Estudio taller aalto - saul alonso

3,872 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,872
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,479
Actions
Shares
0
Downloads
28
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estudio taller aalto - saul alonso

  1. 1. APROXIMACIONES A UNA FORMA DE HACER HACER.ALVAR AALTO. ESTUDIO-TALLER DEL ARQUITECTO.1953-56 (Munkkiniemi, Helsinki)
  2. 2. Saúl Alonso Pérez. Seminario de Paisaje y Materia. MPAA 2011-2012APROXIMACIONES A UNA FORMA DE HACER.ALVAR AALTO. ESTUDIO-TALLER DEL ARQUITECTO.1953-56 (Munkkiniemi, Helsinki)1. Contexto2. El estudio-taller El sitio El proyecto Dos espacios para el trabajo3. Dibujos y viajes Un proceso completo Cubierta y fachada El patio4. Tres hogares. Envolvente La casa ‘careliana’ Espacio exterior como conexión5. Epílogo. Arte y materia (A falta de completar el apartado 4.2, introducción de ilustraciones en texto y referencia de citas)
  3. 3. 1. CONTEXTO(…) Traía un libro donde había escrito todas las preguntas de mayor importancia en el arte dela construcción. Al sentarse, después de un educado “mucho gusto”, la primera pregunta quehizo fue: ¿cuál es el módulo de este estudio? No le contesté porque no lo sabía. Uno de misprincipales colaboradores se sentaba a mi derecha. Fue él quien contestó. Dijo: “Un milímetro omenos”.*(cita)Este episodio de 1957 sirve como reflejo del cambio definitivo que se había empezado aproducir en Alvar Aalto en la década de los 50. El arquitecto era ya figura reconocida a nivelinternacional después de más de 30 años de obras y actividad pública. Era una etaparealmente feliz para Aalto. Conocer a Elissa –la que se convertiría en su segunda mujer- lehabía despertado del letargo y la depresión en la que se encontraba tras la pérdida de Aino –suprimera esposa- en 1949. Su experiencia de trabajo y sus viajes habían dejado en él un posoestable, sereno. Este poso es el que ha perdurado, transmitiendo una sensación que se acercamás a la imagen que hoy permanece de arquitecto silencioso, poco dado a teorizar o a laaparición pública. Atrás ha quedado todo lo relacionado con aquel asiduo escritor, orador ypolemista que sin duda fue. La coherencia y solidez de toda su obra parece que consigue pormomentos esconder las transiciones de una vida de etapas, con viajes de ida y vuelta.Palabras como clasicismo, funcionalismo, racionalismo y organicismo han ido colocándose máscerca o más lejos, para finalmente diluirse y dejar paso a lo que siempre había estado: lamateria, la naturaleza, el ser humano.El arquitecto comprendió que al final lo mejor era guardar silencio y no intentar dar respuestascuando no las había. El estudio-taller donde se producía el encuentro con este arquitectohindú, llegado a Finlandia con un libro lleno de preguntas sobre el arte de construir, es elmismo que sirve en estas páginas como foco en torno al que van girando distintas cuestiones,relaciones y aproximaciones en un interés de dibujar un posible contorno de la figura delmaestro escandinavo.
