Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

HegoBerriak 76 . octubre 2012

142 views

Published on

76ª entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 76 . octubre 2012

  1. 1. 2012 bem Q 7 ¿ Mártir de Abando Grupo de Apoyo ol i l e 3 g urria Tercer Mundo octubre EN EL INTERIOR: Curso 2011/2012 " En cifras . » Análisis del curso Cartas desde Mufunga ‘< Carta de Jacobert Kazadi Postales solidarias PROBLEMA: Juegan las negras y dan jaque mate cuando les da la gana. SanVicenteKomunika
  2. 2. HÜSPETAL ¡ru Medicinas . . 7 . 3 '“ . 4 iugioo l . ’ 7 . Aspirinas y , y. 5 I I mi 'Art. de Aseo ‘ 1.833‘ ’ " 786‘ 1 049’ 553’ 293" 4' 294" 5 Ropa de cama l 6 Material por valor de - ROPA Prendas Infantiles 5.215 3.202 1.712 1.877 1.251 1.533 1.681 1.053 Gorras deportivas Éfl 105 Camisetas 414 239 MAT. ESCOLAR* 21 _ É 9 4 -_É 7-705 25 _= :’ Rotuladores Varios 19 — 3 3 13 5 18--19 54-783 Libros frances/ casta 73 10472 53-257 3o 27 115-283 VARIOS r 13—4 2-4 EFECTIVO CAMPAÑA DEL KG. no contabílizados no contabilízados COMERCIOJUSTO 7.565 3.749 2.596 3.775 4.874 5.328 5.625 4.306 4.564 3.912 I* Y además: Forros plasticos, Elastilinaséapel de colores, telas, botones, lanas, agujas. ..
  3. 3. Una Vez más, queremos presentaros un pequeño resumen de lo que a través del Grupo de Apoyo al Tercer Mundo, de la parroquia, hemos realizado durante el curso pasado. Junto a la recogida, selección y envío de todo ese material al Congo fundamentalmente, y algo a Perú, hemos recibido mucho más material imposible de cuantificar. Por ejemplo, una serie de furgonetas llenas de material escolar de un almacén de papelería que se ha trasladado. O una biblioteca escolar que nos ha donado todos sus libros y que se enviarán a Perú. Y junto a todo ese material, no hay que olvidar vuestras aportaciones económicas, que han vuelto a remontar la bajada del curso pasado alcanzando los niveles habituales. Ahí hay que destacarzlas aportaciones de la propia parroquia a través del 1% de su presupuesto, la aportación de Amalde, la de los grupos de la parroquia, y algunos donativos muy importantes de particulares. Todos manteniéndose de una forma constante a lo largo ya de muchos años. El Comercio Justo (generalmente los primeros domingos de mes), la venta de Artesania del Congo, la Semana de la Solidaridad, Diálogos con el Sur, y alguna exposición, son otras de las actividades que el Grupo viene realizando a lo largo del curso y que no sería posible sin vuestro apoyo, aportación, y presencia. A todos pues, MUCHAS GRACIAS, y seguimos contando con todos vosotros. de septiembre escribía: “Queridos amigos, una vez más la felicidad ha llegado a Mufunga. Los “cartones” (cajas de cartón) acaban de llegar en perfectas condiciones. Bien protegidos dentro de los cajones de madera. Hemos entregado a las Hermanas los que eran para ellas, y nosotros hemos comenzado a “investigar” dentro de los que venían destinados a nosotros. “Las Hermanas, felices con las medicinas, con las ropas de niño y otras muchas cosas. También a ellas les ha llegado una parte de material escolar. Nosotros, felices con el material escolar y las medicinas también para nuestro pequeño servicio de socorro. Si todo esto continúa llegando hasta este rincón tan alejado de Mufunga, es merced a todos Vds. , que tienen un gran corazón abierto a los pobres de nuestro entomo, de Mufunga. Quiero insistir, sí, merced a Vds. que no olvidan a los pobres de “chez nous”. Digo bien “chez nous”, porque no olvidan jamás a nuestra Misión, nuestro territorio de Mufunga. Nuestro más sincero saludo, y también nuestro agradecimiento a todos cuantos nos ayudan l Firma el Catequista: Damase MAKENKEBWE
