Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
nuevo-Sur

 
 

Parroquia San Wcenïe Mártir de Abando
Grupo de Apoyo cal Tercer Mundo

   

NSENEA,  MÜN AMOUR! 

 

¡KANS...
El pasado mes de octubre,  una llamada telefónica nos dejó
helados:  Alfonso Saiz,  el Alfonso de Kansenia que todos
conoc...
Saludos cariñosos a todos vosotros! 

Si,  la sorpresa ha sido muy fuerte,  muy dura.  Ya antes de que yo
llegara,  parece...
hablaron de que debería pensar en ir (venir) a la ciudad,  pero les

contestó que él se encontraba bien;  que una vez que ...
poco mejor y,  ante la negativa insistente de Alfonso,  que quería
dejar para el día siguiente el ingreso en la clinica,  ...
Para tranquilidad de todos,  dentro del golpe que hemos recibido y
que estamos tratando de encajar,  podemos afirmar que s...
Como tardarán en preparar el féretro forrado de zinc,  a fin de poder
trasladarlo a Kansenya —no estaban seguros de poder ...
Hoy he sentido vergüenza,  cuando he mirado detenidamente el
diagnóstico definitivo dado por el médico,  después del falle...
Queridos amigos: 

Acabo de llegar de Kansenya. .. No sé si sabíais que unos
amigos se ofrecieron a llevar el ataúd en avi...
tanto amor y cariño,  y defendido contra los ataques tan diversos en
medio de las dificultades. 

Para nosotros fue una pr...
A modo de resumen. ..
Alfonso contestó a la última llamada del Padre. ..
Mis muy queridos amigos: 

Permitidme empezar así...
malaria,  el azúcar había subido mucho,  anemia. .. Quedó con el
suero,  en la que se le administró laquinina y otros medi...
Todos coincídíamos en que pudiera ser enterrado en
Kansenya.  Sus amigos se ofrecieron a llevar el ataúd en avión. 
Ellos ...
El féretro se depositó en el patio central de la misión donde la
gente estuvo toda la noche cantando y rezando. ..

El mar...
con fe,  pazy alegría:  gracias,  Señor porque en él nos has ayudado
a ver que se te puede conocer,  sentir y amar en todo...
Desde el cariño tan profundo que aJosé le unía -y le sigue

uniendol- a Alfonso,  aplicó con acierto a la vida,  a la entr...
Kansenya querida,  a la Kansenya a la que,  como había recordado
el Arzobispo el día de su funeral,  solía denominar "Kans...
A lo largo del recorrido de los 20 kms. de pista de tierra y arena que
serpentean el descenso desde la pista de aterrizaje...
El Jesús del "kikolopo". .. Qué significa esto’?  Todavía hace poco
más de cuatro meses,  cuando en una tarde de domingo n...
Al final de la Celebración,  nos pidieron a algunos que dijéramos
algo sobre Alfonso.  Tratamos de aportar algo y,  entre ...
FUNERAL DE ALFONSO EN SAN NICOLAS (Algorta)

Soy compañero de Alfonso desde el seminario menor,  primero en
Gordexola,  de...
todos.  Su coche iba siempre lleno de productos del campo para
“los de la ciudad”

4) Muy lector.  Leia de todo,  teología...
Congo,  sobre todo cuando había bautizos o matrimonios o
primeras comuniones.  Había que ir con bocadillo. 