  4. 4. 2. EL ESTUDIO-TALLEREl sitioEl edificio se localiza en la localidad de Munkkiniemi, a las afueras de la capital finlandesa.Helsinki era la ciudad donde Aalto había estudiado y donde regresó con su familia en los años30, instalándose en la casa-estudio de la calle Riithie (1935-36). Munkkiniemi forma parte deuna planificación de ciudad-jardín planteada por Eliel Saarinen, con una ocupación importantede parcelas individuales, además de otras para edificación colectiva. Dada la crecientedemanda de encargos que se empezó a producir a partir de 1950, la casa-estudio se quedabapequeña para admitir ese volumen de trabajo, y Aalto adquirió una nueva parcela, muy próximaa ésta, para establecer su lugar de trabajo junto a su grupo de colaboradores. Esta zona que20 años atrás -cuando se instaló la familia Aalto- permitía llevar una vida campestre, con elganado de propiedades vecinas pastando en su propia parcela y con el agua del mar Bálticocomo telón de fondo, se había ido ocupando progresivamente con viviendas unifamiliares ybloques, adquiriendo un carácter prácticamente urbano, lo que condicionaría en buena medidala propuesta.El proyectoPara Aalto, el estudio de un arquitecto debía tener dos cualidades. Por un lado debía ser unlugar pacífico y silencioso, y por otro permitir la labor y trabajo en equipo.*(cita)El edificio, de ladrillo blanqueado, adopta forma de L y se aproxima al borde de la parcela, quetiene forma de cuña y pendiente hacia el suroeste. El exterior, en contacto con la calle,permanece cerrado, en una estrategia de envolver el interior en un ambiente tranquilo yaislado. El programa se organiza en un nivel principal que alberga las zonas de trabajo, y unoinferior donde se colocan pequeñas dependencias de almacén y servicio, aprovechando lapendiente del terreno. También en este nivel se coloca el acceso principal, al que se llegabordeando todo el edificio. Cada lado de la L se corresponde con un área de trabajo,independiente. La zona de trabajo en grupo se organiza linealmente, con espacio para 15colaboradores y una pequeña sala de reuniones. La zona de trabajo personal del propio Aaltoestá colocada en el brazo opuesto de la L, y tiene un acceso propio.Dándole la espalda a la calle, casi de manera oriental, el edificio se abre a un jardín íntimo einterior que se eleva como un anfiteatro y puede funcionar también como auditorio. En estasala de proyecciones exterior la antigua escena se reemplaza por una pared blanca, rotunda.Este lugar, concebido como zona de descanso y reunión para el personal del estudio, otorga alconjunto una coherencia que vas más allá de la simple composición para convertirse en unespacio de gran carga emocional y simbólica.En 1962-63 se amplió el edificio, y la sala de oficina y trabajo en grupo se amplió ocupando laparte trasera de la pantalla de proyección del patio, con una nueva sala de delineación en elnivel principal y más dependencias de servicio en el nivel inferior.
  5. 5. Dos espacios para el trabajoLa disposición de dos salas de trabajo independientes refleja una concepción de tallerparticular. Para el desarrollo de los proyectos era necesario un grupo de colaboradores, peroen todo momento está presente la diferencia jerárquica entre estos y el arquitecto. Como enuna orquesta, existe una variedad de músicos que interpretan distintos instrumentos, pero que -individualmente o en conjunto- no son capaces de crear la obra musical. Se necesita de laexistencia de un director –que además es la pieza más importante- para que se pueda tocar.El espacio reservado para Aalto tiene, por su importancia, un acceso directo desde el exterior.Al interior, la entrada está definida por un balcón, un podio elevado con escalones que fluyen yun muelle que penetra en el espacio, soportando la cubierta y acentuando la altura delvolumen. El muelle en sí mismo es un estudio del tipo usado en la casa de cultura 1955-58. Elescenario es teatral, un lugar de gran actividad visual, no es casualidad que Aalto prefirieseeste espacio para él mismo. En la unión de cada viga con el muro norte, una serie decomplejos detalles resuelven el problema geométrico creado por la cubierta inclinada y la pareddesviada. El espacio en cuña está únicamente dictaminado por los lindes de la parcela, y el usode cubierta de Aalto se ve en este caso como la resolución de un problema que requiere unasolución constructiva creativa.Aunque parece simple, el espacio de trabajo en grupo es realmente producto de una complejamanipulación espacial. Sus muros largos no son paralelos y la estrechez de la sala hacia eloeste acentúa la profundidad espacial. Por encima de la cabeza la inclinación de la cubiertadesciende agresivamente hacia el norte. La losa de cubierta está soportada por una serie desoportes de hormigón, que articulan el espacio segmentado.
