La oración santo hermano miguel

2,815 views

Published on

Published in: Spiritual, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,815
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
15
Actions
Shares
0
Downloads
37
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La oración santo hermano miguel

  1. 1. Aprendiendo a Orar VIII Clic para pasar unidosenelamorajesus @gmail.com
  2. 2. Pensamientos del Santo Hermano Miguel acerca de la oración
  3. 3. La oración es cual potente foco de luz que nos refleja, en su verdadera naturaleza, los esplendores de la virtud, la fealdad del pecado, la vanidad de lo transitorio, el valor de las cosas eternas. Es para el alma una guía que no se puede jamás abandonar”.
  4. 4. En la oración el alma contempla, admira, adora las perfecciones divinas. De ésta contemplación saca consecuencias prácticas para su vida espiritual.
  5. 5. “ La oración nos introduce en el arsenal de las armas espirituales, de que debe estar provista el alma para guerrear contra los enemigos interiores y exteriores …”
  6. 6. “ Multipliquemos jaculatorias: son como carbones encendidos que mantienen vivo en nuestra alma el fuego del amor divino, atizado ya por la Sagrada Comunión”
  7. 7. “ Callar para oír las hablas de Dios, y hablar con Dios, privarse de cualquier mirada curiosa para atraer las miradas benévolas de Jesús y de María, viene a ser como el ABC de la vida espiritual.”
  8. 8. “ Una carta leída, un paso dado en casa, si se hacen con espíritu de oración, es decir bajo la mirada de Dios, y sólo por su amor, nos acarrean haces de méritos para el cielo”.
  9. 9. “ Sembremos, sembremos Avemarías, para que cambiadas en rosas, adornemos con ellas, una corona para nuestra Amada Madre”
  10. 10. Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia: que contienen diapositivas, vida de Santos, Evangelio del Domingo, etc. Escribe a: [email_address] , con el título suscripciones. Servicio Gratuito. Que Dios te llene de bendiciones. Y que permanezcamos unidos en el amor a Jesús.

×