Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

7 heartless sara shepard

1,659 views

Published on

  • Be the first to comment

7 heartless sara shepard

  1. 1. Dos pueden mantener un secreto si uno de ellos est muerto estáSara Shepard
  2. 2. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless AgradecimientosAgradecemos a todas aquellas personas con las cuales con su interés,colaboración y apoyo incondicional se pudo sacar adelante este proyecto. Aligual que a nuestros lectores por su leal apoyo, esto es por ustedes.Moderadora:PaolaSStaff de Traducción:PaolaSEmii_GregoriMomyKiki1DaniRuthieeGioEliVicRoseAnahy_xMerySnzJosez57cYeLy DiviNNaAnelisse Staff de Corrección: Loo!* Dianita Aishliin Mari Cullen Kathesweet Esmeralda38 Recopilación y revisión: Loo!* Diseño: 2 Página AndreaN Foro Purple Rose
  3. 3. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessSinopsis 5Prólogo 6Capítulo 1 17Capítulo 2 22Capítulo 3 34Capítulo 4 42Capítulo 5 52Capítulo 6 58Capítulo 7 63Capítulo 8 71Capítulo 9 77Capítulo 10 86Capítulo 11 92Capítulo 12 99Capítulo 13 107Capítulo 14 117Capítulo 15 125Capítulo 16 130Capítulo 17 139Capítulo 18 145Capítulo 19 151Capítulo 20 155Capítulo 21 164Capítulo 22 168Capítulo 23 176Capítulo 24 183Capítulo 25 189Capítulo 26 196Capítulo 27 199Capítulo 28 208Capítulo 29 214Capítulo 30 219Capítulo 31 224Epilogo 229Wanted 230Acerca de la autora… Sara Shepard 231 3 Página Foro Purple Rose
  4. 4. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless 4 Página Foro Purple Rose
  5. 5. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless Sino Sinopsis Traducido por PaolaS Corregido por LorenaE n el pintoresco Rosewood, Pennsylvania, los vecinos cotillean sobre vallas de madera, y las SUVs brillantes se estacionan en cada entrada de , granito triturado. Sin embargo, recientemente, las sonrisas amistosas hansido reemplazadas por sospechosas miradas y susurros acusatorios, y es todoporque Hanna, Aria, Emily, y Spencer no pueden mantener la boca cerrada…Primero afirmaron encontrar un cadáver en el bosque detrás de la casa de detrásSpencer, sólo para que desapareciera sin dejar rastro. Luego, cuando el mismobosque se incendió, juraron que vieron a alguien, que se supone está muerta,levantarse de las cenizas. E incluso después de todo eso, las pequeñas l tarse lindasmentirosas todavía están jugando con fuego. rosasHanna está buscando en Dior una camisa de fuerza. Aria está tratando decontactar a los muertos. Emily echó a su novio y se escapó de la ciudad.. otra tactar ciudad...vez. Y Spencer piensa que alguien en su familia ha asesinado. encerLas amigas insisten en que están diciendo la verdad sobre lo que vieron, pero istentodos en Rosewood creen que están simplemente tratando de llamar la osatención, y a nadie le gusta una chica llorona. Así que cuando el asesino ferozvenga tras de las chicas, ¿alguien les creerá… o serán las próximas endesaparecer?Séptimo libro de la saga Pretty Little Liars Liars. 5 Página Foro Purple Rose
  6. 6. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless Prólogo Perdida y encontrada Traducido por Emii_Gregori Corregido por Lorena¿S iempre tienen algo realmente importante justo arriba y desaparece sin dejar rastro? Al igual que esa clásica bufanda de Pucci que tú llevabas formalmente al noveno grado. Estuvo alrededor de tú cuello toda lanoche, pero cuando era hora de dirigirse a casa, poof. Se fue. O ese preciosomedallón de oro que tu abuela te dio. De alguna manera le crecieron patas y se dio.alejó. Pero las cosas perdidas no desaparecen en el aire. Ellas tienen que estar enalgún sitio.Cuatro chicas lindas en Rosewood han perdido cosas muy importantestambién. Cosas mucho más grandes que una bufanda o un collar. Como la bufandaconfianza de sus padres. Un futuro en la Liga Ivy. Pureza. Y ellas creyeronhaber perdido a su mejor amiga de la infancia, también… pero tal vez no. Talvez el universo la regreso, sana y salva. Pero solo recuerda, el mundo tiene unmodo de equilibrio fuera: Cuando algo es devuelto, algo más debe ser llevado.Y en Rosewood, eso podría ser algo. Credibilidad. Cordura. Vidas. ***Aria Montgomery era la primera en llegar. Ella alzó su bicicleta en el paseo degrava triturada, se dejó caer bajo un sauce llorón de lavanda, y pasó los dedospor el blando y cortado suelo. Justo ayer, el pasto había olido como el verano yla libertad, pero después de todo lo que había sucedido, el olor ya no llenaba aAria con alegría liberada.Emily Fields apareció luego. Ella llevaba los mismos descoloridos y anodino svaquero y una camiseta amarrillo limón de Old Navy que había tenido la nocheanterior. La ropa estaba arrugada ahora, como si ella hubiera dormido en ellas.—Hey —dijo ella con apatía, bajándose a sí misma al lado de Aria. En ese dijo bajándose 6mismo momento, Spencer Hastings salió de su puerta principal, una mirada Páginasolemne en la cara, y Hanna Marin cerró la puerta del Mercedes de su madre. Foro Purple Rose
  7. 7. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—Entonces —Emily finalmente rompió el silencio cuando estaban todas juntas.—Entonces —Aria se hizo eco.Simultáneamente, giraron y miraron el granero en la parte posterior de la yardade Spencer. La noche anterior, Spencer, Aria, Emily, Hanna, y AlisonDiLaurentis, su mejor amiga y líder, suponen haber tenido su tan esperada,ultima-fiesta-de-pijamas-de-séptimo grado allí. Pero en lugar de la fiesta quedura hasta el amanecer, había terminado abruptamente antes de la medianoche.Distante de ser el comienzo perfecto hacia el verano, había sido un desastreembarazoso.Ninguna de ellas pudo hacer contacto visual. Tampoco podían mirar al lado dela gran casa Victoriana que había pertenecido a la Familia Alison. Ellasestuvieron allí por más de un momento, pero no era Alison quien las habíainvitado a ellas hoy, era su madre, Jessica. Ella había llamado a cada chica amedia mañana diciendo que Alison no había aparecido después de desayunar.“¿Estaba ella en una de sus casas?” La mamá de Ali no había parecidodemasiado alarmada cuando ellas dijeron no, pero cuando ella llamó unashoras más tarde, divulgando que Ali todavía no se mostraba, su voz eradelgada y aguda con la angustia.Aria apretó su cola de caballo.—Ninguna de nosotras vio irse a Ali, ¿verdad?Ellos sacudieron sus cabezas. Spencer con cuidado pinchó en una magulladurapúrpura que había aparecido sobre su muñeca esa mañana. Ella no tenía ni ideacuando ella se la había hecho daño. Había unos rasguños sobre sus brazos,también, como si se hubiera enredado en una vid.—¿Y ella no le dijo nadie a dónde iba? —preguntó Hanna.Cada chica de encogió de hombros.—Ella probablemente está en algún lugar divertido —Emily concluyó en unavoz de Eeyore, colgando la cabeza. Las chicas habían apodado a Emily“Asesina,” como el pitbull personal de Ali. Esa Ali podría tener más diversión 7con alguien que le hizo romper su corazón. Página Foro Purple Rose
  8. 8. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—Qué agradable es ella por incluirnos —Aria dijo amargamente, dandopatadas en un grupo de hierbas con sus botas de motociclista.El sol de junio caliente azotaba despiadadamente sobre su piel pálida deinvierno. Ellas oyeron un chapoteo desde una piscina del patio trasero y elgemido de una cortadora de césped en la distancia. Esto era la dicha típicasuburbana de verano en Rosewood, Pennsylvania, un suburbio lujoso y prístinoaproximadamente a veinte millas de Filadelfia. En este momento, las chicasestaban supuestamente junto a la piscina en el Club de Campo de Rosewood,comiéndose con los ojos a los chicos lindos quienes estaban en su escuelaprivada de élite, Rosewood Day. Ellas todavía podrían hacer esto, pero se sintióextraño para divertirse sin Ali. Ellas se sintieron a la deriva sin ella, comoactrices sin un director o títeres sin un titiritero.En la fiesta de pijamas de anoche, Ali había parecido más agravada con ellasque de costumbre. Distraída, también, ella había querido hipnotizarlas, perocuando Spencer insistió en que las persianas se dejaban abiertas, Ali, argumentóque tenían que estar cerradas, luego Ali abruptamente se fue sin decir adiós.Todas las chicas tuvieron una sensación de hundimiento porque ellas sabíanpor qué las había dejado, Ali había encontrado algo mejor que hacer, conamigos mayores y más frescos de lo que ellas eran.Incluso, aunque ninguna de ellas lo admitiera, ellas habían sentido que estopodría venir… Ali era la chica en Rosewood Day quien ponía tendencias,encabezaba la lista de la Chica Más Caliente para cada tipo de chico, y decidíaquien era popular y quien era un indeseable. Ella podría encantar a cualquiera,de su malhumorado hermano mayor, Jason, al profesor de historia más estrictode la escuela. El año pasado, ella había arrancado a Spencer, Hanna, Aria, yEmily de la oscuridad y las había invitado a su santuario interior. Las cosas eranperfectas durante los pocos primeros meses, cinco de ellas gobernando losvestíbulos de Rosewood Day, sosteniendo el tribunal en los partidos del sextogrado, y siempre anotadas a la mejor cabina en la Rive Gauche en el Rey JamesMall, echando a las chicas menos populares quien estaban sentadas allíprimero. Pero hacia el final de séptimo grado, Ali se puso cada vez másdistante. Ella no les llamaba inmediatamente cuando ella llegaba a casa de laescuela. Ella no les escribía subrepticiamente durante clase. Cuando las chicashablaron con ella, sus ojos a menudo se pusieron vidriosos, como suspensamientos estuvieron en otra parte. Las únicas cosas que le interesaron Ali 8fueron sus más profundos y oscuros secretos. Página Foro Purple Rose