  6. 6. 3. DIBUJOS Y VIAJES.Un proceso completoAlvar Aalto era un continuo dibujante, en cualquier circunstancia y sobre cualquier soporte. Deesta manera expresaba su pensamiento, prefiriéndola a cualquier discurso teórico. Elmovimiento del lápiz 6B sobre láminas que terminaban convirtiéndose en rollos inmensosreflejaba todo un proceso creativo, completo. Los bocetos son muy pequeños pero tienen unagran precisión en las proporciones. Se percibe un movimiento constante de arriba a abajo quecrea una nube de líneas indecisas pero llenas de sensibilidad. No hay líneas completamentecorrectas ni completamente erróneas. Es en este camino de ida y vuelta, de búsqueda, dondeaparecen las claves de o que terminará siendo el proyecto. (Ejemplo de la lámina con losbocetos para la iglesia de las 3 cruces). Con el paso al plano delineado, como dibujo final, eltrazo ha perdido esa vibración. Es como si ese proceso se hubiese detenido porque ha llegadoel momento de pasar a la construcción. Es esta una tarea de oscilación en busca de unasíntesis arquitectónica, donde al final se produce una elección.En los bocetos del estudio-taller de Munkkiniemi, Aalto está buscando en el propio dibujo desdeel principio. Se manifiesta la clara intención de aislarse de la calle y crear una envolventeinterior. El teatro con sus escalonamientos, el apéndice que supone la escena, la subdivisiónde los espacios de trabajo, el acceso personal… son aspectos que entran en ese proceso devaivén. Parece que podrían prolongarse indefinidamente en el tiempo, en un intento por llegar auna perfección del dibujo, que terminaría confundiéndose con un producto de la naturaleza,como una formación geológica.Cubierta y fachadaAlvar Aalto refleja casi siempre rechazo por una arquitectura de referencia. Su modelo suelecoincidir con los detalles y sistemas que podía captar en la naturaleza, y en la arquitecturaclásica y tradicional. Las crónicas de su viaje a España en 1951, para impartir unasconferencias en Barcelona, y su posterior visita a Madrid, confirman esta actitud rebelde ycuriosa de Aalto, negándose a contemplar El Escorial y dándose la vuelta para contemplar elmonte. Sus cuadernos de dibujos muestran esos pequeños detalles que captaba de lasconstrucciones tradicionales de los pueblos castellanos, de sus relieves.En este contexto se comprende la riqueza en la utilización de Aalto de la cubierta a un aguatradicional. La inclinación de la cubierta se extiende sin interrupción desde un extremo de la Lhasta el otro. Como los muros inferiores no están orientados perpendicularmente, el resultadoproduce un conjunto muy tensionado. Se consigue dar al motivo tradicional una nuevainterpretación: el icono de la modernidad –la cubierta plana– ha sido suplantado por unaevolución formal de la cubierta inclinada vernácula. Subrayando esta síntesis de modernidad ytradición está la resolución de la fachada norte, en relación con los bocetos de viajes de losaños 50 por los países mediterráneos.
  7. 7. Sin embargo, pese a la opinión generalizada, Aalto niega hacer una arquitecturamarcadamente finlandesa o enraizada con el folclore. En palabras suyas, las tradiciones tienenmás que ver con el clima, entendido como los condicionamientos prácticos, con la calidad delas tragedias y comedias que nos ha tocado vivir.*(cita)El patioAlvar Aalto se identificó desde su juventud con la actividad de topógrafo que desarrollaba supadre y aunque nunca siguiera sus pasos profesionales, existe un gran arraigo por laadaptación al relieve del sitio que tenían todos sus proyectos. Era profundamente sensible a loscontornos del terreno, al ángulo y la dirección del sol invernal –basta recordar las palabras deFisac en las que destaca como podía pasarse horas contemplando la sombra del solavanzando la fachada de una casita de pueblo- y a la necesidad de espacios socialesacogedores comunicados directamente con la naturaleza mediante recorridos sinuosos y vistasenmarcadas. Esta sensibilidad, a mitad de camino entre lo urbano y lo rural, le hacía indagar