8) Muy sensib...
l

l’ “P.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

HegoBerriak 40 . noviembre 2005

220 views

Published on

40ª entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 40 . noviembre 2005

  1. 1. nuevo-Sur Parroquia San Wcenïe Mártir de Abando Grupo de Apoyo cal Tercer Mundo NSENEA, MÜN AMOUR! ¡KANSENYA MUTEMWE WAME;
  2. 2. El pasado mes de octubre, una llamada telefónica nos dejó helados: Alfonso Saiz, el Alfonso de Kansenia que todos conocíamos, nuestro Alfonso, estaba muy mal. Dos dias después otra noticia, aún más demoledora corrió como la pólvora: Alfonso nos había dejado, y ya estaba DEFINITIVAMENTE BIEN. Las páginas que tenéis a continuación son la crónica día a día- a veces casi hora a hora- de lo que sucedía. Queremos que sean un recuerdo y un homenaje a Alfonso, pero al mismo tiempo un recuerdo para todas esas mies de personas que eran el objeto del amor de Alfonso, y que viven y mueren todos los días, sin poder luchar contra la enfermedad y el dolor por falta de medios. En África, en el Congo, en Katanga, en nuestras misiones, la muerte es algo cotidiano. Y es una muerte -en muchos casos- prematura, no por ley de vida, sino por ley egoísta de los hombres. Esta vez la muerte ha alcanzado a Alfonso, pero no olvidemos que el dio su vida para que los demás vivieran con mayor dignidad y tuvieran más posibilidades contra la muerte. Nuestro recuerdo debe ir acompañado de nuestro compromiso para continuar su obra.
  3. 3. Saludos cariñosos a todos vosotros! Si, la sorpresa ha sido muy fuerte, muy dura. Ya antes de que yo llegara, parece ser que las Hermanas de Kansenya habían hecho llegar a nuestros hermanos de aquí, de Lubumbashi, su preocupación porque Alfonso desde hacía algunos díasno se encontraba bien. Cuando, hace justamente ocho días, llegaba yo a Lubumbashi, José Coves y demás me decian cómo Alfmso había prometido que vendría cuando yo llegara, cubierto con la gorra de plato (= como chofer) para llevarme a donde fuera necesario. Pero, añadían, les extrañaba que no hubiera venido todavia, sabiendo como sabía Ia fecha de mi desembarco aquí, después de haberlo prometido. .. "Ah! , sí, decían, seguramente que no se habrá repuesto todavía. .." Entre tanto, apareció por aqui el coche de las Hermanas de Kansenya, porque había cambio de superiores, trayendo a la que, saliendo de allí, venía a ser superioa de las de Lububmbashi, para volver con la de aquí, que pasaría a ser la supe de Kansenya. La que venía nos dijo: "El Abbé Alfonso no acaba de recuperarse. Hubo unos días en que parecía haberse recuperado, pero de nuevo ha vuelto a las andadas. No quiere comer, no tiene apetito; parece que duerme mal. ” Le hemos dicho a ver si quería venir con nosotras, pero nos ha dicho que tiene encima el trabajo de las escuelas, que éstas están a punto de abrise (a pesar de la huelga. ..) y que anda con retraso en la distribución del material a los niños. .. EI domingo, .. dia ‘9, a media mañana, casi ya a mediodía, se presentaba aqui, en nuestra casa, la de José Coves quiero decir. .., el médico de Kansenya. Hombre joven, trabajador, que mantiene una buena relación conlas Hermanas y con Alfonso: "Mesieurs les Abbés, Alfonso n'est pas du tout bien. .. Alfonso está mal! Lleva ya toda una temporada en que no come, duerme mal. .. En fin, yo les digo con preocupación que le veo mal! Le propuse que viniera en el jeep de las Hermanas y no quiso. A veces se cierra en casa y no abre; a veces ni siquiera contesta al que llama a su puerta. (Más tarde, ya a posteriori, un compañero también cura, de Segovia, que trabaja en otra Misión y había pasado por Kansenya, nos diría que un día en que se acercaron a su casa, a visitarle, él y una religiosa, le escucharon hablar dentro de casa. .. cuando en realidad se encontraba solo. Les abrió un poco a duras penas, le
  4. 4. hablaron de que debería pensar en ir (venir) a la ciudad, pero les contestó que él se encontraba bien; que una vez que terminara el trabajo que tenía entre manos. .. ) Al escucharle al médico, nos pusimos en movimiento. Estos compañeros nuestros de Lubumbashi, José Coves, José Antonio Bascaran, Arturo. .. tienen buenos arrigos, buenos contactos entre gente que les aprecian y les echan una mano en no pocas ocasiones. Por eso, en cuanto escuchamos al médico, nos fuimos a casa del piloto que ya en dos ocasiones habiasacado a Arturo de Mufunga in extremis, con sendas crisis de malaria que, decían luego los médicos, podrian haber acabado con él. Desde aquí, desde Lubumbashi, a través de un móvil y otro, hicimos todos los esfuerzos posibles, pero no conseguíamos que alguien conectara directamente con Alfonso, recluid en su casa. Por fin, a eso de las 4 de la tarde, el mismo Alfonso, con el teléfono móvil que alguien le prestó, nos llamaba para mostrarnos su sorpresa porque alguien (un señor que trabaja en un rancho de vacas situado sobre la meseta contigua a Kansenya, como a una hora de camino en jeeprecorriendo selva-matorral) se había acercadoa su casa para decirle que pocos minutos después llegaría un a avioneta a buscarle, a fin de trasladarle a Lubumbashi. Habló con José Coves y conmigo. La debilidad de su voznos hacia sentir su estado general: "Pero cómo voy a marchar ahora, no tengo nada preparado, tendria que. . Yo le he dicho al señor que ha venido que lo dejemos para mañana. .. El ha ¡do a telefonar con su móvil a ver si el avión ha despegado ya de Lubumbashi; para que, si no lo ha hecho todavía, venga mañana por la mañana". Algo habíamos logrado: Alfonso implícitamente aceptaba que se le trajera a Lubumbashi. Asi, el lunes por la mañana, temprano, José Coves, José Antonio Bascaran y yo despegamos de Lubumbashi hacia Kansenya. Cincuenta minutos después tomábamos tierra en la pista de la granja, sobre la meseta. Muy poco tiempo más tarde llegaba Alfonso en el todoterreno de otro de los bien dispuestos, de otra de las dos granjas existentes sobre la meseta. Emprendimos el regreso a Lubumbashi. Llegados a casa de Coves, nos costaba convencer a Alfonso de que era necesario que entrara directamente en el clínica (privada, en la que ya había sido ingresado en dos ocasiones el bueno de Arturo). El médicodel hospital de Kansenya, que se encontraba con nosotros, le vio un l
