Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

HegoBerriak 42 . febrero 2006

200 views

Published on

42ª entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 42 . febrero 2006

  1. 1. Parroquia San Vrcente Mártir de Abando Grupo de Apoyo al Tercer Mundo ayudar es esto, con esta Cam aña es
  2. 2. ‘En. » t. » a. ÏVÏ‘ falta de fondos han impedido cumplir con los plazos. En noviembre debería celebrarse el referéndum para ratificar la Constitución aprobada por el Parlamento en junio. A las dificultades logísticas del registro se unen las causadas por la inestabilidad. A mediados de septiembre, el general banyamulengue . s Cerca de 10 millones de los 30 millones de votantes potenciales habían sido ya registrados por la Comisión Electoral Independiente (CEI) de la República Democrática de Congo a mediados de septiembre. En principio, el proceso de registro de electores. ya finalizado en Kinshasa, la capital del pais. deberia haber finalizado en Laurent Nkunda, amenazó con tomar Bukavu, como ya hizo el año pasado, “para proteger a los banyamulengues”. Tropas banyamulengues que habían pertenecido en su dia al grupo rebelde Reagrupaoión Congoleña para la Democracia (RCD), desertaron para unirse a él. Sin embargo, Nkunda dio marcha atrás y dijo que no obispo de Kilwa-Kasenga, en la provincia de Katanga (sureste de la R. D. Congo) denunció las numerosas violaciones de los derechos humanos realizadas en su diócesis por los mai-mai, partisanos nacionalistas congoleños que apoyaron al Gobierno de Kabila durante la guerra civil y que ahora han septiembre, pero los (congoleños de habla quería provocar una nueva derivado hacia el r problemas logísticos y la ruandesa y etnia tutsí) guerra. Por otra parte, bandidismo. l y R. D. DE C0NG° Ci. ¡rav 2 6 / °4/° ‘ OCTUBRE 2005 MUNDO NEGRO Rebeldes matan a ocho soldados de la ONU r Al menos ocho ‘cascos azules’ guatemaltecos murieron ayetlen » i . . . un combate con rebeldes del Ejército de Resistencia del Senor j "NOTICIA y (LRA) en el noreste de la República Democrática del Congo, según ‘ BREVES ‘ _ ‘ C fuentes militares de la ONU. El enfrentamiento se registró cuan- do un contingente de ochenta militares cumplían una misión g secreta en el parque nacional Garamba y fueron atacados. V Los dirigentes de las principa- les conf%iones religiosas de ia Ft. D. Congo han creado la “Co- alición cristiana”, para promover el diálogo entre los cristianos y tra- bajar juntos en la reconstrucción del país y en la instauración de una paz duradera en la región de los l V La ciudad de Kisangani, al este dc la P. . D. de Congo, cuenta desde el pasado 13 de abril con un nuevo hogar social de Cáritas de- dicado al apoyo de madres ado- lescentes. La inauguración oficial del centro corrió a cargo de Mons. Laurent Monsengwo, arzobispo V Varias milicias congoleñas que operan en la región de lturi (no- reste de la República Democráti- ca de Congo) acordaron en Kampala. la capital de Uganda. unir sus fuerzas para crear el ‘mo- virzraie o iïievoiucionario . .- {rasa}, según infor- maron fuentes de la Misión de la f/ '°-" ¡‘ivan/ o ¡Ve! to 1/01" Grandes Lagos. No.4‘; ¡Kg/ ra ‘x w de Kisangani- ONU en Congo (MONUC), a fina- 2005 MUNDO NEGRO ¡es de ¡UNO- V Mons. Julián Andavo Mbia. obispo de lsiro-Niangara (R. D. Congo), ha denunciado los sa- queos y violencia que sufre la población civil en la zona de su diócesis a manos de grupos re- beldes e incluso de los soldados que deberían protegerla. ¡¡ A VER sl VAMOS PONIENDO yA uN y Poco DE ORDEN y DE PAZ. EN ESTE SUFRIDO PAÍS l! El congo celebra f, ‘ l elecciones libres } El Congo inició el sá- bado sus primeras i‘ elecciones libres en H 40 años para votar una Constitución que pretende poner fin a décadas de dic- tadura. 20mmv o; ¿O/ (f a3‘ 332.4» Uganda, culpable El tribunal de la Haya decretó ayer que ' Ugandavioló la sobe- ranía de la República Democrática del Con- go y que es responsa- ble de vulnerar dere- chos humanos entre 1998 y2003. A m: sabanas Musslzz; ni iuvu, y EN amarrar. ' A TODA u. sones» crm. - cousonsïm.
