Dosier sobre el Monte Abantos: la historia, la gestión forestal y las agresiones ambientales

1,159 views

Published on

Un dosier sobre el Monte Abantos (MUP 46 "La Jurisdicción" de San Lorenzo de El Escorial). La presentación tiene tres partes: a) la historia del monte desde los tiempos de Felipe II hasta el incendio del año 1999; b)

Published in: Environment
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,159
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Dosier sobre el Monte Abantos: la historia, la gestión forestal y las agresiones ambientales

  1. 1. DOSIER SOBRE EL MONTE ABANTOS 15º ANIVERSARIO DEL GRAN INCENDIO: 20/08/2014 http://entornoescorial.blogspot.com.es/
  2. 2. Wikipedia: Michel-Ange Houasse A) LA HISTORIA DEL MONTE ABANTOS 1: EL SIGLO XVI El Monte Abantos toma su nombre del abanto, término que describe el buitre o alimoche, y en el siglo XVI, era también conocido como "Buen Monte del Oso", debido a la abundancia de especies de caza mayor. Cuando a finales del año 1.561 Felipe II eligió El Escorial como lugar para su Palacio/Monasterio, las laderas del monte estaban peladas debido a la deforestación y el pastoreo. La principal vegetación consistía de jaras con alguna mancha aislada de robledal. La construcción del Monasterio terminó con los pocos árboles que había debido a la gran necesidad de carbón para las fraguas. Felipe II, un amante de la naturaleza, expresó su preocupación por el estado de conservación de los montes escurialenses: “Temo que los que viniesen después de nosotros han de tener mucha queja de que los dejamos consumidos”. El rey introdujo la proteccion de los bosques reales en las fincas de La Herrería, La Fresneda, El Campillo y El Monasterio. Sin embargo, no se vio factible la reforestación de las rocosas laderas de Abantos hasta el siglo XIX.
  3. 3. Vista del Escorial: Laurent 1863 en Montes del Escorial de José Javier Ramírez Altozano 2: LA REPOBLACIÓN A finales del siglo diecinueve la Escuela de Ingenieros de Montes, que tenía su sede en San Lorenzo entre 1869 y 1914, llevó a cabo la repoblación del “Monte de la Jurisdicción”. El director de la Escuela solicitó al alcalde el acotamiento de la zona en 1891 y la repoblación empezó en 1892 con la plantación de 5.000 pinos. La restauración del bosque fue muy complicada para los ingenieros porque la capa de tierra vegetal, cuando existía, solamente tenía entre 10 y 15 centímetros y el suelo era muy seco. Los alumnos de la escuela plantaron diferentes especies de pino: pino negral o resinero (Pinus pinaster), pino silvestre (P. Sylvestris) y pino laricio o negral (P. Nigra). Dentro del pinar, también plantaron pequeños bosquetes: pinabete (Abies alba), pinsapo (Abies pinsapo), abedul (Betula pendula), castaño (Castanea sativa), cedros (Cedrus atlantica, C.libani), hayas (Fagus sylvatica), olmo común (Ulmus minor), álamo temblón (Populus tremula), etc. • Más información: Montes del Escorial: Historia de una Repoblación Ramírez Altozano, J.J. (2011) Madrid: Visión Libros
  4. 4. 3: EL SIGLO XX La repoblación fue llevada a buen término a pesar de las condiciones adversas del suelo y el clima (ver la foto del Monte Abantos del año 1937). El traslado de la Escuela de Montes a Madrid en 1914 supuso el fin momentáneo de la actividad repobladora. Sin embargo, se retomó en los años 50: en 1953 y 1954 se plantaron 202 hectáreas de pinos (resinero, albar y negral). Desde principios del siglo XX empezó la presión urbanística en San Lorenzo con la construcción de dos colonias del estilo “ciudad-bosque” de Abantos y El Romeral. Como reacción a esta creciente actividad constructora, en 1.961 el Monte Abantos y La Herrería fueron declarados “Paraje Pintoresco”, una de las primeras figuras de protección ambiental en España. En 1.984 la UNESCO hizo la declaración del Monasterio como Patrimonio de la Humanidad. Actualmente el Monte Abantos goza de varios elementos de protección (LIC del Rio Guadarrama, BIC de la Gran Cerca y Monte Preservado). Vistas de Abantos desde la Calle Dorregaray en San Lorenzo en marzo 1937 Foto: forosocialsierra.org
