159 maldiciones transformadas

4,931 views

Published on

LBA Deuteronomio 23:5 Mas el SEÑOR tu Dios no quiso escuchar a Balaam, sino que el SEÑOR tu Dios te cambió la maldición en bendición, porque el SEÑOR tu Dios te ama.

Published in: Spiritual

159 maldiciones transformadas

  1. 1. Maldiciones transformadas 2o. Samuel 16:5-14 5 Al llegar el rey David a Bajurim, he aquí que salió de allí un hombre de la familia de la casa de Saúl, que se llamaba Simei hijo de Gera. Mientras salía, iba maldiciendo 6 y arrojando piedras a David y a todos los servidores del reyDavid; pero todo el pueblo y todos los hombres valientes estaban a su derecha y a suizquierda. 7 Simei decía maldiciéndole: --¡Fuera, fuera, hombre sanguinario y hombre perverso! 8 Jehovah ha hecho recaer sobre ti toda la sangre de la casa de Saúl, en cuyo lugar has reinado. Pero Jehovah ha entregado el reino en mano de tu hijo Absalón, y he aquí que estás en desgracia, porque eres un hombre sanguinario. 9 Entonces Abisai, hijo de Sarvia, preguntó al rey: --¿Por qué ha de maldecir este perro muerto a mi señor el rey? ¡Por favor, déjame pasar, y le cortaré la cabeza! 10 Pero elrey respondió: --¿Qué tengo yo con vosotros, hijos de Sarvia? Que maldiga; porque si Jehovah le ha dicho: "Maldice a David", ¿quién le dirá: "¿Por qué haces esto?" 11Entonces David dijo a Abisai y a todos sus servidores: --He aquí, mi hijo, que ha salido de mis entrañas, acecha mi vida. ¡Cuánto más ahora uno de Benjamín! Dejadle que maldiga, porque Jehovah se lo ha dicho. 12 Quizás Jehovah mirará mi aflicción, y meconcederá Jehovah bienestar a cambio de sus maldiciones del día de hoy. 13 MientrasDavid y los suyos iban por el camino, Simei iba por la ladera del monte y paralelo a él, maldiciéndole, arrojando piedras frente a él y esparciendo polvo. 14 El rey y todo el pueblo que estaba con él llegaron fatigados, y descansaron allí.
  2. 2. Dios te ama• LBA Deuteronomio 23:5 Mas el SEÑOR tu Dios no quiso escuchar a Balaam, sino que el SEÑOR tu Dios te cambió la maldición en bendición, porque el SEÑOR tu Dios te ama.• No importa que tan poderoso sea el que te maldice, Dios cambia esas maldiciones en bendiciones
  3. 3. Una maldición espiritual afecta incluso lo físico• Génesis 3:14-15 14 Y el SEÑOR Dios dijo a la serpiente: Por cuanto has hecho esto, maldita serás más que todos los animales, y más que todas las bestias del campo; sobre tu vientre andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. 15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, y tú lo herirás en el calcañar.• La maldicen MAS que a todos los animales, Le quitan la capacidad de caminar• Le cambian la dieta – Le dan a comer el material de Adán, es decir ahora tu dieta serán los hombres – La serpiente tiene descendientes, enemigos de Cristo que es quien lo hiere en el CRANEO (GOLGOTA)
  4. 4. Como es esto una bendición para nosotros• Romanos 16:20 20 Y el Dios de paz aplastará pronto a Satanás debajo de vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros. – El diablo ansia comernos pero nosotros tenemos el poder de aplastarlo en la cabeza – LBA Génesis 3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, y tú lo herirás en el calcañar.
  5. 5. Enemistad = guerra• LBA Génesis3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y su simiente;• Jueces 3:1-2 LBA Jueces 3:1 Y éstas son las naciones que el SEÑOR dejó para probar con ellas a Israel, es decir, a los que no habían experimentado ninguna de las guerras de Canaán 2 (esto fue sólo para que las generaciones de los hijos de Israel conocieran la guerra, aquellos que antes no la habían experimentado)
  6. 6. Guerra = heridos• Isaías 53:5 5 Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados.
