. Qué sentido tiene tener tribunales imparciales y objetivos si la respuesta la darán los profesionales del Servicio Médico Legal. Respecto de Catalina y Paz, las conclusiones son las mismas, fue cortar y pegar, por lo que tratarán de acreditar que él no es competente, no es especialista en medicina legal, trabajó sólo cuatro meses en dicho Servicio, su especialidad es gineco obstetra, y su perito Sr. González, tiene especialidad de medicina legal, que tiene conocimientos, que estudió, versus el informe formulario del Sr. Roncone, que cometió errores, las primeras declaraciones prestadas por Paulina Rodríguez Directora del colegio, Cristina De Mussy, profesora de Sofía, les dice que la razón principal para no ver al padre fue que habían otros hijos, que son los hijos de su nueva pareja, y cuando Enrique lleva a las niñas por primera vez a casa de su pareja fue porque estaban esos hijos, la psiquiatra Ximena Sepúlveda de la Clínica Las Condes, jamás vio o percibió algún signo de abuso sexual, la única que vio algo de abuso sexual fue Ximena Rojas,
  15. 15. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 15 nadie más, ni la madre tenía ese conocimiento y nadie le advirtió esta situación de abuso anterior. Respecto de las profesoras en sus primeras declaraciones dicen que las niñas iban mal aseadas, Sofía tenía problemas masturbatorios pero que venían de antes, nadie dice nada de Paz y Catalina, y ellas hablaban y rezaban pidiendo que el papá volviera a la casa y dejara a la bruja malvada que se lo había llevado, esa expresión se las enseñó la madre, presentarán correo electrónico de Sofía con el papá que quería estar sola con él, no con los otros niños. Después de que sale en las noticias que Enrique Orellana es detenido por violar a sus hijas, el Sr. Roncone dirá que hay desgarro y cicatriz antigua que implica un sangramiento previo, y nadie vio nada de ello, y no hay pruebas de otra mancha más que de sangre. El propio carabinero Hernández, declara que el sitio del suceso estaba tal cual, no había sido limpiado con cloro o algún similar. Las personas cambian su declaración cuando esto salió en la televisión, cambia la declaración de la directora del colegio, la madre dice que nadie le advirtió nada del abuso, la Sra. Debussy y las conductas masturbatorias de Sofía también van variando; el perito Sr. González, dirá que no hay nada, él envió las fotografías a la experta Joyce Adams experta en EEUU, también declarará Greter Macuran, que indica que respecto de Sofía está en ciernes de un síndrome de alienación parental, dará cuenta de lo mal llevado de la entrevista de Catalina, situación que tanto los dos tribunales que lo vieron concluyeron que la entrevista fue mal llevada, y la perito le sugirió las respuestas. Este será el juicio en que la rigurosidad de las declaraciones será importante, no puede haber declaraciones acomodaticias, lo cierto es que se produce consternación y contaminación en los relatos de todos, de las niñas, por el entorno familiar, la Sra. Sheila Caba dijo que la noche anterior vio algo blanquecino en el potito de Catalina, lo que implica que la noche anterior habría sido violada, lo que no es tal, y no se condice lo que dijo el Sr. Roncone en que el fin de semana del quince de agosto de dos mil diez las niñas no fueron violadas. Cuando declaró Sofía en el primer juicio dijo que el papá le metía el pene en la vagina, y el Sr. Roncone dijo que el himen estaba intacto, y en el segundo juicio dijo que el papá metía el pene en el ano, y le tocaba los senos; también cambia la declaración de Catalina en el primer juicio dijo que le metía un clave (cable) de televisión el papá y Mateo de tres años, lo
  16. 16. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 16 que muta a que el papá le metió clavos en el potito, se concluye que el interrogatorio fue sugestivo, hay una gran contaminación por todos los declarantes. Declarará Ximena Sepúlveda, psiquiatra diciendo que Sofía está muy enojada con el padre participando activamente en el conflicto de la separación, y le escribe que quiere verlo solo, las niñas quieren al papá. Estamos hablando de violación con cicatrices de desgarros antiguos, implica una dinámica distinta de la del abuso. El papá ha hecho todo por sus hijas, él aprendió italiano para enseñarle a su hija, él las llevaba al doctor, hay pequeños matices que importan de sobre manera como se declare en este juicio, y lo harán valer para lograr acreditar la inocencia de su representado. En el alegato de clausura, la defensa indicó que estos casos son complejos, la duda razonable juega en contra de una persona equivocada, al tratar de proteger a los menores se amparan en la duda razonable, pero quienes tienen que probar son los acusadores y se ha logrado acreditar que Enrique Orellana es inocente de todos los cargos imputados. El perito González, tiene una visión sobre las pericias, es independiente de quien le paga, y si se considera que lo dicho por el Servicio Médico Legal es indubitado, habría que cerrar a los Tribunales. El sistema permite a la Defensa contratar sus propios peritos, en este sentido Greten Macuran estuvo presente en las pericias de credibilidad del Servicio Médico Legal y grabó las entrevistas, no así las propias peritos de dicha institución. Los informes sexológicos dicen que hay daño y se acompañaron imágenes, pero no existe cadena de custodia de las fotografías, no dan confianza de que éstas fueron tomadas a las niñas, sí hay cadena de custodia de la sangre, entonces porqué no de las imágenes, incluso estas se acompañaron a instancias de su parte, y esos anos no están dañados. El perito González dijo que había hecho tres pericias de esa naturaleza, conocía la bibliografía a diferencia del señor Roncone, los peritos y testigos que presentaron no acomodaron sus declaraciones, a diferencia de la señora Yamile Caba. Es un caso difícil porque el daño ya está hecho, la familia ya está destruida, su parte solo en este juicio pudo ver después de tres años a las niñas.
  17. 17. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 17 Cree que sí hay contaminación de relato con modificaciones sustanciales en ellos. Es importante ver el contexto en el cual se dan las declaraciones, la psiquiatra Ximena Sepúlveda, dice que el problema de la dinámica familiar en la cual vive Sofía, era que los padres parecían hijos, estaban invalidados como padres, Sofía sufre ansiedad por separación vinculado a la figura de apego con la madre, tenía sobrepeso, problemas de bullying, aparecen conductas masturbatorias, la prueba documental N° 163, del doctor Wolff, dice que la agresividad de Sofía aparece cuando se ausenta el padre. Una violación anal concluye la pericia del Sr. Roncone, explicando el doctor González que cuando éstas suceden se compromete piel, tejido y músculos, siendo una lesión sumamente dolorosa, que sangra abundante, que destruye músculos, que deja cicatrices, uno no ve a un niño queriendo que el padre vuelva, o rezando para que vuelva y se aleje de la bruja malvada. El doctor Wolff vio periódicamente a Sofía, jamás detectó en ella heridas sangrantes ni en las otras niñas. Llegó a su consulta por infecciones urinarias, claramente revisó la zona vaginal y anal. Dijo que el padre iba que aparecía preocupado, no como la conclusión de la testigo De Mussy que podía ser farsante porque no la saludaba cuando era profesora de Tecnología y Religión de Sofía, y que no la llevó al colegio el año dos mil diez. La doctora Sepúlveda no vio la necesidad de derivar a Sofía a otro especialista, no encontraron ni asociaron la masturbación de Sofía con tema de abuso. La única persona que encontró algo de abuso era la sicóloga Ximena Rojas, que ni siquiera le contó a la co-tratante psiquiatra Sepúlveda. La sicóloga Saxton tampoco indica nada. Sofía habría sufrido bullying en el Colegio Mariano, le decían gorda, pareces elefante, según la prueba documental N° 168 y 169. También el doctor Wolff dijo que Sofía sufría alucinaciones, era una niña cristal. En el informe de la señora De Mussy que el año dos mil nueve, Sofía tenía masturbación, y el informe dice que los lunes eran terribles, no dice cada 15 días. Además lo dicho por las profesoras de Paz y Catalina dicen que las niñas pedían que el papá volviera a la casa.
