Trabajo psicologia

2,273 views

Published on

0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,273
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajo psicologia

  1. 1. Guía de Atención Educativade los Trastornos Afectivos y Comportamentales. Trabajo realizado por: Melania Creo Jaime. Sara Fernández Debén. Miriam Fernández Rodríguez. Adelaida Gallego Hernández. Grupo 6. 3º C Educación Infantil.
  2. 2. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales. ÍNDICE Trastornos de la Afectividad………..…....…..3 - La depresión en la infancia………….…….…3 - El trastorno bipolar…………………..…...….7 - El trastorno de ansiedad………….…..….…10 Trastornos comportamentales…...…………23 Bibliografía………………………….…………33 Webgrafía………………………………..……..33 2
  3. 3. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.TRASTORNOS DE LA AFECTIVIDAD.La afectividad es una función psicológica que está constituida por la unión de todos losaspectos emocionales de la vida, además del conjunto de sentimientos del individuo asícomo de las sensaciones subjetivas que hace que la conducta se dirija haciadeterminados fines, de modo que la afectividad se entiende como el modo en el que lapersona vive y se siente afectado por los sucesos vitales; como vivencias.Los trastornos afectivos son un conjunto de padecimientos que se caracterizan poranormalidades en la regulación del afecto o ánimo. Estos trastornos generalmente seacompañan con alteraciones del funcionamiento cognitivo, del sueño, del apetito y delequilibrio interno (homeostasis). Dichas anormalidades se producen cuando laspersonas reaccionan ante un acontecimiento con gran intensidad o de una formaabsurda. Para poder responder ante las necesidades que presentan estas personas seránecesario conocer los tipos de trastornos afectivos, para poder intervenir de la formamás adecuada.Aunque no existe una clasificación única de los trastornos de la afectividad nosotros lovamos a clasificar de la siguiente forma:La depresión en la infancia.La depresión se caracteriza por sentimientos de tristeza o infelicidad, que pueden irdesde un estado transitorio hasta un trastorno mental de categoría específica que seacompaña de cambios o modificaciones del estado de ánimo, conducta, pensamiento,relaciones sociales y funcionamiento corporal.El niño está lleno de preocupaciones, incluso más que un adulto, puesto que sudesarrollo cognitivo no le permite encontrar explicaciones racionales a gran parte de lascosas que le ocurren, además de preocuparse no sólo por los problemas reales, sinotambién por los imaginarios. Esto puede generarle un sentimiento de inseguridad yconducir a emociones negativas y por lo tanto a la depresión.Las características de la depresión pueden aparecer prácticamente a cualquier edad.Aunque la depresión de un niño y la de un adolescente constituyen el mismo trastorno,los cambios biológicos, psicológicos y sociales que ocurren con la edad explican que ladepresión presente ligeras variaciones en función de las etapas del desarrollo infantil.En general, durante la infancia predominan las reacciones psico - fisiológicas y motorascomo irritabilidad, rabietas, llanto o problemas de control de esfínteres, mientras que enla adolescencia adquieren relevancia respuestas cognitivas como el desagrado por lapropia imagen corporal, ideas catastrofistas o visión pesimista del futuro. 3
  4. 4. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Es decir, en las edades tempranas los niños muestran más síntomas de carácterexteriorizado mientras que en la adolescencia los síntomas tanto cognitivos comoafectivos son interiorizados y se presentan con mayor intensidad. En la depresióninfantil los niños y adolescentes pueden sentirse más irritados que tristes.Algunos síntomas principales que aparecen en los niños entre tres y seis años en ladepresión afectiva, pueden ser la tristeza, el llanto, el desamparo, desesperanza,retraimiento, separación, problemas relacionados con la crianza, sueños, juegos yfantasías (fracaso, dolor, muerte, sueños negativos).Los déficits que pueden presentar los niños con depresión afectiva son: la participaciónsocial mínima; sentado, sólo, cama, no interactúa, no actividades con otros; incapacidadhacer tareas cotidianas, lentitud; bajo rendimiento escolar; dificultad obtener placer conactividades que antes sí (juegos); enlentecimiento motor; descuido limpieza, aseo;ausencia respuesta, alegría; evita pocas conductas de enfrentamiento; quejas, somáticas(incapacidad, dificultades, dependencia de los otros, expresión de sentimientos: culpa).Además los niños también pueden presentar excesos en la preocupación; gritos, lloros,lamentos; conducta suicida (expresión, intentos); sensible, irritable, agresivo.Los problemas fisiológicos más característicos en estos niños pueden ser los siguientes:dolor de cabeza, dolor intestinal, sueño (intranquilo, pesadillas, insomnio), fatiga,cansancio, peso, apetito, ansiedad.Por otro lado, es importante comentar las respuestas cognitivas que estos niños condepresión pueden presentar. Las cuales son baja la baja autoevaluación y lossentimientos que éstos pueden tener, como por ejemplo: la incapacidad, desamparo,impotencia, fracaso, expectativas negativas, autoculpabilidad-autocrítica, procesamientoinformación, errores triada cognitiva, difícil concentración, lugar de control.Las causas de la depresión engloban dos factores, los factores ambientales y losfactores personales. Estos factores de riesgo nos permiten detectar y conocer lasdiferentes causas de la depresión infantil.- Los factores ambientales:Está compuesto por las relaciones familiares, éstas pueden ser de tipo biológico comouna enfermedad de los padres, de tipo psicológico como la muerte de un ser querido, yde tipo social como la falta de recursos económicos. Las relaciones familiares son muyimportantes para el desarrollo emocional del niño. Las condiciones familiaresinadecuadas pueden ser de muy diferente naturaleza:  Relaciones padre-madre: las malas relaciones de los padres entre sí o entre los padres e hijos tienen relación con casi todas las perturbaciones infantiles. 4
  5. 5. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.  Divorcio: no es la ruptura en sí, sino las consecuencias negativas del divorcio (cambios de domicilio, pérdidas afectivas, descenso del nivel económico). Entre todos los factores negativos sobresale la mala calidad de las relaciones paternas antes y después del divorcio.  Problemas psíquicos de los padres: cuanto más grave es el trastorno mental de los padres (esquizofrenia, alcoholismo, conductas delincuentes, etc.) mayor es el riesgo que corre el niño, ya que la dinámica de la vida familiar se ve gravemente afectada. Los efectos de la depresión materna actúa sobre los niños desde edades muy tempranas y es importante la duración y el padecimiento de depresiones unipolares para evaluar la probabilidad de aparición de depresión en los hijos.  Relaciones padres-hijos: la muerte de uno de los padres, la negligencia en cuidados básicos como la alimentación, higiene o educación y los malos tratos, normas muy rígidas, distanciamiento afectivo, demasiado control familiar (sobreprotección), etc., son desencadenantes posibles de la depresión en la infancia.  Relaciones entre hermanos: las malas relaciones entre hermanos influye en el estado de ánimo.- Los factores personales, se pueden dividir en dos: 1. Vulnerabilidad biológica: la tasa de depresión es mayor en los hijos que hanestado en exposición fetal a droga y a otras sustancias y también puede ser pordisposición genética. 2. Vulnerabilidad psicológica: los factores de riesgo psicológicos se refieren aepisodios anteriores, repertorios básicos de conducta, comorbilidad y personalidad.  Personalidad: Sujetos que tienden a la introversión y a la inestabilidad emocional.  Estilo cognitivo: existe una relación entre las cogniciones negativas, estilo atribucional negativo, falta de control, deficientes resolución de problemas y depresión. Con frecuencia, los niños aprenden de sus padres estilos cognitivos desajustados.  Baja autoestima: normalmente la autoestima de los niños, como la de los adultos, se genera a partir del juicio de los otros.  Sociabilidad: el desarrollo social del niño promueve su adaptación y su ajuste emocional. Las dificultades en esta área, como déficit en habilidades sociales, niveles elevados de ansiedad ante las personas del sexo opuesto durante la adolescencia y conducta antisocial, contribuyen a la aparición de la depresión. 5
  6. 6. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.La evaluación de la depresión en los niños tiene unas características especiales ya quelos niños no distinguen con facilidad entre los distintos estados de ánimo y emociones,tales como ira, rabia, tristeza, etc., incluso en ocasiones pueden llegar a confundiremociones y estado físico.Algunas técnicas de evaluación pueden ser:- Observación de la conducta: la observación requiere por tanto enseñar al niño y a losadultos a fijarse en el comportamiento depresivo y sus circunstancias como a registrarlos datos observados. La observación es muy útil porque permite deducir conclusionesen orden y planificar cambios de conducta, se pueden dar auto-observaciones y auto-registros.- Entrevista: la entrevista además de proporcionarnos gran cantidad de información,sobre las características, causas y consecuencias del trastorno, nos posibilita elestablecimiento de una relación reforzante del técnico con el niño y los padres.- Tests que pueden ser realizados por el niño: existen varios, algunos de ellos son“Inventario de Depresión Infantil (CDI) de Kovacs y Beck (1977)”, “Escala deDepresión infantil (CDS) de Lang y Tisher (1978)”, “la Escala de Evaluación de laDepresión (EED) de Del Barrio et al.,(1993)”.- Tests que pueden ser contestados por adultos: “Listado de Conductas para Niños(CBCL) de Achenbach (1978)”, “Escala de Sintomatología Depresiva para Maestro(ESDM) de Doménech et. al., (1985)”, “Inventario de Depresión por Nominación de losCompañeros (PIND) de LezKowitz et. al., (1980)”.El tratamiento que se puede llevar a cabo en los niños con depresión infantil essimilar a las utilizadas con los adultos, aunque las estrategias a seguir han de adaptarse ala edad, motivaciones e intereses del niño. Ha de tenerse en cuenta la capacidadrestringida de los niños para razonar y para manejar conceptos abstractos.El tratamiento cognitivo-conductual de la depresión pretende conseguir en el niño trescambios terapéuticos fundamentales: que el niño aprenda a valorar sus sentimientos, quesustituya sus comportamientos generadores de emociones negativas por conductas másadecuadas, que modifique sus pensamientos distorsionados y sus patrones erróneos derazonar.Por ello, las técnicas principales consistieran en:- Programas de educación emocional: con estos programas se pretende enseñar al niñoa que existen distintas emociones, unas positivas como la alegría y otras desagradablescomo la ansiedad, que existen diferentes situaciones que provocan diferentesemociones, y que la intensidad de la emoción varía dependiendo de la situación. 6