  5. 5. Así informó El Mundo del incendio el sábado 21 de agosto: “El incendio, que comenzó el viernes en la zona conocida como "El Tomillar", en la ladera sur del Abantos, a primera hora de la tarde y que ha quemado 450 hectáreas, se consideró controlado esta tarde, y al mediodía se habían abierto las urbanizaciones de las que ayer fueron evacuadas miles de personas, y funcionaba a pleno rendimiento el hospital, que también había sido desalojado, al igual que el camping. El suceso, cuyo origen se desconoce y por el que se necesitarán cien años para restablecer la vegetación, requirió el corte de la carretera M-600, abierta hoy al tráfico, y obligó a desalojar a unos 5.000 vecinos de las urbanizaciones cercanas, a los turistas del Valle de los Caídos, a los monjes de su abadía, a los enfermos del hospital local y a los campistas.” El balance del incendio fue totalmente desolador: el fuego arrasó 450 ha. de bosque, quemó 170.000 árboles y destrozó los hábitats de muchos animales y aves. El incendio se inició en la parte baja del monte, a la altura de El Zaburdón y, como en la mayoría de los incendios en la Comunidad de Madrid, la causa sigue desconocida. 4: EL GRAN INCENDIO
  6. 6. 5: DESPUÉS DEL INCENDIO Foto: El País 2004 Foto: ISTAS 1999 Después del incendio del 1999, la gestión forestal de la Comunidad de Madrid fue muy criticada. La repoblación de las zonas afectadas se inició en el otoño de 2000, sin tener en cuenta la regeneración natural que se estaba produciendo. Cuando se iniciaron los trabajos de reforestación, los pinos jóvenes tenían por aquel entonces una elevada densidad (4-5 pinos/m2) y una altura de diez centímetros. Por cada hoyo excavado con la máquina se arrasaron quince o veinte brotes de pinos procedentes de semillas de las que ardieron. En el “lustro de la euforia” (2002-2007), en pleno auge de la burbuja inmobilaria, la especulación urbanística sembró las laderas de Abantos de chalets adosados que treparon hasta los mismos mojones del monte de utilidad pública. Además del catastrófico impacto paisajístico, estas construcciones han convertido el Monte Abantos en un bosque semi-urbano con impactos muy negativos para el entorno natural.
  7. 7. B) LA GESTIÓN FORESTAL 1: Las condiciones adversas Tenemos la suerte de contar con una estación meteorológica en el Monte Abantos (La Pizarra). Esto nos permite saber datos como la dureza de la sequía estival y los años con más o menos lluvia desde el 1985: 1.318 mm en 1989, 1.315 mm en 1996, 489 mm en 2005 y 480 mm en 2012. Las cifras demuestran el claro impacto del cambio climático con un aumento de la desertificación. Otro problema es el efecto del viento que tumba muchos pinos después de cada temporal. Los pinos tienen poca raíz y son más vulnerables debido a la escasa capa de tierra en muchos lugares. Las sequías propician las plagas como las procesionarias, los escolítidos y los hongos. Las procesionarias hacen más daño durante el invierno cuando las orugas se alimentan de las acículas de los pinos. Los escolítidos son escarabajos que perforan la madera, creando galerías bajo la corteza. También hay hongos como la seca de la encina, la tinta del castaño y la grafiosis del olmo. Como descubrieron los ingenieros de monte a finales del siglo XIX, el Monte Abantos es un lugar complicado para la silvicultura y aún más con el cambio climático. Datos de la precipitación en Abantos CC Óscar Hontoria Árbol caido invierno 2013 Foto: Entorno Escorial
  8. 8. 