Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Csoc4 08 fascismo y nazismo

41,305 views

Published on

Published in: Education

Csoc4 08 fascismo y nazismo

  1. 1. El fascio, símbolo del fascismo
  2. 2. Nacido en 1883, fue maestro y se inició en la política en el Partido Socialista. Como Hitler, combatió en el ejército italiano en la I Guerra Mundial. Tras dirigir el periódico Avanti!, su ideología giró bruscamente hacia el anticomunismo y creó el partido fascista. Se alineó con Hitler en la II Guerra Mundial. En abril de 1945, trató de escapar a Suiza, pero fue capturado y ejecutado a tiros, cerca del lago de Como por partisanos comunistas. Su cuerpo fue llevado a Milán donde fue ultrajado.
  3. 3. Tras el escaso apoyo obtenido por Mussolini en las elecciones, convocó a sus partidarios (camisas negras) e inició la Marcha sobre Roma (27-28 octubre 1922). Después el rey le encargaría formar gobierno La camisa negra
  4. 4. La intervención del Estado en la Economía: la campaña del trigo
  5. 5. El militarismo: jóvenes de la Vanguardia Fascista
  6. 6. El recuerdo del imperio La expansión colonial
  7. 7. Los principios fascistas El fascismo se bate en brecha contra el conjunto de las ideologías democráticas y las rechaza, tanto en sus premisas teóricas como en sus aplicaciones prácticas. El fascismo niega que el número, por el solo hecho de ser número, pueda dirigir a la sociedad humana; niega que este número pueda gobernar, por medio de una consulta periódica; afirma la desigualdad irremediable, fecunda y benéfica de los hombres, que no pueden nivelarse por un hecho mecánico y extrínseco como el sufragio universal. Se pueden definir así los regímenes democráticos: son aquellos en los cuales se da al pueblo, de vez en cuando, la ilusión de ser soberano, mientras la soberanía verdadera y efectiva reside en otras fuerzas, a veces irresponsables y secretas. […] El fascismo rechaza, en la democracia, la absurda mentira convencional de la igualdad política, el espíritu de irresponsabilidad colectiva y el mito de la felicidad y del progreso indefinido. B. MUSSOLINI, La doctrina del fascismo
  8. 8. El culto a la violencia: una expedición de castigo […] la expedición punitiva parte casi siempre de un centro urbano e irradia hacia el campo que le rodea. Subidos en sus camiones […] los «camisas negras» se dirigen al lugar que es el objetivo de la expedición. Una vez que han llegado, comienzan a aporrear a todos aquellos que encuentran por las calles que no se descubren a su paso o que llevan una corbata, un pañuelo o una blusa roja. Si alguien se revuelve, si hay un gesto de defensa, si un fascista es herido o simplemente empujado, el «castigo» se amplía. Se precipitan a la bolsa de trabajo, al sindicato, a la cooperativa, a la casa del pueblo, derriban las puertas, tiran a la calle el mobiliario, los libros, las mercancías y derraman sobre ellos bidones de gasolina: en pocos minutos, todo arde. Aquellos que se encuentran dentro del local son golpeados salvajemente o asesinados. A. TASCA, Nacimiento del fascismo, 1938
  9. 9. Hindenburg, presidente de la república, nombró a Hitler canciller Día gris (1921), cuadro de Grosz sobre la crisis de posguerra
  10. 10. Nació en 1889 en una ciudad austriaca próxima a Alemanla. Mediocre estudiante y pintor vocacional, intentó ingresar –sin éxito- en la Academia de Bellas Artes de Viena. Malvivió en esa ciudad hasta que se trasladó a Alemania y se alistó para combatir en la I Guerra Mundial en el frente occidental. Al finalizar la guerra, se volcó en la política destacando como orador vehemente y por sus ideas ultranacionalistas y racistas. Tras conducir a su país a una nueva guerra mundial, se suicidó antes de Adolf Hitler ser apresado por los aliados
  11. 11. Hiperinflación y vida cotidiana Pronto apareció una nueva profesión: la de los «acaparadores». Hombres sin trabajo cogían una o dos mochilas e iban de un campesino a otro […] para conseguir víveres ilegales y venderlos luego en la ciudad a un precio cuatro o cinco veces más elevado. Al principio los campesinos estaban la mar de contentos con la gran cantidad de billetes de banco que les llovían en casa […]. Pero, en cuanto iban a la ciudad con sus carteras repletas para comprar mercancía, descubrían con irritación que, mientras ellos solo habían pedido cinco veces más por sus víveres, el precio de la guadaña, el martillo y la olla que querían comprar se había multiplicado por veinte o cincuenta. A partir de aquel momento […] intercambiaban mercancía por mercancía […]. Los habitantes de las ciudades acarreaban hasta las casas de campo todo aquello de que podían privarse: jarrones de porcelana china y alfombras, sables y escopetas, aparatos fotográficos y libros, lámparas y adornos. […] Y sin embargo […] la gente se acostumbró, se adaptó al caos […] cuando en Austria un huevo costaba tanto como antes un automóvil de lujo o […], en Alemania, cuatro mil millones de marcos (tanto, como, más o menos, antes el precio de todas las casas del Gran Berlín) […]. Los ricos se volvieron pobres, porque el dinero se les derretía en los bancos […] y los especuladores se hicieron ricos. S. ZWEIG, El mundo de ayer. Memorias de un europeo, 1942
