Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

HegoBerriak 27 . abril 2003

113 views

Published on

Vigesimoseptima entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 27 . abril 2003

  1. 1. PARROQUIA DE SAN VICENTE MARTIR DE ABANDO SECTOR ABANDO-ALBIA 48001 BILBAO GRUPO DE APOYO AL TERCER MUNDO Abríl/ Z003 Publicamos en este número la segunda parte del informe escrito por Luis M‘ Guerrikagoitia sobre la labor que se desarrolla en Mufunga (R. D.del Congo). Son de resaltar las cifras de estudiantes universitarios que encontramos al final del escrito. , USTO COMERCIO Aumentfldó” - Y os recordamos que en Mayo, dias 10 y 11, celebraremos ¡a Illes‘? ! ‘le ¡a Solidaridad como ya es habitual. No tiene sentido esta fiesta sino la compartimos todos y cada uno de los que conformamos la Comunidad Parroquial; así poes, ¡ESTAMOS TODOS INVITADOS! , ¡OS ESPERAMOSL
  2. 2. l Después del 16 de enero pasado ‘en Romo, casi lo mismo, pero más amplio y para que lo tengáis con vosotros. Amigos todos, Después de la reunión que mantuvimos con vosotros el pasado jueves, en Romo, nos “ha parecido que valía la pena os enviemos estas páginas que vengan a completar lo dicho allí. Como ‘sabéis bien todos vosotros, nuestras actividades en la Misión de MUFUNGA y otras, han sido de diversa índole, siempre tratando de combinar evangelización, en el sentido más estricto de la palabra, con otras de carácter más "profano" orientadas a un desarrollo que tratara de ser. .. integral! Por un lado, creación de pequeñas comunidades, procurando que cada poblado, por pequeño que fuera, contara con su "kipwilo" (comunidad de base) presidido por una persona (hombre o mujer, según el caso) y acompañada por varios "consejeros". Por otra parte, impulso a la enseñanza, a la sanidad y a "las vías" de comunicación entre los pueblos y hacia la ciudad: para ello, procurando crear paulatinamente las infraestructuras consiguientes, tales como construcción de escuelas; construcción también de pequeños dispensarios o centros ‘de salud; trabajando por conservar los caminos ya existentes y abriendo otros nuevos (pistas de tierra, transitables para vehículos), etc. etc. Tal como lo hicimos el 'ueves, 16 de Enero en Romo, en ue nos extendimos de forma 7 particular sobre las líneas seguidas en el capítulo de la enseñanza, os enviamos un informe más detallado de lo que entonces pudimos presentaros. Que lo tengáis en vuestras manos, para oderlo conocer de modo más ersonal más cercano en su caso oder hacemos también P : - > Y, a P cualquier pregunta o sugerencia que se os ocurriera, a la que trataríamos de dar respuesta encantados de la vida! Ya en alguna otra ocasión haciamos alusión a este proverbio: "Si planifieas por un año, siembra trigo; si planificas por una década, planta árboles; , _ si planificas por una vida, EDUCA PERSONAS" La región de MUFUNGA-SAMPWE se encuentra al sudeste de la República Democrática del Congo, en la Provincia de KATANGA, a 380 kms. de Lubumbashi, capital de la Provincia. Su extensión es de unos 12.500 kms. cuadrados y abarca poco más o menos lo que significan las provincias de Navarra y Guipuzcoa juntas. Sus habitantes se dedican, en su inmensa mayoría, a la agricultura, salvo algunos núcleos de población que, instalados cerca de ríos de un caudal aceptable, emplean una buena parte de su tiempo en la pesca. Lubumbashi, conocida además como "la Capital del Cobre", es una de las ciudades más importantes del país y en ella se encuentra una de las pocas universidades con que cuenta la República Democrática del Congo. Durante 24 años, desde comienzos del año 65 hasta el 89, un grupo de curas y laicos vascos vinimos trabajando en aquella extensa región, a partir del centro geográfico del conjunto de los más o menos 60 pequeños pueblos que configuran el territorio confiado a nosotros, tratando de impulsar todo aquello que pudiera contribuir al desarrollo de sus 80.000 habitantes. Este centro geográfico, MUFUNGA-SAMPWE, es el que da nombre a toda la región. MUFUNGA, nombre del Gran Jefe tradicional, ancestral, cuya autoridad se extiende sobre una gran parte de los múltiples clanes de la etnia BALOMOTWA que