  9. 9. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessAria miró a Spencer.—Tú te quedaste fuera del granero después de Ali anoche. ¿Tú, seriamente, noviste por qué camino fue ella?Ella tuvo que gritar sobre el sonido de alguien golpeando la hierba.—No —Spencer dijo rápidamente, mirando fijamente en su blanca J. del equipoFlip-flop. —¿Tú corriste fuera del granero? —Emily tiró de una de sus colas de caballorubio-rojizo—. No me acuerdo de eso.—Fue justo después de que Spencer dijera a Ali para salir —Aria les informó,un matiz de irritación en su voz.—Yo no pensé que se fuera —Spencer dijo entre dientes, arrancando a unpícaro, diente de león amarillo brillante que había brotado debajo del sauce.Hanna y Emily picaron sus cutículas. El viento cambió, y el olor dulce de lila ymadreselva llenó el aire. La última cosa que ellas recordaban era la extrañahipnosis de Ali: Ella contó hasta abajo desde cien, tocó sus frentes con supulgar, y anunció que ellas estaban en su poder. Lo que hizo que horas mástarde, ellas despertaran de un profundo y desorientado sueño y Ali se hubieraido.Emily jaló el cuello su camiseta sobre su nariz, algo que hacia cuando estabapreocupada. Su camisa olía ligeramente a Todas las Temperaturas, Alegría ydesodorante.—Entonces, ¿qué podemos decirle a la mamá de Ali?—La cubrimos —dijo Hanna con total naturalidad—. Decimos Ali está con susamigos de hockey del campo.Aria inclinó arriba la cabeza siguiendo distraídamente el sendero de un aviónalto en el despejado cielo azul.—Supongo. 9 Página Foro Purple Rose
  10. 10. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessPero muy al fondo, ella no quería cubrir a Ali. La noche anterior, Ali dejó caeralgunas insinuaciones obvias sobre el secreto horrible del papá de Aria.¿Realmente merece la ayuda de Aria ahora?Los ojos de Emily siguieron un abejorro mientras caminaba sin rumbo desde laflor para florecer en el jardín delantero de Spencer. Ella no quería cubrir a Alitampoco. Más que probable que Ali estuviera con sus amigos más viejos dehockey del campo, mundanos, intimidando a las chicas que fumaban Marlborosfuera las ventanas de sus Range Rovers y asistían a partidos de casa conbarriletes. ¿Era Emily terrible por desear que Ali entrara en problemas porescaparse con ellos? ¿Ella era una mala amiga por querer a Ali para toda ella?Spencer frunció el ceño también. No es justo que Ali solo asumiera que ellasestarían para ella. La noche pasada, antes que Ali pudiera tocar la frente deSpencer y ponerla bajo hipnosis, Spencer saltó en protesta. Ella estaba harta deque Ali las controlara. Ella estaba harta de que las cosas fueran exactamentecomo Ali quería.—Vamos, chicas —insistió Hanna, sintiendo la renuencia de todo el mundo—.Tenemos que cubrir a Ali. —La última cosa que Hanna quería era darle a Aliuna razón de dejarlas caer, si esto pasaba, Hanna volvería a ser a una perdedorafea y rechoncha. Y no era la peor cosa que podría pasar—. Si nosotros no laprotegemos, ella quizás le diga todos acerca del… —Hanna se calmó, mirando através de la calle en la casa donde vivieron Toby y Jenna Cavanaugh. Habíancaído en el abandono durante el año pasado, la hierba en la yarda delanteranecesitaba un corte, y la parte inferior de las puertas del garaje estabancubiertas de una fina capa de moho verde, moteado. La primavera pasada,ellas, por casualidad, habían cegado a Jenna Cavanaugh mientras ella y suhermano estaban en su casa de árbol Nadie sabía que ellas habían puesto losfuegos artificiales, sin embargo, y Ali les había hecho prometer nunca no decirlo que realmente pasó, diciendo que el secreto vincularía su amistad siempre.¿Pero qué pasaría si ellas no fueran más amigas? Ali podría ser despiadada conlas personas que a ella no le gustaban. Después de que hubiera dejado caer aNaomi Zeigler y a Riley Wolfe de la nada al principios del sexto grado, ella leshabía prohibido las fiestas, haciendo que los chicos engañaran llamando a suscasa, e incluso piratearon sus páginas de MySpace, escribiendo entradas mediotacañas y medio graciosas sobre sus embarazosos secretos. Si Ali abandonaba asus cuatro nuevas amigas, ¿qué promesa iba a romper? ¿Qué secretos iba adecir? 10La puerta de entrada a la casa del DiLaurentis se abrió, y la madre de Ali sacó la Páginacabeza en el porche. Aunque normalmente elegante y pulida, la Sra. Foro Purple Rose
  11. 11. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessDiLaurentis había lanzado su pálido cabello rubio en una cola de caballodescuidada. Un par de pantalones cortos raídos colgados bajo sobre suscaderas, y su camiseta desigual estirada a través de su estómago.Las chicas se pararon y subieron el sendero de piedra a la puerta del Ali. Comode costumbre, el vestíbulo olía como a suavizante, y las fotos de Alison y suhermano, Jason, alineadas en la sala. La mirada de Aria se fue inmediatamentea la imagen adulta de Jason, el pelo rubio bastante largo empujado en su cara,los rincones de los labios acurrucados en una sola insinuación de una sonrisa.Antes de que las muchachas pudieran realizar su ritual habitual de tocar laesquina derecha inferior de su foto favorita de su viaje al Poconos en juliopasado, la Sra. DiLaurentis las arrastró a la cocina e hizo gestos hacia ellas parasentarse en la gran mesa de madera. Se sentía raro estar en la casa de Ali, sin Aliaquí era casi como espiarla a ella. Había evidencia de ella por todas partes: unpar de cuñas turquesa de Tory Burch por la puerta de la habitación de ropasucia, una botella, del tamaño para un viaje, de crema de manos predilecta devainilla de Ali en la mesa telefónica, y una tarjeta de informes de Ali, todas deA, por supuesto, sujetada al refrigerador de acero inoxidable con un imán depizza.La Sra. DiLaurentis se sentó con ellas y limpió su garganta.—Os conozco, chicas, estaban con Alison anoche, y las necesito para pensarrealmente con fuerza. ¿Vosotras estáis seguras de que ella no os dio ningunainsinuación sobre dónde ella podría haber ido?Las muchachas sacudieron sus cabezas, mirando fijamente en los individualestejidos de yute.—Pienso que ella está con sus amigos de hockey del campo —soltó Hanna,cuando pareció que nadie más iba a hablar.La Sra. DiLaurentis despedazó una lista de tienda de comestibles en pequeñoscuadrados.—Yo ya llamé a todas las chicas de la lista telefónica del equipo, y a sus amigosdel campamento de hockey. Nadie la ha visto. —Las chicas cambiaron miradasalarmadas. Los nervios pasaron como un rayo por sus pechos, y sus corazonescomenzaron a golpear un poco más rápido. ¿Si Ali no estaba con cualquiera de 11sus otros amigos, entonces dónde estaba ella? Página Foro Purple Rose
  12. 12. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessLa Sra. DiLaurentis tamborileó con los dedos sobre la mesa. Sus uñas parecíandesiguales, como si las hubiera estado mordiendo.—¿Lo mencionó volviendo a casa anoche? Pensé que la vio en la puerta decocina cuando hablaba con… —Ella se arrastró lejos por un momento, lanzandosus ojos a la puerta trasera—. Ella lucía trastornada.—Nosotros no sabíamos que Ali regresó a la casa —Aria dijo entre dientes.—Oh. —Las manos de la mamá de Ali temblaron mientras alcanzaba su café—.¿Ali jamás habló de alguien que la molestaba?—Nadie haría eso —Emily dijo rápidamente—. Todos adoran a Ali.La Sra. DiLaurentis abrió la boca para protestar pero entonces cambió deopinión.—Estoy segura de que tienes razón. ¿Y ella nunca dijo nada acerca deescaparse?Spencer bufó.—De ninguna manera. —Sólo Emily agachó su cabeza. Ella y Ali hablaban aveces sobre escaparse juntas. Una de sus fantasías acerca de volar a París yadoptando nuevas identidades recientemente en la rotación pesada.Emily estaba segura de que Ali nunca había hablado enserio.—¿Jamás ella pareció triste? —La Sra. DiLaurentis continuó.Cada una de las expresiones de las chicas crecía cada vez más desconcertada.—¿Triste? —Hanna por último dejó escapar—. Como… ¿Deprimida?—Absolutamente no —Emily indicó, pensando de cómo alegremente Ali habíapirueteado a través del pasto el día anterior, celebrando el fin de séptimo grado.—Ella nos diría si algo le molestaba —Aria agregó, aunque no estuvieraexactamente segura de si eso era verdad. Jamás, desde que Ali y la Aria habían 12descubierto un secreto devastador acerca del padre de Aria hace unas semanas,Aria había evitado estar alrededor de Ali. Ella había esperado que lo pudieran Páginaponer atrás de ellas en la fiesta de pijamas de anoche. Foro Purple Rose
  13. 13. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessEl lavaplatos DiLaurentis se quejó, cambiando en el próximo ciclo. El Sr.DiLaurentis vagó en la cocina, pareciendo nublado y perdido. Cuando miró asu esposa, una expresión incómoda se apoderó de su cara, y rápidamente se diola vuelta y se marchó, rascándose su gran y ruda nariz.—¿Estás segura que no sabes nada? —La Sra. DiLaurentis preguntó. Las líneasde preocupación arrugaron su frente—. Busqué en su diario, pensando quequizás pudiera haber escrito algo adentro acerca de donde fue, pero no lo pudeencontrar en ninguna parte.Hanna aclaró.—Sé como luce su diario. ¿Deseas que subir las escaleras y buscar? —Habíanvisto a Ali escribir en su diario hace unos días, cuando la Sra. DiLaurentis lesenvió arriba a la habitación del Ali sin decirle a Ali primero. Ali había estadotan absorbida en su diario que había parecido asustada por sus amigas, como sise hubiera olvidado por un momento que les había invitado. Minutos mástarde, la Sra. DiLaurentis había enviado a las chicas abajo porque queríasermonear a Ali acerca de algo, y cuando Ali surgió en el patio, ella habíaparecido molesta de que estuvieran allí, como que ellas habían hecho algo maloen su casa mientras su mamá le gritaba.—No, no, está bien —la Sra. DiLaurentis contestó, dejando su taza para caférápidamente—. Realmente.Hanna raspó atrás su silla y comenzó por el vestíbulo.—No es molestia.—Hanna —la mamá de Ali ladró, su voz, de repente, muy afilada—. Dije no.Hanna se detuvo bajo la araña de luces. Algo imposible de leer retumbandodebajo de la piel de Sra. DiLaurentis.—Bien —dijo Hanna calladamente, regresando a la mesa—. Perdón.Después de eso, la señora DiLaurentis les agradeció a las chicas por venir. Ellassalieron una por una, parpadeando por el sol asombrosamente brillante. En el 13callejón sin salida, Mona Vanderwaal, una chica perdedora de su grado, estabahaciendo ocho grandes figuras de su patineta Razor. Cuando vio a las chicas, Páginaella saludó. Ninguna de ellas le devolvió el saludo. Foro Purple Rose
