Hacer una huerta organica paso a paso

19,080 views

Published on

Published in: Education

Hacer una huerta organica paso a paso

  1. 1. HACER UNA HUERTA ORGANICA PASO A PASOCon los artículos anteriores de Planificación, Rotación de cultivos y Estudio del suelo, hemos visto los aspectos previos a considerar para iniciar la huerta orgánica. ¡Ahora nos ponemos manos a la obra! 1. Limpia el terreno de hierbas, piedras, palos y todo tipo de objetos extraños.2. Si las hierbas son bajas, puedes pasar el motocultor directamente e incorporarla al terreno, pero si son altas deberás cortarlas con una desbrozadora mecánica con disco, recoger los restos y usar todo ese material para elaborar compost (o tirarlo).  Hierba alta que primero habrá que romper con la desbrozadora de disco que vemos en la fotografía. 3. Riega el día anterior a labrar para que la tierra esté ligeramente húmeda. Si la tierra se pega a los zapatos, espera para trabajarla a que esté más seca y coja lo que se llama tempero, ni muy húmeda ni muy seca.4. Labra con el motocultor o motoazada o, si se trata de parcelas pequeñas, labra con una simple azada. Si el laboreo lo puedes hacer 2 ó 3 meses antes de sembrar para que se airee la tierra, mejor. Motocultor 5. Para rabanitos, cebollas, ajos, zanahorias, remolachas, patatas,... el labrar concienzudamente es muy importante.6. Retira todas las raíces, estolones y bulbillos de las hierbas perennes que vayan saliendo al remover la tierra.  Estolones de GramaBulbillos de Castañuela 7. Haz todos estos trabajos por la mañana temprano o por la tarde. Si no tienes costumbre de hacer ejercicios fuertes, tómatelo con calma.8. Una vez la tierra está labrada y limpia, extiende una capa de 5-8 cm de abono orgánico (estiércol, compost, mantillo comprado en sacos de 80 litros,....) uniformemente por la superficie y entiérralo luego mediante cava o pase de motocultor. Este aporte, repetido cada año, es muy beneficioso desde todo punto de vista. Mantiene la estructura grumosa, el suelo fértil y aireado. 9. Si la tierra fuese muy arcillosa es bueno añadir, además de la materia orgánica, arena de río. 10. El laboreo oxigena el suelo, mejora la actividad de los microorganismos descomponedores de la materia orgánica y facilita el drenaje del agua.Compost Ya tenemos el terreno labrado y rastrillado, fino, sin piedras ni terrones. Quedan pocos pasos más:11. Traza las platabandas o haz surcos, según el método que elijas.12. Tira las líneas de goteo para riego. Mucho mejor si es automático con programador de riego.Riego por goteo13. Siembra las semillas o planta las plántulas producidas en semilleros.15. A veces, antes de sembrar o plantar, se dispone un acolchado con plástico negro en los surcos. Por ejemplo, en fresas. Esto evita que salgan malas hierbas, que las fresas estén en contacto con la tierra y aumentar la temperatura para obtener cosechas al principio de la estación. Un huerto orgánico tradicional no usa el plástico, sino paja como acolchado. El objetivo de este trabajo es aumentar el conocimiento existente sobre los mecanismos que operan en los procesos de producción y distribución de productos hortícolas frescos. La razón que fundamenta la pertinencia del mismo se basa en el déficit analítico documentado que presenta el sector bajo estudio y la necesidad de contar con información relevante para la toma de decisiones en búsqueda de mejorar su funcionamiento.Los productos hortícolas conforman un grupo de componentes básicos en la alimentación cotidiana de los habitantes de nuestro país, junto con la carne vacuna, la carne aviar, lácteos, arroz y los alimentos derivados de la molienda de trigo.Esto le otorga una importancia fundamental en la conformación del sistema agroalimentario. Además, su consumo también está relacionado con cuestiones que impactan en la calidad alimenticia y nutricional que reciben los ciudadanos (1).Para lograr el propósito mencionado anteriormente, se comenzará por revisar algunos conceptos teóricos relacionados con los determinantes de la integración vertical en las cadenas de producción. La idea preliminar es que existen ciertas características particulares de los mercados hortícolas que determinan la estructuración del mercado en su conjunto.Los mercados hortícolas presentan asimetrías considerables en el acceso a la información. Generalmente no se cuenta con información disponible y cuando ésta existe, no es del todo fiable. Esto afecta de manera directa en la planificación de la producción, dado que desarticula la relación de equilibrio estacional entre oferta y demanda, impulsando períodos con precios de quebranto para los productores y otros antagónicos, donde el perjudicado es el