  18. 18. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 18 Otro antecedente que se trató de ocultar fue el hecho de que ya había habido al interior de la familia de Yamile Caba, una denuncia por abuso. Sofía sabia información relativa a la infidelidad del padre, que tenía una amante, a la psiquiatra Sepúlveda le dijo que se sentía invisible, desplazada, que el padre no la veía, de hecho en un mail al padre le dice que lo quiere ver pero sin Jenniffer y sus hijos. En constancia de veintitres de abril la madre dice en carabineros que el padre devolvió a Sofía a la casa y se llevó a las pequeñas a casa de Jenniffer. La señora Yamile, dice que son mentiras lo que dijo la directora del colegio, de que habían problemas de abuso, lo que ocurrió era que la sicóloga Saxton le dice a la madre que el padre pensaba pedir la custodia de las niñas, y da fe de esto, los correos electrónicos de Yamile Caba a la psiquiatra Sepúlveda. La madre va al Servicio Médico Legal a instancias de Sheila Caba, quien le dice “que se venga al Servicio Médico Legal”, lugar en el que ella habría estado, y en que fueron atendidas por el profesor de ésta, doctor Roncone. Respecto de la develación, la versión de la madre fue distinta de la dicha a carabineros que a la dada a la perito Fuenzalida, y a la perito Concha. Las acciones posteriores a la develación, fueron que la madre llevó a las niñas al pediatra, quien indica que le mostró unas fotografías, la deriva a otro profesional, la madre al día siguiente las lleva al Tribunal de Familia, no al Servicio Médico Legal. La doctora Merino no vio lesiones en las niñas, no le dice que vaya al Servicio Médico Legal y sí mucha rabia de la madre contra el padre. Además hay inconsistencias de las declaraciones de Sofía, que han ido cambiando, demostrándose que está inducida, que en ella sí habría síndrome de alienación parental, Paz y Catalina no se acuerdan de él, y hablan de papá malo. Sofía dice que el papá le hizo daño en la casa de Jenniffer, en la pieza de Colomba, en la cama, lugar en el que habían varias camas, que peritadas solo se encontró restos de leche. Respecto de Paz, ésta señaló a la perito Díaz Robles que le pegaba en la espalda y en el potito con la mano, en el primer juicio dice que no sabe con qué le pegaba el papá, y en este juicio con un palo, esto demuestra
  19. 19. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 19 que ha habido contaminación, la madre contó que esto lo hablan en familia, Sofía va a marchas, tiene Facebook, tiene horarios relajados. Curiosamente esto comienza con la supuesta de develación de Paz con quien su representado tenía el vínculo más estrecho, y que se quería ir a vivir con él. Respecto de Catalina, su pericia adolece de todos los errores imaginables, y en su relato en el primer juicio dice que le metían clavos en el potito, y en este cable, enchufe de televisión, y clavo. Estas niñas ven las noticias del juicio, las imágenes de los jefes, los abogados del papá y que la mamá llora por ellas. Las pericias hechas por el doctor Roncone, se debe decir que llevaba solo cuatro meses en el Servicio Médico Legal, contratado por once horas semanales, domingos, sábados y festivos, pero la pericia fue un jueves. No conoce bibliografía básica ni pautas de consenso internacional, no tiene la experticia necesaria, a diferencia del perito González, que tiene conocimientos en el tema. El doctor Roncone hace las tres pericias, y habla y tiene conocimiento de Sheila Caba, la madre además indica que ella vio la pantalla o monitor, a diferencia de lo dicho por el perito que dice que las madres nunca ven las pantallas, por eso la madre llama a la directora del colegio diciendo que las niñas fueron violadas y que el padre iba a ser detenido. El doctor Roncone no constató que Sofía había sufrido de constipación, no constató que tenían Paz y Sofía vulvovaginitis, las conclusiones de Paz y Catalina son exactamente iguales, en el primer juicio no pudo afirmar con certeza que las fotografías habían sido tomadas con o sin pujo, y en este juicio dice que sin pujo. Respecto de que en las fotografías no aparece el tema del tono del esfínter, nunca dijo eso el doctor Roncone, confunde pliegues anales con los desgarros, no los ubicó en cuanto a color, tamaño, longitud, si hubo fisuras, no los ubicó de acuerdo a las manecillas del reloj, no efectuó manometría o ecografía rectal, para verificar si había desgarro, o lesión. También dijo que las niñas no pudieron ser violadas analmente en los últimos siete días, luego al decirse que los desgarros eran antiguos indica que tenían una antigüedad de seis meses. Insiste por todo lo anterior en la absolución de su representado.
  20. 20. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 20 En la réplica, la defensa indicó que el tono del esfínter dilata el ano, entonces el sentido del colposcopio es tomar fotografías y que distintos expertos puedan evaluarlas. El doctor González, sí tiene experiencia y conocimientos, la ciencia va avanzando y esas son las pautas de consenso que trajo este doctor; las fotografías que se mostraron son del doctor Mirhe, respecto de personas con dilatación anal parcial, descartándose que hayan sufrido agresión sexual. En cuanto al contrato del doctor Roncone se lo leyó y éste lo reconoció. En cuanto al tema del uso del lubricante es la primera vez que lo escucha, siendo incompatible con la teoría de la existencia de heridas o desgarros. Las niñas evolucionan, pero cambiar de lo que dijo Sofía en el primer juicio “mi papá me mostraba el pene y me lo metía por la vagina”, es muy distinto, a la acusación. En cuanto a Paz en el primer juicio mi papá me pegaba con la mano, y ahora es con un palo, y Catalina del cable al clavo. Las niñas han estado sin contacto con el padre por más de tres años, pero han estado en permanente contacto con las noticias del juicio y el hablar estos temas en familia. El doctor Wolff no tiene porqué venir a mentir diciendo el tema de las fotos y la madre no declaró que fue a verlo, a increparlo. La siquiatra Sepúlveda tiene experticia y declaró que cuando tiene duda de abuso la deriva a un especialista, pero que en este caso no la tuvo. Mantiene la inocencia de su representado. SÉPTIMO: Declaración del acusado. Que, habiendo sido debida y legalmente informado sobre su derecho a guardar silencio, el acusado decidió declarar como medio de defensa, indicando en resumen que: “Todo este infierno que vive él y sus hijas comenzó en mayo de dos mil nueve, en que comenzó una nueva relación de pareja. Llevaba casi trece años de relación con su mujer y once de matrimonio, que estaba desgastado no lo satisfacía como pareja, habían pasado momentos muy complejos, problema de los dos en términos de responsabilidad, roles y derechos, y es así como comenzó una nueva relación de pareja a fines de mayo de dos mil nueve, mientras se encontraba
