Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Herencia Ama A La Virgen

40,564 views

Published on

LIBRO DE HERENCIA AMA A LA VIRGEN DE LAS MERCEDES

Published in: Entertainment & Humor, Travel
  • Be the first to comment

Herencia Ama A La Virgen

  1. 1. P r e s e n t a c i ó n Madre mía de la Merced, Reina, Madre y Patrona del noble y cristiano pueblo herenciano: Ante vuestras sagradas plantas deposito este pequeño trabajo, fruto de muchos sudores, el cual quiere ser portador de grandes ideales. No es un trabajo perfecto, ni mucho menos; porque los archivos han sido bien poco generosos y caritativos con nosotros, no proporcionándonos aquellos datos que necesitábamos para hacer una historia perfecta, quizá por no haber encerrado nunca en su seno estos valiosos documentos o porque han desaparecido en la Revolución roja de 1936. Por lo tanto, mi ideal no fue otro más que ir espigando en libros antiguos y modernos y lo que pude captar con mi observación personal, hilvanar estos datos y asiídar a conocer Algo de lo mucho que habéis hecho Vos personalmente y mediante vuestros hijos los Mercedarios a favor de la hermosa y simpática villa de Herencia y del amor sin límites que ésta os ha profesado en el correr de los años, haciendo obras verdaderamente extraordinarias y gigantescas por Vos. Y con ello conseguir que Vuestra Augusta Persona sea cada vez más conocida y amada de los hombres, en especial de los herencianos. Esta ha sido mi única ilusión al imprimir esta obrita; si lo consigo, se habrán cumplido mis ideales y daré por bien empleados todos mis esfuerzos. Bendícela, Madre mía. El último de vuestros hijos. EL AUTOR
  2. 2. ROMANCE DE LA AZUCENA DESHOJADA II El alhelí se deshoja Un alarido de sangre suspiran las clavelinas. I se oyó por España entera: Y a dar sus frutos se niegan y España se volvió roja, las huertas ya florecidas… Herencia, villa perdida los brazos de la Azucena… Y España se volvió negra… (Lloran las almas de Herencia en llanuras de la Mancha; ¡blanca flor de sus entrañas! Armas del odio empuñaron por su Madre tan querida) de horizontes infinitos (Desnudito como un lirio, los hijos de las tinieblas y de vegas dilatadas. la Virgen lo contemplaba… y en trasunto del Infierno *** Rica de ricos viñedos con sus bracitos abiertos quedó la villa de Herencia. y de olivares de plata. para abrazar a las almas: Los hijos de la Merced Al jardín de la Merced, ¡Tierra recia entre las muchas por el blanco Escapulario tienen rojas sus libreas los jardineros volvían… recias tierras castellanas! dejando correr su gracia) -¡han teñido su blancura ¡y retoñó la Azucena No tenía en sus jardines con la sangre de sus venas!- un alegre mediodía! Herencia azucenas blancas. *** Los criminales entraron Volvió al pueblo la blancura, Y por eso las estrellas al jardín de la Azucena… volvió a Herencia la sonrisa. en su cielo suspiraban. Al templo de la Merced, -los jardineros lloraban Los pobres ya tienen Madre, por ver la Azucena blanca, gotas de sangre bermeja.. las almas ya tienen guía, *** los herencianos venían Y deshojaron sus pétalos los afligidos, consuelo; a desgranar sus plegarias. con hachazos de su afrenta. los tristes, una caricia; Fue en el siglo diecisiete Ella, su Madre bendita, Sólo ha quedado el capullo los perdidos, una Estrella -de pocas grandes hazañas- su Virgen Inmaculada, con su boquita entreabierta, que sus pasos encamina. cuando, empero, una azucena los miraba cariñosa desnudita su blancura, Y Herencia, que estaba brotó en tierras herencianas. y acogía sus miradas. como un lirio y una perla!... huérfana Los hijos de la Merced ¡Cuántas cadenas rompía, tiene una Madre divina, -jardineros de las almas- cuántas almas desataba! III Azucena de Mercedes, plantáronla en su jardín ¡Cuántos corazones negros otra vez ya florecida, para poder cultivarla. se limpiaban en sus aguas! Herencia quedaba huérfana blanca como blanco armiño, Blancura de la Azucena, Ella curaba al enfermo, de su Azucena bendita. como la nieve purísima… la nieve se la envidiara. lluvia a las vegas mandaba… Las flores de sus jardines * Antes que nadie te deshoje El perfume de sus pétalos (¡De repartir sus mercedes, están sangrantes de heridas. -Herencia le prometía-, los vientos embalsamaba… las manos tenía gastadas!) Las rosas de sus rosales deshojarán una a una ¡Era lo mismo un beso! Y el Niño se sonreía convirtiéronse en espina. las flores de nuestras vidas.* ¡Lo mismo que una plegaria! viendo a su Madre aclamada -Beso de Madre divina; por los buenos herencianos oración de Virgen santa- que rezaban a sus plantas. Un capullo de su cáliz, ¡Cuánta blancura vestía FRAY ANTONIO VÁZQUEZ como perla, engalanaba la Azucena mercedaria! Mercedario
  3. 3. HERENCIA HERENCIA, por pertenecer a Castilla yde sublimes ideales es una tierra fecunda de héroes; tierra por derecho propio, y de grandes aventuras. El mismo paisaje y ambiente geográfico es un manadero abundante, capaz de producir hombres de talla excepcional. El carácter e idiosincrasia de sus habitantes es de inquietud, y en el hondón de sus almas se deja sentir un ímpetu arrebatador de acometer las más grandes, difíciles y arriesgadas aventuras por la gloria de Dios y bienestar de la Patria, como lo han demostrado en múltiples ocasiones. El paisaje de Herencia despega al hombre de la naturaleza de la materia. Es antagonismo de esos valles que, encerrados en medio de apretados muros de montañas, nos atenazan a esta tierra miserable como un cable de alta tensión; en cambio, las llanuras pardas e inmensas de Castilla nos empujan con una fuerza sobrehumana hacia grandes alturas, hasta llegar a la unión íntima con Dios; de ahí que lo mejorcito de nuestra mística, de la mística española, la encontremos en la meseta castellana. Tal es la influencia del paisaje en el alma y vivir de un pueblo. Por el paisaje podemos definir y estudiar magnífica y certeramente a un pueblo hasta en sus últimos detalles. Conviene tener esto en cuenta para poder explicar el amor y En la meseta castellana, Rodríguez Martín otea, en una devoción de Herencia hacia la Madre de la Merced. visión de ensueño el inmortal grupo cervantino. El R. P. Jaime Asensio, escribe: “La geografía de Castilla es correlativa de su historia, romance y religión”. Nada más cierto, porque el paisaje es un factor importantísimo, vital, en la vida y costumbres de un pueblo.