consumidor.En este contexto se hace imprescindible un estudio pormenorizado de los mecanismos económicos que operan en la producción y distribución de productos hortícolas, a fin de una vez superadas las políticas coyunturales llevadas a la practica (o paralelamente a ellas), se pueda contar con elementos analíticos que permitan el mejoramiento estructural del sector, que tienda a solucionar problemáticas específicos del mismo.En el primer apartado se hará una caracterización esquemática de la cadena de producción hortícola y luego de ello se intentara descubrir como se relacionan los factores intrínsecos del sector con algunos elementos de la teoría económica. Por último, se esbozarán las consideraciones finales con algunas propuestas operativas y de investigación que se visualizan como prioritarias para lograr el desarrollo sectorial. 2. CARACTERIZACIÓN DE LA CADENA HORTICOLA.Se suele considerar a la cadena de producción como una secuencia que se inicia en el momento de la planificación de la producción por parte de los productores primarios y finaliza cuando el producto es consumido. Esta secuencia implica invariablemente un lapso temporal en el que se desarrolla dicho proceso, dentro del cual interactúan distintos actores realizando contratos formales e informales, estipulando precios, calidad y tiempos de entrega del producto. El concepto de cadena de producción (2) es el punto de partida para el análisis de los mercados hortícolas. En el desarrollo del proceso intervienen una gran cantidad de actores que cumplen diferentes funciones especificas, en principio, la caracterización común a todos ellos es que de una manera u otra realizan agregados de valor al producto inicialmente cosechado, constituyendo por lo tanto la cadena de valor del producto. No es la intención de este trabajo explicar exhaustivamente los determinantes de la producción primaria, simplemente alcanza con aceptar que la misma existe y que se nutre de una red de proveedores de bienes y servicios que permiten que la misma se ejecute bajo algún tipo de organización productiva. A partir de las estrategias tendientes a lograr eficiencia y ventajas de la localización de la producción primaria se forman las redes de comercialización.Aquí se deben introducir cuatro conceptos fundamentales que están indisolublemente ligados a los productos hortícolas, y por lo tanto, a las características que asume el mercado: Perecibilidad: Hace referencia a las características de los productos hortícolas en fresco, existen diferentes grados de perecibilidad por especies y variedades, y de hecho, estos diferentes grados de perecibilidad determinan estructuras de mercado diferentes. Se puede relacionar con un ciclo de vida del producto extremadamente corto que se introduce en la configuración de la cadena de comercialización.Estacionalidad: Relacionado con los ciclos biológicos de producción, permite que diferentes regiones del país (debido a la variabilidad de su longitud) puedan disponer de especies hortícolas en diferentes momentos del año.Localización: Influye en la logística y las necesidades de conservación del producto.Baja Estandarización de Producto: Limita las posibilidades de diferenciación y captura de valor agregado, además de ser un vehículo legítimo para transmitir información a los consumidores. Estos factores deben considerarse como restricciones externas al desarrollo y la configuración de estos mercados. Si bien a los fines de nuestro análisis estos factores son fijos en el corto plazo, existen sobradas razones para pensar que en el largo plazo, el avance tecnológico en las áreas de cadena de frío y procesamiento de la producción pueden ir modificando el alcance de dichas restricciones (3).Brescia-Rivera (2000) observan que los efectos estacionales observados en precios y en menor medida en cantidades, responden a consideraciones tanto de oferta como de demanda, que incluyen además, perecibilidad del producto, destino de la producción, variaciones estacionales de costos y precios relativos (costos de oportunidad) de la venta diferida. Si bien está claro que la demanda juega un rol importante, la oferta es el principal factor de ajuste del nivel de precios para cada producto y por lo tanto, se podría considerar a la demanda como exógena.La perecibilidad es el concepto primario para entender por qué las hortalizas ajustan por precio y no por cantidad, en el caso de un exceso de oferta de algún producto, su precio disminuirá velozmente y cuánto más perecible sea dicho producto (verduras de hoja por ejemplo) mayor variabilidad de precios existirá. Para Justo-Parra (2003), lo importante, es reconocer las dificultades para estudiar el fenómeno de la