  7. 7. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Para realizar un buen programa de entrenamiento que permita al niño identificar lasemociones es importante: adaptar los ejercicios al nivel del desarrollo infantil, seguir laestrategia del embudo, personalizar el procedimiento, seleccionar acontecimientos de lavida del niño, flexibilizar la duración del tratamiento, ponerse en el lugar del niño,fomentar la colaboración de los adultos.- Programas de actividades agradables: para realizar un programa de estascaracterísticas con los niños, hay que tener en cuenta su edad, los recursos económicosde la familia y su tiempo disponible, las ofertas del entorno social y escolar y lasoportunidades aprovechables en el grupo de compañeros y amigos que constituyen elmundo social del niño. Además debemos utilizar como fuente de información al niño,los padres, compañeros y maestros.- Programas de entrenamiento en habilidades sociales: el incremento de las habilidadessociales en los niños es una estrategia fundamental para tratar este trastorno. Hacenreferencia a un repertorio de conductas verbales y no verbales por medio de las cualeslos niños-as influyen en las respuestas de otros individuos (padres, hermanos, iguales,profesores, etc.) en el contexto interpersonal. Este repertorio actúa como un mecanismoa través de los cuales los niños inciden en su medio ambiente obteniendo, suprimiendo oevitando consecuencias deseadas y no deseadas en la esfera social.- Reestructuración cognitiva: el uso de esta técnica tiene como principal funcióncambiar la idea negativa que el sujeto deprimido tiene de sí mismo y del mundo. Se hacomprobado que tanto los adultos como los niños deprimidos tienen una tendencia aatender selectivamente a los acontecimientos negativos y de ese modo contemplan elentorno desde una perspectiva desesperanzada. Presentan distorsiones o errorescognitivos como la sobregeneralización, maximización y minimización, predicciónnegativa, etc.) Por ello, la terapia cognitiva intentará ayudar al sujeto a identificar ycambiar las ideas erróneas, de forma que el niño sea capaz de resolver los problemasque considera imposible de solucionar.El trastorno bipolar.El trastorno bipolar es un trastorno primario del humor que se caracteriza por lapresencia de alegría excesiva, euforia y expansividad que se acompañan de alteracionesde la conducta, alteraciones del pensamiento y excitación psicomotriz. En la infancia,las alteraciones del humor oscilan rápidamente; el niño suele presentar una mezcla entrelos síntomas de manía y depresión, gran irritabilidad de forma más o menos continuaday permanente. Las fases de exaltación, alegría desenfrenada o irritabilidad y grosería,alternan con otros episodios en que la persona está con depresiones intensas, con bajoestado de ánimo, incapacidad para disfrutar, falta de energía, ideas negativas y, en casosgraves, ideas de suicidio. 7
  8. 8. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Los síntomas del Trastorno Bipolar se dan de diferentes maneras dependiendo de laedad que presente el niño. Cuanto más pequeño es el niño, mayores son las dificultadesde llegar a un diagnóstico correcto y, por tanto, mayores son las probabilidades deequivocarnos. Existe la propensión a confundir los trastornos bipolares con el Trastornopor Déficit Atencional con Hiperactividad o con Problemas de Conducta con lasimportantes consecuencias negativas que esto comporta para el tratamiento correcto.- Alteraciones del estado de ánimo: humor eufórico, irritabilidad o ambos; depresión:tristeza, llantos. Estos cambios de humor suelen ser rápidos, durar desde horas a pocosdías, pueden aparecer de forma explosiva y ser causa de difícil contención en casa.- Síntomas de ansiedad: tensión, mayor nivel de vigilancia (expectante); si el niños espequeño (5-7 años, aproximadamente), pueden presentarse episodios de ansiedad deseparación, sobre todo en situación de estado de ánimo depresivo y menor número dehoras de sueño. Si predomina la depresión, no es raro que se duerma demasiado.- Síntomas conductuales y cognitivos: hiperactividad hasta episodios de agitación,oposicionismo, negativismo, desafío a la autoridad y desobediencia, problemas deatención: distraibilidad, pensamiento muy acelerado, puede emprender múltiplesactividades que no llega a terminar termina, conductas arriesgadas, como si intuyera elpeligro y, a veces, la creencia de que tiene poderes “mágicos” como poder volar u otrosy conducta sexual desinhibida.- Alteraciones psicofisiológicas: alteraciones del sueño: insomnio o somnolencia,terrores nocturnos y pesadillas…, alteraciones caprichosas con la comida y enuresis.Estos síntomas no son constantes y no tienen por qué darse todos en el mismo niño.Además es importante saber que el Trastorno Bipolar puede presentar confusiones ocomorbilidad con otros trastornos, como: trastornos de la conducta, trastornooposicionismo-desafiante, trastorno de déficit de atención con hiperactividad, trastornode pánico y trastorno explosivo intermitente.La clasificación más característica en función de los síntomas de dicho trastorno, es lasiguiente:Bipolar I:Suelen presentarse episodios alternativos de depresión y manía de intensidad variable,en un mismo niños.Lo síntomas de depresión pueden manifestarse por:- Tristeza, llantos frecuentes o labilidad emocional.- Estupor depresivo 3 que puede confundirse con síntomas histéricos por suscaracterísticas clínicas y evolutivas.- Ideas de suicidio o pensamientos reiterados sobre la muerte.- Alteraciones del sueño (insomnio o excesiva somnolencia) 8
  9. 9. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- Alteraciones del apetito, normalmente anorexia.- Irritabilidad.- Decaimiento psicofísico generalizado.- Cuando no es excesivamente aguda, puede manifestarse por malos resultados escolareso por cambios en la relación social.Los síntomas de la manía pueden presentarse por:- Humor elevado, euforia desmedida e injustificada.- Irritabilidad excesiva, o cambios bruscos.- Verborrea o excesivamente hablador (a veces se salta de un tema a otro de formaprecipitada).- Alteración del sueño (insomnio).- Inquietud psicomotora que puede llegar a la agitación.- Delirio de grandeza y de omnipotencia.- Pensamiento superficial.- En los casos más graves, pueden aparecer alucinaciones.- Pérdida del apetito o, por el contrario, incremento del mismo.- Desinhibición sexual con riesgos importantes.Bipolar II:En esta forma clínica lo característico son la presentación de episodios de hipomaníaintercalados en episodios depresivos recurrentes. Este aspecto de presentación es lo másrelevante de esta modalidad, junto a la menor intensidad de los episodios expansivos(hipomanía).Ciclotimia:Los adolescentes que sufren de ciclotimia experimentan cambios del humor, tal como sehan descrito anteriormente pero de una intensidad mucho menor. Hay que tener especialcuidado de no confundirlos con el trastorno límite de la personalidad.Las causas del Trastorno Bipolar pueden darse por diferentes factores:- Antecedentes familiares: cuando uno de los padres padece Trastorno Bipolar el riesgoen alguno de sus hijos es del 15 al 30%, si lo padecen ambos padres, el mismo se elevaal 50-75%. Los estudios en gemelos monocigóticos han puestos en evidencia un riesgodel 70%, entre hermanos y gemelos dicigóticos es del 15-25%. Por tanto, si bien se hapuesto en evidencia el rol de la genética en la presentación del trastorno bipolar, esta noexplicaría al 100% la presentación del trastorno.Por otro lado, será importante tener en cuenta que un diagnóstico precoz es una ventaja,ya que cuanto antes se diagnostique el trastorno bipolar en los niños, antes se podráintervenir y por lo tanto será más eficaz el resultado y mayor será el desarrollo, lamejora y la evolución del niño. De modo que el niño tendrá una mayor calidad de vida. 9