  4. 4. Por eso de la Mancha ha salido el más atrevido caballero que han visto los siglos, el esforzado, decidido y bizarro Don Quijote, cuya fama de valiente “dejó llenos los archivos de la Mancha”. Y es que las anchas y pardas llanuras castellanas, en donde vuelven a empezar allí donde parece que se acaban, sus pequeños cerros y sus típicos molinos de viento, que han desorientado la inteligencia de D. Alonso Quijano, están pidiendo a voz en grito un aventurero, un hombre decidido y valiente, de grandes y sublimes ideales, con facha de héroe, de la talla de D. Quijote. Y este personaje, reclamado por el ambiente geográfico, nació en el siglo XVI, gracias al talentazo extraordinario del Príncipe de los Ingenios, Miguel de Cervantes. Y si Cervantes no acometiera tamaña empresa, sin duda alguna que en el correr de los siglos aparecería otra inteligencia privilegiada que llevase a la escena y trasladase al papel las aspiraciones y los ideales de la Mancha. Este ambiente geográfico de Castilla se plasmó en una manera estupenda y maravillosa en los místicos castellanos, como Teresa de Jesús, la mujer mas grande y entera, junto con Isabel la Católica y Blanca de Castilla. Estos santos han sabido aprovecharse magníficamente del paisaje que les rodeaba, subiendo a las más altas cumbres de la Mística. Uno de los grandes valores de Herencia y de Castilla, en general, es su aspecto espiritual. El mismo Quijote, que se ha dejado ver por estas tierras de Herencia, se nos muestra como un hombre eminentemente religioso y católico a macha martillo, aserción que él mismo nos confirma cuando dice: “Iglesia a quien respeto y adoro, como cristiano y fiel católico que soy…” Palabras muy significativas y que no sé qué dirá de ellas nuestro Un plano de la villa Ortega, pues si bien siente a Castilla como meseta y altiplanicie, no se fija que la grandeza de Castilla estriba precisamente en su Catolicismo, que es la sustancia, la salsa y la quintaesencia de nuestra Patria. Y España sin religión, sin el Catolicismo, que es el que envuelve todas sus grandes hazañas, jamás hubiese llegado a una medianía; pero cuando a la raza española se la añade esa nota extraordinaria del Catolicismo, entonces no hay nación que pueda y se atreva a competir con nosotros. La Historia me da la razón. ¡Qué grande ha sido Castilla y qué bien sabían aquellas generaciones de antaño cumplir con las leyes de Dios! Recordad
  5. 5. si no aquella escena emocionante en que el Quijote llegó a una venta y por ser viernes no pudo tomar más que unos trozos de abadejo para no quebrantar la ley de la abstinencia. Esto ha sido y es Castilla, solar famoso de reyes y de guerreros, de santos y caballeros soñadores. Castilla, la de llanuras pardas y la de inmensos horizontes. Es, pues, Herencia uno de los más bellos, hermosos y simpáticos pueblos de la Mancha. Pueblo mercedario hasta la medula de los huesos, que ha sabido plasmar en sí de una manera maravillosa el genuino y auténtico espíritu mercedario: amor a la Eucaristía, amor a María y una caridad sin límites ni fronteras, hasta llegar en muchos casos al heroísmo, emulando el ejemplo de aquellos mercedarios de antaño, que han hecho los sacrificios más grandes y excepcionales de la Iglesia Católica. Que han escrito con sangre de sus venas una de las páginas más bellas del Cristianismo. Y es que la historia de Herencia se halla íntimamente unida con la de la Orden Mercedaria, casi me atrevo a decir que desde su misma fundación. Veremos por qué. Herencia hállase situada en un llano de la parte septentrional de la provincia de Ciudad Real. Al este de la sierra de La Calderina, a la derecha del río Cigüela, junto a su confluente con el Záncara. A 13 kilómetros de la estación de ferrocarril de Alcázar de San Juan y en la carretera de Alcázar a Daimiel. En su término se producen cereales, patatas, vino y aceite; cría de ganado lanar; industrias de fabricación e alcoholes, harinas, jabón, quesos y yeso. El origen de la villa, que se remonta por lo menos al siglo XIII, Otro plano de la villa parece ser que fueron unas casas de campo llamadas “Las Herencias”, pertenecientes a la entonces existente villa de Villacentenillas. Y digo que su origen se remonta al siglo XII o XIII porque en el año 1238 ya tenemos noticias de Herencia, en una carta en que se dice: “In Dei nómine… Cosnocida sea a todos… como yo Ruiz Pérez, Comendador de Consuegra… e por mandado de nuestro Prior D. Ferrant Ruiz Prior de Castilla e Leon facemos esta carta a vos el concejo de Herencia, que todo poblador que a Herencia viniere a poblar… e que pobladores que en Herencia poblaren hayan su heredat libre, e quita para sus fijos, e para sus nietos, e para vender, e para empeñar, e para dar… E todos los pobladores
  6. 6. que en Herencia poblaren, pueblen a fuero de Consuegra…” (De unos apuntes de D. Inocente Hervás.) Cuando se otorgó esta carta tenía ya Herencia 150 vecinos, lo cual quiere decir que la fundación de la villa de Herencia tenemos que ponerla ya en el siglo WII o a principios del XIII. Fue aumentando rápidamente en el correr de los siglos, alcanzando en la Edad Media un gran desarrollo, pues hacia finales del siglo XV contaba ya con más de 500 vecinos, doce de ellos hidalgos. En la actualidad pasa de los 10.000 habitantes. Según Miñano, a principios del siglo pasado poseía Herencia siete fábricas de jabón y un mercado semanal muy concurrido de géneros de Valencia, Alicante y otras partes. Surtía, según el mismo autor, a gran parte de la provincia, prueba inequívoca de que en Herencia hubo siempre hombres de talla excepcional. Sus habitantes han cumplido espléndidamente el lema de aquellos monjes del desierto que rezaba: “Ora et labora”, ora y trabaja. Ora para trabajar y trabaja para orar. LA REVOLUCIÓN DE 1936 En la Revolución del 36 sufrió Herencia uno de los más crudos golpes de su historia. Hechos amos y señores del pueblo los comunistas, hicieron verdaderas barbaridades, pues han liquidado las personas más dignas y buenas del pueblo; pero así lo permitió el Señor, quizá para aquilatar más la virtud de sus escogidos. El Ayuntamiento levantó delante de nuestra iglesia conventual un monumento a estos héroes de la fe y de España, cuyo recuerdo perdurará por muchos años en la memoria del pueblo herenciano, pues las escenas que se desarrollaron en Herencia en el 36 revisten un sentido tan trágico y un dramatismo tan profundo, que las personas que lograron escapar de dicha hecatombe, después de diecisiete Iglesia Parroquial años, todavía se hallan terriblemente conmovidas. Recordando aquellos cuadros tristes y dolorosos. Estos héroes del cristianismo deben ser las figuras señeras
  7. 7. de nuestra generación y son los que han de conducir desde el cielo a todo el pueblo de Herencia por los rectos y seguros senderos del cristianismo, ya que sin éste el hombre camina por los derroteros de la vida como filósofo que va a tientas en la oscuridad, sin saber quién nos ha enviado, para qué nos ha enviado y qué es lo que nos espera después de la muerte. Los nombres de estas almas que fueron rebautizadas en su propia sangre aparecen escritos en la fachada de nuestra iglesia conventual, hermoso símbolo del amor y cariño que han profesado todos ellos a Nuestra Santísima Madre de la Merced. He aquí sus nombres: Religiosos: D. Jesús R. de Liébana Amaro D. Joaquín G. López R.P. Eliseo Pérez D. José G. López R.P. Luis Arias López D. Juan Pablo Fernández Hno. Fr. Ramón Lago Parrado D. Julián R. de Liébana Baillo Hno. Fr. Olimpo Escuderiro D. Luis G. López D. Julián R. de Liébana Amaro Sacerdotes: D. Gregorio R. de Liébana Iniesta D. Leopoldo Fernández D. Federico Abengoza Meda D. Telesforo Martínez Nóvoa D. Jesús Sánchez de la Nieta D. Victorio Fdez-Caballero D. Carlos Alvarez Rodríguez D. Francisco Gómez Camacho D. Alfonso Tapia Mendaño D. Nicasio Yébenes Cano D. Antonio García Cobos D. Maximino Aragonés Díaz D. José García Cañadas Otras personas del pueblo: D. José María R. Giménez D. Eugenio León Buitrago D. Manuel Fernández Díaz D. Mariano G. Giménez Mendaño D. Antonio García Valdivieso D. Aurelio R. de Liébana D. Mercenario Berrio Alvarez Doña Micaela Ubeda Bolaños D. Ramón Giménez Sánchez D. Emilio García Díez D. Alfredo González López D. Moisés Beteta Fernández D. Luberio León Manzanaro D. Alfonso García Sánchez D. Ignacio Gómez Lobo D. Jacinto García Sánchez D. Eloy García Escribano D. Gumersindo Labrador Fdez. D. Gregorio Corrales Moreno D. Safrenio Yébenes Aranda D. Julián R. de Liébana D. Antonio Fdez. Caballero M. D. Ambrosio Martín Rodríguez D. Bonifacio R. de Tembleque D. Diego García Pérez D. Francisco Cabezuelo González D. Felipe González Gómez D. Juan de la Cruz Ubeda Gómez Vistas del gran parque herenciano D. Francisco Madero Rodríguez D. Rafael F. Caballeroç D. Guillermo Giménez Moraleda D. Ruperto Jiménez González
