Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

HegoBerriak 17 . abril 2001

180 views

Published on

Decimoséptima entrega de la revistilla Hego Berriak con la actualidad del momento sobre Muunga-Sampwe de la República Democrática del Congo

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

HegoBerriak 17 . abril 2001

  1. 1. Ü Abril 2001 En ésta ocasión, la marcha de la colaboración de nuestra Comunidad Parroquial viene en primera página, y no porque en otras ocasiones no lo mereciera, sino porque la extensión de las entrevistas que destacamos en el interior así lo requiere esta vez. Así que vamos allá: Desde la última infomiación, Febrero/ ZOO], hemos ingresado para el Programa de Maestros un total de ptas. 154730.3 que nos han llegado de ésta forma: 37.675.- 29.655.—, y 20.000: ptas, de tres familias respectivamente; 20.000.-ptas. de un Grupo de la Parroquia, y 47.400.— ptas. de lo obtenido por la Rifa. Esto hace que en lo que va de curso hemos ingresado ya un total de 491.930: ptas para el Programa de Maestros, y 300.000.» ptas. para el Hospital. ' Y respecto a las habituales recogidas, estas son las cifras totales de lo que va de curso (entre paréntesis, la cifra que informábarnos en Febrero/ ZOOI): Medicinas, 672 (450); Gafas, 14 (6); Gorras deportivas, 39 (29); Artículos de aseo, 809. (459); Prendas. Infantiles, 167 (53); y Juguetitos, 129 (124) Antes que Alfonso Saiz volviera a Kansenia (ver págs. Interiores) tuvimos una pequeña conversación con él. Dos anécdotas quedaron grabadas, y no nos resistimos a contarlas para que todos comprendamos mejor la situación de la R. D. del Congo. Un congoleño le preguntaba a Alfonso: ¿en tu país hay pobres? , y éste le respondió: Si, si que los hay. El congoleño insistió: ¿pero comen todos los días? . Y Alfonso respondió: A veces no. El congoleño quería la prueba definitiva: pero cuando comen, ¿cocinan con aceite? . La respuesta de Alfonso fue afirmativa. Y al congoleño se le disiparon las dudas: A bueno, entonces no son pobresl. El otro dato es mucho mas breve y tan ilustrativo como este: l pastilla de jabón cuesta el equivalente a 5 kgs de maiz. Como ya se había anunciado, el pasado 9 de marzo se iifó un jamón y una botella de cava. Estos se fueron con una profesora de un colegio de Portugalete, pero en Caja quedaron 47.400.— ptas para el Programa de Maestros. Próximas Campañas: 27/4/01. Inicio de la Campaña de la Aspirina en la Catequesis, y la Comunidad Parroquial. 27/4/01. Inicio de la Campaña de la Conserva (sardinas o bonito en aceite) entre los diferentes Gnipos de la Parroquia. 19-20/5/01. ll! Fiesta de la Solidaridad, en los pórticos de la parroquia; artesanía vasca, del Congo, Kidenda (Comercio Justo), un pequeño bar, y fiesta para los más pequeñines.