  21. 21. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 21 todavía viviendo junto a su ex mujer e hijas. Luego, su compromiso con su nueva relación fue superior, decidiendo que no podía seguir casado pero su mayor preocupación eran sus hijas, eran su razón de vivir, se levantaba a las cinco de la mañana, preparaba la colación a Sofía, la levantaba vestía e iba a dejar al colegio, trabajaba todo el día y llegaba les contaba cuentos para ir a dormir, eran su razón de vida, pero temía que su ex mujer no fuese capaz de cuidar apropiadamente a sus hijas. Su ex mujer a fines de agosto de dos mil nueve se enteró de que estaba con otra persona, lo llamó al teléfono cincuenta veces, tuvo una crisis, dejó a las niñas en la casa de su mamá. Fue a buscarlas donde la suegra, sólo le entregaron a la Sofía que le hablaba de divorcio, que ellos se iban a separar, y él le dijo que siempre las iba a querer. Después les entregaron a las más chicas, las llevó a la casa, las acostó y se durmieron. Su ex mujer no llegó a dormir; al día siguiente iban a una actividad del colegio estaban listos, cuando llegó la mamá, fueron todos a la actividad y luego de ello en la casa ella volvió a salir, el domingo llegó en la tarde tipo tres de la tarde, muy alterada, haciendo escándalo, le quería pegar. Él salió con las niñas donde su madre, al regresar lo estaban esperando cuatro personas: su ex mujer, la madre de ésta, una tía, y su hermana mayor, pidiendo explicaciones. Dice que nunca fueron una familia nuclear, sino que sus hijas y él fueron abducidos por la familia de ella. Agrega que en su casa vivió Sheila (hermana menor de su ex mujer), una tía, luego la mamá de ella, otra hermana, hasta el hermano. Ese día él tomó un poco de ropa en una maleta y se fue porque fueron incapaces de armar una familia, estaba harto de esas cosas. Se fue a casa de su actual pareja Jenniffer, luego arrendó un departamento en calle Catedral para vivir solo, había iniciado una terapia a comienzos de agosto con un sicólogo. Dice que casi no usó el departamento porque prácticamente vivía con Jenniffer, su idea era llevar a las niñas y que alojen ahí, pero las niñas entre agosto y diciembre de dos mil nueve, las vio los sábados entre las 12:00 y las 19:00 horas, y la frecuencia de las visitas, sólo dependía del humor de la madre. Nunca las vio los domingos, y nunca pernoctaron en el departamento de calle Catedral, sino que las llevaba al parque, al cerro, a casa de su madre, salían a comer, hacían muchas actividades al aire libre. En ese tiempo la relación con su ex mujer se volvió muy extraña, él
  22. 22. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 22 llevó mal su separación no fue claro en dar las reales razones, luego porque intentaron regresar darse una nueva oportunidad, y luego se apuró en llevar a las niñas a conocer a su nueva familia. Su ex mujer se dedicó a desprestigiarlo en las redes sociales, reventó las tarjetas de crédito y tarjetas de casas comerciales (en una semana gastó entre cuatro a cinco millones), le exigía plata, le decía que no podía ir al gimnasio, salir de vacaciones, que no le pasaba lo suficiente, que las abandonó. A fines del año dos mil nueve, le demandó alimentos por casi 3 millones mensuales, lo que era su sueldo, y no podía asumir por las deudas que contrajo en el período del matrimonio, agrega que vivía usando las tarjetas de crédito, recibía el sueldo las pagaba, y volvía a usarlas, no le alcanzaba el sueldo pese a que era bueno, por las deudas, su mujer se operó por problemas de salud, la familia de ella vivía a sus expensas, y sólo el asumía los gastos, vivía endeudado con tarjetas y créditos que pagar. Después de eso tuvieron un acercamiento, fines de dos mil nueve, principios de dos mil diez, la relación mejoró, le permitieron irse con las niñas de vacaciones, una semana a la playa junto a su madre y hermana, terminó con Jenniffer, le dijo que estaba tratando de retomar su matrimonio, se fue a vivir a Catedral, trató de retomar con su ex mujer, quien fue con Sofía a su oficina, también su ex mujer fue una noche a su nuevo departamento, pero en aquella noche vio como era ella, y en esa visita vio todo lo que trató de no ver en los trece años de relación de pareja, vio también como era Jenniffer quien era una mujer excepcional. Luego de esa reunión a fines de enero de dos mil diez, decidió terminar el matrimonio se lo dijo a su ex mujer, quien lo tomó muy mal. En esa época pesaba ciento treinta kilos, se operó estuvo con licencia, y la ex mujer, no lo dejó ver más a las niñas, sólo pudo ver a Paz el veintitrés de enero de dos mil diez, día de su cumpleaños, en donde la llevó a almorzar con su mamá, y luego fueron al cine. En febrero no vio a sus hijas, excepto la noche del terremoto, en que llegó a verlas, las encontró en el auto con la ex mujer, llevándolas donde su suegra, y vio que no hubiera daños en la casa; al día siguiente trató de ayudar a ordenar, su ex mujer le pidió que vuelvan a vivir juntos, pero él le dijo que el matrimonio se había acabado. En la audiencia de conciliación de alimentos ofreció dos millones incluyendo todo, lo que era más de la mitad de su sueldo, para que lo dejara
  23. 23. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 23 tranquilo, y ella no aceptó, pese a que la jueza le recomendó hacerlo. En marzo vio a las niñas para comprar uniformes, nada más, luego a fines de marzo, en una nueva audiencia hizo la misma oferta, de dos millones, y al final su ex mujer aceptó el trato, se pagaron platas retroactivas, como de un millón y medio, además se fijó el régimen de visitas de viernes a las 20:00 horas hasta el domingo a las 20:00 horas, fin de semana por medio, además podía llevarlas al colegio los lunes, miércoles y viernes, desde el treinta y uno de marzo de dos mil diez. La primera visita que tuvo con las niñas fue el segundo o tercer fin de semana de abril, en ese tiempo ya había regresado con Jenniffer y estaba viviendo con ella desde marzo, pero mantuvo el departamento de calle Catedral para hacerlo más fácil para las niñas. En la primera visita, fue a buscarlas a las19:00 horas, le entregaron a Paz y Catalina, a Sofía no, porque tenía una actividad del colegio, la mamá la fue a dejar cerca de la medianoche, y lo primero que le dijo a razón de nada fue “mira si tú me haces cualquier cosa, yo voy a llamar al fono abusos, porque mi mamá me lo dijo”. Esto lo asustó porque en la familia de su ex mujer, su hermana Araceli en el año mil novecientos noventa y ocho, denunció por abusos a su ex marido cuando se estaban separando, Araceli se lo contó a todo el mundo, y luego Mauricio volvió a la casa, y el tema se acabó. Tuvo hasta discusiones con su ex mujer por esta situación que le pareció espantosa, que lo acusa, vuelven a la casa y luego hasta otro hijo tuvieron, y esa situación de abuso era una mentira. A él le dio susto porque pensó que su mujer podía ir por el mismo carril. En la mañana del día siguiente, las niñas pequeñas despertaron, tomaron desayuno, se levantaron, Sofía se quedó viendo tele, llevó a las pequeñas a comprar al supermercado yogurt, cuando volvió Sofía estaba rara, quería ir a Fantasilandia, no podía ir con las tres, le explicó, pero ella se enojó, gritó, y la fue a dejar a la casa de la mamá, luego llevó a las hijas pequeñas a casa de Jenniffer, donde la conocieron junto a sus hijos. Al día siguiente empezaron mails de amenaza, mensajes de texto con amenazas, él habló con su sicólogo, y abogadas de familia quienes le dijeron que no podía quedarse sólo con las niñas, después de lo dicho por Sofía. En la segunda visita, el fin de semana siguiente llevó a las niñas a casa de Jenniffer, las chicas estaban contentas, todo estaba bien hasta el sábado en la noche que Sofía llamó a la mamá, con quien no sabe que hablaron pero que sólo decía que no, y lloraba gritando, le quitó el teléfono y