  8. 8. D. Serafín Corrales Fernández D. José González Villarreal D. H. Vicente Rodríguez Mendaño D. Julián Gómez Lobo Ruiz D. Victoriano R. Mendaño D. Urbano García Iniesta D. Félix R. Fernández D. Ramón Osuna Dávila D. Guillermo Vargas Gómez D. Abelardo Martínez Ortiz D. Hermenegildo Alvarez Glez. D. Antonio Ruiz Rodríguez D. Jose Antonio Fdez. Ubeda D. José Sánchez Leganés D. José Gómez Díaz D. Cirilo Buitrago Moreno Inauguración de la plaza de Cervantes La casa consistorial, antiguo convento mercedario
  9. 9. HERENCIA EN LA ACTUALIDAD LA MERCED EN HERENCIA El Ayuntamiento ha emprendido obras de gran envergadura, demostrando con ello el ansia de todo el pueblo herenciano de La fundación del convento de Herencia data del siglo XVII, llegar a días de gloria y esplendor en su parte material, fundación que llevó a cabo D. Juan José de Austria, el hijo de intelectual y también espiritual. Pues aunque corramos a pasos de Felipe IV. Así consta en uno de los cuadros antiguos existentes en gigante y con la velocidad del rayo por los caminos de la el presbiterio de nuestra iglesia, que es un cuadro del dicho D. civilización, si falta el progreso espiritual, es edificar sobre Juan, con una inscripción que dice: “El Serenísimo D. Juan de arena, y, por lo tanto, el edificio, tarde o temprano, terminará por Austria, Gran Prior de Sn. Jn. De Castilla y León, Fundador y derrumbarse cuando sea agitado y acometido por fuertes Patrono de este R. L. Convento de Herencia. Murió a 17 de vendavales. Hemos de prepararnos para el futuro y enclavar el septiembre, año de 1669, de edad de 50 años, 5 meses y 10 días”. edificio de nuestra vida espiritual sobre roca viva; de esta manera (1) conseguiremos del Señor que no se repitan las escenas del 36. Yo creo que ya desde muy antiguo los Mercedarios tuvieron un contacto muy íntimo con la villa de Herencia. La razón es la siguiente: los Mercedarios tenían que recorrer a pie gran parte de España con el fin de recoger fondos para las redenciones. Por otra parte, la Merced tenía conventos en Madrid, Toledo, Segovia, etc., y, por lo tanto, quizá se acercasen en más de una ocasión a la villa de Herencia, comprobando personalmente la generosidad y hospitalidad del noble y cristiano pueblo herenciano. De ahí que los Mercedarios Descalzos, que fueron los primeros en llegar a Herencia, experimentasen una gran alegría con esta nueva fundación, ya que tantos y tan buenos frutos prometía. Se hace la fundación, y los frailes de blanco sayal empiezan a trabajar con un espíritu y celo verdaderamente ___________ (1) El primer Comendador de este convento fue Fr. Cristóbal de los Santos. Murió muy hoven en Madrid, el 7 de febrero de 1659. Si murió joven, la fundación de este convento bien la podemos colocar entre los años 1640 a 1650
  10. 10. Don Gabriel Enríquez de la Orden, gran bienhechor de los mercedarios Nuestra Iglesia Conventual
  11. 11. admirable y conmovedor; los frutos no se hicieron esperar. Pero he aquí que, cuando más animados estaban en su labor, viene la famosa Exclaustración y son expulsados de sus casas, como acaeció en el resto de España. Pasaron varios años y, cuando las circunstancias nacionales lo permiten, de nuevo regresan a Herencia en 1892; prueba de que no les había ido mal D. Francisco Enríquez, gran amigo de los Mercedarios Los señores de Enríquez entre la Comunidad Mercedaria en esta hermosa y simpática villa. Pero muy poco duró su segunda estancia en esta villa, pues en 1896, no sé por qué motivos, abandonaron la fundación. Con su salida, Herencia perdió un tesoro inestimable, por lo que la familia de los “Enríquez de la Orden”, siempre grandes bienhechores de los Mercedarios, intentaron de nuevo traer otra Comunidad de frailes Mercedarios para mantener siempre vivo en su pueblo el fervor religioso, pues conocían cabalmente la enorme influencia que ejerce ua Comunidad religiosa en la vida
  12. 12. de un pueblo, y así se ponen en contacto con los Mercedarios de Poyo, que acababan de abandonar el convento de Conjo y se hallaban en plena restauración. Entonces vino a Herencia el R. P. Boneta, en abril de 1897, y se puso al habla con el Obispo Prior, Sr. Rancés, el cual le otorgó permiso verbal para la fundación de Herencia, pero la licencia definitiva no la dio hasta el 20 de febrero de 1900. Por ser la familia “Enríquez de la Orden” la que trajo a los Mercedarios a Herencia, es de justicia que digamos algo de esta noble familia, siempre grandes bienhechores de la Merced. El árbol genealógico de esta familia tenemos que ir a buscarlo allá antes del siglo XV, en la familia de los Trastamara, de la que salió doña Juana Enríquez, hija del Gran Admirante de Castilla Don Fadrique Gran Maestre de las Ordenes Militares Españolas. Pues bien, el Rey se casó con ella y, al ser matrimonio morganático, no pudo llevar las armas reales. Por lo tanto, en el escudo de la familia “Enríquez de la Orden” les falta para tener el real, uno de los leones rampantes. Como el padre era el Gran Maestre, para honrar a dicha familia, se le empezó a añadir a su apellido “de la Orden”. Por ser muchos de los Enríquez caballeros de las Ordenes Militares, vinieron a donde éstas tenían entonces gran influencia: Consuegra, Alcázar, Herencia, etc. Así que esta casa en que actualmente vivimos los Mercedarios, se fundó nueve años antes de fundar Don Juan José de Austria la iglesia de la Merced. Mucho le debe, pues, Herencia y la Merced a esta noble y cristiana familia. Desde que trajeron a los Mercedarios a esta hermosa villa no han cesado de favorecerlos siempre y en todo momento. Aún no está lejano el día en que el R. P. Antonino Díaz Comendador de esta Residencia, emprendió una renovación total del templo, y esta familia acudió inmediatamente a las llamadas de P. Antonino con una generosidad extraordinaria. Herencia y la Merced estarán eternamente agradecidos a tan cristiana Retablo del siglo XVIII, destruido durante la dominación roja familia.
  13. 13. TRABAJANDO… L a primera Comunidad de Mercedarios de Herencia estuvo compuesta por tres frailes: R. P. Agustín Salcedo, Comendador; P. Restituto Miguel y H. Fr. Francisco Cristófori. Estos santos religiosos empezaron a trabajar con un espíritu de sacrificio y celo verdaderamente admirable y conmovedor, captándose inmediatamente las simpatías de todo el pueblo, y los frutos no se hicieron esperar, pues los han cosechado muy lozanos y abundantes. El R. P. Agustín Salcedo salió para Verín en 1903 y le sucedió el R. P. Luis Suárez, que estuvo al frente de la casa quince años, desde 1903 a 1918. Su intensa labor al frente de esta casa es digna del mayor encomio y alabanza, pues ha llevado a cabo obras de una trascendencia vital para la Comunidad y para Herencia. El fue el que mandó levantar la hermosa cúpula de nuestra iglesia conventual, que tanto adorna el edificio. En 1909 funda el colegio, otra de las obras colosales del P. Luis y que ha dado espléndidos frutos. El P. Luis es también el fundador de los “Jueves Eucarísticos”, enfervorizando y santificando por este medio a centenares de almas. La devoción a la Eucaristía ha sido siempre muy querida y estimada por los Mercedarios de todos los tiempos, ya que desde los mismos albores de la fundación de la Orden, la devoción a Jesús Sacramentado ha echado raíces tan profundas, que ya ni grandes tempestades ni fuertes vendavales podrán derribar.