  10. 10. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.El tratamiento es muy importante llevarlo a cabo en la escuela con la colaboración delas familias. Por lo que los docentes deben de tener en cuenta las necesidades, déficits ycapacidades del niño por lo que deben de adaptarse a los niños con este trastorno asícomo si fuera necesario formarse e investigar sobre el tema.Existen centros que tienen experiencia con estos niños y llevan a cabo una serie deadaptaciones, las cuales son:-Evaluar las posibilidades psicopedagógicas del alumno.-Si el niño presentaba anteriormente dificultades en el rendimiento, habrá que ajustar elambiente escolar y académico a esta nueva situación desencadenada por la enfermedad.-Deben establecerse mecanismos suficientes de comunicación entre el colegio y lafamilia. Se deberán comunicar todas las incidencias. Igualmente, estos mecanismos decomunicación / coordinación deben existir entre el médico y el/la orientador del centroescolar.-Adaptar las entradas y salidas en base a la situación psicopatológica del niño.-Incorporar al niño a un aula que reúna las mejores condiciones de tranquilidad. No serecomienda que hayas niños en el aula con trastornos de conductas u otras conductasdisruptivas (Hiperactividad).-Adaptar la evaluación a las posibilidades del niño.-El horario escolar debe adaptarse a la asistencia del niño.Trastorno de ansiedad.La ansiedad es una respuesta normal y adaptativa ante amenazas reales o imaginariasque prepara al organismo para reaccionar ante una situación de peligro. Cuando seexperimenta ansiedad ante estímulos específicos (avión, serpientes, ascensor) se hablade miedos o temores. Muchos niños tienen miedo a diferentes estímulos: el miedo a laseparación, a los estímulos desconocidos (como los extraños) o el miedo a estímulosque pudieron ser peligrosos para la especie en otros períodos de la evolución (alturas,serpientes), son frecuentes a determinadas edades. Se trata de miedos modulados por laexperiencia que son transitorios y normales y que suelen desaparecer a medida que elniño crece. Sin embargo, cuando esos miedos persisten en el tiempo.Los trastornos de ansiedad causan malestar en el niño o impiden su desarrollo normal ypueden ser objeto de atención psicológica. Se considera habitual y normal que un niñode cinco años experimente cierto temor a separarse de sus padres. Sin embargo, si estetemor se mantiene a los 14 años y el niño, por ejemplo, evita dormir en casa de otrosfamiliares o amigos o no va de colonias por miedo a separarse de sus padres nohablaremos de miedo, sino de un trastorno de ansiedad de separación.Dicho trastorno se caracteriza por la presencia de síntomas físicos y psicológicos,además su manifestación clínica varía en función del nivel de desarrollo (infancia,escolar y adolescente). 10
  11. 11. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Los síntomas físicos son de tipo cardiovasculares (taquicardia, palpitaciones, aumentomoderado de la presión arterial, rubor o palidez, etc.), respiratorios (sensaciones de faltade aire, taquipnea, etc.), dérmicos (rash, variaciones térmicas, aumento de sudoración,parestesias, etc.), músculo-esqueléticas (temblor, hipotonía muscular, tensión,calambres musculares, etc.), gastrointestinales (diarrea, nauseas, abdominalgias, etc.) yotras manifestaciones somáticas como cefalalgia, dolor torácico, excitabilidad,impulsividad, insomnio, pesadillas, disuria, con micción frecuente, mareos, debilidad,entre otras.Los síntomas psicológicos se dan a través de manifestaciones mentales (Temoresinfundados, tensión, nerviosismo, molesto, agobiado, cansado, rumiación obsesiva,sensaciones de pánico, de perder el control de sí mismo, sentimientos de disrrealidad,pesadillas y fantasías atemorizadas, etc.), y de manifestaciones conductuales (verbalizaa menudo malestar, expresa necesidad de ayuda, se muestra dependiente, retraído ytímido, maneja mal ciertas situaciones sociales, pasividad o hiperexcitabilidad, conreacciones desajustadas a lo que las motiva, etc.)Los temores del desarrollo y los trastornos de ansiedad en el niño, varían según elmomento evolutivo:- Infantes (hasta 5 años).  Miedos y temores propios de la etapa evolutiva: • Estímulos discrepantes. • Ansiedad ante el extraño. • Ansiedad de separación. • Otros (oscuridad, seres extraños...).  Trastornos de ansiedad prototípicos: • Ansiedad generalizada.- Niños (5-12 años).  Miedos y temores propios de la etapa evolutiva: • Acontecimientos misteriosos. • Daños corporales. • Adecuación (rechazo parental) y rendimientos. • Relación con iguales.  Trastornos de ansiedad prototípicos: • Ansiedad de separación. • Trastorno de ansiedad generalizada. • Fobias específicas.- Adolescentes.  Miedos y temores propios de la etapa evolutiva: • Adecuación social. • Hipocondriasis. • Miedo a la muerte. 11
  12. 12. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.  Trastornos de ansiedad prototípicos: • Fobia social. • Trastornos propios del adulto.Por otro lado, se considera que los trastornos de ansiedad ocupan el tercer lugar encuanto a los trastornos que generan mayor demanda por parte de niños, siendo másprevalentes los trastornos por conductas perturbadoras (Déficit de Atención conHiperactividad, Negativismo Desafiante, Trastorno de Conducta) y los trastornos delhumor (depresión). La prevalencia de los trastornos de ansiedad varía en función delsexo y la edad. En general, suelen darse con mayor frecuencia en niñas que en niños.Las fobias infantiles y la ansiedad de separación son más frecuentes en la infancia,mientras que la fobia social, la ansiedad generalizada y el trastorno obsesivocompulsivo pueden iniciarse durante la adolescencia. Se trata de trastornos que suelenaparecer asociados a otros cuadros de ansiedad, siendo también frecuente sucomorbilidad con la depresión.También existen unos factores de riesgos en relación a los Trastornos de Ansiedad, loscuales son la familia, el estilo educativo, temperamento, dotación genética,acontecimientos vitales, medio social, factores físicos, hábitos, valores, factores decomportamiento, etc., todo ello hacen más vulnerables a los niños que presentan estostrastornos.Según el DSM-IV-TR clasifica los trastornos de ansiedad de la siguiente manera:trastorno de ansiedad generalizada (TAG); trastorno de ansiedad por separación (TAS);trastorno obsesivo-compulsivo (TOC); trastorno de angustia (TA); fobia; trastorno porestrés post-traumático (TEPT).Trastorno de ansiedad generalizada (TAG).Se caracteriza por la presencia de preocupaciones excesivas por diferentes situaciones oactividades de la vida cotidiana. Estas preocupaciones se consideran excesivas porqueocupan mucho tiempo y porque causan malestar; es incapaz de controlar estapreocupación. Estas preocupaciones suelen ir acompañadas de alteraciones del sueño yde quejas somáticas como dolores de cabeza o de estómago. Los niños queexperimentan este cuadro suelen ser muy inseguros y perfeccionistas. Laspreocupaciones más frecuentes a estas edades hacen referencia a la competencia escolary social.Los criterios diagnósticos de este trastorno son los siguientes:- Ansiedad y preocupación excesivas (expectación aprensiva) sobre una amplia gama deacontecimientos o actividades (como el rendimiento laboral o escolar), que se prolonganmás de 6 meses.- Al individuo le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.- La ansiedad y preocupación se asocian a uno (o más) de los seis síntomas siguientes(algunos de los cuales han persistido más de 6 meses). Como pueden ser la inquietud o 12
  13. 13. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.impaciencia, fatigabilidad fácil, dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco,irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño (dificultad para conciliar omantener el sueño, o sensación al despertarse de sueño no reparador).- El centro de la ansiedad y de la preocupación no se limita a los síntomas de untrastorno; por ejemplo, la ansiedad o preocupación no hacen referencia a la posibilidadde presentar una crisis de angustia (como en el trastorno de angustia), pasarlo mal enpúblico (como en la fobia social), contraer una enfermedad (como en el trastornoobsesivo-compulsivo), estar lejos de casa o de los seres queridos (como en el trastornode ansiedad por separación), engordar (como en la anorexia nerviosa), tener quejas demúltiples síntomas físicos (como en el trastorno de somatización) o padecer unaenfermedad grave (como en la hipocondría), y la ansiedad y la preocupación noaparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno por estrés postraumático.- La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan malestar clínicamentesignificativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad delindividuo.- Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia(drogas, fármacos) o a una enfermedad médica (hipertiroidismo) y no aparecenexclusivamente en el transcurso de un trastorno del estado de ánimo, un trastornopsicótico o un trastorno generalizado del desarrollo.Por otro lado decir que el trastorno de ansiedad generalizada aparece de forma másfrecuente en adolescentes que en niños y afecta más a las niñas que a los varones. Setrata de un cuadro que suele coexistir con otros trastornos de ansiedad, especialmentecon la fobia social, la ansiedad de separación y las fobias específicas, y también con ladepresión. Suele aparecer de forma difusa y gradual, y aunque la mayoría deadolescentes identifican la entrada en este período de su vida con la exacerbación de suspreocupaciones.Trastorno de ansiedad por separación (TAS).Se caracteriza por una ansiedad elevada que presenta el niño cuando se separa real osupuestamente de sus seres queridos, especialmente de sus padres. El niño se preocupacuando sus padres salen de casa. Teme que les haya pasado algo malo, que se ponganenfermos o que se mueran, por lo que se considera que esta ansiedad es excesiva, y eshabitual que el niño evite separarse de ellos. Este cuadro puede interferir a nivel familiar(los padres se pueden sentir abrumados o sobrecargados ante la constante necesidad delniño de estar con ellos y de no separarse ni un momento), a nivel escolar (el niño noparticipa en actividades académicas que son beneficiosas para su desarrollo intelectual ysocial y que fomentan su autonomía, puede producirse incluso rechazo a ir a la escuela)y a nivel de su relación con amigos.Los criterios diagnósticos que se deben cumplir para poder diagnosticar el trastorno sonlos siguientes: 13
