LÍNEAS ESTRATÉGICAS CURRICULARES EN VALORES YDERECHOS HUMANOS DEL SUBSISTEMA DE EDUCACIONBASICA. Versión preliminar.      ...
Caracas, agosto de 2010                          2
ContenidoIntroducción........................................................................................................
4.2. Marco Jurídico Internacional...................................................................714.2.1. Instrumentos ...
5.3. Las competencias para la promoción y defensa de los derechos humanos....................................................
IntroducciónLas transformaciones que se han venido desarrollando en la sociedadvenezolana a partir de la aprobación de la ...
particular porque nuestro texto constitucional combina lo político y lo social.2 Alrespecto Combellas, R. (2002) señala qu...
institucionales que garanticen el derecho de las personas (niños, niñas,adolescentes y adultos), en materia de derechos hu...
Consideraciones rectoras en cuanto a las políticas  públicas educativas1.1.- El currículo en derechos humanos y su vincula...
los Derechos Humanos. Estos valores se expresan en el Proyecto Simón Bolívaren general y en específico en el Plan de Desar...
derechos humanos establecida en la legislación nacional e internacional, a talefecto, COFAVIC 6(2009) señala que: “En los ...
propugna un particular énfasis en el desarrollo de garantías que permitan elcumplimiento de metas asociadas a estos derech...
expresa en los textos legales que han regulado los sistemas escolares enVenezuela. Por otra parte, existe una perspectiva ...
conducta no tiene que ver sólo con lo que "nosotros" debemos ser, sino tambiéncon los procesos de aislamientos y exclusión...
medidas, servicios o asistencia directa dirigidas a la realización plena delderecho) o promover (abogar o difundir informa...
Están habilitados para comprender reglas y visualizar perspectivas de largoplazo. Lo ideal es que el entorno facilite el j...
función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, ycomo instrumento del conocimiento científico...
valorización de los espacios geográficos y de las tradiciones, saberes       populares, ancestrales, artesanales y particu...
conformada por varias dimensiones. Una dimensión personal asociada al tipo dehombre y mujer que requiere la sociedad. Una ...
La EDH busca movilizar la fuerza social hacia el cambio de esa realidadexcluyente y negadora de derechos.Pero esto no pued...
1.5.- Las obligaciones del Estado venezolano en la garantía del     derecho a la educación y de la educación en derechos  ...
conviertan a la institucionalidad escolar en un espacio para el ejercicio de losderechos humanos. Los contenidos de los va...
permanencia de los y las estudiantes en la escuela. Por otra parte, el Estadoestá obligado a brindar una educación de cali...
interpretación y aplicación en los asuntos que tengan que ver con los derechosde niños, niñas y adolescentes.1.6. Respeto ...
libertades de los derechos humanos, se propicia el papel de las y losadolescentes como agentes de cambio en los entornos.L...
y las vivencias en un mundo diverso y complejo, donde la velocidad de lainformación y los cambios en general se suscitan c...
representante, responsable o docente de adolescentes requiere formación. Sinella, aun con las mejores voluntades, las equi...
planteles y centros educativos ubicados en regiones con población indígenahasta el subsistema de educación básica. La educ...
analizarse en la escuela en el marco del análisis crítico de los medios. Tal comolo demanda la Ley Orgánica de Educación.E...
• En la escuela se deben desarrollar tres actitudes básicas para el           desarrollo de una educación intercultural: e...
El sector educativo aporta al análisis de la situación de niños, niñas yadolescentes sobre tres aspectos claves del derech...
punitivo, superando viejas prácticas autoritarias de docentes hacia      estudiantes, incluyendo la realización del novedo...
1.9. La integración del sistema educativo al sistema de protección     integral de niños, niñas y adolescentesLa entrada e...
• Los abandonados: aquellos/as niños, niñas y adolescentes sin habitación ni el  afecto de sus padres.• Los que se encuent...
Está claro que el paradigma de la situación irregular es contrario a los principiosgenerales de Derechos Humanos, al estar...
IMPUNIDAD.                                     DEBIDO PROCESOPRIVACION     DE           LIBERTAD       NO   (Defensa, Lega...
Bajo el paradigma de la situación irregular el modelo del sistema de protecciónde la niñez y la adolescencia fue básicamen...
de protección de la niñez y la adolescencia se diseña en una estructuracoherente, abierta, con instancias planificadoras, ...
desarrollo propio de cada edad, en su estado físico, biológico, psíquico, cultural,social e histórico. El sistema educativ...
proceso juega un rol fundamental la educación, tal cual indica Ballarín Domingo,P. (2006) al señalar que:"las diferencias ...
de la igualdad a una concepción social, psicológica y cultural, que es como seconstruye el género. Más adelante, el artícu...
1.11. Educación y perspectiva de géneroA lo largo de la historia las mujeres han sido discriminadas, en todas lassociedade...
los centros de Educación infantil y Educación General Básica, se encuentranenvueltas en una dinámica experiencia que juega...
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]

2,140 views

Published on

Enviado

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Documento de derechos humanos 18 de agosto de 2010[1]

  1. 1. LÍNEAS ESTRATÉGICAS CURRICULARES EN VALORES YDERECHOS HUMANOS DEL SUBSISTEMA DE EDUCACIONBASICA. Versión preliminar. 1
  2. 2. Caracas, agosto de 2010 2
  3. 3. ContenidoIntroducción..................................................................................................... 7Consideraciones rectoras en cuanto a las políticas públicas educativas........101.1.- El currículo en derechos humanos y su vinculación con el ProyectoEstratégico Simón Bolívar...............................................................................101.2.- La educación y el desarrollo integral del ser humano............................131.4. Los fines de la educación en derechos humanos (EDH)..........................201.5.- Las obligaciones del Estado venezolano en la garantía del derecho a laeducación y de la educación en derechos humanos......................................221.6. Respeto por la visión del desarrollo adolescente....................................251.7. Interculturalidad......................................................................................281.8. La incidencia del sector educativo en el análisis de la situación de niños,niñas y adolescentes. El diagnóstico comunitario con enfoque de derechoshumanos.........................................................................................................31 31.9. La integración del sistema educativo al sistema de protección integral deniños, niñas y adolescentes............................................................................341.10. El Género en la CRBV, en la Ley Orgánica de Educación, 2009.............401.11. Educación y perspectiva de género......................................................432.- Perspectiva histórica de los derechos humanos. Hacia un nuevoparadigma de los derechos humanos.............................................................462.1. Los derechos humanos como derechos naturales positivados................462.2. Construcción histórico-social de los derechos humanos..........................513.1. Principios de la Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes.......593.2. Características de los derechos humanos...............................................633.3. Derechos: supervivencia, desarrollo, participación y protección encorrespondencia con el desarrollo evolutivo. Progresividad de los derechos enel aula.............................................................................................................633.4. Criterios de distinción entre protección integral (universal) y protecciónespecial.......................................................................................................... 674.1. Marco Jurídico Nacional..........................................................................71
  4. 4. 4.2. Marco Jurídico Internacional...................................................................714.2.1. Instrumentos Universales de Derechos Humanos................................714.2.2. Conferencia Mundial de Derechos Humanos y Asamblea del Milenio...724.2.3. Derecho de Libre Determinación..........................................................734.2.4. Derechos de los Pueblos Indígenas y de las Minorías...........................734.2.5. Prevención de la Discriminación...........................................................734.2.6. Derechos de la Mujer............................................................................744.2.7. Derecho a la Educación........................................................................744.2.8. Derechos de la Niñez............................................................................754.2.9. Derechos de las y los Adolescentes......................................................754.2.10. Derechos de las Personas de Edad.....................................................764.2.11. Derechos de las personas con Discapacidades..................................764.2.12. Derechos Humanos en la Administración de Justicia..........................764.2.13. Bienestar, Progreso y Desarrollo Social..............................................78 44.2.14. Promoción y Protección de los Derechos Humanos............................784.2.15. Matrimonio.........................................................................................784.2.16. Derecho a la Salud.............................................................................784.2.17. Empleo...............................................................................................784.2.18. Libertad de Asociación.......................................................................794.2.19. Esclavitud, servidumbre, trabajo forzoso e instituciones y prácticasanálogas......................................................................................................... 794.2.20. Derechos de los Trabajadores Migratorios.........................................794.2.21. Nacionalidad, Apatridia, Asilo y Refugiados........................................794.2.22. Crímenes de Guerra y Crímenes de Lesa Humanidad, Incluso elGenocidio....................................................................................................... 804.2.23. Derecho Humanitario.........................................................................805.1. Los valores..............................................................................................815.2. Los conocimientos en derechos humanos...............................................84
  5. 5. 5.3. Las competencias para la promoción y defensa de los derechos humanos....................................................................................................................... 855.4. Visión positiva de la adolescencia...........................................................855.5. El asunto de los deberes.........................................................................875.6. Disciplina escolar y derechos humanos...................................................896.1. Educación en derechos humanos. Fundamentos filosófico/políticos.......926.3.- La construcción de la legalidad como principio educativo. La ética y laconstrucción de las legalidades......................................................................996.4.- La escuela como espacio de aprendizaje y realización de derechoshumanos. La especialidad de los derechos de la niñez y adolescencia........1006.5. El desarrollo integral y la realización de los derechos humanos. Laimportancia en el contexto actual de la promoción del desarrollo adolescente..................................................................................................................... 1066.6. Género y currículo educativo.................................................................1076.7. Violencia escolar y violencia de género.................................................1097.1.- La escuela democrática, participativa y protagónica...........................112 57.2. La participación social y la participación la adolescencia......................1147.4.- Educación en derechos humanos Vs. Educación en ciudadanía...........1227.5. Las transformaciones institucionales requeridas por la escuela y losmedios educativos para hacer efectiva la educación en valores y derechoshumanos. ....................................................................................................1237.6. Gestión escolar y el enfoque de género...............................................1238.1. Perfil y formación del docente que promueve el desarrollo adolescente..................................................................................................................... 1278.2. Perfil y formación del docente para una práctica liberadora yconstructora de relaciones de igualdad y equidad de género......................128
  6. 6. IntroducciónLas transformaciones que se han venido desarrollando en la sociedadvenezolana a partir de la aprobación de la Constitución de la RepúblicaBolivariana de Venezuela (CRBV) encuentran en la educación y en la defensade los derechos humanos una de sus principales innovaciones. En efecto, seestablece que el Estado debe consolidar los valores de la libertad, laindependencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, laconvivencia y el imperio de la ley. Estos valores políticos establecidos en elpreámbulo de la CRBV se integran con los derechos humanos esenciales, asaber, el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justiciasocial y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna. Estos valores yderechos al ser priorizados algunos de ellos, como derechos sociales leimprimen un sesgo particular a la CRBV, tal cual como plantea Combellas, R. 6(2000) al señalar: " Los derechos sociales tienen igual rango, en el universo dederechos contemplados por la constitución. Son derechos humanos calificadoscomo preeminentes por la Carta Magna, de jerarquía axiológica y ontológicasuperior al Estado, no son programas, sino pautas obligatorias para la acción ydecisión de todos los órganos del Poder Público"(p. IX).1 Esta consideración leimprime a los derechos humanos en educación un doble carácter, por un lado lareivindicación de la misma como un Derecho Humano, lo que genera unaobligación por parte del Estado para instrumentar políticas, programas,proyectos y acciones para que todos y todas tengan igualdad de condicionespara acceder a la escuela (derecho universal) y por otra, realizar un desarrollocurricular que permita a los venezolanos y venezolanas y a los extranjeros yextranjeras que habitan en el país estudiar en instituciones educativas queformen a ciudadanos y ciudadanas con valores democráticos, de justicia ysolidaridad social y promover y defender derechos. El formar seres humanos convalores y principios democráticos tiene en el caso venezolano una significación1 Ver Maingon, T. (coord.) (2002) La Cuestión Social en la Constitución Bolivariana de Venezuela. Caracas:Ediciones CENDES UCV.