  14. 14. por grandes y fuertes que sean sus acometidas contra este árbol vetusto y canoso. La devoción a la Eucaristía en la Orden Mercedaria está sellada y fecundada con la muerte de 312 frailes, que son otros tantos mártitres de este Sacramento, pues cayeron terriblemente acribillados a manos de los hugonotes, precisamente por defender la Eucaristía. Por eso los frailes mercedarios han dado siempre una importancia vital a esta magna obra, y así el P. Luis no perdonó esfuerzo alguno hasta ver hecha una hermosa realidad la idea que le obsesionó desde que puso los pies en la villa de Herencia. La vitalidad y lozanía que tuvo ya en su tiempo esta obra grandiosa ha sido verdaderamente extraordinaria, y este fuego sagrado, lejos de apagarse, va cobrando cada vez mayor intensidad y empuje, conforme los años van transcurriendo, siendo en la actualidad una de las obras más acariciadas del pueblo herenciano, pues todos saben muy bien que si Jesús no está presente en nuestros actos, no valen absolutamente para nada, pues él ha de ser la savia que alimente el árbol de nuestra existencia. Nuestra vida sin Cristo se parece a esos campos que están resecos y retostados por un sol abrasador, y el perseguido de Nazareth ha de er el agua benéfica que refresque nuestra vida. Esto lo sabe muy bien el pueblo herenciano y por eso su devoción a la Eucaristía, alimentada por los frailes mercedarios, es grande en todos los sentidos. EL CATECISMO Grupo de Catequistas Es otra de las grandes obras de los Mercedarios en Herencia, de niños, logrando su bondad y dulzura atraerlos hacia sí, llegando a digna de los más grandes encomios y alabanzas y obra del docto y reunir una gran cantidad, con los que comenzó una intensa y sabio P. Juan Gilabert, superior de la casa de 1918 a 1921, secundado abnegada labor catequística. Pero fue tal el aumento que se empezó a en sus esfuerzos magnífica y espléndidamente por el celo notar que se hizo de todo punto necesario acudiendo y desempeñando extraordinario del P. Francisco Bóveda. el honroso oficio de catequistas, enseñasen a los niños los caminos de Por los años de 1919 se veía a los niños, sobre todo a los de la Dios. clase humilde, que andaban como ovejas sin pastor y su educación El celo y entusiasmo del director y catequistas dio por resultado era muy deficiente. frutos espléndidos. Entonces el P. Bóveda determinó salir por el pueblo en busca Se pone después al frente de la casa como superior el reverendo
  15. 15. P. Armengol Fernández, alma eminentemente apostólica, y da un fuerte empuje a este hermoso centro, imprimiéndole nuevo vigor y vida. Nombra junta de catequistas, divide a los niños en secciones, y el orden reina en todas partes, marchando todo maravillosamente. El P. Armengol tenía dos grandes cualidades: por una parte, imponía respeto con sola su presencia, pero al mismo tiempo era tan cariñoso y paternal que los niños acudían a él con una confianza Ensayando el canto de la catequesis extraordinaria: de ahí que siempre se le veía rodeado de niños. Niñas del Catecismo en el homenaje al P. Antonino Díaz Este cariño caía sobre todo en los niños pobres, a quienes proveía de ropas para que todos viniesen al catecismo. En el año de 1923 logró que se acercasen a la Eucaristía más de 500 niños. Dió mucha importancia a la fiesta del cumplimiento pascual, obsequiando a los niños ese día, después de recibir la sagrada comunión, con un suculento y espléndido desayuno, y por la tarde celebraba un ejercicio solemnísimo, terminando con una magna
  16. 16. Procesión, que recorría las principales calles de la villa. Más tarde le sucede el P. Tomás Escánez, quien hace que los niños y niñas representen funciones morales a beneficio del catecismo, dando un resultado estupendo. Enriquece el centro con una máquina cinematográfica, y el éxito es rotundo. En 1926 se hace cargo del catecismo el P. Luis Arias, otra alma de auténtico apóstol, y el catecismo marcha a pasos de gigante hacia días de gloria y esplendor. Y, finalmente, en nuestros días, el R. P. Antonino Díaz Vázquez imprime a la obra un esplendor tal que ha llamado grandemente la atención en toda la diócesis de Ciudad Real, recibiendo varias felicitaciones personales del Sr. Obispo, D. Emeterio Echevarría. El P. Antonino estuvo misionando en Puerto Rico más de diez años, en donde ha dejado el nombre de la Orden muy alto por sus extraordinarias cualidades. La gente le quería, porque sabía sacrificarse por ella hasta el heroísmo. Tenía el catecismo hecho una verdadera maravilla. Pues bien, estos métodos estupendos que él tiene podemos decir que los trasladó de Puerto Rico a Herencia, siendo el catecismo de la villa la admiración de todos, pues lo ha levantado a un nivel tal, que lo hizo uno de los mejores de la provincia. Trajo una màquina cinematográfica, logrando por este medio atraer a centenares de niños. Una nota simpática y hermosa del centro eran esos desfiles a lo militar por las amplias calles de la villa, atronando a la pobalción con sus cornetas y tambores, siendo esto un reclamo colosal para atraer a innumerables niños a nuestra catequesis; es una de las ideas geniales del P. Antonino. Las catequistas. ---- No se puede hablar del catecismo sin mencionar la heroica y abnegada labor de sus 25 catequistas, que siempre están dispuestas a sacrificarse hasta el heroísmo por el Niños del Catecismo en una de las bien espiritual de los niños de su pueblo. El bien que están Representaciones teatrales desarrollando no tiene nombre, que el Señor y Nuestra Madre se lo paguen.
  17. 17. día 4 de noviembre de 1928. Fueron padrinos en la ceremonia de la bendición los señores D. Francisco Enríquez y doña Francisca Castañón de Enríquez, representados, por no poder hacerlo ellos personalmente, por D. José Abengoza y la señorita Concepción Abengoza. Como oficiante actuó el P. Comendador, P. Fernando Díez. Después de la bendición se celebró una solemnísima misa; se cantó la de L. Perosi, a tres voces de hombre. A las cinco de la tarde se celebró un concierto, que ha llamado la atención de toda la comarca, pues en él han intervenido figuras de gran relieve, como el célebre profesor de órgano del Conservatorio de Madrid, D. Bernanrdo de Gabiola, y nuestro ilustre e insigne P. José Miguélez, cuyas obras le acreditan como uno de los mejores compositores españoles de los últimos tiempos. El órgano es una obra maestra, hecha por las manos habilísimas de los maestros organeros D. Rafael Puignau y D. Fermín Olaciregui. Consta de dos teclados manuales y el pedalero, con la particularidad que pueden todos estos juegos, encerrados en las cajas expresivas, hacerse funcionar indiferentemente sobre cualquier de los dos telados. Tiene 13 juegos, distribuidos en dos cajas expresivas: Expres, A y B. EL ORGANO La sonoridad de los juegos es muy delicada, y el Tutti es de una potencia asombrosa, llenando por completo espacio de nuestra iglesia. Al R. P. Armengol Fernández le sucede como superior de la En resumen: es un instrumento colosal, para la adquisición del casa el R. P. Fernando Díez, que la gobernó desde 1924 a 1930. cual los herencianos no han reparado en sacrificio alguno, dando Al P. Fernando le cupo la gloria de que en su tiempo se una vez más muestra del amor y cariño que profesan a Nuestra colocase en nuestra iglesia conventual el magnífico órgano que Madre de la Merced. actualmente tanto esplendor da las frecuentes y solemnísimas funciones que se celebran en honor de Nuestra Santísima Madre de la Merced. El P. Fernando ha triunfado de una manera clara en esta obra grandiosa, gracias a la generosidad del pueblo de Herencia, que con sus donativos lograron hacer una hermosa realidad el sueño dorado del P. Fernando Díez. Este magnífico y estupendo instrumento, lo único que quedó intacto en nuestra iglesia en la revolución del 36, se colocó el
  18. 18. El coro de nuestra iglesia conventual LA SCHOLA CANTORUM Este nutrido y formidable coro es digno de los mayores encomios y alabanzas, pues ser cantora en la iglesia de la Merced no es un título meramente honorífico ni tampoco es un plato de gusto, porque hay que estar dispuesta siempre y en todo momento a emplear a fondo el sacrificio y la mortificación. Hay 150 funciones dedicadas a Nuestra Madre La schola Cantorum en una de sus brillantes actuaciones en el año, amén de innumerables funerales y otras funciones particulares, en todas las cuales tiene que actuar dicho coro. Saben más de seis misas gregorianas, llegando a cantar el gregoriano con una unción y delicadeza religiosa admirable,
  19. 19. gracias al esfuerzo realizado por los Padres organistas que han de vocaciones que de su seno han salido, las cuales día y noche pasado por Herencia, entre ellos nuestro gran P. Miguélez. elevan sus manos inocentes al Todopoderoso y a Nuestra Madre Conocen e interpretan magníficamente dos misas a voces e de la Merced, pidiendo sin cesar por su querido pueblo. No las innumerables cánticos religiosos. Allá por los años de 1921 fue olvidéis, pues es una influencia colosal con que podéis contar ante nombrado superior de Herencia el P. Armengol Fernández e el Trono del Altísimo. inmediatamente empieza a formar el coro. He aquí sus nombres, Orden a que pertenecen y convento en Por los años 1926 vino el P. Antonio Silva, y el coro da un gran que están : adelanto, pues ya empieza a tomar parte de una manera más oficial Antes de la guerra de 1936 en todas las funciones de la iglesia, y este adelanto y progreso, lejos de apagarse, va tomando cada vez mayor auge y esplendor, Catalina Moraleda … Salesas (Vigo) hasta llegar a formarse un árbol frondoso, que cada día trata de Teresa Moraleda … Mercedarias de Alarcón (Madrid) superarse más y más, alcanzando en la actualidad una brillantez Mercedes Moraleda … Mercedarias de Alarcón (Madrid) enorme. Fulgencia Tajuelo … Mercedarias de Lorca Higinia Tajuelo … Mercedarias de la Caridad (Granada) Josefa Calcerrada … Mercedarias de Alarcón (Madrid) LOS MERCEDARIOS Después de la guerra de 1936 Y LAS VOCACIONES RELIGIOSAS Victoriana Fernández … Mercedarias de San Gervasio Mariana Fernández … Mercedarias de la Caridad (América) Es uno de los mayores triunfos alcanzados por la Virgen de la Mariana Escribano … Mercedarias de Alarcón (Madrid) Merced en Herencia. Pocos pueblos de la Mancha podrán Consuelo Fernández … Mercedaras