“¿CONSUMO COMPULSIVO O RESPONSABLE ?”
Realizado por: Jose Manuel Beiro, Marcos Rodríguez, Daniel González y Alejandro Fern...
Hablando desde un punto de vista global, es necesario decir que el consumo en sí, es
la acción y efecto de consumir o gast...
Durante los primeros años del capitalismo, el prestigio era para aquellos que eran más
ricos pero que vivían satisfaciendo...
El consumo compulsivo, siempre va acompañado de una enfermedad
psicológica o un trastorno psicológico. La persona adicta a...
Por el contrario, en oposición a el consumo compulsivo, se encuentra el consumo responsable,
que es todo lo contrario, es ...
Por el contrario, en oposición a el consumo compulsivo, se encuentra el consumo responsable,
que es todo lo contrario, es ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Consumo compulsivo

635 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Consumo compulsivo

  1. 1. “¿CONSUMO COMPULSIVO O RESPONSABLE ?” Realizado por: Jose Manuel Beiro, Marcos Rodríguez, Daniel González y Alejandro Fernández Alumnos de 1º de Bachillerato
  2. 2. Hablando desde un punto de vista global, es necesario decir que el consumo en sí, es la acción y efecto de consumir o gastar, bien sean productos, y otros géneros de vida efímera, o bienes y servicios, como la energía, entendiendo por consumir como el hecho de utilizar estos productos y servicios para satisfacer necesidades primarias y secundarias. El consumo masivo ha dado lugar al consumismo y a la denominada sociedad de consumo. En términos puramente económicos se entiende por consumo la etapa final del proceso económico, especialmente del productivo, definida como el momento en que un bien o servicio produce alguna utilidad al sujeto consumidor. Esta acción y efecto de consumir o gastar, bien sean bienes o servicios, en algunas ocasiones no se hace con la finalidad de satisfacer necesidades secundarias y mucho menos necesidades primarias. En el momento en que una persona de una sociedad capitalista siente la obligación de tener que comprar de forma masiva objetos superfluos que realmente no va a satisfacer sus necesidades, se está dando un caso de consumo compulsivo. Este tipo de consumo se puede dar en gran medida y con ello desencadenar en trastornos psicológicos y enfermedades neuronales, como es por ejemplo, el trastorno de compras compulsivas (TCC). Es un trastorno psicológico del control de impulsos, caracterizado por preocupaciones excesivas relacionadas con las compras y por la necesidad irresistible de comprar de forma masiva objetos superfluos, acompañados de sentimientos de ansiedad, irritabilidad o malestar, y consecuencias adversas como el endeudamiento. Tras el alivio momentáneo al realizar la conducta adictiva, la persona experimenta sentimientos de culpabilidad. Los responsable de que en gran medida, exista actualmente en nuestras sociedades un gran porcentaje de personas que realizan consumo compulsivo, y que en su conjunto se produzca el determinado consumismo, son: la publicidad, la mercadotecnia y los medios de comunicación, que influyeron sobre la clase media para cambiar su opinión sobre que es lo más prestigioso. Esto se explica y tiene su origen de la siguiente forma: El consumismo inicia su desarrollo y crecimiento a lo largo del Siglo XX como consecuencia directa de la lógica interna del capitalismo y la aparición de la mercadotecnia o publicidad o herramientas que fomentan el consumo generando nuevas necesidades en el consumidor. El consumismo se ha desarrollado principalmente en el denominado mundo occidental extendiéndose después a otras áreas y haciéndose popular el término creado por la antropología social sociedad de consumo, referido al consumo masivo de productos y servicios. Para Jeremy Rifkin en la década de 1920 se produjo una sobreproducción en Estados Unidos motivada por un aumento de la productividad y una bajada de la demanda (economía) por la existencia de un alto número de desempleados debido a los cambios tecnológicos que encontró en el marketing(mercadotecnia y publicidad) la herramienta para incrementar, dirigir y controlar el consumo. Tras la aparición del capitalismo en la Europa occidental, la adquisición competitiva de riqueza se convirtió una vez más en el criterio fundamental para alcanzar el status de gran hombre. Sólo que en este caso los grandes hombres intentaban arrebatarse la riqueza unos a otros, y se otorgaba mayor prestigio y poder al individuo que lograba acumular y sostener la mayor fortuna.