  2. 2. Querido Josetxu: Una vez más, «misión cumplida»: acabamos de termi- nar con el último -—por ahora— contenedor con destino al Congo, a nuestras Misiones de Katanga. Como siempre, tra- tando de poner otro parche más —¡ qué más podríamos pre- tender desde nuestras limitaciones ! — a la miseria creciente. De nuevo, he tenido la oportunidad de moverme muy de cerca con este Grupo admirable (¡admirable, sí, como sue- na! ) de amigos de Santurce (jubilados de buen ver. .. y mejor hacer) que constituyen toda una «institución», EL CORREO MISIONERO. Como de costumbre: primero; alquilar la camioneta, con otro buen amigo al volante, Roldán, siempre bien dis- puesto. Comenzar inmediatamente el recorrido por todos aquellos lugares eu donde hay que recoger algo: parroquia de San Martín de Tours, en Algorta; parroquia de San José Obrero, en Romo; parroquias de Las Mercedes y Santa Ana, en Las Arenas; depósito de Misiones en Zamudio, etc. Con la camioneta, además, el coche de alguno de los componen- tes del Grupo, para adelantarse a cada lugar, preparar lo que hay que llevar y, de este modo, agilizar el trabajo de carga, que a veces entraña una buena dosis de esfuerzo. Toda una «cadena» de hombres experimentados al cabo de los años. Decía que se trata de jubilados ——tú los conoces bien- todavía de buen ver, gracias a Dios; ¡y que lo parezcan y lo sean por muchos años! Tampoco son unos chavales y, sin embargo, hay que verlos en su «salsa»: cargar y trasladar toda la mercancía desde los lugares que decíamos hasta el hangar de MacAndrews, en el puerto de Santurce, donde Cargando un contenedor. benévolamente se nos cede un espacio; distribuida, después, por Misiones, en grandes cajas de madera: todo un «arte» éste de ir depositando las cajas de cartón, muchas de medi- das tan dispares, y tratando de que no queden huecos, que harían más caro el envío. Clavar las cajas, ponerles fleje, rotularlas. . . También la compra del contenedor, de segunda o tercera o cuarta mano, evidentemente requiere una cierta pericia: hacer el recorrido, observando lo más asequible que «se ofrece en el mercado». .. En el relleno del contenedor es donde el «arte» de hacerlo tiene un gran valor: que no que- de ni un centímetro cúbico libre dentro de los 30 metros cúbicos disponibles. También las gestiones burocráticas corren a su cargo: en primer lugar, un barco hasta Amberes; y de allí, recorriendo el Atlántico de norte a sur, poco más o menos en paralelo con la’ costa del continente africano y dando la vuelta por El Cabo hacia el Este. . . ; subir de nuevo hacia el norte, hasta el puerto de Dar-Es-Salam, en Tanzania. Allí, en aquel puerto tanzano, será depositado el contenedor hasta que un camión M lo tome y lo transporte hasta Lubumbashi, capital de la Pro- vincia de Katanga, tras un recorrido de unos dos mil km. Total, si todo va biien, unos dos o tres o cuatro meses de recorrido. .. Una vez en Lubumbashi, les toca el tumo a Alfonso y a Arturo para batirse con los enviados de diferentes organis- mos encargados de los controles pertinentes, procurando ceder el menor «tributo» posible a la «rapíña establecida». Gestión desagradable ésta, a pesar de que uno sabe bien que aquellos funcionarios de la administración estatal encarga- dos de los controles. .., si llegan a cobrar, cuando cobran sólo perciben algo a todas luces insuficiente pasa sobrevivir. ¿Justicia «distributiva»? ' El Correo Misionero no prepara envíos sólo para el Congo, no. Algo saben de su hacer infatigable, desde hace ya muchos años, nuestros compañeros de Angola, Rwanda (aquí. sobre todo, en sus momentos más difíciles), Ecuador, etc. (Casualmente, hace un par de semanas les encontraba en Deusto, en San Felicísi- mo, echando una mano, desde su experien- cia, su «arte», a un grupo de voluntarios que