Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

HegoBerriak 49 . junio 2007

133 views

Published on

49ª entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 49 . junio 2007

  1. 1. erria Parroquia San Wcent árlir de Abando Grupo de Apoyo ercer Mundo 9 PRIMEROS DOMINGOS DE MES _ ¿ES FERIAS CONT 3g f5: Mp‘ . ,. rs; z , V 3ENS| B.; M.; D‘ . . ‘” a: y‘ "" "k; .. :._. 'a ENTREGA DE ANILLOS AL COMPROMISO COLABORACIÓN coN TRES ONGS COLABORACIÓN CON CÁRITAS PARROQUIAL RECOGIDA DE DONACIONES PARA ENVIAR DIÁLoGos ma. suR I I I ¿TE PARECE 0 ‘.3 GRACIAS ATI
  2. 2. 2006-07 HOSPITAL Ropa de cama g Material por valor de 48.081 — ROPA Prendas Infantiles Gorras deportivas MAT. ESCOLAR* S — _ 2 z- __ _ : E S _ — É ! — — Cuadernos Carpetas Estuches Libros frances/ casta VARIOS Gafas Juguetes pequeños Ma - . EscrIb/ Ordenad EFECTIVO 4.011 4.301 1.613 15.052 23.272 34.032 24.040 24.780 24.040 18.030 2.705 1.202 1.496 1.303 12.094 2.650 4.513 Venta artesanía . .8 . . 1.172 3.500 2.800 2.050 2.000 240 no contabilizados CAMPAÑA DEL KG. z- ’_- 169 : - - COMERCIO JUSTO 421. 1.465 5.378 3.749 2.596 3.775 3.794 I‘ Y además: Forros Elastícos, plast¡l¡nas, papel de colores, telas, botones, lanas, agujas. ..
  3. 3. Mufimga, 26 de Febrero de 2007 Querido Padre Luis Mari, Le deseamos que se encuentre bien, que Dios le ayude a conservar su salud y su deseo de seguir colaborando en aliviar los problemas de nuestro país. Acabo de recibir su carta del 26/11/2006 y la que nos ha enviado, a través de Vd. , el Comité de Ayuda a las Misiones. Adjunto el envío la carta en que respondemos a lo que sus miembros nos dicen: Vd. juzgará si conviene hacérsela llegar o no. De todos modos, queremos que sepa Vd. que agradecemos al Comite’, a todos sus miembros, todo cuanto han hecho por nosotras durante todos estos años. Al mismo tiempo, querría subrayar una cosa: nosotras nunca supimos que era preciso enviar una información al Comité. De haberlo sabido, lo hubiéramos hecho de todo corazón. Por otra parte, ellos dicen que de su parte nunca habían pagado el transporte de las cosas enviadas desde Lubumbashi hasta Mufunga. En verdad, nosotras no sabemos cómo actuaban las Hermanas belgas que nos precedieron. Nosotras, desde que nos quedamos al frente de la Misión, esta última ha sido la tercera vez que hemos recibido mercancías. En la primera ocasión, fue el Hermano Arturo el que nos trajo todo con su camión. En una segunda ocasión, las mismas Hermanas belgas se hicieron cargo del pago por el transporte, teniendo en cuenta que ellas mismas habían enviado parte de la mercancía llegada a Lubumbashi. En esta tercera ocasión, en el mes de Octubre último, habían llegado 159 cajas de cartón para nosotras. Puesto que nosotras no disponemos de un vehiculo que pueda hacer un transporte de esta envergadura, nos vimos obligadas a pedirle a Vd. que pagara el transporte; porque nuestra situación económica, y Vd. lo sabe bien, no nos permitía disponer de una suma como la que nos pedían, 1.000 S! Si se hubiera tratado de pagar 100 o 200 3B, habríamos podido hacerlo privándonos de algunas cosas. Ante esta situación, me siento inquieta a la espera de lo que pueda llegar para nosotras en los tres contenedores que nos dice van a llegar pronto a Lubumbashi. Probablemente habrá más de 100 cajas de cartón. ¿De dónde podremos sacar el dinero necesario para pagar su transporte hasta Mufunga? Yo creo que Vd. sabe bien por qué el transporte es tan caro en estas latitudes: nuestras “carreteras” (las pistas de tierra que Vd. conoce tan bien) se han puesto irnpracticables; no hay vehículos que estén dispuestos a venir desde Lubumbashi hasta aquí; y, cuando lo hacen, piden unas smnas de locura. De todos los modos, queremos dar las gracias todas las personas que nos han ayudado, con su trabajo