  14. 14. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- Ansiedad excesiva e inapropiada para el nivel de desarrollo del sujeto, concerniente asu separación respecto del hogar o de las personas con quienes está vinculado, puesta demanifiesto por tres o más de las siguientes circunstancias: - Malestar excesivo recurrente cuando ocurre o se anticipa una separaciónrespecto del hogar o de las principales figuras vinculadas. - Preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las principalesfiguras vinculadas o a que éstas sufran un posible daño. - Preocupación excesiva y persistente por la posibilidad de que unacontecimiento adverso dé lugar a la separación de una figura vinculada importante(extraviarse o ser secuestrado). - Resistencia o negativa persistente a ir a la escuela o a cualquier otro sitio pormiedo a la separación. - Resistencia o miedo persistente o excesivo a estar en casa solo o sin lasprincipales figuras vinculadas, o sin adultos significativos en otros lugares. - Negativa o resistencia persistente a ir a dormir sin tener cerca una figura vinculadaimportante o a ir a dormir fuera de casa. - Pesadillas repetidas con temática de separación. - Quejas repetidas de síntomas físicos (como cefaleas, dolores abdominales, náuseaso vómitos) cuando ocurre o se anticipa la separación respecto de figuras importantes devinculación.- La duración del trastorno es de por lo menos 4 semanas.- El inicio se produce antes de los 18 años de edad.- La alteración provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social,académico (laboral) o de otras áreas importantes de la actividad del individuo- La alteración no ocurre exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizadodel desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno pospsicótico, y en adolescentes y adultosno se explica mejor por la presencia de un trastorno de angustia con agorafobia.Los principales factores por los que se puede producir este trastorno son poracontecimientos traumáticos para el niño (muerte de algún familiar, separación de lospadres, enfermedad), la psicopatología en los padres (ansiedad, depresión, trastorno deangustia) y un estilo educativo sobreprotector. En muchos casos la ansiedad ypreocupación de los padres acerca de los peligros que pueden acechar al niñoobstaculizan su desarrollo e independencia gradual de las figuras parentales. 14
  15. 15. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).Este trastorno se compone de obsesiones (pensamientos o imágenes desagradables queaparecen de forma reiterada contra la voluntad del sujeto) y de compulsiones (conductasque se realizan con el propósito de reducir o eliminar la ansiedad provocada por lasobsesiones). Según el DSM-IV, no se observa diferencias en la incidencia por sexos. Enla mayoría de los casos se trata de niños con un cociente intelectual elevado y un códigomoral rígido que les lleva a sentirse culpables con frecuencia. Son niños perfeccionistasy muy exigentes consigo mismos y los demás.Los criterios diagnósticos son:- Se cumple para las obsesiones y las compulsiones: - Las obsesiones se definen por: pensamientos, impulsos o imágenes recurrentesy persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos einapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos. Los pensamientos, impulsoso imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de lavida real. La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos oimágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos.La persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son elproducto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento). - Las compulsiones se definen por: comportamientos (lavado de manos, puestaen orden de objetos, comprobaciones) o actos mentales (rezar, contar o repetir palabrasen silencio) de carácter repetitivo, que el individuo se ve obligado a realizar enrespuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguir estrictamente. Elobjetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reduccióndel malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sinembargo, estos comportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados deforma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultanclaramente excesivos.- Las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, representanuna pérdida de tiempo (suponen más de 1 hora al día) o interfieren marcadamente con larutina diaria del individuo, sus relaciones laborales (o académicas) o su vida social.- Si hay otro trastorno, el contenido de las obsesiones o compulsiones no se limita a él(preocupaciones por la comida en un trastorno alimentario, arranque de cabellos en latricotilomanía, inquietud por la propia apariencia en el trastorno dismórfico corporal,preocupación por las drogas en un trastorno por consumo de sustancias, preocupaciónpor estar padeciendo una grave enfermedad en la hipocondría, preocupación por lasnecesidades o fantasías sexuales en una parafilia o sentimientos repetitivos deculpabilidad en el trastorno depresivo mayor).- El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (drogas,fármacos) o de una enfermedad médica. 15
  16. 16. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Las obsesiones más frecuentes a estas edades se relacionan con la suciedad (temor acontaminarse o contagiarse de alguna enfermedad) y el miedo a algún peligro para unomismo o sus familiares. Las compulsiones más habituales son el lavado excesivo demanos, la repetición de actos (tocar, rezar, contar) y la comprobación (luces, puertas,llaves de gas, grifos, etc.). Los niños y adolescentes con este problema suelen dedicarmucho tiempo (más de una hora al día) a realizar estas compulsiones. Por otro lado, larealización de las obsesiones interfiere en sus actividades cotidianas: les cuesta prestaratención en clase, estudiar, realizar los deberes, etc. En general se observa un retraso yenlentecimiento en sus tareas: tardan mucho tiempo en completar los deberes, ducharse,vestirse, etc. Estos acceden para disminuir la ansiedad y malestar que acompañan alniño con este problema. Este trastorno se asocia con frecuencia a la depresión, a tics y afobias, así como a anorexia nerviosa, y suele prolongarse en la etapa adulta.Trastorno de angustia (TA).Es un trastorno caracterizado por episodios súbitos de intensa ansiedad llamados crisisde angustia, que se acompañan de síntomas físicos, además de los psicológicos. Lascrisis de angustia son episodios de miedo intenso que aparecen repentinamente,normalmente en situaciones conocidas donde no es esperable el miedo o en las que laintensidad del miedo es desproporcionada. Durante ellas, aparecen síntomas físicos:palpitaciones, taquicardia, sudoración, sensación de falta de aire al respirar, dolor en elpecho, mareos, parestesias (hormigueo), temblor, sofocos, náuseas y dolor en elestómago. Y síntomas psicológicos: miedo a perder el control o a morir, la sensación deencontrarse en una situación irreal o, incluso, la despersonalización o sensación desepararse de propio cuerpo.Para establecer el diagnóstico del trastorno de angustia es indispensable saberclaramente los síntomas que caracterizan a las crisis de angustia, pues su presencia esparte del diagnóstico.Los criterios diagnósticos para calificar a una crisis de angustia según el DSM-IV-TRson:- Aparición temporal y aisladas de miedos o malestar intensos acompañada de cuatro omás de los siguientes síntomas, que se inician bruscamente y alcanzan su máximaexpresión en los primeros diez minutos: - Palpitaciones (sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardiaca). - Sudoración. - Temblores o sacudidas. - Sensaciones de ahogo o falta de aliento. - Sensación de atragantarse. - Opresión o malestar torácico. - Nauseas o molestias abdominales. - Inestabilidad, mareos, desmayos. 16
  17. 17. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales. - Desrrealización (sensación de irreabilidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo). - Miedo a perder el control o a volverse loco. - Miedo a morir. - Parestesia (sensación de entumecimiento u hormigueo). - Escalofríos o sofocaciones.- Las crisis de angustias no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia(drogas, fármacos) o una enfermedad médica (hipertiroidismo).Existen tres tipos de crisis de angustia: la crisis de angustia inesperada (no relacionadascon estímulos situacionales), las crisis de angustia situacionales (desencadenadas porestímulos ambientales) y las que pueden o no aparecer con estímulos situacionales. Lascrisis de angustia no son un diagnostico aislado, pues es una manifestación que dependede la presencia de otro trastorno, como la fobia, donde al exponerse al objeto de la fobiase desencadena una crisis de angustia.Fobia.El trastorno de ansiedad fóbica es un diagnóstico específico de la infancia. Para llegar aeste diagnóstico los niños deben manifestar miedo persistente o recurrente,evolutivamente en una fase apropiada, pero en un grado anormal y asociado a deteriorofuncional significativo que debe estar presente más de cuatro semanas. Es normal enniños que éstos presenten temores relacionados con el sueño y el ir a dormir. Los niñospueden manifestarse reticentes a ir a su habitación solos o a permanecer en cama.Cuando están en cama pueden experimentar miedo a ser abandonados, miedo aladrones, etc. Son frecuentes la aparición de ilusiones perceptivas (errores dereconocimiento de un estímulo real), por ejemplo, el movimiento de una cortina esinterpretado como un ladrón o un atracador. Dependiendo de la reacción de los padres,estos miedos se perpetuarán si se establece una ganancia secundaria.Los miedos y los comportamientos manipulativos están estrechamente relacionados.Hablamos de fobias cuando los miedos irracionales ante determinadas situaciones yobjetos se acompañan de una evitación del estímulo fóbicos y además interfiere con elnormal funcionamiento diario. La confrontación con estos objetos o situaciones produceuna gran ansiedad y la evitación ya mencionada. Esta ansiedad es indistinguible de laque aparece en otros trastornos. Aparte de la fobia escolar, las fobias específicas sonrelativamente raras. Ejemplos de estímulos fóbicos incluyen: animales, alturas, rayos,oscuridad, volar, dentista, espacios cerrados (claustrofobia).Dentro de la fobia podemos encontrarnos tres tipos:1. Fobias específicas.Las fobias específicas se definen como un miedo excesivo e irracional a estímulos quede forma real o imaginaria resultan amenazantes o peligrosos para el niño. 17