enconfiguraciones constructivas que expresasen las formas básicas de la condición humana,tanto en las construcciones vernáculas como en los edificios monumentales más antiguos. Noexistía oposición entre las tradiciones ‘culta y ‘popular’. Uno de esos arquetipos era el patio –abierto- una construcción perimetral orientada hacia el interior con un lado como vía de escapey contacto con los alrededores y la naturaleza.En el proyecto del estudio-taller, el patio supone la decisión más atrevida. La propuesta estransformarlo en una especie de ruina de la antigüedad griega. Aparecen de nuevo lasreferencias a sus viajes y a sus dibujos: perfiles curvos que recuerdan a los dibujos hechos delas molduras de los teatros griegos, el teatro de Delfos, su implantación y su entorno. Lasagrupaciones de las losas de piedra -diferentes e irregulares- que proyecta para su teatro nosiguen geometrías circulares. Junto con la vegetación que surge entre sus intersticios y vatrepando por la fachada se completa la imagen de una ruina natural, similar a las de Otaniemi yJyväskylä en Finlandia, lugares en su memoria desde la infancia. Este espacio de reunión y dedescanso para los trabajadores del estudio adquiere así una condición casi ritual, comopreservado desde los orígenes de la humanidad.Los detalles que rodean el patio refuerzan su integración en una imaginería global, a la vezantigua, moderna y natural. La cubierta inclinada, el muro perimetral y el apéndice blanco de lapantalla de proyecciones del teatro se unen creando una envolvente que carga el espacio. Laregulación de la iluminación –cambiante- de esta escena se produce de una manera natural,según como el sol incida y traspase la arboleda de pinos adyacente. Como resultado de estaoperación el espacio circundante se transforma en un negativo, un espacio exterior que sedesvanece. El avance que Aalto introduce es el trabajo con una nueva geometría. Mientras queen la etapa inicial de Aalto estos espacios eran formalmente euclídeos, aquí las paredescurvas, los ángulos girados y la cubierta inclinada generan un espacio indeterminado yorgánico, que adquiere una tensión diferente.
  8. 8. 4. TRES HOGARES. LA ENVOLVENTELa casa carelianaLa sensibilidad de Aalto a los antecedentes vernáculos aparece en su descripción de la ‘casacareliana’, un tipo de casas de labranza con algunos alojamientos, establos y corralesdesperdigados en torno a un recinto vagamente definido: Un pueblo careliano destartaladoguarda cierta semejanza, desde el exterior, con las ruinas griegas, donde la característicadominante es también la uniformidad de los materiales, siendo allí reemplazada la madera,hasta las vigas por el mármol […]. Otra característica notable de la casa careliana es cómonace, tanto su evolución histórica como su proceso de construcción […]. La casa careliana es,en cierto modo, un edificio que empieza por una sola célula humilde o por edificiosembrionarios dispersos (cobertizos para personas y animales), y que crece año tras año, dichosea utilizando una metáfora. La gran casa careliana puede en cierto sentido compararse a ungrupo biológico de células […].Esta curiosa propiedad de crecimiento y flexibilidad se reflejacon contundencia en los principios arquitectónicos de la casa. La cubierta carece de un ángulofijo de pendiente.*(cita)Espacio exterior como espacio intermedio (Por completar)Los lugares de encuentro siempre los hace exteriores ya que para él el verdadero encuentrodel hombre es con la naturaleza. A lo largo de su vida Alvar Aalto llegó a vivir y trabajar en tresespacios creados por él. En su prolífica actividad le sirvieron como momentos de pausa einflexión en los que no debía someterse a las peticiones de algún cliente. Estas oportunidadesle llevaron poco a poco a encontrarse a sí mismo.1. En su casa-estudio de la calle Riithie (1935-36), primera ‘casa del arquitecto’ y tarjeta depresentación de su actividad en Helsinki, el patio unidad del espacio exterior e interior de laarquitectura. El patio limita con una zona de piedra bastante