  3. 3. Durante los primeros años del capitalismo, el prestigio era para aquellos que eran más ricos pero que vivían satisfaciendo sus necesidades primarias y sin malgastar ese dinero. Tiempo después, la clase alta capitalista fue asegurándose su riqueza y con ello recurrieron al consumo y despilfarro ilustre en gran escala para impresionar a sus rivales. A su vez, la clase media y baja continuaban asignando el mayor prestigio a los que trabajaban más, gastaban menos y se oponían con sobriedad a cualquier forma de consumo y despilfarro . Pero como el crecimiento de la capacidad industrial comenzaba a saturar el mercado de los consumidores, había que desarraigar a las clases media y baja de sus hábitos vulgares. La publicidad y los medios de comunicación de masas unieron sus fuerzas para inducir a la clase media y baja a dejar de ahorrar y a comprar, consumir, despilfarrar o gastar cantidades de bienes y servicios cada vez mayores. De ahí surge, que la clase media comience a dar su prestigio al consumidor más relevante y más ilustre. Si hablásemos ahora de los efectos del consumo privado, habría que medir como afecta en varios ámbitos. Global: El consumismo es dañino para el equilibrio ecológico en su totalidad ya que actualmente existen muchos problemas relacionados con el excesivo consumo de recursos naturales que se hace a nivel mundial así como el que los procesos de producción en su gran mayoría generan contaminación. Regional: La preferencia de productos innecesarios o fácilmente sustituibles de una población que son producidos en otra región ayuda a desequilibrar la balanza comercial entre las regiones. Social: Frecuentemente se ayuda a la mala distribución de la riqueza, ya que los consumidores son por lo general de un nivel socioeconómico inferior que los dueños de las compañías generadoras de los productos objetos de consumismo. Familiar: Al caer en el consumismo aumentamos nuestros gastos de forma innecesaria comprando cosas que pudiéramos evitar o reducir como productos cuya publicidad promete milagros, productos de vida útil baja o productos sustitutos de otros naturales. Personal: Diversas opciones consumistas son menos saludables que las que no lo son. Por ejemplo, hacerse un zumo de naranja en casa en lugar de comprar uno empaquetado que además de contener conservante, viene con envases que acaban en la basura inorgánica.
  4. 4. El consumo compulsivo, siempre va acompañado de una enfermedad psicológica o un trastorno psicológico. La persona adicta al consumo compulsivo gasta el dinero que no tiene, realiza compras impulsivas de las que luego se arrepiente y ha intentado superar el problema por sí mismo sin éxito. Por lo tanto, es conciente de que lo que está haciendo le provoca una serie de consecuencias que empeora su nivel de vida y bienestar social. El consumo compulsivo, desencadena problemas en las personas como: - Graves endeudamientos. - Trastornos como: El trastorno de compras compulsivas (TCC). Este trastorno frecuentemente desencadena a trastornos del estado de ánimo, ansiedad, abuso de sustancias y trastornos alimentarios. Las personas que puntúan con altas puntuaciones en la escala de compras compulsivas tienden a comprender y valorar mal sus sentimientos, teniendo dificultad para distinguir entre deseo y necesidad, además de tener poca tolerancia a los estados psicológicos desagradables, tales como el mal humor, la tristeza, la soledad, y la frustración. El inicio del TCC se produce en la adolescencia y alrededor de los veinte años, generalmente de curso crónico. El TCC es similar a otros trastornos, como el síndrome de acaparador compulsivo y la manía. La compra compulsiva no se limita a las personas que sobrepasan las compras más allá de sus medios y posibilidades, sino que también incluye a personas que emplean una cantidad excesiva de tiempo yendo de compras o que