  24. 24. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 24 lo escondió, él junto a Jennifer trataron de calmar a Sofía y al día siguiente fueron a una parcela de su cuñado, todo estuvo normal. Luego de esto empezaron una serie de problemas, su ex mujer supo quién era su nueva pareja, comenzaron más amenazas, le decía que lo iban a llamar de la fiscalía y lo iban a encerrar, también le mandaba mails diciendo que quería ser su amante, que volviera con ella. Cuando iba a buscar a las niñas para llevarlas al colegio, la Sofía empezaba a decirle llorando que “tú dejaste a mi mamá, mi mamá sufre”, y las más chicas tranquilas, como si estuvieran acostumbradas, y Sofía lloraba. La ex mujer también subía a su auto y se iba siguiéndolos al colegio, cuando llegaban al colegio, Sofía se bajaba del auto y se iba llorando donde la mamá, quien les decía a los apoderados que el papá las había abandonado, la cosa cada vez era peor, Sofía lloraba más, esto duró dos semanas, luego decidió no ir más a dejarlas al colegio, porque era un estrés sobre todo para Sofía, esto ocurrió en mayo de dos mil diez. Las niñas más chicas iban sucias, sin lavarse la cara, en el auto llevaba toallas húmedas y las limpiaba y peinaba. El fin de semana del veintiuno de mayo quería ir a la playa con las niñas, pero su ex mujer no las dejó, el fin de semana siguiente les pasó sólo a las dos menores, y salió con ellas, todo estuvo normal, y ocurrió que cuando las iba a dejar a la casa de la mamá, la Pacita lo pasaba mal, diciéndole que no se quería ir, le caían lágrimas, cuando llegaban a la casa de Teruel, le pedía “papá quédate conmigo”, y la mamá en vez de contenerla la dejaba en la puerta de la casa, cerraba la reja de la calle, y la dejaba ahí sola, él se quedaba con la niña, con las manitos juntas a través de la reja, no podía ni abrazarla, hasta que a los veinte minutos llegaba una tía y se la llevaba. Con Paz tenía una relación súper especial eran muy apegados. El día del padre de junio de dos mil diez, fue Sofía con las más chicas le llevaron regalos una foto del Baúl de la abuela y regalos del colegio, ese día guardó el fono de Sofía en un cajón y estuvo todo el fin de semana tranquila y contenta. Luego para el fin de semana largo del dieciseis de julio no se las pasaron, y para el fin de semana del treinta de julio fue la última vez que fue que vio a Sofía. Habían ido a una mediación porque se quería cambiar de casa la ex mujer, le pedía $1.500.000, él le ofreció la mitad, y se iban a cambiar ese fin de semana, le envió el mail para coordinar el retiro de las niñas, le dice la
  25. 25. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 25 mamá que Sofía no iba a ir, y que iban a estar en casa de la abuela, cuando llegó a buscarlas estaba Sofía también, se subieron al auto, la mamá se le cruzó en el auto y bajó a Sofía del auto, la llevó a la farmacia, a los cinco minutos volvió con la niña y le dice “acuérdate de lo que te dije”, cuando llegaron a la casa de Jenniffer, Sofía le pidió el teléfono que quería hablar con la mamá, al principio no la dejó, luego gritó tanto que se lo pasó, llamó a la mamá, hubo más gritos, los niños de Jenniffer se asustaron, y ésta le pidió que se la lleve, se la llevó de inmediato, se calmó, y la dejó en la casa de la abuela. El fin de semana del quince de agosto de dos mil diez, llegó a buscarlas el viernes a las 20:00 horas no había nadie, esperó como una hora, en la casa nueva de Bustos, Sofía se baja y le dice que no va a salir con él, porque ella no quería estar con Jenniffer, quería estar sola con él, se llevó a las dos más chicas estuvo todo bien, y el domingo cerca de las 19:00 horas, llega Pacita a la cocina, le dice que se cambie de ropa para irse con la mamá, se puso a llorar, y le dice que se quiere quedar con él a vivir, le dijo que le preguntara a la mamá, y si decía que sí, él se la llevaba, la Catalina escuchó y también quería, la Pacita se bajó del auto feliz, se despidió de él, y nunca más la ha visto, hace tres años. Ahí comenzó este infierno, nunca ha tocado violado o abusado, ha tenido que ver a sus hijas sufriendo, a su familia, a su madre, él no puede hacer nada por ellas, él no ha hecho esta barbaridad, él no ha hecho nada, ha pasado ocho meses preso, si fuera culpable se hubiera arrancado, cuando lo buscaban estaba en Noruega, hizo escala en París, pero él no se arrancó porque él no lo ha hecho. Estuvo preso, luego con arresto domiciliario, que cumplió. Estuvo tres meses sin cautelares, dice que es inocente y quiere que sus hijas crezcan sabiendo la verdad. Está aquí sabiendo que es inocente. Preguntado por la Defensa, cuando vivía con Sofía, ella es su hija mayor, la vida le cambió completamente, el sentido de la responsabilidad, de que no se podía morir porque qué iba a pasar a esa niñita, el embarazo de su ex mujer fue bastante complejo tuvo un accidente vascular, el último trimestre la pasó en el hospital con colestasia, diabetes gestacional, hipertensión, y todas las enfermedades asociadas, debía moverse el bebé, él llegaba del trabajo y le hablaba a la guata, le hablaba Sofía, y se movía, y cuando nació a las 19:30 horas despertaba cuando él llegaba de la oficina. Sofía era consentida por todos, su salud no era muy buena, tenía una
  26. 26. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 26 displasia de caderas, luego tuvo infecciones urinarias a repetición, hasta que llegaron con el pediatra Dr. Wolff, quien dijo que tenía un problema de desarrollo de sus genitales y por eso hacía infecciones a repetición, y cuando creciera se le iba a pasar, se le dio un remedio, luego del año ya no tuvo más infecciones, luego empezaron resfriados, y todas las “itis” alrededor de los tres años, se le recortó las amígdalas y adenoides, la tuvieron un mes encerrada, en enero de dos mil cuatro, como se resfriaba mucho, ya no era amigdalitis sino por bronquitis obstructiva, la tuvieron hasta hospitalizada por virus sincicial, y el Doctor Wolff, les dijo que a los 5 años se les podía pasar y eso ocurrió. La Sofía se crió como hija única, muy regalona de él, era agrandada, y le gustaba conversar con él, le gustaban el hombre araña, el rey león, le gustaban los cuentos aunque no sabía leer, él le compraba libros de cuentos en EEUU, contaban cuentos juntos, hacían juntos historias. Sofía a los tres años comenzó con problemas de masturbación, cuando fue al jardín infantil, la tía del jardín los llamó y contó, pero ellos no se imaginaron eso, fueron al pediatra quien les dijo que era normal, que no se preocuparon, después en el año dos mil cinco entró a Pre kinder en la Scuola Italiana y su situación se complicó, ese año su ex mujer, quedó embarazada, él hizo un viaje a Inglaterra donde permaneció como dos o tres meses, en su ausencia su ex mujer se fue a vivir a Concepción a la casa de su mamá que era profesora básica, pero tenía que dar el examen de la evaluación docente, que no quiso dar, consiguiéndose una licencia siquiátrica, viniéndose a vivir a su casa en Santiago. En ese tiempo vivía Sheila con ellos desde el año dos mil, la tía Margarita, cuidadora de la casa, y a fines de dos mil cinco, llegó entonces también a vivir a su casa la suegra, con su madre, y otra hermana con una especie de retardo mental. Cuando llegó de Inglaterra encontró a todos estos parientes de su ex mujer viviendo en su casa, le dijo a ésta que no correspondía, pero ella se enojó, y como estaba embarazada de Paz, no volvió a decir nada. Cuando nació Paz en enero de dos mil seis, se complicó mucho Sofía, por el nacimiento, y porque la madre se perdió en el espacio, estaba muy gorda con ciento veinte kilos, no se preocupaba de las niñas, Sofía perdió mucha contención y apoyo, quien más se preocupaba de ella era la tía Mayo y él. También comenzó el tema del bullying, que se hizo crítico en la mitad del dos mil ocho. A mitad del año dos mil seis le pagó una operación para bajar de peso, le vino una trombosis en el estómago, le diagnosticaron