  7. 7. particular porque nuestro texto constitucional combina lo político y lo social.2 Alrespecto Combellas, R. (2002) señala que: "la Constitución no prioriza lademocracia in toto, sino la democracia participativa y protagónica, entendidadentro de un enfoque donde lo público no se concibe separado ni ajeno de losocial, la sociedad, la sociedad civil pluriforme y multifacética, sino comointeracción, presencia activa en los intersticios de la acción estatal". Másadelante agrega que la constitución: "alude a obligaciones compartidas, y lacorresponsabilidad.El Estado tiene la responsabilidad social innegable como estatalidad social, peroademás todos somos solidariamente corresponsables del destino colectivo, locual nos obliga a colaborar en alcanzar metas sociales bajo formas deasociación y organización autogestionarias, cooperativas, comunitarias, sea conel Estado, pero también más allá del Estado"(p. IX)3 Estas características denuestro texto constitucional le impone al Estado una serie de principios, valores yobligaciones para que se instrumenten, políticas, programas y accionesorientadas al desarrollo de las pautas establecidas en la CRBV. A partir de estas 7consideraciones el presente documento tiene como propósito delinear laspolíticas del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) en materiade Derechos Humanos. Estas políticas están enmarcadas en los lineamientosestratégicos establecidos por el Gobierno de la República Bolivariana deVenezuela en los distintos instrumentos de política diseñados al efecto. Elrespeto y garantía de los derechos humanos es un propósito general del Estadovenezolano, quien tiene la obligación de respetarlos y de garantizarlos,adoptando las medidas necesarias para lograr su satisfacción en la población yasegurar la prestación de determinados servicios. Por ello, el Ejecutivo Nacionala través del MPPE presenta este documento de política, que apunta a delinearpolíticas orientadas a la universalización de la educación, el desarrollo curricularen materia de derechos humanos y el establecimiento de las disposiciones2 Estos valores democráticos asentados en los principios constitucionales, fundan un nuevo paradigma en la legitimidadde las democracias en el continente y en gran parte del mundo, puesto que no parten de la consideración clásica de lasdemocracias occidentales y convencionales, de características particularmente representativas, sino principalmente de laparticipación protagónica de los y las venezolanas en el hecho público, en tanto individuos y en cuanto colectivo. Elproceso constituyente en si mismo se erigió en tal paradigma. (Ajustar tipo de letra), Tal particularidad paradigmáticasubyace en los principios democráticos y programáticos del texto constitucional de 1999.3 Ob. Cit.
  8. 8. institucionales que garanticen el derecho de las personas (niños, niñas,adolescentes y adultos), en materia de derechos humanos y educación. 8
  9. 9. Consideraciones rectoras en cuanto a las políticas públicas educativas1.1.- El currículo en derechos humanos y su vinculación con el Proyecto Estratégico Simón BolívarEl documento rector de la política curricular del Ministerio del Poder de laEducación4 establece sobre el perfil del egresado y la egresada del Subsistemade Educación Básica (SEB) que: "El nuevo republicano y la nueva republicana,es un ser que considera las diferentes expresiones de la biodiversidad cultural,manifestadas en la interculturalidad y pluriculturalidad, propias de la nacionalidadvenezolana; así como la promoción de una ciudadanía que se corresponde conel ejercicio pleno de la democracia participativa, protagónica y corresponsable;con una visión integral y en armonía con la naturaleza que permitirá latransformación de la sociedad, a una signada por sentimientos patrióticos deidentidad venezolana, valoración de la justicia, la libertad, la solidaridad, la salud 9integral y la responsabilidad social individual. De allí, que el egresado y laegresada del SEB debe ser poseedor y poseedora de características queabarca:Valores sociales como la libertad, solidaridad, cooperación, justicia, equidad,integración, bien común, participación protagónica, independencia, convivencia,tolerancia y promoción del trabajo liberador”. (p. 61). La equidad no es sólo unvalor, sino un principio, y sólo así es vinculante para la sociedad entera.Es bueno delimitar entre “valores” y “principios”, pues mientras los primeroscorresponden a la esfera subjetivo/ética, los segundos son objetivos/normativos,en donde estos últimos son susceptibles de apreciar y materializar en hechos,conductas, normas, y evaluar social, colectiva e institucionalmente, mientras losprimeros no.Como puede observarse de los elementos contentivos de este perfil, se requierela formación de una persona con valores propios de la Declaración Universal de4 Ministerio del Poder Popular para la Educación (2007) Diseño Curricular del Sistema Educativo. Caracas: EdicionesMPPE.
  10. 10. los Derechos Humanos. Estos valores se expresan en el Proyecto Simón Bolívaren general y en específico en el Plan de Desarrollo Económico y Social de laNación 2007-20135, Cuando se plantea que:“El proyecto ético venezolano propone una ética cívica exclusiva de unasociedad pluralista que asume como propios un conjunto de valores y principiosque pueden y deben ser universalizables porque desarrollan y ponen en marchala fuerza humanizadora que va a convertir a los hombres en personas yciudadanos justos, solidarios y felices”.Hay un conjunto de normas, de valores, de principios, que tienen que ver con elprincipio de Justicia y que están en la conciencia social no por un pacto sino poralgo que está adentro de las personas y del corazón social, que se siente comoun deber de humanidad y que tiene que ver con el sentido moral que une a todoslos hombres. A la altura de nuestro tiempo hemos aceptado ya determinadosvalores, principios y actitudes que nos son comunes y que incorporamosplenamente en el proyecto ético bolivariano. Estos son los principales: 10• Derechos humanos de la así llamada Primera Generación: derechos civiles y políticos, derechos de la libertad, derecho a la vida, a la libertad de conciencia, derecho a pensar y expresarse libremente• Derechos humanos de la Segunda Generación: derechos económicos, sociales y culturales• Derechos de la Tercera Generación: derecho de nacer y vivir en un ambiente sano, no contaminado y el derecho a nacer y vivir en una sociedad en paz.” (pp. 19-20)Los valores y principios establecidos en este documento central en el diseño delas políticas públicas ponen en evidencia la preocupación del Estadovenezolano, por la protección, ejercicio y preservación de los derechoshumanos. Ahora bien, es importante precisar para los efectos de la puesta enpráctica de una política pública en esta materia precisar la clasificación de los5 Existe la tendencia a confundir el Plan de Desarrollo 2007-2013 con el Proyecto Simón Bolívar. Este proyecto loconforman los diferentes documentos que han marcado la estrategia del Estado en los últimos 10 años. Para efectos deeste documento se centrará el análisis en el Plan 2007-2013.
  11. 11. derechos humanos establecida en la legislación nacional e internacional, a talefecto, COFAVIC 6(2009) señala que: “En los estudios de los derechos humanosse han elaborado distintas clasificaciones, con el fin de determinar lascaracterísticas que corresponden a cada grupo, pero no con el objeto deestablecer jerarquía entre ellos. Los criterios que se han dado para lasclasificaciones han sido de diferente índole, políticos, históricos. Una de lasclasificaciones más útil es aquella que distingue tres grupos de derechoshumanos en generaciones y responde al orden de aparición de los mismos en lahistoria”. (p. 11).La clasificación de los derechos humanos no establece jerarquía entre ellosporque, todos son interdependientes; Según esta clasificación existen: DerechosCiviles y Políticos, Derechos Económicos, Sociales y Culturales y Derecho de losPueblos.El que los derechos de diversa naturaleza sean planteados como propósitos delEstado venezolano en el documento que pauta las líneas estratégicas es unaexpresión de la voluntad de crear instrumentos institucionales que garanticen el 11cumplimiento de estos derechos humanos.Con relación a los derechos Civiles y Políticos es importante puntualizar que serefieren a las potestades individuales de las personas como ciudadanos de unanación. El Estado está obligado a respetar y garantizar el pleno ejercicio de lasfacultades de las personas en cuanto a la vida civil y la participación política.Entre los derechos Civiles Políticos destacan: Derecho a la igualdad, Derecho ala vida, Derecho a la libertad, Derecho a la seguridad e integridad personal,Derecho al honor, Derecho a la libertad de expresión y reunión, Derecho a laidentidad y nacionalidad, Derecho a elegir y ser elegido, Derecho de petición,Derecho al libre tránsito.Los Derechos Económicos, Sociales y Culturales son aquellos que posibilitan unnivel de vida adecuado para las personas. Estos derechos son colectivos yrequieren del diseño e instrumentación de políticas públicas por parte delEstado. El Estado venezolano al ser un Estado de Derecho y de Justicia,6 COFAVIC (2009) Temas de formación sociopolítica 33. Los derechos humanos en Venezuela. Caracas: CentroGumillas.