2: “Plantando dinero” Las primeras repoblaciones de la Comunidad de Madrid después del gran incendio fueron muy criticadas por la altísima proporción de marras (árboles muertos). El mismo patrón se ha repetido en sucesivas plantaciones. En el invierno del 2013/2014 la Comunidad plantó 4.000 árboles frondosos en la zona de los arroyos de la Cruz y del Barrancón. Entorno Escorial ha monitorizado la zona reforestada y ha observado un 80% de marras, causado por la sequía (primero en mayo y luego en pleno verano) y también por la falta de protectores que dejan los plantones vulnerables a los corzos y otros animales. Entre el año 2000 y 2014 la Comunidad gastó 2,3 millones en plantar árboles en el Monte Abantos. En un acto de Entorno Escorial en febrero 2010 el agente forestal, José Luis Valdelvira, llegó a decir que “lo más importante que se ha plantado en Abantos es el dinero.” Según Ecologistas en Acción, el despilfarro de dinero en plantaciones fracasadas es muy común en Madrid, principalmente por la ausencia de mantenimiento. La ONG también critica la opacidad y falta de datos reales sobre las repoblaciones. “El único beneficio lo obtienen las empresas adjudicatarias” zanjó Ecologistas el 21 de marzo 2014. Una marra de la repoblación del 2013/14 en mayo 2014 Foto: Entorno Escorial Otro problema es la plantación de árboles que no son de la zona aunque sean de especies autóctonas. Francisco Felipe de ARBA comentó que “la diversidad genética está amenazada por la plantación de ejemplares que vienen de fuera o de otra región de la península. La pérdida de la variedad genética hace más vulnerables los árboles a las plagas.” Un alcornoque vacío de la repoblación del 2013/14 en agosto 2014 Foto: Entorno Escorial
  9. 9. 3: El negocio del fuego y los recortes La Comunidad de Madrid ha reducido el número de bomberos forestales con contratos laborales (364 en 2008 a 228 en 2013). Hay 250 bomberos funcionarios menos y las plantillas de los agentes forestales están estancadas desde hace años. A la vez ha habido recortes en los presupuestos de la empresa que lleva el suculento negocio del fuego: INFOSA en la zona oeste de la comunidad. En el verano de 2013 los servicios de prevención y extincción de incendios fueron concedidos de nuevo a INFOSA, pero con una rebaja del 30%. El resultado ha sido la eliminación de una brigada de bomberos forestales en Navalcarnero. Los trabajadores también denuncian un empeoramiento en sus condiciones laborales y recortes en los gastos de maquinaria. En opinión de Entorno Escorial, la falta de una trituradora forestal puede haber causado un incendio en mayo en Abantos (ver foto) porque los trabajadores tuvieron que quemar rastrojos en vez de triturarlos. Uno de los problemas es la privatización de un servicio básico. Según CNT INFOSA "la gestion privatizada de incendios forestales de la CAM es mucho mas precaria que si la gestion fuera publica, dado que las empresas lo unico que pretenden es sacar beneficios de cualquier forma, para ello recortan en personal, maquinaria y un largo etc.” Conato de incendio en el Monte Abantos mayo 2014 Foto: Entorno Escorial Uno de los focos del incendio de La Herrería en septiembre 2013 Foto: Entorno Escorial
  10. 10. 4: ¿Hacia un bosque autóctono? Un bosque de frondosos: La Herrería Foto: Entorno Escorial El pinar de Abantos Foto: Entorno Escorial Comparado con los pinares de plantación, los bosques autóctonos tienen mucho más resistencia al fuego. Lo vimos en 2013 cuando se salvó La Herrería a pesar de que un pirómano había creado cinco focos de fuego. Los bosques de las especies nativas tienen mucha más biodiversidad y además la madera es más valiosa. En la mayor parte del Monte Abantos el bosque autóctono es el melojar con una mezcla de otras especies como el fresno, maíllo, cerezo silvestre, arce de Montpellier, espino cerval, endrino, majuelo y saúco. ¿Cómo podemos llegar a un bosque de frondosos? El fracaso de las repoblaciones de la Comunidad de Madrid y las grandes dificultades que han tenido ARBA y Entorno Escorial en su plantación ciudadana cerca del Arroyo de la Cruz contrastan con el éxito de la regeneración natural que hemos observado a lo largo de los años. En los barrancos y otras zonas con más humedad (ej. la cuneta de la pista forestal) han prosperado árboles como fresnos y sauces. Encinas solitarias que sobrevivieron el incendio también han sido importantes para la regeneración natural. Una posible solución sería un programa de regeneración natural, vallando zonas seleccionadas del monte para impedir el acceso de las vacas y los corzos y controlando los pinos y el matorral. Sería mucho más barato que una repoblación y podría tener mucho más éxito.