  18. 18. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Los criterios diagnósticos DSM para poder ser diagnosticados con una fobia específica,son los siguientes:- Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por lapresencia o anticipación de un objeto o situación específicos (p. ej., volar, precipicios,animales, administración de inyecciones, visión de sangre).- La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuestainmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional omás o menos relacionada con una situación determinada. Nota: En los niños la ansiedadpuede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o abrazos.- La persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional. Nota: En los niños estereconocimiento puede faltar.- Las situaciones fóbicas se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad omalestar.- Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar provocadospor las situaciones temidas interfieren acusadamente con la rutina normal de la persona,con las relaciones laborales, académicas, sociales, o bien provocan un malestarclínicamente significativo.- La ansiedad, las crisis de angustia o los comportamientos de evitación fóbicaasociados a objetos o situaciones específicos no pueden explicarse mejor por lapresencia de otro trastorno mental, por ejemplo, un trastorno obsesivo-compulsivo (miedo a la suciedad en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastornopor estrés postraumático (evitación de estímulos relacionados con un acontecimientoaltamente estresante), trastorno de ansiedad por separación (evitación de ir a la escuela),fobia social (evitación de situaciones sociales por miedo a que resulten embarazosas),trastorno de angustia con agorafobia, o agorafobia sin historia de trastorno de angustia.Las fobias específicas pueden aparecer en la etapa adulta, la fobia a los animales, lasfobias de tipo ambiental (tormentas, truenos, etc.) y el miedo a la sangre-inyecciones odaño (dentistas, médicos en general) son típicas de la infancia. Aunque muchas fobiasaparecen tras un episodio traumático (un niño puede desarrollar miedo a los perros trasla mordedura de uno de ellos), algunas de ellas tienen un patrón familiar muy marcado.Por ejemplo, es muy común que los padres de niños con miedo a la sangre y a lasinyecciones también presenten estos temores.2. La fobia escolar.Hace referencia al miedo y rechazo del niño a acudir a la escuela por alguna situación opersona relacionada con ella: problemas con algún profesor o compañero, dificultadesdurante el recreo o la comida, etc. Se trata de un trastorno de ansiedad muyincapacitante en tanto el niño puede dejar de acudir a la escuela durante largos períodosde tiempo, con las alteraciones a nivel de rendimiento escolar y de relaciones sociales 18
  19. 19. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.que se derivan. La fobia a la escuela se acompaña de sintomatología física como lasquejas repetidas de dolor abdominal, diarreas, náuseas y vómitos, dolor de cabeza,alteraciones del sueño y del apetito. El problema se mantiene cuando el niño evitaacudir a la escuela.No es difícil distinguir entre el niño con fobia a la escuela y el niño ‘flojo’. En elsegundo caso, el niño no tiene miedo a ir a la escuela, se niega a ir porque no quiereestudiar y/o prefiere hacer otras actividades. El rechazo en estos casos se puede explicarpor un mal rendimiento escolar, problemas de disciplina en casa o en la escuela. El niñocon fobia a la escuela no acude a ella pero permanece en casa durante las horas decolegio con el conocimiento de sus padres.Es frecuente confundir la fobia a la escuela con la ansiedad de separación. Si el niñoexperimenta temor al separarse de la madre o del padre para ir a escuela, pero sólo lohace en esa situación, hablaremos de fobia escolar. Si el temor o rechazo a separarse desus cuidadores se da también en otras situaciones (ir a una excursión, quedarse a dormiren casa de otro familiar, etc.) hablaremos de ansiedad de separación. Por otro lado,conviene distinguir entre fobia escolar y fobia social. Si la negativa a ir a la escuela serelaciona con el miedo a la evaluación por parte de los demás o a hacer el ridículo, serámás adecuado el diagnóstico de fobia social que de fobia a la escuela.3. Fobia social.El niño con fobia social experimenta una ansiedad elevada ante un amplio abanico desituaciones sociales (le cuesta preguntar la hora o una dirección a un desconocido por lacalle, le cuesta mucho entablar una relación de amistad con niños/as de su edad, evitaparticipar en clase, hablar con los profesores, ir a fiestas o llamar por teléfono, etc.). Enestas situaciones, el niño con este problema teme ser evaluado de forma negativa porparte de los demás, hacer el ridículo y ser rechazado por ellos. Estos niños nomanifiestan problemas de relación en su ámbito familiar más inmediato, pero sí conpersonas menos conocidas.Muchos niños no saben interpretar la ansiedad que experimentan, y la expresan enforma de llanto, tartamudez, o aferrándose a familiares y personas cercanas.Los criterios diagnósticos DSM del trastorno de fobia social son los siguientes:- Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones enpúblico en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbitofamiliar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de unmodo (o mostrar síntomas de ansiedad) que sea humillante o embarazoso. En los niñoses necesario haber demostrado que sus capacidades para relacionarse socialmente consus familiares son normales y han existido siempre, y que la ansiedad social aparece enlas reuniones con individuos de su misma edad y no sólo en cualquier interrelación conun adulto. 19
  20. 20. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente unarespuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustiasituacional o más o menos relacionada con una situación. En los niños la ansiedadpuede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o retraimiento en situaciones socialesdonde los asistentes no pertenecen al marco familiar.- El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional. En los niños puedefaltar este reconocimiento.- Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o bien seexperimentan con ansiedad o malestar intensos.- Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que apareceen las situaciones sociales o actuaciones en público temidas interfieren acusadamentecon la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales (o académicas) osociales, o bien producen un malestar clínicamente significativo.- El miedo o el comportamiento de evitación no se deben a los efectos fisiológicosdirectos de una sustancia (drogas, fármacos) o de una enfermedad médica y no puedenexplicarse mejor por la presencia de otro trastorno metal (trastorno de angustia con o sinagorafobia, trastorno de ansiedad por separación, trastorno dismórfico corporal, untrastorno generalizado del desarrollo o trastorno esquizoide de la personalidad).- Si hay una enfermedad médica u otro trastorno mental, el temor descrito en el CriterioA no se relaciona con estos procesos (el miedo no es debido a la tartamudez, a lostemblores de la enfermedad de Parkinson o a la exhibición de conductas alimentariasanormales en la anorexia nerviosa o en la bulimia nerviosa).Se da con mayor frecuencia en mujeres que en hombres. Los niños que presentan esteproblema suelen ser inseguros, tímidos, con poca confianza en sí mismos y pocoasertivos. Es preciso diferenciar entre niños tímidos y niños con fobia social. Para queun niño tímido sea diagnosticado de este trastorno la interferencia en diferentes áreas desu vida debe ser importante.Un niño tímido puede tener un grupo de amigos, estar integrado en clase, participar deforma activa en diferentes actividades y deportes, etc. El niño con fobia social evitatodas esas situaciones, y si no puede, las experimenta con temor y malestar. Los niñosque padecen este problema suelen tener dificultades para hacer amigos, frecuentementese sienten aislados, evitan participar en actividades deportivas, se niegan a ir a laescuela. Los niños pueden tener serias dificultades para adquirir las habilidades socialesnecesarias para hacer frente a las demandas del ambiente. Los adolescentes con esteproblema, por ejemplo, pueden manifestar serias dificultades para iniciar relaciones conel sexo opuesto y mantener un grupo estable de amistades.Este trastorno se ha asociado con frecuencia a otros problemas de ansiedad,especialmente a la ansiedad generalizada, y a trastornos del estado de ánimo(depresión). Su evolución suele ser crónica, aunque muchos consiguen disminuir la 20