  14. 14. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessEmily pateó un ladrillo suelto en la pasarela.—La Sra. D está exagerando. Ali está bien.—Ella no está deprimida —insistió Hanna—. Lo que una cosa retardada te hacedecir.Aria rellenó sus manos en los bolsillos traseros de su minifalda.—¿Qué pasa si Ali huyó? Tal vez no porque ella no era feliz, pero porque habíaun lugar más fresco en donde quería estar. Probablemente ni siquiera nos echade menos.—Por supuesto que nos echa de menos —Emily contestó bruscamente. Yentonces se echó a llorar.Spencer miró por encima, rodando los ojos.—Dios, Emily. ¿Tienes que hacer eso ahora?—Despídete de ella —espetó Aria.Spencer volvió la mirada hacia Aria, la inspecciono de arriba a abajo.—El anillo de tu nariz está torcido —señaló ella, pero tenía un toque de maldaden su voz.Aria sintió el adhesivo, deslumbrar en su fosa nasal izquierda. De algunamanera, había caído casi a la mejilla. Ella lo empujó de nuevo en su posición y,luego, en una carrera de auto-conciencia, lo sacó fuera.Hubo un murmullo, y luego un fuerte crujido. Se volvió y vio a Hannabuscando en su bolso un puñado de Cheez-its. Cuando Hanna se dio cuentaque la miraban con recelo, se quedó inmóvil.—¿Qué? —dijo ella, un halo de color naranja alrededor de su boca. 14Cada una permaneció en silencio por un momento. Emily secó sus lágrimas.Hanna tomó otro puñado de Cheez-its. Aria jugueteó con las hebillas de las Páginabotas de motociclista. Y Spencer se cruzó de brazos, mirando aburrida hacia Foro Purple Rose
  15. 15. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlesstodas. Sin Ali allí, las chicas de repente parecían tan defectuosas. Fuera demoda, incluso.Un rugido ensordecedor sonó en el patio trasero de Ali. Las chicas se volvierony vieron un camión de cemento rojo colocado al lado de un gran agujero. LosDiLaurentis estaban construyendo un mirador de veinte personas. Untrabajador desaliñado, flaco, con una rechoncha cola de caballo rubia levantósus lentes de sol hacia las chicas. Él les dio una sonrisa lasciva, mostrando undiente de oro. Un calvo, trabajador fornido, muy tatuado en un Wifebeater1escaso y jeans rotos silbó. Las chicas se estremecieron y se inquietaron, Ali leshabía contado historias sobre cómo los trabajadores estaban constantementediciendo comentarios lascivos en su paso.Entonces uno de los trabajadores señaló al hombre al volante de la mescladorade cemento, y el camión lentamente retrocedió. Empizarrando de grisrezumbando por un largo conducto de largo en el agujero.Ali había estado diciéndoles acerca de este proyecto del mirador durantesemanas. El cual tendría una tina de agua caliente de un lado y un pozo defuego por el otro. Grandes plantas, arbustos y árboles rodeando todo de modoque el mirador se viera como tropical y sereno.—Ali amará el mirador —dijo Emily con confianza—. Ella tendrá las mejoresfiestas allí.Los otros asintieron con cautela. Expresaron su esperanza de que fueraninvitadas. Esperaban que este no sea el final de una era. Y luego se separaron,cada una se fue a su casa.Spencer vagaba en la cocina, mirando por las ventanas de atrás en el establodonde la horrible fiesta de pijamas había tenido lugar. ¿Entonces que si Ali lashabía abandonado para siempre? Sus amigas podrían estar devastadas, pero talvez no sería tan malo. Spencer había terminado empujando a Ali a su alrededor.Cuando oyó de un resfriado, saltó. Su madre estaba sentada en el mostrador dela isla, mirando hacia el vacío, con los ojos vidriosos.—¿Mamá? —dijo Spencer en voz baja, pero su madre no respondió.Aria caminaba por la calzada DiLaurentises. La basura de la familia estaba 15sentada en la acera, esperando a la recolección de basura del sábado. Encima de Página1 Wifebeater: se conoce también como una camisa o camiseta muscular. Foro Purple Rose
  16. 16. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessuna de las bolsas plásticas de basura negra vio una botella vacía deprescripción.La etiqueta estaba retirada en su mayoría fuera, pero el nombre de Ali sedetallaba en letras de imprenta. Aria se preguntó si se trataba de antibióticos omedicamentos para la alergia de primavera, ya que el polen en Rosewood fuebrutal este año.Hanna esperaba en una de las rocas en el jardín de Spencer por su madre pararecogerla. Mona Vanderwaal estaba montando su moto en todo el callejón sinsalida. ¿Podría la señora DiLaurentis estar en lo cierto? ¿Había alguien que seatrevió a bromear de Ali, al igual que Ali y los otros se burlaban de Mona?Emily cogió su bicicleta y se dirigió a la región apartada de Ali por el accesodirecto a su casa. Los trabajadores del mirador estaban tomando un descanso.Ese mismo chico flacucho con el diente de oro hacía el tonto alrededor dealguien con un bigote tenue, falta de atención a lo concreto ya que fluía de lamezcladora de cemento en el agujero. Sus coches, una mella en Honda, doscamionetas y un para choques, untado Jeep Cherokee, estaban estacionados a lolargo de la acera. Al final de la línea había un sedan vagamente familiar negrovintage. Era mejor que los demás, y Emily podía ver su reflejo en las puertasbrillantes mientras pasaba la bicicleta. Su cara se veía pensativa. ¿Qué haría siAli no quería ser más su amiga?A medida que el sol se elevaba en el cielo, cada chica se preguntaba qué pasaríasi Ali las dejaba caer en frío, como le había hecho a Naomi y Riley. Peroninguna de ellas prestó atención a las preguntas frenéticas de la Sra.DiLaurentis. Ella era la madre de Ali, era su trabajo preocuparse.Ninguna de ellas podría haber adivinado que al día siguiente el jardín delanterode los DiLaurentis se llenaría de furgonetas para obtener noticias y coches depolicía. Tampoco podían haber sabido que Ali era realmente quien habíaplaneado la reunión en el granero esa noche. No, en ese bonito día de junio, elprimer día de las vacaciones de verano, ellas empujaron las preocupaciones dela Sra. DiLaurentis a un lado.Las cosas malas no ocurrían en lugares como Rosewood. Y ciertamente no lesocurrían a chicas como Ali. Ella está bien, pensaron ellas. Ella va a estar devuelta. 16Y tres años más tarde, tal vez, sólo tal vez, ellas estarían finalmente bien. Página Foro Purple Rose
  17. 17. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless Capítulo 1 No respires Traducido por PaolaS Corregido por LorenaE mily Fields abrió los ojos y miró a su alrededor. Ella yacía en medio del patio trasero de Spencer Hastings, rodeada por una pared de humo y llamas. Las ramas de los árboles nudosos se rompían y caían al suelo con ensordecedores golpes. El calor irradiaba por el bosque, haciendo que sesintiera como si fuera mediados de julio, no el final de enero.Dos de las viejas mejores amigas de Emily, Aria Montgomery y Hanna Marin, osestaban cerca, vestidas de seda con sucios vestidos de lentejuelas, tosiendohistéricamente. Sirenas rugían detrás de ellas. Las luces del camión de te.bomberos giraban en la distancia. Cuatro ambulancias estaban estacionadas enel césped de lo Hastings, sin prestarle atención a los arbustos de forma perfectay a los macizos de flores.Un paramédico en una explosión uniforme blanco llego a través de humo que édico delsalía.—¿Estás bien? —exclamó, arrodillándose al lado de Emily. exclamó,Emily se sentía como si hubiera despertado de un sueño de un año de duración.Algo enorme acababa de suceder… ¿pero qué? oEl paramédico la agarró del brazo antes de que ella cayera al suelo de nuevo.—Tú has inhalado una gran cantidad de humo —gritó—. Tu cerebro no está alado .recibiendo suficiente oxígeno. Estás cayendo dentro y fuera de tu conciencia.Le colocó una máscara de oxígeno sobre el rostro. 17Una segunda persona nadó a la vista. Era un policía de Rosewood que Emily no Páginapodía reconocer, un hombre de pelo plateado y ojos verdes. Foro Purple Rose
  18. 18. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—¿Hay alguien más en el bosque, además de ustedes cuatro? —gritó porencima del estruendo.Los labios de Emily se separaron, luchando por obtener la respuesta que sentíaun poco más allá de su alcance. Y entonces, como una luz de encendido, todo loque había sucedido en las últimas horas la inundó de nuevo.Todos los textos de la A, el mensajero tortuoso con el nuevo texto, insistiendoen que Ian Thomas no había matado a Alison DiLaurentis. La inscripción en ellibro que Emily había encontrado en la fiesta del hotel Radley con el nombre deJason DiLaurentis a través de él, lo que indicaba que podría haber sido unpaciente de nuevo cuando el Radley era un hospital psiquiátrico. Ianconfirmando en la mensajería instantánea que Jason y Darren Wilden, el policíaque trabajaba en el caso de asesinato de Ali, habían sido los asesinos de Ali yadvirtiéndoles que Jason y Wilden no se detendría ante nada para mantenerlascalladas.Y entonces el parpadeo. El olor a azufre horrible. Las cuatro hectáreas debosque en llamas.Habían corrido a ciegas al patio de Spencer, poniéndose al día conAria, que había cortado por el bosque de su nueva casa a una calle. Aria traíauna niña con ella, alguien que había estado atrapada en el bosque ardiente.Alguien que Emily pensó nunca volvería a ver.Emily sacó la máscara de oxígeno de su cara.—Alison —gritó—. ¡No os olvidéis de Alison!El policía ladeó la cabeza. El paramédico acopo la mano en su oreja.—¿Quién?Emily se dio la vuelta, señalando donde Ali había sido tirada en la hierba. Elladio un gran paso atrás. Ali se había ido.—No —susurró. Ella se dio la vuelta. Los paramédicos estaban cargando a sus 18amigas a las ambulancias—. Aria —gritó Emily—. ¡Spencer! ¡Hanna! PáginaSus amigas se volvieron. Foro Purple Rose