  5. 5. poco mejor y, ante la negativa insistente de Alfonso, que quería dejar para el día siguiente el ingreso en la clinica, accedió a que fuera así, que se le ingresara al dia siguiente. Pero- Llegada la noche del lunes, entre las siete y las ocho, nos percibimos de que Alfonso seguía no estando bien. Para decirlo más claro, lo encontrábamos peor. Entonces ya, uno tiene que confesarlo con un cierto dolor, tuvimos que ponernos duros, muy duros. Entramos en su habitación, lo cogimos por los hombrow lo sacamos por la fuerza para introducirlo en el jeep de José Antonio Bascaran, a fin de conducirlo a la clínica. El sólo decia, en francés: "Non, maintenant, non; demain! " Mientras él quería diario para el día siguiente, nosotros proseguimos nuestra tarea y lo colocamos sobre un colchón dentro del jeep. Espero que no nos guarde rencor alguno; nos dábamos cuenta de que él mismo no era plenamente consciente de lo que decía, del alcande que podái tener su negaflva. En un momento determinado, cuando tratábamos de sacarlo de la habitación, yo le dije, también con dolor, sintiéndolo mucho: "Alfonso, por favor! Tú sabes bien lo que nos ocurrió con Javier por haber llegado tarde al hospital; no podemos permitir que pueda o currir algo semejante ahora! " Aquella misma noche, la del lunes, los médicos pusieron manos a la obra. El martes ya se encontrabamejor. Cuando había ingresado, constataron que el azúcar, la diabetes, se le había disparado. Tenía también alguna dificultad a la hora de orinar. Malaria, tres cruces. La hemoglobina, baja. .. La mejoría que había experimentado el martes, prosiguió durante algunas horas. Esta mejoría nos ayudó a concebir esperanzas de que aquello iría rápidamente amejor. .. Pero el jueves, ayer, con gran sorpresa por nuestra parte, observamos, creímos observar. ..que el estado de Alfonso no era bueno, que dejaba bastante que desear. .. Ante nuestra incertidumbre y nuestras preguntas, los médicos- todavia ayer tardel nos decían que no nos preocupáramos, que la cosa iba bien. Que el mal color de su rostro era consecuencia de la medicación que él mismo, a veces sin completar, había venido tomando contra la ma| aria. ... Hasta que esta misma mañana. .. nos han venido a casnunicar lo que menos podíamos esperar!
  6. 6. Para tranquilidad de todos, dentro del golpe que hemos recibido y que estamos tratando de encajar, podemos afirmar que sufrir físicamente, lo que podríamos denominar dolores, no ha sufrido. Al menos desde que lo trajimos a Lubumbashi. Si habláramos de dolor moral, tendríamos que decir que éste es otro tema. Todos sabemos hasta qué punto Alfonso tenia —y sigue teniendo! !!- su corazón enraizado en Kansenya. Y, muy probablemente, al menos en algunos momentos, nos ha dido la impresión de que Alfonso podia presentir, se encontraba pudiendo presentir algo extraño. .., a tenor de algunas manifestaciones, algunas palabras que intercambiábamos medio en broma medio en serio. .. Os transcribimos el diagnóstico definitivo del Doctor Blackwater Fiver: FIEVRE BILIEUSE HEMOGLOBINURIQUE. Y añadía a este diagnóstico, una consideración: se ha tratado de una crisis que se presenta a veces cuando uno ha tomado medicaciones no completas. .. Qué podemos añadir a estas lineas? De momento, no se nos ocurre nada especiaI, de no ser el HECHO de que "un cristiano", un enamorado de Cristo y de "los suyos", los pobres entre los pobres, calladamente, sin meter el ruido que, hoy por hoy, parece ser de lo poco que cuenta para tantas gentes. .., se nos ha ido junto a Jesus: a fin de ayudarle a Este a ir preparando AQUELLA MESA GRANDE, de la que hablaba el Padre Rutilio Grande, jesuita asesinado en el Salvador en 1977; MESA GRANDE, con manteles largos, en la que cadasalvadoreño. .. en nuestro caso, "cada congoleño trendrá su taburetey el "con-qué". Nos duele, eso sí que nos duele, la orfandad en la que ha quedado la Misión de Kansenya. Alfonso ha sido mucho, MUCHO para aquella Misión durante los treinta últimos años. lrremplazable? Solemos decir que nadie es irremplazable, es verdad. Pero, de momento. .. Como decía al comienzo de esta informaciónreflexíón, hoy hemos celebrado una Vigilia de Oración en la Catedral, a la que hemos asistido fundamentalmente misioneros/ as, laicos/ as y religiosos/ as de diferentes congregaciones y Provincias de toda España. Nos han acompañado también muchos hermanos/ as de este país.
  7. 7. Como tardarán en preparar el féretro forrado de zinc, a fin de poder trasladarlo a Kansenya —no estaban seguros de poder terminarlo para mañana- hemos decidido hacer las cosas con una cierta calma. Celebraremos la Eucaristía el lunes, a las 9 de la mañana, en al Catedral de Lubumbashi. Seguidamente, emprenderemos la marcha hacia Kansenya, que calculamos nos llevara entre sis y siete horas. Si es que los diferentes controles que encontraremos a lo largo del camino nos permiten avanzar sin mayores problemas. El martes por la mañana, temprano, celebraremos el Funeral en la Parroquia de la Misión. A continuación le daremos tierra y, sin esperar demasiado, emprenderemos el regreso. Unidos en la ESPERANZA. .. qué suerte Ia nuestra, la de los que, a pesar de todos los pesares, tenemos razones para. .. siempre ESPERARL Agur berobero bat gure partezlBesarkada aundi bat eta urrengo arte! Luis Mari (sábado, 15 de octubre de 2005, 8,05 hs. ) Queridos amigos: Hemos descansado bien. Al despertarnos, José Coves, en la Eucaristía, nos ha ofrecido una combinación bien acertada de la Fiesta de Santa Teresa con una breve semblarza sobre Alfonso. Ha empezado leyéndonos el mensaje que habían enviado los sobrinos de Alfonso, con sus respectivos hijos, y de Maria Asun, su cuñada. Brevemente, en la "homilía", nos ha ido recordando algunos de los rasgos de Alfonso: su dureza, su exigencia para consigo mismo y, por otra parte su generosidad para con los demás. Hemos recordado también las palabras que Alfonso solía pronunciar con no poca frecuencia al referirse a su Kansenya y su trabajo en Ia Misión, y que el Arzobispo nos trauia ala memoria poco después de la Vigilia de Oración: "Kansenya, mon amourl", "Kansenya, mon amourl". A uno le hace bien escuchar estas cosas, salidas del corazón de alguien que habia sabido ir dejando jirones de su vida poco a poco, a lo largo de treinta aiïDs, a fin de que Kansenya, sus gentes "pudieran ir creciendo día a díaen dignidad". Sobre todo, en estos tiempos en que se tiene, se "vive"la osadía de llamar "amor" a cualquier relación, por egoísta que sea, y de la que uno trata de sacar el mayor jug) posible, por supuesto para sí mismo/ a, de aquel/ la a quien dice "amar".