comercialización hortícola por las características de la organización dispersa de la oferta del sector y, también, por las restricciones que la información asimétrica plantea para la construcción de ventajas competitivas.Existen diversas formas de comportamiento dentro de la cadena de comercialización y cada una de ellas determina diferentes modelos de apropiación de la renta hortícola según las acciones estratégicas de los actores y también diferentes formas de tratar el riesgo. Mosciaro (2004) reconoce al menos seis formas genéricas de comercialización (para el caso de la papa) por parte de los productores primarios: Acopiador, Camionero, Exportador, Productor con puesto, Consignatario y Distribución Minorista (4), donde cada una de las mismas representa una asignación diferente de los costos de transporte y los riesgos de comercialización inherentes a la cadena de transacciones. Estas categorías se pueden extender a todo el conjunto de la producción hortícola, aunque agregándole diferentes variantes en la intermediación de los bienes en la primera fase de comercialización.En la segunda fase de comercialización los protagonistas son los Mercados de Concentración. No existen datos certeros sobre el porcentaje del volumen hortícola que intermedian los mercados de concentración, pero solamente el Mercado Central de Buenos Aires participa con un valor entre el 10 y el 20% del total. Teniendo en cuenta que existen más de 60 mercados concentradores en el país se puede concluir que los MC captan buena parte del flujo nacional hortícola.Los mercados concentradores cumplen un rol fundamental en los sistemas de comercialización de productos frescos. Su función básica es la de establecer un nexo entre intenciones de consumo por parte de los ciudadanos (demanda nocional o potencial) con la oferta disponible en cada momento del tiempo, asegurando de esta manera la fluida provisión y facilitando la distribución de los mismos. De esta manera se soluciona una falla de coordinación entre oferta y demanda, además, de salvar las distancias físicas entre productores y consumidores finales (Corvo Dolcet-Ottone 2006). A partir de la función básica originaria, se derivan otras surgidas a partir de su desarrollo como institución económica en el sector, tales como formación y control de precios, regulación de la transparencia en las transacciones, ámbito de control para la aplicación de las normas fitosanitarias vigentes que garantizan la inocuidad de los alimentos comercializados (Corvo Dolcet-Ottone 2006). En los mercados existen diferentes participantes como transportistas, operadores, consignatarios y puestos de productores, quienes a partir de sus estrategias determinan diversas trayectorias organizacionales. Viteri (2006) propone como línea de investigación una serie de estudios etnográficos que indaguen sobre los procesos de toma de decisiones y conducta de dichos actores para aumentar el conocimiento sobre los fenómenos subyacentes a los mercados hortícolas. También podrían incluirse en esta fase a los importadores y exportadores, sin embargo, debido a la importancia sobre el volumen total de hortalizas que involucra el comercio exterior (5) se mantendrán constantes tales variables sin dejar de reconocer la importancia que revisten las mismas para situaciones particulares. Por último, se identifica en forma genérica una tercera fase de comercialización que comprende la etapa que va desde la intermediación (representada casi esencialmente por mercados mayoristas), pasa por la distribución minorista de los bienes hortícolas y termina en la disponibilidad de los mismos por parte de los consumidores. Esta fase tiene como actores destacados a los supermercados e hipermercados (GDM) y a autoservicios barriales y verdulerías (PDM) que también incluye modalidades menores en la comercialización, tales como puestos callejeros, venta ambulante, etc.La dispersión espacial de los consumidores y la modalidad de consumo de las hortalizas también contribuyen a configurar la distribución minorista. Las hortalizas se consumen en todo el país y el consumidor desea que estén frescas, provocando una compra a muy corto plazo de las mismas. La relación entre el precio del producto y el costo de oportunidad de adquirir el producto establece las condiciones para el surgimiento y subsistencia de los Pequeños Distribuidores Minoristas (Verdulerías) como la forma preponderante de comercialización hortícola. GeneralidadesIndicadores GeneralesEl PIB agropecuario nacional, pasó de 14,8% en 1994 a 12,9% en 2000.