  19. 19. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—Ali —Emily gritó, agitándose en el lugar ahora vacío donde Ali habíaestado—. ¿Visteis dónde estaba Ali?Aria negó con la cabeza. Hanna sostenía su máscara de oxígeno en su cara, conlos ojos como dardos yendo y viniendo. La piel de Spencer palideció de terror,pero luego un grupo de técnicos de emergencias médicos la rodearon,ayudándola a subir en la parte trasera de la ambulancia.Emily se volvió desesperadamente al paramédico. Su rostro estaba iluminadopor el molino de viento de los Hastings quemándose.—Alison aquí. ¡Acabo de verla!El paramédico la miró con incertidumbre.—¿Quieres decir Alison DiLaurentis, la chica que… murió?—¡No está muerta! —Emily se lamentó, casi tropezando con una raíz de árbolya que retrocedía. Hizo un gesto hacia las llamas—. ¡Ella está herida! ¡Ella dijoque alguien estaba tratando de matarla! —Señorita. —El policía colocó una mano sobre su hombro—. Trate decalmarse.Hubo movimientos a pocos metros de distancia, y Emily giró. Cuatroperiodistas estaban cerca de la cubierta de los Hastings, abriéndose pasó.—¿Señorita Fields? —llamó un periodista, corriendo hacia Emily y golpeando elmicrófono en la cara de Emily. Un hombre con una cámara y otro hombre quesostenía una pluma corrieron hacia adelante también—. ¿Qué ha dicho? ¿Aquién acaba de ver?El corazón de Emily golpeó.—¡Tenemos que ayudar a Alison! —Miró a su alrededor otra vez. La silla deSpencer estaba llena de policías y técnicos de emergencias médicas. Por elcontrario, el viejo patio de Ali estaba oscuro y vacío. Cuando Emily vio una 19forma detrás de la valla de hierro forjado que separaba la cerca de losDiLaurentises y la de los Hastings, su corazón dio un salto. ¿Ali? Pero era sólo Páginauna sombra hecha por los destellos de un coche de policía. Foro Purple Rose
  20. 20. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessMás periodistas se reunieron, derramándose desde el frente de los Hastings yhasta los patios laterales. Un camión de bomberos gritaba demasiado alto, losbomberos saltaban del vehículo y apuntaban con una manguera enorme albosque. Un periodista calvo, de mediana edad, tocó el brazo de Emily.—¿Cómo luce Alison? —exigió—. ¿Dónde ha estado?—Eso es suficiente. —La policía alejó a todo el mundo—. Denle un poco deespacio.El reportero acerco el micrófono hacia él.—¿Van a investigar su reclamo? ¿Van a buscar a Alison?—¿Quién inició el fuego? ¿Lo ha visto? —otra voz gritó por encima del ruido delas mangueras de incendio.El paramédico maniobró a Emily lejos de ellos.—Tenemos que salir de aquí.Emily dejó escapar un gemido febril, desesperada mirando el lugar vacío en lahierba. Lo mismo había sucedido cuando vieron el cadáver de Ian en el bosquela semana pasada, un minuto estaba allí tendido, hinchado y pálido sobre lahierba, y al siguiente había... desaparecido. Pero no podía estar sucediendo denuevo. No podía. Emily había pasado años suspirando por Ali, obsesionada contodos los contornos de su rostro, memorizando cada pelo en su cabeza. Y laniña del bosque se veía exactamente como Ali. Tenía la áspera voz sexy de Ali,y cuando ella se limpió el hollín de la cara, habían sido las pequeñas manosdelicadas de Ali.Ellos estaban en la ambulancia ahora. Otro EMT coloco la máscara de oxígenode nuevo sobre la boca y la nariz de Emily y le ayudó a meterse en el interior deuna camilla pequeña. Los paramédicos se doblaron a su lado. Las sirenasgritaban, y el vehículo rodaba lentamente fuera del césped. Al doblar en la calle,Emily notó un coche de policía a través de la ventana trasera de la ambulancia,sus sirenas estaban silenciadas, las luces apagadas. No estaba conduciendo 20hacia la casa de los Hastings, sin embargo. Página Foro Purple Rose
  21. 21. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessElla volvió su atención a la casa de Spencer, buscando una vez más por Ali,pero lo único que veía era curiosos. Una era la señora McClellan, una vecina dela calle. Al pasar por el buzón estaban el Sr. y la Sra. Vanderwaal, cuya hija,Mona, había sido la original A. Emily no los había visto desde el funeral deMona hace unos meses. Incluso los Cavanaughs estaban allí, mirando las llamasen el horror. La Sra. Cavanaugh tenía una mano apoyada protectoramentesobre el hombro de su hija Jenna. A pesar de que los ojos ciegos de Jennaestaban oscurecidos por sus gafas de sol Gucci, parecía como si estuvieramirando directamente a Emily.Pero Ali no estaba en ninguna parte del caos. Ella había desaparecido, denuevo. 21 Página Foro Purple Rose
  22. 22. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless Capítulo 2 Convertido en humo Traducido por Momy Corregido por DianitaC asi seis horas más tarde, una alegre enfermera con una larga cola de caballo color castaño apartó la cortina del pequeño rincón acordonado de Aria, en la sala de emergencias de Rosewood Memorial. Le entregó al padre de Aria, Byron, un portapapeles y le dijo que firmara en la queparte inferior.—Además de las contusiones en las piernas y el humo que inhaló, creo que Ademásestará bien —dijo la enfermera. dijo—Gracias a Dios —suspiró Byron, escribiendo su nombre con un movimiento. uspiróÉl y el hermano de Aria, Mike, habían llegado al hospital poco después de que llegadola ambulancia la trajera. La madre de Aria, se encontraba en Vermont pasandola noche con su detestable novio Xavier, y Byron le había dicho que no habíaninguna razón para que volviera corriendo a casa.La enfermera miró a Aria.—Tu amiga Spencer quiere verte antes de que te vayas, está en la segunda Tuplanta, habitación 206.—Bien —dijo Aria con voz temblorosa, pasando las piernas por debajo de la dijorasposa ropa de cama del hospital.Byron se levantó de la silla de pl plástico blanca al lado de la cama y encontró lamirada de Aria.—Te esperaré en el vestíbulo. Tómate tu tiempo. Te 22Aria se levantó lentamente. Pasó sus manos por su azulado pelo, con pequeños Páginacopos de hollín y cenizas de hojas. Cuando se agachó para tirar de suspantalones vaqueros y ponerse sus zapatos, sus músculos dolían como si Foro Purple Rose
  23. 23. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlesshubiera escalado el Monte Everest. Había estado despierta toda la noche,volviéndose loca por lo que acababa de suceder en el bosque. A pesar de quesus viejas amigas también habían sido llevadas a la sala de emergencia, todasestaban en esquinas separadas de la sala, por lo que Aria no había podidohablar con ninguna de ellas. Cada vez que trataba de levantarse, las enfermerasse precipitaban a su habitación y le decían que necesitaba descansar y dormirun poco. Bueno. Así iba a pasar otra vez.Aria no tenía idea de qué pensar acerca de la terrible experiencia que acababade pasar. Por un momento, estuvo corriendo por el bosque hacia la granja deSpencer, con la pieza de bandera de la cápsula del tiempo que había robado aAli en sexto grado escondida en su bolsillo trasero. No había mirado la tela azulbrillante hacía cuatro largos años, pero Hanna estaba convencida de que losdibujos que se encontraban en ella contenían una pista del asesino de Ali.Entonces, justo cuando Aria se resbaló en un puñado de hojas húmedas, el oloracre del gas llenó su nariz y oyó un chasquido parecido al papel de un fósforoencendiéndose. A su alrededor, el bosque estalló en ardientes y brillantesllamas, y abrasó su piel. Momentos después, encontró a alguien en el bosqueque gritaba desesperadamente buscando ayuda. Una persona cuyo cuerpotodas pensaban que estaba en un agujero a medio cavar en el viejo patio de losDiLaurentis. Ali.O al menos eso era lo que Aria había pensado en ese momento. Pero ahora…bueno, ahora no lo sabía. Miró su reflejo en el espejo colgado en la puerta. Susmejillas estaban demacradas, sus ojos bordeados de rojo. El médico deurgencias que la había examinado le explicó que era común ver cosas locasdespués de inhalar un montón de sustancias nocivas de humo, cuando se privade oxígeno, el cerebro se vuelve loco. El bosque había sido realmente sofocante.Y Ali había parecido tan confusa y surrealista, sin duda como un sueño. Aria nosabía que las alucinaciones en grupo fueran posibles, pero todas habían tenido aAli en su mente la noche anterior. Tal vez era obvio por que Ali fue la primeracosa que cada una de ellas pensó cuando sus cerebros comenzaron a apagarse.Después de que Aria terminara de cambiarse los pantalones vaqueros y unsuéter que Byron le había traído de casa, se dirigió a la habitación de Spencer enel segundo piso. El Sr. y la Sra. Hastings estaban desplomados en unas sillas enla sala de espera en el pasillo, comprobando sus BlackBerrys. Hanna y Emily yaestaban dentro de la habitación, vestidas con pantalones vaqueros y suéteres, 23pero Spencer todavía estaba en la cama con su bata de hospital. Con tubos dealimentación en sus brazos, su piel era cetrina, y había ojeras moradas bajo sus Páginaojos azules y una contusión en su mandíbula. Foro Purple Rose
