Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

HegoBerriak 63 . abril 2010

170 views

Published on

63ª entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 63 . abril 2010

  1. 1. Parroquia San Vicente Mórlir de Abando Grupo de Apoyo al Tercer Mundo y además: IV Diálogos del Sur SanVicenteKomunika
  2. 2. Nuestra comunidad parroquial, como otras muchas, nos ha regalado a los que estamos cerca de ellas con personas generosas que han sabido y saben volcarse en los demás desinteresadamente. Y para orgullo de quienes les conocemos, nuestros grupos de jóvenes han sido, y siguen siendo, semilleros de estas personas solidarias. En éste número de hego berria pretendemos iniciar una serie que nos permita conocer a estas personas, Io que hacen, o hicieron, y el porqué de su disponibilidad. Les encontraremos en Ia página encartada central, y ellos nos abrirán una ventana al exterior de la que tanto necesitamos muchas Veces. A ellos por estar allí y contarnos cómo son, y a todos Vosotros por leemos, una vez más, Eskerrik asko Kasungami, Pascua 2010 Mis queridos y queridas hermanos misioneros de retaguardia. Paz y todo Bien les deseo de todo corazón. A todos les deseo unas "Felices Pascuas". Jesús a Resucitado les llene de Alegría, Amor, y Paz, al vernos salvados y libres. ¿Qué tal están todos? , siempre tan activos trabajando por las misiones. Yo ahora he vuelto a un barrio de la ciudad, Kasungami, pero no por eso me olvido de Kansenia. Bien, les dejo. Este año las lluvias son abundantes, así que los caminos están intransitables. De nuevo Felices Pascuas junto con un fuerte abrazo en unión de Jesús Resucitado. Hna. Ma Teresa
  3. 3. Mufunga, l5 Enero de 2010 Muy querido Padre Luis, Antes de nada, un saludo cariñoso en este año 2010, con el estreno de un Nuevo y Hermoso puente sobre le río LWIZI! Cada Vez que atravesamos sobre el puente para llegar de un lado al otro de nuestro pueblo de Mufunga, lo hacernos con un cierto orgullo. Mientras le recordamos a Vd. y a la señora Bego Mari, cuyo nombre permanece inscrito a la entrada del mismo puente. Porque merced a ella, y a otros colaboradores, al final lo hemos conseguido. Dígales a la Sra. Bego Mari y demás colaboradores que todo Mufunga se lo agradece profundamente (BEGO-MARI) I! Precisamente hoy esperamos a Agustin KAFWENIBE (el Catequista que había venido preparando el encofrado que debería acoger el hormigón) que va a tratar de retocar algunos detalles finales sobre le puente, acompañado de Frederand (capataz) y de una veintena de trabajadores. Faltan por cimentar, con hormigón, las bandas sonoras. Parece ser que en esta ocasión (¿? ) el Ministro va enviar a algún representante con el fin de tomar parte en esta última “ceremonia” (¿. .. .?). Para terminar, saludos a todos los sacerdotes y colaboradores que trabajaron y todavía trabajan desde ahí por nuestra Misión de Mufunga. Catequista: Dámaso MAKENKEBWE
  4. 4. «Se üene que dejar de pensar en Africa como una reserva de recursos fiflüiffllü» Monseñor Nicolas Djomo, presidente de la Conferencia Episcopal de la República 0, a es tado n eli Kiv cráfica ¡v1 onseñor Nicolas Djomo Lola, M obispo de Tshumbe y presiden- te de la Conferencia E iscopal de la Re ública Democrática de Congo (CENCO , tiene 65 años que no aparen- ta, y habla pausadamente, midiendo sus palabras. Se expresa en francés y apos- tilla a la traductora cuando ésta se des- vía de la expresión exacta o no repro- duce Ia respuesta tal cual es. Quiere precisión, y tiene sus motivos: trata de que a la opinión pública española le lle- gue alto y claro, y sin equívocos, el dra- ma que está viviendo su país. Presidente de la Asociación de Con- ferencias Episcopales de Africa Central (ACEAC), monseñor D'omo ha pasado por Madrid para a ra ecer la labor que Cáritas realiza des e hace catorce años en Ia región de los Grades Lagos, y compartir el drama