y con su dinero, para que las mercancías pudieran llegar a nuestra población. Dios quiera que se pueda encontrar alguna otra solución, ya que la situación es ciertamente difícil. .. Lamento también lo que ha sucedido en lo que respecta a los Enseñantes. El Consejero de Enseñanza me ha dicho que la ayuda para ellos se termina también en el mes de Febrero 2007. No sabemos lo que podrá suceder con nuestras escuelas en un futuro inmediato, porque, como a Vd. no se le escapa, el Estado no ha hecho gran cosa hasta el presente en favor de los enseñantes, sobre todo con respecto a los que trabajan en el interior, en los poblados de la selva. Yo personalmente me temo lo que pueda suceder en lo que respecta al rendimiento de los Profesores y Maestros a partir de ahora. .. Esperamos que este año nos visite en Mufunga. Ello nos permitirá aclarar algunos puntos, algunas situaciones. Saludos afectuosos a la señora Lucía y, también, cómo no, muchas gracias por la ayuda que sigue prestando a las jóvenes estudiantes. Le deseamos un buen apostolado! Todas las Hermanas le saludan. Actualmente somos cuatro: Sor Paulina, a la que Vd. conoce bien; Sor Agnes, que remplazó a Sor Denis cuando marchó al Norte; y Sor Gennaine, que se ocupa un poco de todo: casa. Iglesia, etc. Muy fiaternalmente, Sor Rosalia
  4. 4. Hermanas del Corazón Inmaculado de Maria KONGOLO — Misión Católica de MUFUNGA — SAMPWE Mufunga, 8 de Marzo de 2007 Al Sr. José Ignacio Ita A endi Comité de Ayuda a las Misiones BILBAO. - Queridos bienhechores: Acabamos recibir su carta del 26/11/2006 por medio del Padre Luis. En vista de las dificultades de comunicación a las que nos vemos confrontadas cada año a lo largo de la estación de lluvias, su carta tardó todo un tiempo en llegar a nuestras manos. A pesar de todo, nosotras, en primer lugar, queremos manifestar-les nuestro reconocimiento y nuestro profimdo agradecimiento por todo cuanto Vds. han hecho en nuestra favor hasta el presente. Solo el Señor sabrá recompensar a cada uno por todo aquello que haya hecho alo largo de su vida. Nuestro agradecimiento querría llegar igualmente a todas aquellas personas que, durante tantos y tantos años nos han prestado su ayuda de un modo u otro. Por nuestra parte, comprendemos las dificultades que deben afrontar Vds. y también hasta qué punto su obra de caridad debe de resultarles costosa. Esperamos también, queremos poner nuestra confianza en que, aunque no puedan seguir ayudándonos en la misma medida que hasta el presente, el Comité tratará de encontrar otras fórmulas con el fin de continuar ayudando a nuestras Misiones. Quizá a Vds. les resulte dificil imaginar la enorme ayuda que ha supuesto para tantas y tantas personas, lo mismo adultos que niños, las diferentes mercancías que nos han venido enviando hasta el día de hoy. Las medicinas siempre han contribuido a socorrer de forma especial a personas que se encontraban en situaciones muy particulares: personas que no podían acercarse al hospital porque carecían de medios para pagar la consulta y la medicación correspondienyte. Otros objetos, tales como ropa, calzado, material escolar. .. permiten que niños y pobres puedan vivir con alguna dignidad. .. Les pedimos nos disculpen porque, en efecto, nunca les habíamos enviado un informe sobre todas estas actividades a las que aludimos a través de estas líneas. Esta ausencia de información se ha debido simplemente a que no nos irnaginábamos que fiiera necesario. Lamentamos que nuestro informe les vaya a llegar justamente cuando llegamos al final del envío de estas ayudas periódicas. No obstante, esperamos, como les decimos poco antes, que nuestras relaciones no van a tenninar aquí y que, si en el futuro surge algo con lo que pudieran ayudamos, no nos olvidaránl En la actualidad nuestra