  3. 3. 2 nombre procedente de la Administración en tiempos en que el CONGO era Colonia de Bélgica, hasta el 30 de Junio de 1960. Dentro de la misma región a la que hacemos referencia en este proyecto, además del Grau Jefe MUFUNGA, ejercen su autoridad también otros jefes de alto rango: KALONGA, MWONIBE, MUSABILA, SAMBWE. Por otra parte, junto a la etnia BALOMOTWA, existen otras, BASANGA y BANWENZI cuyos clanes, que dependen de los dos últimos Grandes Jefes citados, viven muy próximos cuando no mezclados con los de etnia BALOMOTWA El año 89 otro grupo de curas, ya nativos, autóctonos, tomaba el relevo al frente de la Misión. A partir de entonces, y ya desde Euskalerria, desde nuestras Delegaciones de Misiones Diocesanas de Bilbao, San Sebastián y Vitoria, sobre todo los que habíamos invertido una gran parte de nuestras vidas en aquella región, continuamos prestando nuestra colaboración en todo aquello que apunta al desarrollo de sus habitantes. Afortunadamente PARA TODOS, la sintonía existente entre los responsables actuales, nativos como apuntamos, y nosotros es excelente y constituye un cauce óptimo para esta colaboración. DESARROLLO: APUESTA POR LA ENSEÑANZA- Entre otras muchas actividades que tenían que ver directa o indirectamente con el desarrollo (reparación de pistas para el paso de vehículos y apertura de otras nuevas; construcción de puentes; perforación de pozos; envío de medicinas desde aquí, desde nuestras parroquias, y construcción de centros de salud; construcción de escuelas; etc. ), uno de los aspectos de la vida en que nos habíamos empeñado durante los años de nuestra presencia en aquellas tierras, de forma muy particular, había sido el de la enseñanza. Siempre habíamos considerado que este tema de la enseñanza se encuentra en la base —algo así como los cimientos más sólidos. ..- de cualquier otra actividad tendente al desarrollo. La alfabetización y la preparación de las personas "desde dentro" nos parecia que, a la larga, eran las que podrían ofrecer al país promotores suficientemente formados y concienciados para un desarrollo integral: "Si planifïcas para una vida, EDUCA PERSONAS”. Cuando, en Febrero del 65, llegamos a MUFUNGA, sólo existían dos escuelas primarias completas, de seis años, para todo el territorio; que funcionaban, al estilo de antaño, una para chicos y otra para chicas. Las dos se encontraban en el Centro, en el mismo Mufunga. Tras la alfabetización consabida, todo lo que cabía ofrecera los alumnos más aventajados era cursar dos años más de carácter pedagógico, también en el Centro, en Mufunga, a fin de prepararse como "maestros" destinados a algunos de los poblados, de los muchísimos poblados del interior de la misma Misión; e igualmente a las escuelas de otras Misiones. En las escuelas de aquellos pueblos alejados del Centro, por mera rutina, no cabía más aspiración que una alfabetización sencilla: aprender a "escribir, contar, sumar y multiplicar. ..". Fué a partir de ahí, de lo poco que teníamos para tantos y tantos niños a lo largo y ancho del territorio, de lo poco que se les podía ofrecer en orden al futuro, cuando comenzamos a plantearnos qué posibilidades cabían para, por una parte, dar salida, ofrecer otras aspiraciones al número creciente de alumnos en nuestras escuelas; y, al mismo tiempo, tratar de ir mejorando paulatinamente el nivel de nuestros centros de enseñanza: no era nada fácil conseguir la contratación de profesores formados en otros centros, sobre todo (le la ciudad, y menos universitariosl, para que se trasladaran a trabajar al interior, a muchos kilómetros de distancia y en medio de otro contexto sumamente diferente del de la ciudad). Poco a poco, conseguimos autorización de los estamentos del Estado para que el Ciclo Pedagógico alcanzara los cuatro años, de forma que los futuros maestros, al menos,