  24. 24. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—¿Estás bien? —exclamó Aria. Nadie le había dicho que Spencer estaba herida.Spencer asintió débilmente, con el pequeño mando a distancia en el lado de lacama para sentarse derecha.—Estoy mucho mejor ahora. Dicen que a veces la inhalación de humo puedeafectar a las personas de diferente forma.Aria miró a su alrededor. La habitación olía a enfermedad y a lejía. Había unmonitor en la esquina que seguía los signos vitales de Spencer, y un pequeñofregadero de cromo con montones de cajas de guantes quirúrgicos. Las paredeseran color verde wasabi y junto a la ventana con cortinas de flores había ungran cartel que explicaba cómo auto-administrarse el examen de los senosmensualmente. Como era de esperar, un chico había dibujado un pene, junto alpecho de la mujer.Emily estaba sentada en una pequeña silla infantil cerca de la ventana, con suenmarañado pelo rubio rojizo y sus delgados labios agrietados. Se removióincómoda, su cuerpo de nadadora era demasiado grande para el asiento. Hannaestaba junto a la puerta, apoyada en una señal que proclama que todos losempleados del hospital debían llevar guantes. Sus ojos color avellana estabanvidriosos y vacíos. Parecía todavía más frágil de lo habitual, sus oscuros jeansajustados le quedaban holgados por la cintura.Sin decir palabra, Aria sacó la bandera de Ali de su bolso de piel de yak y loextendió sobre la cama de Spencer. Todas se movieron y miraron fijamente.Brillantes garabatos de plata cubrían la tela. Había un logo de Chanel, unmodelo de equipaje de Louis Vuitton, y el nombre de Ali en grandes letras deburbuja. Un pozo de los deseos en piedra, con un techo de bastidor y unamanivela, estaban en la esquina. Aria trazó el contorno del pozo con el dedo.No vio ninguna pista evidente y vital pista de lo que podría haber sucedido conAli la noche en que fue asesinada. Este era el mismo tipo de cosas que todo elmundo dibujaba en sus banderas de Cápsula.Spencer, tocó el borde de la tela.—Había olvidado que Ali hizo las letras de burbuja de esta manera. 24Hanna se estremeció. Página Foro Purple Rose
  25. 25. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—Con sólo ver la escritura de Ali me hace pensar que está aquí con nosotros.Todas levantaron la cabeza, intercambiando una asustada mirada. Era obvioque todas estaban pensando lo mismo. Al igual que ella estuvo con nosotras en elbosque hace un par de horas.En ese momento, todas hablaron a la vez.—Tenemos que… —Aria espetó.—Lo que hicimos… —Hanna susurró.—El doctor dijo… —Spencer siseó medio segundo más tarde. Todas sedetuvieron y se miraron entre sí, con sus pálidas mejillas como las fundas dealmohada detrás de la cabeza de Spencer.Fue Emily quien habló a continuación.—Tenemos que hacer algo, chicas. Ali está por ahí afuera. Tenemos queaveriguar a dónde fue. ¿Alguien ha oído algo sobre la gente que la busca en losbosques? Le dije a los policías que la vimos, ¡pero ellos solo se quedaron ahí!El corazón de Aria se agitó. Spencer la miró incrédula.—¿Se lo contaste a la policía? —repitió, empujando un sucio mechón de pelorubio fuera de sus ojos.—¡Por supuesto que sí! —Emily susurró.—Pero... Emily...—¿Qué? —Emily estalló. Miró airadamente a Spencer como loca, como situviera un cuerno de unicornio creciendo en su frente.—Em, fue sólo una alucinación. Los médicos lo dijeron. Ali ha muerto.Los ojos de Emily se veían aturdidos. 25—Pero todas la vimos ¿no? ¿Estás diciendo que todas tuvimos exactamente lamisma alucinación? Página Foro Purple Rose
  26. 26. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessSpencer miraba sin pestañear a Emily. Pasaron unos pocos tensos segundos.Fuera de la sala, un localizador sonó. Una cama de hospital con una ruedachirriante rodó por el pasillo.Emily dejó escapar un gemido. Sus mejillas se habían vuelto de color rosabrillante. Se giró hacía Hanna y Aria.—Vosotras creéis que Ali era real, ¿verdad?—Podría haber sido Ali, supongo —dijo Aria, hundiéndose en una silla deruedas que estaba junto al pequeño cuarto de baño—. Pero, Em, el médico medijo que era por la inhalación de humo. Tiene sentido. ¿De qué otra formapodría haber desaparecido después del incendio?—Sí —dijo Hanna débilmente—. ¿Y dónde se ha estado escondiendo todo estetiempo?Emily golpeó violentamente los brazos a sus costados. El porta suero que estabajunto a ella se sacudió.—Hanna, dijiste que habías visto a Ali de pie junto a ti en tu cama del hospitalla última vez que estuvimos aquí. ¡Tal vez realmente era ella!Hanna jugueteó con el tacón de su bota de gamuza, pareciendo incomoda.—Hanna estaba en coma cuando vio a Ali —saltó Spencer—. Obviamente fueun sueño.Sin desanimarse, Emily señaló a Aria.—Sacaste a alguien fuera del bosque la noche anterior, si no era Ali entonces¿quién fue?Aria se encogió de hombros, pasando las manos por los radios de una de lasruedas de la silla de ruedas. Por la ventana grande, el sol acababa de salir.Había una línea de brillantes BMW, Mercedes y Audi en el estacionamiento delhospital. Era increíble cómo todo parecía normal después de una noche loca. 26—No sé —admitió—. El bosque estaba tan oscuro. Y… Oh, mierda. —Rebuscó Páginaen el bolsillo interior de su bolso—. Encontré esto la anoche. Foro Purple Rose
  27. 27. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessAbrió la palma de su mano y les mostró el familiar anillo de clase de RosewoodDay con una brillante piedra azul. La inscripción en el interior de la banda decíaIAN THOMAS. Cuando supuestamente habían descubierto la semana pasada elcuerpo muerto de Ian en el bosque, el anillo había estado en su dedo.—Estaba allí tirado en el suelo —explicó—. No sé cómo la policía no loencontró.Emily se quedó sin aliento. Spencer parecía confundida. Hanna arrebató elanillo de la palma de la mano de Aria y lo acercó a la luz por encima de la camade Spencer.—Tal vez se cayó del dedo de Ian cuando escapó.—¿Qué hacemos con él? —preguntó Emily—. ¿Devolvérselo a la policía?—Definitivamente no —dijo Spencer—. Parece poco conveniente que viéramosel cuerpo de Ian en el bosque, hiciéramos que la policía lo buscara y noencontraran nada, y luego, ¡voila! Encontramos un anillo así como así. Nos haceparecer sospechosas. Probablemente no deberías haberlo recogido. Es unaevidencia.Aria se cruzó de brazos por encima de su suéter Fair Isle.—¿Cómo iba a saber eso? Entonces, ¿qué debo hacer? ¿Ponerlo de vuelta dondelo encontré?—No —instruyó Spencer—. La policía estará nuevamente en el bosque por lodel fuego. Podrían darse cuenta que lo has puesto allí y harían preguntas. Sóloguárdalo por ahora, supongo.Emily se removió con impaciencia en la sillita.—Tú viste a Ali después de encontrar el anillo ¿cierto, Aria?—No estoy segura —admitió Aria. Trató de pensar en esos frenéticos minutosen el bosque. Eran cada vez más y más borrosos—. En realidad nunca la toqué… 27Emily se puso de pie. Página Foro Purple Rose
  28. 28. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—¿Qué os pasa? ¿Por qué de repente no creéis que la vimos?—Em —dijo suavemente Spencer—. Te estás poniendo demasiado sentimental.—No, ¡no lo estoy! —exclamó Emily. Con sus mejillas encendidas de color rosabrillante, que hacían destacar sus pecas.Fueron interrumpidos por una fuerte alarma, graznando en el cuarto contiguo.Las enfermeras gritaban. Se oyeron frenéticos pasos. Una sensación de malestarllenó el estómago de Aria. Se preguntó si era la alarma de advertencia de quealguien se estaba muriendo.Unos momentos más tarde, el ala quedó otra vez en silencio. Spencer se aclaróla garganta.—Lo más importante es averiguar quién provocó el fuego. Eso es en lo que lapolicía tiene que concentrarse en este momento. Alguien trató de matarnosanoche.—No sólo alguien —susurró Hanna—. Ellos.Spencer miró a Aria.—Nos pusimos en contacto con Ian en el granero. Nos contó todo. Estabaseguro de que Jason y Wilden lo hicieron. Todo lo que hablamos anoche esverdad, y definitivamente están intentando mantenernos en silencio.El pecho de Aria exhaló, recordando algo más.—Cuando estaba en el bosque, vi a alguien encendiendo fuego.Spencer se sentó aún más, sus ojos como platillos.—¿Qué?—¿Le viste la cara? —exclamó Hanna.—No lo sé. —Aria cerró los ojos, rememorando nuevamente aquel horrible 28recuerdo. Momentos después de que encontrara el anillo de Ian, había visto aalguien merodeando en el bosque a sólo unos cuantos pasos delante de ella, con Páginauna apretada capucha y su rostro estaba en las sombras. Instantáneamente, Foro Purple Rose
  29. 29. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlesssintió en sus huesos que se trataba de alguien que conocía. Cuando se diocuenta de lo que estaba haciendo, sus miembros se congelaron. Se sentíaimpotente para detenerlo. En cuestión de segundos las llamas se propagaron atoda velocidad por el suelo del bosque, llevando una hambrienta línea rectahacia sus pies.Sentía la mirada de sus amigas, esperando su respuesta.—Quienquiera que fuera llevaba una capucha —admitió Aria—. Pero estoybastante segura de que era…Luego se calló escuchando un fuerte y largo crujido. Poco a poco, la puerta de lahabitación del hospital de Spencer se abrió. Una figura emergió en la puerta, sucuerpo estaba a contraluz en el brillante pasillo. Cuando Aria vio su rostro, sucorazón saltó a su garganta. No te desmayes, se dijo, sintiéndoseinstantáneamente mareada. Era una de las personas de las que A les habíaadvertido. La persona que Aria estaba casi segura de haber visto en el bosque.Uno de los asesinos de Ali.Oficial Darren Wilden.—Hola, chicas. —Wilden se pavoneaba por la puerta. Sus ojos verdes brillaban,y su hermoso rostro angular, estaba agrietado por el frío. Su uniforme de policíade Rosewood se ajustaba bien, mostrando la forma que tenía.Luego se detuvo al borde de la cama de Spencer, finalmente se dio cuenta de lasexpresiones poco acogedoras de las chicas.—¿Qué pasa?Se miraron aterradas. Finalmente, Spencer se aclaró la garganta.—Sabemos lo que hiciste.Wilden se apoyó en el marco de la cama, con cuidado de no tropezar con lostubos intravenosos de Spencer.—¿Disculpa? 29—Acabo de llamar a la enfermera —dijo Spencer proyectando con más fuerza la Páginavoz, la misma que a menudo utilizaba cuando estaba en el escenario del club de Foro Purple Rose