del Congo con la iglesia española. Pero también, para tra- tar de conseguir que nuestra clase polí- tica —España pronto asumirá la presi- dencia de Ia Unión Europea- ayude a buscar soluciones al conflicto armado en el Kivu, que ha causado en los últi- mos años innumerables muertos y des- plazados. Un conflicto que se pretende camuflar como de origen «étnico», pero que en realidad está siendo azuzado -directa o indirectamentem por las grandes multinacionales, que se benefi- cian del expolío de las grandes riquezas minerales de la región. En su camino hacia Roma, en donde participa en el Sínodo Africano que co- mienza este 4 de octubre, el obis o de Tshumbe relata a ECCLESIA la ‘uena salud de la Iglesia congoleña, que cuen- ta con unos 4.000 sacerdotes diocesa- nos y numerosas vocaciones. La mitad de los 60 millones de habitantes del país están bautizados. La entrevista tie- ne lugar en la sede de Cáritas Española. Acompañan al obispo el se undo se- ‘cretario general adjunto de a CENCO, P. Félicien Mwanama, y el laico Bruno Miteyo, vicepresidente de Cáritas Africa. —PREGUNTA: ¿Cuál es la situación actual en el Congo? —RESPUESTA: MONSEÑOR DJOMO: Hay una evolución po—- sitiva. La guerra conti- núa -aunque con me- nor fuerza- debido a Ia presencia de los rebel- des del FDRL en el este, y del LRA (¿Ejército de Resistencia el Señor) en el norte. Se trata de presencias muy inquie- tantes“ El mayor proble- ma es el continuo mo- vimiento de poblacio- nes (más de un millón de personas desplaza- das de sus lugares de origen) P! sus consecuencias humani- tarias. E paso positivo es ue los go- bernantes de Ruanda y de a R. D. del Con o se han encontrado y han inter- camfiiado de nuevo embajadores (de Ruanda en Kinshasha y del Congo en Kigali), con lo cual estamos en el buen camino. —P: En octubre de 2008, la CENCO denunció en una declaración el riesgo de balcanización del pais y pidió que, bajo ningún concepto, se revisasen las fronteras. ¿Existe aun ese peligro? -R: FELICIEN MWANAMA: La Conferencia Episcopal se hizo eco de lo que entonces era voz pública. Ese pro- yecto ha existido y pensamos que si ue existiendo. .. Esperemos que con os acuerdos no se vaya por ese camino, —P: ¿También denunciaban el origen económico del conflicto del Kivu? -R: FELICIEN MWANAMA: En efec- to. Y hoy se continúa explotando el col- tán, los diamantes, y se hace con la com- plicidad de las compañías multinaciona- es. Los grupos rebeldes que actúan en Monseñor Nicolas Djomo, presidente de la Conferencia Episcopal del R. D d l C el Kivu (uno tiene su ori- gen en Ruanda, el otro en Uganda) explotan es- tos recursos naturales y consi uen más armas. Y esto o hacen con la complicidad de las mul- tinacionales, interesadas en perpetuar este estado de cosas. -—P: ¿Desde cuándo opera en el Congo el Erénïíta de Resistencia del Señor? _ —R: MONSENOR DJOMO: Desde hace dos años. Se trata de un A grupo procedente de Uganda ue ha sido ex- pulsado e ese pais. —«P: ¿Y cómo justifican sus miembros su presencia en gl Congo? -R: MONSENOR DJOMO: De nin- guna manera. El ejército ugandés consi- guió expulsarle de su territorio y ahora ellos si uen con sus acciones aquí para llamar a atención de la comunidad ín- ternacional. Están entrando también en la Re ública Centroafricana. Debe que- dar c aro que estos gru os son sólo los actores visibles del con icto. —P: En su país, la ONU tiene desple- ados 20.000 cascos azules. Pero su la- or está siendo cuestionada. Entre las denuncias que se formulan contra ellos está la de pasividad. -R: FELICIEN MWANAMA: Les estamos agradecidos, pues han hecho muchas cosas. Pero es cierto que su la- , bor ha sido cuestionada. Y con motivo. La población indefensa ¡ba a refugiar- se en torno a ellos, y en torno a ellos ha habido violaciones, masacres, sa- queos. .. No hacían nada, cuando tenían todos los recursos para poder prote- gerles.