  3. 3. Que ninguna familia, de nuestras Misiones en Africa tenga dificultades para cultivar por falta de UNA AZADA! 5.000 azadas para nuestras Misiones de BUNKEYA, KANSENIA, LUKOTOLA, MUFUNGA Y PANDA “Tata Alfonso, te deseamos un viaje feliz hasta Dios. No nos olvides: sé nuestro guía. Ayúdanos a realizar los trabajos Que has dejado en nuestras manos. Que as un buen viaje” (Oración cantada por el pueblo en el era] de Alfonso Saiz) En la Provincia de KATANGA, de la República Democrática de CONGO Fabricadas en Legazpi, marca Bellota: Tu aportación de 6 € puede colocar en las manos de uno de NUESTROS amigos UNA AZADAU "N U T RI T I VA "J SEIS EUROS "TIENEN LA CULPA" INGRESOS: Caja Laboral 3035 0072 04 0720035104
  4. 4. Una cooperativa rural, formada por familias de antiguos mineros, solicitaron la compra de un camión para poder vender sus cosechas en los mercados de Likasi, en la Rep. Dem. del Congo. a situación social y económica del Congo es dificil. El país lleva cuatro años de guerras, durante los que han muerto más de cuatro millones de personas. Su tejido comercial e indus- trial está destruido; la mayor parte de los funcionarios del estado reciben unos 15 euros de salario mensual; gran número de empresas están en bancarrota, y sin embargo, obligan a sus trabajadores a acudir a sus puestos de trabajo aun a sa- biendas de que no les van a pagar nada, bajo la amenaza de que, de Io contrario, perderán todos los derechos adquiridos después de 20 ó 30 años de trabajo. La gente está atravesando una au- téntica agonía, ya que no puede pagar los estudios de sus hijos, que se ven obligados asi _a abandonar las escuelas, ni dispone de medios para procurarse unas dosis de quinina con lasque hacer frente a una enfermedad tan corriente como la malaria, ni tiene la suerte de comer todos los días. Una comunidad en plena selva Kabulumbu es un punto perdido en . medio de la selva, situado en la provincia de Katanga, a 60 kilómetros de Likasi, cerca de la frontera con Zambia, Likasi es una de las ciudades que surgieron en torno a la actividad minera del cobre y el cobalto” Su población ha vivido del tra- bajo de las minas durante años, pero la empresa estatal minera, Gécamines, entró en quiebra hace unos años. Lleva- ba dos años sin pagar sueldos cuando ofreció 20500 dólares alos -empleados que renunciaran a sus derechos y suel- dos atrasados, Y fue en ese momento cuando 68 familias de mineros decidie- ron hacer frente a la situación que atra- vesaban y tratar de comenzar una nueva vida en la que pudieran asegurarse, pri- mero, el alimento y, luego, la venta de los productos de la tierra para atender las necesidades de sus familias Con estas intenciones, y con la ayuda de un sacerdote español, se desplazaron a 60 Km. de Likasi, en plena selva tropical, y fundaron la cooperativa Kabulumbu, a Ia que se llega por" una pista forestal en muy malas condiciones, practicable sólo durante la estación seca, con ánimo de trabajar la tierra y comenzar así una nue- va existencia. La tierra de la zona es fértil y Ia pre- sencia, entre ellos, de un técnico agríco-
  5. 5. Ia les ha sido de gran ayuda. Han exca- vadodos pozos para tener agua potable todo el año; un riachuelo cercano les proporciona el agua para el riego de las huertas, y consiguen buenas cosechas Pero no tenían el medio de transporte idóneo para poder llevarlas al mercado, y venderlas para obtener beneficios El primer año fue muy duro, porque tuvieron que abrir un claro en la espesu- ra de la selva para poder roturar las tie- rras. Pero a pesar de las circunstancias dificiles del primer momento, han podi- do cultivar maíz, arroz, cacahuetes, alu- bias. boniatos y algunas verduras. En es- te lugar han encontrado qué comer, y después de la amarga experiencia que durante mucho tiempo han sufrido en la ciudad, muchos de ellos han decidido permanecer allí definitivamente Los más afortunados disponen de una bicicleta, pero en general, todo el mundo se desplaza a pie. A pesar de la dureza del trabajo, del sufrimiento de vivir separados de sus hijos, de no poder cubrir sus necesidades básicas en la ma- proyecto ‘ara la compra el solicitado ¿ha sido como _un_b ón d oxigeno para continuar el trabajo que hablamos comenzado con "el fin d? ayudar a la gente contrala deplorable” ' situación social que están atraves do. En un primer mom necesidad, la: gente, estab a privarse