Área Cultivada. En 2001, el 59,5% del área sembrada (sin incluir banano y plátano) equivale a frutales. La mayor área está representada por cítricos con más de 49.000 ha, otros frutales participaron con menos del 0,5%, y el restante 40,5% a hortalizas. Con relación al sector frutícola, en el período 1990 a 2001 hubo un crecimiento del 55,3% en el área cosechada en el área sembrada, mientras que el sector hortícola, para el mismo período, evidenció un crecimiento menor del 18,9%.Importancia socialEl subsector agrícola generó 240.911 nuevos empleos entre 1998 y 2001. En Colombia el área cosechada en frutas (incluyendo el banano) representó en el año 2000, el 13,8% del área total dedicada a la agricultura y el 34,8% del área dedicada al sector hortofrutícola, mostrando un buen desempeño al crecer 5,5% anual promedio entre 1992 y el año 2000.MercadosMercado internoDurante la última década se ha incrementado la demanda interna de frutas y hortalizas, comportamiento asociado al desarrollo de la industria agroalimentaria. En la década pasada, la industria agroalimentaria demandó más de 70.000 t. A pesar de ello, el consumo per. cápita de frutas para el 2000 fue de 4,3 Kg./habitante (muy inferior al de países desarrollados). Con relación al consumo de jugos, en Colombia apenas el consumo llega a 5 litros/habitante/año. Importancia creciente de supermercados (inversión nacional y extranjera). Ejemplos interesantes de formas de negociación (Pasifloras de Colombia – Passicol, Postobon S.A., Moras de Oriente, etc).<br />Introducción<br />Este trabajo es sobre la producción de hortalizas en Guatemala. Guatemala basa su economía en la agricultura, y un rubro importante de la producción agrícola la representan las hortalizas.<br />El trabajo inicia dando una definición de lo que es hortaliza, para saber de que estamos hablando, además de conocer las diferentes clases de hortalizas que hay.<br />Se describen los beneficios que obtiene la persona que consume hortalizas, al menos 5 al día, pues ayudan a mejorar la salud en todos sus aspectos.<br />Por último se habla de los beneficios que trae la producción de hortalizas al país, así como los problemas que encaran hoy en día los pequeños agricultores para poder producir.<br />Objetivos<br /> Definir el concepto de Hortaliza y saber en que clases se pueden clasificar las diversas hortalizas que existen.<br /> Aprender la importancia que tienen las hortalizas en la alimentación del ser humano.<br /> Conocer los beneficios que trae la producción de hortalizas a la economía del país.<br /> Analizar los problemas que surgen o que afectan la producción de hortalizas en el país.<br /> Sugerir soluciones a los factores que frenan la producción avícola de hortalizas.<br />Definición de Hortalizas:<br />El término hortalizas se utiliza para hacer referencia a un grupo bastante numeroso de plantas cultivadas, que poseen características bastante variables entre ellas. La gran diversidad que existe hace difícil una definición clara, exacta e satisfactoria del término. Además, el dar una definición se complica por la variación del concepto entre los países de habla hispana. A pesar de ello, debe intentarse darle al termino hortalizas una definición que permita acotar las especies que se pueden considerar como pertenecientes al grupo y cuales no. <br />El Diccionario de la Lengua Española (Real Academia Española, 1996) define a las hortalizas como " plantas comestibles que se cultivan en las huertas" y, a su vez, a la huerta como " el sitio de corta extensión, generalmente cercado de pared, en que se plantan verduras, legumbres y, principalmente, árboles frutales" . <br />Esta definición no expresa o describe lo que en Latinoamérica se entiende por hortaliza, puesto que los árboles frutales y las legumbres son tratados y considerados aparte, en otras asignaturas y rubros de la producción agrícola. <br />La primera definición agronómica o técnica del término hortaliza fue dada, de manera indirecta en el año 1992, al definir horticultura como " el cultivo de plantas delicadas, de rápida vegetación, que se hace en pequeñas extensiones, dándole el maximum de cuidados culturales y manteniendo el suelo constantemente ocupado para sacar el maximum de provecho" . Después se le han ido agregando otros conceptos indirectos, como " el cultivo de plantas herbáceas o semi-leñosas, cuyos productos son en general perecederos y sirven para la alimentación humana en su estado natural o mediante proceso de industrialización" . <br />Por último, deben considerarse y agregarse algunos conceptos más específicos que fueran incluidos en una definición de hortaliza dada por MacGillivray (1961), en Estados Unidos, quien estableció tres aspectos comunes a las hortalizas: a) son plantas anuales, bienales o perennes, b) los órganos de consumo son muy variados (desde raíces a semillas inmaduras), pero todos presentan un alto contenido de agua (85% a 95%), y c) tienen una corta duración después de cosechados, por lo que generalmente, deben ser almacenados a temperaturas más bajas que las ambientales. <br />Con lo anterior, en Agricultura se puede llegar a una definición convincente con: " hortalizas son plantas herbáceas, de ciclo anual o bienal (excepcionalmente perenne), de prácticas agronómicas intensivas, cuyos productos son usados en la alimentación humana al estado natural o procesados y presentan un alto contenido de agua (mayor a 70%), un bajo contenido energético (< de 100 cal/100g) y una corta vida útil en postcosecha (variable desde unos pocos días a un año como máximo)" . <br />Con esta definición, se separa a las hortalizas de los frutales (plantas leñosas), de los cereales (frutos secos), de las oleaginosas (semillas de alto contenido oleico), de los cultivos industriales (productos no se usan frescos), de las leguminosas de grano (semillas secas), de las forrajeras (productos no se usan en alimentación humana), etc.<br />Dentro de las hortalizas se distinguen las verduras, cuya parte comestible está constituida por sus órganos verdes (hojas, tallos, flores), y las legumbres verdes, como los frutos y semillas no maduros de las hortalizas leguminosas.<br />Las hortalizas son un grupo de alimentos con un origen botánico muy variado, ya que la parte del vegetal que se emplea para la alimentación varía de una a otra. Por ejemplo:<br />- Hojas: espinacas, acelgas, lechuga o escarola.- Raíces: zanahoria, remolacha, rábano o nabo.- Flores: alcachofa, coliflor, brócoli.- Tallos: apio y espárrago.- Tubérculos: patatas- Bulbos: ajo, cebolla, puerro.<br />Importancia de las Hortalizas:<br />En el pasado reciente, el consumo de frutas en la dieta diaria se limitaba a un aporte circunstancial, utilizándose como complemento o como postre de carácter estacional. Del mismo modo, las verduras y hortalizas han sido consideradas, durante mucho tiempo, alimentos secundarios.<br />Sin embargo, la sociedad de hoy en día exige que los alimentos que componen la dieta habitual, contribuyan al nuevo concepto de salud que dice así: “Completo estado de bienestar físico, mental y social”. De esa forma, los alimentos deben poseer valores añadidos que mejoren el estado de salud y prevengan las enfermedades futuras.<br />Dentro de este contexto, el consumo de, al menos, 5 raciones de frutas y hortalizas al día, es fundamental para llevar una dieta sana y equilibrada. Esto debido a que las hortalizas son ricas en agua, fibra, vitaminas, minerales y otros componentes con efectos sobre la salud, además que en su mayoría son alimentos bajos en calorías, con una alta cantidad de micronutrientes. Esto unido a la gran sensación de saciedad que proporcionan, convierten a las hortalizas en alimentos indispensables para una alimentación sana y equilibrada, y para dietas encaminadas al control del peso. Además, los últimos avances científicos, las señalan como promotores de la salud, por la presencia de fitonutrientes que desempeñan un papel protector frente a las enfermedades crónicas y contribuyen a mejorar la calidad de vida de la población.<br />Las hortalizas de esta forma pueden considerarse como: Imprescindibles en la infancia y adolescencia, Básicos en la edad adulta, y Bien aceptados en los mayores<br />Beneficios de la Producción:<br />Los diferentes estudios realizados tanto en Europa como en EEUU indican un bajo consumo de frutas y hortalizas y una tendencia negativa del mismo. Este aspecto también se ve reflejado en la población infantil y juvenil desnutrida, por lo que instituciones a nivel mundial han hecho campañas para aconsejar a la población que aumente su consumo de frutas y hortalizas.<br />En este último aspecto, Guatemala puede sacar provecho económico si se convierte en un gran exportador de hortalizas. Esto atacaría directamente el problema de la pobreza, pues se le daría buenos ingresos a la gente del campo que es la más necesitada.<br />El claro ejemplo de ello es la ciudad de Almolonga en Quetzaltenango, que por la gran producción de hortalizas que tiene hace que en algunos lugares se le conozca como " La Hortaliza de América" . No se sabe con exactitud qué cantidad de personas se dedica a la producción de verduras, pero se estima que el 80 por ciento de los 15 mil 126 habitantes tiene al menos media cuerda de tierra dedicada a las hortalizas. Su producción es exportada principalmente a El Salvador, Honduras y México. Sus principales cultivos son cebolla, lechuga, apio, zanahoria, repollo, coliflor, acelga, brócoli, rábano y papa.