preparaba el envío de un contenedor para el Perú. ) En Santurce, al verles tomar en sus manos las cajas de cartón que venían de lugares distintos, algunas, por cierto, bien pesadas, para colocarlas con mimo, «con arte» en el cajón correspondiente a cada merecen estos hombres un recuerdo explíci- to en nuestra revista, con un ESKERRIK ASKO así de grande —¡y más! -—— acompa- ñado de otro deseo nada desinteresa- do. . . «Nekatu barik, Misiñoen alde‘, aurrera, mutillakl». Auténticos misioneros en van- guardia. ..! Luís Mari Gerrikagoitia "’°""5 “News, 22/11/00 17 Misión, me hacía esta reflexión: bien se"
  3. 3. Alfonso Saiz Bilbao es un sacerdote vizcaino que todavía’ pernzartece en la Misión de Kansenia, en la provincia de S/ zabü (antigua Katanga). Es la ¡izisián contigua, por el norte, a la de Mufuzrga, que es con la que colaboramos habitualmenre. Lógicamente, él nos habla de Kansenía, pero la situación es tan similar que ¡remos decidido transcribir algunos de sus párrafos de un extenso escrito que Iza enviado. "Aquí las cosas están tranquilas. Todos esperando que los politicos se pongan de acuerdo. Por de pronto parece ya un hecho que las fiierzas de la ONU se van a desplegar entre los beligerantes de aquí a algunos días. Esperamos que eso sea el comienzo de unas soluciones políticas como base a un entendimiento. Si no, esto es el caos y la miseria" Lubumbashi, 16/02/2001 (Capital de KATANGA) ". .. Por una parte los adultos, hombres y mujeres, de ll pueblos cavando tierra, trayendo agua, pisoteando el barro, acarreándolo a los moldes, cubriendo con hierba seca los adobes que salían de ellos, construyendo los homos, cortando la leña, acarreándola a los hornos y quemándola para cocer los adobes. ... ¿Cuántos adobes cocidos? ¿25.000? Cuánto trabajol! Esta buena gente en medio de toda su pobreza sabe agradecer asi, con su trabajo, la ayuda que reciben de vosotros. Por‘ su parte los niños y jóvenes, desde los universitarios a los niños y niñas de 6 años, arreglando las pistas que atraviesan sus puebles, limpiando las zanjas. 25 kms. impecables. Se organizan ellos mismos: cada clase con un o una capataz que escriben las presencias y que señalan a cada uno su tarea. Y un capataz general para los chicos y una capataz general para las chicas. Todo con una seriedad formidable. Saben que ellos mismos se están ganando la escuela que van a seguir ese año. Saben que no han mendigado nada. Así muestran, con su esfuerzo, que quieren aprender y que nadie les impone la escuela.
  4. 4. " Cuando volví al final de Noviembre, el curso escolar estaba ya en marcha a partir de primeros de septiembre. Pero todos me estaban esperando: niños, padres, maestros. Primero, en Lubumbashi hice la compra del material. Los precios por las nubes. Aún contabilizando en divisas, los precios estaban multiplicados por cinco y hasta por diez respecto al año anterior. Los comerciantes se protegen con ganancias rápidas temiendo un nuevo pillaje general (como se dio en 1991). Tal es el estado de incertidumbre a causa de la guerra civil, la miseria, y el hambre. Aquí, ya en la zona rural, la gente trabaja a pleno ritmo en los campos aprovechando la época de lluvias, maiz, soja, alubias, cacahuetes, yuca, cebolletas-echalotes, ajos, boniatos. .. Están lejos de la preocupación de la guerra. Pero. .. con una preocupación constante: el deterioro de los precios agricolas. No llegan a poder pagar la escuela de todos sus hijos, ni las medicinas, ni la sal, ni el jabón, ni el aceite. Olvidémonos de otras cosas que para ellos son auténtico lujo: el pan, la leche, el azúcar, la carne o los vestidos nuevos y el calzado. Sí, aunque estén lejos de las preocupaciones de la guerra, las consecuencias les llegan con toda su fiierza. Sobre todo la dejación por parte del Gobierno de todo programa