  27. 27. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 27 trombofilia, empezó una onda mística, y a fines de dos mil seis quedó embarazada de la Catita, a fines del dos mil siete, estaba Sofía con problemas en el colegio, Pacita pequeña, el embarazo de la Catita, los problemas de salud de la ex mujer, a su suegra que vivía con ellos, no le pagaban licencias y tenía cuatro adultos más viviendo en su casa, no le alcanzaba el sueldo. Sofía empezó a subir de peso, el doctor Wolff la derivó a psiquiatra, llegando donde Ximena Sepúlveda quien diagnosticó ansiedad, que no era masturbación por sexualidad, sino por manejo de ansiedad, les dijo que no la retaran y que le dijeran que no era una conducta para hacerla en público, sino en privado, también empezó a ir a terapia sicológica con Ximena Rojas. Los niños le decían que era gorda, negra, y cochina, la aislaban, no la dejaban jugar en los recreos, no la invitaban a los cumpleaños, fue muchas veces a hablar al colegio con la profesora y directora. En el dos mil siete le diagnosticaron problemas de concentración debiendo tomar medicamentos. En marzo del año dos mil ocho, Sofía lo empezó a pasar muy mal, estaba en un curso que era muy efervescente, por ejemplo un niñito lanzó una silla a un ventanal quebrándolo, Sofía tenía susto del colegio, de los compañeros, estaba gordita, y empezó con más frecuencia la masturbación. También empezó con problemas del idioma italiano, él había hasta tomado clases de italiano para ayudarla. Los compañeros la molestaron mucho más diciéndole cochina, hedionda, negra, gorda, un día volvió sólo con una hoja y un lápiz, le habían sacado los útiles que había dejado en el casillero, él la acompaña al día siguiente para buscarlos, cuando de repente llega la auxiliar con los cuadernos que le habían tirado en la basura, todos chorreados de mugre. Una profesora la retó delante los niños, fue terrible para ella, le dieron más pastillas, fue tanto que la psiquiatra le dio licencia para ver cómo iba la cosa, luego de ello, les recomendó cambiarla de colegio, dejaron reclamos, y su ex mujer envió cartas al colegio, al Ministerio de Educación. A mediados dos mil ocho, Sofía llegó al Colegio Mariano, porque Sheila era del movimiento Schoenstatiano, y los ayudó, él no intercambió palabras con la directora. En un principio Sofía estuvo mejor, bajó el tema de la masturbación, y en el año dos mil nueve a principios comenzaron los problemas porque le dijeron que era gorda, cochina, que transpiraba mucho, que era un elefante, parecía un hipopótamo, la llevó a nutriólogo, a nutricionista, la llevaba al parque, le hacía colación sana, le mandaba fruta.
  28. 28. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 28 Él se despertaba a las cinco de la mañana a hacer colación, la levantaba, despertaba a las chicas y se iba con Sofía caminando treinta minutos al colegio. Indica que Sofía al final pernoctó junto a él, una noche en el primer fin de semana en el departamento de Catedral cuando le dijo lo del fono abuso, luego otro fin de semana en mayo cerca del día de la madre, y la tercera vez el fin de semana del día del padre. Respecto de su relación con Paz, desde el día que salió de la clínica era responsabilidad suya, la mamá no tenía leche, su cuna estaba a su lado y se despertaba él en la noche a encargarse de ella, y también tenía una relación especial con su padre. Cuando se separó Pacita tenía 3 años, y lo pasó muy mal fue la peor, porque eran uña y mugre, salían juntos, iban a nadar, cuando se fue de la casa la Pacita lo pasó pésimo, y su ex sabía que la afectaba al dejarla llorando en la puerta de la casa, iba sucia al colegio, la mandaba con trapos a su casa, y él con Jenniffer le compraron ropa. Respecto de su relación con Catalina, la más chica estuvo menos tiempo con ella, su embarazo se dio de manera imprevista, ya tenía su ex mujer diagnosticada la trombofilia, fue un embarazo muy complicado, de cuidado, y cuando nació tenía labio leporino, lo que fue una sorpresa, la pusieron en la fundación Gantz, la operaron, estaba bien, y tenía 2 años cuando se separaron, quien más la cuidaba era la tía Mayo, y su suegra, el año dos mil diez entró al medio menor del Colegio Mariano, la Pacita estaba en el medio mayor, lo llamaron a mediados de julio de dos mil diez, por el problema de aseo y que llegaban sin útiles, que la mamá no iba a las reuniones, ni citaciones, él pidió reuniones con cada una de las profesoras, quienes le decían que llegaban sucias, con la carita sin lavar, que en el rezo de las mañanas la Pacita siempre pedía que el papá volviera a la casa. Las niñas el fin de semana que fueron al departamento de calle Catedral, que era un departamento de soltero, en una cama matrimonial durmió él con la Paz y Catalina, y en el living en un sillón cama, durmió Sofía. En la casa de Capuchinos tiene en el segundo piso tres dormitorios, en uno duerme él y Jenniffer, en otro los mellizos, y en el de Colomba, había una cama en que dormía ésta, y tenía además cama nido, más otra cama en que dormía Sofía, Catalina en la cama nido, y Pacita en el sillón cama. Es una casa antigua del año 1917, que suena como condenado, que están todas las habitaciones comunicadas entre sí, las niñas durmieron en la pieza con Colomba.
  29. 29. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 29 Exhibición de documentos exclusivos de la defensa N° 1, N° 2, N° 3, N° 4, Sofía quería estar con él, pero no con Jenniffer ni sus hijos, en otro Sofía se muestra preocupada por la mamá, que lloraba y sufría, le pedía que volviera a casa con un ramo de flores. Trabaja en el Banco Central desde el año mil novecientos noventa y tres, en septiembre de dos mil nueve lo nombran Gerente del mismo. Sus amigos son de la universidad, de su lugar de trabajo, hizo clases en la universidad. Su ex mujer no se llevaba mal con su familia, ni con su papá, las niñas iban bien contentas, en especial Pacita. Cuando el papá murió de un infarto, su ex mujer leyó un discurso en su funeral, de su esfuerzo en haberlos educado, de su relación con su mamá, de su máxima aspiración que él y su hermana fueran algo más, el papá fue obrero. Su papá no tenía un video de una violación de una niña de cinco años, ni su hermana mayor le pidió hacerle sexo oral. El jueves diecinueve de agosto estaba en Oslo participando en un seminario, ese día en la tarde noche lo llama la hermana, diciéndole que la había llamado la ex mujer diciéndole que había violado a las niñas, pensó que era una locura más de ella, y no le tomó más asunto, al día siguiente lo llamaron del Banco diciéndole que carabineros lo está buscando para tomarlo detenido, él no ha hecho nada, hizo conexión en París, y llegando a Chile, en Policía Internacional lo tomaron detenido con la prensa presente. En enero de dos mil diez se llevó a las niñas a Punta de Tralca cinco días de lunes a viernes, estaba con su madre, con actividades de niños, todo estuvo bien. Contrainterrogado por el Ministerio Público, responde que en mayo del año dos mil nueve, comenzó una relación de pareja con Jenniffer, a quien conoció en el año dos mil cinco o dos mil seis, pero la relación como tal comenzó en mayo de dos mil nueve, y mantuvo esa relación paralela hasta agosto de dos mil nueve, en que tomó la decisión de irse, en ese período dormía con su ex mujer y las niñas en la misma cama. El departamento que arrendó en calle Catedral lo usó cinco o seis veces entre septiembre de dos mil nueve a enero de dos mil diez, en mayo de dos mil diez lo entregó. A mediados de enero de dos mil diez terminó con Jenniffer, se hace ejercicio de contradicción exhibiéndosele declaración, que reconoce firma y fecha, respecto de su separación con Jenniffer fue para retomar su
  30. 30. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 30 matrimonio con la señora Yamile, responde que los dos conversaron sobre la posibilidad de retomar su matrimonio, él principalmente preocupado por sus hijas. Responde que no le contó en la época de pololeo a Yamile, que su hermana mayor le solicitaba que le practicara sexo oral, que no ha sido abusado, y respecto de que tenía una clave que decía “abusado” era por los apremios económicos, que le requería su ex mujer, en que como él se había ido de la casa, necesitaba una nana, entonces él le escribe un correo electrónico, diciéndole que ya había pagado (las imposiciones) y la clave es “abusado”, porque sentía que lo que hacía ella era un abuso. No recuerda a Patricia Providel López como dirigente del Banco Central. Dolly Belani no es cierto que hizo una denuncia de agresión sexual contra él, ella no fue despedida, renunció voluntariamente tenía problemas de desempeño, y renunció voluntariamente negociando una compensación económicas. Desconoce si había material pornográfico en su computador de la oficina. Autorizó que revisen su computador por medio de su abogado, se encontraron correos y otro material de la carpeta de investigación, nunca vio material de ese tipo en la carpeta de investigación. Se exhiben imágenes del N° 6 de otros medios de prueba del auto de apertura del Ministerio Público, en que se vieron imágenes y fotografías de contenido sexual pornográfico, responde que no sabe sobre este contenido y da a conocer el sistema de filtros sobre spam en el Banco Central. Cuando se separó de su señora habían dos perros chicos, tenían unos peces y una jaula con unos conejos, pueden ser diez no sabe el número exacto. No es cierto que la casa de Teruel la tuvo que dejar su ex mujer porque se le reventaron las cañerías y reventó el calefont, contrató un maestro que encontró perros muertos en las cañerías, entregó la casa, en pésimas condiciones, sin ampolletas y enchufes, paredes rayadas y se llevó hasta cajones de un mueble adosado a la pared, pago más de un millón y medio de pesos en el arreglo, ya que estaba a su nombre el arriendo. Respecto del cuidado de las niñas quien tenía el mayor cargo de responsabilidad lo tenía él, no la madre, se preocupaba de su alimentación, de darles su papa, y vestirlas cuando llegaba a la noche ya estaban