  12. 12. propugna un particular énfasis en el desarrollo de garantías que permitan elcumplimiento de metas asociadas a estos derechos humanos. Entre estosderechos destacan: Derecho a la alimentación, Derecho al trabajo, Derecho a laSeguridad social, Derecho a la educación, Derecho a la salud, Derecho a laprotección y asistencia integral a los niños, niñas, adolescentes y familias,Derecho a la vivienda.7Los Derechos de los Pueblos se encuentran en proceso de definición. Entreestos derechos se encuentran: Derecho al desarrollo que permita una vidadigna, Derecho a la libre determinación de los pueblos, Derecho al medioambiente, Derecho a la paz, Derecho de los pueblos indígenas, Justiciainternacional, el uso de los avances de las ciencias y las tecnologías, elpatrimonio común de la humanidad.Estos derechos están consagrados en nuestra Carta Magna, pero además sehan venido instrumentando una serie de mecanismos institucionales queapuntan al ejercicio de estos derechos. Entre esos mecanismos se encuentran,la creación de normativas para el ejercicio de los derechos políticos de la 12población indígena, creación de ministerios, diseño y ejecución de misiones yprogramas entre otras.1.2.- La educación y el desarrollo integral del ser humano.La educación tiene como propósito histórico, el que las generaciones adultasformen a las generaciones jóvenes (Dewey, J.).Cuando las generaciones adultasforman a los más jóvenes, se está cumpliendo uno de los propósitosfundamentales de la sociedad al generar, crear, formar hombres y mujerespreparados para desenvolverse en la sociedad8. Este propósito tradicional se ha7 El Estado venezolano ha venido instrumentando distintas misiones que tienen por finalidad cubrir las deficiencias queha acumulado la sociedad venezolana en estas áreas.8 Castoriadis, C.(1998) señala que: “Toda sociedad, instaura crea su propio mundo en el que ella evidentemente estáincluida. Lo mismo que en el caso del ser vivo, es la “organización” propia de la sociedad lo que define, por ejemplo,aquello que para la sociedad considerada es “información” , aquello que es “estrépito”, y aquello que no es nada, o lo quedefine la “pertinencia”, el “pero”, el “valor” y el “sentido” de la información; o lo que define el programa de elaboración deuna información y el ´programa de respuesta a esa información dada. En suma, es la institución de la sociedad lo quedetermina aquello que es “real” y aquello que no lo es, lo que tiene un sentido y lo que carece de sentido. (…) Todasociedad es un sistema de interpretación del mundo. Toda sociedad es una construcción, una constitución, creación deun mundo, de su propio mundo. Su propia identidad no es otra cosa que ese “sistema de interpretación” , ese mundo queella crea. P. 69 en Los dominios del hombre. Barcelona: Editorial Gedisa.
  13. 13. expresa en los textos legales que han regulado los sistemas escolares enVenezuela. Por otra parte, existe una perspectiva de la educación que asientasus propósitos en el rol de la educación como constructora de seres humanoscon valores y principios concordantes con la sociedad en donde conviven. En latradición educativa venezolana se ha priorizado a la educación como factor deconstrucción de ciudadanos. El maestro Don Simón Rodríguez priorizaba el rolde la educación como constructora de republicanos. Esta visión se profundiza enlas distintas expresiones y proclamas del Libertador Simón Bolívar. En el sigloXIX esta concepción llega a su máxima expresión con la promulgación delDecreto de Instrucción Pública Gratuita y Obligatoria de Antonio Guzmán Blancoy se vuelve a profundizar con la visión de Estado docente establecida en laConstitución de 1961, la Ley Orgánica de Educación de 1980 y ratificada en laConstitución Bolivariana y en la novísima Ley Orgánica de Educación del 2009.El documento de de la Oficina Regional de Educación para América Latina y elCaribe9 (2007) establece que: "El pleno desarrollo de la personalidad humana esla principal finalidad que se le atribuye a la educación, tanto en los instrumentos 13de derechos humanos de carácter internacional como en la legislación dedistintos países. [Incluyendo la República Bolivariana de Venezuela]. En laDeclaración Universal de los Derechos Humanos (ONU, 1948), se expresa quela educación ha de tener por objeto el pleno desarrollo de la personalidadhumana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a laslibertades fundamentales; favoreciendo la comprensión, la tolerancia y laamistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos".(p.26)Más adelante agrega "El derecho a la educación hace posible el ejercicio deotros derechos humanos fundamentales y, en consecuencia, de la ciudadanía".Esta declaración de buenos principios ha afectado la concepción de lapedagogía que se ha instrumentado en los países del mundo, tal cual señalaPopkewitz, T. (2008) "La pedagogía es política por su inscripción de reglas ynormas mediante las cuales se clasifican las experiencias, se identifican losconflictos y se proporcionan los procedimientos con el fin de ordenar lo que sepercibe, piensa y actúa (...) Sin embargo, la política que se dedica a formular la9 Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (2007) Educación de Calidad para Todos: Un asuntode Derechos Humanos. Santiago: Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura.UNESCO
  14. 14. conducta no tiene que ver sólo con lo que "nosotros" debemos ser, sino tambiéncon los procesos de aislamientos y exclusión de aquellos que no se ajusta a losparámetros normales"10. (p. 19). El inicio del siglo XXI se caracteriza por lo quealgunos intelectuales han denominado la crisis de sentido, tal cual señala Lanz,R. (2006) "Ese humus socio-cultural [que] habita en los sistemas derepresentación con los que operan los grupos humanos en todos los rincones delplaneta. Infinitas redes semióticas tejen el lecho de sentido donde se asientanlas prácticas sociales más diversas. Esa lógica de sentido es la que hoy sedesvanece como centralidad de un modelo civilizacional"11. (p. 37). Por estasrazones el desarrollo pleno de la personalidad como propósito educativo implicauna reflexión que va más allá de la simple indicación de política pasa por revisarel arsenal conceptual y epistemológico con que se arma esta reflexión. Morín, E.indica en su texto "Siete Saberes necesarios para la Educación del Futuro" que:"si la modernidad se define como fe incondicional en el progreso, en la técnica,en la ciencia, en el desarrollo económico, entonces esa modernidad estámuerta"12 (p. 12) La denominada crisis de sentido, o crisis de la modernidad se 14caracteriza por: desfondamiento de la racionalidad, pérdida de fe en el progreso,pragmatismo como forma de vida y pensamiento, desencanto e indiferencia,autonomía, diversidad y descentralización, primacía de estética sobre la ética,crítica al etnocentrismo y a la universalidad, multiculturalismo y aldea global,resurgimiento del fundamentalismo, localismo y racionalismo, historicismo, fin dela historia.La educación procura sistemáticamente hacer realidad los derechos de niños,niñas y adolescentes. Sea oportuno recordar que cada uno de los derechos delos cuales son titulares los niños, niñas y adolescentes tiene como contrapartidauna o varias obligaciones (deberes) de las cuales son portadoras, regularmente,las personas adultas. Las obligaciones de las personas adultas se refieren arespetar (no interferir en el ejercicio del derecho), proteger (actuar para evitarque otras personas interfieran en el ejercicio del derecho), proveer (adoptar10 Este proceso de exclusión lo denomina el autor abyección que consiste en el aislamiento y la exclusión de cualidadesparticulares de las personas fuera de los espacios de inclusión. Ver. Popkewitz, T. (2008) El Cosmopolitismo y la erade la reforma curricular. Madrid: Editorial Morata11 Lanz, R. (2006) El Discurso Político de la Posmodernidad. Caracas: Ediciones FACES UCV.12 Morin, E. (2000) Siete Saberes necesarios para la Educación del Futuro. Caracas: Editorial CIPOST/UNESCO.
  15. 15. medidas, servicios o asistencia directa dirigidas a la realización plena delderecho) o promover (abogar o difundir información para el cumplimiento delderecho).Mucho se ha dicho que la escuela y el liceo es la segunda casa de los niños,niñas y adolescentes. Allí pasan la mayor parte de sus vidas, adquieren yconstruyen conocimientos y descubren que conviven con muchas personasdiferentes, que buena parte del tiempo están tejiendo redes con otras personas,compartiendo, aprendiendo, desaprendiendo, comprendiendo. La escuela tieneel mandato de ser amigable, facilitar aprendizajes y el aprovechamiento de lasexperiencias requeridas para desarrollar todo el potencial.En el proceso de desarrollo y formación, los niños, niñas y adolescentesadquieren responsabilidades progresivamente y serán cada vez más capaces deejercerla cuanto más hayan sido respetados sus propios derechos desde lasedades más tempranas.La educación es decisiva para la superación de la pobreza, hacer buen uso de 15oportunidades, promover la equidad de género y de acceso al bienestar. Unaeducación con enfoque de derechos socializa a niños, niñas y adolescentes enel trato justo, el respeto por los demás y la convivencia en democracia.La educación en los primeros seis años de vida es fundamental para eldesarrollo cognitivo, emocional y la salud física y mental. En los primeros tresaños de vida el cerebro alcanza el 90% de su tamaño adulto. Repertoriosbásicos de atención, imitación, seguimiento de instrucciones y discriminación (deformas, colores y texturas) se instalan en esta etapa de la vida. El juegoimaginativo, el apego, el desarrollo del lenguaje y la motricidad también formanparte clave del desarrollo integral. Está demostrado que un mayor acceso a laeducación preescolar se traduce en mejores resultados y logros en el nivelprimario.El tiempo que transcurre desde los 6 hasta los 12 años es una época decreciente independencia tanto física como psicológica. Niños y niñasperfeccionan sus habilidades físicas y necesitan un entorno que suponga un retoy les permita una gama diversas de actividades. Pueden seguir instruccionescomplejas y realizar algunas tareas sin supervisión directa de personas adultas.