incluso defla de adquirir el camion"? podian beneficiariparaila constrticcr n" ‘ ’ . , d ‘ de sus casas y para s l el producto de sus co c a podrán llevar sus cosechas a los mer". cados de la ciudad, y llevar losmate- riales de construcción necesario. ' ManoSÉUMGas ra ‘l ‘ el asentamiento del pobladio-‘ranfïlaz’ durez de sus Vmas, despues de años de duro trabam se encuentran dichosos porque se sienten unidos, se trabaja co- munitariameme, se ayudan con ilusión y, sobretodo, porque al final del día tie- nen algo que llevarse a la boca, Una verdadera necesidad Durante el primer año, un vehiculo del centro de minusválidos les ayudó a comenzar esta experiencia, pero se hizo necesario buscar unos medios propios que les permitieran unir el poblado con la ciudad, para que en caso de enferme- dad grave una persona pudiera ser aten- dida en un hospital, para realizar el trans- porte de materiales de construcción, lle- var las cosechas al mercado y atender las necesidades de las pequeñas aldeas escondidas por la selva, que comienzan a acercarse hasta las chozas de la coo- perativa en busca de un poco de seguri- dad y ayuda. Todo esto no se podía llevar a cabo sin un vehículo propio. En un primer momento, cada familia entregó 100 dó- selva, ya que muchos de ellos han decidido‘ instalarse definitivamente ‘¡en este nuevo punto de la geografia congoleña. ‘Esta ¡ndependencia que les pro- porc_i_ona el tener vehículo propio va a Ïsuscitar el entusiasmo de muchos . _ijt_rds, que no "se animaban a cambiar "de vidahlpor la distancia en la gue se encontraba el nuevo poblado, sintién- ' ¡josé incapaces de recorrer los 60 kiló- ‘mefros que los separan de la ciudad. ¿Por eso, no me queda sino agradecer- ¿egsuïapoyo para mejorar la vida en los pueblos del Sur, y desear que un día puedan ver sobre el terreno la H 'or que realizamos con este medio _ e transporte y comunicación. lares para adquirirlo pero, al no ser sufi- ciente, se pusieron en contacto con Ma- nos Unidas. Gracias al camión que ahora van a comprar se abrirán nuevos hori- zontes para la cooperativa Kabulumbu: podrán construir un díspensario, que facilitará cuidados médicos primarios a 5,000 personas; servirá para transportar a los más graves a los hospitales; ayu- dará a la creación de una escuela prima- ria que permitirá que los hijos de las familias de la cooperativa no tengan que trasladarse para estudiar; facilitará la construcción de unas casas que permiti- rán el reagrupamiento de las familias y el abandono de las chozas en las que hasta ahora vivían; y se usará para el transpor- te de los productos de la huerta al mer- cado para venderlos y obtener ingresos que mejoren su economia y su vida. fi Pilar Seiclel Departamento de Comunicación llrlanos% Unidas Manos Unidas
  6. 6. Queridos amigos: Ya era hora, pero por fin han tocado las campanas. El camión, que se habia pedido hacía 10 meses y que según ellos, el vehículo sería entregado en un plazo de tres meses, no ha aparecido ante nuestros ojos hasta hace dos semanas. Lo estábamos esperando como agua de mayo ya que gran parte de los trabajos de desarrollo que habíamos comenzado estaban paralizadas por falta dé un mediada transporte. La gente no podía seguir esperando y cada cual se las ha arreglado como ha podido para sacar su cosecha hasta la ciudad. Todavía nos quedan algunas toneladas de soja en el almacén de Kabulumbu. Pero desde la llegada del camión hemos comenzado el acarreo de los materiales de construcción: cemento, piedra, arena, madera, etc. , para la edificación de un grupo de casas con las que queremos mejorar la vivienda de los asociados. En el poblado, se había corrido la voz de que el camión estaba en Lubumbashi y que el jueves llegaría a Kabulumbu. Con tal motivo, decidieron preparar la bebida local para celebrar el recibimiento. También los habitantes de los pueblos vecinos se enteraron del acontecimiento y se añadieron a la fiesta. Sin embargo, en Lubumbashi, no terminaban de finalizar la carrocería y no pudimos llegar en la fecha deseada. Se tomaron la bebida con gran satisfacción de todos los visitantes, que encontraron una ocasión para aprovecharse de‘. refiesec, dispuestos a seguir haciendo guardia en cl caso de que fileran a preparar más bebida para el día siguiente. El “munkoyo” es una bebida alcohólica que se prepara cociendo harina de maíz fermentada con unas raíces. Resulta