región, nuestra zona, sigue viviendo las consecuencias de los años de guerra que nos tocó soportar todavía muy recientemente: inseguridad personal, precariedad económica, precariedad sanitaria y alimentaria, etc. Y, para agravar las cosas, este año hemos tenido grandes inundaciones, lo cual nos hace temer por el resultado de la recolección en la agricultura. Saben que aquí prácticamente, dolorosamente todos dependemos del campo, de la agricultura I" Queremos poner fin a esta carta insistiendo en darles las gracias, de todo corazón, por todo lo que han hecho hasta el presente por nuestra población ! Reciban nuestros saludos fiatemales para todo el Equipo, acompañados de nuestras humildes oraciones. Por las Hermanas del Corazón Inmaculado de María, de KONGOLO, en MUFUNGA-SAMPWE, Sor DAODARI MANASI Rosalie Responsable de la Comunidad
  5. 5. Mufunga wa Banda Apollinaire Consejero de Enseñanza Coordinación Enseñanza LIKASI MUFUNGA- SAMPWE Mufimga, 8 de Marzo de 2007 R_vdo. P. Luis M” Gerrikagoitia BILBAO. » España Padre Luis, Su carta del 17 de enero pasado llegó muy bien a nuestras manos. Muchas gracias. Acto seguido, todo el personal enseñante fue informado del contenido de la misma con detalle y con toda la delicadeza que las circunstancias lo requerían. Como bien sabe Vd. , nuestros enseñantes, a pesar del buen espiritu que les anima para continuar adelante en su tarea de formación y educación, se encuentran enfrentados, desde hace ya demasiados años, a dificultades no fáciles de describir con todo su realismo desde las circunstancias en que nos movemos en este pais. Cuando una persona carece de lo estrictamente necesario en lo que se refiere a alimentación, Vestido e higiene, y esto se prolonga a lo largo de años y más años, por muy buena voluntad que le asista, dificilmente puede transmitir con el ánimo que sería de desear los valores que el trabajo educacional exige. No obstante, nosotros queremos hacer llegar, a través de su persona, nuestro profundo agradecimiento a los bienhechores de sus Parroquias, que durante más de diez años nos han venido prestando una ayuda de valor incalculable a fin de que miles de niños —más de 6.000- a lo largo y ancho de este extenso territorio pudieran avanzar en su escolarización; a tal punto que, incluso, muchos de ellos, pudieran acceder a la Universidad para llegar a ser médicos; magistrados/ as; licenciados/ as en Pedagogía, en Sicología, etc. , etc. . Algo impensable para este" rincón de Áfifica hasta hace todavía muy pocos años. Porque son ellos, nuestros bienhechores, los que nos han permitido llevar adelante esta ingente labor a lo largo de más de una década, beneficiándonos así a nosotros mismos y a los miles de alumnos que dependían de nuestro trabajo. Y esto, de una forma admirablemente desinteresada y movidos por el solo deseo de SERVIR al prójimo, como lo había hecho “el buen samaritano”. “Cada cosa -no obstante- tiene su tiempo”, suele decirse. A partir de ahora, nos corresponde a nosotros superar las dificultades que nos acechan en el momento presente y encarar la realidad tal como es. Nos va a hacer falta, es verdad, trabajar con dureza con el fin de superar la desolación. Muchos jóvenes africanos pierden sus vidas en el mar queriendo de huir de la miseria. Se trata, en efecto, de una actitud extrema. Lo mejor, pensamos nosotros, es seguir luchando dentro de nuestro país con el fin de afrontar la pobreza en todos sus aspectos. ¿Acaso no es preferible morir de agotamiento en el campo, cultivando la tierra, antes que desaparecer fatalmente en el mar‘? Amigos bienhechores, una vez más les decimos “Gracias por todol”. A Vds. , bienhechores, y a Vd. , Padre Luis, que hizo el puente entre ellos y nosotros a fin de que pudieran realizarse muchas cosas buenas a favor de nuestro pueblo!