  11. 11. 5: La plantación ciudadana en Abantos Desde el otoño de 2004 ARBA Sierra de Guadarrama y Entorno Escorial, con la ayuda de otros grupos como Correcaminos y muchos ciudadanos, han llevado a cabo la plantación de árboles autóctonos en una parte de la zona quemada en las orillas del Arroyo de la Cruz (a cada lado de la pista forestal). Durante cuatro veranos, del 2005 a 2008, voluntarios de los grupos involucrados regaron todas las semanas la plantación y lograron mantener vivos la mayor parte de los arboles, a pesar de la sequía. En los últimos años, con la mayoría de los árboles ya establecidos, se decidió dejar los riegos semanales como experiencia para ver su evolución. La última plantación de árboles se llevó a cabo a finales del año 2013 en otra zona, encima de los chalets de Monte Escorial, por las operaciones forestales de la Comunidad de Madrid en la zona del Arroyo de la Cruz. 2004 2008 2013
  12. 12. 6: Aprovechamientos sostenibles y la nueva economía verde En un acto de Entorno Escorial sobre los incendios forestales en 2013, Miguel Ángel Soto de Greenpeace España pidió un cambio de nuestra visión del monte en España: “en vez de limpiar el monte para evitar incendios, habrá que crear un sector forestal sostenible. Sería un gran yacimiento de empleo y que tendría gran potencial económico dentro de una futura economía verde con la explotación de biomasa para fines energéticos.” Según un informe redactado por Luis Molina de CCOO, el sector forestal podría generar hasta 50.000 puestos de trabajo, duplicando la inversión pública. Además de promover el uso de la biomasa forestal y el consumo responsable de productos forestales, CCOO propone reducir el abandono de las propiedades forestales, incentivar la gestión colectiva y aumentar las subvenciones a propietarios con una certificación forestal FSC. Madera en Silió, Cantabria Foto: Miguel Ceballos http://blog.educastur.es En el monte Canales, perteneciente al municipio de Silió, Cantabria, se realizan todos los años la retirada de la madera muerta del monte. Los vecinos talan árboles que ya están secos para poder aprovechar su madera como combustible en sus casas durante los meses de invierno. Además de este aprovechamiento, los habitantes se encargan de cuidar y mantener sus montes realizando cierres con el objetivo de que el ganado, ya sea vacuno o caballar, no entre en determinadas zonas seleccionadas para que la población de árboles autóctonos no se vea reducida y que se vaya repoblando por si misma, con la mínima intervención del hombre posible.