de Alarcón (Madrid) Bienvenida García … Mercedarias de Alarcón (Madrid) presentar un grupito de religiosas tan nutrido, variado, bueno y Dolores Gómez … Mercedarias de Alarcón (Madrid) ejemplar como Herencia. Ascensión Berríos … Mercedarias de Alarcón (Madrid) Los Mercedarios, desde su llegada a la villa de Herencia, Concepción Corrales … Agustinas (Jerez) trataron de infundir en lo más hondo de las almas un conocimiento Gertrudis Corrales … Benedictinas (Madrid) profundo y completo sobre la vida religiosa, de ahí que desde hace Pilar Buitrago … Mercedarias de San Gervasio (América) muchos años empezó un desfile hacia el claustro, el cual todaía no Angeles Olivas … Mercedarias de S.Gervasio (Palá de Torruella) ha cesado ni cesará en el correr de los años. Amparo Benadero … Franciscanas Misioneras de María (Roma) Estas jóvenes, despreciando toda clase de peligros, privaciones Maruja Menasalvas … Mercedarias de San Gervasio (Corella) Estéfana Menasalvas … Mercedarias de San Gervasio (Corella) y clima, abandonaron con valentía más que viril la quietud de sus Teresa Pérez … Mercedarias de San Fernando (Madrid) hogares y todas las comodidades que nos proporciona la vida Gloria Bevia … Mercedarias de San Fernando (Madrid) moderna y se han lanzado bizarra y valientemente a la conquista Brígida García Morato … Mercedarias de San Fernando (Madrid) del más noble y sublime de los ideales: la santidad, para lo cual se Maruja Martín Casado … Mercedarias de Bilbao han internado en el retiro de la vida religiosa. Pepita Martín casado … Mercedarias de Bilbao Las religiosas de Herencia forman como un gran ejército en Antonia Tajuelo … Mercedarias de Bilbao plan de batalla, ostentando los más variados y policromados Enriqueta Molina … Mercedarias de Góngora (Madrid) uniformes, aunque campean descolladamente las de color blanco: Isabel Tajuelo … Mercedarias (María) las Mercedarias; pero todas marchan movidas por el mismo ideal y Josefa Mora … Mercedarias de Alarcón (Madrid) Victoriana López García … Mercedarias de la Caridad (Lucen) todas trabajan con tesón y constancia por el mismo Jefe, Cristo Eladia Tajuelo … Mercedarias de Alarcón (Madrid) Jesús, su verdadero Esposo. Concepción l.Sepúlveda … Mercedarias de la Caridad (Madrid) Verdaderamente, Herencia puede estar orgullosa por el número
  20. 20. FOTO MONJAS
  21. 21. HERENCIA Y NUESTRA MADRE DE LA MERCED Se puede afirmar que pocos pueblos existirán que porfesen una devoción tan profunda y amen tan tiernamente a la Virgen de la Merced como Herencia. La Virgen de la Merced es para los herencianos lo que para los aragoneses la Pilarica o la Morenita de Montserrat para los catalanes. Para Herencia no hay Virgen más bella, ni más hermosa, ni más simpática. Nunca se les oirá decir a los de Herencia Virgen de la Merced, sino siempre Nuestra Santísima Madre, dicho con aquel acento de confianza con que los Mercedarios saben pronunciar estas palabras. Nuestra Madre de la Merced o nuestra “Hermosona”, como muy bien dicen los herencianos, es tal la influencia que ejerce sobre la vida del pueblo en general y en la vida de cada persona en particular, que, como niños pequeñitos, no saben dar un solo paso sin consultar antes con su Madre. LA FIESTA DE LA MERCED ( 24 de septiembre ) Se necesitaba tener la mano de un ángel para poder trasladar al papel este magno acontecimiento que Herencia todos los años tributa a su Reina y Patrona. Solamente una vez al año sale la imagen de su templo para recorrer triunfalmente las amplias y hermosas calles herencianas: es el día de su fiesta, 24 de septiembre. Este día es algo extraordinario en todos los sentidos. Allí están todas las autoridades locales; allí están los viejos ochentones llorando de emoción y los jóvenes luciendo sus Fray Miguel Aguilar mejores galas; allí ricos y pobres, sabios e ignorantes, rústicos y , encargado de pujar las andas de Nuestra Madre letrados, y, en fin, todo el pueblo e Herencia, ebrio de entusiasmo, aclamaciones tumultuosas, nubes de flores, músicas arrebatadoras y marciales
  22. 22. verdadera batalla, pues todos querían llevar a la imagen sobre sus Es que en este momento el pueblo herenciano, ante su Madre hombros, todavía doloridos del terrible golpe comunista. Don de la Merced, se siente borracho de emoción y frenético de amor a Constante Martínez era el encargado de renovar a su debido tiempo su Hermosona. el personal y dar entrada a otro nuevo, que tenían el mismo deseo. Pero hay un momento que sobrepuja en emoción a todos los Asistió a la fiesta un hombre de Alcázar de San Juan, con objeto de demás, en el cual este entusiasmo se desborda como torrente de cumplir una promesa a Nuestra Madre, de llevarla descalzo y en locura mariana, y es cuando se abren de par en par las puertas del todo el recorrido de la procesión. Pero ante la insistencia de tantas templo y aparece, coronada de flores, en su carroza triunfal, con personas, D. Constante se acercó a él y le dice que tenga la bondad una pompa y majestad divinas la Patrona, Reina y Madre de de retirarse; pero este hombre, católico de pies a la cabeza, le Herencia. Entonces, cuando la imagen traspasa los umbrales de su contesta: “Pégueme, pero yo no me retiro; quiero cumplir con mi casa, los ojos, las gargantas, las manos, los brazos, todo revela el promesa, pues el favor que de esta Madre he recibido es muy fervor de la inmensa muchedumbre que se encuentra apilada grande.” alrededor del templo y que se siente feliz y dueña del mundo, Por si esto fuera poco, se presentan dos militares, con una fe porque milita bajo las banderas de la que es Reina y Emperatriz de como la del Centurión de que nos habla el santo Evangelio, que cielos y tierra. agradecidos a Nuestra Madre por un favor que de Ella han recibido, Es ésta una escena tan sublime, tan divina, tan magnifica y querían demostrarle su agradecimiento públicamente y volvían loco estupenda que no hay posibilidad de describirla con palabras, pues a D, Constante para que éste les proporcionase un brazo de las las que encontramos en el diccionario no son adecuadamente andas de Nuestra Madre; pero la cosa no era tan fácil como parecía, expresivas para manifestar lo que es Herencia y lo que hace por su pues este buen caballero no podía con el fervor y devoción del Madre en este día de su fiesta. pueblo de Herencia; en vista de lo cual se pone al habla con el R. P. Esta emoción y entusiasmo ya no cesa en todo el transcurso de Daniel Vázquez y le dice que el único remedio es pujar los brazos la procesión. Los cantos se suceden sin interrupción, los vivas y de las andas de la Virgen, y de esta forma el que quiera llevar a la las aclamaciones son innumerables, terminando toda la gente con imagen tendría que ser a cuenta de un sacrificio, entregando equis una ronquera muy pronunciada. pesetas para el culto de la Madre de la Merced. Nuestra Madre, ante este entusiasmo conmovedor, corresponde Efectivamente, D. Constante habla con Fr. Miguel Aguiar, un a todos con una sonrisa en los labios, derramando cuantiosas religioso de extraordinarias cualidades, y antes de que la imagen bendiciones sobre sus almas y sobre sus cuerpos. entre en su templo, Fr. Miguel, con fuerte y argentina voz, para apagar el griterío de la ingente muchedumbre, empieza diciendo que no hay más remedio, para poner la cosa en orden, que pujar los LA PUJA DE LAS ANDAS brazos de las andas de la Virgen, y los que lleven alguno de los brazos, ésos serán los señalados para el año que viene para llevarla en procesión. Vamos, pues a empezar: D. Constante Martínez da 100 pesetas Era el año de 1943. Herencia, después de la terrible hecatombe por el brazo primero de la parte delantera, ¿quién da más? Ciento de 1936, crecía de día en día y de una manera extraordinaria en el veinticinco, dice otra voz, que sale atronadora de la muchedumbre; amor y cariño a Nuestra Madre de la Merced, ya que Ella fue su 150, dice otra, y así se va animando la contienda, y la competición auténtica redentora, librando a todo el pueblo herenciano de la resulta emocionantísima, que cada año va cobrando mayor auge y esclavitud comunista. esplendor, hasta llegar a recaudarse, en 1952, la fabulosa cantidad Por eso, en septiembre de este año, su fiesta revistió una de 39.500 pesetas. solemnidad inusitada. En el momento de la procesión se libró una
  23. 23. Terminada esta pública competición, entra la Virgen Blanca en su templo, en hombros de los que han llevado alguno de los brazos de las andas, y entra triunfal, majestuosamente, en medio del griterío de la inmensa muchedumbre y el agitar de pañuelos. Entra en su casa, como en otro tiempo lo hacían aquellos generales romanos en la ciudad imperial después de haberle conquistado nuevas ciudades con gotas de su sangre. Esta alegría y júbilo crece y aumenta sin cesar, hasta convertirse en una escena más divina que human, más para presenciar que para describir con palabras; pues es el momento en que Herencia no sabe qué hacer por su Hermosona, demostrándole su amor bajo mil variados colores. La nota destacada de este día es la ronquera en todas las gargantas por los vivas que han dado a su Patrona. Profesas de la Orden Tercera, con la clásica mantilla UNA NUEVA CORONA Momento de la En mayo de 1951, la Provincia de Castilla celebraba Capítulo Coronación. El señor en la villa de Herencia, presidido por el Rmo. P. Maestro General. Obispo, el P. General, Se tenía proyectado poner sobre las sienes de Nuestra Madre el P. Provincial y el una nueva corona. Ante este magno acontecimiento de celebrarse señor Alcalde, en la Capítulo Provincial, se determinó adelantar la fecha de la procesión. coronación de la imagen. Era el 22 de mayo. Los campos aparecen inundados de luz, de perfumes y de colores. El sol, alegre y juguetón, brilla en un cielo sin nubes, luciendo sus mejores galas y sus más brillantes resplandores. Y bien alto, ya en la pendiente de su curso, s nota en la villa de Herencia un hormigueo de un ir y venir desacostumbrado. En todas direcciones se ven grandes y pequeños que con gran alegría cruzan sin cesar las amplias y hermosas calles de la población. Una dam, Dª María Jesús López, viuda de E. Díaz, donó la plata para hacer la corona, costeando además la labor del orfebre madrileño, quien hizo una obra hermosísima, llamando grandemente la atención de los entendidos.