  6. 6. Acabamos de recibir precisamente la suma correspondiente a los meses de Enero y Febrero, por un montante equivalente al de años y meses anteriores. Sabemos que se trata de la última entrega de esta cuantía. Para los meses venideros, vamos a tratar de amoldamos a las nuevas posibilidades. Adjunto le enviamos las cifras con las que vamos a actuar para salvar a los jubilados y a los enseñantes todavía no mecanizados (no registrados oficialmente por el Gobierno, y, consecuentemente, no pagados por el mismo). Saludos afectuosos, Apollinaire MUFUNGA WA BANDA Consejero de Enseñanza. Diócesis de Lubumbashi República Democrática de CONGO Estadísticas del personal enseñante en la Misión de MUFUNGA-SAMPWE y posibilidades de pago de una ”prima” a aquellos Profesores-Maestros en activo que todavía no han sido “mecanizados” (todavía no aceptados oficialmente por el Gobierno como trabajadores del mismo en la Enseñanza y, consecuentemente, no l pagados por él) l. - El número total de enseñantes con que contamos en Primaria y Secundaria, es el de 338 (Escuelas del Centro de la Misión y de poblados del interior). 2.- De éstos, sólo 87 enseñantes están mecanizados, es decir, son pagados por el Gobierno. El resto, 251, la mayoría, todavía no han sido mecanizados: es decir, ni han sido reconocidos oficialmente por el Gobierno ni perciben prestación alguna del mismo. Iï- Esta situación tan extraña, tan sorprendente, es debida a que el S. E.C. O.P. (Servicio de Inclusión de Enseñantes en las listas oficiales) no funciona con regularidad desde el año 1994. A título de ejemplo, en el Instituto Bukwashi de Mufunga-centro, sobre un total de 27 Profesores sólo 8 han llegado a ser mecanizados. 3.- En cuanto a. la. cuantía de los salarios, un enseñante diplomado universitario de un nivel de 4 años, D4, que ya ha sido mecanizado, percibe la suma de 14.000 francos congoleños (FC) mensuales, aproximadamente unos VEINTICOCHO DÓLARES MENSUALES. Si todos los enseñantes no mecanizados tuvieran ese mismo nivel de estudios, D4, necesitaríamos la suma de 3.514.000 FC por mes (251 x 14.000 = 3.514.000, es decir 5.406 € mensuales). Algo a todas luces irrealizable, cuando la ayuda de 30.000 e que nos venía llegando de Euskadi (2.500 € mensuales) hasta el presente, para “socorrer” a los no mecanizados y para dar una pequeña suma mensual a los jubilados, se ha visto reducida a la mitad. 4.— Por esta razón, a pesar de las dificultades que se nos plantean, vamos a tratar de dedicar de la forma más ecuánirne posible la suma que a partir de ahora vayamos recibiendo, a dos objetivos prioritarios: a. ) ofrecer un pequeño socorro de 10 S mensuales a los 15 jubilados; y b) a procurar que los 251 enseñantes no mecanizados, al recibir una pequeña prima, se sientan espoleados para no abandonar su trabajo como enseñantes. Mufunga, 3 de Marzo de 2007 Firmado: Apollinaire MUFUNGA WA BANDA Consejero de Enseñanza
  7. 7. Carta del Sr. Apollinaire MUFUNFA-WA-BANDA, Consejero de Enseñanza de la Diócesis de LUBUMBASHI — (KATANGA, República Democrática de CONGO) Desde La Misión de MUFUNGA-SAMPWE. Mufunga, lO de Abril de 2007 Querido Padre Luis, En Mufunga y en todo el territorio que circunda a este lugar central, en donde se asienta la Misión, afortunadamente venimos experimentando una mejoría considerable de la situación, en general, al cabo de la guerra de los Mai-Mai que nos tocó vivir- padecer recientemente. Los ataques de los Mai-Mai, de un lado, y los acosos de los militares, del otro, han desaparecido ya prácticamente por todo el territorio. La población puede dedicarse a sus trabajos. Naturalmente, quedan todavía muchos aspectos de la vida que necesitan atención, mejora. ., alguna solución que ponga fin o, al menos, alivio a tanto sufrimiento. La salud pública sigue siendo un tema preocupante para la población. Jamás la atención en el hospital, la mera consulta y la obtención de algunos medicamentos nada especiales, había alcanzado unos precios como los que debemos pagar actualmente. De parte de los poderes públicos, nada se mueve, no se toma ninguna iniciativa con el fin de suministrar medicamentos a los hospitales (Como Vd. sabe bien, además de otros, el hospital de Mufunga en concreto depende el Estado). No, las familias que habitan nuestros pueblos, de ingresos sumamente irregulares y precarios, al