Ficha individual acumulativa

4,731 views

Published on

fichas para informacion de alunmnos

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,731
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ficha individual acumulativa

  1. 1. Una propuesta de evaluación inicial para Educación Física al comenzar la enseñanza primaria Maestro Educación Física. Quiromasajista terapéutico y deportivo. Escuela Nacional Bio-Natura. Sevilla. Pablo Jesús González Peña pjmjyol@ono.com (España) Resumen La evaluación inicial que realicemos a nuestros alumnos/as nos debe servir como reflexión para plantearnos nuestra labor y trabajo futuro con los mismos, cumplimentar unos cuestionarios al respecto será el punto de partida para el desarrollo de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje en la etapa que se inicia. Palabras clave: Evaluación inicial. Listas de control. Ficha individual. http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 11 - N° 103 - Diciembre de 2006 1 / 1 Introducción Al iniciarse una nueva etapa educativa debemos considerar las experiencias que el alumno ha tenido en la etapa anterior; conocer las actitudes del alumnado frente a diferentes situaciones, así como las potencialidades con respecto a nuestra área concreta, debe servirnos para reflexionar y modificar, si es necesario, la programación planteada. La realización de las fichas que se presentan en este artículo tiene esa finalidad, recoger la mayor información posible sobre nuestros alumnos/as para, partiendo de esta información, conseguir facilitar y potenciar el aprendizaje y desarrollo de los mismos. Desarrollo La definición que podemos encontrar en la página Web del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua sobre el término evaluación, nos dirige al verbo evaluar, al entender evaluación como "Acción y efecto de evaluar". Igualmente, la tercera afección que aparece sobre este verbo sería: "Estimar los conocimientos, aptitudes y rendimiento de los alumnos". Parece evidente que, dentro del marco educativo, esta definición no sería válida al no prestar atención a todos los componentes que conforman el proceso de enseñanza-aprendizaje, centrándose exclusivamente en uno de ellos: el alumno. Bebby (1977) define la evaluación como "la recogida sistemática de datos e interpretación de los mismos, dirigida, como parte de un proceso, a un juicio de valor con vistas a actuar"; Tenbricnk (1988) expone que "evaluación es el proceso de una obtención de información y de su uso para formular juicios que a su vez s utilizarán para tomar decisiones".
  2. 2. Siguiendo el Decreto 105/92, de 9 de junio, por el que se establecen las enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía diremos que "la evaluación se entiende como una actividad básicamente valorativa e investigadora y, por ello, facilitadora de cambio y desarrollo profesional docente". Por lo expuesto con anterioridad, vemos que la evaluación implica el recoger información para emitir unos juicios que nos llevará a tomar decisiones para mejorar. La evaluación, por tanto, servirá al profesorado para:  Descubrir las dificultades de aprendizaje de los alumnos y prever estrategias para su superación.  Valorar el aprendizaje de los alumnos apreciando el grado de desarrollo de las capacidades previstas y de asimilación de los contenidos.  Realizar modificaciones en la programación. Es por esto que la evaluación inicial de nuestros alumnos/as, al comenzar la Enseñanza Primaria, cobra un carácter especial, ya que nos va a permitir conocer el bagaje previo que presenta el alumno, siendo el punto de partida para la planificación y organización del proceso de enseñanza- aprendizaje. Al mismo tiempo nos permitirá valorar el progreso que realizarán nuestros alumnos, ya que se hace necesario conocer el nivel de partida para poder valorar y finalmente emitir una calificación en función de los aspectos evaluados. Para realizar la evaluación inicial, al principio de la Educación Primaria, será preciso comprobar la consecución de los objetivos propuestos en la Etapa anterior; por lo que, para realizar las fichas y cuestionarios que proponemos para recoger toda la información que consideramos necesaria para nuestra labor formativa, partiremos de los criterios de evaluación relacionados con la motricidad que se trabajan en esa Etapa anterior, sin olvidar, como es lógico, los criterios y objetivos de la etapa que se inicia. De este modo, tomamos como ejemplo los que se recogen en el Real Decreto 829/2003 de 27 de junio por el que se establecen las enseñanzas comunes de la Educación Infantil, entre los que se citan:  Orientarse en el espacio.  Tener interiorizada la lateralidad.