  24. 24. Niñas del catecismo haciendo corte de honor a Nuestra Madre El Excmo. Sr. Obispo Prior de las Ordenes Militares, Dr. Emeterio Echevarría Barrena, accedió gustosísimo a oficiar en la El gentío lleva en triunfo, por las calles de la población ceremonia religiosa y coronar personalmente a la venerada imagen A su Patrona, la Madre de la Merced de la Merced. Como el acuerdo fue tan rápido no había tiempo que perder. Pero el dinamismo y cualidades del R. P. Antonio Díaz, Comendador de la casa, resolvió todos los problemas con una facilidad asombrosa. Se imprimen rápidamente los programas, siendo repartidos por los niños del catecismo, alborotando y atronando las calles con sus voces juveniles, tambores y cornetas; fue una de las ideas geniales del P. Antonio. La ceremonia se realizó un día de trabajo, pero Herencia, una vez más, demostró lo que es capaz de hacer por su Reina y Patrona, pues en el acto estuvieron presentes todos los herencianos, aclamando con verdadero frenesí a su Madre. El programa fue el siguiente: A las ocho de la mañana, misa de comunión general para terciarios, cofrades y devotos, celebrada por el Rmo. P. Maestro General, Fr. Alfredo Scotti. A las nueve, misa de comunión general para el catecismo con asistencia de sus 800 niños y celebrada por el M. R. P. Provincial Fr. Miguel López. A las diez, solemnísima misa de pontifical, oficiada por el
  25. 25. Excmo. Sr. Obispo Prior. El coro de nuestra iglesia conventual Competir y codearse con los de cualquier ciudad. ejecutó la misa a dos voces “Tedeum laudamus”, de L. Perosi, con Como es lógico y natural, todos los años tienen un recuerdo un gusto y técnica insuperables. Este nutrido y formidable coro de para su Patrona. La primera página siempre está dedicada a cantoras merece un aplauso muy prolongado por su actuación. Nuestra Madre, en la que aparece una foto suya con una hermosa Inmediatamente después de la misa se organizó la grandiosa poesía. No vamos a recoger más que dos como ejemplo: procesión, llevando a Nuestra Madre triunfalmente hasta la amplia y espaciosa plaza de España, en donde había sido instalado un altar bajo un hermoso y artístico arco de triunfo. El R. P. Elías Gómez, Comendador de nuestra casa de SALUTACIÓN A LA VIRGEN DE LA MERCED Salamanca, exaltó, en párrafos émulos de Castelar o Vázquez de Mella, el verdadero sentido del acto, cantando las glorias de la Un año más, gracias a Ti, María Madre Mercedaria y felicitando al pueblo herenciano por su fervor que vengo en esta feria a saludarte. mariano. Un año más pasando a alabarte, Las manos no cesaban de aplaudir a Nuestra Madre, los gritos ¡un año más que se me antoja un dia! iban creciendo de una manera asombrosa, hasta terminar en Un año más que mi fe y asodía ronquera; el estampido de los cohetes se hacía sentir sin con cariño filial quieren hablarte; interrupción y el repique ensordecedor de las campanas lanzaban un año más que quieren confirmarte al viento el entusiasmo de un pueblo ebrio y borracho de amor a su que Herencia es toda tuya, Madre mía. Reina y Patrona. Un año más que con mi voz sincera Las calles estaban hermosamente engalanadas con bellas te pido que seas Madre y Medianera colgaduras; el entusiasmo se desbordaba a torrentes, a sí, entre y que sea tu merced nuestro consuelo. vítores y cánticos de alabanza, regresó la imagen a su templo en Un año más que, por tu amor, quisiera donde el P. Ricardo Delgado Capeáns dio las gracias en trocar en uno menos en la espera emocionadas palabras. de que Tú nos recibas ene el cielo. Este día no ha faltado nadie en esta ceremonia grandiosa. Allí estaba el Sr. Obispo, emocionadísimo; allí estaba el Sr. Párroco, E. Rodríguez Montes un valor de la diócesis; el Sr. Alcalde con todas las autoridades locales, todos los frailes y habitantes de Herencia con un fervor y devoción difícil de describir con palabras. Fue un día que PLEGARIA A LA VIRGEN DE LAS MERCEDES perdurará por muchos años en la memoria de todos los asistentes. (José Mª Pemán) Hoy vengo ante tu imagen bendecida, LA VIRGEN DE LA MERCED, EN LOS PROGRAMAS Virgen de las Mercedes a cantarte; DE LAS FIESTAS DE HERENCIA vengo a llorar mis culpas y adorarte, vengo a rendir el alma arrepentida y, dándote, Señora, con la vida Las principales fiestas de Herencia se celebran en honor a cuanto podemos darte los poetas Nustra Santísima Madre de la Merced. Duran cuatro días, del 23 ante tus pies benditos y adorados de septiembre al 26 del mismo mes. vengo a poner mis versos mal rimados Sus programas son verdaderamente extraordinarios pudiendo
  26. 26. y todos seguidos de un tropel de gente que viene a unirse a músicos y cantoras para presenciar este acto verdaderamente como un pobre manojo de violetas… emocionante. Inquieto está mi corazón, Bien mío, He aquí los mayos de los dos últimos años: y buscando consuelo en tus dolores va corriendo mi vida, como un río, Patrona de Herencia, LOS DE 1954 hacia el eterno mar de tus amores. Virgen de la Merced, Madre para los hombres amorosa escucha los mayos Por ser la Patrona, más que para los campos el rocío, del cincuenta y tres. Virgen la Merced, más dulce que la sombra en el estío, vamos a cantarte más que el Cedro del Líbano graciosa; Eres la Patrona los Mayos con fe. Madre de Amor, caricia de consuelo, de los herencianos, gracia y salud del corazón llagado, escucha a tus hijos Tienes una cara escala de Jacob, puerta del Cielo, en el mes de mayo. tan fina y tan linda, lirio de castidad, huerto cerrado; que la flor de mayo tesoro de dulzuras y bondades, Tu linda corona, se seca de envidia. mediadora del hombre bendecida, Virgen de la Merced rosa de Jericó, palma de Cades, quisiera bordarla con gran interés. Jamás en el mundo fuente de la esperanza y de la vida…! puede imaginarse Recibe los quejidos de mi canto Tu mano derecha finura más bella como una ofrenda de sencillas flores; lleva el lindo cetro, de pelo brillante. acógeme, Señora, en ese manto y tu mano izquierda que anhelan mis amores; el Rey de los Cielos. Tienes unos ojos toma mis amarguras y dolores, negros, Madre mía, toma mi vida triste y fatigada, Y a tus angelillos que al mirar parecen y el alma enamorada quisiera bordarlos fuentes de alegría. entre tus manos toma, de miles colores y tenla en tu regazo cobijada de flores de mayo. Con esa corona como en su blando nido una paloma! que adorna tu pelo, Vivan tus ministros qué imagen más fina, Virgen la Merced, qué grande misterio. LOS MAYOS Y NUESTRA MADRE DE LA MERCED y tu linda obra qué bonita es. Virgen la Merced, Herencia le demuestra su amor y cariño a Nuestra Madre bajo ya te hemos cantado mil variados aspectos y colores. Los mayos revisten una forma Y con alegría bonita canción sencilla, popular, pero que tiene un alto significado y que es el ya nos retiramos del glorioso mayo. termómetro que marca el fervor y devoción del pueblo herenciano Patrona de Herencia, a la Virgen e la Merced. adiós, que nos vamos. Y ahora te pedimos La escena es emocionante: unos siete u ocho hombres con que nos retiramos guitarras, castañuelas y panderetas y otras tantas niñas, que tengas merced hermosamente engalanadas, que son las encargadas del canto, de los herencianos.