  8. 8. Hoy he sentido vergüenza, cuando he mirado detenidamente el diagnóstico definitivo dado por el médico, después del fallecimiento de Alfonso, en el que terminaba escribiendo, debio del mismo: "Black water Fiver". lmaginaos que ayer, precipitado al querer transmitiros lo que el Doctor habia certificado, pensé, y así os lo manifestaba, que se trataba de la firma del Doctor —ay! del inglés que estudié en su día! Qué humillación para unol- cuando lo que quiso corroborar era que se trataba de una malaria cerebral, que habría estado en el origen del desarrollo definitivo de las dolencias de Alfonso. Parkatu, así es uno a pesar de su presunción. .. Hoy lo que me importaba, lo que me importa añadir a lo que os decía ayer, es la buena noticia que nos han regalado los amigos poco después de la Eucaristía. Se han presentado tres de los amigos de los que os hablaba ayer, entre otros el piloto que nos llevó hasta Kansenya para traer a Afonso: "Mesieurs les Abbés, hemos pensado corresponder a Alfonso como él se lo merece. Si estáis de acuerdo, le podríamos conducir en ax/ ión hasta la pista de aterrizaje de la meseta, en donde le recogimos el pasado lunes, de forma que, al llegar allí, un vehículo lo traslade hasta la Misión. Qué os parece? ". Admirable, un rasgo más, otro más, digno de agradecer de corazón. Alfonso volverá dignamente a su Casa de siempre en Kansenya. Será enterrado no en el cementerio, sino entre la Iglesia y las aulas de la Catequesis que él construyó. Podrá seguir mirando, contemplando los montes y las aguas que él tanto amó y por cuya conservación, respeto, puso tanto y tanto empeño! Así las cosas, pasado mañana, lunes, después de la Misa en la Catedral, el avión saldrá hacia Kansenya, con tiempo suficiente para descender a Alfonso hasta la Misión y que las gentes que lo deseen puedan acercarse a él, a decirle ese "de momento último adiós". El resto de la comitiva irá Ilegandoy, como decíamos ayer, el martes a las 8 de la mañana podremos celebrar el funeral y depositar a Alfonso en el lugar elegido. Gracias a todos cuantos nos habéis enviado unas palabras para uniros a todos nosotros. Abrazos de parte de todos! Luis Mari ( 15 de octubre de 2005, 12,20 hs)
  9. 9. Queridos amigos: Acabo de llegar de Kansenya. .. No sé si sabíais que unos amigos se ofrecieron a llevar el ataúd en avión. Y en el mismo avión nos invitaron a viajar a Luis Mari y a mi. Es una de las ventajas de ser "los más jóvenes". .. Lo primero que quiero comunicaros es que tenemos un grupo de amigos extremadamente portentosos. .. Ya sabeis que hace unos años tuve un amago de miocardia. .. Todo va bien, pero entre ellos se han confabulado creyendo que podría tener alguna recaída. Y en todo momento me han mostrado cantidad de delicadezas, que creo no merezco. .. Todo se ha pasado bien. Ciertamente que el golpe ha sido muy duro: Alfonso representaba mucho para nosotros. Era más que un sacerdote amigo. Y creo que puedo decir que era algo más incluso que un sacerdote hermano. .. Ayer tuvimos el funeral en la catedral. Hubo muchos sacerdotes. Creo no exagerar al deciros más de 30.. . Y cuando el cuerpo llegó a la puerta, fue un grupo de sacerdotes africanos jóvenes el que salió a recibirle para entrar enla iglesia. .. Hubo bastante gente, pero no numerosa, ya que Alfonso era misionero del interior y no de la ciudad. No era tan conocido. .. Presidió la celebración el Sr. Arzobispo. .. Lo hemos grabado todo y creo que podremos mandároslo para que podáis verlo ahi. Celebración hermosa. Me pidieron que predicara. Temí no poder hacerlo a causa de la emoción, pero el bueno de Alfonso me ayudó y estuve tranquilo. Por lo menos así parecía. .. Terminada la celebración, empezaron a viajar los cocheshacia Kansenia. Nosotros, con el cuerpo, salimos hacia las 3 de la tarde. Y al aterrizar, ya habia un grupo de cristianos esperando: la misión está a unos 20 km. de la pista de aterrizaje. Fue muy emocionante. .. Y cuando llegamos con el coche a la misión, ya era toda la comunidad la que estaba ‘celebrando’ el duelo. Cantos, lágrimas, manifestaciones de dolor y pena. .. El ataúd tenía une ventanita por la que se podía ver la cara de Alfonso. .. Se expuso en el exterior ya que la capilla resultaba algo peqieña. .. Y ha estado toda la noche expuesto. .. Con cantos. .. A la mañana de ayer, a las 8, empezó la procesión llevando el cuerpo, acompañado de su gente, desde la misión hasta la iglesia parroquial que Alfonso había construido para poder estar más erca de la gente. Allí fue totalmente distinto de la ciudad. Estaba con su gente, con sus cristianos a los que habia predicado siempre con
  10. 10. tanto amor y cariño, y defendido contra los ataques tan diversos en medio de las dificultades. Para nosotros fue una prueba de cariño hacia ellos. Hicimos todo por que fuera enterrado allí. Y lo hicimos junto a la Iglesia: su presencia será más visible. Las pruebas de cariño de toda la comunidad son indescriptibles. Asistieron sacerdotes de las diversas misiones. Tarnbién creo que éramos 30 más o menos. ‘ Había pasado una semana: el lunes de la anterior fuimos a buscarle y el lunes de esta semana le devolvimos. Hicimos todo el camino que el tuvo que hacer y nuestro pensamiento estaba fijo en él: él lo quiso y así creo que lo hemos hecho. Como nos decía su sobrino: fue lo que él había escogido. Y nosotros hemos añadido que seria también lo que él hubiera querido: descansar el sueño de la paz dónde había vivido para dar a conocer al Padre de todos los hombres. Su vida ha sido un don que el Padre habrá aceptado en el Reino. Me cuesta vivir su "recuerdo". Tengo que acostumbrarme a ello. Cuando hablo de él las lágrimas desbordan. .. Me ‘Joy a la capilla y allí le hablo al Señor y le pido a Alfonso interceda por nostros. Un abrazo. José Coves (19 de octubre de 2005, 9,30 hs)