  16. 16. Están habilitados para comprender reglas y visualizar perspectivas de largoplazo. Lo ideal es que el entorno facilite el juego, la sociabilidad, la valoración delas opiniones y la participación. La enseñanza estructurada y la participacióncomunitaria (en entornos seguros física y socialmente) que faciliten tomas dedecisiones acertadas, sirven para fomentar el desarrollo como ciudadanos yciudadanas responsables.La adolescencia, contrario a lo que regularmente se piensa, es una época queofrece grandes posibilidades tanto a la persona joven como a quienes le rodean,que pueden beneficiarse de la energía y firmes ideales. En la adolescencia sedespierta una aguda conciencia sobre el sí mismo (conciencia en sentidosubjetivo pues la conciencia en sentido objetivo se forma por las relaciones,realidades e ideas que imprime el medio social y cultural) y el entorno que seacompaña de fuertes cambios físicos, cognitivos y socioemocionales. No todas ymás bien son pocas las personas que en esta edad se oponen a los valoressociales y se exponen a experimentos en materia sexual, abuso de drogas,pertenencia a pandillas y actividades ilegales. Éstas son más expresión de 16soledad, confusión y anhelo por formar “parte de algo”. Si se les ofrecenoportunidades y se aprovechan sus crecientes capacidades para el pensamientocomplejo, aumentan las posibilidades de que apliquen el pensamiento crítico demanera constructiva y adopten posiciones comprometidas en temas que lesafectan a sí mismos y a sus escuelas y comunidades. La conclusión de laeducación media juega un importante rol protector e incrementa las capacidadesde las y los adolescentes para tomar decisiones informadas y evitar riesgos dediversa índole. En este sentido, urge incrementar el acceso y conclusión de estenivel de la educación.1.3.- Fines y principios del Sistema Educativo Nacional.13La educación tiene para la sociedad venezolana su más alta estima eimportancia, así tenemos que en la Constitución Nacional en su artículo 102establece que: " La educación es un derecho humano y un deber socialfundamental, es democrática, gratuita, y obligatoria. El Estado la asumirá como13 Ver principios de la protección integral de niños, niñas y adolescentes
  17. 17. función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, ycomo instrumento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico alservicio de la sociedad. La educación es un servicio público y estáfundamentada en el respeto a todas las corrientes de pensamiento, con lafinalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el plenoejercicio de su personalidad en una sociedad democrática basada en lavaloración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria enlos procesos de transformación social, consustanciados con los valores de laidentidad nacional y con una visión latinoamericana y universal. El Estado, con laparticipación de la familias y la sociedad promoverá el proceso de educaciónciudadana, de acuerdo con los principios contenidos en esta Constitución y en laley". Estos propósitos y fines establecidos en la Constitución Nacional sematerializan en la Ley Orgánica de Educación en su artículo No 15 que señala:“la educación, conforme a los principios y valores de la Constitución de laRepública y de la presente Ley, tiene como fines: • Desarrollar el potencial creativo de cada ser humano para el pleno 17 ejercicio de su personalidad y ciudadanía, en una sociedad democrática basada en la valoración ética y social del trabajo liberador y en la participación activa, consciente, protagónica, responsable y solidaria, comprometida con los procesos de transformación social y consustanciada con los principios de soberanía y autodeterminación de los pueblos, con los valores de la identidad local, regional, nacional, con una visión indígena, afrodescendiente, latinoamericana, caribeña y universal. • Desarrollar una nueva cultura política fundamentada en la participación protagónica y el fortalecimiento del poder popular, en la democratización del saber y en la promoción de la escuela como espacio de formación de ciudadanía y de participación comunitaria, para la reconstrucción del espíritu público en los nuevos republicanos y en las nuevas republicanas con profunda conciencia del deber social. • Formar ciudadanos y ciudadanas a partir del enfoque geohistórico con conciencia de nacionalidad y soberanía, aprecio por los valores patrios,
  18. 18. valorización de los espacios geográficos y de las tradiciones, saberes populares, ancestrales, artesanales y particularidades culturales de las diversas regiones del país y desarrollar en los ciudadanos y ciudadanas la conciencia de Venezuela como país energético y especialmente hidrocarburífero, en el marco de un nuevo modelo productivo endógeno. • Fomentar el respeto a la dignidad de las personas y la formación transversalizada por valores éticos de tolerancia, justicia, solidaridad, paz, respeto a los derechos humanos y la no discriminación. • Impulsar la formación de una conciencia ecológica para preservar la biodiversidad y la sociodiversidad, las condiciones ambientales y el aprovechamiento racional de los recursos naturales. • Formar en, por y para el trabajo liberador, dentro de una perspectiva integral, mediante políticas de desarrollo humanístico, científico y tecnológico, vinculadas al desarrollo endógeno productivo y sustentable. • Impulsar la integración latinoamericana y caribeña bajo la perspectiva 18 multipolar orientada bajo el impulso de la democracia participativa, por la lucha contra la exclusión, contra el racismo y toda forma de discriminación, por la promoción del desarme nuclear y la búsqueda del equilibrio ecológico del mundo. • Desarrollar la capacidad de abstracción y el pensamiento crítico mediante la formación en filosofía, lógica y matemáticas, con métodos innovadores que privilegien el aprendizaje desde la cotidianidad y la experiencia. • Desarrollar un proceso educativo que eleve la conciencia para alcanzar la suprema felicidad social a través de una estructura socioeconómica incluyente y un nuevo modelo productivo social, humanista y endógeno”.Los fines propuestos para la educación venezolana, en el marco de la LeyOrgánica de Educación se corresponden con el modelo de ciudadanía que sepropone en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Este tipode ciudadanía hunde sus raíces y tradiciones en el pensamiento político denuestros libertadores y en el desarrollo de un tipo de ciudadanía que está
  19. 19. conformada por varias dimensiones. Una dimensión personal asociada al tipo dehombre y mujer que requiere la sociedad. Una dimensión social asociada al tipode actitudes, valores y principios de los ciudadanos y ciudadanas que requiere elpaís. Una dimensión política referida a las competencias para el ejercicio de laparticipación política. Una dimensión geohistórica vinculada a la construcción dela identificación colectiva con el país y su sentido de trascendencia. Estasdimensiones asociadas a los fines de la educación son concordantes con lasvisiones sociopolíticas que cada sociedad construye.Tal como lo plantea Deval, J. (1996) al señalar que: “los objetivos de laeducación hay que relacionarlos con los ideales socialmente compartidos. El tipode hombre que se desea producir, los conocimientos que se pueden considerarcomo indispensables, es decir lo que la sociedad considera que se debe saber.Un individuo que sea capaz de construir representaciones adecuadas delambiente, reflexionar sobre los fenómenos naturales y sociales y sobre su propiaconducta podrá ser un hombre más libre. Si queremos acercarnos a esos idealesde la Revolución Francesa de libertad, igualdad y fraternidad, que siguen 19estando tan alejados, tenemos que conseguir una vida social más justa, en laque unos individuos no exploten a otros, y para ellos tenemos que transformar lasociedad. Pero la libertad real exige además la capacidad de pensar libremente,por uno mismo. Poder elegir exige conocer y tener capacidad para decidir”. 14 (pp.101-102). Estas consideraciones ponen en evidencia como las sociedadesproducen el tipo de educación concordante con el sistema de interpretación quela sociedad construye.1.4. Los fines de la educación en derechos humanos (EDH)La Educación en Derechos Humanos (EDH) es un proceso que busca tanto latransformación personal como colectiva con el gran propósito de construirsociedades y contextos libres de violaciones a los derechos humanos, es decir,en los que la vida digna sea una realidad; se insiste entonces en el carácterprofundamente político de la EDH al buscar transformar las condiciones queestructuralmente niegan el acceso a sus derechos a la mayoría de la población.14 Deval, J. (1996) Los fines de la educación. Madrid: Siglo XXI editores.
  20. 20. La EDH busca movilizar la fuerza social hacia el cambio de esa realidadexcluyente y negadora de derechos.Pero esto no puede hacerse si los derechos humanos no se practican en el día adía pues se corre el riesgo de convertirlos en un discurso sin concreción real.Por ello la EDH es una práctica educativa que busca paralelamente informar yvivenciar los derechos humanos; es una educación en y para los derechoshumanos.Además de este propósito general, la EDH persigue también otros fines másespecíficos. En el plano personal se busca la formación de personas que sereconozcan como sujetos de derechos; es decir, que se comprendan comoposeedoras de derechos que pueden exigir tanto para sí como para los y lasdemás.Igualmente, la EDH busca formar en los valores asociados a los derechoshumanos y que éstos orienten las vidas de las personas contribuyendo a laconstrucción de un nuevo horizonte ético tanto en el plano individual como en el 20colectivo. La construcción de contextos donde se viva dignamente, solo esposible si benefician a todas las personas; esto significa que no es posibleentender la dignidad solo en un plano individual, sino también en lo que dice alos colectivos y en los que el valor de la solidaridad y la igualdad sonfundamentales.En un plano más específico, la EDH también persigue fines pragmáticos. Estoes, entregar estrategias, herramientas y las destrezas para actuar frente a lasviolaciones de derechos humanos; conocer cuáles son los derechos y losmecanismos jurídicos y extrajurídicos para su exigencia; identificar cuándo seestá frente a una violación de derechos humanos y actuar en consecuencia paradenunciarla y exigir que se restituyan los derechos.Pero también la EDH tiene un gran fin preventivo. Se sabe que en la medida enque se conozcan los derechos se puede impedir que sean vulnerados. Así, laconciencia sobre los derechos se convierte en un poderoso mecanismopreventivo.
  21. 21. 1.5.- Las obligaciones del Estado venezolano en la garantía del derecho a la educación y de la educación en derechos humanos.El Estado venezolano ha dispuestos diversos mecanismos y dispositivos paraconsiderar la educación como un derecho humano y en derechos humanos. Estadoble perspectiva implica dos aristas del problema. Por una parte, el desarrollode marcos normativos y dispositivos institucionales que permitan launiversalización de la educación y por otra parte, el desarrollo curricular y lastransformaciones institucionales que conviertan la práctica escolar en un espaciodonde se ejerzan los derechos humanos.La sociedad venezolana ha instrumentado una serie de políticas públicas quetienen como eje la inclusión social. A partir de esta premisa, se haninstrumentado las misiones educativas, las cuales tienen por finalidad solucionarlos problemas de inclusión educativa derivadas de la exclusión escolar. Lasmisiones Robinson (alfabetización de adultos y adultas), Robinson II (Educación 21de adultos y adultas), Ribas (Bachillerato para adultos y adultas) y Sucre(Educación universitaria para los sectores populares) son dispositivosinstitucionales que han permitido el incremento de la población escolarizada enel país y ha permitido el logro de avances sociales, tales como, la declaracióndel país libre de analfabetismo. Estos dispositivos institucionales se hancomplementados con políticas públicas orientadas al aumento de la escolaridadpara el logro de la universalización de la educación. Estas políticas sonconcordantes con la declaración constitucional y legal de la educación como underecho humano.La educación en derechos humanos en un país en proceso de transformaciónpropia de la aplicación de una Constitución, aprobada hace menos de unadécada, implica en primer lugar el desarrollo de una educación política queponga el énfasis en el conjunto de valores que se requieren desarrollar paraponer en práctica el proyecto nacional plasmado en la Constitución Bolivariana,por ello, no se trata sólo, de una operación técnico pedagógica, implica eldesarrollo de una institucionalidad que permita la construcción de reflexionessobre los derechos humanos y la puesta en práctica de operaciones que
  22. 22. conviertan a la institucionalidad escolar en un espacio para el ejercicio de losderechos humanos. Los contenidos de los valores que implica la educación enderechos humanos deben tensionar las opciones políticas en disputa en lasociedad para así desarrollar criterios que permita a los niños, niñas y jóveneselegir libremente sus opciones.En palabras de Casanova, R. (2010) “no se debe, pretender ensayar, en laeducación en derechos humanos sin antes no preguntarse por el tipo de losvalores desde los cuales son fundamentados, dicho de manera más directa, porlos significados que le son atribuidos, por ejemplo, a la libertad y la igualdad deacuerdo con las ideas de justicia que han tomado forma en el pensamiento éticoy en las tradiciones políticas: ser libres es el derecho individual logrado por lapropiedad o el derecho de todos a disponer de condiciones materiales para laexistencia, la caridad es un valor qué pudiera fundar la solidaridad, lademocracia descansa en un orden de autogobierno y control social de la gestiónpública o en un estado mínimo, la multiculturalidad da por resuelto el problemade la discriminación, la igualdad en los derechos civiles conduce a la igualdad 22económica. En suma, si este es el campo de la educación en valores, lanaturaleza reflexiva e histórica de las cosas en cuestión nos indica que ella esesencialmente política.” (p. 7)15 . Como se deriva de las observacionesanteriores, se trata de construir una educación en derechos humanos quepermita formar políticamente a los venezolanos y venezolanas para el desarrollopleno de la ciudadanía como ejercicio y desarrollo de los derechos humanos.Los marcos normativos nacionales, el Plan de Desarrollo Económico y Social2007-2013 y las políticas públicas establecidas por el Ministerio del PoderPopular para la Educación establecen las pautas, políticas y acciones queemprenden el Estado venezolano para garantizar el derecho a la educación de lapoblación venezolana en general y la de las niñas, niños y adolescentes enparticular. Estos principios constitucionales y pautas normativas, generanacciones que obligan al Estado en sus responsabilidades para garantizar elderecho a la educación y la educación en derechos humanos. Las accionesorientadas al acceso a la educación son complementadas con medidassocioeducativas que tienen por finalidad garantizar, no sólo el acceso, sino la15 Casanova, R. (2010) En torno a los derechos humanos y la educación. Caracas: En mimeo.