  27. 27. FAVORES DE NUESTRA SANTÍSIMA MADRE DE LA MERCED La gente continuaba exhortándole a que sembrase otro fruto, pero ignoraban que D. Manuel lo había puesto todo en manos de la Hermosona de Herencia y el milagro tenía que realizarse. La fe de este caballero fue abundantemente recompensada, pues La devoción a la Virgen de la Merced ha echado tan profundas con gran admiración de todos la remolacha comienza a tomar una raíces en la villa de Herencia que ya no podrán arrancar los fuerza y vigor extraordinario, fecundada por la bondad y embates de los siglos. misericordia de Nuestra Madre. La finca se puso hermosísima, Pues bien, una devoción tan profunda y tan sentida, por fuerza llamando poderosamente la atención de cuantos por allí pasaban. ha de ser recompensada por Madre tan bondadosa. Vino el tiempo de la recolección y la Madre de la Merced le dio Innumerables fueron los milagros que Nuestra Madre ha hecho a D. Manuel 10.000 kilos más de lo que él había pedido. a favor del pueblo herenciano en el correr de los siglos, muchos de Cumplió su promesa y, agradecido a Madre tan cariñosa, quiere ellos desconocidos porque a nuestros antepasados no se les ocurrió que se publique el hecho para gloria de Nuestra Madre. la feliz idea de tomar papel y pluma y pasarlos a las generaciones futuras. Vamos, pues, a recoger algunos de estos favores de Nuestra II Madre de la Merced. Existe una casa en Herencia, servida por algunas muchachas I de servicio, en el cual siempre ha reinado la paz y tranquilidad, porque amas y criadas cumplían cabalmente con sus deberes de Era un dia en que el sol lucía sus mejores galas, uno de esos días cristianas, cada cual según su oficio y ocupación. en que el rey del firmamento, aunque sea en los más crudos del Pero un día desgraciado, el demonio, envidioso de esta invierno, no encuentra escollos ni obstáculos en su carrera para felicidad y alegría, intentó echar todo por tierra. acariciar y besar esta inmensa llanura castellana, esta llanura en la La señora tenía una alhajas y joyas muy antiguas. cuyo valor que rompió tantas lanzas Don Quijote, dejando la tierra regada de ascendía a muchos miles de pesetas, y un buen día desaparecieron sudores, enderezando entuertos y deshaciendo agravios. todas. Don Manuel González Ortega, un caballero herenciano Era mucha la confianza que esta señora tenía en sus criadas, enamorado de la Virgen Blanca, daba continuos viajes, disfrutando pero en vista de que las joyas no aparecían y, por otra parte, le de estos días espléndidos, a su finca de remolacha para ver si al parecía que nadie había entrado en casa, pues era natural que algún día podía ver el fruto tan esperado y que parecía no venir ya empezase a fallar su confianza en las muchachas de servicio. nunca. Pasaban los días y la finca no mejoraba. Tal era su estado La señora presionaba en el ánimo de las criadas para ver si en que todos le animaban a que metiese de nuevo el arado en las realidad las tenían ellas y lograba la devolución de las joyas; pero entrañas de la tierra, pues la cosecha estaba perdida. como nadie puede dar lo que no tiene, estas buenas muchachas no Pero él. con esa fe recia y profunda que caracteriza al noble podían hacer un milagro. pueblo castellano, un día se presentó ante el altar de Nuestra Se fue recrudeciendo la cosa de tal forma que ya se pensaba Madre, pidiéndole que le socorriese en tan difícil situación, obrar judicialmente. Entonces ellas, todo asustadas, se fueron a prometiéndole una limosna si le concedía los kilos de remolacha refugiar bajo las alas de Nuestra Madre de la Merced, pidiéndole que le pedía. que las salvase en trance tan difícil y que les podía acarrear fatales
  28. 28. IV consecuencias. Sucedió con otro niño, cuyo nombre omitimos por darse Sucedía esto en septiembre, y muy pronto la Madre de la determinadas circunstancias. El niño apareció en estado gravísimo. Merced vino en su ayuda, pues a primeros de noviembre recibía el La madre, cuando lo vió, se asustó sobremanera y se fue al médico ama una carta anónima, comunicándole que pronto tendría las inmediatamente, pero éste no le dio importancia al caso. El niño se joyas en su poder; por lo tanto, que no culpase a nadie de su ponía cada vez peor, y la intranquilidad de la mamá era grande, desaparición. pues ya tenía un color amoratado, como si fuese el anuncio de una En agradecimiento a tan alto favor, estas muchachas muerte próxima. prometieron sacar en hombros a Nuestra Madre en un 24 y así lo La madre, después de pasar por la iglesia de la Merced para cumplieron y desean que se publique este favor para gloria de encomendar el asunto a Nuestra Madre, lo lleva a otro médico, el Nuestra Madre. cual, al verlo, le dijo que ya no tenía remedio, pues tenía la difteria, pero en un estado tan adelantado que ya no tenía nada que III hacer. La madre insiste al médico para que haga lo que pueda, y ella Aconteció hace unos ocho años con el niño Eugenio Díaz mientras tanto, acude con un fervor extraordinario a Nuestra Corrales. Madre, y sus oraciones no fueron desatendidas, pues el niño se El niño estaba herniado, teniendo que usar siempre braguero, y salvó y hoy se encuentra en perfecto estado de salud. la madre mucho era lo que con él sufría, pues con frecuencia le salían las tripas y esto con fuertes dolores. Pero un día le salieron de tal forma que la madre comenzó a intranquilizarse V grandemente, pues veía que el caso se agravaba por momentos, porque sus esfuerzos no conseguían nada. Y ya que hemos comenzado con los niños, sigamos con ellos, En estos apuros, la madre ya no supo hacer otra cosa más que pues de los tales es el Reino de los cielos, en frase de nuestro encomendar el caso a Nuestra Madre para que Ella, como Madre divino Salvador. cariñosa, resolviese esta situación difícil y apurada, y, ¡oh No está lejano el día que sucedió este caso. Fue en la prodigio!, en este mismo instante las tripas se le metieron festividad de Nuestra Madre en el pasado año de 1953. facilísimamente y el niño se puso bien. Don Pedro Gallego y doña Dolores Berrio asistían a la Viendo esto la madre, sale inmediatamente corriendo con su procesión de la fiesta. Doña Dolores llevaba un niño en brazos, hijito para la iglesia de la Merced a postrarse ante las plantas de la Pedrito Gallego. Para que se entretuviese le dieron un caramelo, venerada imagen y darle las gracias por este insigne favor. pero con tan mala fortuna que al poco rato se le atragantó y el niño Deseaba llegar cuanto antes, por lo que el paso era bastante ligero empezó a dar señales de peligro, dándole un buen susto a sus hasta que el niño, cansado de tanto correr, le dice: “Mamá, no papás. La madre dirige su mirada a Nuestra Madre de la Merced corras tanto, que aún me duele la barriga”. con el fervor que sabe hacerlo una madre cuando ve a su hijito en Desde este día el niño no necesitó llevar braguero y peligro. Y la Madre Mercedaria, que iba recorriendo las calles actualmente se encuentra perfectamente bien, gracias a la Reina, herencianas triunfalmente, no podía hacerse sorda a esta oración Madre y Patrona de los herencianos. fervorosa, y cuando la madre mira al niño, ya lo encuentra perfectamente y dispuesto a tomarse otro caramelo. Algunos dirán que fue pura casualidad, pero el caso es que