  21. 21. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.intensidad de sus temores a medida que se enfrentan a diferentes situaciones sociales enla etapa adulta.Trastorno por estrés postraumático (TEPT).El trastorno de estrés postraumático que puede sufrir niños adolescentes y adultos,después de haber experimentado o haber sido testigos o incluso solo de haber escuchadoque a alguien le ha ocurrido un hecho traumático, un accidente, un desastre natural, ouna situación violenta, el niño reacciona con mucho miedo e impotencia y continuareviviendo esta sensación después de un mes o más, y trata de evitar todo aquello que selo recuerde. Los recuerdos se desencadenan ante varias situaciones similares yfrecuentes se presentan pesadillas con el contenido del evento traumático, ademáspueden experimentar flashbacks, (consiste en revivir el momento como si estuvieraocurriendo de nuevo) de una manera tan real que genera todo el terror que vivió.Los criterios de diagnósticos, son los siguientes:- La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existidolas siguientes dos condiciones: La persona ha experimentado presencia o le hanexplicado un acontecimiento caracterizado por muertes o amenazas para su integridadfísica o la de los demás, y la persona ha respondido con temor, desesperanza u horrorintenso.- El acontecimiento traumático es re-experimentado persistentemente uno o más de lassiguientes formas: recuerdos del acontecimiento que provoca malestar y en el que seincluyen imágenes pensamientos, etc. Sueños de carácter recurrente sobreacontecimientos que producen malestar. Además el individuo puede actuar o tiene lasensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo. Malestar psicológicointenso al exponerse a estímulos externos o internos que simbolizan o recuerdan elacontecimiento y respuestas fisiológicas al exponerse a estilos internos o externos quesimbolicen o recuerden el acontecimiento.- Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de lareactividad general del individuo, tiene que indicar tres o más de los siguientessíntomas: Esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre elsuceso traumático; esfuerzo para evitar actividades, lugares o personas, que motivanrecuerdos del trauma; incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma;reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas; sensaciónde desapego o enajenación frente a los demás; restricción de la vida afectiva; sensaciónde un futuro desolador.- Síntomas persistentes de aumento y de la activación tiene que tener dos más de lossiguientes síntomas: dificultades para conciliar o mantener el sueño, irritabilidad o 21
  22. 22. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.ataques de ira, dificultades para concentrarse, hipervigilancia, respuestas exageradas desobresaltos.- Estas alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral ode otras áreas importantes de la actividad del individuo.Además es necesario hacer la especificación sobre la duración de los síntomas enrelación con la ocurrencia del acontecimiento traumático. Las victimas de grandesdesastres experimentan algún síntoma postraumático, otros síntomas quefrecuentemente se observan son sentimientos de culpa.También se ha encontrado en comorbilidad con trastornos depresivos y otros trastornosde ansiedad como el TOC, el TA y la FS, en menor grado con trastorno por uso desustancias y conductas auto lesivas o intentos suicidas.La evaluación de los trastornos de ansiedad suelen presentarse en forma de quejassomáticas de índole neurológica, cardiovascular o gastrointestinal. Identificar ydelimitar estos trastornos puede llegar a ser una tarea difícil pues los niños suelenexperimentar solamente el componente físico de la ansiedad. De hecho, los niñosraramente describen su malestar como ansiedad directamente. Cuanto más pequeño es elniño, más limitada es su capacidad para simbolizar sus estados subjetivos y expresarlosverbalmente. Es preciso descartar las causas físicas, medicaciones o la posible ingestade drogas de abuso que podrían ser responsables de los síntomas. Hoy por hoy, eldiagnóstico de los trastornos de ansiedad es clínico pues, aunque se han desarrolladoinstrumentos de medida en forma de escalas y entrevistas diagnósticas, que podríanapoyar al clínico en su trabajo diario, éstas tienen poco valor en la práctica. Las escalasauto aplicadas y entrevistas no diferencian entre los diversos trastornos de ansiedad yentre síntomas de ansiedad y depresión. Pueden tener utilidad a la hora de valorar loscambios que ha producido un tratamiento en un paciente dado.En el tratamiento de los trastornos de ansiedad en el niño existen numerosos tipos deintervenciones, éstas suelen incluir tanto intervenciones psicosociales comopsicofarmacológicas. En la mayoría de los casos se propone proceder secuencialmentecon intervenciones de carácter psicosocial y recurrir a la medicación sólo en aquelloscasos más graves en los que el tratamiento psicoterapéutico se muestra insuficiente;éstas deben incluir:- Actividades destinadas a disminuir todas las situaciones estresantes que se hubiesenidentificado en el proceso de evaluación (disfunción familiar u otro tipo de situación dedesventaja social). Aunque estas intervenciones en ocasiones no son suficientes,merecen ser tenidas en cuenta y puestas en práctica, pues, en caso de no hacerlo, elpronóstico del trastorno será más sombrío. Muchas de las actividades son de tipoinformativo y educativo. 22
  23. 23. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- Mejorar la comunicación, tanto individual como de los miembros de la familia entresí; fomentar la expresión de sentimientos y la comunicación de estados afectivos de unaforma modulada.- Métodos cognitivo-conductuales.- Métodos físicos de tratamiento, medicación.La forma de tratamiento psicológico más empleado en la práctica clínica es el TCC(tratamiento cognitivo conductual). Una reciente revisión sistemática de la eficacia de laTCC en el tratamiento de los trastornos de ansiedad en niños concluye que la TCC esútil cuando se aplica a niños mayores de 6 años. Aún queda por demostrar que estosresultados sean extensibles a niños más pequeños y generalizables a todo tipo de niños.TRASTORNOS COMPORTAMENTALESLos trastornos del comportamiento perturbador (trastornos de la conducta) en lainfancia engloban un conjunto de conductas que implican oposición a las normassociales y a los avisos de las figuras de autoridad, cuya consecuencia más destacada esel fastidio o la perturbación, más o menos crónica, de la convivencia con otras personas:compañeros, padres, profesores y personas desconocidas. La edad y el nivel dedesarrollo cognitivo influyen en la forma en la que un determinado comportamiento espercibido e interpretado por los adultos. El grado de tolerancia de los padres hacia estetipo de conductas es muy variable: algunos padres son capaces de justificar una serie decomportamientos destructivos, agresivos e inadecuados como algo «propio de losniños», mientras que otros son incapaces de aceptar la más mínima pataleta o un simpledesafío de un niño pequeño y solicitan ayuda profesional inmediatamente.Los trastornos comportamentales de iniciación en la infancia se clasifican según elDSM-IV-TR, 2002 de la siguiente manera:1. Retraso Mental.2. Trastornos del aprendizaje.3. Trastornos de las habilidades Motrices.4. Trastornos de la comunicación.5. Trastornos generalizados del Desarrollo.6. Trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador.7. Trastornos de la ingestión y de la dieta alimenticia de la infancia y la niñez.8. Trastornos de tics.9. Trastornos de la eliminación.10. Otros trastornos de la infancia, la niñez o la adolescencia. 23
  24. 24. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Nota: Nos vamos a centrar y profundizar más en los Trastornos por déficit de atención ycomportamiento perturbador:- Trastornos por Déficit de Atención con Hiperactividad: El TDAH de carácter crónico, se caracteriza por una extrema y persistente falta deatención, sobreactividad e impulsividad, aunque en los primero años de vida lossíntomas más frecuentes son los elevados niveles de actividad e impulsividad. Estosniños son excesivamente inquietos, desatentos e impulsivos, lo que les lleva a sufriraccidentes con mayor frecuencia, tanto en la escuela como en el hogar. Además, tiendena manifestar conductas desobedientes, desafiantes y oposicionistas en una proporciónsignificativamente superior a la que muestran sus compañeros. En cuanto a la atenciónson capaces de dispensar a las tareas que se les proponen en el aula, en cuanto a lassituaciones de juego es más inmaduro y sensorio-motor y menos simbólico yconstructivo.Es un trastorno específico que afecta sobre todo a los niños, que aparece antes de loscuatro años y prolonga sus manifestaciones a lo largo de la infancia.Para identificar un TDAH es necesario que se den 3 síntomas: 1. Déficit atencional. 2. Actividad motriz excesiva. 3. La impulsividad.1. Déficit atencional.Incapacidad persistente para el control voluntario de la atención, impidiendo al sujetocentrarse en una configuración estimular dada. Este es un buen criterio diagnóstico,sobre todo a partir de los 6 años y durante la adolescencia, pero poco apropiado antes deesa edad.Las manifestaciones que presentan estos niños a menudo no prestan atención suficientea los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o enotras actividades, tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividadeslúdicas, parece no escuchar cuando se le habla directamente, no sigue instrucciones yno finaliza tareas escolares, encargos, u obligaciones en el centro de trabajo.Además tiene dificultades para organizar tareas y actividades, evita, le disgusta o esdesobediente en cuanto a las tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (comotrabajos escolares o domésticos), pierde objetos necesarios para tareas o actividades(juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas), se distrae fácilmente porestímulos irrelevantes y es descuidado en las actividades diarias. 24