  23. 23. permanencia de los y las estudiantes en la escuela. Por otra parte, el Estadoestá obligado a brindar una educación de calidad. Entendiendo por tal, no sólouna educación de alto nivel de desempeño, sino con pertinencia social. Estasgarantías normativas no sólo se estructuran en pautas de acción, sino que tienenuna expresión en el presupuesto del Estado venezolano. En efecto, en laConstitución se establece que el Estado designará un presupuesto para laeducación en concordancia con las recomendaciones establecidas por losorganismos especializados de las Naciones Unidas en materia educativa.Los artículos de la CRBV referentes a los derechos humanos establecen laobligatoriedad del Estado de garantizar los derechos humanos (art. 19) a laspersonas habitantes del país, estos derechos son consustanciales a losderechos en materia educativa, al establecerse que la educación es un derechohumano (art. 102). Esta condición obliga al Estado a garantizar la educacióncomo derecho humano y la formación en derechos humanos como elementoconsustancial al establecimiento de un Estado democrático. En consonancia conesto, la LOE establece en su artículo 14 que "la educación es un derecho 23humano y un deber social fundamental concebida como un proceso deformación integral (...) permanente, continua e interactiva, promueve laconstrucción social del conocimiento, la valoración ética y social del trabajo, y laintegralidad y preeminencia de los derechos humanos.....". Este artículoprofundiza la obligación del Estado en materia de educación en derechoshumanos, en tanto, valor fundamental para la formación de ciudadanos para larepública.16Las orientaciones educativas compartidas en este documento constituyen labase de la política educativa hacia la niñez y la adolescencia en materia deeducación en derechos humanos, como parte del compromiso que se desprendedel contexto normativo, programático y de principios de la CRBV (arts. 62, 75 y78). Este es un compromiso derivado no sólo de lo constitucional sino de lasupraconstitucionalidad suigéneris que asume a la Convención sobre losDerechos del Niño en el artículo 78 de la CRBV, al remitirla como documento de16
  24. 24. interpretación y aplicación en los asuntos que tengan que ver con los derechosde niños, niñas y adolescentes.1.6. Respeto por la visión del desarrollo adolescenteLa aplicación del enfoque de desarrollo adolescente supone conocer loselementos históricos de la conceptualización de la adolescencia y lacontraposición de los aportes más recientes que promueven el bienestar y laprotección integral de este grupo de edad. El principal desafío es superar en lacotidianidad las antiguas visiones compasivas centradas en la “adolescenciacomo problema” y materializar la novedosa visión de sujetos de derechos.Asumiéndose como un enfoque integral y holístico, el desarrollo adolescentebusca asegurar un proceso continuo en el cual las y los adolescentes puedandesplegar y ampliar las habilidades que les permitan crecer y enfrentar losdesafíos que se les presentan en la vida, en su desenvolvimiento social ycultural. Esto se logra a través del acceso a una educación de calidad, servicios 24de salud amigables, información, recreación, justicia y un entorno seguro,protector y estimulante.Desarrollar sus capacidades, habilidades y disponer de oportunidades paraparticipar y expresar sus opiniones son las claves de un desarrollo integral de lasy los adolescentes. Como resultado de este enfoque, las y los adolescentestienen mejor salud, educación y un entorno de protección que les lleva a sentirsemás satisfechos con su vida; a la vez que desempeñan papeles claves comoagentes de cambio positivo en sus familias, centros educativos, grupos de paresy comunidades.El desarrollo integral del adolescente sólo es posible cuando la conciencia socialse impregna de la cultura de respeto y práctica de los derechos humanos. Enesta lógica, ocupa un lugar relevante la organización y activación demecanismos sociales no sólo de las instancias del Estado, sino además de losgrupos sociales, comunidades, etc. En la medida que las familias, los centroseducativos, las comunidades y los grupos de pares facilitan y respetan las
  25. 25. libertades de los derechos humanos, se propicia el papel de las y losadolescentes como agentes de cambio en los entornos.La adolescencia y la juventud han sido tema de interés desde la antigüedad. EnGrecia y Roma antiguas los jóvenes de las clases altas eran especialmentepreparados en política y deportes. Los límites de las edades para laadolescencia desde entonces ya eran muy variables. Pitágoras dividía la vidahumana en cuatro grandes etapas: primavera – niñez (0-20 a.); verano –juventud (20 - 30 a.); otoño – madurez (30 – 60 a.) e invierno – vejez (60-80 a.).Para los romanos la adolescencia estaba entre los 14 y 17 años e introdujeron elconcepto de la emancipación etarea, que aún hoy en día se maneja en lalegislación nacional desconociendo las recomendaciones del Comité de losDerechos del Niño.Son muchos los giros sobre el tema de la adolescencia y la juventud a lo largode la historia. Durante el oscurantismo de la edad media se subordinó afilósofos, alquimistas y astrólogos que buscaban la fuente de la eterna juventud.La modernidad proyecto la visión del adolescente y joven desde el estrecho 25marco familiar o militar al ámbito de la educación, el arte y la cultura. Un pocomás adelante, el romanticismo hizo visible a adolescentes y jóvenes en el planoliterario. El capitalismo, con la industrialización, la urbanización y la tecnificaciónha visibilizado nuevas preocupaciones. G. Stanley Hall, S. Freud, M. Mead, A.Gesell, E. Erikson, entre otros, se cuentan entre los primeros investigadores.Desde mediados y hasta finales del S. XX los trabajos de J. Piaget y L. Vigotskysubrayaron la necesidad de comprender las distintas etapas del desarrollohumano y especialmente la adolescencia. En décadas recientes, los avancestecnológicos (especialmente internet) y las grandes movilizaciones socialessurgidas desde los años 60 y representadas en el movimiento hippie, las nuevasizquierdas, los clubes juveniles y deportivos, los grupos musicales,…, hanpromovido un proceso de actualizaciones constantes de conceptualizaciones yreflexiones.El análisis de la adolescencia en la actualidad les reconoce como sujetos dederechos y asume con fuerza la revisión de variables sociales, su propia opinión
  26. 26. y las vivencias en un mundo diverso y complejo, donde la velocidad de lainformación y los cambios en general se suscitan con relativa facilidad.En América Latina y el Caribe y en Venezuela ha sido difícil superar la visión de“adolescencia problema”. Las instituciones y la sociedad como un todo siguenatendiendo primordialmente a aquella adolescencia que usa y abusa desustancias psicoactivas, se embaraza, vive en las calles, delinque,…. Lo cual esuna generalización de peligrosa. En realidad, por ejemplo, hasta 2008 los delitoscometidos por “adolescentes” en la Región de América Latina y el Caribe nollegaban al 10%. Esto ha llevado a un descuido de las políticas de coberturauniversal para todas y todos los adolescentes y a mantener para este grupo deedad patrones errados de inversión reactiva.La adolescencia es sumamente interesante por el significado y peso que tieneen el presente y futuro de las sociedades; así como, por las dificultades paraaprehenderle conceptualmente. Muchas visiones y paradigmas erradamente laestigmatizan como un período de irresponsabilidad, vandalismo e inconciencia.Pero, muy por el contrario, una nueva postura la reposiciona como una etapa de 26participación social, protagonismo, dinamismo y liderazgo.La polémica sobre el concepto “adolescencia” está lejos de ser resuelta. Losargumentos más consensuados pertenecen al ámbito de la biología y lapsicología, como ciencias que identifican las principales transformacionesanatómicas, fisiológicas y emocionales que ocurren al ser humano en esta etapadel desarrollo. Actualmente, otras áreas del conocimiento aportan nuevoselementos para las reflexiones: sociología, política, derecho, criminología,educación, literatura, antropología, historia, comunicación social, entre otras,ofrecen miradas que enriquecen el enfoque holístico y la aproximación teórica yprogramática a la adolescencia.Escuchar la opinión de las y los adolescentes en relación a las políticas yprogramas que les atañen a sus vidas, constituyen un enorme desafío cuando sequieren tejer lazos adecuados de comunicación entre ellos, ellas y la sociedaden la que se desenvuelven. Reconocer a las y los adolescentes como sujetos dederechos implica cambios en la educación y cultura que deben impactarprincipalmente en la escuela, las familias y las comunidades. Ser madre, padre,
  27. 27. representante, responsable o docente de adolescentes requiere formación. Sinella, aun con las mejores voluntades, las equivocaciones abundan.Las y los adolescentes no son objetos para moldear al gusto de las personasmayores, quienes suelen sentir temor y rabia cuando aparece la desobediencia.Si en el plano de las relaciones humanas se desconoce el manejo adecuado deestas situaciones pueden aparecer el desespero, la descalificación, laestigmatización y la violencia. Lo importante es comprender que en laadolescencia se busca verdad, libertad, decisiones autónomas e identidad. Conlas y los adolescentes corresponde cambiar el antiguo principio de la “obedienciaciega” por el de los acuerdos y los “pactos” que les ayuden a construir el sentidodel ciudadano/a con derechos. La clave es garantizar las condiciones para eldesarrollo a plenitud de las capacidades y el disfrute máximo de la adolescenciacomo una esencial y positiva etapa de la vida.1.7. Interculturalidad17 27La interculturalidad en educación “pretende atender las diferencias desde elmismo currículo, respetando su particular idiosincrasia cultural e, incluso,impidiendo que se extingan y, a la vez, favoreciendo su resurgimiento”18 . Estaconceptualización de la interculturalidad se corresponde con lo planteado en laLey Orgánica de la Educación (2009) en su artículo 27 en donde plantea:“la educación intercultural transversaliza al Sistema Educativo y creacondiciones para su libre acceso a través de programas basados en losprincipios y fundamentos de las culturas originarias de los pueblos y decomunidades indígenas y afrodescendientes, valorando su idioma, cosmovisión,valores, saberes, conocimientos y mitologías entre otros, así como también suorganización social, económica, política y jurídica, todo lo cual constituyepatrimonio de la nación. El acervo autóctono es complementadosistemáticamente con los aportes culturales, científicos, tecnológicos yhumanísticos de la nación venezolana y el patrimonio cultural de la humanidad.La educación intercultural bilingüe es obligatoria e irrenunciable en todos los17 Este apartado tiene un carácter indicativo, porque el Despacho de Educación está realizando un documento de políticadedicado a interculturalidad. En ese documento se definirá la política educativa en esa área.18 Ver: Herrera Clavero, F. (2007) “La interculturalidad en la educación para la ciudadanía” en Educación y culturademocrática. Madrid: Wolters Kluwer España.