  4. 4. obtuvieran una mejor formación. Y de este modo, progresivamente, con el paso de los años, conseguimos alcanzar la meta, el ciclo completo de los seis años de Secundaria; primero, para el Centro de la Misión, en MUFUNGA; y más tarde, para otro más, otros dos centros escolares más. .. lugares más o menos estratégicos con respecto a otros núcleos de población, salpicados dentro del extenso territorio, en el interior de la selva. Antes de nuestra salida del país, el año 89, eincluso hasta algunos años más tarde, hasta 1994 prácticamente, la inmensa mayoría de los poblados —más de 50; algunos, distantes del Centro, MUFUNGA, hasta más de 100 kms; con accesos difíciles, muy difíciles sobre todo durante los seis meses quegdura la estación de lluvias— contaban con "su" escuela: desde los pueblos más pequeños, con una, dos o tres clases de Primaria, base de una alfabetización cuando menos extensiva; pasando por otros que habían alcanzado el ciclo completo de Primaria (seis años); hasta aquellos otros —tres, en concreto- en que la Escuela Secundaria o el Instituto venían a ofrecer una formación en general bastante aceptable, para llegar incluso a catapultar a no pocos alumnos hasta la Universidad. Sobre todo, el Instituto BUKWASHI, situado en el puesto central del territorio, en el corazón de MUFUNGA, en donde se hacía menos difícil contar con el profesorado más capacitado y adaptado a las necesidades (algunos de los profesores, procedentes de la capital) y, también, al que se podía atender, dada la proximidad de los responsables, con una mayor diligencia. SLÏRGEN LOS PROBLEMAS: LOS UNOS. COMO CONSECUENCIA DEL DETERIORO GENERAL DEL PAÍS; LOS OTROS, POR "EXCESO _l_)_E CRECIMIENTO". .. 0 "DE VELOCIDAD EN EL CRECIMIENTO". - Cuando se habla de problemas, a primera vista parece como que siempre debiera tratarse de algo negativo; sin embargo, como se verá inmediatamente, aquí nos enfrentábamos, además, a problemas de carácter positivo. A partir de los años 94-95, comenzaron a plantearse dos tipos de problemas de una cierta envergadura en este terreno de la enseñanza: 1.- Por una parte, un primer problema de carácter estrictamente negativa la corrupción del régimen de MOBUTU SESE SEKO había llegado al paroxismo: los miles de funcionarbs dependientes de la Administración del Estado contemplaban con estupor cómo sus salarios, precarios ya en principio, se hacían efectivos con una irregularidad progresiva, hasta llegar prácticamente a desaparecer (Administradores de Territorio -especie de alcaldes-, Médicos, Enfermeros, Policías, etc. ). Evidentemente, Profesores de Institutos y Maestros en general quedaban atrapados en un mismo desastre. De todos es bien sabido que, en un régimen dictatorial que trata de perpetuarse sin la menor toma de conciencia del sin- sentido de su actuar, y sin escrúpulo alguno con respecto a la injusticia practicada por sistema, la ignorancia de sus ciudadanos en general y la ausencia de personas capacitadas, preparadas, en particular, vienen a contribuir de manera eficaz a que los que controlan el poder puedan seguir actuando con absoluta impunidad. No era ésta la primera vez que el campo de la enseñanza se veia amenazado. Sin embargo, en esta ocasión se iba a tratar (como comprobaríamos, con dolor, más tarde) de algo más que de un mero periodo transitorio, accidental. Semejante situación tenía visos de prolongarse excesivamente. Hasta tal extremo que algunas escuelas de otras zonas del país iban optando por el cierre, por el abandono de muchos de sus maestros En MUFUNGA la amenaza se cernía igualmente sobre algunos pueblos. .. Había que poner, pues, manes a la obra. Como primera medida, de emergencia, aquellas personas a las que concernía más directamente este estado de cosas —Consejero de Enseñanza, supervisor y animador de las