agricola, sanitario, educativo, de todo programa de mantenimiento de carreteras. .. Pero. .. todo este esfiierzo de trabajo comunitario por parte de los adultos, todo este trabajo de hormigas por parte de los niños y jóvenes para poder ir a la escuela, es un canto, es una bella sinfonía de esperanza. Yo no pierdo la esperanza entre tanta hambre, entre tanta miseria, entre tanta muerte sin sentido, entre tanta enfermedad sin solución. No soy yo quien compone ese canto, esa sinfonía. Toda esa gente que, a pesar de todo, quiere la escuela digna para sus hijos, todos estos niños que con su trabajo se la ganan, ellos son los que ponen las notas y las cantan. Creo en su fiJturo. A pesar de todo. Otra vez las previsiones se han visto superadas. Hemos escolarizado a 1.155. Yo no he podido negarrne a pesar de los agujeros económicos que me causan. Los mismos niños me lo han exigido con su trabajo. Yo pensaba que el año pasado habíamos llegado a cotas de casi plena escolarización. Pero aquí parece que los niños salen de debajo de las hojas. Te miran con sus ojos grandes -qué ojos! ! ! - y no les puedes negar nada, Hemos escolarizado a casi todos los niños (espero que así sea) de ll. pueblecitos. Son los pueblos donde los padres hacen trabajo comunitario. Por ejemplo, reparación de carreteras, adobes para las nuevas escuelas. .. En otros pueblos del sector de Kapiri seguimos sin tener una buena escolarización. Kilowele, Mangi, Kalulu, Kyairmlubanza son los otros pueblos de este sector con escuelas de 1°, 2° y 3° de Primaria con una escolarización bajísima dadas las dificultades económicas. En ellos todavia no hemos podido abordar este problema de la escolarización dado que no responden alos criterios que seguimos para ayudarles: que los adultos se unan para hacer fi-ente a los problemas de desarrollo que tienen. Uno de los más importantes: las carreteras que hagan posible la comercialización de los productos agrícolas.
  5. 5. Seguimos teniendo el problema de las chicas: Pasan pocas a Secundaria debido a que en los años anteriores a la ayuda a la escolarización las chicas estaban perjudicadas por la pobreza y por los obstáculos que ponen las tradiciones de aquí a la formación de la mujer. Si continuamos con la ayuda es seguro que en los próximos años las chicas vayan siendo más numerosas en los cursos últimos de Primaria y consecuentemente pasarán más a la Secundaria. No quiero insistir sobre la idea de que las soluciones para Afiica pasan en gran parte por la Escuela, por el acceso a la Cultura, por la formación de sus gentes. No quiero insistir en que dar Escuela es invertir en futuro, Y que la mejor ayuda al desarrollo es la ayuda a la formación de todas estas gentes. Muchos niños vienen desde lO kms de distancia, a veces cubiertos por una hoja de platanera cuando llueve, y a veces, completamente mojados cuando el rocio comba las grandes hierbas de los caminos que conducen a las chozas de los campos, donde viven durante ocho meses con sus padres cultivadores. Y al llegar a la Escuela Central van a sus clases donde no hay puertas ni ventanas, a sentarse en un trozo de ladrillo para escribir sobre sus rodillas. Alli, completamente mojados y hambrientos, intentarán calentarse apretándose los unos contra los otros. Son ya viejas las escuelas construidas en 19.20. En realidad no se construyeron como escuelas, sino como estables de una antigua granja que aquí había en aquellos tiempos. Hoy están que se caen. El curso pasado, en dos ocasiones, dos tornados se llevaron el techo completo de 4 clases, Felizmente fue por la noche, Si hubiera sido en momentos de clase. .. Además cada clase tiene dimensiones reducidísimas: unos 15 o 20 mts2. Con el programa de escolarización que estamos llevando a cabo, en cada clase se arraciman entre 60 a 70 niños.