  30. 30. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessteatro de Rosewood Day—. Voy a llamar a seguridad antes de que puedashacernos daño. Sabemos que tú encendiste ese fuego. Y sabemos por qué.Profundos pliegues se formaron en la frente de Wilden. Una vena en su cuellose hincho. El corazón de Aria latía tan fuerte que ahogaba todos los sonidos dela sala. Nadie se movió. Cuanto más tiempo las miraba Wilden, más tensa sesentía Aria.Por último, Wilden cambió su peso.—¿El fuego en el bosque? —Él dejó escapar una dudosa inhalación—. ¿Hablas enserio?—Te vi comprando gas propano en el Home Depot —dijo Hanna con voztemblorosa y sus hombros rígidos—. Estabas poniendo tres jarras en el coche,con bastante facilidad para quemar los bosques. ¿Y por qué no estabas en laescena después del incendio? Toda la policía de Rosewood estaba allí.—Vi huir tu coche a toda velocidad de la casa de Spencer —chilló Emily,doblando sus rodillas sobre su pecho—. Como si huyeras de la escena delcrimen.Aria miró furtivamente a Emily, dudando. No había visto un coche de policíasalir de la casa de Spencer anoche.Wilden se apoyó en el pequeño fregadero de metal en la esquina.—Chicas, ¿por qué iba a prender fuego a los bosques?—Para encubrir lo que le hiciste a Ali —dijo Spencer—. Tú y Jason.Emily se volvió hacia Spencer.—Él no le hizo nada a Ali. Ali está viva.Wilden se sacudió y miró a Emily por un momento. Luego evaluó a las otraschicas, con una mirada de traición en su rostro. 30—¿Realmente creen que traté de hacerles daño? —les preguntó. Las chicasasintieron casi imperceptiblemente. Wilden negó con la cabeza—. ¡Pero si estoy Páginatratando de ayudarlas! —Cuando no obtuvo una respuesta, suspiró—. Jesús. Foro Purple Rose
  31. 31. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessBien, estaba con mi tío ayer en la noche cuando el fuego estalló. Vivía con él enla escuela secundaria, y ahora está muy enfermo. —Él metió las manos en losbolsillos de su chaqueta y sacó un pedazo de papel—. Aquí.Aria y las demás se inclinaron. Era un recibo de la farmacia CVS.—Estaba recogiendo la receta de mi tío a las 9:57, y oí que el fuego comenzóalrededor de las diez —dijo Wilden—. Incluso probablemente estoy en lacámara de seguridad de la farmacia. ¿Cómo podría estar en dos lugares almismo tiempo?La habitación olía acremente a la colonia almizclada de Wilden, lo que mareabaa Aria. ¿Era posible que Wilden no fuera el hombre que había visto en el bosqueencendiendo el fuego?—Y en cuanto al gas propano —Wilden continuó, tocando el gran ramo deflores que estaba en la mesa de noche de Spencer—, Jason DiLaurentis me pidióque lo comprara para su casa del lago en los Poconos. Ha estado ocupado, ysomos viejos amigos, así que le dije que lo haría por él.Aria miró a las demás, sorprendida por la indiferencia de Wilden. Ayer en lanoche, descubrió que Jason y Wilden eran amigos y le había parecido un granavance, un secreto revelado. Ahora, a la luz del día, con su abierta admisión, noparecía importarle mucho a ninguna.—Y en cuanto a lo que Jason y yo le hicimos a Alison… —dijo tranquilamenteWilden, parándose al lado de una bandeja con ruedas que tenía una pequeñajarra de agua y dos vasos de espuma. Miró estupefacto—. Es una locura pensarque la hubiera herido. ¡Y Jason es su hermano! ¿De verdad creen que es capazde eso?Aria abrió la boca para protestar. Anoche, Emily había encontrado un registroen el libro mayor de cuando Radley era un hospital psiquiátrico con el nombrede Jason DiLaurentis todavía en él. La nueva A también había molestado a Ariadiciendo que Jason ocultaba algo, posiblemente problemas con Ali, y le avisó aEmily que Jenna y Jason estaban peleándose en la ventana de Jenna. Aria nohabía querido creer que Jason fuera culpable, había tenido un par de citas con élla semana pasada, cumpliendo con su enamoramiento de hacía mucho tiempo, 31pero Jason se había salido de sus casillas el viernes cuando Aria había ido a suapartamento en Yarmouth. Página Foro Purple Rose
  32. 32. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessWilden sacudió la cabeza con incredulidad. Parecía tan sorprendido de todoesto, lo que hizo a Aria preguntarse si A la había llevado a creer que no era niremotamente cierto. Miró interrogante a sus amigas. Sus rostros tambiénestaban surcados por la duda.Wilden cerró la puerta de Spencer, a continuación, se dio la vuelta y las miró.—Déjenme adivinar —dijo en voz baja—. ¿Su nueva A está poniendo ideas ensus cabezas?—A es real —insistió Emily. Una y otra vez, Wilden había insistido en que lanueva A no era más que un imitador—. A te hizo fotos a ti también —prosiguió.Revolvió en su bolsillo, sacó su teléfono, buscando el mensaje con la imagen deWilden que iba a ser su confesión. Aria vio la nota que la acompañaba: ¿Sobrequé se siente tan culpable?—. ¿Ves? —Emily lo puso bajo su nariz.Wilden se quedó mirando la pantalla. Su expresión no cambió.—No sabía que fuera un crimen ir a la iglesia.Con el ceño fruncido, Emily metió nuevamente el teléfono en su bolsa denatación. Un largo silencio siguió. Wilden pellizcó el puente de su larga einclinada nariz. Parecía que todo el aire de la habitación se había filtrado por lasventanas.—Mira. Tengo que decirles lo que realmente vine a decir. —Su iris era tan oscuroque parecían negros—. Chicas, tienen que dejar de decir que vieron a Alison.Todas se miraron sorprendidas. Spencer parecía un poco a la defensiva,levantando perfectamente una ceja arqueada como diciendo, os lo dije. Como erade esperar, Emily fue la primera en hablar.—¿Quieres que mintamos?—Tú no la viste. —La voz de Wilden era ronca—. Si sigues diciendo que laviste, vas a traer una gran cantidad de atención no deseada sobre ti. ¿Creen quela reacción fue mala cuando dijeron que vieron el cuerpo de Ian? Esto será diez 32veces peor. PáginaAria cambió su peso, jugueteando con el puño de su jersey con capucha. Wilden Foro Purple Rose
  33. 33. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessse refería a ellas como si fuera un policía del sur de Filadelfia y ellas fuerandistribuidoras de metanfetamina. Pero ¿qué habían hecho ellas que estuvieratan mal?—Esto no es justo —protestó Emily—. Ella necesita nuestra ayuda.Wilden llevó las manos al techo de granito blanco pareciendo frustrado. Susmangas rodaron hasta los codos, revelando el tatuaje de una estrella de ochopuntas. Emily también estaba mirando la estrella, estrechando sus ojos yarrugando la nariz, Aria adivinó que no era una fan.—Voy a decirles algo que se supone que es un secreto —dijo Wilden, bajando lavoz—. Los resultados de ADN del cuerpo que los trabajadores encontraron enel agujero está en la estación. Combina perfectamente con Alison, chicas. Ellaestá muerta. Así que hagan lo que digo, ¿de acuerdo? Realmente estoy buscandolo mejor para ustedes.En ese momento, abrió su teléfono, salió de la habitación y cerró la puerta confuerza. Los vasos de espuma de la bandeja de alimentos se tambalearonpeligrosamente. Aria se volvió hacia sus amigas. Los labios de Spencer estabanimpacientemente apretados. Hanna masticaba con ansiedad la uña de supulgar. Emily parpadeó sus ojos verdes, aturdida y sin palabras.—¿Y ahora qué? —Susurró Aria.Emily gimoteó, Spencer jugueteó con su tubo de intravenosa, y Hanna parecíaque iba a desmayarse. Todas sus teorías perfectamente elaboradas se habíanconvertido en humo, literalmente. Tal vez Wilden no había encendido el fuego,pero Aria había visto a alguien por ahí en el bosque. Que, desgraciadamente,sólo significaba una cosa.Quienquiera que encendió aquel fósforo todavía estaba ahí fuera. Quienquieraque hubiera tratado de matarlas todavía estaba libre, y tal vez solo esperabaotra oportunidad para intentarlo de nuevo. 33 Página Foro Purple Rose
  34. 34. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless Capítulo 3 Si solamente alguien hubiese estafado a Spencer años atrás…     Traducido por * ƷYosbe Ʒ* y PaolaS Yosbe Corregido por DianitaM ientras el tenue sol de pleno invierno del domingo desaparecía en el horizonte, Spencer estaba de pie en el patio de su familia, sobreviviendo a la destrucción del fuego. Su madre estaba a su lado;la sombra de sus ojos estaba corrida, su base era manchas, y su lacio pelo nohabía obtenido, esta mañana, su alisado de todos los días de Uri, su peluquero.El padre de Spencer también estaba allí, por una vez sin su auricular Bluetooth estabasujeto a la oreja. Su boca tembló ligeramente, como si estuviera tratando decontener un sollozo.Todo alrededor de ellos estaba arruinado. Los imponentes árboles antiguosestaban ennegrecidos y maltratados, y una apestosa bruma gris se cernía sobre maltratados,la copa de los árboles. El molino de viento de la familia ahora no era más queun armazón, las hojas carbonizadas, las celosías astilladas y se derrumbaba. Elcésped de los Hastings estaba atravesado por las huellas de los neumáticos de huellaslos vehículos de emergencia que se habían precipitado al fuego. Colillas decigarros, tazas vacías de Starbucks, e incluso latas de cerveza estaban esparcidaspor la hierba.Pero lo peor, la consecuencia más nefasta del fuego era lo que le había hecho al eragranero de la familia, el cual permanecía desde 1756. La mitad de la estructuratodavía estaba intacta, sin embargo el revestimiento de madera, una vez rojocereza, ahora estaba de un carbonizado gris tóxico. La mayoría del tech se techohabía perdido, todo el vidrio sobresaliente en las ventanas había estallado, y laspuertas delanteras eran una pila de cenizas. Spencer podía ver directamente lacáscara vacía que era la gran sala del granero. Había un charco de agua en elsuelo de madera de cerezo brasileño, restos de los galones de agua que los derabomberos habían bombeado sobre el granero. La cama con dosel, el lujoso sofá 34de cuero y la mesa de centro de caoba se arruinaron. Así mismo el escritoriodonde Spencer, Emily, y Hanna se habían reunido la noche anterior, habían Página Foro Purple Rose