  25. 25. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.2. Actividad motriz excesiva.Consiste en una actividad corporal excesiva y desorganizada que se desarrolla sin unaintencionalidad específica. La hiperactividad, constituye el síntoma más llamativo delTDAH durante la infancia, si bien tiende a remitir notablemente con el transcurso de losaños.Las manifestaciones que presentan estos niños a menudo mueven en exceso manos opies, o se remueve en su asiento, abandona su asiento en la clase o en otras situacionesen que se espera que permanezca sentado, corre o salta excesivamente en situaciones enque es inapropiado hacerlo, tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente aactividades de ocio, habla en exceso, precipita respuestas antes de haber sidocompletadas las preguntas, tiene dificultades para guardar turnos e interrumpe o seentremete en las actividades de otros.3. La impulsividad.Consiste en un déficit en el establecimiento de un autocontrol voluntario, que trae comoconsecuencia un comportamiento sin inhibición.Las manifestaciones de estos niños se caracteriza por manifestar impaciencia, dificultadpara aplazar respuestas o esperar el turno. A menudo interrumpen y dan respuestasprecipitadas antes de que las preguntas hayan sido completadas. En general, secaracterizan por actuar sin pensar, no evaluando las consecuencias de la conducta.Además de estos síntomas básicos, son considerados “síntomas secundarios”: •Baja autoestima. •Baja tolerancia a la frustración. •Labilidad emocional. •Temperamento irascible. •Fracaso escolar. •Negativismo desafiante. •Trastornos de conducta: tics, trastornos en la conducta alimentaria… •Enuresis o encopresis funcional.Las características de las conductas de un niño que presenta TDAH en distintoscontextos, son las siguientes:- En la clase: falta de persistencia en las tareas, poco cuidadoso con las cosas y tareas.Impulsivo y muy desorganizado, habla cuando no debe, rompe las normas del aula,molesta a sus compañeros. Incapacidad para permanecer sentado, etc.- En el hogar: salta de una actividad a otra. Incapacidad para seguir instrucciones,olvidadizo, se entromete en las actividades de sus hermanos, propenso a los accidentes,regañado continuamente, rompe cosas, ruidoso, inquieto, etc. 25
  26. 26. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- Con los iguales: choca en los juegos reglados, realiza actividades peligrosas, pococuidadoso con las cosas de los demás, prefiere los juegos de alta actividad, habla amenudo, rápido y con poca coherencia, etc.Existen unas conductas perturbadoras dentro de este trastorno por déficit deatención, las cuales destacan por:Los trastornos por conductas perturbadoras constituyen alteraciones comportamentalesdonde el rasgo central es el choque entre el individuo y su entorno social. El individuopresenta un déficit en la adquisición de ciertos comportamientos necesarios para unaadecuada interacción personal en su contexto y edad. Y además, presenta pautas decomportamiento sistemáticas de violación de algunas normas elementales que regulan elintercambio social.Existe una variedad de grados que van desde conductas disruptivas hasta las másasociales, que son denominadas “personalidad psicopáticas”, las dos más frecuentesson:- Trastorno negativista desafiante:El Trastorno negativista desafiante (TND) es una forma moderadamente grave deproblema del comportamiento que ocurre en la infancia. En éste trastorno el niño esmuy conflictivo, discute mucho las órdenes que se le dan, es desafiante y con frecuenciahace lo contrario de lo que se le manda, pero sin producirse violaciones serias de losderechos de otros ni de las normas sociales. El niño se comporta de forma obstinada,negativista y provocativa, intentando buscar puntos de fricción con los padres,provocando y discutiendo sus normas e intentando incumplirlas. Es necesario tener muyen cuenta el criterio evolutivo en la definición de las alteraciones comportamentales, yaque la conducta negativista es, una característica común en los procesos deindividualización.Los criterios diagnósticos según el DSM-IV-TR, son:Patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante durante al menos 6 meses,presentando, a menudo, al menos cuatro (o más) de los siguientes comportamientos: -Se encoleriza. -Discute con los adultos. -Desafía activamente o rechaza las peticiones o reglas de los adultos. -Hace deliberadamente cosas que molestan a los demás. -Acusa o reprocha a los demás de sus propios errores. -Es susceptible y se molesta fácilmente con los demás. -Está colérico y resentido. -Es rencoroso y vengativo.El trastorno provoca deterioro significativo en la actividad social y académica, ademásno aparecen como consecuencia de un estado psicótico ni de un estado de ánimo y no secumplen los criterios del trastorno disocial. 26
  27. 27. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- El trastorno disocial:Las personas con Trastorno Disocial se caracterizan por mostrar un patrón decomportamiento persistente y repetitivo en el que suelen incumplir importantes normassociales propias de su edad y vulnerar los derechos básicos de los otros. Es de iniciotemprano, ya que suele aparecer antes de los 10 años, además es frecuente entre laspersonas con trastorno disocial la manifestación, durante la primera infancia de unTDAH o de un Trastorno negativista desafiante.Las personas con trastorno disocial suelen presentar, en menor o mayor grado, algunascaracterísticas específicas de personalidad: escasa empatía y preocupación por losdemás, dificultades para percibir los sentimientos, deseos e intenciones ajenas (losinterpretan de forma hostil), insensibilidad y poca capacidad para reconocer la culpa omostrar remordimiento, autoestima distorsionada (baja o alta), inestabilidad emocionaly muy baja tolerancia a la frustración.Los criterios según el DSM-IV-TR, son:Un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que se violan los derechosbásicos de otras personas o normas sociales importantes propias de la edad.- Agresión a personas y animales. -A menudo fanfarronea, amenaza o intimida a otros. -A menudo inicia peleas físicas. -Ha utilizado un arma que puede causar daño físico grave a otras personas (p. ej., bate, ladrillo, botella rota, navaja, pistola). -Ha manifestado crueldad física con personas. -Ha manifestado crueldad física con animales. -Ha robado enfrentándose a la víctima (ataque con violencia, arrebatar bolsos, extorsión, robo a mano armada). -Ha forzado a alguien a una actividad sexual.- Destrucción de la propiedad. -Ha provocado deliberadamente incendios con la intención de causar daños graves. -Ha destruido deliberadamente propiedades de otras personas (distinto de provocar incendios).- Fraudulencia o robo. -Ha violentado el hogar, la casa o el automóvil de otra persona. -A menudo miente para obtener bienes o favores o para evitar obligaciones (esto es, "tima" a otros). -Ha robado objetos de cierto valor sin enfrentamiento con la víctima (robos en tiendas, pero sin allanamientos o destrozos; falsificaciones). 27
  28. 28. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- Violaciones graves de normas -A menudo permanece fuera de casa de noche a pesar de las prohibiciones paternas, iniciando este comportamiento antes de los 13 años de edad. -Se ha escapado de casa durante la noche por lo menos dos veces, viviendo en la casa de sus padres o en un hogar sustitutivo (o sólo una vez sin regresar durante un largo período de tiempo). -Suele la escuela, iniciando esta práctica antes de los 13 años de edad.Los factores del comportamiento se pueden analizar desde tres enfoques posibles:- Enfoque conductual: conlleva a una modificación de la conducta, por lo que hay quetener en cuenta los antecedentes que provocan dicha conducta, pueden ser dadas por laspersonas de su entorno, algunos fenómenos y eventos que concurren antes de manifestarla conducta. Las consecuencias que se pueden llevar a cabo para que el niño eliminedicha conducta, puede ser agradable; mediante refuerzos positivos o negativos. Odesagradables; con castigos positivos o negativos.- Enfoque comunicativo: se basa en que la conducta se modifique por medio de lacomunicación y el dialogo con personas de su entorno o con profesionales.- Enfoque interactivo o psicosocial: este enfoque depende dos variables. Las variablespersonológicas se caracterizan porque es el individuo el que tiene una conductaperturbadora como consecuencia de historias previas en diversos sistemas sociales. Ylas variables del ambiente o del contexto social son las que afectan al individuoindependientemente de las variables personológicas.Los factores implicados en la aparición y mantenimiento de la conducta, son lossiguientes:- Factores situacionales: En cuanto a los componentes situacionales delcomportamiento se dice que el comportamiento está relacionado directamente con lasocialización en el hogar, en la escuela, con los iguales y en el medio comunitario,influyendo en dicha socialización los siguientes factores: a) Los modelos de aprendizaje evidencia dos por el conductismo: reforzamiento, castigo, moldeamiento, modelado,… b) El aprendizaje de roles realizado durante la socialización. c) Las evaluaciones que recibimos de los demás.- Factores biológicos: los factores más aceptados actualmente son: el género, losfactores pre y perinatales, los factores cerebrales y bioquímicos, la dieta y los nivelessubclínicos de plomo.- Factores personales: los factores que parecen estar relacionados con los trastornos delcomportamiento perturbador son las variables de personalidad (temperamento difícil, 28