  13. 13. 1: La construcción La burbuja inmobiliaria tocó de lleno a San Lorenzo de El Escorial, dejando un muro de hormigón al borde del Monte Abantos de unos seis kilómetros, desde las nuevas casas de Unamuno pasando por los pareados de la zona Cebadillas y Monte Escorial hasta las macro-urbanizaciones del Felipe II y La Pizarra. A pesar de las nefastas consecuencias ambientales, sociales, económicas y políticas de la especulación urbanística, el actual alcalde de San Lorenzo sigue con su política de construir más. Está aprobada la construcción de viviendas en el jardín de las Carmelitas y hace poco el equipo de gobierno propuso la compra de suelo urbanizable para construir más casas todavía . Este aumento de la presión humana ha tenido un indudable impacto negativo sobre el Monte Abantos: por ejemplo ahora casi no se ven animales relativamente comunes en el pasado como el largarto (ocelado e ibérico). Como se puede apreciar en la foto de un solar vacío, arriba a la izquierda, la construcción en una zona con gran desnivel también afecta la capa freática del bosque. Durante el invierno y primavera el solar se convierte en una laguna donde crecen sauces y crían ranas. Además, según un informe de la UGT en 2006, el peligro de incendios aumenta un 70% en los bosques colindantes con zonas urbanas, algo que hemos visto también en Robledo de Chavela en los últimos años. Obras en Abantos 2007 Foto: Entorno EscorialUn solar en Abantos en 2013 Foto: Entorno Escorial C) LAS AGRESIONES AMBIENTALES
  14. 14. 2: El tráfico en la pista forestal Durante los fines de semana, especialmente durante la primavera y el verano, hay importantes aglomeraciones de vehículos privados en la pista forestal que sube al puerto de Malagón. A veces, los coches y todoterrenos aparcados en la cuneta de la pista forestal apenas dejan pasar a las camionetas y todoterrenos de las brigadas anti- incendios y de los agentes forestales. Desde el año 2011, Entorno Escorial ha enviado varios escritos al Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial y al Área de Disciplina Ambiental de la Comunidad de Madrid, pidiendo el uso restringido durante la época de riesgo de incendios de los vehículos particulares. De acuerdo con los reglamentos actuales del Monte de la Jurisdicción, no deberían pasar ni coches particulares ni motos por la pista forestal. Entorno Escorial entiende que el cierre completo de la pista durante todo el año podría causar problemas de acceso para mucha gente, por ejemplo para los ganaderos, los visitantes del Arboreto Luis Ceballos y las personas con discapacidades físicas. Sin embargo, sí pensamos que hay momentos, cuando hay riesgo de incendio forestal, que exigen medidas puntuales. Coches en la pista forestal Foto: Entorno Escorial Coches en el Puerto de Malagón Foto: Entorno Escorial
  15. 15. Ley de Montes (10/2006 de 28 de abril de modificación de la ley 43/2003 de 21 de noviembre). Limita la circulación de vehículos a motor por pistas fuera de la red de carreteras y caminos vecinales, exclusivamente a las actividades de vigilancia, extinción de incendios, gestión agroforestal y, si las hubiera, servidumbres de paso. Ley de Vías Pecuarias (3/1995 de 23 de marzo): Prohíbe la circulación de vehículos a motor por toda la red de Vías Pecuarias con excepción de los usos ganaderos, rurales o emergencias. Entorno Escorial ha observado la presencia de motos de campo y quads en caminos y senderos del Monte Abantos y ha denunciado estos hechos a las autoridades. Como resultado, en nuestro blog hemos recibido comentarios de motoristas, llenos de insultos. Sin embargo, quizás lo peor es que hay motoristas que comparan su actividad con el ciclismo y el senderismo y proclaman su amor por la naturaleza. Hay que recordarles que distintas leyes nacionales y de la Comunidad de Madrid no permiten la circulación de ningún tipo de vehículos motorizados por los montes y vías pecuarias, salvo autorización especifica. El impacto sobre el entorno natural de las motos es brutal: atropellos de animales, deterioro del terreno, contaminación aérea y acústica (especialmente impactante en la época de cría) y la mas importante en época estival, el riesgo de incendio forestal. 2: Motos y quads Un motorista cerca del Puerto de Malagón Foto: Entorno Escorial