  35. 35. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessintercambiando mensajes instantáneos con Ian acerca de quién realmenteasesinó a Ali.Únicamente, parecía que Jason y Wilden no eran los asesinos de Ali. Lo quesignificaba que Spencer había vuelto al punto de no saber absolutamente nada.Se apartó de la granja, con los ojos llorosos por el humo del gas. Cerca de la casaera el lugar donde ella y sus amigas se habían derrumbado sobre el céspeddespués del correr de las llamas. Como el resto del patio, estaba lleno de basuray hollín, y la grama estaba cubierta de maleza muerta. No había absolutamentenada de especial, ninguna indicación mágica de que Ali había estado allí. En sí,Ali no había estado allí, sólo la alucinaron. No había sido nada más que losefectos de inhalar mucho humo. Los trabajadores habían encontrado sudescompuesto cuerpo en el viejo patio de los DiLaurentis meses atrás.—Lo siento mucho —susurró Spencer mientras un trozo de tejado rojo sedesprendía del granero y caía al suelo con un ruido sordo.Lentamente, la Sra. Hastings alcanzó y tomo la mano de Spencer. El Sr.Hastings tocó su hombro. Antes de que Spencer se diera cuenta, sus padresestaban poniendo los brazos a su alrededor, envolviéndola en un tembloroso ylloroso abrazo.—No sé qué hubiéramos hecho si algo te hubiese pasado —sollozaba la Sra.Hastings.—Cuando vimos el fuego, y luego escuchamos que podías estar herida… —atenuó el Sr. Hastings.—Nada de esto importa —manifestó la Sra. Hastings, gimoteando—. Todo estopodía haberse incendiado. Al menos te tenemos a ti.Spencer se acurruco a sus padres, aspirando por su magullada garganta.Las pasadas veinticuatro horas, sus padres habían sido más que maravillososcon ella. Se habían sentando en su cama en el hospital toda la noche,observando híper-vigilantes el pecho de Spencer subiendo y bajando con cadairregular respiración. Habían fastidiado a las enfermeras para conseguirle agua 35a Spencer tan pronto como lo quería, pastillas para el dolor tan pronto eranecesario, y mantas más cálidas cuando sentía frío. Cuando el médico le dio de Páginaalta esta tarde, la llevaron a Creamery, su heladería favorita en Old Hollis, y le Foro Purple Rose
  36. 36. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlesscompraron una porción doble de viruta de arce. Era un gran cambio, por años,la habían tratado como a una niña no deseada que a regañadientes dejaron viviren su casa. Y cuando había confesado acerca del plagio de su galardonadoensayo en la Orquídea de Oro de su perfecta hermana, Melissa, básicamente laexcomulgaron.Solamente ahora había una verdadera razón para odiarla, y al minuto en queSpencer les dijera, su preocupación, su rara muestra de amor, se desvanecería.Spencer los apretó con fuerza, saboreando el último momento en queprobablemente le hablarían. Lo había evitado más tiempo del que podía, perotenía que decírselos en algún momento.Retrocedió y cuadro sus hombros.—Hay algo que necesitan saber —admitió, con su ronca voz por el aire lleno dehumo.—¿Es acerca de Alison? —se apresuró a decir el Sr. Hastings—. Porque,Spence…Spencer negó, cortándolo.—No. Es algo más.Miró al cielo, a las altas y ennegrecidas ramas. Entonces la verdad se derramóen rápida sucesión. Cómo, que después de que la abuela de Spencer, NanaHastings, no le dejó dinero en su testamento, Melissa sugirió que Spencerpodría haber sido adoptada. Como cuando Spencer se registró en un sitio deadopción en internet y solo días después recibió un mensaje diciendo que sumadre biológica había sido encontrada. Como su visita con Olivia Caldwell enNew York había sido tan maravillosa que Spencer decidió que quería mudarsepermanentemente a la ciudad. Spencer seguía hablando, temerosa de que si sedetenía, rompería a llorar. Tampoco se atrevía a mirar a sus padres, por miedo aque sus devastadas expresiones rompieran su corazón.—Ella había dejado su tarjeta de su agente de bienes raíces, así que llamé y le dimi número de cuenta de ahorros para la universidad, para cubrir el depósito degarantía y el alquiler del primer mes —soltó Spencer, que encogía los dedos de 36los pies dentro de sus botas gris de gamuza. Apenas podía pronunciar laspalabras. Página Foro Purple Rose
  37. 37. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 HeartlessUna ardilla se escabulló por la sucia maleza. Su padre gimió. Su madre cerró losojos y apretó la mano en su frente. El corazón de Spencer se hundió. Aquívamos. Inicio de la operación: Ya No Eres Nuestra Hija.—Pueden adivinar lo que pasó después —suspiró, mirando la pajarera en loalto cerca a la cubierta. Ni una sola ave se había acercado, desde que estabanallí—. El corredor, obviamente, estaba trabajando con Olivia, limpió la cuenta ydesapareció. —Tragó saliva.El patio estaba silenciosamente inmóvil. Ahora que la luz del sol casi habíadesaparecido, el granero parecía la reliquia de un pueblo fantasma, las oscurasventanas eran como las huecas cuencas de los ojos de una calavera. Spencerfurtivamente hecho una mirada a sus padres. Su padre estaba pálido. Su madrearrugaba sus mejillas, como si se hubiera comido algo amargo. Intercambiaronuna mirada nerviosa, entonces comprobaron el patio delantero, tal vezbuscando alguna furgoneta de la prensa. Los reporteros habían estadoalrededor de la casa todo el día, acosando a Spencer sobre si había vistorealmente a Ali.Su padre tomó una profunda respiración.—Spencer, el dinero no importa.Spencer parpadeó, sorprendida.—Podemos averiguar qué pasó con él —explicó el Sr. Hastings, retorciéndoselas manos—. Es posible que seamos capaces de recuperarlo. —Observó girar laveleta en la parte superior del techo—. Pero… bueno, deberíamos haberlo vistovenir también.Spencer frunció el ceño, preguntándose si su cerebro estaba jodido por respirargases residuales del fuego.—¿Q-qué?Su padre cambió su peso y miró a su esposa.—Sabía que tendríamos que habérselo dicho hace años, Verónica —murmuró. 37—Yo no sabía que esto iba a suceder —chilló su madre, alzando las manos. El Páginaaire era tan frío, las bocanadas de su respiración se hicieron visibles. Foro Purple Rose
  38. 38. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—¿Decirme qué? —presionó Spencer. Su corazón empezó a golpear. Cuandoinhalaba, todo lo que podía oler era cenizas.—Debemos entrar —dijo distraídamente la Sra. Hastings—. Está muy frío aquíafuera.—¿Decirme qué? —repitió Spencer, plantándose sobre sus pies. Ella no iba aninguna parte.Su madre hizo una pausa durante mucho tiempo. Un crujido sonó desde elinterior del granero. Por último, la Sra. Hastings se sentó en una de las enormesrocas que salpicaban el patio trasero.—Cariño, Olivia te dio a luz.Spencer abrió mucho los ojos.—¿Qué?—Algo así como que te dio a luz —corrigió el Sr. Hastings.Spencer dio un paso atrás, una frágil ramita se rompió bajo su bota.—¿Así que realmente soy adoptada? ¿Olivia estaba diciendo la verdad? —¿Poreso me siento tan diferente a ustedes? ¿Es por eso que siempre han preferido aMelissa, porque yo no soy su hija?La Sra. Hastings giró el diamante de tres quilates en su dedo. En algún lugarprofundo del bosque, la rama de un árbol cayó al suelo con un crujidoensordecedor.—Esto ciertamente no es algo de lo que pensaba hablar hoy. —Tomó unarespiración Zen, sacudió sus manos, y levantó la cabeza. El Sr. Hastings se frotórápidamente las manos enguantadas. De repente, ambos se veían tandespistados. No como son sus padres, siempre al día, absolutamente loscontrolados que Spencer conocía tan bien. 38—El nacimiento de Melissa fue complicado. —La Sra. Hastings tamborileó consus uñas la pulida y pesada piedra. Sus ojos momentáneamente se posaron en Páginala parte delantera de la casa, viendo como un maltratado Honda desaceleraba Foro Purple Rose
  39. 39. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessen su camino de entrada. Vecinos curiosos habían estado rondando la calle sinsalida toda la tarde—. Los médicos me dijeron que dar a luz a otro niño podríaponer en peligro mi salud. Pero queríamos tener otro bebé, así que terminamoscon una sustituta. Básicamente… hemos utilizado mi huevo y lo de tu padre…ya sabes. —Bajó los ojos, demasiado recatada y correcta para decir en voz altaesperma—. Pero necesitábamos a una mujer que llevara al bebé por nosotros.Así que encontramos a Olivia.—La examinamos a fondo para asegurarnos que estaba sana. —El Sr. Hastingsse sentó en la roca al lado de su esposa, dándose apenas cuenta que sus manosformaban una A. Sus Testoni2 se habían hundido en el fango del hollín—. Ellaparecía encajar en lo que queríamos, y parecía querer que te tuviéramos. Sóloque al final de su embarazo, empezó a volverse… exigente. Quería más dinerode nosotros. Amenazó con escapar a Canadá y mantenerte para sí misma.—Así que le pagamos más —exclamó la Sra. Hastings. Puso su rubia cabezaentre sus manos—. Y finalmente, te dio a luz, obviamente. Sólo que… despuésde que te tomo de esa forma tan posesiva, no queríamos que tuvieras cualquiercontacto con ella. Decidimos que lo mejor que podíamos hacer era mantener elsecreto, porque, realmente, eres nuestra.—Pero algunas personas no lo entendieron —dijo el Sr Hastings, frotándose elpelo sal y pimienta. Su teléfono celular sonó en el bolsillo, tocando los primeroscompases de la Quinta Estación de Beethoven. Lo ignoró—. Como Nana. Quepensó que no era natural, y nunca nos perdonó por hacerlo. Cuando Nana dijoque sólo daría dinero a sus “nietos por naturaleza”, deberíamos haberloaclarado. Parece que Olivia ha estado esperando un momento como este todo eltiempo.Los Hastings parecían decaídos y agotados, como que el admitir esto habíatomado mucho de ellos. Era obvio que esto era algo de lo que no habíanhablado en mucho tiempo. Spencer los miró el uno al otro, tratando de procesartodo. Sus palabras tenían sentido individual, pero no en su conjunto.—Así que Olivia me llevó —repitió lentamente. Un escalofrío que no tenía nadaque ver con el viento subió por su columna.—Sí —dijo la Sra. Hastings—. Pero eres de la familia, Spencer. Tú eres nuestra. 39 Página2 Testoni: Marca de zapatos. Foro Purple Rose