  11. 11. A modo de resumen. .. Alfonso contestó a la última llamada del Padre. .. Mis muy queridos amigos: Permitidme empezar así ya que a todos los que lo habéis sido para Alfonso, os considero de verdad mis amigos. .. Alfonso lo ha sido, y más, para este pobre cura que queda un poco más solo en esta tierra africana a la que tanto queremos y a la que consagramos toda nuestra vida. Y el Espíritu que nosha conducido aquí, nos va purificando y recordando que solamente hay un Salvador. .. ¡Todo ha sido tan rápido. ..! Y a la vez, ¡tan hermoso! Muy rápido han pasado los últimos días que pasamos con Alfonso. El lunes, 12, íbamos a buscarle con la avioneta Se le veía cansado, muy pálido y con pocas palabras. .. El domingo por la tarde nos llamó para intentar disuadirnos de ir a buscarle: tenía mucho que hacer. .. Así era él: quería preparar la distribución de los cuadernos para los niños. .. En el avión no habló casi nada: recuerdo que lo único que dijo fue para manifestar que no quería que le sacáramos fotos: y se cubrió la cara con las manos. .. Cuando llegamos a casa se sentó en el salón y se quedó mirando la televisión. .. Al llegar nuestros seminaristas, todos ellos contentos de verle, pasaban a saludarle, y con las manos les hacía señales para que no le impidieran verla televisión. Uno le preguntó. Y Alfonso le contestó: “cuando estoy enfermo, no me molestéis”. Y el chico, con una sonrisa, le dijo: “estoes lo que quería escuchar. .." Con todo el cariño humano. Le conocíamos y le queríamos como él era. Pasamos al comedor. Tomó un poco de gazpacho: le encantaba. Y algo de postre. Todo muy poco. Se retiró a la habitación para descansar y no apareció en toda la tarde. AI atardecer vino un médico a verle, pero novquiso recibirle. .. Más tarde, se presentó también el médico de Kansenya: esta vez pudo entrar ya que la puerta no estaba ya cerrada. .. Y salió para decirnos que lo Ileváramos inmediatamente al hospital. Se resistió mucho y con violencia, pero no tenía casi fuerzas y conseguimos subirle al coche; al llegar al hospital le hicieron enseguida los exámenes: lO
  12. 12. malaria, el azúcar había subido mucho, anemia. .. Quedó con el suero, en la que se le administró laquinina y otros medicamentos. .. A partir de ese momento ya no tomó prácticamente nada. El martes, algo más tranquilo, comió unos trocitos de queso y bebió algo de zumo. .. Tuvo varias visitas. .. Hablaba, pero poco. .. Por la tarde me decia: diles que no esnecesario que vengan todos. .. Se le veia cansado. .. incluso llegamos a bromear algo con él, hablando de su tozudez. .. Llegó a decir que sentía que iba mejor porque él mismo se decía que no había tenido muchas visitas, como si las añorara. .. Le hicieron una transfusión de sangre a causa de la anemia que tenia ya que llevaba varios días sin comer y tomando agua solamente. Le bromeamos que con la sangre nueva quizá sería un hincha de la Real. .. AI atardecer del miércoles estuvo bastante agitado. Me dejó preocupado. Y el jueves por la mañana hablé con el médico, quien me aseguró que no había nada grave: la malaria estaba siendo tratada, el azúcar habia bajado. .. Por la tarde, muy agitado, se levantaba de la cama al sillón y volvia de nuevo a la cama. .. Por señas pedía agua, pero casi no la probaba. .. Llamé al médico: no. se preocupe, mañana por la mañana se le volverán a hacer todos los exámenes. .. Le veía mover los labios. .. Creo que hablaba con el Padre del cielo. Finalmente se acostó y quedó dormido. Fue el último momento en que le vi. .. El viernes por la mañana, Arturo pasó a visitarle y le dijeron que lo habían trasladado a la clínica de don Bosco. .. Vino a comunicármelo y fuimos los dos a verle. Le buscábamos por la clínica sin encontrarle. .. Finalmentenos dijeron que habian recibido su cadáver y que había fallecido a las 23.45. del jueves. .. Todo habia acabado. Así de rápido. Creo que me quejé ante el Padre que está en los cielos. En cuanto llegué a casa llamé a MariAsun. También lo hicimos a Luis Echeverría. .. Y os decía también que todo ha sido muy hermoso. Hemos visto y palpado los signos de amistad sincera hacia nuestro querido Alfonso. De la parte de todos: amigos, sacerdotes, religiosos, jóvenes y no tan jóvenes. .. ll
  13. 13. Todos coincídíamos en que pudiera ser enterrado en Kansenya. Sus amigos se ofrecieron a llevar el ataúd en avión. Ellos se encargaron de todo. .. El lunes por la mañana celebramos la Eucaristía en la catedral. La presidió el Sr. Arzobispo, rodeando de más de 30 sacerdotes. Al llegar el coche con el ataúd, fueron los sacerdotes jóvenes los que se adelantaron para llevarle hasta el altar. Se tomaron las palabras de Jesús “Haced esto en memoria mía" como norma de la vida de Alfonso. Palabras pronunciadas cuando nos hizo el don de la Eucaristía y cuando se arrodilló ante los suyos para Iavarles los pies. .. Alfonso se nos fue siendo el grano de trigo caído a la tierra para morir y dar-fruto, siguiendo el ejemplo de Jesús, sin mirar hacia atrás, negándose a sí mismo, olvidándose de él para pensar en los niños, en los pobres, en los ancianos con los que pasaba largos momentos charlando con ellos y acompañándoles en su soledad. .. Alfonso, como Jesús, no pidió al Padre que le evitara todo ese sufrimiento, sino que lo aceptó con amor y fidelidad, dejándonos el ejemplo de una vida evangélica y probándonos así que sí es posible vivirla aquí y ahora. .. Estando en el hospital le decía a una enfermera: pronto volveré a mi casa de Kansenya. .. ¿Veía acercarse el momento de su salida de este mundo? ¡Cuánto quería a sus gentes! Y por ellas dio la vida. .. Al terminar la celebración, varios coches salieron ya hacia Kansenya, donde se iba a celebrar el funeral y el entierro al dia siguiente. En todo su ambiente. En medio de sus hijos y hermanos. Junto a sus amigos. En esos momentos se “vive” el mundo africano. Con su belleza, con su encanto. Con ese corazón lleno de bondad. Con esos cantos de muerte y esperanza alegre. Hay lágrimas? Y hay paz. Y sonrisas. .. Cuando llegó el féretro, hacia el atadecer, era como si recibieran al “esperado”. Todos querian verle, contemplarle, acercarse. .. Con flores y cantos. Con lágrimas y miradas de piedad y cariño. Con esperanza viva y alegría santa. .. Belleza auténtica descubierta en el interior con los ojos de corazón. El coche avanzaba muy despacio en el recorrido hacia la misión. 12