  5. 5. 4 escuelas a lo largo y ancho de una zona muy extensa, más allá de los límites de la región de Mufunga-Sampwe, autóctono él; Cura Responsable de la Misión, también nativo; una de las religiosas belgas, Directora del Instituto Bukwashi; padres de alumnos de un lado y Profesores y Maestros del otro»- todas ellas se reunían y se comprometían a luchar unidas para tratar de que las escuelas, a pesar de la desidia y más del Gobierno, siguieran funcionando. Los padres de los alumnos entregzrian a éstos, a sus hijos, mensualmente, alimentos de los que disponían en sus casas, sobre todo harina de maiz, mandíoca, alubias. ..y poquito más. Los alumnos los llevarían al centro escolar correspondiente a fin de que los Profesores y Maestros pudieran, cuando menos, subsistir. Por un tiempo, durante unos meses, casi un año, el plan funcionó. .. a medias. Con el transcurso de los meses, la situación se fue haciendo progresivamente insostenible. Las familias, por un lado, con cuatro, cinco o más hijos, sienpre limitadas en sus posibilidades, se veian incapaces de seguir entregando cada mes y a cada hijo parte de lo que ellas mismas necesitaban para alimentarse, para sobrevivir; los Profesores y Maestros, de otro lado, tampoco podrían limitarse, a largo plazo, a la mera subsistencia. Paulatinamente, el número de alumnos que se ausentaban de las escuelas fue creciendo y, en algunos poblados, las escuelas desaparecían como por inanición. 2.- Por otra parte, un segundo problema, éste pa de carácter positivg venía a añadirse al primero: De un lado, el buen funcionamiento de las múltiples escuelas primarias extendidas a lo largo y ancho de todo el territorio, contribuía a que fuera creciendo el número y el nivel de los alumnos que se incorporaban a los Institubs de Enseñanza Secundaria; de otro lado, nuevos Profesores, originarios de MUFUNGA, tras haber obtenido en la Universidad sus títulos de Graduado e, incluso, de Licenciatura, en Pedagogia, Sicología, Inglés, Economía, etc. , regresaban, tal como se habían comprometido a hacerlo, a nuestros Institutos (sobre todo, al Instituto BUKWASHI), viniendo a mejorar la calidad, a elevar el nivel intelectual del equipo de Profesores. La combinación de estos dos elementos -el mayor número y la mejor preparación de los alumnos que accedian a los Institutosj así como la mayor capacitación de los Profesores, en el mismo Instituto hacian, también, que el número y el nivel de los finalistas que superaban el Examen de Selectividad fueran "in crescendo". Consecuentemente, éstos tenían derecho a acceder a la Universidad: algunos de ellos, dignos a todas luces de proseguir adelante en sus estudios. .. pero que no contaban con los medios necesarios. En la Capital de nuestra Provincia de KATANGA, en Lubumbashi, en una época anterior, habían existido internados al amparo de PP. Salesianos, de PP. Franciscanos, etc. , pero el desorden económico actual habia hecho difícilmente sostenibles (hasta su desaparición) aquellos internados justamente cuando más, quizás, se necesitaban; cuando empezaban a necesitar de ellos, entre otros, nuestros jóvenes que debían desplazarse casi 400 kms. para asistir a la Universidad. A decir verdad, aunque los internados hubieran sobrevivido, tampoco sabemos cómo las familias de nuestros pueblos, que vivían exclusivamente de una agricultura rudimentaria, hubieran podido soportar los gastos que les exigiría la presencia de sus hijos en la ciudad para seguir, ya, los estudios universitarios. .. ¿Qué se podía hacer? ¿Nos íbamos a quedar en una mera letania de lamentos. ..? A partir de la correspondencia que seguíamos manteniendo con los que se habían quedado al frente de todos los objetivos iniciados en Mufunga y de los problemas derivados de aquéllos, y, sobre todo, con ocasión de nuestras visitas periódicas a MUFUNGA- SAMPWE durante los meses de verano, nos sentimos interpelados, una vez más, y . ..obligados también moralmente a reflexionar sobre si se podía dar una salida digna a la situación de, cuando menos, algunos de aquellos jóvenes.