  4. 4. De la carta gue la Hermana Rosalía, de Mufunga, nos hacía llegar una vez gue ya nos encontrábamos en Lubumbashi. Padre Luis Pvíari, Hubiera querido. hablar CCH’! Vd, directamente} 119m como hjvr) (pgs; dejar Mufunga un poco inesperadamente, le envío estas letras. Todas nosotras hubiéramos deseado tener la ocasión de hablar con Vd. directamente sobre nuestra situación. Pero como no pudo ser así, permítame que le envíe estas letras. En primer lugar, la Comunidad le agradecemos que haya aceptado venir hasta aquí, hasta Mufunga, a celebrar con todos nosotros su Jubileo: “Twasanta lwine l” Muchas gracias por todo lo que hacen desde ahí por nosotras. Particularmente por los niños y niñas que, merced a su ayuda, pueden estudiar. Les estamos muy agradecidas. Y, evidentemente, por las medicinas que no dejan de enviarnos constantemente. Desde ya hace cuántos años “! Yo hubiera querido hablar con Vd. directamente sobre nuestra vida y nuestra situación, pero al haber tenido que abandonar Vd. Mufunga precipitadamente, no pude hacerlo. Por nuestra parte, hacemos todo lo que está a nuestro alcance para sobrevivir: trabajamos en nuestra pequeña “tienda” y, sobre todo, en el campo, cultivando alubias, cacahuetes, mandioca, maíz. .. Somos conscientes de que no somos nosotras solas las que vivimos con dificultad. Hay otra mucha gente, muchas personas que lo pasan mal. Si Vd. pudiera hacer algo para que nuestra pequeña tienda (cuademos, bolígrafos, algunas ropitas o calzado de niño, etc. ) contara con artículos útiles para nuestras gentes, les estaríamos muy, muy agradecidas. La última vez que vino a Mufunga, el año pasado, le pedimos 150 chapas onduladas, de zinc, para cubrir nuestra capilla. Ya sabe Vd. en qué condiciones se encuentra: no sabemos reponer las tejas rotas, estropeadas, porque aquí ya no se fabrican tejas, tal como se hacía antes, en su tiempo. No quiero cansarle más. Me paro aquí. Insistimos en darle las gracias a Vd. y a todos los benefactores que nos ayudan a través de Vd. , por todo lo que vienen haciendo en favor de nuestra Comunidad. Firmado: Hermana Rosalia
  5. 5. Como os anunciábamos en el número de Junio/ liz, incluimos ahora la carta que JACOBERT KAZADI dejó a su familia para ser leída después de su fallecimiento. Y como decíamos en el número anterior, “para que cuantos contribuisteis a que este HOMBRE avanzara en su formación, sintáis la dicha de haber vivido una experiencia semejante”. CARTA ABIERTA A MIS HERMANOS Y HERMANAS QUE ME ACOMPAÑAN EN ESTOS MOMENTOS (Carta que Jacobert había escrito sin duda bastante un tiempo antes del desenlace final, que él venía barruntando como algo inevitable e inminente) Hermanas y hermanos míos, A todos vosotros, que habéis querido acompañarme hasta mi última morada, quiero saludaros y deciros “Muchas gracias”. Sabed que todo ser humano atraviesa tres etapas en su vida terrena: nacer, vivir y morir. Como dice el Eclesiastés en su capítulo tercero: “Todo tiene su momento ba 'o el cielo, un tiem 0 ara en endrar un tiem 0 J para vivir y un tiempo para morir”. En lo que a mi respecta, acabo de superar la tercera etapa! Los sentimientos que vosotros vivís en estos momentos son los de la amargura, la tristeza y el dolor. Yo os digo: “Alegraos, no estéis tristes y no dígáis que yo he muerto! ” San Pablo os exhorta: “Nosotros deseamos que vosotros conozcáis la verdad acerca de aquéllos que han muerto, a fin de que no estéis tristes como los hombres que no tienen esperanza. Nosotros creemos que Jesús murió y que ha vuelto a la vida; así nosotros creemos que Dios reintegrará a la vida, con Jesús, a todos aquéllos que han muerto creyendo en Él” (1 Tesalonicenses, 4, 13-14) Yo soy feliz al poder salir al encuentro de Aquél en el que creí siempre, porque, como afirma el Apóstol San Pablo en su Segunda Carta a Timoteo (1,12) “Yo se’ bien en quién he puesto mi confianza”. De forma semejante a como se dirige a los Filipenses (l, 20-21): “Yo no tendré razón alguna para avergonzarme. Al contrario, ahora como siempre, yo me siento lleno de confianza y manifiesto la grandeza de Cristo a lo largo de toda mi existencia: ya sea viviendo, ya sea muriendo. Porque para mila vida es Cristo y la muerte es un beneficio”. Hermanas y hermanos, ¿qué otra cosa podría yo añadir a lo que os digo? Jesús es el Salvador y la salvación se alcanza únicamente por medio de Él. Porque “en ninguna otra parte del mundo . Dios no ha otorgado a los hombres otro nombre por el que nosotros podamos salvarnos (Hechos de los Apóstoles 4,12). “No estéis