<br />Hace unos 20 o 30 años, las paredes de las casas del pueblo eran de adobe y los techos de teja y pajón. Por las calles polvorientas no circulaba ningún tipo de vehículo. Lo que era común observar era " bolitos" por todos lados. Sin embargo a partir de 1950 se inició a traer semillas de Holanda, Dinamarca y Japón, además de recibir capacitaciones, y el cambio es grande. Hoy todo es diferente, las construcciones son de block de uno, dos y hasta tres pisos. Los techos son de terraza y las calles están pavimentadas. La circulación de vehículos es densa y los automotores que se encuentran son de todas marcas y modelos recientes.<br />Algunos aducen que el cambio es debido a que el 70% de la población es evangélica y profesa su religión en las 21 iglesias existentes. Otros dicen que se debe a el mejoramiento de sus cultivos producto de la importación de semillas, lo que les permitió poder vender sus productos a nuevos mercados. Lo que si es cierto es que la entrada directa de dinero a los pobladores, es gracias a la venta de hortalizas al mercado internacional.<br />Problemas de la Producción:<br />El primer problema que surge al producir hortalizas es la dependencia en un factor muy inestable como lo es el clima. Una sequía, inundaciones o huracanes producen grandes pérdidas que se vuelven doblemente difíciles de superar, pues además de que no se tienen ingresos, se debe esperar mucho tiempo para tener una nueva cosecha. Durante ese lapso, se debe buscar la manera de sobrevivir, pues no se tuvieron ingresos durante todo ese tiempo. <br />Según información recibida de los Ministerios de Agricultura, hasta el 1 de diciembre de 1998 inclusive, las perdidas provocadas por el Huracán Mitch para frutas (excluido banano) y hortalizas se reporta un valor de la producción perdida por US$111 millones. También informaron que el Huracán Mitch no solo ha afectado la producción en campo, sino que compromete producciones futuras. Productores imposibilitados de cumplir con sus compromisos financieros ponen en riesgo su condición de sujetos de crédito, lo que les dificulta el acceso a recursos financieros. Las pérdidas de semillas, almácigos, viveros, plantaciones forestales jóvenes, así como la reducción en el pie de cría (por muerte, venta para consumo inmediato o por exportación obligada por la crisis), la erosión del suelo, y la muerte de alevines, inciden negativamente en la producción de los ciclos siguientes. <br />Otro problema surge por la falta de apoyo del gobierno a los agricultores. Un ejemplo es que ya se aprobo el TLC, sin embargo los créditos para los campesinos que recibirían a través del programa GuateInvierte, aún no están listos. De esta cuenta que estén parados proyectos como: Programa de Desarrollo de los Cuchumatanes (Procucho), Programa de Desarrollo de Zacapa y Chiquimula (Prozachi) y Crédito Rural.<br />También es ejemplo lo sucedido en la frontera con México donde decenas de cargadores trasladan las verduras, desde los camiones, a las márgenes del río Suchiate, por debajo del Puente Internacional para luego pasarlo a tierras mexicanas, esto debido a la prohibición del Gobierno mexicano de no permitir el ingreso por las aduanas fronterizas de la verduras y legumbres guatemaltecas que no llenan los requisitos fitosanitarios. Sin embargo la verdura y legumbres del altiplano guatemalteco tienen gran demanda y aceptación en el marcado mexicano por su alta calidad.<br />Si se ven campesinos exitosos que han logrado reactivar su economía, es debido que a falta de programas gubernamentales para mitigar la crisis en la agricultura guatemalteca, los campesinos han decidido echar a andar la imaginación para crear nuevas máquinas y aprovechar los recursos naturales para obtener los recursos para sobrevivir.<br />Ejemplos de la originalidad y la sostenibilidad de los proyectos de campesinos son:<br />• Comercialización de miel: comenzaron con 9 panales y ahora tienen 600, que producen 5,700 litros de miel para 51 socios del negocio. Ahora sólo les hace falta apoyo en la venta del producto.<br />• Invernaderos de flores hechos de forma artesanal dan trabajo a 500 personas de San Marcos, promoviendo el desarrollo de toda la comunidad.<br />• 90 personas han aplicado un nuevo invento para cortar caña en Zacapa. Ahora viven de la comercialización del jugo de esa planta.<br />• Fabrican y comercializan champú en Chimaltenango, con plantas autóctonas y estrategias de producción propias.<br />Estos proyectos son ayudados por algunas de las organizaciones católicas y campesinas que avalan los proyectos como Fundebase, Siembra, Acace, Conic, Instituto Indígena Santiago y la Fundación Myrna Mack.