  28. 28. planteles y centros educativos ubicados en regiones con población indígenahasta el subsistema de educación básica. La educación intercultural bilingüe seregirá por una ley especial que desarrollará el diseño curricular, el calendarioescolar, los materiales didácticos, la formación y pertinencia de los docentescorrespondientes a esta modalidad”.Este artículo es concordante con el número 60 de la Ley Orgánica para laProtección de Niños, Niñas y Adolescentes que establece:“El Estado debe garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes indígenasregímenes, planes y programas de educación intercultural bilingüe quepromuevan el respeto y la conservación de su propia vida cultural, el empleo desu propio idioma y el acceso a los conocimientos generados por su propiopueblo o cultura y de otros pueblos indígenas. El Estado debe asegurar recursosfinancieros suficientes que permitan cumplir con esta obligación”.Estos dos artículos ponen en evidencia la voluntad política del Estadovenezolano para rescatar e impulsar la cultura de los pueblos originarios yafrodescendientes. Estos artículos constituyen un avance en la legislación 28venezolana, porque en el pasado inmediato eran invisibilizados los aportes denuestros pueblos originarios y afrodescendientes a través de una políticacurricular que homogeneizaba culturalmente a la población al valorarpositivamente, sólo los aportes culturales de la población blanca del país,desconociéndose nuestro carácter mayoritariamente mestizo. Otro aspectoimportante a resaltar es el carácter bilingüe de la educación intercultural. Lalengua es el mecanismo que permite construir la cosmovisión de los pueblos, essu principal rasgos de identidad cultural y al rescatarse el idioma de los pueblosoriginarios se está preservando la diversidad étnica y lingüística del país.A través de la lengua de los pueblos originarios se rescata y preserva la culturade los pueblos originarios, sus mitos y ritos y particularmente su sentido de lavida y la comunidad. En el caso de la población afrodescendiente a nivelnacional, históricamente ha estado sometida a un proceso de discriminación,situación que se hace patente en los medios de comunicación de masas(televisión principalmente) en donde este grupo étnico es asociado a rolesvinculados con la delincuencia, choferes y jardineros en los hombres y lostrabajos de domésticas en las mujeres. Esta realidad aún vigente en el país debe
  29. 29. analizarse en la escuela en el marco del análisis crítico de los medios. Tal comolo demanda la Ley Orgánica de Educación.En el Ministerio del Poder Popular para la Educación se está impulsando laeducación afrovenezolana como un mecanismo para ampliar la diversidadcultural y la educación intercultural. En otro plano de la realidad, la educaciónintercultural se concreta en un currículo que tiene unas característicasespecíficas. Este currículo se deriva de la educación intercultural que tiene unascaracterísticas específicas que son: • Educar en la convicción de la igualdad humana y contra todo tipo de exclusión. Somos más iguales que diferentes. • Respetar a todas las personas, pero no necesariamente todas sus costumbres o actuaciones. • No confundir la interculturalidad con el folclorismo. • Facilitar la construcción identitaria libre y responsable. • Tomar los aprendizajes como medios, al servicio de los fines educativos. • Las actividades de aprendizaje deben ser significativas para todos y 29 todas, especialmente para los alumnos y alumnas de los grupos minoritarios. • No caer en la homogeneización de las personas. • No prejuzgar los colectivos familiares de los grupos minoritarios. • Reconocer la propia ignorancia, prejuicios y estereotipos y la necesidad de una formación permanente específica.Estas máximas de la educación intercultural se complementan con unoscriterios técnicos curriculares que son: • El sentido de la escuela se basa en la creación de un clima facilitador de la comprensión de procesos socioculturales. Se trata de crear un contexto donde diversas acciones en donde los sujetos comprendan y aprendan a valorar positivamente contextos culturales ajenos al propio. • La orientación de la escuela va de lo propio a lo ajeno. Se trata de desarrollar una construcción de sentido que permita a los participantes valorar y construir su identidad propia.
  30. 30. • En la escuela se deben desarrollar tres actitudes básicas para el desarrollo de una educación intercultural: el respeto, la apertura y la curiosidad. Se debe buscar la receptividad del sujeto con respecto a la alteridad y se debe incentivar un interés genuino por la diversidad. • Las metodologías que se deben desarrollar para una educación intercultural en la escuela debe estar basada en la pedagogía activa y de investigación acción, de esta forma se aprende a valorar la diversidad cultural y a desarrollar actitudes que le permitan a los niños, niñas y adolescentes a desenvolverse en ambientes culturales distintos a los propios.19Estos criterios técnicos contribuirán a la conformación de escuelas que no sólovaloren la interculturalidad, sino que la desarrollen.1.8. La incidencia del sector educativo en el análisis de la situación de niños, niñas y adolescentes. El diagnóstico comunitario con enfoque de derechos humanos 30La realización del derecho a la educación exige la superación de brechas deacceso y por nivel socioeconómico, localización rural o urbana y pertenencia adeterminados grupos étnicos que luego se reproducen en el acceso a servicios,bienestar, calidad de empleo y ejercicio de habilidades y destrezas para la vidaactual. También en el hecho de que actualmente la educación de las niñas,adolescentes femeninas y mujeres no redunda necesariamente en mejoresempleos, igualdad de salario y mayor autonomía.Si bien se ha avanzado de manera significativa aún existen desafíos en lacalidad de la oferta educativa, equipamiento, socialización del buen trato y lareciprocidad de los derechos en el aula. De aquí la necesidad de que las líneascurriculares apunten a mejorar la calidad y equidad en la educación, aseguren laprosecución en la educación de aquellos estudiantes de menores ingresos ypromover la diversidad cultural a la vez que se profundiza el acceso a las nuevastecnologías de la información y comunicación.19 Essomba, M. A. (2006) Liderar escuelas interculturales e inclusivas. Barcelona: editorial Grao
  31. 31. El sector educativo aporta al análisis de la situación de niños, niñas yadolescentes sobre tres aspectos claves del derecho a la educación: acceso,calidad y trato justo: a. Derecho al acceso a la educación: Garantizar el derecho a la educación implica para el Estado Venezolano asegurar el acceso universal de todos los niños y niñas en edad escolar, jóvenes y adultos a las escuelas, así como, crear las condiciones para la prosecusión escolar. La universalización de la educación es un imperativo categórico y debe darse en condicione que impidan la discriminación y promuevan la diversidad cultural y la tolerancia. b. Derecho a una educación de calidad: Una educación de calidad promueve la progresión escolar, la inserción laboral adecuada, continuar estudios superiores, formar parte de una sociedad de aprendizaje permanente y ejercer derechos ciudadanos. Los programas de estudio han de ser amplios, pertinentes e integradores. El modelo de aprendizaje y su evaluación tiene que estar basado en los derechos humanos. Todos los 31 materiales de estudio deben estar libres de estereotipos de género o etnia o de representaciones dañinas sobre los grupos de edad; por ejemplo una visión negativa de la adolescencia. c. Derecho al trato justo, al buen trato: Colocar al estudiante en el centro del proceso educativo no significa que sea mero receptor o receptora de información y conocimientos; sino en un sujeto pleno de derechos, con voz para opinar y deliberar, autonomía e identidad personal; sin discriminación por razones de género, etnia, condición personal o familiar u otro rasgo distintivo. El amplio debate de derechos debe permear suficientemente en la vida cotidiana de las escuelas y liceos. Tal como lo señala la Convención sobre los Derechos del Niño, el derecho a un trato justo y respetuoso dentro del sistema educativo incluye además de los temas de género e interculturalidad los siguientes: - derecho a la participación, en función de la edad y madurez. Por ejemplo, la organización estudiantil en el nivel de Educación Media e incluso antes – existencia del reglamento disciplinario, con un sentido más formativo que
  32. 32. punitivo, superando viejas prácticas autoritarias de docentes hacia estudiantes, incluyendo la realización del novedoso derecho al buen trato reconocido en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. – La inclusión de los niños, niñas y adolescentes con necesidades especiales; así como evitando la exclusión de la educación de aquellos niños, niñas y adolescentes que enfrentan dificultades académicas o conductuales, afectando su desarrollo e inserción social a futuro.Adicionalmente, como parte del diagnóstico comunitario, corresponde al sectoreducativo asegurarse e informar al sistema de protección de niños, niñas yadolescentes, y especialmente a las comunidades organizadas sobre la calidadde entorno escolar, en cuanto a los niveles de seguridad y desarrollo saludableque facilita. Es obligación del sector educativo dar la mayor prioridad al principiodel interés superior de niños, niñas y adolescentes y facilitar entornos deaprendizaje que resulten acogedores, tomando en consideración las diferenciassociales y sexuales. Las escuelas y liceos deben adoptar medidas que protejan 32de obstáculos a la materialización de los derechos, por ejemplo, a la educación,salud y seguridad; examinando su ubicación, los trayectos entre esta y el hogaru otros factores que pudieran causar enfermedades o accidentes en el entornoescolar; así como proveer lugares seguros para el juego, la recreación, eldeporte y la recreación.La educación está estrechamente relacionada con el medio familiar ycomunitario. Es tiempo ya de superar contradicciones y dejar de ser unainstitucionalidad “aparte”. Delimitar la vinculación del sector educación con cadaórgano del sistema rector nacional de la protección integral de niños, niñas yadolescentes permite “programar” acciones conjuntas. Así por ejemplo, seríamás claro a quién dirigirse en caso de ausencia de servicios de agua potable enescuelas, ausencia de recursos pedagógicos, no solo intraministerio sinoactivando los mecanismos de protección universal (colectivos o difusos) delsistema de protección; en los casos de protección especial (consejos deprotección), o sencillamente promoviendo los derechos (defensorías).