  16. 16. 4: Basura y pintadas El 99% de los ciclistas y senderistas en el Monte Abantos son respetuosos con el entorno natural. Sin embargo, una pequeña minoría tira basura al campo, algo que se ve especialmente después de los puentes y la Semana Santa. Otros visitantes al monte van en coches, generalmente durante la noche para montar botellones. Esta fauna humana no tiene ningún respeto por la naturaleza y tira al monte sus latas, botellas, condones usados etc. Relacionada con el botellón es “la pintada en la naturaleza”. No contentos con afear las calles y parques del pueblo, los vándalos se desplazan al monte con sus sprays para pintar en rocas o muros. Se ven grafitis alrededor del Mirador de Rubens y también en el valle del Romeral (ver foto). Las personas que tiran basura al monte o destrozan el paisaje natural con sus pintadas expresan así su desdén por la naturaleza, una mentalidad que es un producto de la dominante ideología consumista, reforzada por algunos políticos que hablan con desprecio de los “arbolitos” a la vez que lanzan nuevos proyectos urbanísticos. Vistas de Basura debajo del Mirador de Rubens Foto: Entorno Escorial Pintadas en el valle del Romeral Foto: Entorno Escorial Basura cerca del Camino del Horizontal Foto: EE
  17. 17. El Monte Abantos es el pulmón verde para muchos escurialenses y madrileños y se ha visto un aumento del ciclismo y del senderismo en los últimos años. Éste es un fenómeno muy positivo, pero trae sus problemas. El ciclismo: La gran mayoría de los ciclistas solamente utilizan las pistas forestales y los caminos de más de 3 metros de ancho. Sin embargo, hay ciclistas, sobre todo los amantes del descenso extremo, que no respetan los caminos y van a velocidades peligrosas. Incluso hay empresas que organizan bajadas y suben a los ciclistas en furgonetas. El resultado de la proliferación de este tipo de ciclismo es la aparición de nuevas veredas entre la vegetación y la erosión de los caminos antiguos con el aumento de baches y agujeros. El senderismo: El Monte Abantos es un paraiso para los senderistas y, si se hace con cuidado y respeto, trae pocos impactos al entorno natural. Varios grupos locales, incluyendo Entorno Escorial, organizan excursiones al monte y quizás habría que limitar el número de personas en cada grupo. Por eso, en el futuro nuestra asociación va a poner un límite de participantes, especialmente en caminatas por zonas de gran valor ecológico. 5: Usos recreativos Un ciclista por el Monte Abantos Foto: El País (Santi Burgos) Ciclistas y un paseante en la pista forestal Foto: Entorno Escorial Excursión de EE en 2013 Foto: Entorno Escorial
  18. 18. 6: La caza En julio del 2014 el Ayuntamiento de San Lorenzo aprobó la renovación de la concesión del aprovechamiento cinegético del Monte de la Jurisdicción. Con toda seguridad la concesión por cinco años, que solamente cuesta 2.964 euros al año, irá de nuevo al Club de Cazadores de San Lorenzo, un grupo muy afín al actual alcalde. Entorno Escorial y otros grupos locales como la Plataforma Ciudadana Escurialense han criticado esta concesión porque no es compatible con los otros usos del monte, principalmente el ciclismo y el senderismo. La caza en Abantos supone un uso exclusivo del monte publico por un pequeño grupo de personas, perjudicando a cientos de personas que pasean y creando un evidente peligro por la falta de suficientes zonas de seguridad. Un corzo matado en Abantos febrero 2014 Foto: Origen desconocida 7: La ganadería La ganadería extensiva es uno de los usos tradicionales del Monte Abantos. Está regulado por el Ayuntamiento, con el número de reses y caballos limitado, y su impacto general es incluso positivo por el control de la maleza dentro del pinar. Sin embargo, Entorno Escorial ha observado las vallas rotas de varias zonas de replantación, permitiendo la entrada del ganado. En nuestra opinión, es importante restringir el paso del ganado en muchas zonas del monte y así permitir la regeneración natural. 8: Operaciones forestales Hemos tratado la gestión forestal en otro apartado. Sin embargo, cabe mencionar que la contratación de empresas privadas por la CM a veces ha tenido como resultado desbroces, “limpiezas” y talas que han destrozado flora protegida. Una vaca en Abantos Foto: Entorno Escorial
  19. 19. DOSIER SOBRE EL MONTE ABANTOS 15º ANIVERSARIO DEL GRAN INCENDIO: 20/08/2014 http://entornoescorial.blogspot.com.es/

×