<br />El éxito de la gente en Almolonga se debe a la iniciativa propia de la comunidad, pues los gobiernos no han dado una ayuda significativa, ni les ha dado suficientes incentivos para motivar a los campesinos. Ellos han sido quienes se han abierto el camino.<br />Conclusiones<br /> La definición de hortalizas es: plantas herbáceas, de ciclo anual o bienal (excepcionalmente perenne), de prácticas agronómicas intensivas, cuyos productos son usados en la alimentación humana al estado natural o procesados y presentan un alto contenido de agua (mayor a 70%), un bajo contenido energético (< de 100 cal/100g) y una corta vida útil en postcosecha (variable desde unos pocos días a un año como máximo).<br /> Las hortalizas se pueden clasificar en:<br />- Hojas: espinacas, acelgas, lechuga o escarola.- Raíces: zanahoria, remolacha, rábano o nabo.- Flores: alcachofa, coliflor, brócoli.- Tallos: apio y espárrago.- Tubérculos: patatas- Bulbos: ajo, cebolla, puerro.<br /> El consumo de, al menos, 5 raciones de frutas y hortalizas al día, es fundamental para llevar una dieta sana y equilibrada, porque las hortalizas son ricas en agua, fibra, vitaminas, minerales y otros componentes con efectos sobre la salud, y en su mayoría son alimentos bajos en calorías con una alta cantidad de micronutrientes. Provocan sensación de saciedad, lo que hace que las hortalizas sean alimentos indispensables para una alimentación sana y equilibrada, y para dietas encaminadas al control del peso. La presencia de fitonutrientes en ellas provocan que den protección frente a las enfermedades crónicas y contribuyen a mejorar la calidad de vida de la población. <br /> Guatemala puede sacar provecho del bajo consumo de hortalizas en el mundo entero, y así mejorar la economía pues atacaría directamente el problema de la pobreza, pues se le daría buenos ingresos a la gente del campo que es la más necesitada. por ejemplo, Almolonga.<br /> Uno de los problemas que surge al producir hortalizas es la dependencia en el clima. Una sequía, inundaciones o huracanes producen grandes pérdidas que se vuelven doblemente difíciles de superar, pues además de que no se tienen ingresos, se debe esperar mucho tiempo para tener una nueva cosecha. Durante ese lapso, se debe buscar la manera de sobrevivir, pues no se tuvieron ingresos durante todo ese tiempo. <br /> En la actualidad se observa a muchos campesinos triunfando y saliendo adelante, pero se debe a iniciativa e ingenio propio, pues el gobierno se ha olvidado de ellos y no les presta el apoyo necesario.<br />Recomendaciones<br /> Es importante para el mejoramiento de la salud de cualquier ser humano, incluir entre su dieta diaria el consumo de por lo menos 5 frutas u hortalizas. Poseen un alto valor nutritivo, son bajas en calorías, y producen una sensación de satisfacción. son vitales para bajar de peso y mantener en un buen nivel la nutrición.<br /> Debe mejorar el interés del gobierno para ayudar a los campesinos. Ellos pueden a llegar a ser autosuficientes, pero necesitan de un apoyo inicial para empezar sus siembras, así como necesitan de un mercado más amplio para poder vender y mejorar sus ganancias. Estas últimas tareas le corresponden al gobierno ayudar.<br /> Dar una mayor cobertura y vigilancia a los cultivos de campesinos. Capacitarlos de manera eficiente y así mejorar la producción, calidad de los productos y reducir los riesgos de perdidas ante un desastre natural.<br />Las plantas de tomate ecológico sembradas bajo invernadero,en una hectárea de la Granja Integral Canoas, en el área rural de Soacha (Cundinamarca), no avanzan con sus tallos, hojas y grandes frutos por el suelo. Crecen muy erguidas y alcanzan hasta 2,60 metros de altura, sostenidas con cordones de tela puestos por quienes llegan a cultivarlas y a cuidarlas todos los días como si fueran su propia vida: son los 62 desplazados que hace más de un año les ofrecieron esa oportunidad de siembra, entonces desconocida para ellos, y la aprendieron.<br />Ahora, ellos comenzarán a tener los primeros frutos de esos esfuerzos: la comercialización y venta en grandes supermercados como Carulla, Carrefour y Olímpica, no solo de ese tomate (de la variedad larga vida), sino esperan lograr lo mismo con otros cultivos orgánicos como uchuva, lechugas y brócoli que plantan en una extensión de 42 hectáreas.