  5. 5. —-MOIISEÑOR DJOMO: La presen- cia de los cascos azules es un signo de que la comunidad internacional quiere poner tin al conflicto en el Congo, Di- cho lo cual, la gran regunta que hay que formularse es la e por qué, si exis- te esa voluntad visible, sigue el conflic- to. Y eso es lo que se preguntan los congoleños. Mientras esa presencia in- ternacional se limite a apagar fuegos, los cascos azules pueden seguir veinte años más en el país. Porque si nadie se dedica a destruir las causas, a prevenir esos fuegos, la situación continuará como hasta ahora. -P: La Iglesia lleva pagado también un alto tributo por su compromiso con los más pobres. Los arzobispos Mun- zihirwa y Kataliko fueron asesinados, al igual ue los cuatro maristas españoles Migue Angel Isla, Servando Mayor, Fer- nando de a Fuente y Julio Rodriguez. El pasado año, sin ir más lejos, resultaba también herida de gravedad la hermana Presentación López Vivar, del Instituto de San José de Gerona, a quien una bomba seccionó las piernas. ¿Se siguen dando casos de violencia contra sacer- dotes, religiosos y clero en general? -R: FELICIEN MWANAMA: Todos los gue ha citado son hombres y muje- res e la Iglesia que se dedicaron a tra- bajar con y por el pueblo. La Iglesia está comprometida siempre por la cau- sa de la paz y de la reconciliación. No- sotros, lo icamente, lamentamos todas estas pér idas, pero también las de to- dos a‘ uellos hombres y mujeres ue han si o asesinados a lo largo de to os estos años de conflicto, Las muertes de nuestros hermanos es el alto precio que ha habido que pagar por ese compro- miso por la paz y a solidaridad. —P: Pero, ¿sigue existiendo riesgo para los miembrgs de la Iglesia? —R: MONSENOR DJOMO: No es una guerra contra la Iglesia. La Iglesia predica la paz y la reconcilia- ción y lamenta que en este camino se haya producido la pérdida de tantos hermanos y hermanas. La I lesia está siempre al lado de pueblo. Si hay un riesgo importante para el pueblo, la Iglesia ha de asumirlo; si el pueblo su- fre, la Iglesia sufre también. La Iglesia predica la reconci- liacion, la az y los valores del Evange io. Realmente, los congoleños no tienen nin ún problema entre ellos y todos lo prob emas les vie- nen del exterior. —P: ¿Sus pronunciamientos episco- pales les han causado problemas? -R: FELICIEN MWANAMA: La Igle- sia ha de jugar un rol profético. No ue- de callarse por miedo ni apartarse e su misión. Y esa misión comporta un riesgo, —P: ¿Han sido ustedes amenazados, directa o indirectamente? _ -R: (Sonrisas). MONSENOR DJO- MO: Durante la guerra, de 1998 al 2003. Hubo una vez, en que iba a una parroquia y el coche fue detenido por un par de rebeldes. Uno de ellos era un niño soldado completamente dro ado que disparó mientras descendia de ve- hiculo. El otro soldado, adulto, se dio cuenta y se echó encima del muchacho, salvando asi mi vida. —-BRUNO MITEYO: Yo estaba con monseñor Munzihirwa cuando lo ma- taron en i996. Tras su asesinato, em- prendí un viaje de 600 kilómetros a pie. Muchas otras personas escapaban de la zona y de los combates. En mi huida, un soldado ruandés me paró y me sacó de la fila, Me apartó del resto de la gen- te y me condujo a un lado. En el suelo, a mi lado, había cuatro cadáveres. Car- go su arma y se aprestó a disparar. Yo e hablaba en francés, pero era inútil. No me comprendía, solo entendía el kinyarruanda. En ese momento, a una de las mugeres de la fila se le cayó el niño que levaba sobre sus hombros y éste comenzó a llorar con gran estrépi- to. El soldado se distrajo y se les acercó, momento que yo aproveché para esca- par. Posteriormente supe que co ió a otro hombre de