un tanto pastosa ya que la sirven sin filtrar y las suciedades del maíz o las impurezas de las cenizas del fuego que han caído dentro del recipiente, un gran bidón metálico de cerca de 200 litros, adoma de puntitos negros la superficie de la. bebida, que se pueden separar suavemente con la punta de los dedos o tomarla tal cual para mayor alimento del sediento bebedor. Es la bebida típica de esta zona. El viemes, también hubo bebida pero no hubo camión. El sábado se terminó la bebida pero tampoco llegó el camión. El domingo, a las cinco de la mañana salimos en dirección al poblado, con el camión cargado de chapas galvanizadas, cemento, 400 litros de gasoil, algunas maderas y unos cuantos viajeros que, no sé cómo se enteran, pero que se apuntan a la marcha cada vez que hay una movida. Yo me adelante con el coche para advertirles de la llegada y preparar lo necesario para celebrar la misa. Para cuando llegué, ya había un buen grupo de gente haciendo guardia en la carretera. El ruido de mi vehículo alertó a los pobladores y todos corrieron a la carretera con ramas y flores esperando que llegara el camión del que tanto habían oído hablar y que tan misteriosamente se negaba a hacer acto de presencia. Dos kilómetros antes de que llegara a su destino, el ruido de un motor potente puso en estado de alerta a todos los habitantes y comenzaron a cantar y a bailar seguros de que esta vez no les fallaría su presentimiento. Y es que, en los días anteriores, cada vez que oían el mido de un motor, todos salían corriendo hacia la carretera, que se encuentra como a unos 150 metros del poblado, para quedar desilusionados ante la aparición de transportistas que nada tenían que ver con lo que ellos estaban esperando.
  7. 7. Pero el domingo, 7 de Agosto, llegó. Le hicieron parar al chófer y engalanaron la cabina y la carrocería con sus flores y ramas acompañándolo procesionalmente hasta el almacén, a unos 100 metros, donde el camión tenia que descargar la mercancía. Los sueños se habían convertido en realidad. Desde el día siguiente, el camión empezó a cumplir la tarea por la que habia sido solicitado. A las cinco de la mañana salía hacia la misión de Kilela Balanda en busca de arena para la construcción de las viviendas de los agricultores. Unos 134 Km. entre ida y vuelta. Dado el estado de la carretera, no pudieron hacer más que un solo viaje, pero ahora, el chófer empieza a entenderle a la máquina y hoy han conseguido hacer un viaje de arena y otro de piedra. La piedra se encuentra a un 5 Km. del poblado. Al ritmo de trabajo que han emprendido, piensan que dentro de una semana no tendrán gasoil para continuar los transportes. Ese dia, transportarán hacia la ciudad las toneladas de soja que tienen almacenadas y que no podían sacar, ya que no tenían otro medio que la propia bicicleta, y de vuelta llevarán madera, cemento, cal para la construcción de las viviendas. Pero no solamente ellos se aprovecharán del camión, sino también todos los poblados que han ido naciendo a1 borde de la carretera. Todos contarán, de ahora en adelante, con un medio que les pennitirá llevar los productos de los campos al mercado de la ciudad o viajar en una u otra dirección por motivos de enfermedad o familiares. Ha sido un donativo de “Manos Unidas” a quien, como es natural, estamos muy agradecidos. rms/ Et? Carta del Categuista Timothée NKONDE a la Hennana Lucia, en Bélgica, y a Luis Mari en Euskadi Mufunga 9 de Enero de 2006 Queridos Hermana Lucia y Padre Luis Mari: En pocas semanas la situación se ha degradado en nuestro territorio. El l de Enero, los MaÏ-Maï atacaron el poblado de Mumbolo, el único que, todavía no sabemos bien por qué, había quedado indemne en la primera invasión de Marzo del 2005; y, al día siguiente, atacaron ya por segunda vez el poblado de Kyalwe que había quedado arrasado en Marzo pasado. Estos poblados, como saben, habían sido abandonados durante el primer ataque de Marzo, pero algunas personas habían comenzado a regresar bajo la presión de los militares que el gobierno había enviado para restablecer el orden. Los rumores indican que el próximo objetivo de los Mai-Mai sería Kyubo, 70 kms. al sur de Mufunga. Aquí, en Mufunga, en el mismo centro de la Misión, comienza a reinar una cierta sicosis dada la nueva sacudida de estas gentes y la proximidad de sus escaramuzas. En el hospital de la Misión hay un buen