  14. 14. El féretro se depositó en el patio central de la misión donde la gente estuvo toda la noche cantando y rezando. .. El martes por la mañana, a las 8, salimos hacia la iglesia del pueblo. .. Una hora de camino. .. Una hora de paz interior. .. Niños cantando, riendo, danzando —quizá sin saber bien lo que es la “muerte" y festejándole como siendo “vidaï, dialogando; avanzando detrás del coche. .. En esta celebración se habló de la enfermedad de Lázaro: “Maestro, si tú hubieras estado. ..” y afianzando la fe de la comunidad que durante tantos años ha sido sostenida por la palabra y el ejemplo de Alfonso. y Siempre digo que aquí es el pueblo es el que nos ayuda a vivir lo que celebramos. La celebración es del pueblo del que formamos parte los sacerdotes. Los cantos, las danzas, se contagian y se siente uno cerca del que nos reúne para celebrar su rriuerte y resurrección. El que no ve esa belleza de ¡o divino en lo humano está enfermo, puede que sea de los que tienen ojos sin ver. .. Y después siguió el entierro. A lo grande. Se le enterró según la tradición del lugar, con sepulcro cavado como a los jefes. .. Lo que Alfonso rehuyó en todo el recorrido de su vida en Africa, lo ha recibido en el último adiós. Como Jesús, podia decir “mi reinado no es de este mundo”. Y han sido los pobres, los niños, los ancianos, los que le han festejado por todo lo grande con sus palmas y ramos. .. Lo repito: lágrimas, cantos, alegría, esperanza. .. Todo lo hemos vivido en esos momentos. Sobretodo de la parte de los niños, de los pobres y de los ancianos. .. El gobernador, presente, nos dirigió unas palabras hablando de lo mucho que Alfonso ha hecho por la población. .. Sus amigos estábamos allí, pero la verdadera palabra salía de la boca de los pequeños. .. Varios de los que nos habéis escrito insistís en una realidad que siento profundamente en mis carnes: haber conocido a Alfonso y haber vivido con él ha sido una gracia de Dios. Y podemos decir 13
  15. 15. con fe, pazy alegría: gracias, Señor porque en él nos has ayudado a ver que se te puede conocer, sentir y amar en todo cuanto hacemos. En las tinieblas, se agradece la lucecita de la linterna e incluso de la cerilla. .. Alfonso es una luz para nosotros. Y quisiera agradeceros a todos vuestra presencia junto a nosotros en estos momentos. A los que nos habéis conocido y a todos los que, sin conocernos, nos consideráis vuestros amigos. En el Jesús—Amigo nos encontramos todos en el mismo camino hacia la VIDA. Un abrazo. A modo de resumen. .. Queridos, entrañables amigos todos! Querría transmitiros siquiera someramente algunas notas sobre la celebración del funeral por Alfonso en Kansenya, a partir del momento en que fue sacado el féretro del avión. No sé si llegamos a hablaros del funeral que tuvo lugar el lunes, a las 9 de la mañana, en la Catedral de Lubumbashi. Lo presidió el Arzobispo, Monseñor Songasonga, acompañado de un buen número de curas, nativos y otros. En la iglesia se encontraban numerosas réigiosas españolas de diferentes congregaciones, que habían conocido a Alfonso yque guardaban una profunda estima hacia él. La homilía se la confiaron a José Coves. Nos pareció acertada la elección, dado que durante muchos años la Maison Don Manuel, la Casa de los Operarios de la que José Coves es el responsable, ha venido ofreciendo un remanso de paz a Alfonso cuando venía a la capital para toda esa variedad de asuntos que uno está obligado a solucionar en la capital. 14
  16. 16. Desde el cariño tan profundo que aJosé le unía -y le sigue uniendol- a Alfonso, aplicó con acierto a la vida, a la entrega de Alfonso hasta el finall, el pasaje en que Jesús habla del grano de trigo; que si no cae en tierra y pudre en ella, y muerel. .. no da fruto. Conociéndole a Alfonso como le conocíamos la mayoría de los que estábamos allí presentes, poco había que explicar. Sin ir más lejos hacia atrás, en la tarde del domingo, 9, cuando a eso de las 4 de la tarde, tratábamos de convencer a Alfonso de la necesidad de salir de Kansenya, de traerlo a Lubumbashi, a la clínica, cuanto antes, con una voz sin apenas fuerza argumentaba que no podía dejar la Misión, que tenía que distribuir los cuadernosa los niños que habían trabajado en las carreteras y se los habían ganado. Se iban a atrir las escuelas, los niños necesitaban SUS cuadernos. Si, la exposición de José Coves había puesto el tono adecuado a aquella hermosa celebración. Vale la pena hacer un inciso para referirnos a los numerosos trámites que hubo que realizar con el finde "oficializar" la muerte de Alfonso: despacho tras despacho y, por supuesto, dejando la correspondiente suma en cada uno de ellos. Para colmo, nos apremiaba el hecho de que todo debía hacerse entre el viernes, ya un tanto avanzada la mañana, y el sábado. .. en medio de una huelga general por parte de toda la administración. Para "oficializar" el fallecimiento de Alfonso, y, además, para poder contar con los permisos oportunos a fin de poder trasladar el féretro hasta la Misión de Kansenya. No he querido dejar de lado el hecho de que, merced a la colaboración de algunos delos compañeros curas nativos, al final se pudo acabar a tiempo con todo. Esto nos iba a permitir entrar en el funeral del lunes sin problemas, para, seguidamente, emprender toda una peregrinación hacia Kansenya. Los que contaban con vehículo trataron de llevar consigo a los que no contaban con medio de comunicación propio. José Coves y yo, hacía justamente una semana, el lunes anterior, habiamos ido en avión a Kansenya, acompañados e José A. Bascaran, para recoger a Alfonso y traerlo a la clínica. Ahora, también en avión, lo devolvíamos de nuevo, dignamente, a su 15
  17. 17. Kansenya querida, a la Kansenya a la que, como había recordado el Arzobispo el día de su funeral, solía denominar "Kanseya, mon amour", "Kansenya mutemwe wami". Los amigos que, en esta ocasión, nos habían OFRECIDO de su cuenta el transporte en avión, eran los mismosque nos habían conducido anteriormente a Kansenya, cuando habíamos ido a buscar a Alfonso. Entonces habíamos viajado en una pequeña avioneta de seis plazasAhora habían preparado ya un pequeño cargo, capaz de llevar una veintena de personas quizás más: uno de ellos, el piloto que ya nos había conducido al ir a buscar a Alfonso; y el otro, hombre muy cercano a todos nosotros, nos acompañaban. Además del Vicario General y otras personas. Entre todas ellas, el Vicegobernador de Katanga que, por deseo, decían, de autoridades superiores, quería hacerse presente en el adiós último a Alfonso. Curiosamente, el piloto había tenido que enviar a Zambia, en la mañana del mismo lunes, otro pequeño avión para traer carburante, a fin de poder realizar el vuelo. En Lubumbashi no se encontraba. Para los que no han llegado a conocer estas tierras, estas pistas mal llamadas carreteras, quizá el haber podido transportar a Alfonso en avión no tenga demasiada importancia, no alcance demasiado relieve. Es verdad que Alfonso había fallecido, pero su cuerpo hubiera sido desagradablemente zarandeado a lo largo de muchos y muy malos, muy difíciles kilómetros. El piloto y el otro amigo, amigos entre sí y amigos de nuestros hermanos de aqui, el día en que se habían acercadoa decirnos que querían trasladarlo en avión por su cuenta, nos habían propuesto pagar únicamente el carburante. Al final, nos han dicho que todo "está arreglado". No deja de ser curiosa y admirable la actitud de estos dos hombres, algún otromás también de su entorno, entre los no originarios de este país: personas de poca o ninguna práctica religiosa, pero de una sensibilidad humana que para sí querrían o querríamos algunos! Cuarenta y cinco minutos de vuelo. Emotiva la salida del féretro del vientre del avión, ante un gentío que lloraba y entonaba los cantos habituales en casos semejantes dentro de esta África siempre sorprendente, que no deja de sobrecoger. l6