crónicamente planifican comprar cosas, aunque nunca las compre. - Problemas de tipo social. Una persona adicta al consumo compulsivo pierde el mayor de su tiempo en centros comerciales, tiendas, comercios… A partir de este momento solo piensa en consumir de forma compulsiva y toda su vida social gira en torno a eso. El consumo compulsivo no tiene ninguna parte positiva para los consumidores, pero si la tiene para los empresarios y para los dueños de las empresas en las que la sociedad, que esta inmersa en el consumo compulsivo, compra sus bienes. Directamente el consumo compulsivo beneficia al empresario, pues eso significa una mayor venta de sus bienes y con eso, se producen más ingresos para el empresario, de lo cual sacará más beneficio. Por otro lado al saber que aumenta la oferta de sus bienes, va a producir más, porque al tratarse de consumidores compulsivos, va a tener siempre ventas aseguradas. Todo esto es visto desde un punto de vista en el que el consumidor no se endeuda y tiene suficiente dinero para comprar esos bienes .
  5. 5. Por el contrario, en oposición a el consumo compulsivo, se encuentra el consumo responsable, que es todo lo contrario, es decir, “un buen consumo”: El consumo responsable es un concepto defendido por organizaciones ecológicas, sociales y políticas que consideran que los seres humanos harían bien en cambiar sus hábitos de consumo ajustándolos a sus necesidades reales y optando en el mercado por opciones que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social. Se puede decir que el consumo responsable se basa en dos ideas fundamentales que son: consumir menos y que lo que consumamos sea lo más sostenible y solidario posible. Esto aplicado a las personas sería, como una actitud por parte de los consumidores y usuarios que implica hacer un consumo consciente y crítico. Esto es todo lo contario al consumo compulsivo. Es un tipo de consumo que mejoraría la situación económica de muchas familias. Y exigiría que diésemos más valor a bienes y servicios fundamentales, que por el simple hecho de su fácil adquisición, son infravalorados. Fuentes por las cuál se creó este trabajo: Este trabajo sobre consumo se hizo generalmente por información en páginas web y en enciclopedias online. http://www.consumoresponde.es/articulo-cr/%C2%BFque-es-el-consumo-responsable) http://www.monografias.com/trabajos89/consumo-sociedad/consumo- sociedad.shtml#ixzz30a1bCoLn Enciclopedias online Wikipedia
  6. 6. Por el contrario, en oposición a el consumo compulsivo, se encuentra el consumo responsable, que es todo lo contrario, es decir, “un buen consumo”: El consumo responsable es un concepto defendido por organizaciones ecológicas, sociales y políticas que consideran que los seres humanos harían bien en cambiar sus hábitos de consumo ajustándolos a sus necesidades reales y optando en el mercado por opciones que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social. Se puede decir que el consumo responsable se basa en dos ideas fundamentales que son: consumir menos y que lo que consumamos sea lo más sostenible y solidario posible. Esto aplicado a las personas sería, como una actitud por parte de los consumidores y usuarios que implica hacer un consumo consciente y crítico. Esto es todo lo contario al consumo compulsivo. Es un tipo de consumo que mejoraría la situación económica de muchas familias. Y exigiría que diésemos más valor a bienes y servicios fundamentales, que por el simple hecho de su fácil adquisición, son infravalorados. Fuentes por las cuál se creó este trabajo: Este trabajo sobre consumo se hizo generalmente por información en páginas web y en enciclopedias online. http://www.consumoresponde.es/articulo-cr/%C2%BFque-es-el-consumo-responsable) http://www.monografias.com/trabajos89/consumo-sociedad/consumo- sociedad.shtml#ixzz30a1bCoLn Enciclopedias online Wikipedia

×