  7. 7. Heridas = Dolor• Génesis 3:16 16 A la mujer dijo: En gran manera multiplicaré tu dolor en el parto, con dolor darás a luz los hijos; y con todo, tu deseo será para tu marido, y él tendrá dominio sobre ti.• Juan 16:21-22 21 Cuando la mujer está para dar a luz, tiene aflicción, porque ha llegado su hora; pero cuando da a luz al niño, ya no se acuerda de la angustia, por la alegría de que un niño haya nacido en el mundo. 22 Por tanto, ahora vosotros tenéis también aflicción; pero yo os veré otra vez, y vuestro corazón se alegrará, y nadie os quitará vuestro gozo.
  8. 8. Dolor = desesperación, falta de fe• Zacarías 8:13 13 "Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré para que seáis bendición. No temáis, mas sean fuertes vuestras manos.“• Juan 20:26-27 26 Ocho días después, sus discípulos estaban otra vez dentro, y Tomás con ellos. Y estando las puertas cerradas, Jesús vino y se puso en medio de ellos, y dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dijo a Tomás: Acerca aquí tu dedo, y mira mis manos; extiende aquí tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.
  9. 9. Como transformar una maldición en bendición?
  10. 10. Escucha a Dios• Deuteronomio 11:26-28 6 He aquí, hoy pongo delante de vosotros una bendición y una maldición: 27 la bendición, si escucháis los mandamientos del SEÑOR vuestro Dios que os ordeno hoy; 28 y la maldición, si no escucháis los mandamientos del SEÑOR vuestro Dios, sino que os apartáis del camino que os ordeno hoy, para seguir a otros dioses que no habéis conocido.
  11. 11. Ama al Señor y Acércate a El• Deuteronomio 30:19-20 Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia, 20 amando al SEÑOR tu Dios, escuchando su voz y allegándote a Él; porque eso es tu vida y la largura de tus días, para que habites en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob.
  12. 12. Deléitate en tus bendiciones• Salmos 109:16-18 16 porque él no se acordó de mostrar misericordia, sino que persiguió al afligido, al necesitado y al de corazón decaído para matarlos. 17 También amaba la maldición, y ésta vino sobre él; no se deleitó en la bendición, y ella se alejó de él. 18 Se vistió de maldición como si fuera su manto, y entró como agua en su cuerpo, y como aceite en sus huesos.
  13. 13. Agrada al Señor y no temas• Zacarías 8:13-17 13 "Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré para que seáis bendición. No temáis, mas sean fuertes vuestras manos." 14 Porque así dice el SEÑOR de los ejércitos: "Tal como me propuse haceros mal cuando vuestros padres me hicieron enojar" -- dice el SEÑOR de los ejércitos -- "y no me he arrepentido, 15 así me he propuesto en estos días volver a hacer bien a Jerusalén y a la casa de Judá. ¡No temáis! 16 "Éstas son las cosas que debéis hacer: decid la verdad unos a otros, juzgad con verdad y con juicio de paz en vuestras puertas, 17 no traméis en vuestro corazón el mal uno contra otro, ni améis el juramento falso; porque todas estas cosas son las que odio" -- declara el SEÑOR.
  14. 14. Cuida lo que dices• Santiago 3:8-10 8 pero ningún hombre puede domar la lengua; es un mal turbulento y lleno de veneno mortal. 9 Con ella bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han sido hechos a la imagen de Dios; 10 de la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.• LBA Gálatas6:7 No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.
  15. 15. Conclusiones.• Dios nos ama y convierte las maldiciones en bendiciones a nuestro favor• Aunque el enemigo haga cualquier cosa, sigue trabajando para Dios• A los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien (ro 8:28)• Escucha a Dios• Ama al Señor y acércate a El• Deléitate en cada bendición• Agrada al Señor y no temas• Cuida lo que dices, tu boca tiene poder.• Cuida lo que escuchas, tu oído engendra espiritualmente

×