  29. 29. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.neuroticismo y extraversión, impulsividad, búsqueda de sensaciones, inestabilidadafectiva), cognitivas (dificultad en la solución de problemas, impulsividad cognitiva,baja capacidad verbal, atribuciones y distorsiones cognitivas), déficit de habilidadessociales y pobre empatía, baja autoestima, pobre desarrollo moral, bajo rendimientoescolar y otros trastornos asociados (trastorno por déficit de atención, consumo dedrogas, trastorno del control de los impulsos).- Factores familiares: la familia es el grupo de referencia por excelencia para el niño ydonde se transmiten las normas, valores, actitudes y conductas. Las variables que sepueden incluir aquí son: psicopatología de los padres (alcoholismo, drogadicción,conducta antisocial, depresión de la madre), familias desestructuradas (pérdida de unode los padres, conflictos graves de pareja), estilos educativos (falta de supervisión,utilización excesiva de medios punitivos, mala calidad de las relaciones).- Factores protectores: este tipo de factores actúa amortiguando o atenuando lainfluencia que ejercen los factores de riesgo en el desarrollo de las alteracionespsicopatológicas en general y de los trastornos de la conducta perturbadora enparticular. Es importante analizar estos factores ya que no todas las personas quepresentan factores de riesgo desarrollan trastornos del comportamiento, ni responden yevolucionan de la misma manera tras la intervención. Este análisis es fundamental parala realización de intervenciones preventivas. Los factores protectores que se consideranmás relevantes son: - Características individuales: un alta autoestima, un CI elevado y una buena capacidad para solucionar problemas. - Un soporte familiar adecuado: una supervisión coherente y mantenida en el tiempo. - Un soporte social funcional y enriquecedor para el niño o adolescente que favorezca las relaciones sociales y la práctica de actividades saludables de ocio y tiempo libre. - Buena accesibilidad a los servicios asistenciales específicos, lo que permitiría un diagnóstico y tratamiento precoz y una continuidad en la intervención.El tratamiento o intervención educativa ante estos problemas supone un procesocomplejo, debido a la variedad de factores que, como hemos visto, inciden en losmismos.Al tratar esta cuestión debemos de tener en cuenta tres dimensiones: - El tipo de problema, según la clasificación anteriormente citada. - Los diferentes niveles de intervención, diferenciando entre individual o grupal -Los diferentes modelos de intervención, según este aspecto, existen diferentes alternativas en función del paradigma o modelo que se tome como referencia. 29
  30. 30. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.Las estrategias de prevención primaria, muestra una intervención sobre losfactores de riesgo del comportamiento son las que más eficacia han demostrado, ya queuna vez que aparece el comportamiento problemático es difícil hacerlo desaparecer.Estas estrategias tienen relación con la convivencia en los centros. En este sentido elConsejo Escolar del Estado señaló que la convivencia mejoraría en los centros si:- Los docentes reflexionan sobre su papel y sus funciones para adaptarlas a los tiemposactuales.- Los padres y madres se comprometen a elaborar y favorecer las normas deconvivencia.- Si los alumnos participan en la elaboración de las normas de convivencia.- El conjunto de la comunidad educativa se compromete en su mejora.A continuación comentaremos las estrategias de prevención primaria a tres niveles, loscuales son:- A nivel de Centro.En el Proyecto Educativo. Perspectiva multicultural en la adquisición de habilidadessociales y estrategias para tratar los conflictos; disponer tiempos para el diálogo, lacomunicación y el debate y para el desarrollo de los contenidos transversales, al tiempoque debe impulsar el respeto a la disciplina y a las normas de limpieza, trato, etc.En el Currículo y Transversalidad. Se debe hacer un planteamiento flexible delcurrículum haciéndolo significativo e interesante para los alumnos, poniendo el acentoen los contenidos actitudinales (actitudes, los valores y normas), al tiempo que sepropone la participación, el debate y la discusión como herramientas fundamentales y lacoordinación del profesorado.En el Reglamento de Organización y Funcionamiento. La participación del alumnado esfundamental, tanto en la elaboración de las normas como en su aplicación y gestión,reelaborando las mismas cada vez que sea necesario mediante el uso continuado de losmecanismos de representación: asambleas de curso, Junta de Delegados, etc.En la Comisión de Convivencia. No sólo se debe sancionar, sino actuar sobre losfactores de riesgo de los comportamientos, disponiendo mecanismos rápidos ycoherentes de mediación y favoreciendo la competencia de profesores y padres comomediadores sociales.El Consejo Escolar. Se debería realizar una valoración de la convivencia en el centro,identificando los puntos fuertes y débiles de la misma, cuidando a continuación losaspectos organizativos del centro: recreos, guardias…El Claustro. Los equipos docentes deben poner en común la información de cada aula,coordinar los contenidos, metodología, gestión del aula, y criterios de evaluación ypromoción, para ello debe disminuirse el número de profesores que inciden en un grupode alumnos y disponer de tiempos de coordinación.El Equipo Directivo. Debe fomentar el diálogo y la convivencia entre toda la comunidady estimular y garantizar las normas de convivencia. 30
  31. 31. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- A nivel de aula.La organización del grupo-clase. Debe hacerse desde la participación del alumnado,favoreciendo los procesos motivacionales, el aprendizaje convivencial, la aceptación dela diversidad y los agrupamientos homogéneos.El profesorado. En su formación debe incorporarse la evaluación del fracaso escolar yel desarrollo de estrategias que favorezcan el trabajo cooperativo y la reflexión sobre larelación entre decisiones curriculares y la motivación e implicación del alumno.En la acción tutorial. Cuidar el nombramiento de los tutores más adecuados, potenciarel papel de la tutoría como mediador de conflictos, favoreciendo la coordinación entretutores, orientador y familias. La escuela se ha de adaptar al alumno y nunca podemosesperar que este tipo de niños se adapten a la escuela sin un trabajo previo. Estaadaptación se tendrá que conseguir de forma progresiva con una intervención adecuada.- A nivel de alumnos y familias.Respecto a las familias. Es necesario informarlas de las normas de convivencia cuandose incorporan al centro, implicarlas en la elaboración de las mismas y potenciar lasescuelas de padres.Respecto a los alumnos. Es preciso ampliar su protagonismo en las normas deconvivencia, plantear el aprendizaje de habilidades sociales, detectar mediante laevaluación inicial sus dificultades de aprendizaje, potenciar sus asociaciones juveniles,prestar atención a las conductas de limpieza, cuidado de los materiales, estableceragrupamiento heterogéneos con apoyo de diversificación curricular e incremento de lasáreas optativas.Además existen unas estrategias de prevención secundaria, las cuales no se llevanmuy a menudo a cabo, pero son interesantes conocer:- Técnicas de amplio rango de aplicación.-Sistemas de economía de fichas-Contratos de conducta-Condicionamiento encubierto: la conducta se asocia a un pensamiento, imagen oemoción, de manera que pueda incrementarse o disminuirse en función de laconsecuencia.- Técnicas para instauración de conductas.- Reforzamiento diferencial de Tasas Bajas de Conductas. Se establece la Línea Base, yse refuerza la conducta sólo cuando aparece por debajo de un número determinado deveces, o por debajo de un umbral, etc…- Reforzamiento diferencial de Tasas Altas de Conductas. Se establece la Línea Base, yse refuerza la conducta sólo cuando aparece por encima de un número determinado deveces, o por encima de un umbral, etc…- Moldeamiento.- Modelado. 31
  32. 32. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales.- Técnicas para la intensificación / mantenimiento de la conducta.- Reforzamiento intermitente.- Otras técnicas: el refuerzo simultáneo en diversos ambientes.- Técnicas para la reducción de conductas.- Extinción.- Castigo.- Sobrecorrección.Se “obliga” al niño a realizar la conducta alternativa adecuada tras la ejecución de laconducta a extinguir.Además, la prevención secundaria puede y debe plantearse en forma grupal.La instrucción cognitivo-conductual de Donald Meichenbaum está basada en eldesarrollo de la autointrucción para la dirección voluntaria del propio comportamiento.- Ejemplificación cognitiva: el profesor actúa de modelo y expresa en voz alta lasautointrucciones mientras realiza una tarea.- Guía externa manifiesta: los estudiantes realizan la tarea mientras el profesor lescomunica las autointrucciones.- Autoguía manifiesta: los estudiantes realizan la tarea mientras se instruyen a sí mismoen voz alta.- Guía manifiesta desvanecida: los estudiantes susurran las instrucciones mientrasrealizan la tarea.- Autointrucción encubierta: los estudiantes realizan la tarea utilizan lenguaje interno.La prevención secundaria exige que se preste una especial atención a la orientación yasesoramiento familiar, que puede adoptar dos formatos básicos: - Individual. Comentar con la familia los problemas de comportamiento del alumno y analizarlos conjuntamente para tomar medidas consensuadas y complementarias en el hogar y en la escuela. En ambos contextos deben reforzarse y extinguirse las mismas conductas. - Grupal. Estrategias complementarias de la anterior. Facilitar a los padres asesoramiento y formación, ya sea en pequeños grupos (tutoría) o de manera más amplia. Especialmente adecuados son, en este sentido, las “Escuelas de Padres” para facilitar su formación en principios y estrategias de modificación de conducta. 32
  33. 33. Guía de Atención Educativa de los Trastornos Afectivos y Comportamentales. BIBLIOGRAFÍA Depresión de la infancia. Cinteco. Depresión de la Infancia y Adolescencia. Guía Divulgativa. Trastorno de ansiedad en la infancia. Trastorno Bipolar en la Infancia y Adolescencia. Guía Clínica. Trastorno Bipolar en la Infancia y Adolescencia. Guía Divulgativa. WEBGRAFÍA http://www.cinteco.com/profesionales/2010/03/09/depresion -en-la-infancia/ http://www.clinicadeansiedad.com/02/250/Ansiedad-y- miedos-en-la-infancia.htm http://orientacion.educa.aragon.es/admin/admin_1/file/REC URSOS_orientacion/ATENCION%20DIVERSIDAD/TRA SST.%20EMOCI-COMPORTA/guia+portadas.pdf 33

×