  6. 6. "Leí en un libro que uno de los signos más patentes de pobreza o de nivel de desarrollo se veía en el hecho de estar calzados o descalzos. Estaba yo en Kapiri dirigiendo las obras de las nuevas escuelas. Y esto que estaba leyendo’ enflunaide las pausas del trabajorrie dejóficonpfuso. Llevaba ya 34 años en__el¿¿_¿ivj Congo y nunca lo había pensado, habituado como estaba a ver a nuestras gentes andar casi siempre descalzos. Y si algún adulto se compraba unos, buenos zapatos, se los ataba, al cuello para andar grandes distancias, y cuando llegaba al destino se los calzaba para presentarse con signos de cierto bienestar delante de la gente. Ese día en que leí esto, oía en las escuelas, llenas a rebasar, las voces de los niños repitiendo las lecciones de francés. Entonces me fui a las escuelas y, clase por clase, firi contando los que llevaban algún tipo (l) de calzado. Entre más o menos 80o niños/ as, habia 13 que sí. o A nivel sanitario. imposibilidad de seguir el Hospital si los hijos enferman. Las medicinas, las intervenciones quirúrgicas, la estancia en el Hospital, están lejos de sus posibilidades económicas. Y si los adultos enferman, todavía la situación se agrava más pues no podrán cultivar. Y aquí no hay ningún seguro que cubra al agricultor. I A nivel habitat. Pobreza extrema, chozas de paja; nidos de ratas; sin armarios, mesas, sillas o camas. Raro es el que tenga una manta, una sábana o una toalla. 0 A nivel de trabajo en el campo. Grandes dificultades para comprar una buena azada o unas buenas simientes: Imposibilidad de comprar abonos. Cultivos a nivel de subsistencia alimentaria. e Precios agricolas por los suelos. Para tener las mismas cosas fundamentales (sal, aceite, jabón) los agricultores deberían cultivar 8 o lO veces más que por los años 70, lo que es imposible. Por eso falta hasta lo fundamental. Los precios agrícolas no siguen las devaluaciones sucesivas y continuas de todas las semanas. Y el poder adquisitivo baja y baja. o ' Los precios de los artículos que vienen de la ciudad, esos si, siguen las devaluaciones inmediatamente. o Calculamos que el dinero líquido que un agricultor puede ver en un año, está entre las 15.000 y 20.000 ptas. Suponiendo que todo haya ido bien: las lluvias a tiempo, sin enfermedades, sin problemas con las autoridades que los machacan con multas desproporcionadas, con unos precios de ventas convenientes y en tiempo oportuno. .. Por todo eso, dar escuela a todos los hijos se ha convertido también en artículo de lujo. ¿Qué porvenir? Todavía no podemos hablar de porvenir. Por nuestra parte queremos preparar ese porvenir, y creemos fundamental y básico la escuela, la formación, la cultura. Por eso estamos volcados en la escolarización y en la construcción de escuelas dignas. Alfonso Saiz Bilbao Misión de Kansenia, l7 / Ol/200l SHABA-KATANGA (R. D.Congo)
  7. 7. cambiado, es indudable, con la ascensión al poder de Io- seph Kabila, tras el asesinato de su padre, Laurent. Pero aún está por ver adónde lleva ese cambio. Las declaracio- nes de intenciones van por delante de los hechos. A co» mienzos de abril, Joseph Kabila declaraba en Berlín que ha- bria elecciones en Congo en el plazo de un mes. Pero. .. habia una condi- ción: que todas las tropas extranje- ras hubieran abandonado el país. Las informaciones sobre la espe- rada y anunciada retirada de tropas extranjeras no son del todo claras. Tanto Ruanda como Uganda han retirado definitivamente algunos de sus efectivos de Congo (un batallón alrededor de 1,000 soldados- cada país, según han confirmado representante de la ONU en la zona). También han vuelto a casa al me nos 2.000 soldados zírnbabuos. Asimismo, se han product do varias retiradas parciales dentro del país. No se puede ol- vidar que el presidente de Ruanda, Paul Kagame, ha decla- rado que sus tropas no saldrán de Congo hasta que la seguridad de su país esté garantizada. Según una información de la MISNA, el 11 de abril toda- via llenaban las calles de Biambue (localidad que dista 50 kilómetros de Butembo, en el Kivu Norte) los cadáveres in- sepultos