  31. 31. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 31 acostadas. Responde que su ex mujer le ayudaba en las cosas de la casa, como comprar, administrar dinero, en cuanto a la educación de sus hijas su crianza, que es estar con las niñas y con su familia mientras él trabajaba, en cuanto a la mantención económica no. Fue Sofía donde la sicóloga Ximena Rojas, quien le hizo exámenes y la evaluó, luego los citó para darles a conocer ese resultado, nunca dijo que había algún antecedente o indicio de abuso por el tema de masturbación compulsiva de Sofía. En abril de dos mil diez las niñas fueron una vez al departamento de Catedral, y antes en el año dos mil nueve, las veía los sábados desde el medio día a las siete de la tarde, y no las llevaba porque al departamento porque no tenía nada de muebles. Sus hijas no tienen lesiones anales, hay un perito que dice que las niñas no tienen lesiones anales, y una experta internacional Joyce Adams dijo que las niñas no tienen lesiones. Le preocupó la masturbación compulsiva de Sofía la llevó a sicólogo, psiquiatra, natación, flores de bach, la llevó a pediatra, entre otras cosas. Puede ser que le haya dicho a su ex mujer que se preocupara de ella que buscara un trabajo, para que se distrajera. En el año dos mil ocho vivían seis adultos y tres niños en su casa, él estaba a cargo de todo, le pasaba un millón de pesos a ex mujer, no sabe en qué gastaba la plata, tuvo un problema de pago con las tarjetas, lo llevaron a dicom, y ella contestó que era su problema, al igual que en marzo de dos mil diez. En junio de dos mil diez, comenzó a pedir disculpas por los problemas que tenía de dinero, y llamó ella sola a una ejecutiva del Banco Estado para arreglar su situación, pero él no le dio más importancia. No recuerda que la ex mujer le haya dicho eres el padre de mis hijas nunca te negaré verlas, se le exhibe el documento N° 118 del auto de apertura, y reconoce tal correo. Dice que su ex mujer conocía el departamento de calle Catedral, incluso señala que en ese domicilio es donde lo notificaron de la demanda de alimentos el año dos mil nueve. En el correo veintidós de octubre de dos mil nueve, le dice la ex mujer que no solo debe ver a Sofía, sino también a Catalina y a Paz que necesitan estar con él, se le exhibe el documento N° 97 de la prueba del Ministerio Público, reconociendo tal correo. Indica que respecto del documento N° 92, le dice que ella está
  32. 32. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 32 tranquila y puede ver a las niñas cuando quiera, lo reconoce y agrega que es así porque dependía de su humor si veía a las niñas o no. Se enteró de los hechos en el aeropuerto cuando la fiscal Arancibia lo tomó detenido por los cargos, antes lo supo un día viernes en que le dijeron algo por teléfono pero sin saber los cargos, su familia buscó un abogado, con quien conversó brevemente, y luego cambió de defensa al abogado Cox. Posteriormente se enteró de que había un informe de lesiones anales de sus hijas, supo que se estaba indagando sobre terceros (una ex pareja de su ex mujer). Sus hijas no fueron a su departamento de calle Catedral en el año dos mil nueve, se separó de Jenniffer a mediados del año dos mil nueve y retomó a fines de enero de dos mil diez, respecto de su relación matrimonial estaba agotada, tenía sentimientos por su señora, la quería y sentía cariño, pero no sentía que era lo que quería como pareja. Dice que estuvo en febrero de dos mil diez en Washington, se le exhibe documento N° 149, que dice “estoy en el departamento de Washington esperando, te quiero”, ella escribió poesías, pensamientos, se inspira en él, según el correo, que reconoce. En correo del diecinueve de octubre de dos mil nueve, le envía a su ex mujer, según el documento N° 103, diciendo que “no te preocupes amada”, indica que lo reconoce pero no está completo es la página uno de cinco, dice que ambos fueron sarcásticos en relación a sus responsabilidades, ella a su vez lo trata de príncipe azul, y de Romeo. En el documento N° 77, de treinta de noviembre de dos mil nueve, reconoce que en ese correo hablan de las niñas y que estaban empezando a conversar sobre volver, pero lo principal era respecto de las niñas, que se habían enfermado de la guatita pero que él las llevó a comer al Tip y Tap. El veinticinco de agosto del año dos mil nueve, en un correo le dice a su ex que “necesita estar solo necesita tiempo para él, las niñas van a estar bien”, es el documento N° 111. Luego el veintisiete de agosto de dos mil nueve, en documento N° 110, su ex mujer contesta contándole que tiene entrevista en el colegio por la Sofi, que ella tiene nuevo número celular, le decía que podía ir a buscarlas el domingo, le dice “eres un excelente padre”, lo reconoce y señala que refleja los ires y venires de su ex mujer, agrega que al final nunca las pudo ver los domingos, pese al ofrecimiento de ella en el mail. Respecto de los cheques que dio en el colegio Schoenstatt, dio orden
  33. 33. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 33 de no pago, porque estaba preso y no tenía como pagar y si se los cobraban iba a perder su trabajo, su hermana habló con la directora, para que él no pierda el trabajo, luego pidió permiso sin goce de sueldo, hasta mediados de julio, y ahora está con licencia por estrés post traumático, no recibiendo dinero, en estos momentos apenas recibe algo con lo que paga deudas y su defensa. Reitera que él nunca ha violado ni abusado a sus hijas ni a nadie. Su mujer no tenía que hacer la denuncia porque es una falsedad, y es denuncia falsa, pero cualquier padre o madre en caso de sospecha de abuso sexual, sí debe hacer la denuncia. No hizo denuncia por amenazas para no tener más problemas con la ex mujer, quien llamaba al banco, a los amigos, hablaba mal de él en redes sociales. En la última semana de enero de dos mil diez se operó por tema gástrico, no recuerda cuanto tiempo estuvo de licencia, vio a la Catalina y a Paz para el cumpleaños de esta última. En documento N° 136, de fecha veintiuno de junio de dos mil nueve, la mamá le envía correo a la sicóloga de Sofi diciendo que el papá no va a comprar más los remedios, que la niña está ansiosa, responde que esto no es efectivo. Respecto de su negativa a haberse practicado un informe siquiátrico, dice que no lo hizo porque fue aconsejado por su defensa y porque estaba en tratamiento sicológico en ese tiempo, y ese profesional ha venido a declarar en los dos juicios. Respecto del documento N° 92, de fechas once y doce de noviembre de dos mil nueve, dice que son una serie de correos, en que él le señala a su ex que le diga cuánto dinero necesita, y le dice que ella decidió que no podía ver a las niñas todos los días, solo un día a la semana, le habla mal de él a las niñas, ella responde que no quiere hacerle daño, y que es mejor que se lleva a las niñas fin de semana por medio para que ella pueda organizarse, y que no corresponde que le pague el gimnasio. En el proceso de catequesis de Sofía en el año dos mil nueve participó activamente, pero no en el año dos mil diez, porque su ex mujer se dedicó a hablar mal de él con todos los apoderados del colegio, y consideró que no correspondía participar en reuniones junto a ella, pero sí fue a las citaciones del colegio. En el documento N° 44 de fecha 02 y 04 de junio de dos mil diez, lo