  6. 6. S SOLUCIONES A ESTOS PROBLEMAS DERIVADOS DE NUESTRA APUESTA POR LA ENSENANZA. - Posible solución al PRIMER PROBLEMA: ¿qué pasos dar para tratar de ofrecer mensualmente a los Profesores y maestros una determinada suma mensual, a partir de la cual se les pudiera "exigir" que siguieran enseñando? — En un encuentro mantenido, con ocasión de una de nuestras visitas, con todos aquellos que habían participado en la puesta en marcha del plan anterior "comida para los maestros", les preguntamos: "¿qué suma habria que ofrecer -primero, tratar de conseguir en Europa y, después, ofrecer— a los maestros mensualmente, para que ante los responsables ya citados pudieran comprometerse a continuar trabajando con regularidad en sus centros de enseñanza"? Como se puede suponer, nosotros no nos comprometíamos a conseguirles un "salario" que pudiera asemejarse al que de manera oficial y con regularidad habían venido percibiendo en años pasados, no; sino a tratar de aportarles una ayuda que: a) liberase a los padres de los alumnos de una hipoteca insoportable, esclavizante; y b) ayudase a Profesores y Maestros a gozar de una cierta autonomía económica. Los padres de los alumnos se limitarían a adquirir para sus hijos el material didáctico necesario, mínimo, y, además, eventualmente, a contribuir con algunos alimentos al sostenimiento de los enseñantes cuando, accidentalmente, por causas ajenas a todos los protagonistas, la ayuda ofrecida ‘ por nosotros no les llegara de manera puntual. En un primer momento, en el mes de Julio del 95, consideramos que una suma mensual de entre 300 y 400 FB (= entre 1.200 y 1.600 ptas. ), en atención a la antigüedad y a las cargas familiares mayores o menores de cada enseñante, podría constituir ese mínimo (? ) que asegnrase la continuidad en el trabajo. Éramos conscientes de que, aun en Africa, dicha suma era a todas luces insuficiente, que podría dar para muy poco, pero. .. tampoco sabíamos si, una vez de regreso a Euskadi, íbamos a conseguir las sumas que nos permitieran hacer frente siquiera a esos mínimos para más de 130 Profesores y Maestros. Una vez ya en casa, en Euskadi, confeccionamos unas listas, bien detalladas, con el número de Escuelas y el nombre de cada una de ellas; situación geográfica de cada escuela dentro del conjunto del territorio, con un pequeño ‘mapa adjunto para mayor información; número de enseñantes y alumnos de cada‘ centro; coste mensual del mantenimiento de cada escuela. .. Y, a continuación, a quienes pudieran mostrarse interesados, ofrecíamos la oportunidad de hacerse cargo, personalmente o en grupo, del coste, de la subvención‘ económica destinada al funcionamiento de alguno de aquellos centros escolares. Se trataba —decíamos entonces, con la ingenuidad de quien cree que mañana será mejor". - de una ayuda de emergencia, provisional. Todos esperábamos que MOBUTU no se iba a perpetuar por muchos años en un poder a tal punto dcspótico. No podíamos sospechar lo que las circunstancias nos iban a deparar en el futuro: que la situación del país, aun después de MOBUTU, iría a peor; y que, siete años más tarde, en la actualidad, nos íbamos a ver obligados a continuar "mendigando". .. porque seguimos creyendo que la enseñanza, la alfabetización y la preparación de cuadros intermedios de intelectuales, constituyen los cimientos para, en el futurol, optar por un país mejor. En los primeros meses conseguimos que varios grupos de hombres y mujeres de nuestro entorno, algunos conocidos ya antes, otros a los que íbamos conociendo por esta razón, e incluso, algunas familias concretas, asumieran la responsabilidad sobre la escuela concreta del pueblo "tal", o de la del pueblo "cuál", o la de aquel otro pueblo. .. De forma que llegamos a asegurarnos esa especie de "apadrinamiento" a nivel personal, de familia o de grupo, sobre varios de los centros escolares; y, junto a esta contribución, otras aportaciones‘, más esporádicas, de carácter menos regular. El hecho sumamente positivo, mirando hacia‘ atrás desde el día de hoy es que, excepción hecha de algunas sumas considerables recibidas