  12. 12. Los grupos políticos más extremos van desplazando a los partidos de centro. Hitler creó el Partido Nacionalsocialista (NSDP, 1920) e intentó un golpe de estado tras el que fue encarcelado. La hiperinflación de 1923 provocó el hambre de las clases populares
  13. 13. Evolución de la situación económica y del voto entre 1919 y 1932
  14. 14. Evolución del paro y de los votos al partido nazi Origen social de los miembros del partido nazi
  15. 15. Un capitalista, un estudiante y un obrero explican por qué apoyaron al partido nazi Nosotros, los Krupp, no somos idealistas, sino realistas. Pensábamos que Hitler nos daría la posibilidad de un desarrollo sano. Nosotros queríamos un sistema que funcionara bien y que nos diera los medios para trabajar tranquilamente. Declaraciones del empresario Krupp en el proceso de Nuremberg, 1946 Yo no fui presionado a adherirme a las Juventudes Hitlerianas ni por mi padre ni por nadie. […] Yo mismo decidí hacerlo, simplemente porque tenía ganas de formar parte de una asociación de jóvenes en la que pudiera luchar por un ideal nacionalista. Las Juventudes Hitlerianas organizaban campamentos, excursiones y tenían reuniones de grupo. Había chicos de todos los medios, sobre todo de pequeños burgueses y obreros, y además no se hacía ninguna distinción de clase, lo que me gustaba mucho. Entrevista a un antiguo miembro del partido nazi, 1960 En la primavera de 1932, los nazis hicieron las primeras tentativas para establecer células entre los obreros de los ferrocarriles. Ya había bastantes nazis entre los directores, los técnicos y los oficinistas. Desde 1931, había jefes de servicio que velaban para que los obreros que pertenecieran a las «camisas pardas» gozaran de privilegios. […] Al final de la primavera de 1932, todos los obreros socialistas tuvieron que firmar un papel que les retiraba su titulación. […] Finalmente llegó la orden: «deben inscribirse [al sindicato nazi] o serán destituidos». W. ALLEN, Un pequeño pueblo nazi (1930-1935), 1967
  16. 16. Retrato de familia, obra de W. Willrich. Ideal de familia nazi
  17. 17. El control de la población se llevó a cabo con un Estado policial represor (terror) y la propaganda, propaganda dirigida por Goebbels. Los medios de comunicación, la educación estaban en manos nazis. No se admitía ningún tipo de disensión intelectual Retrato de Hitler, de Hubert Lazinger
  18. 18. Himmler dirigía el Goering, encargado Goebbels dirigía el aparato policial nazi, del rearme alemán y aparato de con las S.S y la máximo dirigente de propaganda nazi. Se Gestapo la Luftwaffe (aviación) suicidó, con su familia, junto a Hitler
  19. 19. Puesta en escena de un discurso de Hitler
  20. 20. Pese a la manipulación de Hitler, el atleta más destacado de las Olimpliadas de 1936 fue Jesse Owen, de raza negra La propaganda: olimpiadas de Berlín
  21. 21. El control de la cultura: quema de libros en 1933
  22. 22. Un ejercicio de aritmética racista Un loco cuesta cada día 4 marcos, un inválido 5,5 marcos, un criminal 3,5 marcos. En muchos casos, un funcionario no cobra más que 4 marcos, un empleado 3,6 marcos, un aprendiz 2 marcos. […] Calculad cuánto cuestan anualmente los 300.000 locos y epilépticos de Alemania. ¿Cuántos préstamos de 1.000 marcos podríamos conceder a matrimonios jóvenes si pudiéramos economizar ese dinero? Procedente de un libro de texto de matemáticas de la época nazi La educación de los jóvenes Es con la juventud con la que comenzaré mi obra creadora, dijo Hitler. Nosotros, los viejos, estamos gastados […] no tenemos ya instintos salvajes. Nosotros somos flojos, somos sentimentales. Nosotros portamos el peso de una historia humillante […] Pero, ¡mi espléndida juventud! ¡Qué material humano! Con ellos, yo podré construir un mundo nuevo. Mi pedagogía es dura. Haremos crecer una juventud ante la que el mundo temblará. Una juventud violenta, imperiosa, intrépida, cruel. […] Sobre todo, que sea atlética: es lo más importante. […] No quiero ninguna educación intelectual. El saber no hace más que corromper a los jóvenes. H. RAUSCHNING, Hitler me dijo, 1940
  23. 23. Clave para el apoyo de la población a Hitler fueron sus medidas que permitieron acabar con el paro mediante la inversión pública paro, inversió pú especialmente en la industria militar Evolución del paro entre 1932 y 1939