  29. 29. el niño no se puso bien hasta que la madre lo encomendó a la ser llamada muy en breve por el Señor para gozar se su vista por Virgen Blanca. toda la eternidad. Siempre enferma y malucha, por lo que el desenlace fatal no tardó en llegar. VI Consultaron el caso con un buen especialista de Madrid, el cual les dijo que la niña tenía que morirse y con una clase de Hace unos tres años que sucedió lo que voy a referir. muerte dolorosísima. La madre desde este momento ya no cesó de La niña Teresa Berrío Fernández era la alegría de sus papás y encomendarla a Nuestra Madre, pues ya que era su voluntad de toda la casa, pues era simpatiquísima y una verdadera monería, quitarle este fruto de sus entrañas, por lo menos le concediese una capaz de hechizar a los angelitos de la corte celestial. muerte dulce y apacible, como así sucedió, pues se quedó muerta Pero he aquí que un día, desgraciado para la familia, la niña en los brazos de la mamá como su fuese para echar un dulce empieza a padecer de colitis, acentuándose cada vez más dicha sueño. enfermedad, hasta que otro día, más desgraciado que el anterior, le Por ley natural, su muerte tenía que ser sobresaltada, como el da un fuerte ataque de meningitis, dejando a la pobrecita criatura médico había anunciado, pero la Virgen de la Merced es capaz de en tan mal estado que daba la impresión, en frase de su mamá, de trastocar el orden natural, haciendo un gran milagro si es necesario que sus días sobre la tierra estaban contados e iban a ser pocos. para sus fieles servidores. Además quedó privada de los dos sentidos más queridos y estimados del hombre: se quedó ciega y muda. * * * La madre no sabía que hacer al ver en ese estado a su hijita; pero es curioso de que no se acordó para nada de los médicos, sino Otros muchísimos milagros tengo en cartera de la Madre de acudir a Nuestra Madre de la Merced, pues como ella muy bien Mercedaria, pero no queremos hacernos pesados en esta materia, me decía –su nombre es Mercedes Fernández-, este milagro estaba ya que no es un folleto exclusivamente para narrar milagros; quizá reservado para Nuestra Madre. Y ¡oh sorpresa! A las veinticuatro con el tiempo salga a luz otro folletito dedicado únicamente a los horas la niña recobra la vista y a los tres meses el habla. La alegría favores que Nuestra Madre Santísima derramó y derrama sobre la de la mamá fue extraordinaria. Le puso a la niña un hábito villa de Herencia. mercedario durante un año, y la madre, ante este gran prodigio, Acudid a Ella y tened la plena seguridad de que vuestra creció más en el amor y carió a Nuestra Santísima Madre. súplicas no serán desatendidas; es una Madre muy cariñosa para Desde entonces la niña se encuentra muy bien y continúa cerrar sus oídos a nuestras oraciones. siendo la alegría de la casa y ahora más que nunca. VII Pero la Santísima Virgen de la Merced también sabe dar una muerte dulce y tranquila, aunque los médicos pronostiquen lo contrario. El caso es de nuestros días, con una niña de un matrimonio devotísimo de la Madre de la Merced, D. José Mª Molina y Dª Dolores Mora. Tuvieron una niña, que ya, desde su naciento se veía que iba a
  30. 30. EN LA GUERRA DE 1936 MARTIRIO DE LOS RELIGIOSOS MERCEDARIOS DE HERENCIA Una vez explicada la devoción de Herencia a la Virgen de la Merced y lo que María ama a esta hermosa villa, perdida entre la inmensa llanura castellana, vamos a meternos en una de las épocas más gloriosas y heroicas de los Mercedarios en Herencia, porque está regada y bañada con la sangre de sus venas y “sangre de mártires, semilla de cristianos”, dice Tertuliano, lo cual se ha cumplido cabalmente con los frailes de la Merced en la villa de Herencia. Tomamos de La Merced, enero-febrero de 1945, lo que sigue: “ La tragedia de los religiosos Mercedarios de la villa de Herencia, en la provincia de Ciudad Real, tiene un dramatismo tan intenso que con sólo narrar los sucesos basta. Muchos años de labor apostólica, bastantes de colegio y muchas obras de caridad realizadas por nuestros hermanos en Herencia, los hacía acreedores al cariño del pueblo, pueblo al que habían logrado hacer mucho más cristiano que otros de la Mancha. La devoción ardiente a Nuestra Santísima Madre de la Merced, verdadera patrona de los herencianos, es realidad viviente dejada en el alma de todos ellos por los Mercedarios Descalzos, fundadores de aquel convento. Y como veremos, el contacto con los herencianos dio por resultado fatales consecuencias. Pero hemos de advertir que los que así trataron a los frailes fue una minoría, pues la mayor parte de Herencia los quería y apreciaba como a sus verdaderos padres espirituales; pero habiéndolos escogido el Señor como víctimas expiatorias de los pecados de España, por ella y por Herencia lo dieron todo.
  31. 31. Componían la Comunidad de Herencia, los siguientes conducido preso a la cárcel de Ventas, donde pasa mil religiosos: Comendador, P. Eliseo Pérez Martínez; P. Luis Arias calamidades durante año y pico. Una vez fuera no puede tenerse López, P- Jesús Tizón Baleira y los Hermanos Fr. Ramón Lago casi de pie. Dice algunas veces misa; es ayudado muchísimo por la Parrado y Fr. Olimpio Escudeiro González. M. María Barrenechea, monja del convento de Alarcón; pero su Datos fidedignos nos dicen: El domingo 19 de junio de 1936 se abrió la iglesia conventual, celebrándose en ella los acostumbrados cultos. El 20, muy temprano, se vieron recluidos en su casa- residencia, recibiendo la visita del alcalde, D. Santiago Ruípérez que les ofreció la seguridad de que nada les ocurriría. Así cuatro días, al cabo de los cuales sufrieron el primer asalto marxita. En el mes de marzo de este año, el día 24, el P. Comendador había inaugurado la Adoración nocturna en la villa. Con verdadero fervor se reunieron gran cantidad de hombres. Como el ambiente era ya tan peligroso, un delegado de la autoridad estaba presente. Noche emocional, sobre todo por las ideas y frases del Padre, cuando pedía que ninguno de ellos fuera traidor al servicio de Dios, que no fuese como Judas, que se pecaba volviese a Cristo como San Pedro. Los milicianos se deciden a entrar en el convento el día 24. Van capitaneados por un tal Sarmiento; algunos concejales, como Poveda, Iniesta y otros les acompañaban. Todavía visten su hábito de frailes, y, obligándoles a poner el traje de paisano, los conducen al Ayuntamiento. Allí les entregan documentación de frailes exclaustrados, y al día siguiente, 25, los conducen al coche que hace la línea desde Alcázar de San Juan a Ciudad Real. En el despacho no les conceden billetes, creyendo muy Fr. Ramón Lago Parrado comprometido llevar tales viajeros, dado lo excitado que están los ánimos, y así son vueltos de nuevo al Ayuntamiento, de donde salen conducidos en coche particular a un lugar situado al sudoeste naturaleza débil y enormemente nerviosa no resiste, y en el sótano de Herencia, llamado sierra de las Atalayas, donde, abandonados a de la casa número 36 de la calle de la Reina, donde vive con otro sus propios medios y sin recursos, pues habían sido despojados de sacerdote, muere en la madrugada del 24 de febrero de 1938. La sus pequeños haberes, tratan de salvarse, dividiéndose en dos o Madre María y Fr. Armengol Rodríguez le preparan el entierro y, tres grupos. aún más, hacen que celebren por su alma las misas gregorianas. El P. Tizón solo, el P. Eliseo con Fr. Olimpio y el P. Arias con En la sierra de las Atalayas quedaban el P. Eliseo y Fr. Fr. Ramón. Olimpio. Conocían la finca de D. Luis Villaseñor, en el término de El P. Jesús Tizón sigue por las Labores y Ciudad Real, llegando Camuñas, de la cual era encargado un matrimonio de Herencia, D. en tren hasta Madrid, no sin sufrir mil injurias, pues lo Mercenario Carnero Romero. Este los oculta en la casa, la cual descubrieron como religioso, y, una vez llegado a la capital, es siendo de labor, los días de trabajo estaba llena de labradores de toda idea; buscando, en vista de esto cobijo durante la semana en

×