  18. 18. A lo largo del recorrido de los 20 kms. de pista de tierra y arena que serpentean el descenso desde la pista de aterrizaje hasta lavlisión de Kansenya, surgían grupos de gentes que casi no ns dejaban pasar: teníamos que detenernos para que aquellas personas pudieran siquiera mirar hacia el féretro. Una hora después entrábamos en terreno de la Misión en mediode una multitud y un griterío hecho llanto, que ciertamente llegaba hasta lo más profndo del corazón. Sí, con razón hablaba Alfonso de "Kansenya, mon amour". Se palpaba que también para Kansenya Alfonso había sido "son amour" ("mutemwe wandi") y, sin duda, lo seguirá siendo. Al atardecer se exponía el féretro al exterior, fuera de la rducida capilla del Colegio, a fin de que cuantos quisieran acercarse, pudieran hacerlo para contemplar de cerca a Alfonso y. ..tal vez algo más! A medida que la luz solar se iba extinguiendo, numerosos pequeños fuegos iban apareciendo en la explanada cecana a la capilla. A las 8 de la tarde, una primera Eucaristía hecha todo un símbolo: había anochecido, la mirada no alcanzaba a ver más allá de unos pocos metros; perola luna, limpia, bella como suele mostrarse aquí, en África, cuando su círculo se ha llenado de luz, desafiaba a la oscuridad. Alfonso había fallecido, para muchas gentes del valle de Kansenya era la noche, la orfandad casi completa. Todo podría haberse acabado. .. Pero no, allí estaba Cristo, en el Pan y en el Vino, materias sin relieve al lado de otras más sofisticadas y más sólidas hechas por la mano del hombre. .., pero portadoras de un Cristo salido de lo profundo del sepulcro, triunfante, resucitado y Portador de Una Nueva Vida para cuantos sigan, sigamos poniendo en El nuestra confianza. A lo largo de la noche los cantos y los susurros de muchas personas hechos oración iban a proseguir, cerca del féretro en el que descansaba Alfonso, hasta prácticamente el amanecer. En Kansenyatambién nos íbamos a reunir numerosos curas, muchos, para acompañar a Alfonso en la celebración de la Eucaristía, que daría comienzoa las 9 de la mañana. La presidía el Vicario General de la Diócesis, Monseñor Moto. Una organización sencilla y, al mismo tiempo, quizá por eso mismo, admirable. Sonaba más a Iglesia de Jesús de Nazaret que algunas otras celebraciones en las que el boato puede llegar a ocultar la realidad latente en las mismas: "el Jesús del kikolopol". 17
  19. 19. El Jesús del "kikolopo". .. Qué significa esto’? Todavía hace poco más de cuatro meses, cuando en una tarde de domingo nos reuníamos en Bilbao unos cuantos amigos curas en compañía de Alfonso, éste, entre otrostemas de conversación, nos preguntaba a ver si habíamos conocido alguna iglesia, algún templo construido bajo la advocación del Jesús del paño a la cintura (el kikolopo), puesto de rodillas ante sus discípulos y_ lavándoles. .. y secándoles los pies! Si, la celebración de la Eucaristía en aquellas circunstancias nos llevaba hasta el amigo cura que era Alfonso, y que durante casi treinta años había vivido acercándose, inclinándose podríamos decir, ante los más pequeños de los poblados que él visitaba: niños, ancianos, enfermos. .. Alfonso reposaba al pie del altar. No había prisa, como no suele haber nunca prisa en África durante las celebraciones. Hombres y mujeres pobres en todo, pero ricos —oh! , riqueza perdida en occidente, en el norte sabio y poderoso! sí, ricos en tiempo! Tiempo disponible para uno mismo, para los demás, y también para Dios. .. Uno que viene de allí en donde se ie obligado a hacer equilibrios para que la celebración de la Eucaristía no supere los 40 o 45 minutos, agradece este clima de paz y no prisa para poder saborear la presencia de Él. Los cantos tenian mucho que ver en la creación de un clima semejante. En un momento dado, el canto de adiós se dirigía directamente a Alfonso. Emocionante: "Este es un día que nos trae muchos pensamientos a la mente. “Tata Alfonso, te pedimos una cosa: mantennos firmes en nuestro compromiso, en nuestro trabajo. "A pesar de que te vas, nos alegramos contigo! Alégrate porque vas hacia Dios! Vete acompañado de nuestra alegría y que Dios te guarde en tu marcha hacia Él! "Gracias por todas las cosas que hiciste! "No nos olvides, ora por nosotros ante Dios! " Profundamente emotivo! Una homilía también muy cercana a la personalidad de Alfonso, muy a punto la que nos ofreció uno de los curas de la Diócesis, Monsieur l'Abbé Martin Kabanga. 18
  20. 20. Al final de la Celebración, nos pidieron a algunos que dijéramos algo sobre Alfonso. Tratamos de aportar algo y, entre todos, uno piensa que pudimos ofrecerle a Alfonso lo mejor de que éramos capaces. También el Vicegobernador de Katanga dirigió unas palabras en nombre del gobernador que, a su vez, decía hacerse eco del deseo el presidente de la República, que habría escuchado algo (i? ) sobre la persona, su calidad como persona, de Alfonso. Al final, enterrado a la manera en que son enterrados aquí los jefes. Una primera cámara, profunda, con paredes sólidas, de cemento: en el fondo de la misma, el féretro. Sobre la cámara, unas chapas metálicas. Y, a partir de las mismas, la tierra. La tierra común. .. En Kansenya tenemos que agradecer a los dos curas de la Misión, naturales del país, el empeño y el acierto con que prepaaron todo lo que posibilitó que la Celebración fuera tan digna. A las Hermartas Capuchinas, que se muitipiicaron para que la logística estuviera a punto y para darnos acogidaa muchos de nosotros, nuestro agradecimiento también salido muy de dentro. Alfonso ha quedado encerrado en el vientre de la tierra a la