número de militares heridos, a los que las Hermanas se Ven obligadas a cuidar gratuitamente, a pesar de la carencia de casi todo. A las Hermanas no les cabe otra altemativa, con e] fin de evitar males mayores. Ya saben Vds. cómo van las cosas por aquí. .. Las gentes de los poblados que, una vez más, se han visto obligadas a abandonar ' todo, se encontraban en pleno trabajo de cultivo del maíz, la mandioca, las alubias. .. Es evidente que el hambre va a continuar cebándose en estos miles de personas desplazadas. Porque aquí, en Mufunga, tampoco hay para todos aunque se quisiera echar una mano. La ayuda del P. A.M. (Programa Alimentario. ..) y la que el Padre Luis nos aportó procedente de la Comunidad "Fe y Justícia" de Bilbao, ha contribuido a aliviar un tanto la situación, aunque, dadas las dimensiones de la tragedia. .. De todos
  8. 8. 2 modos, gracias a Dios y a estas ayudas, en Mufunga nos esforzamos por mantenemos firmes en la confianza, a pesar de esas fuerzas negativas que se empeñan en hacernos desesperar y claudicar! No permanecemos inactivos, hundidos en la lamentación: queremos que el Gobiemo se implique realmente en la solución de este problema, aunque les quede lejos de la ciudad. Reclamamos, hacemos ruido, nos hacemos oír! Curiosamente, da la impresión de que, precisamente porque el foco de los acontecimientos se encuentra lej os, de ellos, de las ciudades, no tienen ninguna prisa. en acudir a "apagar el fuego". ¿Será demasiado tarde cuando quieran reaccionar? Hemos dado los primeros pasos: el Comité Justicia y Paz de aquí, de Mufimga, en colaboración con la Comisión de Derechos Humanos, hemos elaborado un análisis de la evolución de los acontecimientos a partir del mes de Marzo de 2005, y sobre las causas que podrian haber dado origen a una tal revuelta. Con ese objeto, hemos interrogado a hombres y mujeres entre los desplazados; hemos hablado con algunos de los jefes de diferentes clanes. .. Para llegar a una primera conclusión: parece ser que, en el origen de todo este movimiento, podrían encontrarse algunos problemas de carácter” consuetudinario entre diferentes clanes; problemas no zanj ados debidamente a tiempo y que han terminado por implicar a personas ajenas a la misma población, venidas del foco auténtico de los Maï-Maï en el norte. El asesinato del Jefe Musábila, al frente del poblado de Kyubo, se insertaría -dicen- dentro de esta misma dinámica revolucionaria. Por otra parte, algunos jóvenes de nuestros propios poblados, descontentos ante la situación de miseria y futuro CERO que vive el país, se han adherido a "la causa" de los Maï-Maï para, de ese modo, encontrar también "amparo" dentro de la ola que arrasa a todo el que no pertenece al grupo. Además de este análisis, vamos a presentar al Gobernador de la Provincia de Katanga, en Lubumbashi, el estado actual de la situación en 1a región: número de pueblos atacados y arrasados (quemados); número aproximado de civiles asesinados, y número también de los miles de desplazados y lugares a los que han huido. .. El problema, en verdad, es complejo. Dentro de unos días les enviaremos a Vds. copia del análisis elaborado y de la propuesta que presentamos a fin de encontrar una salida a esta crisis. Reclamamos, para empezar, fuerzas de interposición de la ONU. De lo contrario, el mismo centro de la Misión, Mufunga, en pocas semanas podría ser abandonado para caer en manos de los Maï-Maï. La tragedia alcanzaría unas dimensiones incalculables! Entre tanto, los militares enviados por el Gobierno se dedican a "controlar" a cuantos pasan pacíficamente por los caminos ordinarios, exigiéndoles alguna "pequeña" contribución para poder comer, tomar un té, etc. A su cuenta también saqueos en los lugares que la población, empujada por el miedo, se ha visto obligada a abandonar; así como numerosas violaciones. En medio de este clima de confusión y de aprovecharse por parte de algunos, ¿hay voluntad de que esta situación vuelva a la normalidad? A nivel político nacional, la ciudadanía ha superado, no sin dificultades, la primera etapa hacia la Votación de la Nueva Constitución, que tendrá lugar en Junio próximo. La abstención es considerable. En Marzo próximo se quiere continuar adelante, ya de manera definitiva, con el proceso: ¿llegaremos a conseguir algo serio? Dirigimos nuestra mirada hacia el Dios Rico en Misericordia! Timothée Nkonde

×