  6. 6. inquietos”, nos dice Jesús. “En la Casa de mi Padre hay muchas moradas. Creed en Dios, creed en mi. Yo no os hubiera dicho esto si no fuera verdad. Yo me voy para prepararos un lugar; volveré a buscaros para que vosotros estéis cerca de mi” (Jo, 14, l—3). S (IMC 1-. his , hermanos míos; sí, hermanas mías, este es el mensaje de fe y esperanza que ido “Brad cesar, agradecer! Dios en toda circunstancia” (la I "1 . ,_1,, ,'. ,_, _,. ., rr ; t.. w°, t'9.. .1 4.1.. . = r, 1 ur r” ¡m 1 rsr-1 esaiuniuenses, J-O) y eayzcuu ¡aaa vuestra wuu sobre Jesus [LOIOSCHSCS z, / ) porque nosotros sabemos que nuestro Redentor vive! 7 Ahora que vosotros os disponéis a depositar mi cuerpo en la tumba, yo desearía pediros perdón por el mal que he hecho a cada uno y a cada una de vosotros; y, al mismo tiempo, quiero daros las gracias por la fraternidad que habéis mostrado para conmigo. Os aseguro que os llevo a todos en mi corazón. A mi querida (tiema) esposa Ghislaine, le digo lo siguiente: “Tú eres la mujer la más extraordinaria que yo he tenido la dicha de encontrar. Tu amor ha sido para conmigo un gran consuelo y un gran apoyo en mi vida profesional: te doy gracias por ello. Te pido que me perdones mis errores y mis faltas. No llores, amor de mi vida, cariño mio. Guarda bien a nuestros hijos; les hablarás de su padre y de su origen, lejano, del Kasaï. Hay gue saber perdonar. (Nota a leer al final: J acobert y Ghislaine. . . .). Al atardecer del día siguiente al de mi entierro, tú encargarás una Misa de Acción de Gracias, cancelarás el duelo y ya, sin más, renuevas tus actividades ordinarias sin ninguna formalidad ni ceremonia especial. Ejecutas mi testamento de acuerdo con mis deseos. Yo no dejo ninguna deuda pendiente para con nadie Con la esperanza firme y el gozo de volvemos a encontrar en el cielo, yo te abrazo. A mis hijos, yo les dejo mi bendición de padre y les pidolque cuiden de su madre, así como que sepan ayudarse mutuamente, fratemalmente. Ahora, hermanas y hermanos míos, roguemos al Señor: “Te doy gracias, Señor, por tu bondad. Yo reconozco tu santidad y tu grandeza. Reconozco mi pequeñez y mi condición de pecador. Apiádate de mis errores y mis faltas por los solos méritos de Jesucristo Nuestro Señor. A ti la gloria y la alabanza por los siglos de los siglos”. En fin, daos la mano y recitemos la oración que Jesús nos enseño, el “Padre Nuestro”. Porque, para sus amigos, el Señor ha hecho morir la muerte. André-Jacobert KAZADI BWANGA (Firmado: Bwanga Kazadi)
  7. 7. Nota explicativa de las palabras, subrayadas, que Jacobert dirige a su esposa cuando le pide que guarde a sus hijos y que les hable de su padre y de su origen lejano, del Kasaï: “ Ha ue saber erdonar “. Ghislaine pertenece a la etnia de los BASANGA, habitantes de la provincia de Katanga. J acobert pertenecía a otra etnia, del Kasaï (conocidos como los “kasaïens”), al noroeste de Katanga. En un momento dado, allá por los años 19914992, un “político” originario de Katanga, “musanga” él, partidario de Mobutu, con objeto de distraer la atención de las gentes en medio de una situación económico-política caótica, provocó una revuelta acusando a los “kasaïens” de ser los responsables de la situación de retroceso que se estaba viviendo; e incitando a los Basanga a que expulsaran a los kasaïenes. Persecución brutal, maltrato y expulsión de aquéllos. .. con lo puesto. En algunos casos, a sangre y fuego. Por entonces Jacobert y Ghislaine, que habían vivido en paz en Mufunga y Lubumbashi, se encontraban en Pamplona. Jacobert hacía su especialidad. Finalizada ésta, dada la situación de persecución que se vivia en K. atanga, evidentemente no podían volver a Katanga; pero tampoco al Kasaï en donde Ghislaine sería, por lo menos. . . , mal recibida. Conscientes de que la razón por la cual J acobert y familia habían venido a Pamplona no era otra que la de que él hiciera la especialidad a fin de poder sen/ ir mejor a sus conciudadanos congoleños, se les hizo la siguiente propuesta: por qué no trasladarse temporalmente a otro país africano, en donde, a la espera de poder regresar “un día” a su Congo natal, podrían ayudar a otras personas también africanas, a la espera de que la situación en el Congo volviera a la normalidad. Entonces sí, podrían regresar a su país. .. Esa era por entonces nuestra esperanza. . . , la de todos nosotros. Gubonefqn ° Et iz t ÜPGFE ÜZÜZU GZ UH Zfia o Pasta! hau nrosien duzunean, Mufunga mlsíonn dauden N d a d lrakasleen soldatak ardaintzen dlluzu . , A! conwm: esta nnsla! estás calabnranr/ n a Sllhflfjaïé! sueldo a u a e d u C a c l o n de los profesores sn la rnislrin de ¡‘Aufungzi [Conca] . sakrisfian sciltzen dira tie: art