que amó y por la que dio poco a poco su vida, hasta el final. Un orgullo para todos nosotros el habernos podido contar entre sus amigos! A él, hasta pronto! Hasta que Señor de la Vida disponga! Y a todos vosotros, unos abrazos muy fuertes de todos nosotros! La misma tarde del funeral entramos en su casa: pequeña, muy pequeña, pero llena de cosas y más cosas, como solemos decir, hasta los topes. ..y por encima de los mismos topes. .. casi! Te damos gracias a tí, Bittor, por los puntos que nos sugieres con vistas a vuestra próxima visita. Cuando, al final de la Eucaristía, dije cómo vosotros dos estáis dispuestos a finalizar la traída de aguas, el clamor fue de tracal. Por su parte, Noca ha dicho queestá dispuesto --este hombre, cuánto le quiere a Alfonso! a echar una mano en lo que a él le concierne para contribuir a que el agua comience, porfin, a regar la cité de Kansenya! Besarkada aundi bat eta laster arte! Luis Mari y compañeros todos de Afonso (22 de octubre de 2005, 9,40 hs) 19
  21. 21. FUNERAL DE ALFONSO EN SAN NICOLAS (Algorta) Soy compañero de Alfonso desde el seminario menor, primero en Gordexola, después en Castillo, después en Vitoria y terminamos en Derio. Nos ordenamos el año 60 el 29 deJunio. Alfonso se reunió con nosotros en el entonces llamado Congo el año 1966. Yo he vivido con él22 años, primero en la misión de Mufunga y después en Kansenia. Cuando me mandaron a Kansenia, para que no estuviera solo vino a ocuparse de la parroquia rientras yo me ocupaba del centro para catequistas. También él me ayudaba con algunas clases en el centro catequético. En los funerales hay una oración al final, cuando despedimos al cadáver, que dice: “Te damos gracias, Padre de bondad, por todos los beneficios que has derramado sobre tu hijo N. en su vida mortal, signos de tu bondad y de los que todos nosotros nos hemos beneficiado”. Pues bien, de esos beneficios que Dios derramó en Alfonso quiero hablaros brevemente. Alfonso no era de medias tintas en casi todo hay que poner un “muy”. Así yo le recuerdo como: 1) Muy trabajador. Se levantaba a las tres de la mañana para poder llegar a la ciudad a las ocho y así poder aprovechar toda la mañana. Nosotros a veces le tomábamos el pelo diciéndole“Si se puede salir antes por qué salir más tarde” ¡Cuántas escuelas ha levantado, dispensarios, carreteras, etcl. La traída de agua que tanto tiempo le llevó. Todo esto y más, son pruebas de su gran espíritu de trabajo. 2) Muy austero. ¡Cómo podía vivir así? Nos preguntábamos muchas veces Podía pasarse sin comer fácilmente a base de café y tabaco. Una habitación austera, con una simple cama a la que había que llagar por un camino rodeado de cantidad de cosas, con un simple lavabo para lavarse la caa, a veces sin agua. 3) Muy amigo de sus amigos. Muy acogedor Dejaba todas sus cosas por recibir, acompañar y enseñar a todos los visitantes que le llegaban. Esta fue precisamente la primera señal de alarma de que no estaba bien, pues había prometilos estar allí para recibir a Luis Mari y no había llegado. Muy generoso con 20
  22. 22. todos. Su coche iba siempre lleno de productos del campo para “los de la ciudad” 4) Muy lector. Leia de todo, teología, espiritualidad y novelas de toda clase, así estaba el corriente detodo. Cuando volvíamos de. vacaciones, además de la botella de coñac Torres 10, le llevábamos las últimas novelas que había en las librerías. 5) Muy del Athleti. Los domingos que nos juntábamos con las monjas en la cena que por ciertosolía ser una poco mejor que de ordinario, él prefería quedarse para escuchar “Carrusel deportivo” de radio exterior de España. Yo el lunes, por su cara, ya sabia lo que había hecho el Athleti. Si alguna vez osaba preguntarle a pesar de su mala cara qué había hecho el Athleti, solía responder no de muy buena gana “Tú, no tienes radio, o qué’? Cuando había ganado me daba todos los detalles de partido. .. 6) iviuy sensible a ia pobreza y a las injusticias El tratar de ayudarles, sin paternalismo, a salirde pobreza, fue esto lo que más le ocupó su vida. ¡Cuántas familias han salido de la miseria, (no de la pobreza) de la miseria de “allí” gracias a él! ¡Cuantos niños han podido ir a la escuela con sus bolígrafos y cuádrenos gracias a él! ¡Cuantos jóvenes, en especial chicas han podido continuar sus estudios gracias a él! Una de ellas ha llegado a ser médico, será sin duda una de las primeras médicas de por allí. En mi viaje de vacaciones hace cuatro años, un día me llevó a visitar a los niños que trabajaban de “camineros” en la carretera. Después de andar unos 30 km. encontramos a la primera brigada de niños. ¿Cuántos? No sé, ¿trescientos? Les di los caramelos que él mismo me había preparado. (¡Yo no estaba preparado para tanto niñol). Unos veinte kilómetros más adelante otra brigada, otros trescientos, cuatrocientos, no sé. Más adelante otra, igual. Allí había niños. .. todos trabajando y jugando, pero hacían sus trabajo. Había niños hasta de cinco años, casi no podían con su azada. Con ello se ganaban ss cuadernos y bolígrafos. Impresionante. 7) Muy cuidador de sus comunidades cristianas Sus retiros con la gente, sus reuniones con los catequistas. Muy exigente con ellos como él también era muy exigente consigo mismo. Entre nosotros sus misas terían fama de ser largas, eso allí en el 21
  23. 23. Congo, sobre todo cuando había bautizos o matrimonios o primeras comuniones. Había que ir con bocadillo. 8) Muy sensible a los mayores a su soledad y a sus necesidades. Con ellos, después de trabajo, pasaba hoas fumando y hablando. Como veis en todo era ‘h1uy”. También tenia sus defectos como todo humano. 1) Muy fumador. Lo dejó cuando el médico le puso la espada de Dámocles sobre la cabeza. Lo dejo, volvió a empezar. Lo volvió a dejar. 2) Muy terco, no cuidaba de su salud, ni se dejaba cuidar. Cuando cogía las malarias, se encerraba en su habitación y él mismo se medicaba. 3) Bastante introvertido, solo comunicaba sus sentimientos a las personas muy allegadas. 4) Brusco a veces en sus contestaciones. Alfonso, era muy Alfonso Una muy buena persona. Un ocho sobre diez. Yo soy de los que más tengo que agradecer a Dios haber vivido con él, yo soy de los que más me he beneficiado de los dones que Dios ha derramado sobre él en su vila mortal. Gracias Señon Pruden Escobar, sacerdote y amigo de Alfonso. (19—10-2005) (Palabras pronunciadas por Pruden al final del funeral por Alfonso) 22
  24. 24. l l’ “P.

×