  33. 33. 1.9. La integración del sistema educativo al sistema de protección integral de niños, niñas y adolescentesLa entrada en vigencia de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas yAdolescentes en el año 2000 trajo consigo un nuevo paradigma filosófico y socialdirigido al logro de la protección integral de la población por debajo de 18 añosde edad. Por protección integral se entiende:“El conjunto de acciones, políticas, planes y Programas que con PrioridadAbsoluta se dictan y ejecutan desde el Estado, con la firme participación ysolidaridad de la Familia y la sociedad para garantizar que todos los niños, niñasy adolescentes gocen de manera efectiva y sin discriminación de los derechoshumanos a la Supervivencia, al Desarrollo y a la Participación, al tiempo que seatienden las situaciones especiales en que se encuentran los niños, niñas yadolescentes individualmente considerados o determinado grupo de niños quehan sido vulnerados en sus derechos” (Buaiz, Y. E., 2000, p. s/p)Esta visión prioriza la garantía de las condiciones sociales, económicas,culturales y de toda índole para todos los niños, niñas y adolescentes (inclusoaquellos que requieren de una protección especial) y es muy diferente de la 33anterior postura, únicamente centrada en las situaciones de vulnerabilidadencontradas en algunos grupos o determinados niños, niñas y adolescentes, losentonces llamados “en situación irregular”; considerados así por ser “carentes”,haber sido “abandonados”, “inadaptados”, o “infractores” de las normas y leyessociales.El viejo paradigma de la situación irregular fue el resultado de una expresiónclasista de la sociedad que dio un tratamiento diferencial, negativo ydiscriminador a la niñez y adolescencia excluida socialmente. Arbitrariamente losproblemas y carencias sociales se judicializaban e incluso se llegó a dar un tratodescalificador apareciendo la categoría “Menores” para referirse a todos aquellosy aquellas, con menos de 18 años y regularmente adolescentes. excluidos de lajusticia social y del cumplimiento de los más elementales derechos humanos (ala educación , la salud, a conocer y crecer en una familia, solo para mencionaralgunos). Inexplicablemente la situación irregular elaboró un catálogo de loshechos sociales objeto de su atención:
  34. 34. • Los abandonados: aquellos/as niños, niñas y adolescentes sin habitación ni el afecto de sus padres.• Los que se encuentran en situación de peligro: aquellos/as que por una conducta de terceros, de la sociedad, o incluso una circunstancia de la naturaleza (por ejemplo, terremotos, inundaciones, …) tenían amenazados sus derechos fundamentales a la salud, educación, identidad, libertad de expresión, acceso a la justicia, etc. Siendo erradamente calificados como niños, niñas y/o adolescentes en “situación de riesgo” o en “situación de peligro”.• Los infractores: aquellos/as que infringen las leyes; aún y cuando en realidad se dejaron amplias libertades para el uso de la privación de libertad, incluso para situaciones diferentes al conflicto con la ley penal, bajo el eufemismo de ser una medida “resocializante” o de “reinserción social”.Todo eso trajo como consecuencias:• Una clara separación de los “menores” objeto de protección, excluidos 34 gravemente de las políticas básicas, sobre todo en materia de educación y salud.• La negación explícita y sistemática de los principios y derechos recogidos inclusive en la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.• La criminalización de la pobreza, ya que los “menores en situación irregular” no eran sujetos de derecho y pasaban a ser primordialmente objetos de la tutela del Estado.• Mayor desintegración de las familias ya que el Estado lejos de apoyarlas las sustituía en sus responsabilidades de cuidados, crianza, desarrollo y protección.• La impunidad o posibilidad de que esta prevalezca, con base en arbitrariedades normativamente aceptadas, ya que existía la posibilidad de declarar jurídicamente irrelevantes los delitos graves cometidos por adolescentes.
  35. 35. Está claro que el paradigma de la situación irregular es contrario a los principiosgenerales de Derechos Humanos, al estar construido sobre la discriminación dela población de niños, niñas y adolescentes.He aquí una síntesis comparativa de ambas posiciones doctrinarias:Principales características diferenciales entre las Doctrinas de Situación Irregulary la de Protección Integral: DOCTRINA DE LA SITUACION DOCTRINA DE PROTECCION IRREGULAR INTEGRALPARADIGMA DE TUTELA: PARADIGMA DE PROTECCION:1.- DISCRIMINACION : 1.- NO DISCRIMINACIONDIVISION DE LA INFANCIA: TODOS LOS DERECHOS PARA TODOSMENORES=Sin Derechos LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTESNiños = con Derechos2.- LOS MENORES SON OBJETO DE 2.- LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTESTUTELA SON SUJETOS DE DERECHOS3.- RESPUESTA A LAS CARENCIAS 3.- FRENTE A LAS CARENCIASCaridad Reconoce Derechos 35Compasión SocialesRepresión EconómicosCRIMINALIZA LA POBREZA Civiles Culturales ESTABLECE MECANISMOS PARA SU REALIZACION4.- COLOCA AL NIÑO CON CARENCIAS 4.- ESTABLECE UN SISTEMA DEEN SITUACION IRREGULAR: PROTECCION INTEGRAL:ABANDONO: Sustitución de Mecanismos para la satisfacción deresponsabilidades familiares. Derechos Humanos.PELIGRO - Violación de Derechos Crea responsabilidades en la protecciónHumanos; - Institucionalización de la Niñez y la Adolescencia:(Privación de Libertad). -ESTADO, FAMILIA, COMUNIDAD-5.- ANTE LAS INFRACCIONES EL 5.- SISTEMA GARANTISTA PARA ELSISTEMA: NO DIFERENCIA ENTRE ADOLESCENTE INFRACTOR:VICTIMAS Y VICTIMARIOS. VIOLADERECHOS HUMANOS DEFINICION PRECISA DEL INFRACTOR (Comisión de hechos típicos,(Proceso sin Proceso, sin Defensa, Penas antijurídicos, culpables).Indeterminadas).
  36. 36. IMPUNIDAD. DEBIDO PROCESOPRIVACION DE LIBERTAD NO (Defensa, Legalidad de delitos y penas,DIFERENCIADA. Contradictorio, Legalidad del proceso) MEDIDAS SOCIOEDUCATIVAS. PRIVACION DE LIBERTAD SOLO EXCEPCIONAL. (COMO ULTIMO RECURSO).(Art. 40 CDN)Fuente: Buaiz, Y. E. (2000)La visión de la protección integral contrario a la de la doctrina de la situaciónirregular se sustenta en la Convención sobre los Derechos del Niño (1989) ydemás tratados y acuerdos internacionales en materia de derechos humanos.En este nuevo marco, los niños, niñas y adolescentes dejaron de ser objetospasivos de protección y cuidados y pasaron a ser considerados sujetos plenosde derechos. Esto significa que tienen igualdad de condiciones que las personasadultas ante la Ley (solo con algunas consideraciones especiales por ser unsujeto en desarrollo) y se les reconoce su participación activa en la contribuciónde su propio desarrollo, el de su familia, escuelas y comunidades. En otraspalabras, los derechos humanos, las responsabilidades sociales y la ciudadanía 36no se adquieren, como se creía anteriormente, a los 18 años. El niño o niña tienederechos desde el momento de la concepción (según la legislación vigente enVenezuela).La protección integral se afianza en los principios de la no discriminación, elinterés superior, la prioridad absoluta y la participación solidaria ocorresponsabilidad. Se definen claramente cuáles son los derechos humanos delos niños, niñas y adolescentes y se les reconoce como obligación degarantizarlos a todos los Estados que firmaron y ratificaron la Convención sobrelos Derechos del Niño (Venezuela fue uno de los primeros), debiendoadicionalmente mostrar periódicamente al Comité de los Derechos del Niño losavances en la aplicación de los mecanismos garantistas asumidos por el país.Así por ejemplo, se ha establecido que los países deben adoptar providenciaseducativas, dirigidas a la formación permanente en derechos humanos de todala población, fomentando cambios a nivel de conocimientos y prácticas que hanpretendido soslayar los más elementales derechos de niños, niñas yadolescentes.
  37. 37. Bajo el paradigma de la situación irregular el modelo del sistema de protecciónde la niñez y la adolescencia fue básicamente un modelo de intervención, concentros de recepción, atención inmediata y reeducación orientados bajo la visiónde la institución total, que maneja dentro de sí todos los posibles requerimientos;y por tanto, muy distante del sistema educativo nacional. Esto hace referencia aun sistema de protección de la niñez, con un enfoque individual de los problemassociales, reactivo y poco centrado en las causas estructurales de los fenómenossociales, de alto costo, bajo rendimiento y con un suprarazonamiento de losocial como “trastorno mental” que requiere atención terapéutica en institucionesaltamente especializadas. Esta postura distanció al sistema de protección(conducido por la doctrina de la situación irregular) del sistema educativo; comodos mundos muy separados; el primero para los niños, niñas y adolescentes con“problemas”, regularmente excluidos del segundo por causas estructuralesrelacionadas con las desigualdades sociales, económicas, culturales, políticas,jurídicas o de otra índole que constituyen verdaderas injusticias en el desarrollode los niños, niñas y adolescentes y sus familias. 37Consustanciado con el paradigma de la protección integral, el sistema deprotección de niños, niñas y adolescentes responde a un modelo de atenciónintegral; en el que el análisis de la situación de los niños, niñas y adolescentesdefine la planificación y el presupuesto; se demanda la participación de losdiferentes sectores involucrados y especialmente la identificación y realizaciónde estrategias conjuntas entre los sectores de salud y educación y los órganosdel sistema de protección de la niñez y la adolescencia, se privilegia el desarrollode niños, niñas y adolescentes en el medio familiar y abierto y se promueve lamás amplia participación de las familias, los diferentes sectores sociales y las ylos propios niños, niñas y adolescentes en todos los asuntos que les conciernen.El sistema de protección de niños, niñas y adolescentes trascendió de ser unente monolítico, único, autoritario a conformarse en un conjunto de órganosadministrativos, judiciales que en conjunto con la Institución Nacional deDerechos Humanos (la Defensoría del Pueblo) tienen la misión de transformarsecada día en la vía efectiva para la garantía y restitución de los derechos deniños, niñas y adolescentes. Bajo la égida de la corresponsabililidad, el sistema
  38. 38. de protección de la niñez y la adolescencia se diseña en una estructuracoherente, abierta, con instancias planificadoras, coordinadoras, deliberativas,controladoras y ejecutoras, de modo de crear una red eficiente de atención,defensa y garantía de los derechos de niños, niñas y adolescentes. Estesistema prácticamente no terminó de instalarse cuando ya fue modificado en lareforma efectuada a la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas yAdolescentes en el 2007. Sin embargo, en esencia, se ha mantenido un modelode protección integral ahora regido por un sistema rector nacional de protecciónintegral de niños, niñas y adolescentes, que sigue asentado bajo un enormecapítulo de derechos y garantías para niños, niñas y adolescentes que lecorresponde hacer cumplir. El Sistema Rector Nacional de Protección Integral deDerechos consiste en una articulación de servicios y programas destinados areparar y restituir derechos vulnerados de toda la población de niños, niñas yadolescentes a través de la adopción de medidas de protección integral dederechos y las medidas de protección especiales – excepcionales- a cargo deorganismos administrativos y judiciales en todos los niveles del estado. 38En su misión el sistema de protección de la niñez y la adolescencianecesariamente debe aliarse con otras organizaciones del Estado y de lasociedad. Es así como se concibe una integración armónica entre el sistemaeducativo, rector de las políticas básicas del sector educativo, y el sistema deprotección integral de niños, niñas y adolescentes. No uno como la cara negativadel otro, sino ambos apuntando a políticas, programas y medidas de protecciónintegral. La visión de realización de los derechos de niñas, niños y adolescentescomo derechos humanos debe ser parte constitutiva de las políticas, programasy acciones educativas en todos los niveles y modalidades del subsistema deeducación básica.La visión de la protección integral de niños, niñas y adolescentes actualmente esigualmente compartida por el sistema educativo y el sistema de protección de laniñez y la adolescencia, con marcos jurídicos recientes, novedosos y en plenalabor de realización. De hecho, el sistema educativo bolivariano se concibe comoun continuo humano territorializado que visibiliza a la naturaleza humana comototal e integral, correspondiendo los niveles y modalidades a los momentos del