  8. 8. Marcha de la Esperanza El pasado 1 de agosto se celebraron en las principales ciudades de la República l . Democrática de Congo una serie de manifestaciones convocadas por la Igles1a Catolica para denunciar la balcanízación del país y el saqueo de los recursos naturales. n. n. DE conrco E” Las malas artes del vecino ruandés La organización de defensa de los derechos humanos Human Flights Watch (HRVV) publicó a primeros de iunio un revelador ¡nforme en el que demostraba cómo oficiales del Ejército ruandés están armando y apoyando a los amotinados del generar ¡sosco rxrtaganoa y a ros supuestamente escinoiuos soldados agrupados en la milicia M—23 del coronel Sultaní Makenga. La investigación de HRW sostiene que tanto Ntaganda, Makenga y los amotinados -antiguos miembros del Congreso para la Defensa del Pueblo, que fueron reintegrados en el Ejército regular tras los Acuerdos de Paz de 2009— cruzan la frontera ruandesa frecuentemente para evitar su captura y para suministro de armas. Se confirman las sospechas. El apoyo del gobierno ruandés a la nueva rebelión del 51123, que comeruzó a actuar el pasado abril en Kivu-norte, en el este de la RD. de Congo, ha sido profusamente documentado por un informe del Gru- po de Expertos de las Naciones Unidas publicado a finales de junio. El informe, que deberá ser refrendado en octubre, de- muestra cómo antiguos oficiales de Ruanda han estado pro- porcionando armas, equipamiento militar y nuevos reclutas a la insurgencia conocida como M23, formada por antiguos miembros de la milicia Congreso para la Defensa del Pueblo, reintegrados en el Ejército regular congoleño desde 2009. = Una delegación derlídeles religiosos de la FiDC, presidida por Mons. Nicolas Djomo, presidente de ‘ la Conferencia Episcopal Nacional de y Congo, ha entregado en la sede de . la ONU una petición firmada por más de un millón de congoleños en favor de la paz. mundialï. ’ Del 12 al 14 de octubre, Kinshasa, la capital de la República Democrática de Congo, acoge la XIV cumbre de la Franoofonía, que girará en tomo al tema "Desafíos medioambientales y económicos frente a la gobemanza El informe documenta que se han visto a soldados ruandeses reclutando "voluntarios” en cines, mercados y otros lugares públicos para alistarlos en las filas de NtagandaTambién informa de ejecuciones sumarias de las fuerzas de Ntaganda a aquenos que se ruegan a ¡ucnar en sus TliaS. El embargo de armas sobre Congo, impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU, prohíbe la provisión de armas o municiones a Ntaganda o Makenga. John Campbell, antiguo diplomático norteamericano, se preguntaba en su blog: “¿Hasta qué punto el apoyo ruandés a los amotinados congoleños sucede con el beneplácito del Gobierno de KagaméuMira Kagamé a otro lado o es que no puede controlar a sus militares? ! a R. D. DE CÜNGQ-RUANDA Occidente suspende ayudas a Kagamé O Thomas Lubanga, ¡efe de V. rebelión armada en el noroeste ' de la R. D. de Congo entre l 2002 y 2003, condenado a 14 años de cárcel por elTribunal 4 Penal Internacional, porljaber o reclutado y utilizado a ninos V; soldado, recurrirá la decisión de la justicia. Líderes religiosos de paises donde se viven conflictos armados se reunieron el 31 de mayo en Roma ‘ para dialogar y buscar caminos para la paz. Del continente i africano acudieron representantes . de Nigeria, Uganda, Somalia y República Democrática de Congo. Voz de alarma de los obispos de Kivu Los obispos de la región de Kivu, al noreste de la República Democrática de Congo, pubhcaron el pasado 31 de mayo un mensaje dirigido a las autoridades políticas congoleñas en el que lanzan la voz de alarma ante el recrudecirrúento de la violencia en la zona. Según los obispos de la provincia eclesiástica de Bukavu, al noreste de la República Democrática de Congo, "hay indicios consistentes que evocan el es- pectro de una guena con contenidos y motivos que todavía están ocultos‘!

×