  3. 3.  Desplazarse por el espacio con distintos movimientos. De esta manera, se ha desarrollado un cuestionario para los padres, dos listas de control (una donde se anotarán las actitudes que muestra el alumno/a durante las sesiones y otra donde recogeremos información sobre la competencia motriz y el nivel de ejecución de determinadas habilidades) y una hoja para realizar un registro anecdótico. Toda esta información nos conducirá a una ficha individual del alumno donde recogeremos, entre otros:  Datos de salud y antropométricos: enfermedades padecidas, si precisa atención especial (tomar medicamentos), problemas auditivos, visuales, motores…  Competencia motriz: donde anotaremos información sobre el desarrollo de las capacidades perceptivo-motrices (Esquema corporal, lateralidad, percepción espacial, temporal y el ritmo) y las cualidades motoras coordinativas.  Nivel de ejecución de las habilidades básicas: valoraremos el grado de ejecución de distintos tipos de desplazamientos, saltos, giros, lanzamientos y recepciones.  Informaciones relevantes apuntadas en el informe final de la Etapa anterior (Infantil). Las hojas para llevar a cabo esta evaluación son las que se presentan a continuación:
  4. 4. Como puede apreciarse, todas estas fichas de evaluación se encuentran enfocadas hacia el alumnado, y puede parecer que se cae en contradicción al centrarnos en el mismo y no analizar otros aspectos del proceso de enseñanza-aprendizaje en esta evaluación inicial; no es este el caso ya que, como es lógico, la programación del curso se tiene planteada antes de recepcionar y conocer a los alumnos/as, no obstante, recoger y valorar las potencialidades de los mismos nos permitirá revisar, analizar y modificar, si es necesario la programación que tengamos realizada. De ahí que se haga necesario plantear unas sesiones de evaluación antes de comenzar con el trabajo específico de los contenidos planteados para el curso. Parece evidente que, debido a la cantidad de datos que se proponen recoger en las fichas presentadas, el número de sesiones deberá adaptarse a la evaluación que queremos llevar a cabo, llegando, si se considera necesario, a realizar una unidad didáctica de bienvenida enfocada para este fin. Parece importante destacar que las actividades propuestas, para valorar los aspectos marcados en las listas de control, deberán tener un carácter lúdico y no ser del todo desconocidas para el alumnado, ya que, siguiendo a Blázquez (1990), se trata de que el alumnado no tenga sensación de estar siendo evaluado para poder apreciar cómo suelen comportarse y reaccionar de manera habitual. No obstante, no debemos olvidar que se trata de una propuesta que cada maestro/a deberá adaptar a su realidad, experiencia y expectativas con respecto al tema planteado. Conclusión La primera evaluación que hagamos de nuestros alumnos/as, al comenzar la Educación Primaria, debería ser lo suficientemente rigurosa para obtener la mayor información posible. Esto no quita, en ningún caso, la importancia a otras evaluaciones que se hagan a lo largo del curso (al comenzar unidades didácticas, etc.). No obstante, esta primera evaluación es la base de partida del trabajo que desarrollaremos posteriormente, ya que nos va a permitir determinar objetivos, adecuar la programación y la metodología a emplear, etc. En las sesiones de evaluación emplearemos actividades similares a aquellas que nuestros alumnos/as están acostumbrados a realizar, preferentemente con un marcado carácter lúdico; utilizando la observación y el registro como instrumentos fundamentales; se trataría, como puede apreciarse, de una forma de evaluar cualitativa más que cuantitativa. Bibliografía  AAVV (1999): Fichas de evaluación de la Educación Física en Primaria. Ed. Wanceulen. Sevilla.  BLAZQUEZ SANCHEZ, D. (1990): Evaluar en Educación Física. Ed. INDE. Barcelona.  Decreto 105/92, de 9 de junio, por el que se establecen las Enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía.  Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.  GEILER, RAQUEL: Evaluación en Educación Física en el Nivel Inicial. En http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 3 - N° 11 - Octubre de 1998.
  5. 5.  GIL MADRONA, P. (2004): La evaluación de la Ecuación Física en la Educación Infantil. Ed. Wanceulen. Sevilla.  PEREZ PERAL, M. A. Y PEREZ ROMERO J.T. (2004): Cuerpo de maestros: Programación Didáctica - Educación Física. Ed. MAD. Sevilla.  Real Decreto 829/2003, de 27 de junio, por el que se establecen las Enseñanzas Comunes de la Educación Infantil.  SALES BLASCO, J. (1997): La evaluación de la Educación Física en Primaria: Una propuesta práctica. Ed. INDE. Barcelona. Otros artículos sobre Formación Docente EFDeportes.com Web EFDeportes.com Búsqueda pub-76217427001 1 1326221297 ISO-8859-1 ISO-8859-1 0000 z38-Z7F2aqfedgoZ GALT:#008000;GL: es revista digital · Año 11 · N° 103 | Buenos Aires, Diciembre 2006 © 1997-2006 Derechos reservados

×