  39. 39. desarrollo propio de cada edad, en su estado físico, biológico, psíquico, cultural,social e histórico. El sistema educativo actual ha asumido su responsabilidad enla garantía del ejercicio progresivo de los derechos por parte de niños, niñas yadolescentes; de conformidad con la capacidad evolutiva y el nivel de desarrollointegral alcanzado.1.10. El Género en la CRBV, en la Ley Orgánica de Educación, 2009La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), (CRRBV) laLey Orgánica de Educación, (2009) (LOE) y la Ley Orgánica para la Protecciónde Niños, Niñas y adolescentes (2007) (LOPNNA) tienen prescripcionesespecíficas en materia de género. Así se tiene que, la CRBV establece en suartículo 21 que:"Todas las personas son iguales ante la ley, en consecuencia:1. No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado 39 anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona.2. La ley garantizará las condiciones jurídicas y administrativas para que la igualdad ante la ley sea real y efectiva; adoptará medidas positivas a favor de personas o grupos que puedan ser discriminados, marginados vulnerable; protegerá especialmente a aquellas personas que por alguna de las condiciones antes especificadas, se encuentren en circunstancias de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ella se cometan."Como se evidencia del artículo anterior se prohíbe la discriminación por razonesde sexo. Ahora bien, no es conceptualmente adecuado igualar el sexo al género;por ello es importante traer a colación las consideraciones de Luke, C. (1999)quien señala que: "el sexo, el género o la feminidad deben estudiarse yelaborarse en su relación constitutiva con otras significaciones socioculturales,históricas, económicas y políticas, jerarquías y discursos." (p. 17) Como sededuce de esto, no es posible abordar los problemas de género a partir deconsideraciones exclusivamente biológicas, porque la identidad sexual ypersonal es una construcción que se estructura en la relación social. En este
  40. 40. proceso juega un rol fundamental la educación, tal cual indica Ballarín Domingo,P. (2006) al señalar que:"las diferencias biológicas entre hombres y mujeres no implican por sí mismascapacidades, actitudes o aptitudes diferentes y no justifican la división sexual deltrabajo. El género, como construcción cultural deriva de la sexuación, en unacategoría cultural impuesta sobre un cuerpo sexuado. Cada sociedad (...) haestablecido un conjunto de normas diferenciales que se imponen a losindividuos, desde el nacimiento, en función de su pertenencia a uno u otro sexo.La educación tiene, sin duda, un papel crucial en esta construcción". (p. 37)Un Estado que prohíbe en su texto constitucional la discriminación por sexo yademás indica la necesidad de desarrollar medidas positivas para impedirlo,debe crear marcos normativos, políticas, programas y acciones que, no sólo,impidan la discriminación, sino generen la construcción de ciudadanos yciudadanas que valoren positivamente y en consecuencia ejerzan una conductaigualitaria y de desarrollo de una ciudadanía paritaria , lo que implica eldesarrollo, en el caso del Ministerio del Poder Popular para la Educación de una 40educación para la equidad. Esto implica desafíos de diversa naturaleza o comoseñala Espín López, J. V. (2003)"Las sociedades democráticas deben afrontar (...) la necesidad de reivindicar laconstrucción de una concepción de ciudadanía capaz de responder y de integrarlas exigencias de nuevas realidades políticas y sociales. Entre estos fenómenossociales que reclaman este nuevo concepto de ciudadanía, se encuentra lanecesidad de una ciudadanía paritaria que permita a las mujeres obtener suestatus pleno como ciudadanas, en igualdad de condiciones con los hombres".(p. 47)En concordancia con los preceptos establecidos en la CRBV la LOE estableceen el Artículo 3 que, entre, los principios de la educación nacional esta laigualdad entre todos los ciudadanos y ciudadanas sin discriminación de ningunaíndole, la formación de una cultura para la paz, la justicia social, el respeto porlos derechos humanos, la práctica de la equidad y la inclusión; la sustentabilidaddel desarrollo, el derecho a la igualdad de género, el fortalecimiento de laidentidad nacional, la lealtad a la patria e integración latinoamericana y caribeña.El hecho de que la LOE establezca como principio, la igualdad de género implicaun avance con respecto a la CRBV, porque se pasa de una concepción biológica
  41. 41. de la igualdad a una concepción social, psicológica y cultural, que es como seconstruye el género. Más adelante, el artículo 6 referente al Estado docente ysus competencias se establece que el Estado a través de los órganos nacionalescon competencia en materia educativa, garantiza: el derecho pleno a unaeducación integral, permanente, continua y de calidad para todos y todas conequidad de género en igualdad de condiciones y oportunidades, deberes yderechos. Este apartado del Artículo 3 se complementa con el Artículo 8 queseñala:“El Estado en concordancia con la perspectiva de igualdad de género, previstaen la Constitución de la República, garantiza la igualdad de condiciones yoportunidades para que niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres, ejerzanel derecho a una educación integral y de calidad”.Estos artículos son fundamentales porque ponen en evidencia la voluntadpolítica del Estado venezolano para desarrollar una educación que valorepositivamente la igualdad de género. En efecto, en Venezuela desde hace másde 4 décadas, fueron desapareciendo las escuelas unisexuales, pero no comoconsecuencia de un reconocimiento de la igualdad de género sino como 41expresión de una masculinización del currículo. Asignaturas como, puericulturasólo se le impartía a las niñas, como expresión de que las mujeres eran lasencargadas de las tareas del hogar.Estas normativas pautadas en nuestras leyes obligan al Estado, y enconsecuencia a los diversos ciudadanos y ciudadanas que ocupan diversasresponsabilidades en las gestión del aparato escolar, para instrumentar políticasy programas (Ministro(a) s, Viceministro(a) s, Directores y Directoras Generales,Directores y Directoras de Zona; Directivos de planteles y Maestros y Maestrasque favorezcan, impulsen y desarrollen la educación en igualdad de género.Esto implica desde el diseño curricular, pasando por la supervisión hasta lasacciones cotidianas en los planteles. En el desarrollo de los hábitos y patronesculturales la escuela juega un rol fundamental que debe potenciarse para que losdiversos actores educativos ejerzan corresponsablemente, las acciones queproscriban la discriminación y estimulen la ciudadanía paritaria.
  42. 42. 1.11. Educación y perspectiva de géneroA lo largo de la historia las mujeres han sido discriminadas, en todas lassociedades del mundo, ya que cuando se hablaba de Derechos Humanos, no seles atendía, por el contrario, aumentaba la constante violación de sus derechos.Por ejemplo, entre otras cosas, sus opiniones no eran escuchadas, no tenían lasmismas oportunidades que los hombres, eran humilladas, insultadas yacostumbradas a ser maltratadas. Por otra parte, en las instituciones encargadasde la socialización, entre otras, la escuela, se estructuraban roles para lasmujeres que las concebían como seres sumisos e inferiores a los hombres. Ennuestro país, a finales del siglo XX, en la Constitución de la RepúblicaBolivariana de Venezuela, las mujeres organizadas lograron que se incluyerantodas sus peticiones en materia de Derechos Humanos de las mujeres. Tal cómose evidenció en el apartado anterior, esta normativa significó un avance y hacontribuido a desarrollar una normativa educativa, en perspectiva de género.Ahora bien, el que se incluya una perspectiva de género en la normativanacional, no implica su inmediato cumplimiento, por ello, es importante 42desarrollar una reflexión que permita al Estado profundizar la perspectiva degénero en la educación en general, y en la escuela en particular. ¿Por qué en laescuela? La escuela es un entorno importante para la construcción de laidentidad sexual. La vida cotidiana en la escuela está vertebrada por reglas,normas, y símbolos explícitos e implícitos que orientan y regulan la conducta.(Por ejemplo las niñas barren el salón de clase y los niños acomodan el jardín) Através de estos hábitos asumidos como “normales” las y los adolescentespueden aprender a asociar la identidad masculina con un comportamientodominante y agresivo y la femenina con un comportamiento sumiso ydependiente.En la escuela, se requiere desarrollar actitudes y aptitudes que propugnen unaeducación en la perspectiva de igualdad de género. Tradicionalmente la escuelay el aula han desarrollado dinámicas entre los estudiantes y los profesores queconstruyen el mundo de representación de los estudiantes y determinan elcontrato didáctico entre estos. En el proceso de adaptación de los estudiantes ala escuela los roles asociados a las niñas suelen tener desventaja. Así lo señalaTorres, J. (1998) cuando indica “Las niñas, desde el momento de su entrada en
  43. 43. los centros de Educación infantil y Educación General Básica, se encuentranenvueltas en una dinámica experiencia que juega negativamente en relación conellas. Por regla general, las niñas despliegan conductas específicas para suadaptación a la vida cotidiana dentro de las aulas que son diferentes a las de losmuchachos. En otras palabras: la manera de aprender y definir lo que es “seralumno”. (p. 153)20 . Esta realidad descrita por Torres, J. pone en evidencia elcurrículo oculto que se desarrolla en la escuela y esto, tiene que ver con elcontexto social en que se desarrolla la misma. Algunas autoras ante estarealidad se plantean varias interrogantes en palabras de Anna G. Jónasdóttir“¿Cómo y por qué persiste el patriarcado occidental actualmente? Estosplanteamientos se hacen porque, a pesar de existir normativas que plantean laigualdad de género, se mantienen prácticas patriarcales. Tal como señalaMoreno Sardá, A. (2006) “Sospechamos que las relaciones jerarquizadas entremujeres y hombres se fundamentan en formas de organización social, y enprejuicios y formas de pensamiento con unas raíces tan profundas que diríasehemos asumido hombres y mujeres si de dogmas se tratara. Y que las 43instituciones encargadas de transmitir la memoria colectiva entre las nuevasgeneraciones (familia, religión, sistema educativo y hoy también medios decomunicación) favorecen la pervivencia de esta discriminación, ya que son lasresponsables de transmitir los modelos de comportamiento y formas deconocimiento que han sido construidos a lo largo de los tiempos, a las criaturasde cada nueva generación”. (p. 100)21 .Los sistemas escolares se desarrollaron en un contexto cultural inspirado en unpensamiento newtoniano y bajo una lógica de secuencia y jerarquización que seestructuraba de lo sencillo a lo complejo, de lo fácil a lo difícil. Este modeloescolar era perfectamente coherente con una sociedad basada en un altosentido de la jerarquía familiar estructurada alrededor de la autoridad del padre.En este contexto, la educación adecuada para niños y niñas se basaba en laobediencia a los maestros, los padres y los adultos. Esta obediencia, ademásexigía a las niñas la obediencia al hombre como conducta social adecuada paraque fuese una madre, amante de sus hijos y obediente a su esposo. La crisis de20 Ver Torres, J. (1998) El Curriculum oculto. Madrid: Editorial Morata.21 Ver Rodríguez Martínez, C. (2006) Género y Currículo. Madrid: Editorial Akal.

×