  24. 24. Evolución de la producción industrial por sectores
  25. 25. Evolución de la inversión pública por sectores entre 1928 y 1938
  26. 26. La raza aria Todo aquello de lo que disfrutamos ahora en la civilización humana, todas las realizaciones del arte, de la ciencia y de la técnica, son casi exclusivamente los frutos del genio creador ario. Lo que permite concluir que él solo es el fundador de una humanidad superior y que, por ello, representa el prototipo de lo que entendemos por «ser humano». […] Si se dividiese la humanidad en tres categorías de hombres: creadores, conservadores y destructores de la cultura, tendríamos seguramente como representante del primer grupo solo al elemento ario. […] La existencia de tipos humanos inferiores ha sido siempre una condición previa esencial para la formación de las civilizaciones superiores… […] El ario ha renunciado a la pureza de su sangre y ha perdido poco a poco la facultad de crear civilización. […] Los pueblos mueren no solo porque pierden guerras, sino porque pierden esa fuerza de resistencia que solo puede dar una sangre pura. Todos los que, en este mundo, no son de una raza pura, no son más que desechos. A. HITLER, Mein Kampf, 1924
  27. 27. La política represora de Hitler afectó a judíos, gitanos, eslavos, homosexuales, disidentes El terror: el primer campo de concentración, Dachau
  28. 28. Matrimonios permitidos y prohibidos según las leyes de Nuremberg de 1935
  29. 29. Población judía exterminada por países
  30. 30. Campos de concentración y exterminio
  31. 31. Prisioneros en Auschwitz
  32. 32. El testimonio de un oficial de un campo de concentración […] Hoss […] respondió que la mayoría de los que eran llevados al campo iban allí para ser exterminados. Hoss hizo después una declaración jurada en la que admitió que había supervisado el exterminio por gaseamiento y la posterior incineración de al menos dos millones y medio de personas. Dijo que se introducía el [gas] Zyklón-B en la cámara a través de una pequeña abertura. Llevaba entre 3 y 15 minutos asesinar a los que estaban en la cámara. Pasada media hora, se retiraban los cuerpos. Los Sonderkommandos o Comandos Especiales les quitaban los anillos y los dientes y empastes de oro. Hoss describió el proceso por el que se seleccionaba a los que iban a ser gaseados. Declaró que se trataba de engañar a las víctimas diciéndoles que les iban a despiojar. Dijo que en las cámaras de gas podían entrar hasta 2.000 personas. Testimonio de Rudolf Hoss, Kommandant de Auschwitz
  33. 33. El expansionismo: mapa de la expansión territorial alemana en época nazi
  34. 34. "Primero vinieron a buscar a los comunistas, hablé y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los Despué hablé sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo Despué judí uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, hablé judí Despué y yo no hablé porque no era judío. Después mí vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí" mí Martin Niemoller
  35. 35. TALLER DE CINE: EL GRAN DICTADOR
  36. 36. Síntesis En los años 20 Italia fue el primer país en establecer un régimen fascista, que, para muchos, se convirtió en el modelo a seguir. Otro modelo totalitario fue el de la Alemania nazi. Para explicar la llegada de Adolf Hitler al poder es necesario analizar la crisis que vivió Alemania tras la derrota en la Primera Guerra Mundial. Hitler llegó al poder de forma legal, favorecido por la situación de crisis y violencia que se vivía en Alemania a principios de los años 30. Pero, en menos de dos años, se deshizo de la oposición y se hizo con todo el poder. El nazismo se inspiró en las ideas que Hitler había planteado en Mein Kampf. Sin comprender este programa es difícil entender cómo era el régimen nazi. El régimen nazi fue un Estado totalitario. Era una dictadura, es decir, un régimen en el que no se respetaban las libertades de las personas y en las que estas no intervenían en la elección de los gobernantes. Pero iba más allá: el partido nazi tenía la pretensión de controlar todos los aspectos de la sociedad. Una de las prioridades del nazismo era devolver a Alemania su papelde gran potencia. Para ello, puso en marcha una política exterior belicista se movilizaron todos los recursos necesarios para financiarla.
  37. 37. FASCIMO Y NAZISMO EN EL CINE
  38. 38. FASCIMO Y NAZISMO EN LA LITERATURA
  39. 39. Esta presentación ha sido elaborada a partir de materiales de (La Casa del Saber) - Esta presentación tiene exclusivamente fines docentes y divulgativos, en ningún caso presenta ánimo de lucro - Si alguna de las diapositivas entra en conflicto con algún tipo de derecho de autor, envíe un correo a prof_manuel_pimienta@yahoo.es para su inmediata retirada

×