mi misma corpu encia y le disparó a él. —P: ¿Cómo creen que tratan los me- dios de comunicación occidentales lo que está ocurriendo en su pais? Número 3.486 I 3 de octubre de 2009 or Djomo, Bruno Miteyo y Félicien Mwanama. —R: MONSEÑOR DJOMO: Consfig tamos, en primer lugar, que no se ha lo suficiente. La gente aqui desconoce lo que ocurre en el Congo, un país que en os últimos años ha perdido en las guerras a entre tres y cuatro millones e personas. Se puede hablar de geno- cidio. Es como si toda la ciudad de Ma- drid hubiese desaparecido en poco tiempo. .. Y esto no ha sido explicado suficientemente. Constatamos, asimismo, que otros dramas del mundo, como el de Darfur o el tsunami, si’ han tenido repercusión en los medios occidentales, pero por al- guna razón, lo que está pasando en el Congo está siendo silenciado. —P: ¿Y por qué cree usted que ocu- rre eso? _ —R: MONSENOR DJOMO: No lo sabemos. Nosotros nos lo pregunta- mos también. Quizá sea porque se con- tinúa pensando en la balcanización del pais; o quizá porque una mayor infor- mación sobre lo que sucede puede ha- cer más complicado la extracción de sus recursos naturales. Nosotros pode- mos hacerle esa misma pregunta a us- tedes, periodistas. ¿Por qué no es tanta noticia el drama del Congo, cuando por desgracia genera tantas o más víctimas que otros dramas de los que si se in- forma? -P: ¿Cómo ve el futuro de su país y del continente? -R: MONSENOR DJOMO: Los bienes creados por Dios están destina- dos al bienestar de todos. En el nom- bre de la solidaridad, ha que luchar contra los obstáculos y acer que el bienestar llegue a Africa. Hay que dejar de manipular a personas y grupos para que extraigan sus riquezas y con- seguir que esos beneficios repercutan en todos. Si conseguimos que Africa alcance la paz y la tranquilidad será un paso enorme para que pueda avanzar por si misma. Se tiene que dejar de pensar en Africa sólo como una reserva de re- cursos naturales. —P: ¿Se está notando mu- cho la crisis internacional en la economía nacional? -R: Enormemente. Ya ha- bia muchos pobres, pero ahora hay todavía más. I! José Ignacio Rivarés fi ECCLESIA
  6. 6. Comitiva con el Mulopwe hacia la Canal de kaon we presa r ka ¡ri - 2009 Antiguo canal que suministraba agua al poblado de kapíri. Dicho canal arrancaba desde la presa construida en el rio Kaorigwe. Tenia un recorrido de 9 kilometros para poder llegar hasta el poblado de Kapiri Tras una limpieza de todo el canal se ha comprobado, que su puesta en marcha para canalizar el agua. suponía mucho esfuerzo para poder encauzar el agua, Por falta de desnivel. posiblemente, Ia llegada del agua sería muy poca, y el mantenimiento del canal sin garantia. La posibilidad de entubar el agua creaba además de las dificultades referidas, otras como pueden ser: la falta de presión, el tener que hacer nuevo trazado para el sistema de “vasos comunicantes", y cruce de muchas colinas hasta llegar a Kapiri. Presa de Kaon we Eguipos de limpieza del can l «W199; " «e n‘ » . EI agua comienza a recorrer el i Otro eguipo de limpieza ‘i-‘ïrï r’ I s? " I s I
  7. 7. Primer gran escollo a superar:2OO metros de canal con giedras y Z C maleza 0 ¡ N A ¡VI D E E = - s Í A N D Í A Zona muy deteriorada Kagiri, gunto final del canal v_ a. V, ¡,5 A . ,. Mirando a la Mulamba - Tras 6 días de limpieza y mediciones, comenzamos a mirar a la catarata de la Mulamba. - Hechas las mediciones oportunasse presenta esta alternativa. Distancia 8 kilometros, terreno plano y limpio. Desnivel de 30 metros en el punto final. Agua abundante y limpia. Trazado nuevo con posibilidad de fácil excavación 40 X 50‘. Entubación sin curvaturas.