  34. 34. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 34 reconoce pero dice que comienza con un correo de una apoderado de la Pacita respecto de una colecta para una canasta familiar, que él responde diciendo que la madre es la encargada de las cuestiones domésticas, con copia a la madre, quien a su vez le responde diciéndole que él es el apoderado de las niñas y en especial de Sofía, reitera que no participó por los problemas con la madre, y cuando lo contacta la sicóloga del colegio, fue porque estaba preocupado por las niñas. Contraexaminado por la parte querellante, responde que su ex mujer informó a una perito del Servicio Médico Legal que hubo un antecedente de abuso sexual en su familia, efectuado por su hermana Araceli, quien al declarar en el otro juicio negó el hecho, dijo que era por violencia de su ex marido, y que desconocía por qué su hermana Yamile había dicho que fue por una situación de abuso sexual. No ha visto a sus hijas en los juicios orales, solo de espaldas y por televisión, las ha escuchado que lo acusan, en el primer juicio Pacita no dijo nada, en el segundo dijo que él le pegó con un palo, Catalina no lo nombró, nombró a Mateo, a Santiago. En abril de dos mil diez las tres hijas lo visitaron en el departamento de calle Catedral, primero llegó él con las niñas pequeñas, luego Sofía porque tenía reunión de catequesis, las niñas pequeñas estaban durmiendo, Sofía llegó y le dijo lo del fono abuso y se durmió. Jamás ha violado a ninguna de sus hijas. Al día siguiente, salió a comprar con las niñas pequeñas, y cuando volvió Sofía estaba rara porque quería ir a Fantasilandia. Se le contrasta respecto del primer juicio, que sólo dice que Sofía quería ir a Fantasilandia, en el segundo dice que Sofía estaba loca solo quería ir a Fantasilandia. Y en este juicio dice que no hay cambio de declaración, insiste en que cuando llegó de las compras, Sofía quería ir a Fantasilandia y se puso rara. Dice que no son idénticas con las mismas palabras, pero tienen la misma idea. Mientras se encontraba solo con Paz y Catalina, fueron alrededor de media hora, 45 minutos, las pasó a buscar tipo diecinueve horas donde la mamá, fue a llevarlas a comer donde su madre, llegaron cerca de las 23:15 ó 23:30 horas, y nunca violentó sexualmente a sus hijas. Repreguntado por su defensa, el documento N° 110 es de fecha veintisiete de agosto de dos mil nueve, el documento N° 111 es de fecha veinticinco de agosto de dos mil nueve, se separó el veintitres de agosto de dos mil nueve.
  35. 35. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 35 Respecto de los documentos N° 18 y 19 de 12 y 13 de noviembre de dos mil nueve, dan cuenta que la madre le informa de que hay una reunión de catequesis, le pide que asista, y coopere con algo para comer, respondiendo él que no asistirá después de lo mal que ha hablado a los apoderados, y que le depositará una suma de dinero”. Haciendo uso del derecho a señalar palabras finales, expone que nunca ha cometido ninguna de las atrocidades que se le achacan, que quiere a sus hijas, que siempre les envía un beso de buenas noches, y que aunque nunca las vuelva a ver, las va a querer siempre. OCTAVO: Descripción de la prueba rendida por el Ministerio Público. Para acreditar los hechos de la acusación y la concurrencia de los requisitos normativos del tipo penal, el Ministerio Público presentó la siguiente prueba: 1.- Declara Paulina Fabiola Rodríguez Barrios, cédula de identidad N° 9.258.499-2, religiosa, directora del Colegio Mariano, quien debidamente juramentada en suma expone, que pertenece a la congregación de Schoenstatt, su nombre religioso es Daniela, conoció a Sofía Orellana Caba, la familia ingresó el segundo semestre del año dos mil ocho, por un cambio de colegio por bullying, sugerido por su sicóloga, este proceso de ingreso fue difícil, la niña venía dañada sicológicamente tratándose, fue difícil su proceso de adaptación, fue derivada al departamento de apoyo escolar, era muy retraída, tímida, le costaba expresarse, se notaba muy triste, y que se comenzó a masturbar en la sala de clases, reiteradamente se movía en la silla y se ponía a transpirar, la profesora trataba de tranquilizarla que se lave la cara, se le adjudicó esta situación a la conducta de bullying, venía con mucha ansiedad, comía ansiosamente, transpiraba mucho. Desde que llegó la segunda semana comenzó con la masturbación. En el año dos mil nueve se logró contener y adaptar más en el curso, de a poco se fue integrando, se hizo un grupo de amigas, se veía contenta en el patio, la masturbación continuó pero se hizo menor, a fines dos mil nueve volvió con mayor frecuencia y ansiedad, sus notas las bajó, se preocuparon tomaron contacto con la familia, y se enteraron por la mamá del proceso de separación, en el año dos mil diez, continuó la conducta muy permanentemente, la hermana Isidora tomó contacto con la familia, se veía muy angustiada, lloraba, estaba triste, comenzaron una serie de entrevistas del departamento de apoyo escolar a la mama al papá, para
  36. 36. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 36 que retome su tratamiento sicológico, su conducta de masturbación continuó, en abril de dos mil diez, la profesora jefe tomó contacto con la mamá, que estaba angustiada con el proceso de separación, no podía creer que el marido se había ido con otra persona, le contó sus problemas económicos y que la niña no podía ir al sicólogo porque no tenía plata; en mayo citaron a los padres para hablar de las tres niñas, no fueron ninguno de los dos, alrededor de junio el papá fue a entrevista con la sicóloga, el papá se mostró muy preocupado quería entrevista con las tres profesoras jefes, vino una entrevista con la profesora de Sofía, la hermana Isidora, le contó que la niña necesitaba sicólogo o psiquiatra él dijo que la mamá recibía plata suficiente para acudir; después al continuar con la conducta citaron a mamá a reunión con sicóloga antes de vacaciones de invierno, la mamá no entendía por su problema emocional la necesidad de sicólogo de la niña; al regreso de vacaciones Sofía no asistió, se preocuparon y no se acuerda si ella citó a la mamá, o si la mamá la pidió hubo una entrevista de la mamá acompañada por su hermana mayor Araceli, la madre estaba preocupada por la separación, por no tener dinero, y le plantea que Sofía no quiere ver al papá, si eso no le parece raro, unido a que sigue con la conducta masturbatoria, le dice que tiene sospecha de que está siendo abusada la niña, y que la lleve a un centro asistencial para ser evaluada y salir de la duda. La mamá la miró con cara de asombro, no podía creerlo, lloraba, la hermana trató de contenerla, le dijo que la lleve a un ginecólogo infantil. Al día siguiente la llamó diciendo que llevó a las niñas a una ginecóloga de la Clínica Las Condes, que había sido ex alumna, que encontró signos de abuso y que la llevara al Servicio Médico Legal, fue una conversación difícil, luego llamó a la ginecóloga Paulina Merino, ex alumna, no sabía que era ginecóloga infantil, y le dice que las niñas tenían signos de abuso y las derivó al Servicio Médico Legal. Luego la llamó la madre y que había signos de abuso en las niñas, que el papá estaba en el extranjero y que iba a ser detenido en los próximos días. En un principio a las compañeras les extrañó que Sofía transpiraba mucho, no se dieron cuenta de la masturbación, era de contextura gordita, más de una vez la molestaron, trataron de controlar esa situación, logró hacerse amigas, y estaban preocupadas de ella cuando no volvió al regreso del año dos mil diez.