<br />Son desplazados que se convirtieron en los sembradores de lo que se considera el proyecto más grande de hortalizas ecológicas del país y que hoy cuentan con la calidad certificada de la Corporación Colombia Internacional y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo. La mayoría de ellos - donde priman las madres cabezas de familia- salieron intempestivamente de sus tierras, de la noche a la mañana, con hijos y algunos sin maletas, expulsados por la presencia de grupos alzados en armas (Farc y paras ) de zonas como Nariño, Meta, Norte de Santander, Tolima y Magdalena Medio. Llegaron a refugiarse y a intentar " enderezar" sus vidas en sectores de Soacha como Altos de Cazucá, Ciudadela Sucre, Ciudadela Latina, y barrios limítrofes con Ciudad Bolívar de Bogotá. Más de uno tuvo que rebuscar la comida en tiendas, en Corabastos y en la calle para sobrevivir.<br />" Llegué aquí a Soacha con seis de mis ocho hijos. Vengo de Cúcuta, de donde me tocó salir corriendo porque el Eln se llevó a uno de mis hijos que tenía 15 años. Nunca más he vuelto a saber de él. Al otro lo amarraron los paras porque creían que era de la guerrilla. Lo soltaron cuando comprobaron que no era así. Pero nos mandaron un aviso que teníamos que irnos o no respondían por mis otros hijos" , narró una de las madres desplazadas.<br />Llegaron al proyecto.<br />Después de varios años de sufrir los traspiés en sus vidas, estos desplazados se encontraron con el proyecto Granja Integral Canoas.<br />El programa nació hace cinco años por iniciativa de la Fundación Emgesa, la organización social de la Empresa Generadora de Energía (Emgesa) -del grupo Endesa de España- , que cubre el 21 por ciento de la demanda de la energía nacional. Esta compañía dispuso que en un terreno de cinco hectáreas, de la antigua hacienda Canoas, se iniciaran cultivos orgánicos con uchuvas, caléndula, arveja, romero y maíz. Se contrataron los expertos y se vincularon los primeros desplazados al proyecto.<br />La tecnología aplicada correspondía a la exigida por la normatividad ecológica: sin utilización de pesticidas y empleo de abonos con material orgánico. Para ello, adquirieron el primer lote de lombrices de tierra, tipo californiana. Para el manejo de plagas, hongos e insectos empezaron a aplicar extractos de plantas como manzanilla y ortiga.<br />El proyecto adquirió nuevas dimensiones hace año y medio cuando se creó una alianza institucional para extender la siembra ecológica en 42 hectáreas - una de ellas para el cultivo de tomate variedad larga duración- y la vinculación de más desplazados. Se fimó un convenio con la Red de Solidaridad Social que aportó 318 millones de pesos que fueron destinados para el montaje del invernadero, cuyos techos de plástico fueron importados de Israel. Y del riego por goteo, para el cual se utiliza la misma agua llovida sobre el invernadero. Con la cooperativa de trabajo asociado de Soacha (Coomutsoa) se contrató la preparación técnica y cooperativa de los desplazados y la comercialización de los productos. Los desplazados a su vez crearon la cooperativa Campo Vivo. La Alcaldía de Soacha se encargó de construir la vía de acceso a la granja y la Gobernación de Cundinamarca se comprometió a facilitar el transporte de los desplaza-dos. El bus todos los días los recoge a las 6 de la mañana en Soacha para llevarlos a la Granja y regresarlos a las 4:30 de la tarde. Emgesa además del terreno aportó la acometida de la red eléctrica, las perforaciones de pozos y el acompañamiento organizacional.<br />Las cooperativas firmaron el convenio que al primer año de producción, un 30 por ciento de los rendimientos serían percibidos por los desplazados y a partir del segundo año se distribuirían el 50 por ciento iguales. Ellos reciben además 7.000 pesos diarios para seguridad alimentaria, tienen vacas y corderos para engorde.<br />La granja está produciendo actualmente una variedad de hortalizas orgánicas como una tonelada de lechuga mensual, 2.400 kilos semanales de tomate y se esperan sacar 16 toneladas semanales. Las primeras 220 toneladas de este tomate larga vida ya fue vendida a Carulla por 210 millones de pesos, dijo Mauricio Garzón, gerente de Coomutsoa.<br />Serán los primeros tomates que se venderán próximamente en las góndolas de los supermercados Carulla, con la etiqueta de productos ecológicos Gica (Granja Integral Canoas).<br />" Aquí tenemos sembrados muchos sueños, la ilusión de sacar un subsidio para nuestra casita y levantarnos de la tragedia que vivimos" , expresó Lilia Yanet Sarmiento, que salió de Lejanías (Meta) hace tres años de una finca que tenían en arriendo y donde también cultivaban tomates pero no ecológicos. Ahora es una de las sembradoras de la gran huerta ecológica.<br />Publicación <br />eltiempo.com <br />Sección <br />Bogotá <br />Fecha de publicación <br />22 de mayo de 2005 <br />Autor <br />Lucevin Gomez E. Redactora El Tiempo <br />Publicidad<br />Una huerta ecológica se refiere al cultivo de frutas, hortalizas, plantas medicinales, aromática y ornamentales, acompañado con la cría de pequeños animales ...<br />

×