  7. 7. 6 de manera puntual para el funcionamiento de las Escuelas durante todo un año escolar (en dos ocasiones, del Ayuntamiento de Bilbao; apoyo también puntual, en otra ocasión, de una comunidad de creyentes; y de alguna otra suma por encima de lo normal que cayó en nuestras manos. ..), repetimos, es que tenemos que felicitamos -unos a otros; a los unos, por su generosidad y constancial; a los otros, a nosotros, por la suerte que venimos teniendo- y también mostrar nuestra admiración, perplejidad podríamos decir, porque hasta el presente hemos podido mantener nuestro compromiso. Y eso a pesar de que. .. Desde aquel año 1995 en el Congo han sucedido muchas cosas: derrocamiento de MOBUTU SESE SEKO, como ya queda dicho, por parte de Joseph Desiré KABILA; una guerra más, como también hemos señalado, a partir del 2 de Agosto del 98, guerra que todavía sigue coleando con agravantes difíciles de describir en este breve espacio. .. a pesar del último acuerdo de paz firmado recientemente, el pasado 17 de diciembre, en Sudáfrica; asesinato de Joseph Desiré KABILA y sucesión del que dicen ser hijo suyo. .. Todos estos avatares fueron trayendo consigo un caos progresivo para el país, una devaluación galopante de la moneda; en definitiva, una vida insostenible. No hubo más remedio que retocar el valor de la prima que se entregaba a los enseñantes: así, actualmente la suma que recibe cada enseñante oscila entre las 2.000 y las 3.000 ptas. (siempre teniendo en cuenta, como anteriormente, su antigüedad y el número de hijos). Y, aun asi, la mayor parte de estos Profesores y Maestros son dignos de admiración porque, a pesar de que se trata de una suma en verdad pequeña, insuficiente, dadas las circunstancias actuales del país, siguen trabajando! De otro lado, de los que, a partir de 1995, se comprometieron a ayudarnos desde Euskadi, varios entre ellos, inflexiblesl, continúan aportando su participación en el proyecto. Hay personas, grupos de algunas parroquias, matrimonios, familias que asumieron en su dia el compromiso de mantener una escuela con sus tres o cuatro u ocho maestros, por un tiempo determinado. .. y continúan firmes en su empeño. Admirable. No se les oye, no se hacen oír. .. no se les conoce: no importa, ahí siguen. Sin embargo, entre aquellas personas que aceptaron la invitación que les hicimos en los primeros días y que han continuado colaborando hasta hoy, también tenemos a quienes comienzan a interrogarse e interrogarnos a ver hasta cuándo va a durar esto -con razón! , añadimos nosotros- . Y por ‘si estas dificultades no fueran suficientesm, he aqui que, como para "querer agravar más las cosas", el número de escuelas y de enseñantes sigue creciendo, queriendo crecer, más bien: porque desde pequeños pueblos que hasta el presente no habían contado con una escuela, al contemplar cómo los niños y jóvenes de otros poblados vecinos progresan en su preparación, en su desarrollo intelectual, se acercan a los responsables de la enseñanza, en MUFUNGA, pidiéndoles que también ellos quieren tener una escuela, un maestro -a veces, son necesarios dos o tres— en su pueblo. De tal modo que en la actualidad debemos sostener a 280 enseñantes, entre Profesores, 48 (Institutos) y Maestros, 232 (Escuelas Primarias). No sabemos por cuánto tiempo más podremos continuar sosteniendo las Escuelas de MIJFUNGA. De momento, mientras vayamos contando con los apoyos necesarios, no vamos a cejar en el empeño. Sería doloroso tener que renunciar de una manera brusca al objetivo que estamos llevando a cabo; pero de nuestra parte, al menos, no vamos a "programar" su abandono. Continuamos. .. ¿Qué soluciones cabían con respecto a este SEGUNDO PROBLEMA: LOS ALUMNOS SALIDOS DE LOS INSTITUTOS Y QUE "AHÍ SE QUEDAN":