depender exclusivamente de la agricultura, ya no pueden ni siquiera acercarse al hospital. Esta situación está creando una inquietud profunda entre los hombres y mujeres de nuestros pueblos. Que, por otra parte, se plantean no pocas cuestiones. . . Las Hermanas belgas de Nuestra Señora de los Siete Dolores, durante muchos años hasta que debieron abandonar Mufunga para regresar a su país, habían organizado con acierto la utilización de los medicamentos que tanto de Bélgica, como, sobre todo, de las Parroquias de Vds. , en Euskadi, llegaban a Mufunga periódicamente, y en cantidad bastante abundante: en toda atención a cualquier paciente, aunque utilizaran medicamentos recibidos de fuera, en el hospital se cobraba un precio determinado, más simbólico que otra cosa. Y con los ingresos que se iban acumulando a partir de estos pequeños cobros, más tarde adquirían en la capital, en Lubumbashi, otros medicamentos que no llegaban de fiJera y que son más específicos para tratar enfermedades propias de estas latitudes -paludisrno, parásitos de vientre, etc. , etc. » de modo que, aun siendo caros, se pudieran administrar a precios asequibles, suavizados por los ingresos antes citados. A nosotros nos consta que Vds. , desde sus parroquias, siguen enviando a Mufunga cajas de cartón con medicinas bien clasificadas, sin que se tenga que pagar desde aquí nada absolutamente, ni siquiera el transporte desde Lubumbashi hasta la Misión, hasta Mufunga; porque se dice que también lo están pagando Vds. Y todo ello con el fin de que la población de Mufunga se pueda ver socorrida por los cristianos de
  8. 8. ahí, de sus parroquias, que, como siempre nos lo han hecho saber, no olvidan a nuestro pueblo! Sin embargo, en nuestros días el hospital de Mufunga es una verdadera desolación para la población: sobre todo, a lo largo de estos últimos años, nos está tocando vivir verdaderos dramas! Gentes pobres, que no disponen de dinero alguno para poder pagar el costo íntegro de su tratamiento, hoy se ven abandonadas a su suerte. Desde el hospital, curiosamente, cada vez que una persona pobre se ha acercado al hospital y no puede pagar la ficha o el tratamiento prescrito, se recurre a la comunidad cristiana local, a fin de que ésta le eche una mano. -. Ésta, la comunidad cristiana —que somos muchos de nosotros- evidentemente, no cuenta con medios para socorrer a todos aquellos pobres que se vayan acercando al hospital: Vd. sabe que aquí prácticamente todos subsistimos con dificultades; que dificilmente podemos socorrer a otros, salvo en momentos muy concretos, de particular gravedad! , , . Esta situación hace que la población local se muestre cada vez más nerviosa. De ahí que un grupo de nuestros compatriotas han decidido dirigirse por escrito a las autoridades religiosas y político-administrativas de Lubumbashi, con el fin de informarles sobre la situación que reina en Mufunga desde el punto de vista de atención a la salud de sus ciudadanos. Y" parece ser que, debido a ello, las cosas comienzan a moverse un poco. .. Se acaba de crear un Comité de Gestión con diferentes representantes-delegados de la población, con el objetivo de estudiar, entre otras cosas, el problema de los medicamentos. En el horizonte asoma una cierta esperanza. .. Las carreteras, sobre todo la que nos corresponde a nosotros, a partir de Lwambo hasta Mitwaba, parece más que una carretera-pista intercontinental. .. como era considerada en el pasado, un viejo sendero abandonado a su progresiva desaparición. Desde la caída de Mobutu Sese Seko, nadie ha. movido una palada de tierra o grava. .. En cuanto a la paz. .. De momento, se trata de un mero sueño, lejano, muy lejano. .. En la capital, Kinshasa y en el Nordeste, la zona caliente de la región del KIVU, continúan contando el número de muertos. .. En fin, termino aquí, porque no quiero seguir asustándole con esta descripción tan sombría sombría, pero real- de nuestra vida. Para terminar: ¿cuenta venir este año a Congo? Ya nos gustaría; a. mí, personalmente, me gustaría y considero como algo necesario el que podamos vernos e intercambiar opiniones sobre diversos temas, sobre algunos de los problemas que se nos siguen planteando. Salude en nuestro nombre a toda la comunidad de cristianos de sus Parroquias! Firmado: Apollinaire MUFUNGA-WA-BANDA Consejero de Enseñanza — MUFUNGA

×