  37. 37. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 37 No le había tocado niña tan grande como Sofía con conductas masturbatorias, es esperable en niños pre escolares, pero no de su edad, era una reacción compulsiva no consciente, en el año dos mil diez, la hermana Isidora fue su profesora jefe. Esta información ha sido recolectada a través del tiempo. La hermana Isidora le comentó lo que pasaba con Sofía, las entrevistas con los papás, le decía que la niña era muy retraída, que no sabía cómo ayudarla, recordaba la entrevista con el papá, que le llamó la atención la preocupación del papá. Cuando iba a dejar a las niñas el papá era serio, distante, por eso le llamó la atención este cambio y le dice que el papá era un farsante o un papá ejemplar. La madre estaba muy descompuesta por el tema de la separación, por el tema económico, pero la situación de abuso la sorprendió y la angustió, se sintió desbordada. Le preguntó a la doctora ginecóloga porque era una ex alumna a la que le tenía confianza, fue de curiosidad que llamó. Paz ingresó en el año dos mil nueve, a nivel medio mayor, y Catalina cree que el año dos mil diez a nivel medio menor, las tres son muy retraídas y tímidas, fue un período de adaptación difícil, les costaba separarse de sus padres, y en el año dos mil diez, faltaron mucho el primer semestre a clases, y les costó mucho adaptarse. Se notaba que eran retraídas les costaba dejar a la mamá, eran tímidas, que no era normal en niñas de tres y cuatro años. En el año dos mil nueve a finales de año, tomaron contacto con la madre por la conducta masturbatoria de Sofía y ella informó que estaban en proceso de separación. La profesora jefe Isidora, de Sofía le contó que la niña no quería ver al padre, lo que la madre confirmó en la entrevista. Si la madre no hacía la denuncia, la tenía que hacer ella, lo tenía claro. La madre nunca le habló de un posible abuso, salió como iniciativa de ella el que la lleven a un centro asistencial por el tema de la masturbación y que no quería ver al padre. La madre le dijo de los problemas económicos, que no tenía plata para arreglar las cañerías, las niñitas iban desaseadas, entonces no podían bañarse, esto ocurrió en el año dos mil diez. No recuerda alguna mención respecto de un cambio de casa.
  38. 38. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 38 A raíz de la denuncia toman preso al papá un sábado, pensó en hablar con la administración para que no se les cobren los cheques, el día lunes conversó con el administrador para no cobrar los cheques, por caridad cristiana, a fines de ese año, recibió un par de cartas de él, que le agradecía que no hubiera cobrado los cheques y peguntándole por cómo estaban las niñas, que esto era una mentira, que era una venganza de la mujer, y que cuando saliera lo pagaría. A las dos semanas recibió llamado de la hermana diciendo que tenían muchos problemas y que no podían pagar los cheques. Sofía no alcanzó a hacer su primera comunión, la mamá se molestó mucho con el colegio, ellos querían que esto no trascendiera, pero la mamá y su familia se alejaron. La impresión de la madre era que quería mucho a sus hijas, y a su marido que tenía un matrimonio perfecto y de pronto se le cayó el piso, estaba desbordada no podía contenerse a sí misma, era una mujer que estaba complicada emocionalmente. Preguntada por la parte querellante, responde que después de la entrevista con la mamá con toda esta situación, tuvo una entrevista con la hermana de la madre Sheila Caba, no la conocía de antes. No conoce al Dr. Roncone. No le sugiere a la madre que vaya a ver a la doctora Paulina Merino, sabía que era doctora pero nada más, a la madre no le dijo el lugar donde ir, ni la persona, sólo le dijo que vaya a un centro asistencial. En la declaración del veinte de agosto de dos mil diez no hace muchas menciones que hace ahora, antes no las conocía, y ahora da cuenta de informaciones obtenidas con profesoras, coordinadoras, informes, ella recopiló tal información. Contraexaminada por la Defensa, indica que no hace actualmente clases, pero observa o acompaña las clases, y señala que rutina es sinónimo de clases, en un colegio. Estuvo en Alemania en principios de septiembre, reasumiendo la dirección del colegio a fines de ese mes. Las conductas masturbatorias de Sofía fue más tranquila en el año dos mil nueve, la conducta continuó pero sin la frecuencia del primer semestre del año dos mil diez, la niña estaba más tranquila y adaptada. Tenía esta información de antes, pero el que una niñita se masturbe en una sala de clases no es normal, ella no participa en todas las reuniones o coordinaciones, entonces ella recopiló tal información con los registros del colegio. En el año dos mil nueve se enteró de la conducta masturbatoria de
  39. 39. CUARTO TRIBUNAL ORAL PENAL SANTIAGO PODER JUDICIAL 39 Sofía, pero el carabinero no lo colocó en la declaración, y a ella no le gustó tal declaración porque el carabinero no logró escribir lo que ella expresó. Se efectúa ejercicio para evidenciar contradicción, exhibiéndosele su declaración efectuada ante Carabineros, indica que ella nunca le dijo al carabinero que Sofía se tocaba sus partes íntimas, sino que Sofía se movía en la silla y transpiraba. Indica que cree que el carabinero no mintió sino que interpretó lo que ella dijo. Se efectúa ejercicio para evidenciar contradicción, exhibiéndosele su declaración efectuada ante Carabineros, en que señala que Sofía había comenzado a tocar sus partes íntimas desde hacía un mes a la fecha, indica que no es cierto, y que firmó algo que no debía haber firmado. No sale en la declaración que ella era la que había tomado la iniciativa respecto de señalarle a la madre que podía haber abuso, no pensó que era importante, esa declaración ocurrió al día siguiente de que se supiera que habían signos de abuso en las niñas y nadie podía imaginar nada. No quedó escrito que ella como Directora con obligación de denunciar iba a hacerlo, si no lo hacía la madre. No recuerda cuando fue la conversación con la profesora jefe de Sofía respecto de que la niña no quería ver al papá, debe haber sido la semana anterior, pero no recuerda, porque nadie se imaginaba esta situación. Prestó una segunda declaración el diecisiete de mayo de dos mil once, efectuada ante Fiscalía, en que dice que la madre le había dicho que Sofía no quería ir a ver al papá en la entrevista, y lo reafirma porque es lo que dijo, pero dijo más cosas de lo que está ahí, y no aparece que la profesora jefe le había dicho lo mismo, pero indica que se lo dijo y no quedó escrito. En esa declaración sí está la mención de que la profesora jefe le manifestó que el padre estaba muy preocupado por la situación de sus hijas, y que quería una reunión con las tres profesoras jefes de las niñas, y quería que lo mantuviesen informado. No tiene explicación de porqué la señora Yamile Caba madre de las niñas, indicó en una entrevista que ella nunca le habló o dijo algo de abusos, pero insiste en que ella tomó la iniciativa. No recuerda si la profe jefe de Sofía le había manifestado que el papá quería pedir la tuición de las niñas.

×