Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Cuentito[1]

305 views

Published on

Cuento para celebrar el día del libro.
Alumnos de 5º y 6º del colegio Lope de Vega de Málaga.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Cuentito[1]

  1. 1. FIN DE CURSO Por fin ... Creía que no llegaría... Pero llegó. Y ahora pienso: ¿no sería mejor que no hubiera llegado? Eso sí. Para contar tenemos muchas historias. Pero..., ¿a quien se las contamos? Tanta ilusión por el viaje de fin de curso y... ...Todavía no hemos podido volver... ...¿de donde? Mejor empiezo por el principio... estábamos en sexto
  2. 2. Decidimos ir de viaje a canarias. Todo estaba preparado . Nos despedimos de nuestros padres y partimos rumbo a Tenerife . No podíamos estarnos quietos .El profesor estaba desesperado . De pronto dijo: <Ojala desaparezca un ratito>... pero, todavía no lo hemos encontrado...
  3. 3. Ocurrió de pronto . Una niebla asquerosamente espesa cayó sobre el barco. Se oyó un crac, un plof, y un glu, glu, glu. Nos tiramos al agua...nos hundíamos y...¡¡¡que porrazo nos dimos!!! Habíamos encallado en una playa . Como pudimos nos arrastramos hasta llegar a tierra firme .
  4. 4. Al día siguiente me desperté después de haberme quedado inconsciente. Estaba en la orilla. No sabía lo que había pasado. Lo primero que se me ocurrió fue ir a buscar a mis compañeros. Ya era tarde y el sol se estaba poniendo, así que busqué una cueva para resguardarme del frío de la noche...,tuve suerte,,, encontré una cueva rápido, también encontré algunas hojas grandes y decidí utilizarlas para taparme .
  5. 5. Al día siguiente me desperté y me di cuenta de que tenia algo o alguien detrás, me di la vuelta y...AAAAAAAAAAAH Era mi compañero. Me encontró al amanecer y decidimos ir al lugar donde el barco encalló para ver si encontrábamos algo ¡Efectivamente así fue! Allí había provisiones para sobrevivir durante un tiempo y cuatro compañeros que aun estaban dormidos, así que los despertamos y decidimos ir a buscar la forma de hacer una cabaña y materiales útiles para vivir.
  6. 6. Éramos seis así que nos dividimos en tres grupos de dos personas.El primer grupo encontró piedras muy cortantes las cuáles podíamos utilizar para hacer herramientas como hachas para talar arboles, martillos, lanzas y flechas etc. El segundo grupo encontró lianas, cocos, hojas grandes y piñas .El otro grupo encontró un buen lugar para construir cabañas justo al lado de nuestra cueva, a la que pusimos el nombre de Salvación, y un río al que llamamos el río de la esperanza. Al anochecer, como no habíamos terminado las cabañas nos metimos en la cueva a pasar la noche.
  7. 7. Cuando amaneció decidimos transportar los alimentos al lugar de las cabañas, después hicimos sillas, mesas, camas, estanterías y armarios para comida y ropa. Luego fuimos a cazar y pescar. Los pescadores encontraron peces y mejillones; y a dos compañeros más que estaban muy cansados y los llevamos al río de la Esperanza para ver si era deshidratación.
  8. 8. ¡Efectivamente! Estaban muertos de sed, bebieron y se quedaron como nuevos. Junto a ellos ya eramos ocho, cuando volvieron los cazadores se llevaron una gran alegría al ver a los otros dos compañeros. Consiguieron cuatro cabras vivas y otras dos que por desgracia las tuvieron que matar para utilizar su carne para comer y su piel y pelo para ropas y mantas .Ya era tarde así que decidimos cenar y acostarnos.
  9. 9. A la mañana siguiente decidimos terminar las cabañas y construir una empalizada de madera para evitar que algún animal entrara,¡y menos mal que lo hicimos!, pues nos atacaron unas tortugas gigantes. Cuando conseguimos ahuyentarlas decidimos salir a la orilla de la playa justo donde el barco encalló .Allí hicimos unan gran hoguera para intentar que alguien la viera,...pero no... y así pasaron los días... y más días... y más días hasta que paso un mes.
  10. 10. Cuando ya creíamos que estábamos en una isla fantasma, apareció un barco. Todos corrimos a recibirlo, pero si íbamos rápido hacia la playa, más rápido corrimos a escondernos. ¿Qué podíamos hacer con nuestras armas de juguete contra unos temibles piratas? ¿Nos matarían para que no desveláramos su escondite? ¿Cómo íbamos a hacerlo si no sabíamos dónde estábamos? ¿Nos separarían y venderían como esclavos?
  11. 11. ¿Y dónde estaba el profe? El nunca dejaría de buscarnos. ¿Tanto jaleo estábamos formando en nuestros camarotes para que nos castigara olvidándose de nosotros? No. ¿Se ahogaría en el naufragio? No. ¿Estará intentando darnos una lección de como sobrevivir?
  12. 12. Ya nos acostumbramos a vivir de esa manera pero aun así era difícil porque añorábamos nuestros hogares y sobre todo a nuestras familias. Parece mentira, pero hasta nos acordábamos del colegio. Y que buenos recuerdos venían a nuestra mente
  13. 13. Hasta me parece oír a don Enrique con su despertador. -Venga perezosos. Que tenemos que desembarcar, El último que se levante me lleva la maleta hasta el hotel. ...Pero si estoy en una cama... Y en un camarote... Y me están echando la pasta de dientes en el bote del protector solar...Pero los quiero hoy más que nunca.¡¡¡Son mis compañeros y mi profesor!!! Todo ha sido una pesadilla, pero voy a proponer que volvamos en avión.
  14. 14. Este trabajo está dedicado a todos los profesores que son capaces de dejar la tranquilidad de sus hogares para dedicarnos su tiempo libre y arriesgarse a llevarnos de viaje de fin de curso para que podamos vivir nuevas aventuras con nuestros compañeros. Alumnos de 5º y 6º Colegio Lope de Vega. Málaga

×