de decenas de civiles, que habian sido masacrados por las tropas ugandesas. La matanza se produjo, al pare- cer, durante un intento ugandés de ocupar nuevas posicio- nes en la zona en detrimento de las fuerzas mayi-mayi (grupo paramilitar congoleño de autodefensa) que operan en la región. Las tropas gubemamentales también han sido acusadas de romper el alto el fuego vigente en el pais en varias ocasiones. El despliegue de los cascos azules de la ONU que habrán de vigilar el desarrollo del proceso de paz se va efectuando, no sin incidentes, Los primeros 110 se instalaron en Goma a finales de marzo. Sin embargo, los 123 soldados marro— quies que estaba previsto que se desplegasen en Kisangani ha siniación en la República Democrática de Congo ha sólo pudieron hacerlo el 20 de abril, varios días después de lo previsto, tras negociaciones entre enviados de la ONU y la cúpula de las fuerzas re« beldes de la Reagrupav ción Congoleña por la Democracia. A finales de mayo, Naciones Unidas espera disponer de 1.500 cascos azules desplegav dos en Congo. La cifra total de soldados que compongan la fuerza iri- temacional de paz oscila- rá entre los 3.000 y los 5.000. Por otra parte, a me- diados de abril se dio a conocer, en la sede de la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York, un informe de la ONU que certifica lo que MUNDO NEGRO ha sostenido desde hace mucho tiempo: el motivo principal de la guerra de Congo es el saqueo de los recursos naturales del extenso pais Centroafricana. El infor- me asegura que la de Congo es una «guerra autofinancia- da» y propone la imposición de sanciones contra los grupos rebeldes y contra los países que les sostienen —Uganda, Joseph Kahíla ¡urando su cargo como presidente de Congo. Ruanda y Burundi- que incluyan la prohibición del comerL. cio de diamantes, cobre, cobalto, oro, etc, Los autores del informe no descartan la implicación de los países que apoyan al Gobierno de Kinshasa (Namibia, Angola y Zimbabue) en este expolio, aunque estiman que la información que han recogido al respecto no permite ase- gurarlo y recomiendan que se haga una investigación más profunda de la cuestión. Según el informe, el expolio de los recursos de Congo ha servido, en gran parte, para enrique- cer a políticos y militares ugandeses y se está produciendo “ ‘ «no sólo a gran escala, sino a gran velocidad». MAYO 2001 MUNDO NEGRO
  8. 8. ¿Qué escogería usted si pudiera elegir? En su periódico Striking a Balance, el Organismo Sueco para el Desarrollo Internacional bosquejó un día típico de un hombre y de una mujer, miembros de una familia que realiza cultivos comerciales, además de cultivar sus propios alimentos. La familia vive “en algún lugar de África”. El día de la mujer no cambia cuando está embarazada; le queda poco tiempo para visitar un cen- tro médico y recibir atención prenatal regular. es la primera en levantarse aviva el fuego amamanta al niño prepara el desayuno/ come baña y viste a los niños camina un kilómetro en hasta de agua camina un kilómetro de regreso a su hogar proporciona agua y forraje al ganado lava los utensilios de cocina, etc. .. camina un kilómetro en busca de agua camina un kilómetro de regreso a su hogar lava la ropa amamantar al niño camina un kilómetro hasta los campos para llevar el almuerzo a su esposo camina un kilómetro de regreso a su hogar camina un kilómetro para llegara su lote desbroza las malezas de su lote amamanta al niño al regresar a su hogar, recoge leña por el camino camina un kilómetro de regreso a su hogar tritura maíz camina un kilómetro en busca de agua camina un kilómetro de regreso a su hogar aviva el fuego prepara la cena/ come amamantar al niño pone la casa en orden es la última en acostarse se levanta cuando el desayuno está listo come camina un kilómetro hasta el campo trabaja en el campo come cuando su esposa le trae el almuerzo trabaja en el campo camina un kilómetro de regreso a su hogar come descansa camina hasta la aldea para visitar a otros hombres camina un kilómetro de regreso a su hogar se acuesta Fuente. ‘ FUAJAF - 95

×