  40. 40. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—Te queríamos tanto, y Olivia era nuestra única opción —dijo el Sr Hastings,mirando las nubes púrpura—. Últimamente parece que hemos perdido de vistalo importante que es estar unidos. Y después de todo lo que has pasado con Ian,Alison y el fuego… —Sacudió la cabeza, mirando de nuevo al establo y luego albosque en ruinas. Un cuervo gritó y sobrevoló la zona—. Tendríamos que haberestado allí para ti. Nunca quisimos que pensaras que no te amábamos.Su madre provisionalmente tomó la mano de Spencer y la apretó.—¿Qué pasaría si… empezáramos de nuevo? ¿Podríamos intentarlo? ¿Podríasperdonarnos?El viento soplaba de nuevo y se intensificó el olor a humo. Un par de hojasnegras volaron sobre el césped del patio de Ali, llegando a una parada cerca alhoyo a medio cavar donde se había encontrado el cuerpo de Ali. Spencerjugueteó con el brazalete de plástico del hospital que aún rodeaba su muñeca,oscilando entre un choque de compasión e ira. En los últimos seis meses, suspadres le habían quitado el apartamento, el granero de Spencer y los privilegiosy habían dejado a Melissa quedarse en su lugar, le cortaron las tarjetas decrédito, vendido su coche, y le dijeron en más de una ocasión que estaba muertapara ellos. Con toda razón no me había sentido como si tuviera una familia real,quería gritar. ¡Malditamente verdad que vosotros no estuvisteis allí para mí! ¿Yahora querían hacer solo borrón y cuenta nueva?Su madre se mordió el labio, torciendo con sus manos una rama que habíarecogido del suelo. Su padre parecía estar conteniendo la respiración. Esto eradecisión de Spencer. Podía optar por no perdonarlos, solo estar de pie allí ypermanecer enojada… pero entonces vio el dolor y el pesar en sus rostros. Ellosrealmente lo sentían. Más que nada querían que los perdonara. ¿No era esto loque más quería en el mundo, padres que la amaran y la quisieran?—Sí —dijo Spencer—. Os perdono.Sus padres dejaron escapar un suspiro y envolvieron los brazos a su alrededor.Su papá besó la parte superior de su cabeza, su piel olía a su crema favoritapara después del afeitado Kiehls. 40Spencer sentía como si estuviera flotando fuera de su cuerpo. Ayer mismo,cuando descubrió que su ahorro para la universidad se había ido, había Páginaasumido que su vida había terminado. Había pensado que A realmente estaba Foro Purple Rose
  41. 41. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessdetrás de todo y había castigado a Spencer por no esforzarse lo suficiente pararastrear al verdadero asesino de Ali. Pero perder ese dinero podría haber sido lomejor que le pudo haber pasado.Cuando sus padres se retiraron para apreciar a su hija menor, Spencer intentouna sonrisa vacilante. Ellos la querían. Realmente la querían. Luego, un vientolento y turbulento voló por el patio y otro olor familiar le hizo cosquillas en lanariz. Olía a... jabón de vainilla, del tipo que Ali siempre usaba. Spencer seestremeció y la horrible imagen de Ali cubierta de hollín, ahogándose en llamas,corrió a ella.Cerró los ojos, dispuesta a eliminar la visión de su cabeza. No. Ali habíamuerto. La había alucinado. Y eso era todo. 41 Página Foro Purple Rose
  42. 42. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless Capítulo 4 ¿Hacen camisas de fuerza Prada? Traducido por kiki1 Corregido por AishliinM ientras el olor del brebaje fresco del Starbucks francés flotaba escaleras arriba, Hanna Marin, acostada en su cama, absorbió los últimos pocos minutos antes de que tuviese que alistarse para laescuela. La MTV2 sonaba al fondo; su Doberman miniatura, Dot, dormitabacaprichosamente sobre su espalda en su cama de perrito Burberry; y Hannahabía acabado de pintar las uñas de sus pies de Dior rosado. Ahora ella estabahablando por teléfono con su nuevo novio, Mike Montgomery.—Gracias otra vez por las cosas Aveda. —Ella miró otra vez los nuevos Gracias Ellaproductos colocados en su mesita de noche. Ayer, cuando Hanna había estadodejando el hospital, Mike se presentó con una canasta anti estrés de regalo, la do anti-estréscual incluía una refrescante mascarilla de ojos, una crema de cuerpo de mentade pepino, y un masajeador manual. Hanna ya los había usado todo,desesperada por encontrar un cura cura-todo que pudiera borrar el fuego, y el obizarro avistamiento de Ali de su mente. Los doctores habían apuntado que lavisión de Ali fue por la inhalación de humo, pero aún así parecía muy real.Pero en cierto modo, Hanna estaba indignada de que no lo fuera. De Después detodos estos años, todavía tenía un deseo ardiente de que Ali viera con suspropios ojos cuánto había cambiado Hanna. La última vez que Hanna vio a Ali,Hanna había sido una patita fea regordeta, definitivamente la más gilipollas delgrupo, y Ali siempre había hecho incontables comentarios sobre el peso de iempreHanna, su cabello muy cresposo, y su fea piel. Probablemente ella nunca habríasospechado que Hanna se transformaría en un cisne delgado, primoroso ypopular. A veces, Hanna se preguntaba si la única manera de que ella estuviera únicaverdaderamente segura de que su transformación estaba completa era si Ali ledaba a Hanna su bendición. Por supuesto, ahora eso nunca podría ocurrir. 42—Un placer —respondió Mike, sacando a Hanna de su ensoñación respondió ensoñación—. Y estate Páginaprevenida, envié algunos Twitters muy jugosos a algunas de las personas de la Foro Purple Rose
  43. 43. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartlessprensa que esperaban fuera del ER3. Acabo de enfocarlos en algo aparte delfuego.—¿Como qué? —preguntó Hanna, instantáneamente en alerta. Mike gritó algo.—Hanna Marin en conversaciones con MTV sobre un reality show —recitó Mike—.Un trato multimillonario.—Asombroso. —Hanna soltó su respiración y empezó a hacer ondulaciones consus manos para secarse sus uñas.—Escribí uno acerca de mí mismo, también. Mike Montgomery rechaza cita consupermodelo croata.—¿Rechazaste una cita? —rió Hanna coquetamente—. Ese no parece el MikeMontgomery que yo conozco.—¿Quién necesita supermodelos croatas cuando tienes a Hanna Marin? —dijoMike.Hanna se retorció con vertiginoso placer. Si alguien le hubiese dicho hace unascuantas semanas que tendría una cita con Mike Montgomery, ella se habríatragado su Crest Whitestrip4 de la sorpresa: ella sólo había perseguido a Mikeporque la-que-pronto-sería-su-hermanastra, Kate, lo había querido también.Pero de alguna manera durante el proceso, a ella realmente le había comenzadoa gustar. Con sus ojos azul hielo, labios rosados y besables, y un obscenosentido del humor, se estaba convirtiendo en algo más que simplemente elhermano menor de la obsesionada con la popularidad, Aria Montgomery.Ella se puso de pie, cruzó el cuarto hasta su armario, y pasó sus dedos a lo largode la pieza de la bandera de Ali de la Cápsula del Tiempo, la cual había tomadoen el hospital cuando Aria no estaba mirando. Ella no se sentía culpable porello, además, no era como si la bandera le perteneciese a Aria.—Entonces, oí que vosotras seguís recibiendo notas de un nuevo A —dijo Mike.Su voz estaba repentinamente seria. 43 Página3 ER: Emergency Room, o Sala de Emergencias.4 Whitestrip: Es un producto blanqueador de dientes. Foro Purple Rose
  44. 44. Sara Shepard Pretty Little Liars #7 Heartless—No he recibido ninguna nota de A —dijo Hanna dijo con sinceridad. Desdeque había obtenido su nuevo iPhone y había cambiado su número, A la habíadejado sola. Sin duda, era un cambio bienvenido de la antigua A, quienhorrendamente había resultado ser la antigua amiga de Hanna, MonaVanderwaal: era algo en lo que ella trataba no pensar, muy duramente—.Esperemos que se quede así.—Bueno, me lo puedes hacer saber si hay algo más que pueda hacer ―Mike leaseguró—. Patear el culo de alguien, cualquier cosa.—Awww. —Hanna se sonrojó gustosamente. Ningún otro novio jamás se habíaofrecido a defender su honor. Ella hizo un sonido de beso, prometió que ella yMike se reunirían por unos lattes5 en Steam, la cafetería de Rosewood, esa tarde,y colgó.Luego caminó hasta la cocina a por el desayuno, pasando un cepillo a través desu largo cabello castaño. La cocina olía a té de menta y fruta fresca. Su dentro-de-poco-madrastra, Isabel, y Kate ya estaban en la mesa, comiendo cuencos demelón cortado y queso cottage. Hanna no podía pensar en una combinación decomida más inspirada en el vómito.Cuando vieron a Hanna en la entrada, ambos se pusieron de pie.—¿Cómo te sientes? —preguntaron al mismo tiempo.—Bien —contestó Hanna apretadamente, raspando el cepillo contra su cuerocabelludo. Predeciblemente, Isabel comenzó a estremecerse, ella era unagermofóbica6, y tenía algo contra los que cepillan su pelo cerca de la comida.Hanna se desplomó en una silla vacía y alcanzó la garrafa de café. Isabel y Katese volvieron a sentar, y hubo una larga y embarazosa pausa, como si Hannahubiese interrumpido algo. Probablemente habían estado cotilleando sobre ella.Ella tampoco podía pasar de ellas.El padre de Hanna había estado saliendo con Isabel durante años, incluso Alihabía conocido a Isabel y Kate algunos meses antes de desaparecer, pero sólohabían empezado a vivir en Rosewood después de que la madre de Hanna 44 Página5 Lattes: Bebidas de café. Generalmente conocidos como latos.6 Germofóbica: Persona que sufre una fobia contra los gérmenes. Foro Purple Rose

×