escarpada. Alberga un estanque.Los detalles reducidos a su mínima expresión conforman un todo armonioso. El hogar quedaabierto al patio. “Entre el hogar y sus alrededores debe existir un nexo de unión del tipo de unritual refinado” El patio es por lo tanto un espacio intermedio, una prolongación del interior,donde el límite con este es una débil puerta. Punto de intensidad.2. La casa de verano experimental en Muuratsalo (1952-54), supone un paso hacia delantedonde el propio Aalto habla del hogar exterior como una fogata situada en el centro dominatodo el grupo de edificios. En cuanto a su utilidad y carácter acogedor, se asemeja a unahoguera de campamento en la que el fuego y su reflejo sobre la nieve transmiten al hombreuna sensación agradable de calor, casi mística.*3. Estudio-taller en Munkkiniemi (1953-56)
  9. 9. 5. EPÍLOGO.ARTE Y MATERIAUna de las telas de Alvar Aalto presenta una composición en blanco. En una manera de hacercasi artesanal, Aalto amasa y moldea el óleo. La materia se va superponiendo, en finas capasque cubren todo el lienzo o en fragmentos más gruesos. Mezcla, superposición, relieve,textura. Se utiliza la espátula además del pincel. Es el trabajo con la materia, una tarea deexperimentación.Para Aalto dibujar, pintar con acuarela u óleo, tallar un tronco o construir un edificio sólosignifica hacer experimentos con distintos materiales. En la acuarela existe un vínculo materialentre los colores, y lo que es más importante, entre el soporte –el papel- y el agua. El óleointroduce la condición de relieve. Puede emplearse una capa, o varias, creando una textura. Loque exige cada material es prestar atención a su estructura, a su carácter, como la dirección delas vetas en la madera.¿Cuál el nexo de unión entre pintura, escultura y arquitectura?Las etapas del proceso creativo son las que él considera comunes a todas las artes. En unprimer momento, al enfrentarse a un problema, están la imaginación y la intuición, capaces deordenar los condicionantes –casi siempre contradictorios- y capaces de generar una imagenmental en la cabeza. Esto sólo son ideas. En un segundo momento está el paso de larealización material. Estas dos fases son las que realmente crean vínculos entre las tres formasde arte, no el hecho de que puedan manifestarse unidas en una obra. En cuanto a la traslacióndirecta de arquitectura a pintura, y viceversa, no puede hacerse directamente (condicionanteseconómicos y sociales) El resultado final difiere necesariamente de lo concebido en unprincipio. Una forma pintada puede servir de inspiración para la arquitectura, sin que se utilicedirectamente tal como es.La materia como sustancia pero también como algo espiritual, ligado al alma. Esas infinitasseries de dibujos que aparecen en láminas enrolladas, mostrando con trazo tembloroso lasaproximaciones a lo que al final debía construirse, forman parte del mismo entramado al quepertenecían sus acuarelas, sus óleos, sus tallas de maderas, sus miniaturas… No eran tareasindependientes de su arquitectura. Nunca busco el reconocimiento de ellas en exposiciones.Simplemente eran una actividad más. Este entramado de ramas surge del tronco de una figura,Alvar Aalto. Una figura que confiaba en la intuición para pasar del plano analítico a la síntesis y,como el decía, una buena intuición para que algo conforme un todo
  10. 10. BIBLIOGRAFÍA:Caters, Adélaïde deEl despertar de la materia: Aalto, Eisenstein y ProustEd: Fundación Caja de Arquitectos. 2007ISBN: 9788493592950Fleig, KarlAlvar AaltoEd: Gustavo Pili. 6ªed 1998ISBN: 8425213983Lahti, LounaAlvar Aalto 1898-1976: paraíso para gente modestaEd: Taschen. 2004ISBN: 3822835250Nakamura, ToshioAlvar AaltoEd: A+U Publishing. 1983Pallasmaa, Juhani (ed.)Conversaciones con Alvar AaltoEd: Gustavo Gili. 2010ISBN: 9788425222733Schildt GöranAlvar Aalto: de palabra y por escritoEd: El Croquis editorial. 2000ISBN: 8488386133VVAAAV Monografías nº66 Alvar AaltoEd: Arquitectura Viva. 1997ISBN:VVAASinopsis: Painting, Sculpture, ArchitectureEd: Birkhauser. 1970ISBN: 3764305231

×