  8. 8. ¿Cabría embarcarse en la creación de una "especie de becas" de estudio para universitarios? En el verano del año 96.. . , de visita de nuevo a MUFUNGA, al contemplar a aquellos primeros alumnos salidos de nuestros Institutos (¿qué significaba MUFUNGA? ¿en dónde estaba semejante rincón, desconocido para muchos, ajenos a su existencia? ) los primeros alumnos en la historia de aquella regiónl, que podrian tener acceso a la Universidad, una misma pregunta: ¿Qué podíamos hacer nosotros? ¿Iban a quedar estos jóvenes abandonados a su suerte por falta de medios? Nueva reflexión con los responsables de la enseñanza ya citados: Consejero de Enseñanza, autóctono; Cura Responsable de la Misión, nativo igualmente; Religiosa fuertemente implicada en la Enseñanza, belga; y Prefecto del Instituto BUKWASHI, nativo también. ¿Podíamos hacer algo más que preparar a nuestros finalistas para que simplemente "tuvieran derecho a ingresar en la Universidad? De momento, para empezar, constituimos un Comité, formado, una vez más, por personas implicadas en la Enseñanza. Con este Comité, fuimos estableciendo unos criterios de selección y funcionamiento para el futuro: Teníamos razones para esperar que, con el transcurso de los años, el número de "finalistas" iría a más y que ni contariamos con los medios para conceder "becas" anualmente a todos, ni tampoco sería eficaz el que, por sistema, cualquier alumno de nuestra Misión que hubiera superado con éxito el Examen de Selectividad, por ese mero hecho, se considerase, automáticamente "con derecho a este privilegio", a la obtención de una "beca", dejando de lado otros criterios tan válidos o más que el éxito en el examen. Tres serían los aspectos a tener en cuenta: a) Puntuación, calificación obtenida en el Examen de Selectividad; b) Cualidades morales e intelectuales del alumno; y c) Compromiso por parte del alumno de que, al acabar sus estudios universitarios, consagraría dos o tres años (alguno más si fuera preciso) al servicio del Instituto BUKWASHI en. el Centro de la Misión, e incluso, más tarde, de los otros Institutos de la Misión de Mufunga, percibiendo los unolumentos ordinarios, con el fín de ir contribuyendo a mejorar el nivel intelectual del Instituto del que ellos mismos se habían beneficiado. El Comité seleccionó, para aquel primer curso académico universitario de 1996-1997, entre los alumnos que habían superado con éxito el Examen de Selectividad (Examen d'Etat), a SIETE jóvenes: cinco chicos y dos chicas. Estos siete jóvenes, tras haber aprobado el Examen de Selectividad, estaban capacitados "técnicamente" para incorporarse a la Universidad, en el curso 1996-97. De forma absolutamente diáfana, el Comité fue exponiendo a los seleccionados el compromiso que deberían asumir de contribuir con su trabajo, una vez finalizados sus estudios, a la mejora de la calidad intelectual del Instituto BUKWASHI, y de los otros Institutos, en cuanto fuera posible, durante un período de dos o tres años. Una vez prestado este servicio al bien común de MUFUNGA-SAMPWE, entonces, si, podrían tomar el camino que desearan. En el orden económico, tras algunos cálculos realizados, una vez más, junto a los responsables de la enseñanza, una conclusión de tanteo para el primer año: cada alumno percibiria una "beca" ("especie de beca") de 250 S a fin de que, con esa cantidad, por una parte, pudiera pagar la matrícula que, curiosamente, en un país hundido, se exigía fuera pagada en moneda americana; y para que, además, haciendo grupo con otros de los seleccionados, grupos de tres o cuatro o cinco. .., trataran de alquilar en el extrarradio de Lubumbashi alguna casita o medio-txabola un tanto digna, donde permanecer a lo largo del año escolar; la suma en cuestión, los 250 S, no les darían para más; quizás para poquito más; éramos conscientes de ello, pero ni podíamos ofrecer más, ni —nos decíamos- tampoco suele resultar educativo, a la postre, ponerlo todo demasiado fácil; en cuanto a la alimentación, los padres de los alumnos deberían buscar el modo de hacer llegar lo necesario para sus hijos hasta Lubumbashi.