  8. 8. l Líderes religiosos en busca de paz ÏMUNDD IllEGRlJ MARZll 201i! Del Q al 4 de febrero tuvo lugar en Kisangani una conferencia de líderes religiosos sobre las acciones de los rebeldes ugandeses en el este del pais. Estos representantes se han ofrecido como mediadores entre el Ejército de Resistencia del Señor y el Gobierno de Uganda. La diócesis de Uvíra, en Kivu Sur, acaba de abrir un nuevo hospital para atender a las víctimas de la guerra de esta región de la República Democrática de Congo. El nuevo hospital dispone de 150 camas. un quirófano, laboratorio y varias salas de urgencias. asicomo una Las fuerzas armadas de la República Democrática de Congo, con el apoyo de los cascos azules de la MONUC, lanzaron GH SHETO una NUEVE opera- ción militar denominada “Amani Leo", para liberar las zonas aún controla- das por los rebeldes hutu ruan- Más de 170 mujeres ex combatientes se están beneficiando de un programa de reinserción social que Caritas Congo lleva adelante en la provincia de Katanga, al sureste de la R. D. de Congo, y que ofrece alfabetización, formación maternidad y una unidad de ginecología. deses en el este del pais. El presidente de la República Demo- crática de Congo, Joseph Kabila, ha despedido a l 19 directivos y ha forza- do a retirarse a otros 2.569 empleados de varios ministerios por corrupción y rnalversación de fondos públicos. l _. __. ... __—_. ;_. __Ï_Píïï<‘. ‘0 " La Red de Paz para el Congo, patrocinada por los Misioneros Javerianos que trabajan en Kivu, aboga por un "no a la solución militar y si al control de la exportación de minerales congoleños y al diálogo con la población local". l l MICRO profesional y ayuda para iniciar pequeñas actividades comerciales. Una nueva vacuna experimental con- tra la malaria, administrada a 400 niños de edades comprendidas entre uno y seis años, ha resultado sin ries- gos y eficaz para protegerlos durante doce meses, en un ensayo clinico rea- iizado en Mali. _. -___, l ¡NUIICIAS l DDMINGO ll DE ABRIL DE ZOID ¡- El Gobierno confirma el secuestro de un médico español en Congo o Una vida ligada a África. Mario Sarsa es miembro fundador de la ONG africanista Manuel lradier, _con sede en Gasteiz. Trabajó como médico durante veinte años en Gui- nea Ecuatorialgdonde conoció a su mujer, de origen africano. o secuestrado y ‘afeitado’. El médico aragonés fue secuestrado el pasado domingo tras ser asaltado el barco en el que surcaba el río Congo por una guerrilla tribal. Al parecer uno de los guerrilleros de la etnia enyel le ha afeitado el vello corporal para hacerse un amuleto c_on él. Viaiabaporuïla ¡Esespecialista en zona en confllcto ‘l medicina tropiggy _ etmco desde, d v, estaba de vacaciones noviembre pasa ol, A Slv'a Djornbo ¿ Zona de‘ cáutiveri en el país afiicano Autoridades del pais africano atribuyen el rapto de Mario Sarsa a rebeldes de la etnia engele r Liberan al médico l secuestrado en Congo MADRID. _El médico español Mario Sarsa, secuestrado ha- ce varios días en la República Democrática del Congo por los rebeldes de la etnia enye- le en el noroeste del país, ha sido liberado y está bien de salud, informaron fuentes del Mirxisterio de Asuntos Exte- riores. El médico será eva- cuado a Bandaka y desde allí‘ viajará a la capital, Kjnshasa, según las fuentes. i.

×