  9. 9. También buscamos ayuda aquí, entre amigos y conocidos, para ir creando "becas" a favor de nuestros jóvenes. No fue demasiado difícil en cuanto a las primeras "becas"; se trataba sólo de siete. Pero para el curso académico 1997-98, eran ya 13. Y, en años sucesivos, como indicamos a continuación y tal como era de esperar por las razones señaladas más arriba, el número de candidatos que podían merecer nuestra ayuda siguió creciendo. Creciendo en el punto de partida, porque cada año eran algunos más los que finalizaban con éxito, hasta superar el Examen de Selectividad; y creciendo también porque los que habían comenzado su primer año continuaban escalando peldaños para incorporarse a cursos superiores. Consiguientemente, las sumas necesarias para su sostenimiento iban aumentando de forma alarmante. 1996-1997 7 estudiantes 1.750 S 1997-1998 13 " 3.250 S 1998-1999 26 " 7.650 S 1999-2000 20 " 5.050 5 2000-2001 27 " 7.400 S 2001-2002 34 " 9.200 S 2002-2003 31 " 8.525 S Al contemplar el número de alumnos con que hemos llegado a contar para este Año Académico, nos preguntamos si tal vez nos habríamos pillado los dedos. Porque tampoco se trata de que se hubiera aceptado para su ingreso en la Universidad a todos los que finalizaron con éxito el curso último 2001-2002. No, en absoluto: Por principio, cada año, salvo que se tratase de algún caso considerablemente excepcional, los finalistas que superaron con éxito el Examen de Selectividad son invitados a incorporarse a la enseñanza en cualquiera de las múltiples Escuelas Primarias de la región. Posteriormente, a medida que los universitarios van finalizando sus estudios, se va llamando a algunos de los citados anteriormente, que venían enseñando en Escuelas Primarias de nuestra propia región. En cuanto al tema económico, como se observará, si multiplicamos simplemente el nfmero de alumnos por 250 S, el resultado no es correcto. Esto se debe a que, a medida que los alumnos iban ascendiendo en su recorrido académico, también los gastos iban siendo mayores. Y veníamos procediendo, en consecuencia, a que la ayuda que recibían de nuestra parte, fuera un tanto superior, hasta alcanzar los 300 S. Sirva como ejemplo la relación de las diferentes sumas gue percibian los alumnos durante el año académico 2001-2002, debido, como decimos, al nivel de sus estudios: ll Sobre los 34 alumnos: — 20 estudiantes x 250 S - 14 " x 300 S 5.000 S 4.200 S ll Otros datos relativos a ese mismo Año Académico 2001-2002: Primer curso Graduado: 8 alumnos; 5 chicos y 3 chicas Segundo curso Graduado: 6 " 4 chicos y 2 chicas Tercer curso Graduado: 8 " 6 chicos y 2 chicas Licenciatura: 5 " 3 chicos y 2 chicas Derecho: 3 " 2 chicos y l chica Medicina: 4 " 4 chicos Como puede observarse, el número de chicas que acceden a la Universidad va creciendo progresivamente. Detalle éste nada desdeñable en Africa; mucho más sorprendente, cuando se trata de poblados situados en el interior.
  10. 10. Disciplinas en las que se están preparando estos jóvenes: - 1 Ingeniero Industrial - 4 Medicina - 2 Geografia — 4 Inglés — 4 A. T.S. — 3 Derecho - l Historia — 2 Ciencias Sociales - l Ciencias de la Educación — l Filosofía - 2 Matemáticas - Física - 7 Sicología — l Relaciones Internacionales - 1 Informática Al final de ese Curso pasado, 2001-2002, obtuvieron sus titulos SIETE NUEVOS FINALISTAS DE CARRERA — Medicina: Un varón - Derecho: Una joven - Sicología: Dos varones - Ciencias Sociales: Una joven — G-radnado en Sicología: Un verán — Licenciatura Filosofía: Un varón Para el curso en marcha, 2002-2003, se presentaban igualmente un gran número de alumnos que habían superado el Examen de Selectividad: No hubo otro remedio que aceptar, en principio, "sólo 25", para terminar aceptando, al fmal, por imperativo de diversas circunstancias, a 31. Duración de las diferentes disciplinas. - Graduado: 3 años Licenciatura: 5 años Derecho: 5 años Medicina: 6 años A titulo informativo, he aguí los resultados obtenidos de 1996 a 2002: — 8 Graduados en Pedagogia, Sicología, etc. - 3 Licenciados en Filosofía, Inglés y Pedagogía - 2 Abogados - 2 Médicos - Una A. T.S. AAA-, AA-A, AÁHAAA/ «A», —,——. ».AA«»rA»AAAAA

×